Page 23

UNIDAD I: ESTADO Y DERECHO

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

mentos correctivos: la delegación, la desconcentración, la des centralización. Estos elementos son propios del derecho admi nistrativo que tiene implicaciones en el derecho constitucional. Es, en resumidas cuentas, una repartición de competencias en tre el poder central y los agentes o autoridades locales que le sirven de supone al poder Recordatorio del Estado. La desconcentración significa la disminución de la concen tración del poder por una repartición de competencias entre el gobierno central y las localidades. Esta distribución es una dise minación de circunscripciones administrativas dentro del terri torio, encargadas de asumir el control del poder del Estado y de administrar su competencia bajo cienos límites. Generalmente son las entidades conocidas como departamentos y municipios o provincias que adoptan estas competencias. Dicha distribución que nos viene de la genialidad napoleónica, actúa como prolon gación del poder con fines dé organización y de un mejor control del territorio. Los departamentos asumen ciertas competencias, más o menos vigilados de acuerdo con et tipo de Estado que se cree, para rendir cuentas al ente central dentro de una división territorial amplia. Los municipios son oirá forma de división den tro del departamento para una mejor administración del poder departamental. Así, los agentes ubicados en cada territorio vasa a ejercer una cierta competencia que corresponde, en principio, al ente central, actuando en su nombre y bajo su dirección. Se conserva un control jerárquico y de tutela en relación con sus actuaciones. Se creería entonces que esta distribución del poder debilita al gobierno central, pero es más bien lo contrario, lo fortalece porque, con la subordinación jerárquica, el ente central puede reformar y anular los actos emitidos por el ente local. Elia le permite al gobierno estar más presente en los territorios alejados de su centro. Generalmente los agentes desconcentrados son nombrados y removidos por el ente central, están sometidos a una jerarquía estricta y obedecen a ciertos controles políticos y administrativos. Para una mayoría información sobre los tres elementos, véase: Pedro Alfonso Hernández M., Descentralización, desconcentración y delegación en Colombia. Bogotá, Legis, 1999, 403 p. Actúan entonces sin autonomía dentro de unas competencias dadas por la eme central, corno lo afirma el constitucionalista francés Marcel Prélot: “En la desconcentración es el mismo martillo el que golpea pero con un mango más largó”. La descentralización es lo contrarío a la centralización. Es lo que los ingleses llaman local government o localseif-governmem, una independencia administrativa, mas no política del ente central. Los entes descentralizados tienen personería, un presupues to y una organización propia, no están sometidos a las decisiones de la Administración central y pueden separarse de las opi niones del gobierno sin ser sancionados jerárquicamente. Asi mismo, los agentes locales gozan de cierta libertad en el mo mento de tomar las decisiones que les competen y solo deben estar supeditados a un control de tutela regulado por los textos: “No hay tutela sin texto ni tutela fuera del texto” Diferente al control jerárquico que se ejerce en la desconcentración y que es en realidad un control de oportunidad, el con trol de tutela que se ejerce en la descentralización es un control de legalidad. Este tiene la ventaja de no tener que depender del ente central para la toma de las decisiones de administración y de organización local. En la práctica se conocen dos tipos de des centralización: territorial y funcional o por servicios. La primera se identifica por la independencia que tienen los entes territo riales locales de la autoridad central, esto reforzado generalmente por la elección popular de los dirigentes locales. La segunda tie ne que ver más con ciertas instituciones y establecimientos públicos a los que se les da la autonomía y la independencia nece sarias para su funcionamiento. La figura de la delegación es relativamente nueva en muestra legislación; esta prevista de forma amplia por la Constitución de 1991 en su artículo 211 y le da el significado que tiene en teoría constitucional. Es, entonces, la delegación un instrumen to jurídico de indudable utilidad en la forma de Estado unitario puesto que sirve para poner en manos de administradores o en tidades ciertas funciones, casi siempre temporales, para que las realicen en nombre del Estado. Así, el agente que dirige el ente central puede delegar en Otros agentes ciertas funciones para que le ayuden en su cotidiano administrativo y éstos, a la vez, pueden delegar en Otros agentes, centrales o locales, tas mismas funciones. Si las dos anteriores figuras tienen una connotación local, ésta, por el contrario, es más amplia, pudiendo ser central o local. Es, en términos técnicos, la transferencia de funciones ad ministrativas en virtud de la

Actividades Autoevaluación DERECHO MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

23

13 MANUAL DERECHO  
13 MANUAL DERECHO  
Advertisement