Page 1

Miguel de Ugarte Derecho Gestión de la Información Digital Claudia Winter

Educación: Gratuita o de calidad Gregory Mankiw, autor de los Principios de la Economía, recoge entre otros, el coste de oportunidad, que no es otra cosa que el valor de lo que dejamos de percibir para obtener el bien o servicio deseado. Señala, Mankiw, la disyuntiva que se genera producto de la escasez, por cuanto se debe ponderar un bien o servicio por sobre otro, de acuerdo a la necesidad que se desea cubrir. Más gráficamente, en mi cumpleaños me regalan $10.000, con los cuales puedo comprar una camisa o un pantalón. El real costo de lo que me compre, será lo que dejé de percibir por adquirir dicho objeto. En otras palabras, si compro la camisa, el costo será el pantalón, y viceversa.

Basándome en este principio, puedo fundamentar que la educación es de calidad o gratuita. Esto, porque una educación gratuita implica financiamiento del estado, que es por excelencia el administrador más ineficiente que puede tener la educación, ya que el estado tiene por fin último el bien común, y no dar educación gratis. Por lo demás, antes de eso, hay muchas otras preocupaciones que deben jerarquizarse, como la salud, obras públicas, transporte, etc. Desde este punto de vista, se puede obtener educación gratis, es cierto, pero no de calidad. Por lo demás, si el agua no es gratis, es por algo. No porque sea un bien abundante, va a ser gratuita para todos. La gente, no cuida las cosas que no les cuestan. En la medida que estos objetos tengan valor, las personas los van a cuidar. Siguiendo el ejemplo del agua, si ésta fuera gratis, la gente la malgastaría, algunos llenarían sus piscinas todos los días mientras otros se ducharían 40 minutos sin problema alguno. Algo similar sucedería con la educación. Estaríamos financiándole la carrera a quienes no la valorarían, puesto que no hay un criterio objetivo que defina eso. Digo “estaríamos” porque en esta vida, nada es gratis. Como el caso es que el estado lo financia, utilizaría recursos fiscales que vendrían de, ¿dónde? Sí, acertó. De los bolsillos de todos los chilenos. 1


De los impuestos, principalmente del IVA (que es el tributo que aporta mayores ingresos al Estado) por lo que se puede presumir que el costo de muchas cosas seguiría subiendo, todo para financiarle la educación a miles de jóvenes que no se van a tomar la molestia de darle las gracias siquiera. Ahora bien, otro factor importante, es la cantidad de matrículas que podría ofrecer el Estado. Antes, a mediados del siglo recién pasado, se estudiaba gratis en la universidad. De acuerdo, pero ¿cuántos lograban entrar a la universidad? Paradójicamente, quienes recibían una mejor educación básica y media, quienes podían pagar un colegio particular. Ahora, sería más de lo mismo. Si se quiere lograr igualdad e integración, con una educación de calidad, no parte porque sea gratuita, parte, por como reza el dicho, por casa.

Señores, reitero, se puede lograr estatizar la educación, sin proveer calidad, puesto que se tendría que priorizar la cantidad. Una educación de calidad requiere apoyo de los privados, que requieren un incentivo para participar. No hablo de lucro y hacer de esto un negocio. Hablo, de beneficios, de un motivo para proveer educación. El lucro, tampoco es malo, dicho sea de paso. Un abuso del mismo, sí. Por tanto, se requiere regulación y un sistema legal acorde a las necesidades actuales.

Fuente: http://pdf.rincondelvago.com/principios-de-economia_n_gregory-mankiw.html http://pdf.rincondelvago.com/principios-de-economia_n_gregory-mankiw.html_ Principios de la economía, N. Gregory Mankiw

Educación: gratuita o de calidad  

Un breve texto acerca de la real dimensión de las demandas estudiantiles en Chile y su costo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you