Issuu on Google+

Mundo educativo

Vo

A solo Q.25.oo


Vo


FASES O ETAPAS DEL PROCESO EDUCATIVO


MOTIVACION

• LA

PRESENTACION


EL

FUNCION DE LOS ELEMENTOS DEL ACTO DIDACTICO

http://licrubenpanameno.files.wordpress.com/2013/02/05-fases-del-proceso-didactico.docx

DESARROLLO

LA FIJACION

LA INTEGRACION


DOCEN •

CONTROL

TE

O EVALUACION

ALUMN O

CONTEN IDO http://recursodidacticageneral2011.blogspot.com/p/bienvenidos.html


Crucigr ama FUNCION DE LOS ELEMENTOS DEL ACTO DIDACTICO

http://licrubenpanameno.files.wordpress.com/2013/02/05-fases-del-proceso-didactico.docx


DEFINICION DEL ACTO DIDACTICO (PROCESO COMUNICATIVO)

DOCEN TE ALUMN O


CONTEN IDO http://recursodidacticageneral2011.blogspot.com/p/bienvenidos.html

Crucigr ama


DEFINICION DEL ACTO DIDACTICO (PROCESO COMUNICATIVO) ¡Entérate de todo!

http://www.eumed.net/libros-gratis/2010a/634/Acto%20didactico.htm


Siempre hemos escuchado que una pequeña cantidad de guatemaltecos logra llegar a la universidad. ¿5 El ciento?, acto educativo o acto didáctico reafirma por ¿12 por ciento? Hay discrepancia en alaslacifras, según la encuesta que se cite y la edad de la comunicación didáctica pilarenfundamental población tomada en cuenta.como Se trata, todo caso, de un porcentaje ínfimo, pero ¿de cuántas personas para desarrollar un proceso de aprendizaje eficaz hablamos?, ¿cuántos estudiantes tiene cada universidad?, ¿qué estudian? que determina las maneras como el individuo se adapta a la cultura en la cual se encuentra inmerso, elPeriódico intentó profundizar sobre estosentre datos y encontró que ni siquiera se tiene la cifra de valora las competencias comunicativas

cuántos universitarios hay en el país y cómo están repartidos en las universidades. Ningún centro de profesor-alumno. investigación o institución registra. En cada puerta Es en el acto educativo los donde se construyen los que tocamos la respuesta fue: “tienen que pedir en cadaen universidad… si se los quieren dar”. discursos, aquí las ideaslos se datos transforman teorías y los sueños se convierten en productos creativos. Por lo tanto, el discurso en el aula se interesa por las relaciones sociales, históricas, Con la colaboración de las 13 universidades del país generamos esta cifra: en Guatemala hay 312,697 afectivas y culturales de los agentes del proceso. Además promueve que el lenguaje y universitarios. el mensaje se ubiquen en el lugar asignado por la lógica y la cotidianidad de la práctica Tambiénlaobtuvimos otros datos generales. Son números que cualquier país que le apuesta a su pedagógica, relación maestro alumno y las acciones de poder.

desarrollo través de laeneducación disponible en una página electrónica de consulta pública. En Todo actoa didáctico, sí, comotendría cualquier otra actividad humana, representa un Guatemala no. problema de comunicación en el que cada participante (agente educativo) emplea sus capacidades y recursos lingüísticos para satisfacer sus necesidades de información y sus expectativas de formación; las cuales pueden ser el resultado de un deseo de Nos enteramos, por ejemplo, que la Universidad de San Carlos (Usac), con casi 155 mil estudiantes, adquirir conocimientos nuevos, de contrastar ideas mediante la participación social aglutina al 49.5 por ciento de la población estudiantil del país. La otra mitad está repartida en 12 casas con distintos actos y modalidades de comunicación, o bien para ponerlas en de estudios encabezadas por la Universidad Mariano Gálvez (UMG), con el 16 por ciento. Y que este año, conocimiento de los demás. todas las universidades sumaron 61 mil 478 nuevos ingresos e imparten 934 carreras. Alves (2000) indica que un número invariable de personas enseña sin saber cómo, todo obedece a que no tienen conocimientos de didáctica. El acto de enseñar es por excelencia, un acto de comunicación, de compartir el conocimiento, ideas, sentimientos, creencias o valores propios de la cultura de un determinado grupo social; la enseñanza es considerada, hace milenios, como el principal sistema de preservación del patrimonio cultural de un grupo, transmitiéndolo a nuevos integrantes e introduciéndolos en la vida común. La comunicación es un elemento indispensable para que ocurra un intercambio de conocimientos y experiencias de los sujetos involucrados en el proceso de enseñanzaaprendizaje, no existe tal proceso, sin hablar de comunicación y viceversa. Para enseñar, se necesita de la comunicación, ya sea verbal o no verbal.


El propósito básico de la escuela se cumple a través de la comunicación. Las instituciones educativas hacen de la comunicación un elemento decisivo porque, en primer lugar, el lenguaje hablado es el medio a través del cual se realiza gran parte de la enseñanza. En segundo lugar, las aulas exigen ciertos comportamientos lingüísticos. En tercer lugar, la expresión oral unifica lo cognoscitivo y lo social. La expresión oral, somete a reflexión los procesos mediante los que el alumno relaciona

nuevos

y

antiguos

conocimientos,

construye

significados

y

redes

conceptuales asociadas a cada saber. En cuarto lugar, los saberes académicos son formas del lenguaje, cada uno de ellos es en sus especificidades metalenguaje, por lo que el maestro ha de enseñar el uso de la terminología asociada a cada saber.

Siempre hemos escuchado que una pequeña cantidad de guatemaltecos logra llegar a la universidad. ¿5 por ciento?, ¿12 por ciento? Hay discrepancia en las cifras, según la encuesta que se cite y la edad de la población tomada en cuenta. Se trata, en todo caso, de un porcentaje ínfimo, pero ¿de cuántas personas hablamos?, ¿cuántos estudiantes tiene cada universidad?, ¿qué estudian?

¡Entérate de todo!

elPeriódico intentó profundizar sobre estos datos y encontró que ni siquiera se tiene la cifra de http://www.eumed.net/libros-gratis/2010a/634/Acto%20didactico.htm cuántos universitarios hay en el país y cómo están repartidos en las universidades. Ningún centro de investigación o institución los registra. En cada puerta que tocamos la respuesta fue: “tienen que pedir los datos en cada universidad… si se los quieren dar”. Sigue leyendo aquí: Con la colaboración de las 13 universidades del país generamos esta cifra: en Guatemala hay 312,697 universitarios. También obtuvimos otros datos generales. Son números que cualquier país que le apuesta a su desarrollo a través de la educación tendría disponible en una página electrónica de consulta pública. En Guatemala no.

Nos enteramos, por ejemplo, que la Universidad de San Carlos (Usac), con casi 155 mil estudiantes, aglutina al 49.5 por ciento de la población estudiantil del país. La otra mitad está repartida en 12 casas de estudios encabezadas por la Universidad Mariano Gálvez (UMG), con el 16 por ciento. Y que este año, todas las universidades sumaron 61 mil 478 nuevos ingresos e imparten 934 carreras.


Para Eduard Punset, la causa principal de la crisis no está en la falta de dinero, ni en los padres o en los estudiantes, ni siquiera en los sindicatos. “El gran error es que ha cambiado el mundo cuando la edu- cación sigue siendo básicamente la misma”, afirmó en su intervención en el Global Education Forum que se celebró en el Museo Reina Sofía de Madrid, organizado por la Fundación SEK, la Institución Educativa SEK y la Universidad Camilo José Cela.

“Aprendizaje social y emocional para una educación distinta” era el tema de la conferencia de Punset, en la que aseguraba que el problema de los jóvenes no es que esa multiplicidad de plataformas debilite su atención o su capacidad de concentración, “lo que ocurre es que les interesan otras cosas diferentes de las que nos interesan a nosotros”, por lo que considera urgente que aprendamos a gestionar “la diversidad impresionante de este mundo globalizado” y, al mismo tiempo, aprender a gestionar lo que tienen de común esos individuos tan dispersos y dispares, “las emociones”.

Autoestima y afecto

Este divulgador científico y director de Redes para la Ciencia reconoce que lo maravilloso de los seres humanos es que “estamos programados para ser únicos” y no podemos cambiar el mundo pero “podemos cambiar el cerebro de la gente”. También definió a los educadores como “los manipuladores (en el buen sentido) de la sociedad, del conocimiento”, pero también fija un plazo a la posibilidad de influir en la estructura cerebral, los seis años y advirtió “lo que no hayáis hecho antes de los seis años es tiempo perdido”. Punset valora como fundamental, “educar generando un alto nivel de autoestima” e invitó a “derrochar afecto” hacia los niños antes de que cumplan los seis años para que tengan ganas después de “profundizar en el afecto de los demás”. Con estas dos premisas, incentivar la autoestima y derrochar afecto, “te salvas; sin ellas, te hundes”, reiteró.


¡Entérate de todo!

http://www.eumed.net/libros-gratis/2010a/634/Acto%20didactico.htm

Siempre hemos escuchado que una pequeña cantidad de guatemaltecos logra llegar a la universidad. ¿5 por ciento?, ¿12 por ciento? Hay discrepancia en las cifras, según la encuesta que se cite y la edad de la población tomada en cuenta. Se trata, en todo caso, de un porcentaje ínfimo, pero ¿de cuántas personas hablamos?, ¿cuántos estudiantes tiene cada universidad?, ¿qué estudian?

elPeriódico intentó profundizar sobre estos datos y encontró que ni siquiera se tiene la cifra de cuántos universitarios hay en el país y cómo están repartidos en las universidades. Ningún centro de investigación o institución los registra. En cada puerta que tocamos la respuesta fue: “tienen que pedir los datos en cada universidad… si se los quieren dar”.

Con la colaboración de las 13 universidades del país generamos esta cifra: en Guatemala hay 312,697 universitarios. También obtuvimos otros datos generales. Son números que cualquier país que le apuesta a su desarrollo a través de la educación tendría disponible en una página electrónica de consulta pública. En Guatemala no.

Nos enteramos, por ejemplo, que la Universidad de San Carlos (Usac), con casi 155 mil estudiantes, aglutina al 49.5 por ciento de la población estudiantil del país. La otra mitad está repartida en 12 casas de estudios encabezadas por la Universidad Mariano Gálvez (UMG), con el 16 por ciento. Y que este año, todas las universidades sumaron 61 mil 478 nuevos ingresos e imparten 934 carreras. siga leyendo aquí: http://comunidad-escolar.pntic.mec.es/880/report1.html


El vendaval de los recortes ha irrumpido en la educación, justo cuando los resultados empezaban a mejorar. El sector está en armas y las cuentas van a peor. ¿Hay alternativa? ¿Es inevitable? ¿O simplemente un error histórico? Este es el escenario de la batalla El recorte ha llegado al mundo educativo. En un país que no logra alejarse del abismo de la recesión y del naufragio financiero, algunas comunidades autónomas han sacado la tijera en colegios e institutos para cuadrar cuentas. ¿Un aviso de mayores ajustes? Pocos lo dudan. Para muchos especialistas este camino representa una enorme equivocación, que devolverá al pasado a la educación española justo en un momento en que el sector, tras 10 años de esfuerzo y críticas, había logrado digerir el impacto que Siempre hemos escuchado quede unainmigrantes pequeña cantidad de guatemaltecos logra llegar a la universidad. ¿5 supusieron la llegada masiva y el aumento de la escolarización obligatoria por ciento?, ciento? Hay en laslos cifras, según la encuesta se cite y la edad de la de 14 ¿12 a 16por años. Cuando pordiscrepancia fin se atisbaban primeros resultados, el que vendaval población tomada en cuenta. trata,elenbrote todoverde. caso, de un porcentaje ínfimo, ¿de cuántas personas económico amenaza con Se arrasar Ahora los profesores se pero aprestan a estudiantes tienelibrar cada auniversidad?, defenderlohablamos?, con uñas y ¿cuántos dientes. ¿Pero es posible la educación ¿qué de losestudian? recortes cuando el país entero arde en llamas? ¿Es inevitable? ¿O es simplemente un error histórico? Este es el escenario de la batalla que se avecina. elPeriódico intentó profundizar sobre estos datos y encontró que ni siquiera se tiene la cifra de cuántos universitarios hay en el país y cómo están repartidos en las universidades. Ningún centro de investigación o institución los registra. En cada puerta que tocamos la respuesta fue: “tienen que pedir los datos en cada universidad… si se los quieren dar”.

Con la colaboración de las 13 universidades del país generamos esta cifra: en Guatemala hay 312,697 universitarios. También obtuvimos otros datos generales. Son números que cualquier país que le apuesta a su desarrollo a través de la educación tendría disponible en una página electrónica de consulta pública. En Guatemala no.

Nos enteramos, por ejemplo, que la Universidad de San Carlos (Usac), con casi 155 mil estudiantes, aglutina al 49.5 por ciento de la población estudiantil del país. La otra mitad está repartida en 12 casas de estudios encabezadas por la Universidad Mariano Gálvez (UMG), con el 16 por ciento. Y que este año, todas las universidades sumaron 61 mil 478 nuevos ingresos e imparten 934 carreras. Sigue leyendo aquí:


Los 312,697 universitarios ignotos

Siempre hemos escuchado que una pequeña cantidad de guatemaltecos logra llegar a la universidad. ¿5 por ciento?, ¿12 por ciento? Hay discrepancia en las cifras, según la encuesta que se cite y la edad de la población tomada en cuenta. Se trata, en todo caso, de un porcentaje ínfimo, pero ¿de cuántas personas hablamos?, ¿cuántos estudiantes tiene cada universidad?, ¿qué estudian?

elPeriódico intentó profundizar sobre estos datos y encontró que ni siquiera se tiene la cifra de cuántos universitarios hay en el país y cómo están repartidos en las universidades. Ningún centro de investigación o institución los registra. En cada puerta que tocamos la respuesta fue: “tienen que pedir los datos en cada universidad… si se los quieren dar”.

Con la colaboración de las 13 universidades del país generamos esta cifra: en Guatemala hay 312,697 universitarios. También obtuvimos otros datos generales. Son números que cualquier país que le apuesta a su desarrollo a través de la educación tendría disponible en una página electrónica de consulta pública. En Guatemala no.

Nos enteramos, por ejemplo, que la Universidad de San Carlos (Usac), con casi 155 mil estudiantes, Sigue leyendo aquí: http://elpais.com/diario/2011/09/11/domingo/1315713153_850215.html aglutina al 49.5 por ciento de la población estudiantil del país. La otra mitad está repartida en 12 casas de estudios encabezadas por la Universidad Mariano Gálvez (UMG), con el 16 por ciento. Y que este año, todas las universidades sumaron 61 mil 478 nuevos ingresos e imparten 934 carreras.


¡Si quieres seguir educando tu

profesor interior te recomendamos estos videos!

https://www.youtube.com/watch?v=ykVcP3eOg8k

https://www.youtube.com/watch?v=Sg4bbaJaEY4

https://www.youtube.com/watch?v=BcVZlA66aIU

https://www.youtube.com/watch?v=AsZJxDsd1Q8 Sigue leyendo aquí:

Conclusi ones


El fin de todo es la satisfacción de poder entregar a la sociedad buenos cristianos y virtuosos ciudadanos. Por tanto, como dijo alguien una vez, para dar algo, tenemos que poseer ese algo. Como maestro o maestra busca tu excelencia y se mejor cada día.

Para Eduard Punset, la causa principal de la crisis no está en la falta de dinero, ni en los padres o en los estudiantes, ni siquiera en los sindicatos. “El gran error es que ha cambiado el mundo cuando la edu- cación sigue siendo básicamente la misma”, afirmó en su intervención en el Global Education Forum que se celebró en el Museo Reina Sofía de Madrid, organizado por la Fundación SEK, la Institución Educativa SEK y la Universidad Camilo José Cela.

“Aprendizaje social y emocional para una educación distinta” era el tema de la conferencia de Punset, en la que aseguraba que el problema de los jóvenes no es que esa multiplicidad de plataformas debilite su atención o su capacidad de concentración, “lo que ocurre es que les interesan otras cosas diferentes de las que nos interesan a nosotros”, por lo que considera urgente que aprendamos a gestionar “la diversidad impresionante de este mundo globalizado” y, al mismo tiempo, aprender a gestionar lo que tienen de común esos individuos tan dispersos y dispares, “las emociones”.

Autoestima y afecto

Este divulgador científico y director de Redes para la Ciencia reconoce que lo maravilloso de los seres humanos es que “estamos programados para ser únicos” y no podemos cambiar el mundo pero “podemos cambiar el cerebro de la gente”. También definió a los educadores como “los manipuladores (en el buen sentido) de la sociedad, del conocimiento”, pero también fija un plazo a la posibilidad de influir en la estructura cerebral, los seis años y advirtió “lo que no hayáis hecho antes de los seis años es tiempo perdido”. Punset valora como fundamental, “educar generando un alto nivel de autoestima” e invitó a “derrochar afecto” hacia los niños antes de que cumplan los seis años para que tengan ganas después de “profundizar en el afecto de los demás”. Con estas dos premisas, incentivar la autoestima y derrochar afecto, “te salvas; sin ellas, te hundes”, reiteró.


Revista primera edicion