Issuu on Google+

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

FEBRERO 2012 Nยบ 9


donde Dios los a puesto para ser bendecidos y parece que Dios se mueve en función de los homn este numero hemos cambiado la temática de bres y no los hombres en función de Dios. Tanta es la confusión de estos días que la iglesia los artículos seleccionados obedeciendo a una realidad que podemos percibir muchas veces en- del Señor párese haber caído del cielo de la mano tre el pueblo de Dios y que parece desconocer la de la tele y las mega iglesias, desconociendo muchas veces de donde venimos y aun peor sin sarealidad histórica de la iglesia. Muy a mi pesar ber claramente hacia donde vamos como cristianos queda la sensación de que un numero muy nos ,es hacia que los hermanos deciden a donde importante de hermanos cree que la iglesia del ir en base a las respuestas económicas de sus peSeñor Jesucristo a comenzado con el puñado de ticiones y decidiendo en donde esta Jesús utilipredicadores famosos y televisivos de hoy . Aun peor es la sensación de que sin la presencia zando como argumento su propia prosperidad personal en lugar de la palabra de Dios . En realide estos predicadores al estilo del mundo de las estrellas de cine o la música , algunos hermanos dad si supiéramos hacia donde vamos todas piensan que la presencia de Dios no se manifiesta nuestras peticiones carecerían del materialismo que exhibe la iglesia de hoy, llena de promesas de la misma manera. Parece que se ha corrido de autos , casas , trabajo , negocios , etc. Pero como reguero de pólvora la idea que Dios se mueve en relación al movimiento de estos predi- careciendo de las promesas espirituales que solo cadores o cantantes cristianos y no en base a su pueden alcanzar los que aman Dios. propia voluntad. QUE DIOS LOS BENDIGA Muchas veces e escuchado a hermanos en la fe Dardo Márquez. decir que si van a un determinado lugar van a ser mas ungidos o bendecidos que en el lugar en

E

INDICE 3 ) Humildad. 4 ) Un Bautista llamado "Príncipe de los Predicadores". 9 ) El aborto. 16 ) Noticias de la Iglesia. 17 ) Ayn Yalut. 19 ) Entretenimiento. 20 ) El vivió entre nosotros.


Predicadores sobresalientes

HUMILDAD NO. 365 SERMÓN PREDICADO LA MAÑANA DEL DOMINGO 17 DE MARZO, 1861 POR CHARLES HADDON SPURGEON EN EXETER HALL, STRAND, LONDRES. “Sirviendo al Señor con toda humildad.” Hechos 20: 19

Aquel, que se despojó de toda Su gloria cuando vino para salvar a nuestras almas. Esta mañana, voy a tomar el texto y hablaré sobre él, conforme le agrade al Señor ayudarme en mi debilidad- de esta manera: primero, voy a hablar del alcance de la humildad. Notarán que el texto dice: “Sirviendo al Señor con toda Charles Haddon Spurgeon humildad”. En segundo lugar, voy a hablar acerca de las pruebas a las que se verá sujetada nuestra humildad; y, en tercer lugar, acerca de los argumentos mediante los cuales o es frecuente que un hombre pueda hablar, sin peligro, hemos de sustentarla, generarla y sostenerla en nuestras alde su propia humildad. Los hombres humildes están mayor- mas; y luego, en cuarto lugar, voy a exponer algunos efectos mente conscientes de un gran orgullo, mientras que quienes prácticos de la humildad, o más bien, exhortarlos a que los se jactan de humildad no tienen nada de ella sino una falsa muestren, al igual que yo he de hacerlo, en nuestra vida diapretensión, y realmente carecen de humildad y, más bien, la ria. necesitan. Yo me cuestiono si alguien entre nosotros podría juzgar del todo en lo tocante a nuestra altivez o humildad; I. Primero, entonces, consideraremos el ALCANCE DE LA pues, en verdad, el orgullo asume con tanta frecuencia la HUMILDAD. forma de humildad cuando tiene que servir a su propio propósito, y la humildad, por otro lado, es tan perfectamente Es una expresión en cierto modo sorprendente; no se trata compatible con una celestial dignidad de decisión, que no simplemente de servir al Señor con humildad, sino de seres fácil descubrir en todo momento, cuál es la falsificación y virle con toda humildad. Hay muchas especies de orgullo. cuál es la moneda preciosa y genuina. Tal vez, mientras recorro la lista, si consideran el contraste, Ustedes recordarán que, en el caso de nuestro texto, Pablo serán capaces de ver que también ha de haber muchas clahabla por inspiración divina. Si no fuera por este hecho, yo ses de humildad. no habría creído ni siquiera al propio Pablo, cuando habló de su propia humildad. Tenemos en nuestra lista el orgullo del hereje, que quiere Desconfío de tal manera de nuestro juicio sobre este punto, revelar doctrinas falsas porque considera que su propio juique, si Pablo no hubiese hablado bajo el testimonio y la cio es mejor que la palabra de Dios. No acepta nunca sentarse como un niño y creer lo que se le dice. Es un disputaguía infalibles del Espíritu Santo, yo habría dicho que el texto no es cierto, y que si un hombre dijera que ha servido dor, pero no puede ser un discípulo. a Dios con humildad de mente, hablando meramente desde Insiste en que su propia razón debe ser la fuente de sus prola perspectiva de su propio juicio habría allí ante ustedes pias creencias, y no acepta nada que esté más allá de su una clara prueba de que se trataba de un hombre orgulloso. propio alcance.

N

Pero Pablo habla, no para su propio encomio, sino con el único propósito de limpiar sus manos de la sangre de todos los hombres. Conducido, sin duda, a hablar de esta manera por el Espíritu Santo para ser un ejemplo para todas las generaciones venideras se convierte en un espejo para todos los ministros de Cristo, para que también nosotros, cada uno sirviendo al Señor en nuestra medida, podamos ser llenados sin medida de humildad, tomando el último asiento, no estimándonos más allá de lo que deberíamos pensar, rebajándonos ante los hombres de baja condición, despojándonos como lo hizo

Ahora, Pablo nunca tuvo el orgullo de un hereje. Podía decir: “Lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo”. Es más, Pablo estaba tan dispuesto a sentarse a los pies de Jesús, que consideraba todo el conocimiento que había recibido a los pies de Gamaliel como sin valor alguno en sí mismo, y se volvió un necio para que pudiera ser sabio. No hablaba con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder. Tenemos a continuación el orgullo del papista,

3


Predicadores sobresalientes que atribuye mérito a sus propias obras y espera ganar el cielo como una recompensa a sus propias acciones. Pablo estaba totalmente libre de eso. Poseía humildad, que es precisamente lo contrario de eso. Con frecuencia decía, cuando hablaba de sí mismo: “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí. Aprendió a contar su justicia como trapo de inmundicia, y todas sus acciones previas las tenía por escoria y estiércol, para ganar a Cristo, y ser hallado en Él. En seguida tenemos el orgullo del curioso. El hombre que no se contenta con las cosas simples y debe hurgar en los misterios. Si pudiera, treparía hasta el eterno Trono y hurgaría entre esas hojas plegadas y rompería los siete sellos del misterioso libro del destino. Ustedes saben bien que el apóstol tiene muchas cosas en sus escritos que son difíciles de entender y, sin embargo, hubo de expresarlas llevado por el Espíritu; y nunca se encuentran en los escritos del apóstol, como sí lo hacen en la predicación de algunos ministros y como sí lo hacen en la conversación de algunos individuos profesantes con algún intento de reconciliar la predestinación con el libre albedrío. Para Pablo bastaba con predicarles a los hombres como agentes libres y exhortarlos al arrepentimiento; estaba más que dispuesto a explicar que Dios produce en nosotros así el querer como el hacer, por su buena voluntad, mientras nosotros debemos ocuparnos también en nuestra salvación con temor y temblor. Pablo no sintió nunca curiosidad por encontrar dónde se entrecruzaban las líneas de la verdad; estaba perfectamente contento con tomar su doctrina del espíritu de su Maestro, y dejar las fábulas de las ancianas y las genealogías interminables y las disputas y cuestionamientos, para quienes no podían atender a mejores invitados.

Charles Haddon Spurgeon un sentido de su propia indignidad. “¡Miserable de mí!”, dijo- “quién me librará de este cuerpo de muerte?” Bastante lejos estaba Pablo de la rebelión contra el Dios Altísimo, pues quería sentarse a los pies de Cristo y aprender, sí, y quería yacer al pie del trono en polvo y cenizas, y confesarse como el primero de los pecadores y menos que el más pequeño de todos los santos. Pienso que pronto aprenderán, del contraste que les he presentado, lo que quería decir el apóstol cuando afirmó: “con toda humildad”. Hay muchísimas clases de orgullo. Hay también muchísimas especies de humildad. El apóstol poseía todas ellas, o más bien, estaban todas combinadas en una dulce mezcla en su predicación y oración diarias. Para darles en esta mañana una más clara visión del alcance de la humildad, voy a presentarla de otra forma.

Un Bautista llamado

Además, tenemos el orgullo del perseguidor; el hombre que no está contento con sus propias ideas, pero que decide perseguir hasta la muerte las ideas de otro; el orgullo que me sugiere que yo soy infalible, y que si alguien difiere de mí, la hoguera y el potro de tormento serían los merecimientos debidos para un pecado tan grande cometido contra una persona tan grande como yo. Ahora, el apóstol siempre actuó con la mayor sabiduría y amabilidad para con aquellos que estaban fuera, y aunque con suma frecuencia fue golpeado con varas, o expuesto a falsos hermanos y citado ante los magistrados, pienso que no tenía nada del espíritu de Elías que quería hacer descender fuego del cielo sobre cualquier hombre. Era bondadoso y poseía ese amor que es sufrido y todo lo espera, todo lo soporta y todo lo cree. En esto, también, tienen un ejemplo de toda humildad. Tenía la humildad de un hombre de espíritu generoso. Y está el orgullo del hombre impenitente que no quiere someterse a Dios; que dice: “yo soy libre; yo no estuve nunca bajo el dominio de nadie; mi cuello nunca ha sentido la rienda y mi quijada nunca experimentó el freno”. No sucedió así con nuestro apóstol. Él fue siempre humilde, enseñable, y lleno, hasta la aflicción, de

4

"Príncipe de los Predicadores" Sin manipulación de llamadas al altar, sin utilizar métodos sensasionalistas o emocionales, Spurgeon confiaba solo en Dios para convencer a los pecadores, como él mismo dijo, “No vengo a este púlpito esperando que quizás alguno por su propia voluntad quiera volverse a Cristo. Mi esperanza está puesta en otra cosa, espero que mi Maestro traerá algunos de ellos y dirá, “eres mío, y serás mío, te reclamo para mí”. Mi esperanza surge del ofrecimiento de la Gracia que se ofrece gratuitamente, y no de la libre voluntad del hombre”. Charles Haddon Spurgeon, nació en Kelvedon, Essex, Inglaterra el 19 de Junio de 1834. Tanto su padre como su abuelo fueron pastores, fue criado en un hogar Cristiano, pero fue en Enero de 1850 que se convirtió. Spurgeon pre-


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes

todo, y Dios no podría ni querría aceptarnos. Algunos de los antiguos escritores que gustaban de usar términos que sonaran muy parecidos, dicen: hay una humildad propuesta, o humildad previa al servicio a Dios; hay una humildad opuesta, o humildad durante el servicio de Dios, que continúa a prueba; y hay, en tercer lugar, una humildad impuesta, cuando el alma, consciente del pecado durante el acto, se impone la tarea de encorvarse delante de Dios y ofrecer arrepentimiento por su pecado. Sin que demos mucha importancia a estos términos, pues pienso que los antiguos escritores se excedieron más de lo debido para establecerlos, me contentaré con la sustancia. Hay una humildad antes de servir a Dios. Cuando un hombre carece de ella, se propone su propia honra y su propia estima al servir a Dios. Cuán fácil es que prediquemos un sermón poniendo nuestra mirada en nuestros oyentes, esperando que estén satisfechos con nosotros y digan: “habló muy bien; ese hombre es un orador: es elocuente”. Sí, y cuán fácil es que se propongan agradarse a ustedes mismos de tal manera que puedan decirse al descender de la tribuna: “a mi juicio no he fallado hoy y estoy muy satisfecho conmigo mismo”. Esto es un orgullo antes del servicio que dañará todo. Si no llegamos al altar de Dios humildemente, no podemos llegar aceptablemente. Ya sea que prediquemos u oremos, o demos limosna, o que hagamos cualquier cosa, es necesario que nos inclinemos a un nivel muy bajo antes de que entremos a la obra, pues, si no fuera así, la autocomplacencia y la autoalabanza se quedarán al fondo de dicó su primer sermón en Agosto de ese mismo año. Spurgeon leyó El Progreso del Peregrino a la edad de seis años y parece que luego lo leyó unas 100 veces. Antes de sus 20 años había predicado cerca de 600 veces. Spurgeon típicamente leía 6 libros por semana, y podía recordar lo que había leído y la fuente aún años después. Es interesante notar que a pesar de que Spurgeon fue un eminente pastor Bautista durante todo su ministerio, Spurgeon encontró a Cristo en una Iglesia Metodista Primitiva. Cuando adolescente Spurgeon dudaba de Dios y una mañana de Domingo se levantó para ir a su iglesia, pero debido a una tormenta de nieve no pudo llegar a la Iglesia a la cual se dirigía y llegó a esta pequeña Iglesia Metodista. El pastor de la iglesia no llegó al servicio porque estaba enfermo. Entonces uno de los feligreses laicos fue al púlpito y empezó a predicar. Predicó sobre Isaías 45:22, “ Mirad á mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra: porque yo soy Dios, y no hay más.” y

¡Miren a tantos cristianos!, cuán poca de esa humildad anterior al servicio tienen. Ellos elegirán aquella posición en la iglesia que les proporcione la mayor honra, y si hubiera que hacer algún trabajo que no les confiriera alguna buena posición, dejarían que lo hicieran los demás. Si ustedes requirieran que alguien ocupe una honorable posición en la iglesia, podrían encontrar a muchas personas; pero si necesitaran a alguien que sirviera de criado en la casa de Dios, que fuera el menor en la herencia de Dios, cuán difícil les sería encontrar un individuo. Nos agrada tanto el oropel de la publicidad y la gloria de la estima del hombre que, no lo dudo, en todos nosotros hay un gustillo por elegir nuestra posición, motivados por los honores más bien que por la gloria de Dios. Pero nunca fue así con el apóstol Pablo. Me parece verle ahora, trabajando mucho después de la medianoche fabricando sus tiendas, pasando puntada tras puntada con su aguja por entre la dura lona, trabajando siempre para proveer para sus propias necesidades individuales, porque un pueblo poco generoso retenía la recompensa de su obrero. Luego veo a ese fabricante de tiendas subir al púlpito con sus manos todas ampolladas a consecuencia de su duro trabajo, vueltas ásperas y callosas como las manos de un obrero. Ustedes dirían de inmediato de él, al pararse para hablar: ese hombre nunca pretende para sí mismo las alabanzas de sus oyentes. Él no es como el orador griego que

luego según las palabras de Spurgeon “El me miró bajo la galería, y me atrevo a decir que siendo pocos los presentes, sabía que yo era un extraño. Fijando sus ojos en mí, como si conociera mi corazón, el dijo, “joven, pareces miserable. Y siempre serás miserable en la vida, y miserable en la muerte. Si no obedeces el texto; pero si lo obedeces ahora, en este momento serás salvo. Joven mira a Cristo Jesús, ¡míralo!, ¡míralo!, ¡míralo! No tienes otra cosa qué hacer sino mirarlo y vivir”. Spurgeon dijo, “Así como con la serpiente de bronce que fue levantada, la gente miraba y era sanada, así fue conmigo” Tomó poco tiempo para ver el fruto de su Salvación. Spurgeon comenzó a trabajar para el Señor con mucho celo. Empezó a repartir tratados y después empezó a testificar a la gente acerca de Jesús. Luego empezó a enseñar en la Escuela Dominical. Predicó su primer sermón cuando tenía solo 16 años, y la gente se admiraba de que un adolescente predicara con tan-

to poder la Palabra de Dios. Cuando tenía 17 años, se convirtió en pastor de una pequeña iglesia en el pueblito llamado Waterbeach. Luego cuando tenía 19, llegó a ser pastor de la Capilla de New Park Street, Southwark, Londres. Llegó allí como aspirante en calidad de prueba por tres meses y estuvo allí por el resto de su vida. Londres fue bendecido por sus predicaciones y la gente comenzó a venir de todas partes y muy pronto Spurgeon llegó a ser el pastor del Tabernáculo Metropolitano. En un año 200.000 copias de sus tratadossermones se distribuían en las universidades de Oxford y Cambridge. Sus sermones se tradujeron a veinte idiomas. Los periódicos americanos imprimían sus sermones cada semana y le llamaban el predicador de la era. A través del tiempo Spurgeon publicó 3.561 sermones. El púlpito de la iglesia de New Park Street y del Tabernáculo Metropolitano donde predicó Spurgeon, coleccionaron sus sermones 5


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes desearía ir a cualquier parte para obtener el aplauso, que se desviaría para contar cualquier historia, o que predicaría cualquier cosa, si pudiera, para hacer que su audiencia dijera: “él es un orador; registrémoslo entre los nombres de los grandes; pongamos la corona sobre su cabeza, y celebrémosle por toda Grecia como el hombre de la boca de oro que puede hablar con mucho poder, como si las abejas de Hybla hubieran producido su miel en los labios de ese orador”. Nunca podrías ver eso en Pablo. Podrías descubrir de inmediato que su solitario propósito era ganar almas, y glorificar así a Cristo. Trabajemos en pos de esto como una parte de toda humildad. Pero además, sigue a continuación la humildad durante el acto. Cuando un hombre descubre que Dios está con él, puede llegar a ser lo suficientemente vil para glorificarse a sí mismo. Pudo haber sido muy humilde, en verdad, cuando comenzó la batalla, pero hay un enemigo allí, a sus pies, y otro acaba de ser derribado por un golpe de su mano derecha, y el Maligno le susurra a su oído: “lo has hecho muy bien; estás combatiendo muy bien”; y luego el orgullo interviene y lo arruina todo. El Salmo que comienza diciendo: “No a nosotros” es excelente. David consideró necesario repetirlo dos veces: “No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros”. Y luego propina el golpe mortal con la siguiente frase: “Sino a tu nombre da gloria”. Cantar ese himno cuando estás poniendo tu pie sobre tus enemigos, cantar ese himno cuando estás recogiendo la abundante cosecha, cantar ese himno cuando el pueblo de Dios está siendo alimentado bajo tu ministerio, cantar eso durante su ministerio que llenaron 63 volúmenes. Los sermones contienen de 20 a 25 millones de palabras lo cual equivale a 27 volúmenes de la novena edición de la Enciclopedia Británica. Las series de Spurgeon se mantiene como el más grande conjunto de libros escritos por un solo autor en la historia del Cristianismo. La biblioteca pesonal de Spurgeon contenía 12.000 volúmenes. Spurgeon miraba su trabajo como ministro como un reformador porque trabajajaba tratando de hacer que la gente volviera a las antiguas verdades de las cuales se habían apartado. A pesar de que los pastores protestantes eran evangélicos, eran pobres en doctrina. La meta de Spurgeon estaba en enderezar a la iglesia con doctrina fuerte. Spurgeon dijo, “Mi labor diaria es revivir las viejas doctrinas de Gill, Owen, Calvino, Agustín y Cristo”. La teología de Spurgeon estaba centrada en Dios, centrada en Cristo. Su amor por el Señor

6

Biblioteca de Spurgeon

cuando vas de poder en poder, venciendo y para vencer, manifestará un saludable estado de corazón. Nada sino la gracia más extraordinaria puede mantenernos en nuestra posición correcta cuando estamos sirviendo a Dios y Él nos está honrando. Somos muy propensos a hurtar las joyas de la corona para colocarlas sobre nuestros propios pechos; y si no nos robáramos la diadema misma, la miraríamos todavía con ojos anhelantes como si quisiéramos llevarla sobre nosotros aunque sólo fuera un instante. He pensado algunas veces que muchos cristianos son semejantes al hijo de Enrique IV, quien, cuando su padre dormía, ponía la corona sobre su cabeza. Ustedes y yo hemos hecho lo mismo; hemos olvidado a Dios; Él era para noso-

se manifestaba en sus predicaciones, tenía un gran amor por las almas del mundo. Los Cristianos se alimentaban y los pecadores necesitados eran confortados bajo su ministerio, pero sobre todo los pecadores eran llamados a venir a Cristo. En uno de sus primeros sermones el terminó diciendo lo siguiente: “El que creyere y fuere bautizado será salvo, mas el que no creyere será condenado, pecador fatigado, pecador rumbo al infierno, aquellos que están bajo el yugo del diablo, reprobados, rameras, ladrones, adúlteros, fornicarios, borrachos, blasfemos! Hablo a ustedes como a todos. No hago excepción de hombres. Dios no ha hecho excepciones aquí. Todo el que crea en el nombre de Jesucristo será salvo. El pecado no es barrera, la culpabilidad no es obstáculo. Todo aquel, aunque sea tan oscuro como Satán, y tan culpable como un demonio – todo aquel que esta noche crea, será perdonado de sus pecados, sus iniquidades serán borradas;

será salvo en el Señor Jesucristo, y estará en el cielo salvo y seguro. Este es el glorioso evangelio. Dios te lleva al hogar y te da fe en Jesús” También dijo de una manera fuerte, “Hay suficiente polvo en algunas de vuestras Biblias que podeis escribir con vuestros dedos sobre ella la palabra: condenación” Cuando Spurgeon llegó a la Iglesia de New Park Street en 1854, esta congregación que en años anteriores había tenido alrededor de 1200 miembros, tenía solo 232 miembros ahora, pero durante el ministerio de Spurgeon por 38 años el número se había incrementado a 5.311. La iglesia era la congregación bautista independiente más grande del mundo. Spurgeon llevó a sus servicios al Primer Ministro W.E. Gladstone, a miembros de la familia Real, miembros del Parlamento, etc. Luego un santuario más grande se construyó y fue llamado el Tabernáculo Metropolitano. Durante la construcción del edificio, entró al salón y


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes tros alguien que dormía y comenzamos a ponernos la corona sobre nuestra propia cabeza. ¡Oh, cuán insensatos éramos! Nuestro tiempo de llevar la corona no ha llegado. Cuando pensamos en coronarnos en vez de coronarlo a Él, cuando adoramos a nuestra propia imagen en vez de postrarnos delante del Señor Dios Jehová, no hacemos sino enojar a nuestro Padre y atraer dolor para nuestros espíritus.

Sería erróneo de nuestra parte si no honráramos a los siervos de Dios, pues parecería como si deshonráramos al Señor. Pero de nada servirá que el siervo de Dios se honre a sí mismo. Después que ha cumplido su trabajo ha de apoyar su cabeza en la almohada de su lecho de muerte, y decir: “Menor soy que todas las misericordias! ¿Quién soy yo, y qué es la casa de mi padre, para que Tú me hayas traído hasta aquí? Habiendo hecho todo eso, sólo soy un siervo inútil. Ni siquiera he hecho todo lo que era mi deber hacer.”

Hombres y mujeres cristianos, y especialmente tú, oh mi propia alma, pongamos mucho cuidado de que mientras servimos a Dios le sirvamos como lo hacen los ángeles, quienes con dos alas cubren sus rostros, con dos cubren sus pies, mientras que con dos alas vuelan cumpliendo sus misiones.

Maestros de la escuela dominical, distribuidores de panfletos, visitadores de enfermos, ustedes, que dan de comer a los hambrientos y visten a los desnudos y especialmente ustedes, diáconos y ancianos, ministros de la iglesia, asegúrense de que, cuando su trabajo sea cumplido, no hablen nunca de ustedes mismos ni de su trabajo. No; sus hermanos, aun si ustedes hablan aparentemente en términos humildes, pronto Luego hay otro tipo de humildad que forma parte de toda humildad: la humildad después de que el servicio está cum- descubrirán cuando hablan mucho de lo que hacen, y están plido. Al echar una mirada al pasado y ver el éxito obteni- orgullosos de ello. Ustedes podrían pensar que los han desdo, las alturas alcanzadas, los esfuerzos que han sido ben- pistado, pero ciertamente no lo han hecho; mucho menos han decidos, es muy fácil decir: “Mi diestra y mi brazo podero- engañado a su Dios. Cuídense de no poner su dedo en su so han alcanzado para mí la victoria”. Los hombres permi- propia belleza. ten a sus semejantes un poco de congratulación. ¿Puede un hombre congratularte sin admitir que puedas gratularte tú Cuando estén pintando a otro hombre, imiten a Apeles, que pintó a Alejandro con su dedo sobre una cicatriz; pero cuanmismo? Ahora bien, hay un respeto y un honor que deben rendirse do se estén pintando a ustedes mismos, pongan su dedo sobre su más preciada belleza, pues pueden estar muy seguros de al hombre de Dios que ha servido a su raza y a su Señor. Por todos los medios posibles los nombres de Lutero, y Cal- que el dedo ocultador de su modestia es más hermoso que la belleza que oculta. Trabajen arduamente, entonces, por la vino y Zuinglio han de ser tenidos en honra. ¿Acaso Dios causa de Dios, por la causa de la Iglesia, por su propia caumismo no lo ha dicho? “En memoria eterna será el justo”. para probar la acústica repitió el versículo “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Estas palabras fueron escuchadas por un hombre que trabajaba en alguna parte del edificio. Más tarde ese hombre vino a Spurgeon y le dijo que el versículo había tocado su corazón y por medio de esto había venido a Cristo. Una vez que se terminó el edificio, fue la congregación más grande en la historia que era alcanzada con la voz de un hombre en tiempos en los que no había micrófonos. Lo siguiente es una porción de su primer sermón en el nuevo santuario en Marzo, 31 de 1861. “Que envíe Dios el fuego de Su Espíritu aquí, para que el ministro esté más y más apegado de su Maestro. Vendréis a pensar cada vez menos con respecto al que habla y más con respecto a la verdad que se expone... Veremos entonces que esta iglesia se convierte en dos..., tres, y cuatro mil fuertes iglesias. Tendremos el salón de

lectura bajo esta plataforma lleno en hombres a la Salvación por causa de cada reunión de oración, y veremos en los méritos de ellos. ¿Dónde estarías este lugar jóvenes consagrándose al vosotros borrachos? ¿Qué harías voSeñor, se levantarán ministros, se le- sotros maledicientes? Vosotros que vantarán y llevarán este fuego a otras habías sido impuros y sucios, y cuyos partes del planeta... Si Dios nos ben- corazones habían rechazado a Dios, y dice, seremos de bendición para otras que aun hoy no lo amais, qué harías? multitudes. Al enviar Dios su fuego, Pero cuando entendemos que es por los pecadores más perdidos de este pura Gracia, entonces toda la vida vecindario se convertirán a Dios, los pasada, tan oscuura y maligna como borrachos dejarán sus copas, el blasfemo se arrepentirá de su blasfemia, el lascivo dejará su lujuria – Los huesos secos se levantarán y serán revestidos con frescura. Y corazones de piedra se volverán de carne... Spurgeon dijo en otra ocasión, Tabernáculo Metropolitano. “Supongamos que Dios trajera a los

7


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes

Spurgeon predicando

sa, para servir al Señor con toda humildad: humildad antes del acto, humildad durante el servicio, y humildad cuando todo está hecho: “Sirviendo al Señor con toda humildad”. II. Pero tenemos, en segundo lugar, las PRUEBAS DE LA HUMILDAD, o los peligros por los que tiene que pasar.

Y primero y ante todo, una de las pruebas a las que la humildad será expuesta es la posesión de una gran habilidad. Cuando un hombre tiene siete talentos debe recordar que tiene siete cargas, y quien tiene diez talentos, si tiene más que otros, debería sentir que tiene diez veces la carga de responsabilidad que tiene cualquier otro hombre y, por lo tanto, debería estar encorvado. Si un hombre siente que posee más poder que otro, más elocuencia, más agudeza mental, más conocimientos, más imaginación, es muy propenso a sentarse y decir: “yo soy algo; yo soy alguien en la iglesia”. Sí, uno podría hablar, en verdad, con solemnidad aquí. Es sumamente ridículo que nos jactemos alguna vez de cualesquiera talentos que Dios nos haya dado. Es como si el deudor encarcelado dijera: “yo soy alguien mejor que tú, puesto que debo diez mil libras esterlinas y tú solamente debes cien”. Entre más tengamos más deberemos, y ¿cómo podría haber una base para jactarse de eso? Es tan ridículo que un hombre se sienta orgulloso porque mide seis pies de altura mientras que su compañero sólo mide 5 pies y seis pulgadas, como es ridículo que un hombre esté orgulloso

haya sido, no puede retenerte para por una agonía física severa pues suque no vengas a Jesús.” fría de gota, además su esposa fue semi-inválida toda la vida, sin embarSpurgeon era un hombre de oración, go fue siempre su secretaria personal que vivía en su espíritu en comunión y fue la que continuó el trabajo de con Dios. Según el Doctor Wayland publicación de sus escritos aun desHoyt un americano: “Yo estaba cami- pués de la muerte de él. Muchas veces nando con el (con Spurgeon) en el estuvo con gran dolor mientras predibosque, y cuando llegamos a cierto caba. El sabia lo que era sufrir, y su lugar simplemente dijo, venga arrodi- ministerio fue atacado por oponentes. llémonos junto a esta cabaña y ore- La siguiente es una carta que escribió mos, y así elevó su alma a Dios en la a su hermano. más reverente y amorosa oración que Mi Querido Hermano, fui llevado enhe oido”. Orar era tan natural para fermo mientras trataba de predicar el él como respirar. También, según el Jueves y una horrible depresión y Dr. Theodore Cuyler, mientras cami- sensación de choque hizo mi que sinnando por el bosque tuvieron un tiem- tiera una gran miseria en mi predicapo de humorismo, Spurgeon paró de ción, me dieron medicina dos veces repente y dijo, “Venga Theodore, pero me sentía medio muerto. Podrías agradezcamos a Dios por la risa” y venir preparado con un sermón para allí mismo oró. el Domingo en la noche porque es Spurgeon era un hombre muy humil- posible que sea capaz de predicar? de, a pesar de que miles de personas Mis dientes me ponen nervioso, mi iban a escucharlo, nunca tomó la glo- hígado me molesta y mi corazón me ria para sí mismo, porque se veía a sí da gran pesar. Espero llevar a cabo mismo como nada y daba toda la glo- la Conferencia, pero ayer estaba muy ria a Dios. Spurgeon dijo: “Siempre lejos de lograrlo, es terrible. Deseo estoy inclinado a tomar la habitación terminar el Reporte del Colegio, y se más baja en la casa de mi Padre, me acaba el tiempo ... cuando entre al Cielo, será para estar Con amor y de corazón, Tu agradecientre el más pequeño entre los peque- do hermano, Charles. ños de los santos, y con el más peca- A pesar de estar enfermo, Spurgeon dor de los pecadores” tomaba tiempo para escribir a un muPor muchos años fue afectado chacho que nuncao conoció, y del

8

cual solamente sabía por las oraciones de sus padres. Durante sus últimos días estuvo parcialmente consciente, la Señora Spurgeon y los doctores sabían que pronto se iría. Cayó en completa inconciencia desde el 28 de Enero hasta la tarde del 31 de Enero de 1892, cuando entró por la puerta celestial para estar con su Padre a la edad de 58 años. Los mensajes de Spurgeon eran completamente evangelísticos. En uno de sus sermones suplicaba a los pecadores: “ Pecadores, confiad en Jesús; y si perecéis confiando en Jesús, yo pereceré con vosotros. Tendré mi cama en el infierno a la par de vosotros, pecadores, si fuera posible que perezcais habiendo confiado en Cristo, y allí estaréis, y me azotaréis por toda la eternidad por haberos hecho confiar en una falsedad. Esto haced si pereciéramos. Pero eso nunca podrá ser; aquellos que confían en Jesús, no perecerán, ni nadie los podrá arrebatar de su mano. Venid a Jesús, El no os rechazará jamás. ¡Que el Señor bendiga las palabras que he hablado! Aunque rápidamente fueran sugeridas en mi mente y fervientemente entregadas a vosotros, el Señor las bendiga, para la causa de Cristo. Amen.


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes porque cuenta con diez talentos mientras otro sólo tiene cinco talentos. En lo tocante a los dones, nosotros somos como Dios nos ha hecho. Si el Señor le preguntó a Moisés: “Quién dio la boca al hombre?”, -porque Moisés decía que era tardo en el habla y torpe de lengua- ustedes podrían preguntarse eso mismo si pueden hablar bien. O, si actúan bien, “Quién dio el brazo al hombre?” O, si piensan bien, “Quién dio el cerebro al hombre?” El honor nunca puede ser para la cosa misma, sino para el Todopoderoso que la hizo como es. Grandes talentos hacen difícil que el hombre conserve la humildad. ¿Pero los sorprendería si les digo que los pequeños talentos tienen precisamente el mismo efecto? En mi breve tiempo he visto a algunos de los hombres más grandes sobre los que he puesto mi mirada, pero que eran los más diminutos insectos que jamás hubieren sido colocados bajo el microscopio; también algunos grandes hombres en el púlpito, majestuosos, dignos, magníficos, soberbios; hombres de quienes se podría haber hecho una fortuna instantánea si pudieran comprarse a su valor apropiado y venderse al precio de lo que valdrían según su propia opinión; hombres que eran aptos únicamente para ser obispos, pues nunca habrían podido pertenecer al clero inferior; el lugar de un cura auxiliar del párroco habría sido enteramente insignificante; haber sido un fabricante de tiendas o un predicador ordinario como Pablo, habría estado muy por debajo de su nivel. Tienen siempre la idea de que nacieron en un día muy afortunado, y que el mundo les debe la máxima consideración y respeto por hacerles el honor a los seres humanos de vivir en medio de ellos, aunque no sea mucho lo que hayan hecho jamás. Hombre que sorpresa se van a llevar mis padres

Ahora, pocos talentos vuelven orgulloso a un hombre con frecuencia. “Vamos”, -dice- “sólo tengo una bagatela en el mundo, y debo hacer una llamarada con eso. Sólo tengo un anillo, y siempre voy a exponer visiblemente el dedo que lo lleva para que pueda ser visto”. Es un hábito muy común de todas las personas que usan anillos, mantener siempre expuestos a la vista los dedos en que se los ponen, especialmente si sólo tienen un anillo; si un hombre no tiene oro en su bolsillo será propenso a usar mancuernillas de oro en sus camisas; y si un hombre escasamente tiene alguna riqueza, tenderá a ponerla en su espalda porque ha de mantener una posición, y como esa no ha sido nunca su posición legítima, estará obligado a mantenerla a un gran costo. Ahora, si tú tienes pocos talentos y sientes que así es, no te infles ni estalles de envidia. El sapo nunca fue despreciable como un sapo, pero cuando trató de inflarse hasta alcanzar el tamaño del toro en el potrero, entonces, en verdad, se hizo despreciable. Con alguna frecuencia, algún pequeño ministro me han hecho esta observación de la manera más pomposa: “Oh, señor!, siento el peligro de su posición, y lo llevo en oración a Dios para que sea usted conservado humilde”. Estoy sumamente agradecido con el caballero, pero estoy seguro de que yo podría orar por él, a manera de un intercambio, para que fuera conservado humilde una vez en su vida, pues nunca supo lo que era la humildad en tanto que estuviera personalmente preocupado. Ahora, ustedes saben muy bien que es muy fácil que un hombre sea orgulloso en sus andrajos, así como mi señor alcalde puede serlo de su cadena de oro. Hay muchos vendedores ambulantes que van en su carreta y que son tan vanos como el caballero que viaja en una carroza recubierta de oro; ciertamente me atrevo a decir que él, este último, siente poco orgullo, y más

Un placer verte, mamita esta es mi nueva esposa… ¡y sus angelitos!

¡Guillermito! …¿ tu por aquí?

¡hola , mama soy Dilcia.

¡vamos a quedarnos perdi mi empleo.

¡No me pegues !

Después de la cena Ocuparemos el cuarto de Estela….. Ella puede dormir aquí con colmillos

Dilcia, ¿nos ayudas a lavar los platos ?

Platos, ¿ yo no lo acostumbro

Entonces lávalos tu , Estela

¡no puedo ! Me toca salir con José.

9


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes bien una gran vergüenza por tener que volverse tan ridículo. Podrías ser un rey y sin embargo, ser humilde; podrías ser un mendigo y ser, sin embargo, altivo; podrías ser grande y ser, sin embargo, pequeño en tu propia estima. Podrías ser pequeño, y sin embargo, podrías ser más grande en tu propia estima que aquellos que son los más grandes. Asegúrate que tu baja condición no te vuelva soberbio más que tu estado excelso.

tos asistentes, un simple puñado, nosotros somos las personas intelectuales”. “La gentuza siempre corre tras hombres necios”. De tal forma que el hermano que no consigue el éxito se consuela a sí mismo con este pensamiento: que la Providencia está muy equivocada, y que el público cristiano está muy equivocado, que él debería ser, si las cosas estuvieran en su lugar, el ser viviente más popular, y que está muy mal que no lo sea.

Además, el éxito tiene a menudo una influencia muy funesta sobre la humildad. El hombre era humilde delante de su Dios, hasta que Dios le dio la grandiosa victoria sobre los moabitas, pero entonces su corazón fue ensoberbecido dentro de él, y el Señor le abandonó. Cuando era pequeño en Israel, se inclinaba delante del Altísimo; cuando se volvió grande, se exaltó a sí mismo. El gran éxito es como una copa llena pues es difícil sostenerla con mano firme. Es como nadar en aguas profundas, ya que siempre se tiene el miedo de morir ahogado allí. Es estar parado en la punta del pináculo del templo, y Satanás dice con frecuencia: “chate abajo”. Pero, por otro lado, la falta de éxito tiene precisamente la misma tendencia. ¿No han visto al hombre que no pudo conseguir una congregación, y que insistió en ello porque era mejor predicador que el hombre que sí la consiguió? Algunas veces leo una revista cuya doctrina es esta: si quieres ser un buen predicador, debes predicar de conformidad a los esbozos que son proporcionados en esta revista. Hay algunas personas que hacen eso, pero todavía encuentran que sus capillas están vacías; dice luego la revista con toda complacencia: “los hombres que consiguen las congregaciones son siempre los hombres más débiles; son siempre los hombres que tienen el menor poder mental, mientras que nosotros, que sólo tenemos unos cuan-

Ahora, la falta de éxito tiene una gran influencia sobre algunos hombres para hacerlos sentir esto: “Bien, si no puedo tener éxito en lograr que otras personas me consideren alguien, voy a considerar que todos los demás no son nada, y voy a elevarme por encima de todos ellos en mi propia opinión”. Ahora yo estoy expresando unas verdades caseras. Yo mismo he recibido una buena cantidad de consejos, y creo que podría tomarme la libertad, algunas veces, de dar un consejo a los demás. Espero que quienes están pensando siempre que el éxito verdaderamente implica el orgullo, se entreguen a la consoladora reflexión que su falta de éxito que les sugiere muy amargos pensamientos acerca de sus hermanos podría ser también orgullo, sólo que en otra dirección. De la misma manera, el largo disfrute de la presencia del Señor tiene una tendencia a hacernos altivos. Caminar todo el día a la luz del sol nos expondrá al peligro de una insolación. Es mejor no sentarse demasiado cerca del fuego, pues uno puede resultar quemado. Si no experimentamos otra cosa sino plena seguridad, eso podría volvernos presuntuosos. No hay nada como el calor del verano para producir la putrefacción. Cuando experimentas gozos que duran por largo tiempo, debes temer y temblar por toda la bondad de Dios. Pero por otro lado, las dudas que prosiguen por largo tiem-

¡José es un vago !

¡ Adiós !

¡cuidado con salir embarazada !

Al próximo día en la escuela. Escúchame Juanita ¡estoy encinta! ¿ que debo hacer ?

10

Habla con la Sra. Gómez en la clase de educación sexual, ella es excelente.

¿te dieron mas condones gratis los maestros ?

2 meses después

¡que asco! Tengo ganas de vomitar pera vez.

¡ claro que si ! Clase de educación sexual. No olviden llevar sus condones.

Sra. Gómez. ¿ puedo hablar con usted?

No entiendo porque salí embarazada siempre usamos condones.

Los condones se rompen ,mi amor.


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes po, engendrarán orgullo. Cuando un hombre ha estado dudando por largo tiempo de su Dios, y desconfiando de su promesa, ¿qué es eso sino orgullo? Quiere ser alguien y quiere ser algo. No está dispuesto a creer en su Dios en la oscuridad; piensa de hecho que Dios trata duramente con él, al permitirle que caiga en el menor desaliento; piensa que debería experimentar siempre gozo y satisfacción, y así llega a suceder que sus dudas y temores son tan eficaces progenitores del orgullo como podría haberlo sido la seguridad. De hecho, para acortar una historia muy larga, pues podría proseguir con estos dos lados del asunto toda la mañana, no hay una posición en el mundo en la que un hombre no pueda ser humilde si tiene la gracia; no hay una condición bajo el cielo en la que un hombre no sea orgulloso si fuere abandonado a sí mismo. Les ruego que no piensen nunca que dejando una condición y alcanzando otra, eso les servirá de alguna ayuda para su humildad. Es verdad que el muchacho campesino en el valle de la humillación cantó:

veces, en ese mismísimo valle, canciones de desaliento y salmos de orgullo y de perversa rebelión contra su Dios. No es el lugar, sino el corazón; no es la posición, sino la gracia. Si Dios le sostiene, el hombre está tan seguro sobre un pináculo como sobre un terreno nivelado; y si Dios no está con él, peligra tanto en el valle como sobre el lugar elevado. Si el Señor le abandona, caerá en cualquiera de los dos lugares; si el Señor está con él, estará de pie en cualquier posición. De esta manera he sugerido algunos de los peligros a los que está expuesta la humildad. III. Y ahora, en tercer lugar, VEAMOS ALGUNOS DE LOS ARGUMENTOS POR LOS CUALES DEBERÍAMOS SER CODUCIDOS A LA HUMILDAD DE ESPÍRITU.

1. Primero, extraigamos algunos argumentos de nosotros mismos. ¿Qué soy yo para estar orgulloso? Soy un hombre, es decir, soy un gusano; algo que es y no es. Un ángel: cuánto me sobrepasa, y sin embargo, el Señor notó necedad en Sus ángeles, y ni aun los cielos eran limpios delante de “Quien está abajo no necesita temer caer Sus ojos. ¿Cuánto menos, entonces, debería el hijo del homQuien está abatido no tiene orgullo bre, una criatura llena de pecado, alzarse y exaltarse a sí Quien es humilde siempre mismo como si fuese algo? Verdaderamente, el hombre en Tendrá a Dios como su guía”. su mejor condición es solamente vanidad; su vida es un sueño, un espectáculo vacío. ¡Oh, hombre vano!, ¿por qué has Pero me atrevería a decir que el mismo muchacho cantaba a de ser altivo? Ni tus padres se van a enterar .

¡pero eso no es problema! Es un glóbulo no mas ….

Esa noche en Estela le cuenta a José. Oye …¡no vas tu a arruinar mi vida!¡me largo de aquí!

Un tejido del embarazo

Mira, llamare a la clínica y allá se encargaran de todo.

No tienes que seguir sus valores anticuados. La tarde siguiente

Dios mío, si de veras existes, ayúdame!

¿no tenias una cita con Estela ?

¡te necesito, José! Por favor Nome dejes. ¡y eso ya es problema de ella…. y no mío!

Además, puede sacárselo…. No, ya termino todo, tío Miguel. Ella salio encinta.

¡todavía no es un niño!

11


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes Piensen en nuestra mortalidad. En unos cuantos años más seremos carne de gusanos. El polvo de César será comido; comido por las más ruines de las criaturas. Tomen en su mano el cráneo de algún ser que ha partido, y pregúntense: “qué tenía ese hombre para que fuera orgulloso?” Vayan a un osario y observen la corrupción; contemplen algún cuerpo que ha estado enterrado por algún tiempo, y ¡verán un montón de residuos repugnantes! Y, sin embargo, ustedes y yo andamos cargando en nosotros los elementos de toda esa putridez, el alimento de toda esa podredumbre. ¿Cómo nos atrevemos, entonces, a ser altivos? Tengo en mi casa un cuadro que está tan admirablemente concebido que, cuando lo miras de cerca, ves a dos niñitos en la flor de la edad, jugando, gozando de la mutua compaña. Si te alejas un poco del cuadro, los contornos se tornan más y más difusos, y estando a unos cuantos metros de él, se convierte en una calavera, con ojos huecos y vacíos, y los huesos del cráneo y las mandíbulas: una perfecta calavera.

pues pronto partirás y te desvanecerás. Cada vez que tu humildad cede y tu orgullo alza su cabeza, piensa que eres mortal, y el esqueleto debería enseñarte humildad. Pero hay un argumento que todavía es más convincente que este. ¿Qué son ustedes, sino criaturas depravadas? Cuando el hijo de Dios está en su mejor condición no es nada mejor que un pecador en su peor condición, excepto en la medida en que Dios lo ha hecho diferir. “Allí va John Bradford, si no fuera por la gracia de Dios”. Es más, allí va Pablo dispuesto a maldecir, si no fuera por la gracia de Dios. Allí va Pedro para convertirse en Judas, a menos que Cristo ore por él para que su fe no flaquee. ¡Un pecador salvado por la gracia y, sin embargo, altivo! ¡Fuera con esa desfachatez! Dios, perdónanos y líbranos de ese mal.

Pero, entonces, pensemos que no solamente somos depravados al punto que estamos inclinados a pecar, sino que hemos Ahora, esto es lo que somos nosotros. Cuando estamos mi- pecado, y ¿cómo podemos, entonces, ser altivos? Pecadores rando al tiempo con nuestra pobre vista miope, parecemos cuyos merecimientos más sublimes son la ira de Dios y las seres hermosos que están llenos de vida; pero si nos paraardientes llamas del infierno, ¿cómo podemos aventurarnos mos a una distancia escritural y contemplamos estas cosas, por un solo instante a ponernos en la posición de aquellos que pronto percibimos que no somos nada, después de todo, sino hubieren hecho algo meritorio o pudieran reclamarle algo a calaveras. ¿Qué derecho tenemos, entonces, de ser altivos? nuestro Dios? Empieza a no ser orgulloso, hombre, hasta que tu vida esté Verdaderamente, ustedes y yo, podríamos ponernos de pie y segura, y tú sabes que eso no sucederá nunca. Tú, burbuja, decir: “Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el no te jactes de los diversos colores que tienes pues tú estalla- hijo del hombre, para que lo visites?” Entre más nos contemrás violentamente. Tú, glorioso arcoíris, no te exaltes por plamos, si somos guiadospor el Espíritu de Dios, más razones causa de tus variados tintes; cuando el sol retira su luz o la encontraremos para “Servir al Señor con toda humildad”. nube lo oculta, tú desapareces. Oh, tú, nube aborregada que pronto te has de disolver sobre la tierra, y serás disuelta pa- 2. Pero no solamente hay razones en nosotros mismos, sino ra siempre, no pienses en ti ni en tus glorias arreboladas, que hay razones en Cristo. Nuestro Señor nunca fue exaltaJosé, estoy harto de oír esa falsa propaganda que ustedes los jóvenes se han tragado.

Ya es hora de que oigan la verdad. ¡ven, acompáñame!

Despacho medico.

La chica que fue novia de José tiene dos meses de encinta. Les han dicho que se trata de un tejido y nada mas,¿ es verdad eso ?

No. Lo que se esta formando dentro de Estela es un bebe viviente. Las imágenes ultrasónicas lo verifican.

Pero si no asumen responsabilidad por lo que han hecho ... ¡el resultado será la muerte de su bebe !

12

Y antes que salieras de la matriz te santifique ( Jeremías 1:5).

Como fuiste tu quien dejo a Estela, ella va a ceder a la presión y tu bebe será abortado.

Tu proceder la habrá obligado a cometer un asesinato.

Como profesional en el campo de la medicina, debo decirles la verdad. El aborto seria el error mas grande que pudieran cometer.

A los dos meses su bebe posee huellas digitales, puede orinar, cerrar el puño y sentir dolor...y ya Dios desde el cielo lo ve crecer. Dios le dijo al profeta Jeremías``antes que te formase en el vientre te conocí, te di por profeta a las gentes. Y tu serás tan responsable ante Dios como ella.

¿

como

?


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes do desmedidamente. Nunca detectan en Él una mira altiva o despreciativa sobre el más insignificante de los insignificantes, o el más vil de los viles. Condescendió al nivel de los hombres de condición más baja, pero, en Él, no se vio como condescendencia. Lo hizo de tal manera que no hubo apariencia alguna de que se inclinaba. Siempre estaba al nivel de ellos en Su corazón. Comía, y bebía y compartía con los publicanos y los pecadores, y todo eso lo hacía con un espíritu tan tranquilo y feliz, que nadie decía de Él: “Miren cómo condesciende”. Todo mundo sentía que condescender era su actitud general; que no podía ponerse de pie y ser orgulloso; sería algo impropio para Él. “¿Será el siervo más que su Señor, o el discípulo más que su Maestro?” Ustedes que están orgullosos por su dinero, o por su talento o por su belleza, les suplico que piensen cuán diferentes son de su Maestro. No había nada en Él que les impidiera acercarse a Él, pero había todo en Él que los atraía hacia Él. “Se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Contemplen ese extraño espectáculo, y no vuelvan a ser orgullosos otra vez. Allí está el Dios del cielo y de la tierra, con el lebrillo en Su mano y la toalla en Su brazo, lavando los pies de Sus discípulos; y aquí estamos ustedes y yo, quienes en vez de estar lavando los pies de otros hombres, tratamos de que unjan nuestras cabezas y derramen sobre nosotros el cordial balsámico de una unción adulatoria, para que podamos decirnos: “Yo soy rico, y me he enriquecido”, mientras que, precisamente por ese deseo, demostramos estar desnudos y ser pobres y miserables. Por el amor de Cristo, entonces, procuremos ser humildes. 3. Hay todavía otra fuente de argumentos, aunque, por suLuego de noche. El doctor Torres dio en el clavo , José.

Pero no te dijo acerca de la pesadilla que te espera.

El joven Spurgeon

puesto, hay tantas que no podría mencionarlas todas, y esa es la bondad de Dios para con nosotros que debería hacernos sumamente humildes. Ustedes recuerdan aquel texto que dice: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre”. Ahora bien, yo he conocido a algunas personas que, creyendo que eran elegidas de Dios, se han vestido de altivez de ojos. Ustedes conocen la escuela a la que aludo; me refiero a ciertos caballeros que son los elegidos, y a quienes nadie puede acercarse. Todos los demás cristianos, si son salvados, lo cual es una gran interrogante para ellos, por lo menos ‘serán salvos, aunque así como por fuego’. Verdaderamente dan la impre-

Mira lo que Dios dice que les va a pasar a aquellos que están en tu misma situación. Mas… a los homicidas… a todos los mentirosos su parte será en el lago ardiente con fuego y azufre… que es la muerte segunda.

¡oiga, tío Miguel, me esta asustando!

Apoc. 21:8 Pero Dios no quiere que vayas allá, José. Mas bien desea darte un regalo que te salve.

El Señor es paciente… no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2Pedro 3:9

Jesús dijo : ¿ y que regalo es ese, tío Miguel?

Y yo les doy vida eterna: y no perecerán para siempre...

Es el regalo de la vida eterna. Rom. 6:23

13


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes sión de que leen el texto así: “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, de orgullo y presunción”. Como otro texto que dice: “Amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”, que creo que algunas personas leen incorrectamente hacia arriba, y lo convierten así: “Odiaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”. ¡Oh, y cuán entrañablemente lo han hecho; cuán fervientemente se han odiado unos a otros! Ahora, la misericordia de Dios en habernos elegido, la misericordia de Dios en habernos comprado con la sangre preciosa de Jesús, debería tender a mantenernos muy abajo en el polvo del abatimiento propio.

¿quién te hizo; quién te hizo? Mira al pasado, a ese pozo de arcilla; echa un vistazo al pasado, a la casa del alfarero, a los dedos que dieron forma y a la rueda que giraba, y seguramente dirás: “Dios mío, para Ti sea la alabanza por lo que soy, pero por mí mismo soy menos que nada; soy indigno e inútil; a Ti sea dada toda la gloria”. IV. Ahora llego a mi último punto, sobre el que, con excesiva brevedad, quisiera dirigirme a mí mismo; en verdad, he estado toda la mañana hablándome a mí mismo al igual que a ustedes.

“Qué había en ti que pudiera ameritar estima, O que pudiera darle deleite al Creador?”

Ahora se me viene a la mente una historia. Había una dama excelente, que me abordó un día, y me dijo que siempre había orado para que yo me conservara humilde. Por su¿Qué había en ti para que Cristo te comprara con Su precio- puesto que yo estuve sumamente agradecido con ella, aunsa sangre? ¿Qué había en ti para que fueras hecho templo que era una cosa muy usual, así que le dije: “Pero no necedel Espíritu Santo? ¿Qué hay en ti para que seas llevado al sita usted decir la misma oración por usted misma?” “Oh!, cielo; para seas llevado a sentarte con Abraham, e Isaac y no,” respondió ella para mí no hay necesidad; no creo que Jacob a la diestra de Dios? ¿Qué si has sido injertado en el haya en mí alguna tendencia a ser orgullosa”. buen árbol de olivo? Recuerden que una vez fueron pámpa- Bien, yo le aseguré a la buena señora que pensaba que era nos del olivo silvestre, y ahora no son nada sino injertos. necesario que orara siempre, pues con toda seguridad, como ¡Qué, si ahora tu rama se inclina por el peso de su fruto, y pensaba que no tenía ninguna propensión a ser altiva, eso sin embargo, hubo un tiempo cuando no producía nada sino demostraba de inmediato que ya era orgullosa. Nunca, nunmanzanas de Sodoma y uvas de Gomorra! Bendice a Dios y ca nos encontramos en mayor peligro de ser orgullosos codale gracias porque la raíz te sustenta a ti pero tú no susten- mo cuando pensamos que somos humildes. tas a la raíz. ¿Qué tienes que no hayas recibido? ¿Quién te hizo diferen- Bien, ahora, demos una aplicación a lo que les he dicho. Uste? Tus mismos dones te han sido dados por el amor que eli- tedes y yo tenemos una gran tarea ante nosotros. Me dirijo ge. Dios te los dio, no porque los merecieras, sino porque ahora especialmente a mi iglesia y congregación. Estamos a dispuso hacerlo así. Te ha hecho un vaso para honra, te eli- punto de cambiarnos a un gran edificio, teniendo grandes gió y te hizo en un molde hermoso y atractivo; te hizo un va- designios en nuestros corazones, y esperando que Dios nos so hermoso que expone la habilidad del Maestro. Pero dé un gran éxito. Jesús el Hijo de Dios, dejo el cielo para hacer el sacrificio supremo a favor nuestro

José respondió al evangelio. Señor, me arrepiento de mis pecados. te ruego que hagas tu morada en mi y me salves.

Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito ( Jesús), para que todo aquel ( ese eres tu) que en el cree, no se pierda ( en el infierno), mas tenga vida eterna. Juan 3:16 Jesús voluntariamente derramo su preciosa sangre sobre la cruz y murió por nuestros pecados. Tres días después resucito de los muertos. Ahora eres una persona completamente nueva y vas camino al cielo.

Ahora quiero vivir como Dios quiere que viva.

No se encuentra. Dilcia la llevo a la clínica. Salieron hace una hora

14

Cristo ahora mora en ti, y el Espíritu Santo te guiara. 2Cor. 5:17

Jn. 16:13

No puedo dejar que mi bebe muera Tengo que decirle a Estela lo que a pasado.


Charles Haddon Spurgeon

Predicadores sobresalientes Hemos de tener humildes propósitos en todo esto. Espero que no hayamos construido esa casa para decir con Nabucodonosor: “He aquí la gran Babilonia que yo edifiqué. No debemos ir a nuestro púlpito ni a nuestros reclinatorios con esta suave nota resonando en nuestros oídos: “Aquí construiré mi nido y me haré de un gran nombre”; o, “Aquí, los miembros de la iglesia bautista más grande habrán de recibir una parte del honor que es concedido por el éxito del ministerio”.

Dios. Ustedes saben que hay un mundo de diferencia entre ser humilde y ser humillado. Quien no quiera ser humilde, será humillado. Humíllense, por tanto, bajo la poderosa mano de Dios y Él los elevará, no sea que los deje porque sostienen sus cabezas demasiado en alto. Y si me estoy dirigiendo a alguien aquí esta mañana que es muy exaltado por la nobleza de su rango, que tenga lo que el poeta llama: “El orgullo del blasón, la pompa del poder”, le suplico que sea humilde. Si alguien quiere tener amigos, debe ser humilde. La humildad nunca le hizo daño a nadie. Si te inclinas cuando pasas a través de la entrada, aunque sea alta, no te hará daño que te inclines, pero podrías haberte golpeado tu cabeza si la hubieras mantenido en alto. Aquel que está dispuesto a no ser nada pronto encontrará a alguien que quiera convertirlo en algo, pero si quisiera ser algo, no será nada, y todos los hombres procurarán hacerlo menos que nada. Vayan entonces, se los suplico, como cristianos, y hablen con el pobre y el necesitado. Sean amables y afectuosos para con todos los hombres. Su vida cristiana ha de sugerir cortesía cristiana, y la cortesía, caridad. En cuanto a ustedes, que nunca han creído en el Señor Jesucristo, es inútil recomendarles que sean humildes, pues cómo podrían obtener la flor mientras no tengan la raíz. Comiencen, se los suplico, con la raíz. Esta es la raíz de toda gracia cristiana: la fe en Cristo. Vengan hoy a Cristo tal como son. Confíen en Él con su alma pobre y culpable. Crean que Él quiere salvarlos y es capaz de hacerlo. Depositen su confianza en Él únicamente. Entonces serán salvados; y siendo salvos con una salvación tal, producirán humildad como uno de los dulces frutos del Espíritu de Dios, y el fin será vida eterna.

No; vayamos a esa casa asombrándonos por lo que Dios ha hecho por nosotros; maravillándonos de que Dios dé una gracia así a una iglesia así, y que tenga tan innumerables conversiones en su medio. Entonces, cuando nos hayamos establecido en nuestra obra, cuando veamos que Dios nos está bendiciendo, mantengámonos siendo humildes delante de Él. Si queremos perder la presencia de Dios, eso puede lograrse pronto. El orgullo puede cerrar la puerta en el rostro de Cristo. Basta que saquemos nuestras tablas y escribamos, “Dios está por mí, por tanto he de estar orgulloso”; sólo digamos con Jehú: “Ven conmigo, y verás mi celo por Jehová”, y la presencia de Dios pronto se apartará de nosotros, y la palabra Icabod será escrita en la parte frontal de la morada. Y permítanme decirles a quienes ya han hecho mucho por Cristo como evangelistas, ministros, maestros, y no sé cuántas cosas más, que no se sienten y se congratulen por el pasado. Vayamos a casa y pensemos en todos los errores que hemos cometido; en todos los yerros en que hemos incurrido, y en todas las insensateces a las que hemos sido traicionados, y creo que en vez de congratularnos a nosotros mismos, diremos: “De oídas te había Traductor: Allan Román oído; mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza”. Humillémonos delante de OH, Jesús, permíteme llegar a tiempo.

No voy a permitir que una llanta reventada nos impida a nosotros conseguir ese aborto hoy

45 minutos mas tarde. ¡suéltela, Dilcia!

¡José!

Señor, detenlas de alguna manera.

Dios mío estoy tan asustada. No quiero hacer esto .socórreme

Estela, ¡te ruego que me perdones! Un año después. OH, Natan te amo y quiero casarme contigo. ¡y no quiero que matemos a nuestro bebe.

OH, José, he orado que esto salga así. ¡Gracias, mi Señor!

¿ que haces tu aquí ?

Si te has hecho un aborto, Dios te perdona si aceptas a Jesús como tu Salvador y te arrepientes.

Mi vida no hubiera Si estas encinta, no permitas que nadie te sido igual diga que lo que llevas adentro es solo un tejido y nada mas. Es un bebe viviente sin ti. creado por Dios. Aparte del Señor Jesús, tu eres el regalo mas precioso de todos para mi.

Te hayas hecho un aborto o no, acepta a Jesús como tu Salvador y obtiene la vida eterna .

15


El domingo 12 de febrero por la ma帽ana se bautizo la hermana Mabel , por la noche en el culto recibi贸 su diploma junto a Osvaldo y su maestra . Tambi茅n hemos recibido como miembros a los hermanos Ariel y Herotida por medio de carta pidiendo ser miembros de esta congregaci贸n. Ariel proviene de Florida y la hermana Herotida ya era miembro de esta iglesia manifestando el deseo de volver a congregarse con nosotros.

16


UN TEMIBLE

ejército de caballería sale de Mongolia, asolando cuanta ciudad se niega a renDamasco

SIRIA

Monte TaLlanura de Esdrel ´

Nablus

JerusaGaza

EGIPTO dirse. En febrero de 1258, los implacables guerreros desatan su furia contra Bagdad. Socavan las murallas, asesinan a sus habitantes y la saquean por una semana. El mundo musulmán tiembla ante el poder mongol. Los mongoles siguen avanzando hacia el oeste y, en enero de 1260, la ciudad Siria de Alepo corre la misma suerte que Bagdad. En marzo, Damasco habré sus puertas a los invasores y se entrega. Poco después, el ejercito mongol toma las ciudades palestinas de Nablus (cerca de la antigua Siquem) y Gaza. El general mongol Hulagu exige al Sultan al-Malik al-Muzaffar Qutuz, soberano musulmán de Egipto, que también se rinda o, si no, Egipto sufrirá las consecuencias. El ejército mongol supera en 15 a 1 al egipcio, que cuenta con 20.000 efectivos. “El mundo musulmán enfrentaba la posibilidad muy real de ser exterminado”, comenta el catedrático e historiador del Islam Nazeer Ahmed. ¿Que hará el Sultan Qutuz?

Qutuz y los mamelucos Qutuz es mameluco, de origen turco. Los mamelucos habían sido soldados esclavos de los sultanes ayyubıes de El Cairo (Egipto). Sin embargo, en 1250 derrocaron a sus amos y se hicieron con el poder. Qutuz, que había sido uno de esos esclavos, se proclamo Sultan en 1259. Aunque se trata de un guerrero curtido que no esta dispuesto a morir sin luchar, las probabilidades de que derrote a los mongoles son ínfimas. No obstante, empiezan a producirse eventos que cambiaran la historia. Para empezar, Hulagu se entera de que Mangu, el gran kan mongol, acaba de morir en la distante Mongolia. Previendo que surgirán luchas por el poder, se retira junto con el grueso de su ejército. Solo deja atrás entre 10.000 y 20.000 soldados que, según estima, serán suficientes para conquistar Egipto. Qutuz se da cuenta de que la situación esta a su favor y de que esta es su oportunidad de derrotar a los invasores. Además, hay un tercer actor en escena: entre Egipto y los mongoles están los cruzados, enemigos de los musulmanes que han llegado a PalestiUbicación de la antigua ciudad de Meguido

17


na a reclamar “Tierra Santa” para la cristiandad. Qutuz les solicita que permitan el paso seguro a sus tropas y la compra de víveres para enfrentar a los mongoles en Palestina. Los cruzados acceden, pues saben que el es su única esperanza para expulsar de la región a los mongoles, que son un dolor de cabeza tanto para ellos como para los musulmanes

los territorios conquistados.

Repercusiones de la batalla

Los mongoles regresaron varias veces a las regiones de Siria y Palestina, pero nunca más supusieron una amenaza para Egipto. Los descendientes de Hulagu se establecieron en Persia, aceptaron el Islam y llegaron a ser mecenas de la cultura islámica. Sus territorios conformaron el ilkanato de El escenario queda así listo para el decisivo choque Persia. (El termino ilkanato significa “kanato entre mamelucos y mongoles. [territorio gobernado por un kan] subordinado”.)

Ayn Yalut: escenario de una batalla en Palestina

Pero Qutuz no pudo paladear su victoria por mucho tiempo, pues fue asesinado por sus rivales, entre quienes estaba Baybars I, el primer Sultan del reLos ejércitos mamelucos y mongoles se enfrentaron ino reunificado de Egipto y Siria. Muchos consideran a Baybars el verdadero fundaen septiembre de 1260 en Ayn Yalut, en la llanura dor del Estado mameluco, que gozo de ride Esdrelon quezas y buena administración y duro dos siglos y medio, hasta 1517. Durante ese periodo, los mamelucos expulsaron a los cruzados de Tierra Santa, fomentaron el comercio y la industria, promovieron las artes y construyeron hospitales, mezquitas y escuelas. Bajo su dominio, Egipto se convirtió en el centro indiscutible del mundo musulmán. La batalla de Ayn Yalut no solo repercutió Ruinas de la antigua ciudad de Siquem, con una vista de la actual Nablus al fondo.

Ambos ejércitos se enfrentan en septiembre de 1260 en Ayn Yalut, en la llanura de Esdrelon. Se cree que Ayn Yalut estaba cerca de la antigua ciudad de Meguido. Según el historiador Rashid al-Din, los mamelucos tienden una emboscada a los mongoles en Meguido. Qutuz esconde la mayor parte de su caballería en las colinas que rodean la llanura y manda un pequeño destacamento a provocar al enemigo. Creyendo que tienen al entero ejercito mameluco enfrente, los invasores se lanzan a la carga. Entonces, Qutuz activa la trampa: ordena que las unidades de reserva salgan de su escondite y ataquen los flancos mongoles. La victoria es rotunda. Esta fue la primera derrota que sufrieron los mongoles desde que emprendieron su temible ofensiva hacia Occidente, cuarenta y tres anos atrás. Aunque el número de soldados que participo fue relativamente bajo, la batalla de Ayn Yalut se considera una de las mas importantes de la historia: evito la aniquilación de los musulmanes, acabo con el mito de invencibilidad de los mongoles y 18 permitió a las fuerzas mamelucas retomar

en Oriente Medio; también fijo el curso de la civilización occidental. “Si los mongoles hubieran logrado conquistar Egipto, al regreso de Hulagu habrían podido atravesar el norte de África hasta el estrecho de Gibraltar”, comenta la revista Saudi Aramco World. Como para esas fechas ya habían llegado a Polonia, Europa habría quedado atrapada por sus gigantescas tenazas. “¿Habría tenido lugar el Renacimiento bajo esas circunstancias?”, “Es probable que hoy el mundo fuera otro.”


NEHEMIAS CAPITULO 1 AL 3

19


Todos los meses estaremos presentando la vida de Jes煤s en c贸mics , hoy les dejo la primera entrega , espero que les guste .

20


Cerca del año 30 de nuestra era , Roma tenia 780 años . El imperio romano incluía todo el Mediterráneo desde España y Galia hasta Egipto y Siria.

Jerusalén era la capital de Judea en Palestina , la cual pertenecía a la provincia romana de Siria .

Un dia en el palacio del gobernador romano Pilato quien comandaba las fuerzas ocupantes ……... Gobernador Pilato , vi multitudes de judíos en el Jordan donde un llamado Juan el bautista predica , la gente cree que el es un profeta.

Capitán ¿ que noticias tiene en su reporte

Ese no es el primer Mesías ni será el ultimo pero ninguno ha tenido éxito en tratar de derrotar al imperio.

El bautiza la gente en el río y anuncia un nuevo Mesías .

Ya veo , otro Mesías que va a reclutar guerreros y tratara de tomar el poder de nosotros los romanos en este país.

Ellos son el unico pueblo que no podemos doblegar y el emperador Tiberio les esta dando mucho campo cuando yo decore este palacio con las pinturas de oro de nuestros dioses , el emperador Tiberio me ordeno quitarlas.

Que clase de gente estos judíos

21


Ellos son un pueblo difícil mi trabajo aquí como gobernador es el mas desagradable en el imperio.

Para los judíos eso era desacrar la ciudad Santa cualquier pintura de su Dios es estrictamente prohibida Todos los símbolos relacionados con el imperio romano son considerados blasfemos.

A ellos se les permite no trabajar los sábados y no admiten en su templo los que no son judíos bajo el pretexto de que ellos son un pueblo escogido. Es verdad estos judíos son los únicos en todo el imperio que no están obligados a adorar los dioses romanos

OH, este templo de Jerusalén es una pesadilla cuando 200000 personas vienen a las fiestas judías uno debe ser muy cuidadoso porque los miembros de la resistencia judía salen de sus escondites en el desierto y pueden causar problemas.

22

Pero nosotros vemos sus movimientos desde la torre y podemos prevenir sus acciones

Bien, capitán observe la situación en el río Jordan con cuidado y manténgame informado.

Iré yo mismo allá se que las autoridades judías El sumo sacerdote del templo y los fariseos se hacen preguntas acerca de Juan el Bautista y quieren hacer su propia investigación.


Al siguiente día, en el camino al Jordan. Este profeta del desierto atrae mucha gente vamos a investigar.

Escuchen todos la gran noticia de que el Mesías ha llegado el se revelara pronto y aparecerá en el pueblo. El día del juicio viene con el la hoz esta en su mano para juntar su trigo en el granero.

¿ que ? ¿ ha llegado el Mesías ? El va a echar a los romanos de nuestro país. ¡ Libres al fin ! La época de oro comienza.

Si entiendo el mensaje correctamente cada uno tiene que cambiar de corazón y servir a Dios y no a si mismo.

Este Juan el Bautista es un hombre de Dios como no ha habido otro en un largo tiempo.

...y para quemar la paja con fuego devorador; preparen el camino y quiten los obstáculos y hagan un camino recto para el.

El vive la vida dura de los profetas de otros tiempos…. Se viste con ropas echas de pelo de camello, con un cinto de zuela y come langostas con miel.

Este es solo el comienzo de una historia verdaderamente maravillosa , en el próximo numero les seguiré entregando mas sobre la vida de Jesús en cómics , bendiciones para todos .

23



EL VIGIA Nº 9