Page 1


Dirección: Juan José Cardenas Diseño y maquetación: Francisco Rosales Edita: Universidad Continental Tiraje: 1000 Referencia: 001/0025 ISBN: xxx-xxx-xxx-xxxxx © Universidad Continental 2012 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reprodución total o parcial de los contenidos de este libro sin la autorización de la Universidad Continental.


ÍNDICE INTRODUCCIÓN DIAGRAMA DE PRESENTACION DE LA ASIGNATURA UNIDAD I: LA SOCIOLOGÍA, CIENCIA DE LA SOCIEDAD Tema N°1: EL DESARROLLO DE LAS CIENCIAS SOCIALES 1.1 Antecedentes históricos 1.2 Nacimiento y desarrollo

TEMA N°2: La naturaleza de la filosofía 2.1 El desafío de la sociología 2.2 La imaginación sociológica

Lectura seleccionada 1: “Fuerzas sociales en el desarrollo de la teoría sociológica”, G. Ritzer. ACTIVIDAD Tema N°3: Ciencia y teoría en sociología 3.1 Métodos y técnicas en la investigación sociológica 3.2 Teorías sobre las sociedades humanas

ACTIVIDAD AUTOEVALUACIÓN Nº 1 GLOSARIO BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA UNIDAD II: LA SOCIOLOGÍA, CIENCIA DE LA SOCIEDAD Tema N° 1: LA ESTRUCTURA SOCIAL 1.1 La interacción social 1.2 Redes y tejido social 1.3 Los grupos sociales

Tema N° 2: LA SOCIALIZACIÓN 2.1 El proceso de socialización 2.2 Los agentes de la socialización 2.3 Socialización y ciclo de vida

Lectura seleccionada 1: “COMUNICACIÓN NO VERBAL”, A. GIDDENS. ACTIVIDAD


Tema N° 3: LA ESTRUCTURA SOCIAL 3.1 Estructura social y comportamiento individual 3.2 Elementos básicos de la estructura social 3.3 Relaciones entre sociedades

Tema N° 4: DESVIACIÓN Y CONTROL SOCIAL 4.1 Desviación y control social 4.2 Teorías sobre la desviación 4.3 Delito y sistema de justicia

Lectura seleccionada 1: “PRISIONES Y CASTIGO”, A. GIDDENS. ACTIVIDAD AUTOEVALUACIÓN nº 2 GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA UNIDAD III: ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL Tema N° 1: CULTURA Y ETNOCENTRISMO 1.1 Definición de cultura 1.2 Elementos de la cultura 1.3 Etnocentrismo y relativismo cultural

Tema N° 2: LA ESTRATIFICACIÓN SOCIAL 2.1 Diferencia social y desigualdad social 2.2 La movilidad social 2.3 Teorías sobre la estratificación social

Lectura seleccionada 1: “ESTRATIFICACIÓN Y CONFLICTO”, J. MACIONIS Y K. PLUMMER. ACTIVIDAD Tema N° 3: Estratificación racial y étnica 3.1 Definición de raza, etnicidad y minoría étnica 3.2 Relaciones étnicas intergrupales 3.3 Desigualdad racial y desigualdad étnica

Tema N° 4: ESTRATIFICACIÓN POR GÉNERO 4.1 Definición de género 4.2 Diferencias biológicas, influencias culturales y socialización de género 4.3 Teorías sobre el desarrollo del género


Lectura seleccionada 2: “PATRIARCADO, ESTRATIFICACIÓN DE GÉNERO Y SEXISMO”, J. MACIONIS Y K. PLUMMER. ACTIVIDAD AUTOEVALUACIÓN nº 3 GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA UNIDAD IV: Instituciones sociales y globalización Tema N° 1: : La familia 1.1 Estructura familiar y funciones familiares 1.2 Noviazgo, matrimonio y violencia familiar 1.3 Divorcio

Tema N° 2: Educación 2.1 Instrucción y desigualdad 2.2 Calidad de la educación 2.3 La educación en perspectiva global

Tema N° 3: Religión 3.1 Teorías sobre la religión 3.2 Naturaleza de las organizaciones religiosas 3.3 Religiones en el mundo

Lectura seleccionada 1: “Religión en las sociedades contemporáneas”, R. Gelles y A. Levine. ACTIVIDAD Tema N° 4: Política 4.1 Poder y autoridad 4.2 Democracia y Estados-nación 4.3 Teorías sobre el poder en la sociedad

Tema N° 5: Globalización 5.1 La economía global 5.2 Población, ecología global y urbanización 5.3 Movimientos sociales

Lectura seleccionada 2: “Urbanización”, R. Gelles y A. Levine. ACTIVIDAD AUTOEVALUACIÓN nº 3 GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA


INTRODUCCIÓN

S

ociología es una asignatura diseñada espe-

elementos esenciales como la cultura y los procesos

cialmente para otorgar al estudiante de Psi-

de intercambio cultural, que más adelante se pro-

cología un conjunto de nociones y herra-

fundizarán en otra asignatura.

mientas para que pueda llevar a cabo un análisis mucho más integral y objetivo de la realidad social de su entorno, identificando los diferentes componentes de la misma, desde los elementos de la dinámica social hasta su respectiva estructura.

Considerando que la presente asignatura se desarrollará en la modalidad virtual, el presente Manual Autoformativo se constituye en el principal recurso didáctico para el estudiante, por lo cual se recomienda su uso permanente, toda vez que en él se encuentran desarro-

A partir de este nivel de contacto con su realidad

llados los diferentes contenidos propuestos en el sílabo

social, el estudiante estará en capacidad para re-

del curso. Así, estos contenidos se dividen en cuatro

flexionar acerca de sus causas principales y, de este

unidades: 1) La sociología: ciencia de la sociedad, 2)

modo, tendrá más elementos de juicio para visio-

La estructura social; 3) Etnocentrismo y estratificación

nar con éxito propuestas frente a ellas. Asimismo,

social; y 4) Instituciones sociales y globalización. Todos

toda vez que el presente curso considera en sus di-

los temas incluidos en cada una de estas cuatro unida-

ferentes temas y unidades el análisis micro-socioló-

des han sido seleccionados a partir de una revisión de

gico y macro-sociológico, ello le dará pautas para

varios de los mejores textos introductorios al campo de

que pueda conocer y evaluar la forma en la que in-

la sociología que se viene empleando a nivel mundial

tervienen procesos como los de socialización e in-

en educación superior, así como de fuentes acreditadas

teracción cara a cara en el modelado de la conduc-

de internet y la propia experiencia del autor en el cam-

ta de los seres humanos, sin perder de vista otros

po de la investigación y la docencia universitaria.


Se recomienda a cada uno de los estudiantes estudiar con detenimiento todos los contenidos del presente manual, a partir de una lectura analítica y reflexiva de los mismos, recurriendo a su vez a técnicas de estudio y procesamiento de textos como subrayado o preparación de resúmenes. Para facilitar esto, hemos resaltado en negritas términos o expresiones clave, así como también se han incorporado algunos cuadros o diagramas que sintetizan aspectos importantes de cada tema, aunque su profundización requiere necesariamente de cada una de las lecturas seleccionadas que se insertan al final de cada bloque de temas, en donde el estudiante tendrá la oportunidad de conocer más de cerca contribuciones teóricas y metodológicas esenciales, así como estudios de campo en donde dichas teorías y metodologías son aplicadas. También solicitamos el desarrollo de las diferentes actividades de autoevaluación insertas en este documento, así como el cumplimiento de los distintos trabajos que serán programados semanalmente en el Aula Virtual, bajo la asesoría del tutor de la asignatura.

Esperamos que el presente manual sea de gran utilidad y que permita a todos un adecuado acercamiento al riquísimo campo de estudio de la sociología. Finalmente, agradecemos encarecidamente a todos aquellos quienes de una forma u otra han contribuido en nuestra labor de preparación de este documento de autoformación.


Desarrollo de contenidos

DIAGRAMA DE PRESENTACION DE LA ASIGNATURA Diagrama

Objetivos

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

Inicio

COMPETENCIA: Conoce las principales características de la dinámica del comportamiento social desde una perspectiva micro-sociológica y macro-sociológica, comprendiendo sus Desarrollo Actividades Autoevaluación derelaciones contenidos con la desigualdad social y la naturaleza de las instituciones sociales en las sociedades industriales. Con ello reflexiona acerca de los más importantes cambios en el esquema social que viene experimentando la humanidad a escala global y discute sobre sus efectos en la conducta de las personas. Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

UNIDADES DIDACTICAS UNIDAD Nº Anotaciones 1 Recordatorio

La sociología: ciencia de la sociedad

UNIDAD Nº 2

La estructura social

UNIDAD Nº 3

UNIDAD Nº 4

Etnocentrismo y Instituciones sociaestratificación social les y globalización

TIEMPO MINIMO DE ESTUDIO: UNIDAD Nº 1

UNIDAD Nº 2

UNIDAD Nº 3

UNIDAD Nº 4

1era. Semana y

3era. Semana y

5ta. Semana y

2da. Semana

4ta. Semana

6ta. Semana

7ma. Semana y 8va. Semana

16 horas

16 hora

16 horas

16 horas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Bibliografía

9


10

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD” Diagrama

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas Diagrama

Objetivos

Inicio

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD” Actividades

Autoevaluación

DIAGRAMA DE PRESENTACION Glosario

Bibliografía

Objetivos

Inicio

CONTENIDO

Recordatorio Desarrollo de contenidos

Anotaciones Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

EJEMPLOS

Autoevaluación

BIBLIOGRAFÍA

1. El desarrollo de las ciencias sociales 1. Antecedentes históricos 2. Nacimiento y desarrollo 2. La perspectiva sociológica 1. El desafío de la sociología 2. La imaginación sociológica Lectura seleccionada 1: “Fuerzas sociales en el desarrollo de la teoría sociológica” de G. Ritzer. 3. Ciencia y teoría en sociología 3.1 Métodos y técnicas en la investigación sociológica 3.2 Teorías sociológicas sobre las sociedades humanas Lectura seleccionada 2: “El funcionalismo estructural y la alternativa de la teoría del conflicto” de George Ritzer. Autoevaluación Nº 1 Lectura seleccionada 2: “El funcionalismo estructural y la alternativa de la teoría del conflicto” de George Ritzer. Autoevaluación Nº 1

AUTOEVALUACIÓN

Bibliografía

Anotaciones CONOCIMIENTOS

ACTIVIDADES

PROCEDIMIENTOS 1. Elabora un esquema sobre el proceso histórico de formación de las diferentes ciencias sociales y de la sociología. 2. Comenta un problema social desde la perspectiva sociológica sobre los fenómenos sociales. Actividad Dirigida: Presentación de un esquema que muestra el proceso histórico de formación de las ciencias sociales y la sociología. 3. Elabora un cuadro comparativo sobre las características de la sociología y las de otras ciencias sociales. 4. Redacta un pequeño ensayo discutiendo una teoría sociológica clásica. Control de Lectura Nº 1: Presentación de un ensayo consistente en la discusión de tesis centrales de una teoría sociológica clásica. Control de Lectura Nº 1: Presentación de un ensayo consistente en la discusión de tesis centrales de una teoría sociológica clásica.

ACTITUDES 1. Reconoce a los fenómenos sociales como objeto de investigación científica. 2. Valora la importancia de la teoría social para la comprensión de los problemas sociales en su localidad, región y país. 3. Valora la importancia de la socialización y la estructura social en los fenómenos de la conducta humana. 4. Respeta y defiende el derecho a la diferencia cultural y la equidad de género en su sociedad. 5. Reconoce y valora la importancia de las instituciones sociales en las transformaciones globales contemporáneas.


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Tema N° 1: EL DESARROLLO DE LAS CIENCIAS SOCIALES

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

1.1 Antecedentes históricos Los antecedentes históricos inmediatos que estimularon el nacimiento de las Ciencias Sociales en general, y de la sociología en particular en el siglo XIX, fueron un conjunto de acontecimientos ocurridos un tiempo antes, allá por la segunda mitad del siglo XVIII, entre los cuales destacaron, en primer lugar, la Primera Revolución Industrial, y luego la Revolución Francesa.

De una parte, la Primera Revolución Industrial significó la modificación de la base material de la antigua sociedad medieval. Simbólicamente esta revolución comenzó en 1750 cuando James Watt inventó la máquina de vapor, patentándola en 1769. Sin embargo, fue recién en 1776 cuando esta revolución se inició en términos prácticos, al aplicarse a la industria textil el telar mecánico movido por vapor denominado “Jenny”. En ese marco, Richard Arkwright inventó el bastidor para hilar, que luego llegó a su máxima funcionalidad con Crompton, que combinó las ventajas de la “Jenny” con las del bastidor para hilar, en un aparato denominado “mula”. Estas innovaciones transformaron la industria textil, con lo cual comenzó la revolución productiva de la moderna sociedad capitalista, cuyo efecto inmediato fue el incremento vertiginoso de la productividad y de la calidad del producto. Esta revolución productiva produjo a su vez el desplazamiento de la fuerza de trabajo, de artesanos expertos en trabajos manuales por hombres mucho más calificados, capaces de operar grandes máquinas mecánicas de producción industrial. Gracias a este proceso se inició un conjunto amplio de revoluciones en los medios de transporte, el comercio, en las fuentes de energía, en el uso de técnicas productivas, etc., todas las cuales hicieron que Europa iniciase una marcha hacia su industrialización, encabezada por Gran Bretaña, cuyas embarcaciones marítimas surcarían los mares y océanos del planeta para, finalmente, establecer sus dominios de ultramar y dar inicio así a una nueva etapa del colonialismo moderno. En este contexto de auge inusitado en la producción industrial, quienes lideran la vasta empresa de la industrialización son los integrantes de la naciente burguesía que, luego de batallar varios siglos contra la nobleza feudal, ahora se dedican con libertad a organizar la producción mercantil para el intercambio, y en esa dirección era absolutamente indispensable definir un espacio para darle forma a tal producción. Surge así el mercado, institución antigua que alcanzaría madurez y plenitud con el establecimiento y consolidación de la economía capitalista. En el plano político y jurídico, el marco existente hasta aquel entonces era insuficiente, había que construir otra institución jurídico-política que legitime la producción mercantil en el mercado, y esa institución fue el Estado-Nación. Con estas dos columnas la producción industrial se lanzaría a la conquista de los consumidores, pero, para ello era absolutamente indispensable contar con hombres dedicados a esta actividad, y aparecen en el escenario los modernos empresarios, basados más en la astucia para emerger, que en la racionalidad para la gestión y la organización de la producción, la misma que aparecería recién a fines del siglo XIX, en un escenario distinto con propósitos mucho más voraces, y sobre todo con el afán de lograr el máximo lucro y la acumulación de ganancias. La Revolución Francesa de 1789 fue, en varios aspectos, la revolución burguesa más radical, por su forma y contenido. Barrió los escollos de raíz medieval que impedían el desarrollo de las energías productivas emergentes del capitalismo, aunque su impacto trascendió el ámbito estrictamente económico, puesto que dentro de los ideales que estimularon su explosión, no se hallaban únicamente aquellos que trataban de acabar con un régimen político construido sobre la base del feudalismo, como era la monarquía francesa, sino planteamientos que expresaban las propias necesidades de la naciente burguesía para alcanzar su pleno crecimiento, que obviamente implicaban acabar con el propio régimen feudal. Al final, eso fue precisamente lo que hizo la revolución de 1789, encabezada por los jacobinos, cuyo influjo tendría un alcance ecuménico. La Francia revolucionaria del siglo XVIII fue el modelo seguido por los revolucionarios de entonces, al mismo tiempo de ser el gran impulsor de las grandes reformas emprendidas por los diferentes gobiernos europeos. Es más, el espíritu de la “Declaración de los derechos y deberes del ciudadano”, aprobada por la Asamblea

Bibliografía

11


12

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Nacional del 26 de agosto de 1789, ha sido la gran fuente de inspiración de las constituciones liberales de los Estados-Nación del mundo moderno. Asimismo, su sistema político de organización también fue el paradigma seguido por las nacientes repúblicas de entonces, y hasta el presente se perciben los ecos de tal acontecimiento en el devenir de los pueblos contemporáneos del mundo. No obstante el rol protagónico desempeñado tanto por la Primera Revolución Industrial así como por la Revolución Francesa, el fermento espiritual que preparó las condiciones para la eclosión de tales hechos fue el gran movimiento cultural, filosófico y científico denominado Ilustración, que no fue otra cosa que la preparación, en el ámbito de las ideas y sus diferentes formas de manifestarse, para la búsqueda del gran proyecto emancipatorio del ser humano a través del arte, la política, la moral, la religión, la ciencia y la cultura, es decir mediante todo aquello que corresponde a la capacidad creadora del hombre. Esto se tradujo en un extraordinario movimiento cultural, cuya expresión más desarrollada fue una suerte de revolución científico-técnica, fomentada por la capacidad inventiva y creadora de los hombres dedicados a la ciencia, la técnica y la cultura. Del mismo modo esto condujo inevitablemente al nacimiento de nuevas disciplinas científicas, y por consiguiente un impresionante desarrollo tecnológico. Este movimiento recorrió los principales países desarrollados, en especial Francia, Inglaterra y Alemania. En realidad este movimiento no era sino la continuidad inmediata de otro gran movimiento espiritual que sacudió la Europa del siglo XVI, conocido con el nombre de Renacimiento, pero, a diferencia de este movimiento, la Ilustración es la expresión mucho más madura de los intereses de la burguesía. Vistas así las cosas, podemos concebir entonces al movimiento renacentista del siglo XVI como la infancia de este sector social que marchaba subordinado a la nobleza feudal, que en términos políticos estaba representada por un régimen político construido alrededor de la monarquía absolutista, que rigurosamente no era feudal, pero tampoco capitalista, sino que era un régimen de transición, una especie de empate entre las dos clases; la burguesía naciente y los terratenientes que vivían el ocaso, y para no ser desplazados por la burguesía habían decidido pactar con ella para continuar sobreviviendo. A diferencia de lo sucedido con el Renacimiento, el influjo refrescante de la Ilustración hizo que hacia el siglo XVIII algunos se hayan percatado que para lograr la liquidación final de la nobleza feudal era necesario golpear su cimiento espiritual, es decir el sistema de ideas sobre las cuales dicha clase legitimaba su poder. El Renacimiento había sido un paso adelante, pero era necesario desarrollar esta lucha, ya no como un movimiento de retorno a las fuentes grecolatinas, sino a través del fortalecimiento y exteriorización de sus propias ideas. No por casualidad habían pasado dos siglos desde aquellos años de Leonardo y Miguel Angel, y de allí que la Ilustración se constituyó en el movimiento cultural genuinamente burgués, maduro y decidido a conquistar la hegemonía en la sociedad. Ellos hablaron en nombre del pueblo, de la nación y los intereses históricos del “tercer estado”, pero en realidad eran la representación de los intereses de la burguesía que ahora se preparaba para dominar, y eso se lograría con plenitud en la llamada “sociedad industrial”, de la cual hablaremos a continuación, como parte de la reseña del nacimiento y desarrollo de las Ciencias Sociales. 1.2 Nacimiento y desarrollo de las Ciencias Sociales Como acabamos de ver, la fisonomía de Europa empezó a cambiar radicalmente en las primeras décadas del siglo XIX a consecuencia de los efectos generados en el aspecto económico por la Primera Revolución Industrial, y en el ámbito político por la Revolución Francesa. Asimismo, nos hemos percatado que ambas revoluciones tuvieron como soporte espiritual al gran movimiento cultural, filosófico y científico conocido como Ilustración, el mismo que tuvo a su vez, como antecedente inmediato, al gran movimiento cultural del Renacimiento, que gestó las condiciones para el amplio despliegue de energías creativas que se plasmó en el terreno de la ciencia, la técnica y las artes. Gracias a todo este proceso descrito y que se sintetiza en el Cuadro No. 01, mostrado a continuación, Europa central avanzó hacia el capitalismo y la democracia, al mismo tiempo que la nobleza terrateniente feudal fue derrotada ideológicamente, mientras se constituía en ese continente la denominada “sociedad industrial”, que


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

esta vez tenía como sector dominante o hegemónico a las emergentes burguesías que habían estado detrás de la Primera Revolución Industrial y la Revolución Francesa, y que habían cuestionado la idea de una sociedad inmutable y jerarquizada creada por Dios. Este último precepto que acabamos de indicar, que había sido Recordatorio asumido como totalmente cierto durante la Edad Media, fue reemplazado por la convicción burguesa de que los hombres eran los únicos responsables de su destino. De forma clara podemos observar que esta nueva visión del mundo estaba basada en un fuerte optimismo, en una poderosa fe en el progreso material que prometía la industrialización. Los burgueses de este siglo, muchos de los cuales habían abrazado el protestantismo, tenían la seguridad de que la iniciativa y la ambición individuales eran las únicas garantías para lograr el bienestar económico y social, por lo tanto, creían que con el fin de la sociedad feudal y con el triunfo de la burguesía la humanidad entera había ingresado a una nueva era. Sobre eso nos habla, precisamente, Max Weber en su libro titulado “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”. Cuadro No. 01

Fuente: Elaboración propia. Mientras eso ocurría a nivel de las ideas, debemos preguntarnos qué es lo que acontecía por aquel entonces en el plano social. Las grandes ciudades iban cambiando aceleradamente casi en todo aspecto, puesto que vivían un rápido proceso de expansión urbana, de la mano con un crecimiento vertiginoso de su población. Grandes masas de campesinos arrancados de su tierra natal habían comenzado a emigrar de manera constante hacia las ciudades, provocando un despoblamiento del campo. Estas personas, con conocimientos artesanales y de procedimientos manuales básicos tenían, contrariamente a lo que ellas esperaban, pocas oportunidades de mejorar sus condiciones de vida en las urbes si no contaban con algún tipo de conocimiento especializado o pericia en el manejo de máquinas sofisticadas y ello hizo que la desigualdad persista sostenidamente, con la consecuente situación de miseria en la que estos migrantes se vieron envueltos pronto. Así, los vastos segmentos de la población que vivían en los márgenes de las grandes ciudades, en una suerte de grandes cinturones de pobreza, con el paso del tiempo llegarían a convertirse en los protagonistas centrales de las futuras luchas sociales y políticas que habrían de desatarse a lo largo del siglo XIX en Europa, cuyo ejemplo fueron las revoluciones de 1830 y de 1848, en cuyo contexto fueron consolidándose las ideas del socialismo, como respuesta al capitalismo burgués cuyas secuelas negativas ya estaban sintiéndose en muchos de los países industrializados de aquel tiempo. Toda la problemática social surgida en Europa durante el siglo XIX a consecuencia de los fenómenos arriba descritos, mereció la atención de los primeros hombres que desarrollaron ensayos describiendo la nueva realidad creada tras las dos grandes revoluciones. La lucha por la adquisición de los derechos políticos anteriormente la había encarnado la nueva clase burguesa, pero ésta, apenas conquistó el poder se olvidó de extender estos derechos a los amplios sectores sociales que no necesariamente pertenecían a la burguesía, pero que en algún momento habían depositado su confianza en ella y la habían respaldado en sus enfrentamientos contra el poder de los señores feudales y las monarquías. Este hecho empujó a muchos activistas sociales y políticos de la época a ampliar la lucha por los derechos a otros terrenos, cuya base era la obtención de la ciudadanía. Tales derechos incluyeron aquéllos dentro de los ámbitos civiles, políticos y también sociales.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

13


14

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Las distintas transformaciones experimentadas por la sociedad europea contribuyeron, entonces, a crear las condiciones para consolidar el poder de la burguesía y estimular el crecimiento del mercado y del capitalismo, con la consecuente afirmación de una nueva categoría sociopolítica con fuertes implicancias jurídicas y territoriales como el Estado-Nación, que estimula y encarna a la vez un nuevo ideal, el nacionalismo, que se convierte en una aspiración de las nuevas colectividades como forma de organización jurídico-política. Al mismo tiempo, todos estos hechos son acompañados por cambios muy profundos de naturaleza más bien psicológica y cultural, como nuevos criterios en la elección de la pareja, la emergencia del amor romántico, la delimitación y separación clara de las esferas pública y privada, las luchas por la equidad de género, que se puede entender también como las pugnas de la mujer por participar en el espacio público, cuya primera reivindicación se verá reflejada en la consigna: “a igual trabajo igual salario”. Por lo tanto ahora, en el siglo XIX, estamos hablando de una sociedad sustantivamente distinta a la que existió un siglo atrás, a la que muchos intelectuales han denominado la etapa final del “Antiguo Régimen”, que no representa sino la transición entre la sociedad feudal y la capitalista. Justamente este período se caracterizó para la explosión de grandes convulsiones y conflictos sociales, en cuyo seno empezaron a desarrollarse esbozos de teoría e intentos de explicaciones que permitiesen entender tales conflictos. Así, las condiciones para el nacimiento de las Ciencias Sociales estaban dadas, y particularmente en el caso de la sociología, cabe indicarse que sus inicios se vieron inspirados por el desarrollo de las llamadas Ciencias Naturales, tal como pasaremos a ver en el Tema No. 03. No obstante, debemos indicar que la inquietud por el estudio de los hechos sociales es muy antigua y se remonta prácticamente hasta Aristóteles con su obra “La Política”, donde de alguna forma sentó las bases del análisis sociopolítico, así como estableció una clasificación de formas de gobierno que tuvo una influencia directa en autores posteriores como Cicerón, Maquiavelo y Montesquieu entre otros. Por otra parte, las ciencias sociales también están en deuda con el filósofo griego en mención, por haber acuñado el método de formulación lógica de las proposiciones científicas. Para percatarnos de ello, solo basta acudir a sus tratados de lógica como por ejemplo su “Organon”, donde Aristóteles planteó un esquema de deducción lógica que sentaría las bases de la racionalidad científica. De este modo, con la utilización de silogismos, fue posible extraer conclusiones particulares a partir de sentencias generales, pero quizás, la principal contribución de Aristóteles haya sido su sentido de rigor científico y su cuidado en la búsqueda de los datos empíricos como fundamento del conocimiento en general. Las bases epistemológicas que acabamos de señalar constituyen hoy el cimiento de la ciencia moderna en general, pero también son esenciales en el campo de las ciencias sociales, dado que durante su proceso de separación de las ciencias naturales y la filosofía durante el siglo XIX, éstas buscaron fundamentar su independencia a través de la creación de un mecanismo que les permitieran generalizar las premisas de sus teorías, siendo justo aquí esenciales los modelos aristotélicos, para solventar este rigor científico, basados en la certeza y el apego a la realidad de los hechos. Sin embargo, esta autonomía y, es más, la naturaleza científica de las disciplinas sociales, aún hoy en día continúan siendo objetos de intenso debate, no solo por parte de pensadores en el área de las ciencias naturales, quienes ponen en tela de juicio el alcance de las tesis sociales y sus disposiciones más esenciales, sino también por parte de los mismos científicos sociales, quienes someten cada vez más a prueba los fundamentos teóricos de sus ciencias, en aras de ganar certidumbre y universalidad. Como consecuencia, en las últimas décadas se ha tratado de sentar las bases de una cientificidad social apelando, ya no a partir de forzar una similitud con las ciencias naturales, sino más bien buscando formulaciones teóricas y propuestas metodológicas adecuadas al esquivo y complejo objeto de estudio que tienen: las sociedades humanas.

Tema N° 2: 2 LA PERSPECTIVA SOCIOLÓGICA


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

2.1 El desafío de la sociología

Lecturas seleccionadas

Los textos del Tema No. 01 nos han permitido conocer a grandes rasgos la situación de Europa entre los siglos XVIII y XIX. Ahora sabemos que durante aquellos tiempos la población de ese continente experimentó transformaciones sustanciales que Recordatorio llevaron al surgimiento de las Ciencias Sociales, como consecuencia de un conjunto grande de esfuerzos por entender la complejidad de los fenómenos sociales desencadenados por tales transformaciones. Durante aquellos primeros años de las Ciencias Sociales, a principios del siglo XIX, algunos de sus artífices estuvieron convencidos que las sociedades humanas estaban gobernadas por principios y leyes de alcance universal, tal como se había observado en el caso de los fenómenos naturales, gracias al desarrollo de disciplinas como la química, la física y la biología. Entre estos personajes debemos considerar a Claude Henri de Saint-Simon, quien concebía a la sociedad como un cuerpo integrado por múltiples partes, órganos y tejidos, de modo similar al organismo de los seres vivos, razón por la cual planteó que su estudio debía ser similar al de la fisiología biológica. Entonces, esa nueva ciencia de la sociedad que proponía Saint-Simon debía llamarse, según él, “Fisiología Social”. La propuesta de Saint-Simon tuvo importantes repercusiones en la perspectiva que se iba adquiriendo de los fenómenos sociales en aquél entonces, toda vez que se entendía que al igual que las ciencias biológicas, esta “Fisiología Social” debía encontrar aquellos mecanismos que controlan el correcto funcionamiento de un cuerpo social, de una sociedad. Esta concepción mecanicista de Saint-Simon, si bien no llegó a establecerse de manera definitiva entre los intelectuales de su tiempo, sirvió de base para que un personaje ligado a él, Augusto Comte, llegara a plantear, algunos años después, que la sociedad, en tanto era parte de la naturaleza, debía estar gobernada igualmente por un sistema de leyes universales similar al que rige sobre los fenómenos naturales estudiados, entre otras disciplinas, por la física. Partiendo de esta convicción, Comte acuñó el término de “Física Social” primero y “Sociología” después, para la nueva ciencia de la sociedad, con lo que nació una nueva forma de analizar los problemas sociales, en la cual el espíritu positivo, es decir el espíritu de lo real, de la observación y de lo exclusivamente empírico, permitirá explicar el comportamiento de los hombres en sociedad. Esta nueva perspectiva que tiene Comte sobre el estudio de los fenómenos sociales, guarda mucha relación con otro planteamiento importante del llamado “Padre de la Sociología”, según el cual la sociedad ha tenido que pasar en secuencia lineal y ascendente por tres estados, cada uno con un grado intelectual superior al anterior: el estado teológico, el estado metafísico o abstracto y el estado científico o positivo. En esta “ley de los tres estados”, que pasamos a resumir en el Cuadro No. 02, el primero de estos estados, denominado teológico, se caracterizó porque el hombre solía adjudicar las causas de los fenómenos que escapaban a su entendimiento a fuerzas superiores de naturaleza sobrenatural. Según Comte, en este estado también se podían encontrar los orígenes de las grandes religiones del mundo, inicialmente panteístas y politeístas, y posteriormente monoteístas. Cuadro No. 02: Esquema que sintetiza los planteamientos de la “Ley de los tres estados” de Comte

Fuente: Elaboración propia en base a bibliografía consultada. El segundo estado, llamado metafísico por Comte, se caracterizaba por el hecho que en él, los hombres empezaron a cuestionar los argumentos de carácter sobrenatural propios del estado anterior y que servían de base a una debilitada racionali-

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

15


16

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

dad teológica antiguamente imperante, ligada a los grandes poderes despóticos. En este estado las explicaciones sobrenaturales fueron reemplazadas por categorías de análisis basadas en la ontología y la esencia de las cosas. Por este motivo este estado fue considerado por Comte como una época de tránsito entre la juventud de la intelectualidad y su madurez, la cual se alcanzaría plenamente en el último estado, bautizado por Comte como positivo o científico, donde las discusiones intelectuales ya no giraban en torno a los entes ontológicos, es decir, al hombre ya no le interesaba conocer lo que son en realidad las cosas, sino que más bien su investigación se comenzó a orientar hacia su descripción, intentando descubrir, a la manera de las leyes newtonianas en la física, aquellas pautas generales inherentes a todas ellas. De este modo, la constitución del positivismo de Comte inauguró una nueva etapa en el pensamiento social, donde quedaron excluidas todas las explicaciones carácter teológico o metafísico. De ahora en adelante solo se habría de prestar atención a aquellas afirmaciones basadas en la experimentación y en el análisis de los datos empíricos obtenidos sobre los hechos o fenómenos sociales, pero únicamente a partir de una observación, descripción y medición rigurosas de los mismos. De este modo, el positivismo sociológico llegó a formular un principio fundamental, que señalaba que la sociedad está condicionada por el saber. Por esto mismo una de sus preocupaciones mayores era la búsqueda del conocimiento positivo, por medio del cual, según Comte, era posible la perfección de la sociedad, objetivo que se podría lograr si es que se consideraba a la ciencia como la guía de toda acción, lo que se refleja en el postulado básico que se expresaba en la frase “saber para prever, prever para obrar”, la cual pone en evidencia el gran desafío que pretendía asumir la nueva ciencia de la “física social” o “sociología”, que debía permitir el estudio adecuado y objetivo de los fenómenos sociales, sobre la base de la filosofía positivista, trayendo como resultado ulterior y final la felicidad de los hombres. Sin embargo, la reducción del conocimiento científico al ámbito exclusivo de la experiencia sensible, cancela, de manera absoluta, la posibilidad de la existencia de conocimientos fundados fuera de los límites de dicha experiencia sensorial pura, observable y medible. Eso fue precisamente lo que criticó un tiempo después el alemán Max Weber, otro iniciador de la disciplina sociológica, para quien, a diferencia de Comte, las ciencias naturales y las ciencias sociales eran totalmente diferentes, por lo que concentró sus esfuerzos en crear una teoría sociológica que, apoyándose en los puntos de vista más trascendentales de ambas “familias” de ciencias, superara la supuesta incompatibilidad entre las mismas. En términos generales Weber buscó ir más allá de las observaciones y mediciones de datos empíricos que proponía el positivismo de Comte, y más bien planteaba que se debía buscar alcanzar la comprensión de los hechos sociales, y para ello era fundamental que tal compresión sea causalmente adecuada y, al mismo tiempo, adecuada en lo significativo. La causalidad adecuada consiste simplemente en la probabilidad de que un acontecimiento sea el antecedente de otro, y pueda así establecerse una generalización, en el sentido de que es probable que se presente siempre la misma secuencia. En sus escritos Weber empleó el término alemán “verstehen”, que significa literalmente “comprensión”, pero que para él era mucho más que la internalización de los elementos observados y correspondía más bien con un procedimiento de análisis racional que no se limitaba a la mera demostración de relaciones funcionales entre las partes de un todo, sino que iba más allá, al posibilitar la comprensión de las acciones y hasta las intenciones de los sujetos que eran parte del entramado social. Dicho en otros términos, Weber intentó adecuar los recursos metodológicos de la hermenéutica para comprender a los actores, sus intenciones y, aún más, la historia toda, con lo que la sociología se vio enormemente enriquecida teórica y metodológicamente, llegando incluso a hablarse de una “sociología comprensiva”. Otra original contribución de Weber a la sociología en particular y las ciencias sociales en general fue el concepto de tipo ideal o puro, concebido por este autor como un instrumento para analizar hechos históricos y acontecimientos sociales concretos. Es decir, se trata de una herramienta conceptual o una construcción mental que no puede ser localizada empíricamente en ningún sitio de la realidad tangible u observable, porque se construye a partir de la exageración de uno o más


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

rasgos observables en la realidad y por una gran cantidad de fenómenos concretos individuales, acentuados de manera unilateral en una construcción analítica unificada. De este modo, es evidente que el “tipo ideal” existe únicamente en el pensamiento de las personas y pertenece al mundo subjetivo e interior de las mismas. Recordatorio Por lo tanto escapa al estudio objetivo y cuantificador del positivismo de Comte y nos acerca más bien al conocimiento de las razones subjetivas de la conducta humana y, por ende, a las intenciones que subyacen a los actos verificables y observables. Como vemos, el estudio de los hechos sociales resulta bastante complejo. En las posiciones de Comte y Weber tenemos sólo dos de las muchísimas formas de abordar la realidad social, sin embargo en ambas (y en casi todas las demás) destaca la convicción de que es posible llegar a un conocimiento de dicha realidad con algún nivel de certeza, un poco más objetiva en el positivismo de Comte y un tanto más relativa en la sociología comprensiva de Weber. No obstante estas diferencias, ellos han demostrado que es posible afrontar el desafío que tiene la sociología frente a sí: el estudio de las sociedades humanas.

2.2 La imaginación sociológica A estas alturas del inicio de nuestro curso, resulta claro que el estudio de los fenómenos sociales no es para nada una tarea sencilla. Sin embargo, para alcanzar sus objetivos, los sociólogos y sociólogas han aprendido a recurrir a diversas estrategias que tienen, como componente común, a la denominada “imaginación sociológica”, que enriquece la perspectiva que dichas personas van construyendo sobre la complejidad de la dinámica de las sociedades humanas. Por ejemplo, para Peter Berger (1986), la perspectiva sociológica consiste en saber ver lo general en lo particular o, lo que es lo mismo, identificar pautas generales en la experiencia social de las personas. Esto quiere decir que, aunque cada individuo es único, sus experiencias vitales pueden variar según la categoría a la que pertenezca. De este modo, en nuestra sociedad no es lo mismo ser hombre que mujer, o adolescente que anciano. Empezaremos a pensar cómo sociólogos cuando reconozcamos que las categorías en las que se ordena a los individuos influyen definitivamente en sus experiencias vitales, es decir, cuando nos demos cuenta clara que las sociedades generan expectativas sobre los individuos según la categoría a la que pertenezcan. En nuestra sociedad, por ejemplo, se espera que los niños sean dependientes y estén al cuidado de sus padres, que los policías cuiden el orden público o que los ancianos se vean apartados del ámbito laboral activo. Así, para saber si es la sociedad o las leyes de la naturaleza las que operan, tendremos que estudiar las sociedades a través del tiempo o comparándolas entre sí. Emplear la perspectiva sociológica implica dar un paso atrás y ver las cosas desde un ángulo diferente. El propio Berger señalaba en su libro “Invitación a la Sociología” que el primer enunciado de la disciplina es que las cosas no son siempre lo que parecen. Esto supone, por ejemplo, cuestionar la idea de que las personas hacen lo que ellas deciden por sí mismas hacer y admitir, por el contrario, que lo que en realidad hacen y piensan viene determinado por la sociedad en la que viven. Vistas las cosas de este modo podemos empezar a preguntarnos, por ejemplo, ¿puede en verdad un individuo hacer lo que quiera? ¿Querer es sinónimo de poder en nuestra sociedad? Está claro que estudiar una carrera universitaria no depende sólo de las ganas que uno tenga de hacerlo, sino de las condiciones en las que uno viva y de las expectativas que se proyecten sobre esa persona. Precisamente aquí es donde la sociología nos muestra las pautas y procesos sociales que terminan afectando nuestras acciones y nuestras decisiones como miembros de un grupo social. Como señalan Grimaldi y Cardenal (2006), con frecuencia la perspectiva sociológica contradice ideas o percepciones que nos parecen de sentido común y por eso tenemos que diferenciar dos formas de conocimiento que a veces se contradicen: el saber o sentido común y el saber científico. El saber común es inmediato, debido a la experiencia vital de cada uno, y no está sistematizado. El saber científico está sujeto a un método de indagación que busca la representatividad de los fenómenos a estudiar, sistematiza la forma de hacerlo y está sujeto al criterio de una comunidad científica. Tanto uno como el otro son útiles para la vida, pero responden a las preguntas de manera diferente: no es lo mismo opinar desde el saber común sobre

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

17


18

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

el significado que puede tener para un individuo el hecho de enamorarse, que estudiar científicamente cómo surge y se expresa el enamoramiento en distintas culturas o clases sociales. El saber común es muy útil porque nos ayuda a no tener que estar inventando a cada momento nuestra manera de comportarnos. Por otra parte, no necesitamos conocerlo todo científicamente porque resultaría agotador. Esta forma de analizar la realidad que nos rodea, no dando nada por supuesto o sentado, fue denominada “imaginación sociológica” por el sociólogo norteamericano Charles Wright Mills (1970), para quien dicho concepto suponía la capacidad de pensar distanciándonos de las rutinas familiares de nuestras vidas cotidianas, a fin de poder verlas como si fueran algo nuevo. Precisamente sobre este punto, el sociólogo Anthony Giddens (2001) propone un ejemplo significativo: ¿Qué podríamos decir, desde la perspectiva sociológica, del simple hecho de tomarnos una taza de café? A continuación veamos las respuestas que él nos ofrece: 1. El café no es sólo una bebida, sino tiene un valor simbólico como parte de la actividad cotidiana y de relación con los demás. 2. Es una droga que contiene cafeína y estimula el cerebro y, como tal, se asocia a un mayor rendimiento en el trabajo. Crea hábito, pero es una droga admitida socialmente. 3. El que bebe una taza de café forma parte de una complicada red de relaciones sociales y económicas que se extienden por todo el mundo. Producción, exportación, fuente de divisas, sistemas de transporte y comercialización bajo marca, etc. 4. El acto de beber una taza de café supone que antes se ha tenido que dar un proceso de desarrollo social y económico que lo permite. Casi todo el café que se bebe en los países occidentales proviene de zonas que fueron colonizadas por las grandes potencias históricas. 5. El café es un producto situado en el centro de los debates que en la actualidad se ocupan de la globalización económica, el comercio internacional justo, los derechos humanos y la destrucción del medioambiente. Estos debates pueden influir, en alguna medida, en las formas de consumo del café por parte de los bebedores. Como vemos, la imaginación sociológica nos permite darnos cuenta de que los acontecimientos que parecen preocupar sólo al individuo, en realidad tienen que ver con asuntos más generales, como ocurre, por ejemplo, con el divorcio, el cual puede resultar un proceso muy difícil para la persona que lo está pasando y constituirse en lo que Mills llama un “problema personal”. Sin embargo, dicho “problema personal” también puede ser un asunto público en una sociedad como la peruana, donde las estadísticas señalan que cada vez son mayores los matrimonios que terminan disolviéndose con un divorcio. En este caso, vemos claramente que ambos problemas, privado y público, están relacionados. Por otro lado, cabe indicarse que a pesar que todos estamos influidos por el contexto social, nuestro comportamiento no está del todo condicionado por él. Cada uno de nosotros tiene su propia individualidad y la creamos. Por esa razón, la labor de la sociología es investigar la conexión que existe entre lo que la sociedad hace de nosotros y lo que hacemos de nosotros mismos. Es decir, nuestras actividades estructuran (dan forma) al mundo social que nos rodea y, al mismo tiempo, son estructuradas por él. Así, esta dialéctica individuo/sociedad fue la que intentó analizar en el siglo XIX, por ejemplo, un discípulo de Comte, Émile Durkheim, en su estudio sobre el suicidio, tratando de demostrar que incluso una decisión tan íntima y personal cómo quitarse la vida está condicionada por el entorno social, concretando en este caso la relación entre el grado de integración social y la pauta de suicidios en un momento dado. Contrariamente a lo que podríamos haber pensado en un principio, la perspectiva sociológica o la “imaginación sociológica” de Mills pueden resultar importantes en nuestras vidas, toda vez que solemos atravesar por situaciones en las que, aunque no seamos sociólogos, intuimos perfectamente la influencia del contexto en las personas. Esto es particularmente cierto en dos situaciones. En primer lugar, cuando vivimos en los márgenes de la sociedad y no estamos perfectamente integrados, la


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

perspectiva sociológica surge como algo natural. De esta forma, el emigrante ilegal, el homosexual, o el indigente, normalmente reflexiona más sobre su condición, y las dificultades que se derivan de prejuicios, costumbres o valores que afectan a su integración social. Recordatorio En segundo lugar, dicha perspectiva sociológica surgen en los momentos de crisis social. Imaginemos una región cuya estructura económica depende de un sector industrial en declive, pero que necesita reconvertirse. El aumento del desempleo que va a obligar a muchos a cambiar su modo de vida provocará, sin duda, una mayor reflexión individual y colectiva sobre la situación, sus causas y soluciones, tanto en el ámbito público como privado. Sin embargo, salvando estas dos situaciones excepcionales, pensamos que desarrollar la perspectiva sociológica puede ser muy beneficioso para cualquiera. Al respecto, los sociólogos Macionis y Plummer (1999) nos ofrecen cuatro razones: 1. Aumenta el talante crítico que pone en cuestión los valores, las normas, las definiciones y las formas de hacer las cosas que nosotros mismos damos por supuestas. 2. Nos permite conocer mejor las oportunidades y obstáculos que nos podemos encontrar en la vida. 3. Hace que seamos miembros más activos de la sociedad, porque si desconocemos cómo funciona la sociedad mostraremos una mayor tendencia a la mera aceptación de sus condiciones, que a la lucha por su transformación. 4. Ayuda a reconocer la existencia de diferencias entre sociedades, a reconocer el sufrimiento humano y a afrontar el reto de vivir en un mundo tan complejo y plural. No obstante, estos mismos autores indican a continuación los problemas y dificultades que también tiene esta perspectiva: 1. La sociología estudia un objeto, el mundo, que está en constante transformación, lo que complica mucho el conocimiento y la actualización de datos. 2. Los sociólogos están inmersos en la sociedad que estudian, forman parte del objeto de estudio y, por lo tanto, adolecen de la distancia que aconseja la objetividad. Este tipo de problemas, por ejemplo, nunca las tendrá un físico pues su objeto de estudio es totalmente externo a él. 3. El conocimiento sociológico acaba formando parte de la sociedad, toda vez que el sociólogo propone ideas que pueden contribuir a cambiar el objeto de estudio. Esto nunca le ocurrirá a un astrónomo, por ejemplo. De todos modos, haciendo un balance, resulta claro que aprender a adoptar una perspectiva sociológica contribuirá enormemente a un entendimiento más cabal y completo de nuestra realidad social y con esto estaremos en mejores condiciones para desenvolvernos en ella con mayores posibilidades de éxito. Por esta misma razón, hoy en día muchísimas grandes empresas del mundo tienen a expertos en el campo de la sociología como asesores o miembros de sus equipos profesionales, a fin de conocer mejor el complejo terreno de lo social en el cual deben moverse. No obstante esta utilidad práctica, la sociología es una ciencia y como tal tiene sus propias características y procedimientos metodológicos. Eso es lo que pasaremos a ver como tercer tema dentro de esta primera unidad del presente manual. Para concluir con estos dos primeros temas, invitamos a nuestros lectores a leer parte de un importante texto que nos permitirá entender mejor el complejo proceso que condujo al surgimiento de las ciencias sociales y particularmente de la sociología, allá por la parte final del siglo XVIII y la primera parte del siglo XIX. Se trata de un extracto del libro Teoría Sociológica Clásica, de George Ritzer, profesor de sociología en la Universidad de Maryland.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

19


20

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Actividades

Autoevaluación

Diagrama

Objetivos

Inicio

Glosario

Bibliografía

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 1 Anotaciones

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Ritzer G. Teoría Sociológica Clásica. 1ª Edición. México: McGraw Hill / Interamericana de España; 1993. [Extracto de Capítulo I: Fuerzas sociales en el desarrollo de la teoría sociológica]. FUERZA SOCIALES EN EL DESARROLLO DE LA TEORIA SOCIOLOGIA Recordatorio

Anotaciones

El contexto social configura profundamente todos y cada uno de los campos intelectuales. Ello es particularmente cierto en el caso de la sociología, que no solo se deriva en ese contexto, sino que también toma el contexto social como su objeto de estudio. Analizaremos brevemente algunas de las condiciones sociales más importantes del siglo XX, condiciones que fueron de suma importancia para el desarrollo de la sociología. Tendremos también la ocasión de comenzar a presentar las principales figuras de las historias de la teoría sociológica. La larga serie de revoluciones políticas que, desencadenadas por la Revolución Francesa de 1978, se produjo a lo largo del siglo XIX constituyo el factor más inmediato de la aparición de la teorización sociológica. La influencia de estas revoluciones en muchas sociedades fue inmensa, y de ellas se derivaron muchos cambios positivos. Sin embargo, lo que atrajo la atención de muchos de los primeros teóricos no fueron las consecuencias positivas de esos cambios, sino sus efectos negativos. Estos escritores se sintieron particularmente preocupados por el caos y el desorden resultantes, sobre todo en Francia. Sentían al unísono un deseo de restaurar el orden de la sociedad. Algunos de los pensadores más extremistas de este periodo anhelaban literalmente un regreso a los pacíficos y relativamente ordenado días de la Edad Media. Los pensadores más sofisticados reconocían que el cambio social que se había producido hacía imposible ese regreso. Así, se afanaban por encontrar nuevas bases de orden en las sociedades perturbadas por las revoluciones políticas de los siglos XVIII y XIX. Este interés por la cuestión del orden social fue una de las preocupaciones principales de los teóricos clásicos de la sociología, en especial de comte, Durkheim y Parsons. La revolución industrial y el nacimiento del capitalismo En la configuración de la teoría sociológica tan importante fue la revolución política como la revolución industrial, que se produjo en muchas sociedades occidentales principalmente durante el siglo XIX y principios del XX. La revolución industrial no constituye un único acontecimiento, sino muchos desarrollos interrelacionados que culminaron en la transformación agrícola a otro industrial. Gran cantidad de personas abandonaron las granjas y el trabajo agrícola para ocupar los empleos industriales que ofrecían las nuevas fábricas. Estas fábricas habían experimentado también una transformación debido a la introducción de mejoras tecnológicas. Se crearon inmensas burocracias económicas para proporcionar los múltiples servicios que requerían la industria y el naciente sistema económico capitalista. El ideal de esta economía era un libre mercado en el que pudieran intercambiarse los diversos productos del sistema industrial. En este sistema unos pocos obtenían enormes ganancias, mientras la mayoría trabaja gran cantidad de horas a cambio de bajos salarios. La consecuencia de ello fue la reacción contra el sistema industrial y contra el capitalismo en general. Lo que condujo a la creación del movimiento obrero. Así como a una diversidad de movimientos radicales cuyo objetivo era derrocar el sistema capitalista. La revolución industrial, el capitalismo, y la reacción contra ellos desencadeno una enorme revuelta en la sociedad occidental, una revuelta que afectó profundamente a los sociólogos. Cuatro figuras principales de la historia de la teoría sociológica Karl Marx, Max Weber, Emile Durkheim y Georg Simmel, así como otros muchos pensadores de menor importancia, se sentían preocupados por estos cambios y pro los problemas que habían creado al conjunto de la desarrollar programas que pudieron resolverlos. El nacimiento del socialismo Una serie de cambios cuyo objetivo era solucionar los excesos de sistema industrial y del capitalismo pueden agruparse bajo el termino <<socialismo>>. Aun que algunos sociólogos apoyaron el socialismo como la solución a los problemas industriales, la mayoría se manifestó personal e intelectualmente en contra de él. Por un lado, Karl Marx apoyaba activamente el derrotamiento del sistema capitalista y su sustitución por un sistema socialista. Aunque no desarrollo una teoría del socialismo per se, invirtió una gran cantidad de tiempo en criticar varios aspectos de la sociedad capitalista. Además,


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

estuvo implicado en diversas actividades políticas que esperaba dieran como resultado el nacimiento de las sociedades socialistas.

Sin embargo, Marx constituye una figura atípica de los primeros años de la teoría soRecordatorio ciológica. La mayoría de los primeros teóricos, como Weber y Durkheim, se opuso al socialismo (al menos, así lo creía Marx). Aunque reconocían los problemas de la sociedad capitalista, se afanaban por encontrar una reforma social dentro del capitalismo, antes que apoyar la revolución social que proponía Marx. Temían al socialismo más que al capitalismo este temor jugó un papel mucho más importante en la configuración de la teoría sociológica que el apoyo de Marx a la alternativa socialista al capitalismo. Como veremos, en muchos casos la teoría sociológica se desarrolló de hecho como una reacción contra la teoría socialista en general, y contra la marxiana en particular. Urbanización En parte como resultado de la revolución industrial, una gran cantidad de personas del siglo XIX fue desarraigada de su entorno rural y trasladaba a emplazamientos urbanos. Esta emigración masiva se debió en muy buena medida a los empleos que creo el sistema industrial en las zonas urbanas. Además, la expansión de los ciudades produjo una lista supuestamente interminable de problemas urbanos: masificación, contaminación, ruido, trafico, etc... La naturaleza de esta vida urbana y sus problemas atrajo la tensión de muchos sociólogos clásicos, especialmente la de Max Weber y Georg Simmel. De hecho la primera y principal escuela de sociología estadounidense, la escuela de chicago, se define en parte por su preocupación por la ciudad y sus intereses en la utilización de chicago como laboratorio para el estudio de la urbanización y sus problemas. Cambio religiosos Los cambios sociales que se produjeron a raíz de las revoluciones políticas, la revolución industrial y la urbanización, tuvieron un profundo efecto en la religiosidad. Muchos de los primeros sociólogos recibieron una educación religiosa y se encontraban implicados activamente, y en algunos casos, profesionalmente; en la región (Hinkle y Hinkle, 1954). Su objetivo en sociología era el mismo que tenían sus vidas religiosas. Eran mejorar la vida de las personas ( Vidich y Lyman, 1985). En algunos casos (como en el de comte) la sociología se convirtió en una región. En otros, sus teorías sociológicas exhiben una marca inconfundiblemente religioso. Durkheim dedico una de sus principales obras a la región. La moral jugó un papel central no solo en la sociología de Durkheim; sino también en la obra de Talcott Parsons. Unas gran parte de la obra de Weber está dedicada a las religiones del mundo de Marx también se mostró interesado por la religiosidad, pero su orientación era más crítica. Spencer también discutió la cuestión de la región (<<las instituciones eclesiásticas >>) como un componente importante dela sociedad. Crecimiento de la ciencia En el curso del desarrollo dela teoría sociológica tuvo lugar un creciente interés por la ciencia, no solo en las universidades, sino también en la sociedad en su conjunto. Los productos tecnológicos de las ciencias impregnaban todos los sectores de la vida, y la ciencia adquirió un fabuloso prestigio. A los intelectuales vinculados a la ciencias que más éxitos acumulaban (la física, biología y la química) se les otorgaban lugares preferentes en la sociedad los sociólogos (especialmente Comte, Durkheim, Spencer, Mead y Schutz) se preocuparon desde el principio por la ciencia, y muchos querían modelar sociología a partir de la ciencias de la física y la química, que habían obtenido un gran éxito. Sin embargo, enseguida surgió un debate entre los que aceptaban de buen grado el modelo científico y los que (como Weber) pensaban que las características particulares de la vida social dificultaban y hacían no recomendable la adopción de un modelo absolutamente científico. La cuestión dela relación entre la sociología y la ciencia y aun se debate, aunque una sola ojeada a las principales revistas del área indicada el predominio de los que apoyan la sociología como ciencia. Estos son solos algunos de los principales factores sociales que jugaron papeles centrales en los primeros años de la teoría sociológica la influencia de estos factores se clarificara a medida que analicemos a los diversos teóricos a lo largo del libro. Aunque los factores sociales son importantes, concedemos más importancia en este capítulo a las fuerzas intelectual que jugaron un papel central en la configuración de la teoría sociológica. Por supuesto, en el mundo real los factores intelectuales son inseparables de las fuerzas sociales. Por ejemplo. En la discusión de la ilustración que aparece más adelante nos percatamos de que ese movimiento está íntimamente relacionado con los cambios sociales discutidos arriba, y en muchos casos proporciona su base intelectual.

Anotaciones

Bibliografía

21


22

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD” Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD N° 1: Autoevaluación

1. Revise con cuidado los contenidos desarrollados hasta el momento en el presente manual y confróntelos con la Lectura Seleccionada No. 01. 2. Reflexione el impacto que tuvieron las fuerzas sociales señaladas en la Lectura SeleccioGlosario Bibliografía nada No. 01 en el desarrollo de las Ciencias Sociales y particularmente la Sociología. 3. Elabore, a partir de las actividades anteriores, un esquema que muestre el proceso histórico de formación de las Ciencias Sociales y la Sociología. Remarque acontecimientos importantes, fuerzas sociales clave y sus efectos en las sociedades. Anotaciones

Tema N° 3: CIENCIA Y TEORÍA EN SOCIOLOGÍA 3.1 Métodos y técnicas en la investigación sociológica En el tema anterior hemos abordado aspectos esenciales sobre la manera en la cual los sociólogos y sociólogas ven la realidad social. Ahora es momento de conocer sus características como disciplina científica y para ello debemos partir señalando que la sociología está incluida, junto con la economía, la psicología, la antropología, o la ciencia política, en un grupo de disciplinas que se denominan “ciencias sociales”, cuyo proceso histórico de formación ya hemos esbozado en el Tema No. 01. Ahora bien, si la sociología es considerada una ciencia, vale la pena recordar que este concepto hacer referencia al conjunto de conocimientos obtenidos mediante procedimientos ordenados (métodos), los cuales se hallan debidamente sistematizados, a partir de los cuales podemos explicar los fenómenos estudiados. En este sentido, Giner (1988) intenta precisar una definición de la sociología como una ciencia social, que tiene como objetivo primordial el estudio de la sociedad humana y, de modo más concreto, la relaciones que establecen los seres humanos en tanto son parte de un mismo colectivo social, dentro del cual se encuentran las asociaciones, grupos e instituciones sociales. Es decir, la sociología estudia la dimensión social del ser humano, y en eso coincide con otras disciplinas como la economía, que se centra en la producción, intercambio y consumo de bienes y servicios para atender sus necesidades; la historia, que enfatiza en la evolución y transformaciones sociales en el tiempo, o la ciencia política, que se dedica a estudiar la distribución, los cambios y los conflictos de poder. Acabamos de decir que la sociología estudia la dimensión social del ser humano, pero ¿qué la hace entonces distinta de las demás ciencias sociales? Al respecto podemos decir que la sociología investiga la estructura, los procesos y la naturaleza de la sociedad humana y esto quiere decir que mientras que las demás ciencias sociales, salvo la antropología, estudian aspectos parciales, la sociología es diferente en el grado de generalidad, énfasis y punto de vista. Pero dado que las distintas ciencias sociales se necesitan mutuamente y las fronteras entre ellas son muy difusas, no podemos decir que la nuestra sea una disciplina superior sino en todo caso más general. Para Giner (1988), la sociología no es una ciencia autónoma sino multidisciplinaria, y no puede ser de otra manera por lo amplio de la realidad a estudiar y por la diversidad de temas a tratar. Algunos dudan por eso mismo de su coherencia y unidad. Sin embargo, también podemos agregar que su unidad proviene del particular enfoque que tiene, el cual permite combinar en el análisis fenómenos que pertenecen a distintos niveles de la vida social, y busca establecer las condiciones pertinentes entre distintos tipos de fenómenos políticos, económicos, artísticos, religiosos etc. Este enfoque interrelacional tiene el mismo significado que el concepto de imaginación sociológica de Mills, ya comentado anteriormente. Es una actitud que nos permite subrayar la unidad y diversidad del mundo social y la interdependencia de todas las áreas de la realidad. Esto no significa que cada nivel social influya de igual manera en la causalidad de los fenómenos, sino más bien deja en claro que la labor del sociólogo será establecer qué factores son predominantes en cada situación y en qué orden. Partiendo de lo que hemos dicho al inicio de este tema, cabe ahora destacar que se considera a la sociología como una ciencia porque reúne las condiciones mínimas


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

de empirismo, teoría, apertura, neutralidad, ética y crítica que toda ciencia exige, tal como se muestra a continuación: 1. La sociología es una ciencia empírica: todo su acervo proviene de la observación de la realidad con métodos que aspiran al análisis riguroso de datos comprobables. Recordatorio 2. La sociología es una disciplina teórica: construye teorías y proposiciones lógicamente ordenadas que intentan explicar una zona de la realidad estableciendo leyes o regularidades. 3. La sociología es una disciplina abierta y por tanto no dogmática: en la ciencia nada puede aceptarse por simple principio de autoridad. Cada proposición debe estar sujeta a la duda metódica, lo que hace que la ciencia sea cumulativa, es decir, que datos, hipótesis y teorías más precisos desplazan a los menos precisos. Esto no se debe confundir con acumulación de conocimientos. 4. La sociología es éticamente neutra: no utiliza juicios de valor y se basa en la racionalidad, las pruebas objetivas y la reflexión abierta. Pretende ante todo la objetividad. 5. La sociología realiza una crítica de la sociedad: indaga objetivamente en los mecanismos de su funcionamiento. El sociólogo deja de ser crítico si justifica ideológicamente una sociedad. De otra parte, como toda ciencia, la sociología también cuenta con métodos, agrupados en dos conjuntos que han sido definidos a partir de ciertas premisas de orden ontológico y epistemológico, que han dado lugar a los paradigmas positivista e interpretativo, presentados en el Cuadro No. 03, y que también han llevado en nuestros días a la constitución de dos enfoques predominantes en la investigación científica: el enfoque cuantitativo, cuyas raíces se remiten al positivismo de Comte y el realismo en el campo de la filosofía, y el enfoque cualitativo, inspirado en los planteamientos filosóficos del idealismo y en los enunciados de la sociología comprensiva de Weber. Cuadro No. 03: Principales diferencias entre los paradigmas de investigación empleados en la sociología

Fuente: elaboración propia en base a bibliografía consultada. Los métodos cuantitativos empleados por la sociología miden características o variables que pueden tomar valores numéricos y que deben describirse para facilitar

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

23


24

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

la búsqueda de posibles relaciones mediante el análisis estadístico. Aquí se utilizan las técnicas experimentales y cuasi-experimentales, en el caso en el que se pretenden manipular de manera intencional ciertas variables para conocer los efectos dicha manipulación. También podemos considerar el empleo de técnicas propias de estudios observacionales, donde no se manipulan variables, como por ejemplo tests o pruebas objetivas de lápiz y papel, cuestionarios de diversa índole, escalas de actitudes, entre otros, todos los cuales pueden ser aplicados a casos que integran las muestras y que el investigador selecciona de modo intencional o cuya discriminación la deja al azar o la probabilidad. Dentro de todos los análisis de los métodos cuantitativos podemos encontrar una característica basada en el positivismo como fuente epistemológica, que es el énfasis en la precisión de los procedimientos para la medición, así como la relación clara entre los conceptos y los indicadores con los que se miden, para evitar las confusiones que genera el uso de un lenguaje oscuro, sino más bien para alcanzar la objetividad. Otra característica predominante de los métodos cuantitativos es la selección subjetiva e intersubjetiva de indicadores concretos y específicos, mediante los cuales se pretende conocer el comportamiento de ciertas variables o categorías, para llegar finalmente a explicaciones completas de los fenómenos sociales que se estudian, mediante un razonamiento lógico, hipotético y deductivo. Una tercera característica, también nacida del positivismo, consiste en la búsqueda del establecimiento de generalizaciones a partir de los aspectos específicos estudiados de la realidad social compleja o desde los casos o unidades de análisis que fueron seleccionados como integrantes de la muestra, considerada a su vez representativa de toda la población. Por su parte, los métodos cualitativos se orientan más bien hacia descripciones detalladas de situaciones, eventos, personas, interacciones y comportamientos que son observables por parte del investigador. En estos procedimientos el sociólogo o socióloga incorpora lo que los participantes dicen, sus experiencias, actitudes, creencias, pensamientos, puntos de vista y reflexiones, tal como son expresadas por ellos mismos. Debido a su herencia epistemológica interpretativa y comprensiva, estos métodos suponen el hecho de que todo conocimiento al final es relativo a ciertos actores o contextos y que por lo tanto no se debe pensar en que la meta final del estudio sea el establecimiento de generalizaciones, sino más bien la comprensión de los fenómenos sociales desde el punto de vista de los individuos. Muchos académicos consideran entre los métodos cualitativos a la etnografía, los estudios de caso, los estudios narrativos, los estudios de teoría fundamentada, la investigación-acción y los abordajes fenomenológicos. A su vez, cada uno de estos métodos recurre a técnicas de recolección de datos cualitativos de diversa índole y características, como las entrevistas a profundidad, la observación participante, las sesiones de grupos de enfoque, entre otros. Una primera característica de los métodos cualitativos se manifiesta en su estrategia para tratar de conocer los hechos, procesos, estructuras y personas en su totalidad, en perspectiva holística, global, completa, y no a través de la medición de algunos de sus elementos como plantean los métodos cuantitativos. La misma estrategia indica ya el empleo de procedimientos que dan un carácter único a las observaciones y que se centran en casos particulares, a partir de los cuales desarrollará el investigador sus interpretaciones, siguiendo un razonamiento más bien inductivo. La segunda característica es el uso de procedimientos que hacen menos comparables las observaciones en el tiempo y en diferentes circunstancias culturales, es decir y como ya dijimos, este método busca menos la generalización y se acerca más a la fenomenología y al interaccionismo simbólico. Finalmente, una tercera característica estratégica importante para este trabajo (ya que sienta bases para el método de la investigación participativa), se refiere al papel del investigador en su trato -intensivo- con las personas involucradas en el proceso de investigación, para entenderlas, asumiendo el rol de “investigador-amigo”.

3.2 Teorías sobre las sociedades humanas Como acabamos de ver en el acápite previo, el carácter científico de la sociología implica la existencia de formulaciones teóricas o teorías sobre su objeto de estudio: las sociedades humanas. En este sentido, cabe aclarar que una teoría, en este caso social, viene a ser un enunciado que expresa cómo se relacionan determinados hechos sociales y por qué es que se encuentran relacionados. Por ejemplo cuan-


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

do Émile Durkheim estudió el suicidio, trató de demostrar cómo influye en este fenómeno el nivel de integración social del individuo. Las teorías tienen que fundamentarse en datos, obtenidos y analizados a partir de un soporte metodológico que cumpla con los principios de la ciencia. Ahora bien, para construir teoríasRecordatorio no partimos de cero, sino que comenzamos a trabajar desde un paradigma teórico, que en el campo de la sociología viene a ser una imagen básica de la sociedad, que hace de guía de nuestra investigación y nuestras reflexiones teóricas. Una de las cosas que más llama la atención y desconcierta a cualquier persona que se sumerge en el campo de la sociología, es la gran variedad de enfoques o paradigmas que se encuentran. Esto se debe a que, como ya vimos en acápites anteriores, la sociología nunca ha sido una disciplina con un cuerpo único de conocimientos e ideas aceptadas unánimemente, sino que más bien han sido muchos de los autores influyentes que han mantenido y aún mantienen duras pugnas a la hora de explicar el comportamiento humano en sociedad. Todos ellos buscaron, desde los principios mismos de la sociología como ciencia hacia principios del siglo XIX, respuestas a preguntas que todavía hoy siguen vigentes y no han hallado una respuesta definitiva, tales como: ¿Qué es la naturaleza humana? ¿Qué es lo que explica la estructura de la sociedad? ¿Cómo y por qué cambian las sociedades?, entre otras. Para comprender mejor los tres paradigmas más influyentes –pero no únicos– de la teoría sociológica, vamos a revisar primero las contribuciones de los tres grandes clásicos del siglo XIX, Marx, Durkheim y Weber, que marcaron su influencia en los desarrollos teóricos posteriores y se interesaron por los grandes temas de la disciplina que veremos en las siguientes unidades y temas de este manual. a. Karl Marx (1818-1883): desde su juventud Marx llevó a cabo una intensa actividad política que le ocasionó problemas que provocaron su exilio en Gran Bretaña, donde fue testigo por excelencia de los efectos de la I Revolución Industrial, como el desarrollo de las fábricas y de la producción masiva en serie, así como a las desigualdades sociales que el naciente capitalismo generaba. Aunque toda su obra escrita se centra en cuestiones económicas, está llena de observaciones sociológicas porque siempre trató de conectar los problemas económicos con las instituciones sociales. Por ello, hasta sus críticos más severos reconocen que su obra fue muy importante para el desarrollo de la sociología.

Marx estudió distintos periodos históricos para poder explicar el cambio producido en la época contemporánea, que él vincula al desarrollo del capitalismo, sistema de producción que contrasta con los anteriores órdenes económicos de la historia y que conlleva la producción de bienes y servicios por las empresas en una situación de mercado de libre competencia para venderlos a una amplia gama de consumidores. Así, Marx identificó dos elementos principales en las empresas capitalistas. El primero es el capital, es decir, los activos que pueden utilizarse para obtener otros activos, ya sea dinero, máquinas o fábricas. La acumulación del capital va unida al siguiente elemento: el trabajo asalariado, constituido sobre la base del conjunto de trabajadores que no poseen medios para ganarse la vida y se ven obligados a aceptar el trabajo que les ofrecen los propietarios del capital. A partir de aquí Marx concibe la sociedad cómo un sistema de dos clases enfrentadas, una minoría de capitalistas que poseen los medios de producción que les permite acumular cada vez más capital y una gran masa de trabajadores que se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para sobrevivir.

Esta perspectiva sobre las sociedades modernas, que el propio Marx denominaba “concepción materialista de la historia”, plantea que el cambio social está primordialmente inducido por los factores económicos. Esto quiere decir que es el conflicto entre las clases sociales el motor de la historia y por eso, para Marx, toda la historia humana es en realidad la historia de la lucha de clases. Para fortalecer estos planteamientos, Marx recurrió al estudio de las sociedades anteriores al desarrollo del capitalismo para demostrar que los sistemas sociales pasan de una forma de producción a otra (de forma gradual o mediante transformaciones abruptas que él llamó revoluciones) a partir de contradicciones que se producen en sus economías. De esta forma, Marx propuso que al igual que los capitalistas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

25


26

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

se habían unido para derribar el orden feudal, lo harían los proletarios para hacer lo propio con el sistema capitalista. Más aún, para Marx la revolución se produciría de forma inevitable para crear una sociedad sin clases, con lo cual no quiso decir que fueran a desaparecer todas las desigualdades entre los individuos sino que la sociedad ya no estaría dividida entre una clase minoritaria que monopoliza el poder económico y político y una gran masa de personas que apenas se benefician de la riqueza que genera su trabajo. El sistema económico pasaría a ser de propiedad comunal y se establecería una sociedad más humana en la que la producción sería más eficiente, avanzada y liberadora. Ésas serían las etapas del socialismo primero y del comunismo después.

Anotaciones

b. Émile Durkheim (1858-1917): este clásico de la sociología tomó algunas ideas de la línea positivista de Comte, aunque consideraba que los trabajos de este autor eran demasiado vagos y que no había logrado darle a la sociología una base científica. Por ello Durkheim pensaba que había que estudiar los hechos sociales como cosas u objetos, es decir que la vida social podía ser estudiada con el mismo rigor que se investigaban los fenómenos naturales. De este modo Durkheim desarrolló una serie de contribuciones que fortalecieron el estatus de la sociología como ciencia. Entre tales contribuciones, Giddens (2001) destacan fundamentalmente los siguientes tres temas: a) la importancia de la sociología cómo ciencia empírica; b) el ascenso del individuo y la formación de un nuevo orden social; y c) las fuentes y naturaleza de la autoridad moral en la sociedad. También realizó aportes significativos a la sociología de la religión, la desviación social y la división social del trabajo.

Según Durkheim, la principal preocupación de la sociología debe ser el estudio de los hechos sociales, es decir, de aquellos aspectos de la vida social como la influencia de la economía o la religión en nuestras acciones como individuos. Asimismo, planteó que los hechos sociales son formas de actuar, pensar o sentir externas al individuo y que, por lo tanto, ejercen un poder coactivo sobre él, pero que ello no se reconoce porque los individuos piensan que actúan con total libertad y haciendo ejercicio pleno de su voluntad. Los hechos sociales condicionan a los individuos de distintas formas: el castigo por un delito, el rechazo por un comportamiento inaceptable o un simple malentendido.

Por otro lado, Durkheim reconocía la dificultad de estudiar los hechos sociales por su intangibilidad y para ello elaboró una propuesta metodológica en su libro titulado “Las reglas del método sociológico”, en la que anima a abandonar los prejuicios y la ideología para poder estudiar los hechos sociales científicamente y de manera objetivo. Luego, para demostrar que lo que se acaba de señalar era factible, aplicó esta metodología a su estudio sobre el suicidio, en el que señala la influencia de factores sociales en las pautas de suicidio.

Al igual que en el caso de Marx, a Durkheim también le preocupaban mucho los cambios que en su época estaban transformando la sociedad y por ello alcanzó a desarrollar un especial interés en aclarar los mecanismos de solidaridad que mantienen unida a la sociedad e impiden que ésta se precipite hacia el caos. También propuso que los procesos de cambio ocurren a tal velocidad en el mundo contemporáneo que pueden tener efectos perturbadores sobre las formas de vida, la moral, las creencias religiosas y las pautas cotidianas tradicionales sin proporcionar a cambio nuevos valores claros. Durkheim expresaba este fenómeno con el término anomia (que etimológicamente significa ausencia de normas), sensación de falta de sentido o de desesperación que provoca la vida moderna, al menguar la influencia de la religión, que, como sabemos, suelen dar sentido de existencia a muchas personas.

c. Max Weber (1864-1920): Weber fue poseedor de una vasta cultura que le permitió hacer contribuciones significativas en la economía, el derecho, la filosofía y la historia comparada, además de sus aportes en el campo de la sociología, disciplina en la que se le considera la figura principal, el más influyente de los clásicos de la teoría sociológica comenzando el siglo XX. Así como Marx, Weber también se interesó mucho por el desarrollo del capitalismo y los rasgos que diferencia-


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

ban a la sociedad moderna de otras formas de organización social anteriores. Gracias a ese interés identificó algunas de las características de las sociedades industriales e estableció debates sociológicos clave que siguen siendo capitales para la sociología actual. Recordatorio

En su concepción del cambio social Weber estuvo influido por Marx, pero fue muy crítico con algunas de sus ideas. Por ejemplo, rechazaba la concepción materialista de la historia y no le daba tanta importancia a los conflictos de clase. Por el contrario, para Weber los factores económicos eran importantes, pero el impacto de las ideas y los valores sobre el cambio social solía ser enorme. A diferencia de otros clásicos de la sociología, pensaba que esta disciplina debía centrarse en la acción social y no tanto en el estudio de las estructuras sociales. Por ello señaló que la motivación y las ideas, valores y creencias del ser humano tienen el poder para transformar el mundo y precipitar el cambio social. En otras palabras, Weber estaba convencido que los individuos tienen la capacidad para actuar libremente y conformar su futuro y rechazaba la idea de que hubiera estructuras fuera de los individuos o independientes de ellos, sino que, por el contrario, las estructuras sociales se forman mediante una compleja interconexión de acciones sociales cuyo significado tiene que comprender la sociología.

Esta preocupación por la acción social presente en Weber, aparece en sus estudios comparados sobre las religiones, a partir de los que llegó a la conclusión de que ciertos aspectos de la doctrina cristiana protestante calvinista habían influido en el desarrollo del capitalismo. Ahora, un importante elemento de la perspectiva sociológica weberiana que ya mencionamos antes en este manual, es el concepto de tipo ideal, concebido inicialmente como modelo analítico para comprender el mundo. Como ya se dijo, el tipo ideal es infrecuente en la vida real y si existe sólo se dan algunos de sus atributos. Sin embargo estas construcciones hipo- téticas pueden ser útiles porque cualquier situación del mundo real puede interpretarse mediante la comparación con un tipo ideal que sirve de punto de referencia. La noción de “ideal” no se refiere, entonces, a un objetivo perfecto o deseable, sino que sólo pretendía expresar la forma pura de ese fenómeno. De este modo Max Weber utilizó los tipos ideales en sus escritos sobre los tipos de burocracia y de mercado.

Finalmente, para Weber la aparición de la sociedad moderna estuvo acompañada de importantes cambios en la acción social, puesto que creía que las personas se apartaban cada vez más de las creencias tradicionales basadas en la superstición, la religión y la costumbre y cada vez con mayor frecuencia realizaban cálculos racionales que tenían en cuenta la eficiencia y las consecuencias futuras de las acciones. El desarrollo de la ciencia, de la tecnología y de la burocracia era descrito en conjunto por Weber como racionalización: la organización de la vida social y económica en función de principios de eficiencia, apoyándose en conocimientos técnicos. En la visión de Weber, esta racionalización se iba extendiendo paulatinamente a un número creciente de áreas vitales, desde la política y la religión hasta la actividad económica y, según su opinión, las revoluciones industriales y el surgimiento del capitalismo eran muestras de una tendencia que conducía a la racionalización. Entonces, desde esta óptica, el capitalismo no está dominado por los conflictos de clase sino por la ciencia y las grandes organizaciones burocráticas. No obstante la trascendencia de este proceso de racionalización, Weber no se mostraba optimista del todo en relación a este proceso, pues temía que el sistema moderno aplastara el espíritu humano al intentar regular todas las esferas de la existencia de las personas. Así, le inquietaban sobremanera las consecuencias potencialmente asfixiantes y deshumanizadoras de la burocracia y sus implicancias para el destino de la democracia y la felicidad última del hombre. Tal como acabamos de ver, a los primeros sociólogos les unía el deseo de comprender la naturaleza del cambio que se encontraban experimentando las sociedades en las que habitaban. Sin embargo, no sólo querían mostrar e interpretar esos cambios, sino desarrollar formas de estudio que pudieran explicar el funcionamiento general de las sociedades. Por esta razón, los grandes clásicos de la sociología tenían visiones muy diferentes sobre dicho funcionamiento, y estas diferencias de enfoque se han mantenido durante la historia de la teoría sociológi-

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

27


28

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

ca. Tres de los paradigmas más influyentes según Giddens (2001) entroncan directamente con los tres autores que hemos presentado líneas atrás y por ello los mostramos en el Cuadro N° 04, para luego pasarlos a describir a continuación. Anotaciones

Cuadro No. 04: Conformación de los principales paradigmas teóricos en sociología Auguste Comte (1798-1857)

Karl Marx (1818-1883)

Max Weber

(1864-1920)

Emile Durkheim (1858-1917)

FUNCIONALISMO

MARXISMO

George Herbert Mead (1863-1931) INTERACCIONISMO SIMBÓLICO

Fuente: Grimaldi y Cardenal (2006) 3.2.1 El paradigma funcionalista Este paradigma teórico de la sociología concibe a la sociedad como un sistema complejo conformado por muchas partes, cada una de las cuales tiene su lugar y cumple un papel, haciendo que el todo se mantenga equilibrado y estable. Desde esta perspectiva, nuestras vidas están orientadas por estructuras sociales, que son pautas relativamente estables de relaciones sociales, como por ejemplo vienen a ser las relaciones familiares o cualquier otra relación predecible. Este paradigma entiende las estructuras sociales en términos de funciones sociales que se cumplen en forma ordenada, lo cual permite, como ya dijimos, el funcionamiento correcto de la sociedad. En este sentido, toda estructura social contribuye al funcionamiento y al equilibrio de la sociedad. Este paradigma le debe mucho a las ideas de Comte sobre los mecanismos de integración social, así como también está en deuda con el organicismo de Herbert Spencer, otro fundador decimonónico de la sociología. Bajo estos planteamientos funcionalistas Durkheim estudió la solidaridad social o cómo las sociedades se mantenían unidas y sus ideas fueron utilizadas más tarde por Talcott Parsons (1902-1979), quien fue el máximo exponente del funcionalismo en la sociología norteamericana hacia la mitad del siglo XX. Según Parsons, la sociedad es un sistema que tiende al equilibrio y a la supervivencia, y por lo tanto su interés académico se centraba en identificar las tareas y requisitos de una sociedad para sobrevivir, y cómo estos operaban. Dentro de la tradición funcionalista, Robert K. Merton (1910-2003) reformuló el concepto de función social señalando que las consecuencias de una pauta de acción social puede afectar de formas distinta a distintas personas. Por ejemplo, la familia nuclear tradicional puede ser muy funcional o positiva para el crecimiento de los niños, pero también implica una serie de privilegios de los padres con respecto a las madres. Además, la gente no es consciente de la función que realiza cuando participa en una estructura y por eso diferenció las funciones manifiestas o consecuencias intencionadas y reconocidas de la acción social; y las funciones latentes o consecuencias desconocidas o no intencionadas. Por ejemplo, la función manifiesta del sistema educativo es enseñar, pero


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

también puede cumplir funciones latentes cómo evitar presión sobre el mercado de trabajo.

Por último, Merton llegó a advertir que no todas las consecuencias deRecordatorio la acción son positivas o funcionales, sino que existen también disfunciones o consecuencias negativas para el equilibrio o funcionamiento de la sociedad. Sin embargo, algunos críticos del funcionalismo indican que decir si tal o cual cosa es disfuncional no sirve de mucho si no se explica por qué se originó o por qué sigue existiendo. Asimismo, los detractores de este paradigma critican también la idea del supuesto orden natural que preconizan, cuando se constata tanta diversidad social. Para los críticos, el funcionalismo subestima el papel que juegan la desigualdad y el conflicto en los procesos de cambio social. 3.2.2. El paradigma del conflicto Dentro del paradigma del conflicto se agrupan las teorías que analizan la sociedad desde el punto de vista de la desigualdad, el conflicto y el cambio social. Estas teorías destacan, no la cohesión y el equilibrio, como los funcionalistas, sino la fragmentación y los conflictos sociales que son consecuencia de la desigualdad, ya sea económica, de género, étnica o por razón de la edad. Estos teóricos advierten que las estructuras sociales perpetúan la distribución desigual de los recursos económicos y del poder político y, por lo tanto, se centran en el estudio de las relaciones de dominación de determinados países, grupos o individuos sobre otros países, grupos o individuos, así como en las estrategias de lucha y superación que intentan concretar éstos últimos. Asimismo, destaca aquí el hecho de que en todos los ámbitos de la sociedad aparecen estos conflictos de interés y la sociología del conflicto nos ayuda precisamente a entender cómo las desigualdades y conflictos tienen sus raíces en la misma organización de la sociedad. Esta tradición de pensamiento sociológico tiene su origen en las contribuciones de Marx, y por lo tanto enfoca la mayor parte de su interés en el tema de la transformación de la sociedad en que tanto que ésta se concibe como el motor de la filosofía marxista y, en particular, aspira a contribuir en la reducción de las desigualdades sociales. Los críticos de la sociología del conflicto advierten que este paradigma subestima la importancia de los valores compartidos y la interdependencia entre personas y organizaciones que favorecen el equilibrio y la paz social. Por otra parte sugieren que algunos de los teóricos del conflicto tienen objetivos políticos más que científicos, frente a lo que aquellos que abogan por este paradigma contestan poniendo en entredicho el ideal de una ciencia objetiva y libre de valores. 3.2.3 El paradigma del interaccionismo simbólico Los dos paradigmas que acabamos antes, el funcionalista y el del conflicto, se caracterizan por presentar una orientación macro-sociológica, es decir observan a la sociedad “a vuelo de pájaro” y tratan de desentrañar las grandes estructuras sociales que permitan ver la sociedad como un todo. En cambio, el paradigma del interaccionismo simbólico, también denominado “teoría de la acción” por otros autores, propone iniciar el estudio de la sociedad a partir de las mismas personas en su interacción cotidiana en los distintos contextos sociales. Esta interacción supone una relación coherente con otra persona, sobre la base de significados o entendimientos acerca del mundo, los cuales van creándose, transformándose, cristalizándose o desapareciendo continuamente. Esto supone un enfoque micro, es decir, implica una observación minuciosa de las formas en las que se relacionan las personas. El paradigma interaccionista simbólico se articula alrededor de un conjunto de teorías que analizan cómo los actores sociales dotan de significado al

Anotaciones

Bibliografía

29


30

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

mundo que les rodea y tiene su origen en la sociología comprensiva de Weber, según la cual hay que entender el contexto desde la perspectiva propia de los individuos, asumiendo que no podemos entender la acción social sin comprender el significado que tiene la misma para los actores sociales. Esos significados son los que van configurando la sociedad.

Anotaciones

En esta misma tradición se insertan los planteamientos de George H. Mead (1863-1931), quien estaba muy interesado en la conformación de la conciencia humana. Según Mead, las personas construyen su propia identidad a partir de sus interacciones con otras personas, llegando a la conclusión que la sociedad es un resultado de esas interacciones cotidianas de las personas, quienes van definiendo o dotando de significado al mundo social que les rodea, lo cual, dicho sea de paso, no garantiza que todo el mundo asigne los mismos significados y reaccionen de la misma manera frente a las mismas circunstancias. Finalmente, en esta corriente también podemos incluir al enfoque dramatúrgico de Erving Goffman, que propone que las personas se desenvuelven en su interacción cotidiana con los demás como si estuviesen actuando en una obra de teatro, asumiendo roles en función de los distintos contextos en los que se encuentran.

Diagrama

Desarrollo de contenidos

No obstante la trascendencia del paradigma del interaccionismo simbólico, en la literatura sociológica contemporánea, en las últimas décadas la sociología ha experimentado nuevos desarrollos teóricos que se orientan hacia la combinación de enfoques micro y macro sobre las sociedades. Por esta razón, invitamos a nuestros lectores a adquirir un panorama general sobre tales avances teóricos recientes, resumidos en el extracto de un cláObjetivos sico deInicio la sociología de nuestro tiempo: el texto de George Ritzer titulado “Teoría Sociológica Contemporánea”. La lectura de dicho texto, que se presenta a continuación, es esencial para el desarrollo de la próxima actividad dirigida.

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 2 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Ritzer G. Teoría Sociológica Contemporánea. 1º Edición. México: McGraw-Hill / Interamericana de España; 1993. [Extracto de Capítulo 2: La teoría sociológica en los años noventa] Recordatorio

Anotaciones

LA TEORIA SOCIOLOGICA EN LOS AÑOS NOVENTA Aunque muchos desarrollos analizados en las páginas anteriores continúan siendo importante en la década de los noventa, en este apartado vamos a estudiar cuatro movimiento que prometen ser sumamente relevantes durante este decenio y en los próximos años: el interés por la integración micro-macro, la integración acción-estructura, las síntesis teóricas, y la metateorizacion en sociología. Integración micro-macro Una parte considerable de los trabajos más resientes en el área de la teoría sociológica estadounidense sean ocupado de la vinculación entre las teorías micro y macro sociales y los niveles micro y macro de análisis. De hecho, ya he señalado (Ritzer, 1990 a) que la vinculación micro-macro surgió como una problemática central en la teoría sociológica estadounidense durante la década de los años ochenta y continúan teniendo relevancia en los años noventa. Hay algunos ejemplos recientes, de los esfuerzos realizados por vincular los niveles micro y macro de análisis y/o las teorías micro y macro. Yo mismo (Ritzer, 1979; 1981ª), intente desarrollar un paradigma sociológico integrado que ajustara los niveles micro y macro tanto en su forma objetiva como subjetiva. Así en mi opinión, existen cuatros principales niveles de análisis social que deben analizarse de un modo integrado: macrosubjetividad, macro-objetividad, micro subjetividad y micro-objetividad. Jeffrey Alexander (1982-83) ha creado una <<sociología multidimensional>> que analiza, al menos en parte, un modelo de niveles de análisis que se aproxima mucho al modelo desarrollado por Ritzer. Alexander (1987) basa el desarrollo de su modelo en el problema del orden que se considera que tiene niveles individual (micro) y colectivo (macro) y el problema


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

de la acción que se supone que cuenta con un nivel materialista (objetivo) e idealista (subjetivo). A partir de esos dos continua, Alexander desarrolla cuatro grandes niveles de análisis: colectivo- idealista-materialista, individual-idealista e individual-materialista. Aunque el modelo general desarrollado por Alexander es sorprendentemente similar Recordatorio al de Ritzer, aquél otorga prioridad al nivel colectivo-idealista, mientras este insiste en que debemos ocuparnos de las relaciones dialécticas entre todos los niveles. Norbert Wiley (1988) ha desarrollado otro enfoque a fin en el que bosqueja cuatro niveles de análisis semejantes: el self o niveles individuales, la interacción, la estructura social, y la cultura. Pero mientras Ritzer y Alexander se fijan tanto en los niveles objetivos como subjetivo, los de Wiley son puramente subjetivos. James Coleman (1986) se concentró en el problema de la conexión desde lo micro a lo macro, mientras Allen Liska (1990) ha desarrollado el enfoque de Coleman para analizar también el problema desde la conexión de lo macro a lo micro. Recientemente Coleman (1990) ha desarrollado su modelo micro –macro y una teoría más elaborada de la relación micro-macro basada en el planteamiento de la elección racional delicada de la economía. Encontramos muchos otros esfuerzos relacionados con la integración micro-macro. Queda mucho trabajo por hacer en esta área, que promete ser importante campo de estudio en la teoría sociológica estadounidense en el futuro. Integración acción-estructura Paralelamente a la creciente preocupación que se da en los Estados Unidos por la integración macro-micro, en Europa se ha desarrollado el interés por la integración acciónestructura. Al igual que el problema macro-micro se sitúa en el centro de la teoría en los Estados Unidos, Margaret Archer (1988) considera el acción- estructura con el interés básico de la teoría social europea. Aunque existen muchas semejanzas entre la literatura micro-macro y la referida a la acción-estructura, se dan también importantes diferencias entre ellas. Por ejemplo, mientras los agentes suelen considerarse como actores en un nivel micro, colectividades como os sindicatos también pueden ser agentes. Y mientras las estructuras en el nivel micro. Así debemos ser caudalosos a la hora de equiparar estos dos cuerpos de trabajo y también al intentar interrelacionarlos. En el área de la teoría social europea contemporánea se han producido cuatro grandes líneas de trabajo que pueden agruparse bajo el encabezamiento de la integración acción-estructura. La primera es la teoría de la estructuración de Anthony Giddens (1984). La clave del planteamiento de Giddens es que contempla la acción y la estructura como una <<dualidad>>. Es decir, no pueden ser separadas: la acción está involucrada en la estructura una dualidad y las ve más bien como un dualismo. Es decir, la acción y la estructura pueden y deben ser separadas. El análisis de las diferencias entre ellas nos permitirá estudiar mejor su relación. Ancher (1988) también destaca por ampliar la literatura de la acción y la estructura al análisis dela relación entre cultura y acción. Mientras Giddens y Archer son británicos, la tercera figura principal contemporáneo relacionada con la literatura de la acción y la estructura es el francés Pierre Bourdieu (1977). En la obra de Bourdieu la cuestión acción-estructura se traduce en una preocupación por la relación entre el habitus y el campo de acción. El habitus es una estructura metal o cognitiva internalizada mediante la cual la gente se maneja en el mundo social. El habitus produce la sociedad de la misma manera que la sociedad produce el habitus. El campo de acción constituye una red de relaciones entre posiciones objetivas. La estructura del campo de acción constriñe a los actores, ya sean individuos o colectividades. La preocupación principal de Bourdieu es la relación entre habitus y campo de acción, que el concibe como una relación dialéctica. El ultimo teórico importante de la vinculación acción- estructura que vamos a tratar someramente es el alemán Jurgen Habermas. Ya le hemos mencionado como un importante pensador contemporáneo enmarcado en la teoría critica. En su obra más reciente, Habermas (1987) ha tocado la cuestión acción-estructura bajo la expresión de <<la colonización del mundo de la vida>>. El mundo de la vida constituye en micromundo donde las personas interactúan y se comunican. El sistema tiene sus raíces en el mundo de la vida, pero al final desarrolla sus propias características estructurales. A medida que estas estructuras adquieren mas independencia y poder, ejercen mas y mas control sobre el mundo de la vida. En el mundo moderno el sistema llega a <<colonizar>> el mundo de la vida, es decir, a ejercer su control sobre él. Como veremos el Capítulo 11, existen más trabajos sobre la cuestión de integración acción- estructura que los de Giddens, Archer, Bourdieu y Habermas. Sin embargo,

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

31


32

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

ellos son los principales representantes de esta corriente contemporánea de la teoría sociológica. Anotaciones

Síntesis teóricas El movimiento hacia la integración de los niveles micro y macro y de la acción y la estructura comenzó en la década de los ochenta y se afianza en el decenio de 199. Aquel movimiento ha sentado las bases para un desarrollo más amplio hacia la síntesis teórica que se ha puesto en marcha a principios de los noventa. Es este un enorme esfuerzo por sintetizar dos o más teorías diferentes (por ejemplo, el funcionalismo estructural y el interaccionismo simbólico). En la historia de la teoría sociológica siempre se han producido intentos de este tipo. No obstante, existen dos aspectos distintivos de estoy nuevos trabajos de síntesis. Primero, no constituyen intentos aislados de síntesis, sino que están muy extendidos. Segundo, la meta es, en general, lograr una síntesis relativamente reducida de ideas teóricas, y no el desarrollo de una gran teoría sintética que abarque toda la teoría sociológica. Estos trabajos sintéticos se realizan dentro de las teorías que henos estudiado en este capítulo y entre ellas, así como dentro de algunas otras que aun no hemos mencionado. Dentro del funcionalismo estructural, hemos hablado del nacimiento del neofuncionalismo (Alexander, 1985; Alexander y Colomy, 1985; Alexander y Colomy, 1990a). El objetivo del neofuncionalismo es superar muchas de las limitaciones de funcionalismo estructural incorporando ideas derivas de un amplia serie de otras teorías. Alexander y Colomy consideran que este esfuerzo supone una reconstrucción del funcionalismo estructural, y por ello requiere una nueva denominación, neofuncionalismo, para diferenciar a este nuevo enfoque teórico de su predecesor. El interaccionismo simbólico está experimentando una drástica transformación ya que, en palabras de Fine, se ha <<compuesto una teoría de fragmentos de otros planteamientos teóricos>> (1990:136-137). Así, los interaccionistas simbólicos toman prestadas ideas de la sociología fenomenológica, de la teoría feminista y de la teoría del intercambio, entre otras. Además, se está redefiniendo a pensadores importantes de la historia del interaccionismo simbólicos como Mead y Blumer como teoría más sintéticos e integradores. En el ámbito de la teoría del intercambio encontramos desde hace tiempo obras integradoras y sintéticas como Exchange and Power in Social Life [intercambio y poder en la vida social] (1964). Recientemente se dedica cada vez más atención a la obra de Richard Emerson (1972ª; 1972b) y a la de sus discípulos, en especial a la de Karen Cook (1987ª9. Emerson comenzó centrándose en los principios del conductismo, pero posteriormente se esforzó por vincularlos a la estructura social y a las relaciones de intercambio social. Ya más recientemente aun, Cook, O´Brien y Kollok (1990) han llegado a definir la teoría del intercambio en temimos inherentemente integradores y a sinterizarla con ideas derivadas de otras teorías como el interaccionismo simbólico y la teoría de redes. Un desarrollo relativamente nuevo e intrínsecamente integrador en la teoría sociológica es el nacimiento de la teoría social posmodernista (Baudrillard, 1983; Harvey, 1989; Lyontard, 1984; Kellner, 1990a, 1990b). Esta teoría se basa en la idea de que en los últimos años hemos pasado de una sociedad moderna a otra posmoderna. Mientras que la sociedad moderna era altamente racional y rígida, la sociedad posmoderna se considera más irracional y flexible. Ha surgido una nueva teoría de la posmodernidad al objeto de analizar este diferente tipo de nueva teoría de la posmodernidad al objeto de analizar este diferente tipo de sociedad. Esta teoría es inherentemente integradora en el sentido de que extrae ideas de una amplia gama de disciplinas: la filosofía, la teoría cultural y la teoría social, entre otras. Además, los teóricos de la posmodernidad rechazan la idea del desarrollo de un único y gran teoría global o, como lo denominan, de un <<metadiscurso>. Los posmodernistas defienden más bien esfuerzos sintéticos específicos más reducidos del tipo de lo que se han venido realizando en el ámbito de la teoría sociológica al principio de los años noventa. La teoría posmarxista incluye tres desarrollos teóricos sintéticos. El primero es el marxismo analítico, que se esfuerza por aplicar los métodos habituales de la filosófica analítica y la ciencia social a temas marxistas tradicionales. Así, por ejemplo, varios teóricos (Roemer, 1986; Elster, 1985) emplean las ideas de la teoría de la elección racional para


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

analizar cuestions marxistas. Otros (por ejemplo, Wright, 1985) emplean los métodos de la sociología ortodoxa para analizar problemas como las clase. El segundo lo integran un conjunto de marxistas postmodernos (por ejemplo, Laclau y Mouffe, 1986; Jameson, 1984; Harvey 1989), que toman ideas prestadas de la teoría de la posmodernidad yRecordatorio las conjugan con aspectos de la teoría marxista tradicional. Finalmente se encuentra la obra de Bowles y Gintis (1986), cuyo objetivo es integrar la teoría marxista y la liberal. En los capítulos 12 y 13 nos ocuparemos de muchos otros esfuerzos sintéticos. Metateorización en sociología En término generales, la metateorización puede definirse como el estudio sistemático de la estructura subyacente de la teoría sociológica (Ritzer, 1990 c, 1990d, 1991, en prensa c). Debe distinguirse de la teorización, aunque la mayoría de los teóricos hayan metateorizado y muchos metateóricos hayan teorizado. Mientras que el objeto de estudio de los metateóricos es la teoría, los teóricos reflexionan sobre el mundo social, se ha producido un significativo aumento del trabajo metateórico (Fuhrman y Snizck, 1990) y todo parece demostrar que ese trabajo continuará creciendo en el futuro. El trabajo metateórico ha formado parte de la sociología desde sus inicios. La mayoría de los primeros teóricos realizaron estudios metateóricos sobre los intelectuales que les precedieron. Particularmente destacables son los estudios de Marx sobre Hegel, los jóvenes Hegelianos, los economistas políticos y los socialistas utópicos. Parsons describe su obra The Structure of Social Action (1937, 1949) como un estudio <<empírico>> de la obra de sus predecesores teóricos. En los años cincuenta, Paul Furfey (1953/1965) presento el primer, aunque fallido, esfuerzo sistemático por definir el trabajo metateórico. Alvin Gouldner intento definir una sociología de la teoría sociológica en The Coming Crisis of Western Sociology [la crisis de la sociología occidental] (1970); su trabajo es un importante, aunque igualmente fallido. precedente de la metateorización contemporánea. Un conjunto específico de obras (Friedrichs, 1970; Ritzer, 1975), basadas en el concepto de paradigma de Thomas Kuhn (1962, 1970), también tuvo un papel importante en el desarrollo del trabajo metateórico de la sociología. La metateorización sociológica ha llegado a su mayoría de edad en la década de los años noventa (véase el Apéndice) y promete desempeñar un papel central en la clarificación de las teorías sociológicas actuales, así como en el desarrollo de nuevas teorías integradas y sintéticas. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Inicio

ACTIVIDAD N° 2: Autoevaluación

1. Revise con cuidado los contenidos desarrollados en el Tema No. 03 de la presente unidad y en la Lectura Seleccionada No. 02. Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Bibliografía 2. Glosario Busque más información sobre los recientes desarrollos teóricos en el campo de la sociología ocurridos en los años noventa y que se mencionan en la Lectura Seleccionada No. 02. Identifique sus planteamientos centrales.

3. A partir de las dos actividades anteriores, redacte un breve ensayo discutiendo, desAnotaciones de su propio punto de vista y su experiencia, los planteamientos centrales de una teoría sociológica contemporánea previamente identificada.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

33


34

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD” Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

AUTOEVALUACIÓN N° I Anotaciones

1. Entre las alternativas mostradas a continuación, una de ellas corresponde a un movimiento filosófico e intelectual que impulsó el desarrollo de la ciencia moderna en el siglo XVIII: Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

Bibliografía

a. b. c. d. e.

La Revolución Francesa El Renacimiento La I Revolución Industrial La Ilustración El Darwinismo

2. La Revolución Francesa representó un duro golpe a las monarquías absolutistas de base feudal para dar lugar a un nuevo sistema económico denominado: a. b. c. d. e.

Socialismo Comunismo Feudalismo Esclavismo Capitalismo

3. Los avances tecnológicos ocasionados por la I Revolución Industrial permitió emerger económicamente a una nueva clase social que comenzó su lucha por el ideal de la democracia. Dicha clase social recibe el nombre de: a. b. c. d. e.

Feligresía Elite Burguesía Pueblo Proletariado

4. La denominada “ley de los tres estados” (teológico, metafísico y positivo) fue una contribución al estudio del origen de la ciencia hecha por: a. b. c. d. e.

Max Weber Augusto Comte Henri Saint-Simon Erving Goffman Émile Durkheim

5. El planteamiento de una “Sociología Comprensiva” fue una contribución teórica al estudio de los fenómenos sociales desarrollada inicialmente por: a. George H. Mead b. Émile Durkheim c. Herbert Spencer d. Max Weber e. Robert Merton 6. El empirismo y el realismo son algunas de las bases filosóficas sobre las que se basa un paradigma de la investigación social. Dicho paradigma es el: a. Antipositivismo b. Interpretativismo c. Positivismo d. Comprensivo e. Neointerpretativismo 7. En el campo de la investigación sociológica, la actitud que se orienta hacia el análisis de la realidad que nos rodea, no dando nada por supuesto o sentado y viéndola como algo totalmente nuevo, se denomina: a. Filosofía sociológica b. Positivismo sociológico c. Imaginación sociológica


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Desarrollo de contenidos

d. Teorización sociológica

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

e. Pensamiento sociológico 8. Un paradigma teórico en el campo de la sociología plantea que la sociedad es un sistema complejo conformado por muchas partes, cada una de las cuales tiene su lugar y cumple un papel. Dicho paradigma se llama: a. Funcionalismo b. Marxismo c. Positivismo d. Interpretativismo e. Simbolismo 9. El paradigma teórico sociológico que plantea estudiar a la sociedad a partir de la interacción cotidiana de las personas en distintos contextos sociales, se llama: a. Perspectiva del conflicto b. Estructural-funcionalismo c. Neopositivismo d. Interaccionismo simbólico e. Marxismo 10. Uno de los grandes teóricos de la sociología propuso que el interés de esta ciencia debía estar en el estudio empírico de los hechos sociales y de la forma en que éstos afectan la vida de las personas. Dicho teórico es: a. Robert Merton b. Herbert Spencer c. Karl Marx d. Émile Durkheim e. Charles W. Mills

Bibliografía

35


36

UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: CIENCIA DE LA SOCIEDAD”

Actividades

Autoevaluación

Diagrama

Objetivos

Inicio

Glosario

Bibliografía

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

GLOSARIO Anotaciones

Recordatorio

Bibliografía

Absolutismo: sistema de gobierno en el cual el ejercicio del poder se hace manera plena, total, y está centralizado en una única persona, cuya autoridad se considera sagrada y suprema, estando muchas legitimada o sancionada en el plano religioso. Anotaciones

Burguesía: clase social de posición acomodad, surgida a finales de la Edad Media. Generalmente estuvo formada por comerciantes, artesanos libres y personas que no estaban sometidas a los señores feudales. Colonialismo: forma de dominio territorial, económico, político y cultural ejercida por el gobierno de un país sobre otros pueblos distintos al suyo, que fueron sometidos muchas veces en contra de su voluntad y que llegaron a convertirse en sus colonias. Estado-Nación: forma de organización política de los tiempos modernos, caracterizada por contar con un territorio físico claramente delimitado, una población constante que se concibe culturalmente homogénea o con muchos puntos en común y una forma establecida de gobierno de rango estatal. Fenomenología: dialéctica interna del espíritu que presenta las formas de la conciencia hasta llegar al saber absoluto. También se define como un método filosófico desarrollado por Edmund Husserl que, partiendo de la descripción de las entidades y cosas presentes a la intuición intelectual, logra captar la esencia pura de dichas entidades, trascendente a la misma consciencia. Feudalismo: sistema de gobierno de carácter feudal, en el cual el poder y la autoridad están centralizados en los señores feudales o propietarios de la tierra, quienes tenían el dominio absoluto sobre la misma y sobre quienes habitaban en ella. Hermenéutica: Arte de interpretar textos y especialmente el de interpretar los textos sagrados. En la filosofía de Hans-Georg Gadamer, el término se entiende como teoría de la verdad y el método que expresa la universalización del fenómeno interpretativo desde la concreta y personal historicidad. Metafísica: Parte de la filosofía que trata del ser en cuanto tal, y de sus propiedades, principios y causas primeras. Objetividad: cualidad de ser objetivo, es decir, de tener la capacidad de conocer la esencia de algo sin que los prejuicios del observador distorsionen dicha esencia. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

Inicio

Renacimiento: etapa histórica de florecimiento de las artes y la cultura europeas acaecido al término de la Edad Media. Se caracterizó por el impulso del humanismo, el desarrollo elevado de las artes plásticas y la arquitectura, y la admiración por la cultura de las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma. Autoevaluación

Bibliografía

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA

Berger P. Invitación a la Sociología. Una perspectiva humanista. Barcelona: Herder; 1986. Giddens A. Sociología. 4ª Edición. Madrid: Alianza Editorial Textos; 2001. Recordatorio

Anotaciones

Giner S. Sociología. 5ª Edición. Barcelona: Península. 1989. Grimaldi D, Cardenal M. Introducción a la Sociología. Las Palmas de Gran Canaria: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; 2006. Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999. Mills C. La imaginación sociológica. Madrid: Fondo de Cultura Económica; 1970. Ritzer G. Teoría Sociológica Clásica. 1ª Edición. México: McGraw Hill / Interamericana de España; 1993. Ritzer G. Teoría Sociológica Contemporánea. 1ª Edición. México: McGraw-Hill / Interamericana de España; 1993.


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Diagrama

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas Diagrama

Objetivos

Inicio

Actividades

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

Autoevaluación

DIAGRAMA DE PRESENTACION Glosario

Bibliografía

Objetivos

Inicio

CONTENIDO Anotaciones Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

EJEMPLOS

ACTIVIDADES

Autoevaluación

BIBLIOGRAFÍA

Anotaciones

La interacción social La interacción social Redes y tejido social Los grupos sociales La socialización El proceso de socialización Los agentes de la socialización Socialización y ciclo de vida

Lectura seleccionada 1: “El fútbol nos une: socialización, ritual e identidad en torno al fútbol” de Jorge Meneses 3. La estructura social 1. Estructura social y comportamiento individual 2. Elementos básicos de la estructura social 3. El cambio social 1. Desviación y control social 1. Desviación y control social 2. Teorías sobre la desviación 3. Delito y sistemas de justicia Lectura seleccionada 2: “Control social: nuevas realidades, nuevos enfoques” de Alexis Romero et al. Autoevaluación Nº 2

AUTOEVALUACIÓN

Bibliografía

CONOCIMIENTOS 1. 1. 2. 3. 2. 1. 2. 3.

Lecturas seleccionadas

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Recordatorio Desarrollo de contenidos

Recordatorio

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

PROCEDIMIENTOS 1. Discute las características más importantes de la interacción social y su relación con la formación de los grupos sociales. 2. Elabora un mapa conceptual sobre los aspectos más importantes del proceso de socialización y su relación con la conducta humana. Actividad Dirigida: Presentación de un mapa conceptual mostrando los aspectos más importantes del proceso de socialización. 3. Redacta una pequeña monografía describiendo la estructura social existente en su localidad. 4. Elabora un cuadro comparativo sobre las características de las teorías sobre la desviación social. Tarea Académica Nº 1: Presentación de una monografía sobre la estructura social existente en su localidad.

ACTITUDES 1. Reconoce a los fenómenos sociales como objeto de investigación científica. 2. Valora la importancia de la teoría social para la comprensión de los problemas sociales en su localidad, región y país. 3. Valora la importancia de la socialización y la estructura social en los fenómenos de la conducta humana. 4. Respeta y defiende el derecho a la diferencia cultural y la equidad de género en su sociedad. 5. Reconoce y valora la importancia de las instituciones sociales en las transformaciones globales contemporáneas.

Bibliografía

37


38

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Tema N° 1: LA INTERACCIÓN SOCIAL Anotaciones

1.1 La interacción social La interacción social viene a ser uno de los aspectos más importantes de la existencia de los seres humanos que es abordado con bastante profundidad por la sociología. En términos generales puede definirse como el fenómeno esencial del contacto directo, cara a cara, que sucede permanentemente entre los individuos y que a través del cual se establecerá la ulterior influencia social que toda persona recibe finalmente del entorno social en el que se desarrolla y vive. La interacción social, también denominada interacción cara a cara, resulta esencial dentro de la vida de todo ser humano, pues es a partir de ella que cada uno de nosotros y todos los demás individuos con quienes interactuamos, vamos a construir, finalmente, la realidad social en la que nos desenvolvemos, debido a que cada uno de nosotros va a actuar y reaccionar frente nuestros semejantes en función de determinadas pautas establecidas culturalmente, que pueden variar a su vez de sociedad a sociedad y cuyo rompimiento genera, obviamente, alteraciones claras en la conducta de las personas. El fenómeno de la interacción social sucede, como ya dijimos, de manera permanente y en todo momento a lo largo de nuestras vidas, sin embargo la mayoría de nosotros no se percata de ello de forma suficiente. Por ejemplo, todos los días hablamos con nuestros colegas y amigos, nos encontramos con alguien en el supermercado, o saludamos a un vecino. En esos instantes está presente un tipo de interacción social, que incluso ocurre cuando intercambiamos alguna mirada rápida con una persona desconocida mientras caminamos en la calle. La interacción social implica, en muchos casos, el desarrollo de una comunicación entre las personas que interactúan, y en la mayoría de los casos dicha comunicación se hace recurriendo a un lenguaje verbal, pero en muchos otros la comunicación también se realiza mediante un lenguaje no verbal, que incluye movimientos corporales, muecas, gestos o expresiones faciales, todos los cuales adoptan formas específicas de acuerdo a cada contexto cultural en particular, no obstante tienden a una similitud ocasionada por ciertos factores innatos. Esto quiere decir que si bien la risa suele estar relacionada a un sentimiento de alegría o goce en todo el mundo, las características específicas de la forma de reír, como su intensidad y duración, estarán pautadas por las reglas culturales propias de cada grupo humano. En la interacción cotidiana que cada uno de nosotros desarrolla cada día, también se suele considerar la protección de nuestra propia imagen frente a los demás, aunque muchas veces tampoco nos percatemos de ello. No obstante, el cuidado de la imagen que el resto de individuos que nos rodea o con quienes interactuamos, ayuda muchas veces a lograr objetivos concretos y contribuye a una interacción más fluida y armonios. En esta tarea resulta clave evitar romper las pautas culturalmente establecidas en nuestro entorno, así como no cometer los denominados “errores lingüísticos”, que se refieren a la incapacidad de percatarnos de que lo que decimos tiene doble significado para los demás. De este modo resulta totalmente claro que la interacción social guarda estrecha relación con el manejo de nuestro lenguaje, rostro y cuerpo, con lo cual podemos expresar ciertos significados y también ocultar otros, a fin de ofrecer una imagen determinada al resto de personas. En resumen, los distintos sociólogos que han prestado atención a esta parte sutil y cotidiana de la existencia de los seres humanos, consideran fundamental el estudio de la interacción social por que las acciones que desarrollamos de manera cotidiana, cada día, representan el mayor número de las actividades sociales que llevamos a cabo en vida. Asimismo, hacen hincapié en que todas las grandes instituciones sociales que veremos más adelante y de las cuales depende la cohesión de un grupo humano, están modelados en función de la naturaleza y características de las relaciones que entablan las personas y de cómo estas relaciones se construyen gracias a la interacción cara a cara.


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

1.2 Redes y tejido social

Lecturas seleccionadas

El estudio de la interacción social requiere, necesariamente, del manejo de ciertas categorías que nos permiten comprender mejor el impacto que este aspecto tiene en la construcción de un conjunto de relaciones que finalmente, como una gran Recordatorio red, van a constituir el tejido social que no es sino la sociedad en su conjunto. Una de tales categorías es el estatus social, que viene a ser la posición social que ocupa un individuo y que las demás personas reconocen. Esa posición implica responsabilidades, privilegios y expectativas, y de esta manera, ello nos va a decir mucho sobre qué se espera de esa persona o cómo ésta va actuar en un determinado contexto social. A lo largo de nuestra vida todos ocupamos distintos estatus. Por ejemplo, de pequeños tuvimos un estatus de hijos y más tarde de estudiantes de escuela, colegio y universidad. En otros momentos, podremos contar con más estatus al mismo tiempo, como el de padre de familia, ingeniero, gerente y miembro de un club deportivo. En este sentido, cabe agregar que hay algunos estatus que se les adjudica a las personas por nacimiento o de manera independiente de su voluntad, como el estatus de príncipe que adquiere desde el mismo momento que nace el hijo del rey de una corte europea. Este estatus recibe el nombre de estatus adscrito, y se distingue del estatus adquirido en que este último corresponde a posiciones que las personas obtienen durante sus vidas gracias a un esfuerzo personal, como el estatus de decano que adquiere un profesor universitario por una serie de cualidades que lo hacen apto para ese puesto. Entre los diversos tipos de estatus que puede tener una persona, según lo que hemos descrito, suele haber alguno más importante que los demás, al que se denomina estatus dominante. Éste es muy importante porque define la identidad social de la persona o la imagen que los demás tienen de ella, y tiene una gran influencia sobre su vida. En las sociedades industriales el estatus dominante suele ser la ocupación a la que más esfuerzo se dedica o la profesión, porque hace referencia a otras variables como el origen social, el nivel de estudios, los ingresos y el estilo de vida de esa persona. En ciertas ocasiones el estatus dominante puede ser el estigma que supone ser etiquetado de enfermo, loco o discapacitado, y que puede eclipsar cualquiera otra cualidad del individuo, llevando a su consiguiente marginación por parte de los miembros del grupo al que pertenece. La segunda categoría importante en el estudio de las redes y el tejido social es el rol social, que se refiere a las expectativas de conducta que se espera tenga una persona en función del estatus o el conjunto de estatus que ocupa dicho individuo dentro del grupo al que pertenece. Esto quiere decir que si el estatus viene a ser una categoría abstracta, el rol social es su manifestación concreta, dinámica y observable, puesto que comprende un espectro amplísimo de conductas, acciones y tareas que desarrolla una persona de acuerdo a su posición en la sociedad. Por esto mismo, el rol social está sujeto más rápidamente a los efectos del cambio cultural, mientras que el estatus se transforma más lentamente, salvo si ocurre un proceso de transformación violenta y rápida que se conoce con el nombre de revolución. Si el rol social es manifestación concreta del estatus social, también podemos decir que, así como ocupamos distintos tipos de estatus, de igual forma desempeñamos distintos tipos de roles, según cada estatus que tenemos. Así, una enfermera que a la vez es madre de familia y madrina de bautizo, tendrá que actualizar permanentemente sus conocimientos en el campo de la enfermería, asistir puntualmente a su trabajo, cuidar de sus hijos y asistir de manera permanente en la formación de su ahijado. No obstante, en muchísimos casos estos roles suelen entrar en contradicción y generar un conflicto, como aquél que puede existir entre cumplir con el horario de trabajo y atender a los hijos. En otras ocasiones, el conflicto puede darse entre dos roles del mismo estatus como ocurre cuando una persona asume un nuevo cargo dentro de una organización, cambiando su estatus y rol frente a quienes eran sus compañeros de trabajo. Gracias al esfuerzo de la sociología por conocer y comprender la importancia de la interacción social en la construcción del tejido social, se han desarrollado dos aproximaciones teóricas importantes a este aspecto. La primera recibe el nombre de etnometodología y fue desarrollada por Harold Garfinkel hacia la década de 1960. De acuerdo a este autor, la etnometodología busca estudiar las actividades

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

39


40

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

prácticas, mediante las cuales los miembros de una sociedad organizan su vida diaria y dan sentido a la misma. Aquí el orden social se concibe como el conjunto de reglas sociales con las que los miembros de un colectivo se enfrentan a tareas cotidianas. Estas reglas suponen un conocimiento práctico de los actores sociales y les sirven para producir y manejar el día a día de sus interacciones. En este sentido, la etnometodología puede ser considerada como una sociología de la vida cotidiana, que persigue explicar cómo las personas dan sentido a una infinidad de situaciones o contextos que les son absolutamente familiares. Al observar esas situaciones podemos ver a las personas hablando y actuando de cierta manera, pero “debajo” de todo esto, que podemos ver y oír, hay toda una serie de suposiciones o entendimientos que damos por hechos y que hacen que la interacción pueda seguir adelante del modo que habíamos anticipado. La segunda aproximación teórica importante para el estudio de la interacción social es el denominado enfoque dramatúrgico elaborado por Irving Goffman hacia la década de 1950. Dicha propuesta parte de la idea del mundo como un gran teatro en el que las personas actúan como si fueran parte del reparto de una obra dramatúrgica. Sin embargo, en la interacción social real, a diferencia de la obra teatral, en la interacción social uno es personaje y audiencia al mismo tiempo, pues va evaluando cómo los demás representan su papel y cómo lo va representando uno mismo. De esta forma, el equivalente a representar un papel teatral es lo que Goffman llama “presentación de la persona en el mundo real”, pues al igual que el actor tiene que esforzarse en hacer creíble su personaje, una persona en la vida cotidiana tiene que esforzarse para crear unas determinadas impresiones sobre otras personas y hacer creíble la imagen de sí misma que quiere dar. Para ello componemos actuaciones que tenemos que adecuar al contexto en el que tienen lugar: el atuendo y los objetos que manejamos, el lenguaje, los gestos, el tono de voz, etc. nos sirven para hacerlas creíbles. En otras palabras, de acuerdo a este enfoque, el estudio del estatus social y el rol social, además del contexto social, son fundamentales para el estudio de la interacción entre individuos. 1.2 Los grupos sociales Desde el momento en que nacemos, nuestra dimensión social se expresa siempre en relación a diversos conjuntos de personas con las que desarrollamos diversos tipos de interacción y relaciones, como la familia, el grupo de amigos o vecinos, los compañeros de clase o los colegas del trabajo. Partiendo de esta observación, habremos de percatarnos que toda sociedad está conformada por una densa red de grupos sociales. Por esta razón resulta imperativo definir la categoría sociológica de grupo social. En el campo de la sociología un grupo social se define como un agregado o una aglomeración de personas que tienen algún tipo de relación social entre sí, lo que hace que dicho grupo social tenga cierta estabilidad y que quienes lo integran se identifiquen como sus miembros, al mismo tiempo que son identificados como tales por parte de otras personas que no pertenecen a ese grupo. Sin embargo, para entender mejor esta definición necesitamos recordar en qué consiste la categoría sociológica de relación social, la cual se entiende como el producto del conjunto amplio y complejo de interacciones sociales que se establecen de forma más o menos permanente entre dos o más personas y que están reguladas por determinadas normas sociales y pautas culturales, todo lo cual trae, como consecuencia, la modificación de la conducta de las personas envueltas en dicha relación. Volviendo al estudio de los grupos sociales, Homans (1968/1950) ha señalado que para que un grupo social exista, es necesario que sus integrantes tengan motivación y sentimientos que fortalezcan el vínculo que los une, así como tareas o actividades que estas personas deben realizar y algún tipo de comunicación e interacción entre ellas. De este modo al interior del grupo de construye un sentimiento de pertenencia o identidad común, así como determinados valores, intereses y objetivos comunes. Considerando la diversidad de características que adquieren las sociedades humanas, los tipos de grupos sociales son, también, bastante diversos. Sin embargo, la sociología ha ido generando algunos criterios de clasificación que permiten identificar ciertos tipos importantes, según su grado de inclusión, carácter y estructura.


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Entre éstos destacan los denominados grupos primarios, que corresponden a grupos generalmente pequeños, donde la interacción que ocurre entre sus miembros es cara a cara y directa, razón por la cual las relaciones que hay entre sus miembros son personales y con cierto grado de intimidad. En estos grupos primarios se Recordatorio observa por lo general un sentido de pertenencia o identidad más o menos bien desarrollado, que se alimenta a su vez por el fin mutuo que persiguen sus integrantes y las gratificaciones personales y emocionales que éstos experimentan. Como un ejemplo típico de grupo primario tenemos a la familia. Los grupos secundarios están conformados por organizaciones constituidas gran escala, en las cuales las relaciones sociales están formalizadas y reguladas en diferentes grados y formas. Sus características son, por ello, las contrarias a las que tienen los grupos primarios, como el hecho de que entre sus miembros las relaciones sociales son impersonales, los vínculos generalmente son contractuales, y la cooperación de produce de forma indirecta, al mismo tiempo que existe un alto grado de especialización y diferenciación de tareas y de roles sociales, donde predominan los procedimientos formalizados. Un ejemplo típico de un grupo secundario es el Estado. No obstante, por su propia naturaleza extensa, es totalmente posible que exista una imbricación compleja y sofisticada entre los grupos primarios y secundarios. Para ilustrar esto podríamos mencionar que dentro de los grupos secundarios se conforman numerosos grupos primarios.

Tema N° 2: LA SOCIALIZACIÓN 2.1 El proceso de socialización Cuando nacemos, nos hallamos en una situación de total dependencia del grupo de personas en el que hemos sido acogidos y, a diferencia del resto de especies de animales, el tiempo de dependencia total de los demás, durante el cual requerimos de mucha protección y cuidado, es mucho más prolongado. ¿Qué pasaría si no contásemos con las condiciones que garanticen nuestra integridad mientras somos bebés o infantes? Simplemente pereceríamos. No obstante, este periodo de dependencia resulta sumamente rico para cada uno de nosotros, pues es allí cuando aprendemos todo lo necesario para nuestro futuro desenvolvimiento como miembros de un grupo social. Tomando en cuenta lo que hemos dicho, es pertinente abordar el concepto de socialización, que se refiere a aquél proceso mediante el cual las personas aprendemos e interiorizamos las pautas sociales y culturales que regulan la vida del grupo en el que hemos nacido y nos desarrollamos. De este modo, gracias a este proceso, cada persona constituye su personalidad en base a las experiencias que tiene y a los agentes de socialización que sobre ella operan, permitiendo su adaptación al entorno social en el que le tocó vivir. Todo proceso de socialización está constituido por determinados elementos que se articulan en torno a la definición que hemos dado en el párrafo anterior. Un primer elemento viene a ser el proceso de adquisición de cultura o, como se suele denominar en antropología, enculturación. Este proceso implica el aprendizaje de conocimientos, valores, normas, significados de símbolos, entre otras cosas. Dicho aprendizaje opera muchas veces en base a la imitación, pero también a la enseñanza de parte de otras personas. Otro elemento importante del proceso de socialización es la integración de la cultura en la personalidad psíquica del individuo, aunque hasta el momento no resulta posible medir la proporción en la que la sucede dicha integración pues se ha observado mucha variación de persona a persona. Cuando una pauta cultural se integra a la personalidad, decimos que tal pauta cultural se convierte en la regla de la conciencia de un individuo. De esta forma la cultura, mediante la conciencia, establece parámetros para que cada persona experimente remordimiento o tranquilidad en relación a su conducta. Esto está estrechamente ligado, a su vez, a un tercer elemento del proceso de socialización, que viene a ser la adaptación al entorno social, que ocurre cuando una persona se identifica con dicho entorno, cuando siente que

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

41


42

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

“pertenece” a una familia, un grupo social específico, o cuando se identifica plenamente con alguna institución social, que veremos más adelante en este manual. De acuerdo a los avances de la sociología, esta adaptación afecta a la personalidad de cada sujeto en profundidad a un triple nivel: biológico o psicomotor (gestos, mímica, forma de expresarse), afectivo (expresiones de ternura o agresividad propios de cada cultura), y mental (categorías mentales, imágenes, conocimientos, prejuicios, estereotipos, entre otros). Líneas arriba hemos mencionado el aprendizaje. Efectivamente, este concepto hace alusión a uno de los mecanismos esenciales de todo proceso de socialización y consiste en la adquisición de hábitos, actitudes y conocimientos que, en una forma compleja, se inscriben en el organismo y la psique de los seres humanos. El aprendizaje se basa en la interacción social, como por ejemplo sucede con la imitación. Asimismo, aquí también es importante recordar el papel de los reflejos condicionados, estudiados hace tiempo por Pavlov, que llevaron a la formulación del denominado condicionamiento clásico, al igual que sucede con el condicionamiento operativo desarrollado por Skinner. Un segundo mecanismo de la socialización es la denominada interiorización del otro, que permite completar la acción del aprendizaje. Este mecanismo se refiere al proceso de adquisición de conciencia de nuestra propia existencia, también referido como el proceso de construcción del “mí mismo” frente a los demás, que permite interiorizar precisamente la existencia del resto de personas que nos rodean o que habitan en nuestro entorno social. En este aspecto vale la pena recordar las importantes contribuciones de George Herbert Mead, quien desarrolló el concepto del “self” como categoría empleada para referirse a una dimensión de la personalidad configurada por la conciencia y por la imagen que de sí mismo tiene cada persona. Para Mead, nuestra capacidad para crear símbolos nos permite separarnos de nosotros mismos y ponernos en el pellejo de otras personas y por eso podemos anticipar su reacción frente a nuestras conductas. De este modo, la interacción social requiere que nos veamos a nosotros mismos desde la perspectiva de las personas con quienes interactuamos y esto requiere que nos pongamos en el lugar de otros. A partir de ello es que construimos la imagen de nosotros mismos y se regula nuestra conciencia.

2.2 Los agentes de la socialización Diversos estudios en el campo de la sociología y otras disciplinas como la antropología, han permitido mostrar que el proceso de socialización es un fenómeno de alcance universal en todas las sociedades del mundo, sin embargo, en cada una de ellas dicho proceso está modelado por determinados agentes que permiten la transmisión de pautas, normas y valores culturales específicos, que finalmente hacen que cada sociedad tenga sus propias características. En este sentido, los agentes de la socialización vienen a ser instancias o vías mediante las cuales se transmiten los conocimientos y valores culturales propios de cada entorno social (Iglesias de Ussel 1988). Algunos investigadores como Rocher (1975) han propuesto tres criterios para clasificar los distintos agentes de socialización. En primer lugar se trata de distinguir agentes que permiten la socialización en el seno de grupos particulares claramente identificables como la familia y la escuela, y otros agentes que socializan de manera más difusa porque se dirigen a una masa en general, como los medios de comunicación. En segundo lugar se pueden distinguir agentes cuyo fin primordial es educar e inculcar principios y así lo hacen, como la familia o escuela, y agentes cuyo fin instrumental no es socializar pero de hecho lo hacen, como los partidos políticos o las empresas. Por último, se pueden distinguir agentes según el grupo que conforman sean de edades homogéneas, como el grupo de pares, de edades heterogéneas, como la familia, o con una combinación de ambas edades, como las escuelas, universidades o los centros de trabajo. Entre todos los agentes de socialización, la familia es uno de los más importantes, toda vez que desempeña un papel básico en la socialización, garantizando la supervivencia de sus miembros. La familia inculca valores, normas y conocimientos generados fuera de ella, razón por la cual es esencialmente un agente transmisor. No obstante el tamaño de este grupo primario, su papel como agente de socializa-


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

ción es fundamental debido a que en ella dicho proceso sucede de manera permanente, más aún si consideramos que los vínculos o relaciones establecidas entre sus miembros se mantienen a lo largo del tiempo, aunque haya movilidad geográfica o separación física. Asimismo, la familia, por sus propias características, viene a ser el Recordatorio grupo más íntimo, razón por la cual proporciona a sus miembros un sentido de pertenencia mutua que define un “nosotros” esencial para la transmisión de actitudes y sentimientos. La familia, además, transmite la posición social (estatus) y contribuye a la reproducción de la estructura social, según veremos más adelante. Por último, la familia también es mediadora con otros agentes de socialización. Un segundo agente importante de socialización viene a ser la escuela y el propio sistema educativo, gracias al cual se transmiten pautas culturales de generación a generación, en un contexto de enseñanza planificada y sistemática, en cuyo seno actúa otro agente importante de socialización que veremos a continuación: el grupo de pares. Quienes laboran en las escuelas siguen, entonces, una currícula explícita, aunque siempre existe otra currícula oculta que puede incluir valores como la competitividad, el sentido del esfuerzo o incluso diversas formas de adoctrinamiento nacional o político. En la escuela se experimenta por primera vez una forma de trato que se basa en lo que uno hace, más que en lo que uno es. Así, cada persona es evaluada bajo criterios distintos y surge la meritocracia en el aula como una metáfora de lo que luego va a ser la desigualdad en la sociedad real, según se define la estructura social. En la escuela también se experimenta el sometimiento a normas estrictas y explicitas tales como la puntualidad, horario, silencio, uniformidad etc., todo lo cual también constituye en el fondo un ensayo o entrenamiento general para la incorporación futura de los individuos a las organizaciones donde cada uno de ellos tendrá que trabajar. Finalmente, también puede observarse cómo la escuela transmite actitudes y comportamientos distintos en función del género y ello se observa incluso hasta en las características de los contenidos de los textos que en dicha institución se emplean. En el párrafo anterior se mencionó que dentro de la escuela opera otro agente de socialización conocido como los grupos de pares. Éstos no vienen a ser sino ciertos grupos sociales primarios constituidos por personas de características homogéneas, principalmente en cuanto a la edad y posición social, además de tener algunos intereses comunes. En la infancia el grupo de pares transmite a sus miembros la noción de autoridad informal y por lo tanto desarrolla una idea de mando diferente al de la estructura familiar, una autoridad respetada por otros motivos. Además permite a los niños eludir el control de los adultos, con lo que ellos van ganando cierta independencia personal, lo que resulta clave para aprender a establecer sus propias relaciones y para formarse una imagen de sí mismos distinta de la que reciben de sus padres o profesores. Asimismo, les ayuda a compartir y explorar inquietudes, aficiones y experiencias vitales de diversa índole, todo lo cual puede llevar a que los niños o jóvenes desarrollen un fuerte sentido de pertenencia a su respectivo grupo de pares, con lo que finalmente llegan a construir nuevas identidades. Finalmente, otro agente de socialización sumamente importante en nuestros días está conformado por los medios de comunicación masivos, hoy en día llamados “mass media” por los científicos sociales. Estos agentes están constituidos por distintos de medios de comunicación como diarios, revistas, la radio y la televisión, todos los cuales son capaces de transmitir información en forma simultánea e impersonal a un gran número de individuos. Esto se ha acentuado mucho más con la llegada de la internet. Hoy en día es innegable el impacto que tienen todos estos medios en la opinión, actitudes y conductas de las personas. Al respecto, vale la pena recordar que Giddens (1991) ha indicado que al año un niño británico ve televisión durante un tiempo equivalente a cien días de colegio. Sin embargo y de manera contraria a lo que podríamos pensar, los “mass media” no suelen modificar drásticamente pautas culturales previamente establecidas, sino que refuerzan aquellas que ya existen y se transmiten mediante otros agentes de socialización.

2.3 Socialización y ciclo de vida Por lo general se suele creer que el ciclo de vida de las personas está determinado por procesos puramente biológicos, pero no nos percatamos que dichos ciclos están también influenciados por las características sociales y culturales particulares

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

43


44

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

de cada sociedad. Pasaremos ahora a hacer un recuento general de las tendencias recientes que los sociólogos vienen observando acerca del ciclo vital de los seres humanos en nuestras sociedades contemporáneas. Anotaciones

Una primera etapa dentro del ciclo vital de los seres humanos es la infancia, que en términos generales se puede establecer entre los 0 y 12 años, aunque la última parte de dicho rango suele diferenciarse con el término de niñez. En las sociedades industriales contemporáneas se considera a las etapas de la infancia y la niñez como un tiempo en el que los individuos quedan exentos del cumplimiento de determinadas responsabilidades que se consideran propias de los adultos, como el trabajo para la obtención del sustento. No obstante ello, en los últimos años se vienen observando ciertas contradicciones. Por ejemplo, las etapas de la infancia y la niñez se vienen alargando cada vez más puesto que se espera que en ese lapso de tiempo las personas adquieran cada vez más un conjunto de conocimientos y desarrollen habilidades especiales para su posterior desenvolvimiento. Sin embargo, al mismo tiempo los niños, e incluso los adolescentes, se vienen familiarizando cada vez más temprano con el mundo de los adultos, trayendo consigo lo que se suele conocer con el nombre de “síndrome del adulto prematuro”, en el cual los medios de comunicación masivos, en tanto agentes de socialización, vienen jugando un papel preponderante. Otra etapa importante dentro de nuestro ciclo de vida es la adolescencia, correspondiente a un lapso de tiempo en el que el organismo de las personas experimenta un cambio biológico fundamental asociado al periodo denominado pubertad, a partir del cual ya pueden tener una actividad sexual adulta y tienen capacidad de reproducción. A pesar que estos cambios biológicos son experimentados sin excepción por todas las personas, cada sociedad entiende la pubertad y la adolescencia de manera distinta. A diferencia de las sociedades tradicionales, en el mundo industrializado contemporáneo estas etapas están cargadas de gran tensión y conflicto debido a que se presenta un desfase entre los cambios biológicos y la lentitud en el proceso de independización del individuo en relación a su familia de origen, lo cual ha llevado a que se hable de otra etapa más entre la adolescencia y la adultez, denominada juventud, para referirnos a la última parte del mencionado proceso de independización. La siguiente etapa viene a ser la adultez, que en las sociedades industriales de nuestro tiempo se caracteriza por un mayor alargamiento en su duración y la consiguiente prolongación de la esperanza de vida de los individuos. Asimismo, hay una mayor tensión que en generaciones pasadas, debido al ritmo más acelerado de vida que hoy en día se observa, lo que ha llevado a que algunos sociólogos como Macionis y Plummer (1999) hayan diferenciado dos fases dentro de la adultez: a) una primera fase al inicio de la etapa adulta, cuando se desarrolla una personalidad definida pero sujeta a cambios y cuando se suelen luchar por los proyectos personales; b) una segunda fase cuando se evalúan críticamente los logros y desaciertos pasados, que en muchos casos se denomina “crisis de los cuarenta”. La última etapa dentro de nuestro ciclo vital es el de la vejez, que en las sociedades industriales, a diferencia de las sociedades tradicionales, se caracteriza por la pérdida de autoridad y prestigio social que experimentan los ancianos luego que se retiran de las actividades productivas. Sin embargo, en ciertas sociedades muy desarrolladas, la vejez está adelantándose, razón por la cual muchos ancianos llegan a esta etapa más jóvenes y con mucha vitalidad para desarrollar nuevas actividades y ocupaciones. Finalmente, debemos tomar en cuenta la importancia que tiene en la vida de las personas las formas en las que éstas afrontan la muerte. En nuestros días se considera que el hecho de afrontar la muerte corresponde a un proceso de socialización comprimido que incluye determinadas fases, empezando por la negación del hecho en un primer momento, debido a que la persona se rehúsa a aceptar lo que le ocurre. En un segundo momento surge la ira ante la posibilidad de acercarse al final de la vida, después de lo cual sucede una especie de negociación, en la que se busca un acuerdo con el destino o una deidad para pedir la prolongación de la vida lo más que se pueda. Esto se sucede por una fase de depresión que, en caso sea superada, es seguida por la aceptación final de la muerte, caracterizada por una actitud de tranquilidad y paz frente a la inminencia de su llegada (Giddens 2001).


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Como vemos, el ciclo vital de los seres humanos no corresponde únicamente a un proceso biológico, sino que es, en gran medida, una construcción social y cultural que implican distintos procesos de aprendizaje de las normas y pautas que constituyen la base para la convivencia en grupo. Toda nuestra existencia está totalmente Recordatorio comprometida con la socialización, en donde empleamos diversas formas de transmitir códigos e información, incluso sin recurrir al lenguaje verbal propiamente Diagrama dicho.Objetivos Esto queInicioacabamos de mencionar se muestra precisamente en la Lectura Seleccionada No. 01, correspondiente a un extracto del capítulo 2 del libro titulado “Sociología” de Anthony Giddens. La lectura de este texto nos permitirá desarrollar de forma adecuada la próxima actividad dirigida. Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 1 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Giddens A. Sociología. 3ª Edición. México: Alianza Editorial; 1997. [Extracto de Capítulo 4: Comunicación no verbal] Recordatorio

Anotaciones

Comunicación no verbal La interacción social requiere numerosas formas de comunicación no verbal: el intercambio de información y significados mediante expresiones faciales, gestos y movimientos del cuerpo. Este tipo de comunicación se denomina a veces <<lenguaje corporal>, pero esto puede inducir a error porque solemos utilizar los signos no verbales para eliminar o ampliar lo que decimos mediante palabras. La cara, los gestos y la emoción Uno de los aspectos principales de la comunicación no verbal es la expresión facial de la emoción. Paul Ekman y sus colegas han elaborado lo que ellos llaman el Sistema de Códigos de la Actividad Facial (FACS, en ingles) para describir los movimientos de los músculos de la cara que dan lugar a ciertas expresiones (Ekaman y Friesen, 1978). Mediante este sistema han intentado dotar de cierta precisión un área que se presta a las interpretaciones incoherentes o contradictorias, dado que existe poco acuerdo sobre como identificar y clasificar las emociones. Charles Darwin, el creador de la teoría de la revolución, sostenían que los modos básicos de expresión emotiva son los mismos para todos los seres humanos. Aunque algunos han rechazado tal afirmación, las investigaciones de Ekman entre personas con bagajes culturales muy diferentes parecen confirmarla. Ekman y Friesen estudiaron una comunidad asilada en Nueva Guinea, cuyos miembros prácticamente no habían tenido antes ningún contacto con extraños. Cuando se les mostraron dibujos que representaban las expresiones faciales de seis emociones (alegría, tristeza, enfadado, asco, miedo y sorpresa) los habitantes de esta comunidad las identificaron. Según Ekman, el resultado de su estudio y de otros similares, realizados con diferentes pueblos, constatan que la expresión facial de las emociones y sus interpretaciones son innatas al ser humano. Este autor reconoce que no tiene pruebas que demuestren esto de forma concluyente y que experiencias de aprendizaje cultural ampliamente compartidas podrían tener algo que ver; sin embargo, sus conclusiones se ven apoyadas por otros tipos de investigación. Eibl- Eibesfeldt estudió a seis niños sordos y ciegos de nacimiento para ver hasta qué punto su expresiones faciales eran las mismas que las de los individuos sin estas discapacidades en determinadas situaciones emocionales (1973). Encontró que los niños sonreían cuando realizaban actividades claramente placenteras, levantaban las cejas a modo de sorpresa cuando olfateaban un objeto con un olor extraño y fruncían el ceño cuando se les ofrecía insistentemente un objeto desagradable. Dado que era imposible que hubieran vistos a otros comportarse de ese modo, se puede pensar que estas respuestas deben de ser innatas. Utilizando el sistema FACS, Ekman y Friesen identificaron ciertos leves movimientos musculares en la cara de los niños recién nacidos que también se encuentran en la expresiones de emoción de los adultos. Por ejemplo, los niños parecen producir expresiones faciales similares a las de asco de los adultos (apretando los labios y frunciendo el ceño) como respuesta a los sabores agrios. Sin embargo, aunque las expresiones faciales

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

45


46

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: I: “LA “LASOCIOLOGÍA: ESTRUCTURACIENCIA SOCIAL”DE LA SOCIEDAD”

de emoción parecen ser en parte innatas, existen factores individuales y culturales que influyen en la forma exacta que adoptan los movimientos faciales y en los contextos en los que dicha expresiones se consideran apropiadas. Como sonríe la gente, por ejemplo, así como los consideran apropiadas. Como sonríe la gente, por ejemplo, así como los movimientos precisos de los labios y de otros músculos faciales, y también la duración de la sonrisa, son cosas que varían considerablemente de una cultura a otra. No sabemos de ningún gesto o postura que caracterice a todas las culturas o. siquiera, a la mayoría de ellas. Por ejemplo, en algunas sociedades, la gente asiente cuando quiere decir que no, al contrario que en la cultura occidental. Gestos muy utilizados entre los europeos o los estadounidenses, como señalar, no parecen existir en ciertos pueblos (Bull, 1983). Del mismo modo, en algunas zonas de Italia existe un gesto de elogio, consistente en hacer rotar el dedo índice estirado sobre la mejilla que no se da en otros lugares. Al igual que ocurre con las expresiones faciales, los gestos y las posturas se emplean continuamente para complementar las palabras, además de comunicar significados cuando no se dice nada. Estas tres manifestaciones se utilizan para bromear, mostrar ironía o escepticismo. Las impresiones no verbales que trasmitimos sin darnos cuenta indican a menudo que lo que decimos no es exactamente lo que queremos decir. Sonrojarse es tal vez el ejemplo más obvio, pero existen innumerables indicadores más sutiles que otra persona pueden captar. Las expresiones faciales autenticas suelen desaparecer después de cuatro o cinco segundos y una sonrisa que dure más podría indicar que se está mintiendo. Una expresión de sorpresa que dure demasiado puede utilizarse a propósito como una parodia, para mostrar que el individuo no está realmente sorprendido, aunque tuviera razones para estarlo. << Cara>> y cultura La palabra <<cara>> también puede referirse a la estima que los demás sienten pro alguien. En la vida social diaria solemos poner mucho cuidado en <<guardar las apariencias>> (<<salvar la cara>>, en ingles). Gran parte de lo que llamamos cortesía o etiqueta en las reuniones sociales consiste en no presentar atención a ciertos aspectos del comportamiento que podrían ponernos en evidencia. No se hace referencia a los episodios del pasado de un individuo o a rasgos personales que, si se mencionaban, podrían incomodarle. Evitamos las bromas sobre la calvicie sino s damos cuenta de que alguien lleva peluquín, a menos que estemos entre amigos íntimos. El tacto es una especie de instrumento protector que cada uno utiliza esperando que, a cambio, las propias debilidades no se expongan deliberadamente en público. Por tanto, nuestra vida cotidiana no transcurre sencillamente. Sin darnos cuenta en la mayoría de los casos, todos nos damos bastante maña en controlar de cerca y continuamente las expresiones faciales, posturas y gastos al interactuar con los demás. Algunas personas son especialistas en el control de las expresiones faciales y en tratar a los demás con sumo tacto. Un buen diplomático, por ejemplo, debe ser capaz de dar siempre la impresión de que no le cuesta y de que está a gusto de interactuar con otras personas cuyas ideas no comparte o que incluso detesta. El grado de éxito con que esto se lleve a cabo puede afectar el destino de naciones enteras. Una diplomacia diestra podría, por ejemplo, reducir las tensiones entre naciones y evitar la guerra. Normas sociales y habla Aunque hay muchos signos no verbales que empelamos de modo rutinario en nuestro comportamiento y para comprender de los demás, la mayor parte de nuestras interacciones se realizan mediante el habla intercambio verbal accidental y la conversación con otros. Los sociólogos siempre han aceptado que el lenguaje es fundamental para la vida social; sin embargo, es reciente el enfoque que se ocupa en concreto de como lo usa la gente en los contextos ordinarios de la vida cotidiana. El estudio de las conversaciones se ha visto profundamente influido por la obra de Goffman, pero la figura más importante en este tipo de estudios es Harold Garfinke, el fundador de la etnometodología (Garfinkel, 1984). La etnometodología es el estudio de los << etnometodología>> los métodos populares o de los no expertos que la gente emplea para dar sentido a lo que hacen los mas y, especialmente, a lo que dicen. Todos aplicamos estos métodos normalmente sin prestarles una atención consciente. Con frecuencia, solo podemos dar sentido a los que se dice


UNIDAD I: “LA SOCIOLOGÍA: UNIDAD II: CIENCIA “LA ESTRUCTURA DE LA SOCIEDAD” SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

en las conversaciones si conocemos el contexto social que se esconde detrás de las palabras. Pensemos en las siguientes conversaciones (Heritage, 1984): A: Tengo un hijo de catorce años. B: Ya, me parece bien C: También tengo perro. D: Oh, lo siento. ¿Qué le parece que está pasando? ¿Qué relación hay entre los hablantes?

Podemos entender la conversación si sabemos que se desarrolla ente un posible inquilino y su casero. Algunos caseros aceptan a los niños pero no que sus inquilinos y tengan animales. Sin embargo, sin conocer el contexto social las respuestas del individuo B no parecen tener relación con las afirmaciones de A. parte del sentido esta en las palabras y parte en la forma que tiene el contexto social de estructurar lo que se dice. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD N° 3: Autoevaluación

1. Lea con cuidado los contenidos desarrollados en los Temas No. 01 y 02 de la presente unidad e identifique los conceptos y categorías clave que intervienen en todo proceso deGlosario socialización. Bibliografía 2. Confronte los conceptos previamente identificados con aquellos que se pueden identificar en la Lectura Seleccionada No. 01, sobre el papel que desempeña la comunicación Anotaciones no verbal en todo proceso de socialización. 3. En base a los resultados obtenidos, elabore un mapa conceptual mostrando las relaciones que existen entre los distintos elementos que intervienen en todo proceso de socialización.

Tema N° 3: LA ESTRUCTURA SOCIAL 3.1 Estructura social y comportamiento individual Los temas abordados anteriormente como interacción social, grupos sociales y socialización dejan en claro que nuestra existencia se desarrolla de manera indesligable en relación a las demás personas y expresa la tendencia humana de asociarnos unos con otros en algo que se llama sociedad, para resolver nuestros problemas de supervivencia y adaptación al medio, además de cubrir nuestras necesidades de equilibrio interno y desarrollo personal. Sin embargo, podemos preguntarnos entonces, ¿qué es una sociedad humana? Para responder a esta pregunta es indispensable ahora enfocar nuestra atención en la categoría de estructura social. Desde los inicios de la propia disciplina sociológica, hubo la plena convicción de que las personas viven en grupos que tienen algún tipo de organización. En un primer momento se pensó que dicha organización era similar a la que tienen, en el plano biológico, los organismos vivos. Esta forma de concebir la sociedad recibió el nombre de organicismo, y fue planteada en el siglo XIX por Herbert Spencer, uno de los “padres” de la sociología. Sobre esta base, muchos estudios contribuyeron a desarrollar diferentes y nuevas perspectivas sobre las características de las sociedades humanas, mostrándolas cada vez más sofisticadas y complejas, aunque todos esos esfuerzos llegaron a fortalecer la idea de que, a pesar de su complejidad dinámica, todas las sociedades tienen algún tipo de orden o, como veremos a continuación, una estructura, integrada por un conjunto de partes que cumplen determinadas funciones. Partiendo de las ideas que acabamos de indicar, se puede definir a la estructura social como un sistema de unidades o individuos que mantienen entre sí un conjunto de relaciones pautadas, relativamente estables, definidas a partir de la posición que

Bibliografía

47


48

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

cada uno de éstos ocupa dentro del conjunto y expresadas en los distintos roles que desempeña. Esta definición, generada desde las canteras de la escuela sociológica del funcionalismo estructural, tiene un conjunto de implicancias importantes. En primer lugar, al decir que se trata de un sistema de unidades que mantienen relaciones pautadas, se entiende que en las sociedades existen uniformidades o esquemas de relaciones, dependencias u ordenaciones que son relativamente estables, mientras que las partes que la forman son variables y reemplazables. Por otro lado, hay que poner énfasis en el hecho de que las acciones son pautadas, es decir se basan en criterios que están social y culturalmente dados. Asimismo, la definición de estructura social implica, de hecho, un orden o jerarquía en el que hay individuos que se hallan por encima de otros, o de grupos sociales que están subordinados también a otros. Otro aspecto importante de toda estructura social es que dentro de todo el sistema global también podemos encontrar subestructuras o estructuras más pequeñas y específicas que al mismo tiempo se encuentran interconectadas entre sí y que constituyen lo que podemos denominar grupos sociales (que ya abordamos anteriormente) e instituciones sociales (que veremos más adelante). Finalmente, un aspecto importante que debemos señalar también es que el concepto de estructura social se halla contrapuesto al de iniciativas o comportamientos individuales. Es cierto que cada persona, a lo largo de su vida, actúa con iniciativa propia, en función de sus intereses particulares. Sin embargo, también resulta claro que a pesar de los cambios que pueda experimentar una persona, el orden que tiene la sociedad en la que ésta se desenvuelve no va a experimentar transformaciones similares. Por ejemplo, como producto de su propio esfuerzo personal un individuo puede alcanzar un ascenso notable en su estatus o posición socioeconómica, sin embargo, la división de clases sociales habrá de mantenerse. Es decir, en muchos casos las iniciativas individuales no logran modificar la estructura social de un colectivo humano determinado.

3.2 Elementos básicos de la estructura social El orden que se forja entre los individuos que conforman una estructura social determinada se construye sobre la base de un conjunto de elementos clave que le dan consistencia, estabilidad y cohesión. En los acápites anteriores del presente manual ya hemos conocido algunos de tales elementos, pero ahora los pasaremos a revisar nuevamente como parte del todo al cual pertenecen. En primer lugar, debemos recordar que dentro de una colectividad determinada, las personas que la integran tienen conocimientos dispares y por lo tanto ocupaciones distintas, así como un desigual acceso y control de los recursos, que se expresa en una economía dispar. Entre otros, estos aspectos definen la existencia de jerarquías que se expresan en una diversidad de estatus o posiciones que los individuos ocupan dentro de su sociedad, tal como ya mencionamos anteriormente. Al mismo tiempo, cada uno de estos estatus se manifiestan en roles o actividades específicas que cada persona debe desempeñar. De este modo, dos elementos esenciales dentro de toda estructura social son los estatus y roles. En su vida cotidiana, al desempeñar los roles propios de cada estatus, las personas entablan una serie de interacciones sociales que, sumadas en su conjunto, definen ciertas relaciones sociales más o menos permanentes que determinan la forma en que se articulan las subestructuras específicas que conforman la estructura social. Entre dichas subestructuras tenemos a los grupos sociales, que ya hemos abordado en un acápite anterior, a los cuales debemos agregar las organizaciones formales y las instituciones sociales. Todos ellos, en su conjunto, participan de los procesos de enculturación y socialización que también ya hemos desarrollado antes. En el plano de las relaciones sociales que permiten la articulación de las partes que integran una estructura social, debemos recordar que existen diversos tipos, que se definen a partir de la naturaleza de las partes que intervienen. Por ejemplo, tenemos un primer grupo denominado relaciones persona-persona, en las cuales se observa una influencia mutua entre dos personas como producto de la interacción social existente entre ellas y que puede cobrar doble forma: a) relaciones interpersonales directas, donde observamos una reacción cognitiva frente a la acción


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

práctica de otra persona; y b) relaciones interpersonales cruzadas, donde ocurre una reacción afectiva a las acciones concretas de otra persona.

Recordatorio En otras circunstancias podemos identificar relaciones que se establecen entre una persona y un grupo social, que pueden también ser de conformidad, cuando un individuo específico recibe las influencias de un grupo social; y de liderazgo, cuando es más bien la persona la que ejerce una influencia sobre el grupo. Por otro lado, también podemos hablar de relaciones intergrupales, que a su vez pueden ser de conflicto, cuando hay competencia entre grupos sociales; y de cooperación, cuando los grupos actúan de manera coordinada en aras de determinados objetivos comunes.

Otro elemento importante dentro de toda estructura social son las organizaciones formales, que no son otra cosa que asociaciones de personas que tienen objetivos determinados y que funcionan, no de un modo espontáneo, sino siguiendo un esquema establecido, dentro del cual sus miembros tienen relaciones predeterminadas por dicho esquema, que se expresa a su vez en un organigrama, donde se visualizan relaciones horizontales, de acuerdo a la función o tarea específica que cada uno desempeña, así como relaciones verticales, que expresan la jerarquía que existe entre éstos. Al respecto, los sociólogos Macionis y Plummer (1999), basándose en otros estudios, señalan la existencia de tres tipos de organizaciones formales. En primer lugar mencionan a las organizaciones utilitarias, que están integradas por personas que laboran voluntariamente para ellas recibiendo a cambio un salario. Luego están las organizaciones normativas, conformadas por individuos que participan también de modo voluntario en ellas, pero por razones morales o éticas. Finalmente, se encuentran las organizaciones coercitivas, integradas de modo involuntario por individuos que han sido incorporados a raíz de ciertas conductas consideradas desviadas por la sociedad. Finalmente, otro elemento fundamental de toda estructura social está representado por las instituciones sociales, que se definen como conjuntos de normas, procedimientos y pautas de comportamiento recurrentes y estables, que tienen como finalidad específica la satisfacción de alguna necesidad básica de la sociedad. Por un lado estas instituciones ayudan a simplificar el comportamiento de las personas y las relaciones entre ellas, y por otro sistematizan y coordinan la cultura. Sin embargo, al mismo tiempo obstaculizan el cambio social, limitan le expresión personal del individuo y dispersan la responsabilidad. De este modo, las instituciones sociales cumplen una serie de funciones necesarias para la propia existencia y continuidad de la sociedad.

3.3 El cambio social Tal como hemos venido señalando, la estructura social tiende a prolongarse en el tiempo, alcanzando cierta estabilidad gracias a las instituciones sociales que, entre otras cosas limitan el desenvolvimiento totalmente libre de los individuos. Sin embargo, la historia de la humanidad demuestra que éstas nunca han permanecido estáticas, sino que más bien han experimentado un proceso de constante cambio, hasta nuestros días. De acuerdo a Guy Rocher (1975), el cambio social pueden definirse como un conjunto de transformaciones observables y verificables, muy localizadas geográfica y sociológicamente, que suelen ocurrir en periodos de tiempo más o menos breves. Según el citado autor, el cambio social es un fenómeno colectivo que afecta las formas de vida de las personas implicadas en dicha transformación, puesto que se trata, en el fondo, de un cambio en la estructura social y, por consiguiente, de todos sus elementos. Para que esto suceda deben participar en el proceso, un conjunto de elementos que pueden ser clasificados en tres grupos. En primer lugar tenemos a los factores de cambio, que son los detonantes del cambio, seguidos de las condiciones del cambio, que vienen a ser los aspectos de una situación dada que activan o frenan la influencia de los factores de cambio. Por último, tenemos a los agentes de cambio, que engloban a las personas, grupos sociales u organizaciones formales que introducen, fomentan y sostienen el cambio o, como también sucede, se oponen al él. De acuerdo a los avances de la sociología, entre los factores de cambio más importantes tenemos al demográfico (asociado al proceso de división del trabajo y la eco-

Anotaciones

Bibliografía

49


50

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

nomía), el técnico, la infraestructura económica, las ideas, valores e ideología, los conflictos sociales, entre otros. Por otro lado, entre los agentes de cambio se suele considerar a las élites o sectores de la población con ciertas características sobresalientes en relación a los demás, que los convierte en líderes. Asimismo no debemos olvidar a los movimientos sociales y los grupos de presión. Según Rocher (1975) las élites suelen participar en los procesos de cambio social tomando decisiones de todo tipo que influyen en el curso de los hechos históricos, asumiendo la conciencia que una colectividad tiene de sí misma y constituyéndose en ejemplos vivos de determinadas maneras de pensar, ser y actuar, encarnando valores e ideales altamente considerados por el grupo social al que pertenecen y, por lo tanto, aglutinando a los miembros de su sociedad. Por su parte, sobre los movimientos sociales, el autor citado señala que éstos son fomentados por los valores e ideologías expresados, propagados y simbolizados por las elites. En este sentido, los movimientos sociales pueden definirse como formas de organización netamente estructuradas e identificables, cuyos objetivos explícitos se orientan hacia el agrupamiento de ciertos sectores de la población con miras a la defensa o a la promoción de ciertos intereses concretos, generalmente de connotación social y de fuerte carácter reivindicativo. Por último, en cuanto a los grupos de presión, podemos decir que éstos son grupos sociales que utilizan la acción sobre el aparato gubernamental para lograr sus aspiraciones. En las sociedades industriales contemporáneas, los grupos de presión que con mayor frecuencia tienen una participación activa en los movimientos sociales son las organizaciones profesionales y aquellas otras de vocación ideológica y/o religiosa.

Tema N° 4: DESVIACIÓN Y CONTROL SOCIAL 4.1 Desviación y control social La vida de los seres humanos está regulada por un conjunto diverso de normas y leyes, que contribuyen a mantener el orden social y evitan que la estructura social devenga en caótica. Para ilustrar esto bastaría con pensar en cómo sería el tráfico en la calle si la gente no siguiera las reglas de tránsito. No obstante esto, en ciertas ocasiones algunas personas transgreden estas pautas, adoptando algunas conductas que son consideradas anormales o desviadas por los demás. Lo que acabamos de expresar nos lleva inmediatamente a abordar el estudio de la desviación social, lo cual no es en absoluto una tarea sencilla y fácil pues, como ya hemos venido señalando, las pautas y normas de convivencia social son determinadas por la cultura y por lo tanto varían de una sociedad a otra. Esto quiere decir que lo que se puede considerar una desviación en un colectivo humano, será identificado como algo totalmente normal en otro. Tomando en cuenta lo que acabamos de expresar, podemos definir la desviación social como la transgresión de una norma o de un conjunto de normas que son aceptadas por un número importante de personas que integran una sociedad. Además de esto, también se puede considerar como desviación la actitud de rechazo o no conformidad con tales reglas por parte de determinadas personas o grupos sociales. En resumen, podemos señalar que lo que las personas entienden como conducta desviada varía según el tipo de normas que ordenan la convivencia social entre dichas personas. De otra parte, se suele hablar de una conducta o actitud desviada, únicamente cuando los individuos que forman parte de una sociedad las consideran como tales. Estudios como los desarrollados por Edwin Lemer (1972) han permitido establecer dos tipos principales de desviación social. El primero de ellos se denomina desviación primaria, y corresponde al acto inicial de transgresión de las normas por parte de una persona y que por lo general, dependiendo de la gravedad de la misma, suele ser pasado por alto por la colectividad. Sin embargo, si ello no sucede y la transgresión es considerada seria y es tomada muy en cuenta por los demás miembros de su sociedad, el individuo puede empezar a ser excluido de sus círculos sociales habituales y consecuentemente, para evitar la censura de parte de la gente, puede buscar la compañía de otras personas que hayan sido etiquetadas de forma similar. Entonces, dicho individuo puede llegar a aceptar la etiqueta que la sociedad le


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

ha asignado y considerarse a sí mismo un desviado, surgiendo lo que se considera como desviación secundaria.

Recordatorio Frente a la existencia de la transgresión de las reglas establecidas por una sociedad por parte de sus miembros, dicho colectivo también ha desarrollado un conjunto amplio y diverso de mecanismos que buscan frenar ello. Así surge el denominado control social, que puede ser entendido como el conjunto de prácticas, actitudes y valores que están orientados a mantener el orden y equilibrio de una estructura social y que pueden tener un carácter coactivo, es decir violento, o disuasivo, como los prejuicios, los valores y las creencias.

El control social se ejerce a través de un conjunto de medios de distinta naturaleza, pero que pueden ser clasificados en dos grandes grupos. Por un lado tenemos a los medios informales de control social, que incluye aquellos dispositivos que no están institucionalizados, tales como los medios de comunicación, la educación, las normas, entre otros. Estos medios no están formalizados de manera escrita a través de leyes y entre una de sus manifestaciones más recientes en nuestro medio están los mecanismos de seguridad ciudadana implementados por la propia ciudadanía. Los medios formales de control social corresponden a aquellos dispositivos que se implementan mediante estatutos, reglamentos y leyes que explícitamente buscan evitar las conductas desviadas. Por lo general estos medios están respaldados por el gobierno y otras instituciones, quienes actúan empleando respuestas de carácter coactivo o violento, que van desde las sanciones y multas, hasta el encarcelamiento.

4.2 Teorías sobre la desviación social Sobre la desviación social se han vertido distintas explicaciones desde campos muy diversos del saber. Al respecto, algunas de las primeras aproximaciones a este fenómeno se desarrollaron en la arena de la biología, tal como fue manifestado por Caesare Lombroso, quien hacia 1876 llegó a plantear que los delincuentes tenían rasgos fisiológicos característicos frente estrecha, mandíbulas y pómulos prominentes, orejas separadas, vello abundante y brazos extremadamente largos. Aunque parezca inverosímil, ideas de este tipo persistieron, incluso en pleno siglo XX, cuando William Sheldon lanzó su propuesta de que mediante el análisis de la constitución corporal se podría predecir la conducta delictiva de una persona, llegando incluso a señalar, tras estudiar a cientos de jóvenes, que la probabilidad de delinquir era mayor en las personas que contaban con una constitución física atlética. Aunque en nuestros días estos planteamientos han sido descartados, los científicos en el campo de la genética aún siguen explorando las posibles conexiones entre la conducta desviada y la base biológica de los individuos, pero tan sólo se han establecido casos de correlación entre la conducta desviada y ciertos caracteres genéticos, lo cual significa que queda abierta la probabilidad de algún vínculo entre determinados rasgos genéticos y una predisposición hacia la desviación social. De manera alternativa, en el campo de la psicología se han desarrollado algunas teorías que buscan demostrar que la causa de una conducta desviada se encuentra en los problemas que los individuos tienen a la hora de formar su propia personalidad. Entre quienes defienden esta posición se encuentran Walter Reckless y Simon Dinitz, científicos que en la década de 1960 presentaron los resultados de un estudio sobre este aspecto, mostrando que los niños que habían experimentado un adecuado proceso de socialización y de constitución de su personalidad tenían mayor capacidad de superar frustraciones que aquellos que no lograron ello, mostrándose estos últimos con una mayor tendencia hacia el rechazo de normas y valores culturales. En la esfera de la disciplina sociológica las teorías han señalado que la conducta desviada viene más bien en gran parte determinada por el contexto social en el que se desenvuelven los individuos. Esto se fundamenta en ciertos argumentos que ya hemos señalado anteriormente, como el hecho de que considerar a una conducta como desviada depende de aquello que la sociedad establezca como tal y que dicho tipo de conducta aparece sólo cuando los demás miembros de una sociedad la definen de esa manera. A esto podríamos agregar el hecho de que en sociología se suele aceptar que la capacidad para elaborar reglas y transgredirlas no es la misma en todas las personas, sino que esto depende de su estatus.

Anotaciones

Bibliografía

51


52

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Un primer planteamiento esencial en sociología sobre la desviación viene de la teoría funcionalista, para la cual la conducta desviada y delictiva contribuye a mantener el sistema social en equilibrio y, así, a garantizar su conservación. ¿Cómo sucede esto? Para Émile Durkheim la respuesta está en el hecho de que la desviación social cumple con cuatro funciones esenciales para la estabilidad de la estructura social: a. La desviación contribuye a consolidar los valores y normas culturales, lo cual quiere decir que la desviación es indispensable en el proceso de generación y aprendizaje de las normas de convivencia, además de que también resulta ser un mecanismo esencial para mantener el consenso sobre las normas morales. b. Las respuestas a las conductas desviadas contribuyen de manera efectiva a identificar y esclarecer las barreras morales para la sociedad. c. Las respuestas a las conductas desviadas fomentan la cohesión entre los integrantes de una sociedad. d. La desviación social estimula el cambio social, toda vez que las conductas desviadas nos obligan a repensar dónde están los límites y qué grado de tolerancia estamos dispuestos a mantener en relación a la conducta de los demás. En este sentido, la conducta desviada nos presentan alternativas al orden vigente y suelen propiciar transformaciones para garantizar el orden social. La teoría de Merton plantea que tanto el grado como el carácter de la desviación social dependen del grado en que los miembros de una sociedad pueden lograr los objetivos culturales vigentes en esa sociedad a través de mecanismos institucionalizados como la conformidad, la innovación, el ritualismo, retraimiento o rebelión. En otras palabras, lo que Merton plantea es que en una sociedad los individuos suelen satisfacer el logro de sus metas lícitas mediante mecanismos también lícitos o aceptados socialmente. Sin embargo, no todos tienen la oportunidad de satisfacer sus objetivos lícitos y es allí cuando se establecen estrategias no convencionales para alcanzarlos (innovación), llevando en algunos casos a rechazar tales objetivos y las reglas sociales (retraimiento) o a plantear nuevos mecanismos totalmente distintos a las normas establecidas por la sociedad (rebelión). Desde el enfoque que maneja la llamada teoría del conflicto en sociología, la desviación se entiende más bien como una manifestación de las desigualdades sociales y de poder que existen en una sociedad determinada. En este sentido se consideran como principales causas de la existencia de conductas desviadas a las desigualdades económicas, étnicas, de género, entre otras. Para esta perspectiva teórica, la desviación social está en función también de su relación con el poder, según expresa en los siguientes argumentos: a. Las normas y las leyes sociales no son neutrales, sino que más bien favorecen los intereses de las clases dominantes. En este sentido, son estas clases las que definen muchas veces lo que se considera desviado o no. b. Los recursos para eludir la acción de la justicia de los miembros de las clases privilegiadas son muchos y variados en comparación con los que disponen los miembros de las clases más desfavorecidas. De esta forma, los grupos de poder suelen evitar caer dentro de la categoría de desviación. c. Existe una creencia extendida de que las leyes son buenas y naturales por definición, sin analizar la raíz política, lo que lleva a cuestionar su aplicación, pero nunca su propia naturaleza. Por esta razón lo que se considera desviado está definido por los intereses de clase del grupo dominante. Como ya hemos señalado en un acápite anterior, la teoría del conflicto se nutre en gran medida de las contribuciones teóricas de Marx, razón por la cual se enfatiza en el origen del concepto de desviación social en la lucha de clases.

4.3 Delito y sistemas de justicia Los sistemas de justicia vienen a ser instituciones sociales que administran el correcto desempeño de los miembros de una sociedad en función de un conjunto de normas o leyes elaboradas por los gobiernos, en las cuales se estipulan sanciones y medidas correctivas. Esto de manera directa nos lleva a mencionar los delitos, que no son sino formas de conducta que infringen la ley.


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Diversos estudios en disciplinas como la historia o la antropología del derecho han mostrado que la tipificación del delito suele variar de una sociedad a otra, en función del marco de leyes que rige en cada una de ellas. Sin embargo, dicho marco legislativo, en tanto es una construcción cultural, también varía notablemente. Recordatorio Por ejemplo, en los tiempos medievales, los delitos considerados más graves eran aquellos que afectaban los intereses de la Iglesia o de las aristocracias, los cuales se castigaban incluso con la muerte, en tanto que asesinar a un plebeyo era tipificado como un delito leve. En la actualidad, a diferencia de la desviación social, los delitos son de diverso tipo y categoría, según establecen los sistemas judiciales contemporáneos y sus marcos de leyes. Por ejemplo ahora contamos con un código civil y un código penal que de manera clara establecen criterios para la tipificación de delitos de manera distinta y ello está a manos de un cuerpo especializado en la administración de justicia, que en nuestros días constituyen un componente importante dentro de la organización de los estados modernos. En nuestros sistemas judiciales, además del concepto de delito, hay otros conceptos que nos ayudan a entender cómo es que suelen administrar la justicia. Por ejemplo, tenemos el concepto de pena, que se refiere a una medida que se impone a una persona que ha cometido un delito o delincuente. Estas medidas son de diversa naturaleza y dependen del tipo de delito cometido, en tanto que su proceso de aplicación suele entenderse como condena, en la cual se busca aplicar al delincuente un desquite o sufrimiento proporcional al que ocasionó a otros miembros de la sociedad al cometer el delito, sobre la base de la necesidad de mantener el equilibrio moral que por lo general existe en toda sociedad. Otros conceptos importantes asociados con el delito son la disuasión, que viene a ser el intento de convencer al delincuente sobre el carácter negativo de su comportamiento y que puede darse como parte del castigo al que se la ha condenado, al mismo tiempo que dicho castigo sirve de ejemplo al resto de individuos del colectivo al cual pertenece el delincuente. Por último, debemos tomar en cuenta a la rehabilitación, que consiste en un proceso de reforma del delincuente para evitar que vuelva a infringir la ley. Sin embargo, la diferencia que tiene esto en relación a la disuasión es que la rehabilitación se orienta en un conjunto de estrategias que de manera conjunta buscan mejorar la conducta del delincuente por medios no violentos. Para concluir, no debemos olvidar que en el campo de la sociología, también se considera que hay delitos que no suelen cobrar víctimas de una manera directa, sino que en muchos casos el daño ocurre sobre la misma persona que infringe la ley. Dentro de esta categoría de delitos sin víctimas podemos incluir el consumo de drogas, el ejercicio de la prostitución o la adicción a los juegos de azar, prácticas que están tipificadas como delitos en los países contemporáneos pero que no suelen ser objeto de los castigos que se recibe cuando se asesina a otra persona por ejemplo. Debido a que no hay un daño directo sobre los demás, en muchos lugares hoy se discute sobre la posibilidad de despenalizar algunas de tales prácticas. Esto ha llevado, precisamente, a que en muchas partes del mundo se hayan desarrollado nuevos planteamientos sobre las formas del ejercicio del control social y también sobre las formas de castigo y características de las prisiones, tal como nos lo presenta la Lectura Seleccionada No. 02, consistente en un extracto del Capítulo 8 del ya conocido libro de Anthony Giddens, titulado “Sociología”. Su lectura nos ayudará, en definitiva, a entender mejor los problemas en torno a la desviación social, el control social y el delito en nuestro entorno.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

53


54

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Actividades

Autoevaluación

Diagrama

Objetivos

Inicio

Glosario

Bibliografía

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 2 Anotaciones

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Giddens A. Sociología. 3ª Edición. México: Alianza Editorial; 1997. [Extracto de Capítulo 8: Prisiones y castigo] Recordatorio

Anotaciones

Prisiones y castigo Cambios en la forma de castigar Hasta principios del siglo XIX el encarcelamiento no solía utilizarse apenas como método para castigar el delito. La mayoría de las ciudades, independientemente de su tamaño, tenían un cárcel, pero ésta eran generalmente muy pequeño y sin capacidad para albergar a más de tres o cuadro prisioneros a la vez. Se utilizaba para <<tranquilizar>> a los borrachos durante la noche o, a veces, para retener aquéllos que estaban acusados de un delito hasta que se les juzgaba. En las grandes ciudades europeas había prisiones de mayor tamaño y la mayoría de sus internos eran delincuentes condenados en espera de ejecución. Estas instituciones eran muy diferentes de las cárceles que proliferaron desde principios del siglo XIX. La disciplina carcelaria era poca o inexistente. A veces los que iban a ser ejecutados eran arrojados a calabozos y solo veían al carcelero cuando les iban a conducir al cadalso, pero lo más frecuente era que la atmosfera de la prisión fuera sorprendentemente libre en comparación con la situación actual. Jonathan Atholl, historiador de la delincuencia, ha descrito la vida que se hacía en Newgate, una de las primeras prisiones de Londres. Eran unos sitios bulliciosos, animados y llenos de visitas gran parte del día. En 1790 uno de los condenados hizo algo que no parece que fuera infrecuente: celebrar una fiesta en la prisión. <<se sirvió él te a las cuatro de la tarde con música de violines y flautas, y después los invitados bailaron hasta las ocho, momento en que se sirvió una cena fría. La fiesta termino a la nueve, hora habitual de cierre de la prisión>> (Atholl, 1954, p. 66). Hasta el siglo XIX las principales formas de castigo eran el cepo, los latigazos, marcar con hierro candente o la horca, y todas ellas solían hacerse en público y mucha gente acudía a presenciarlas. Algunas ejecuciones atraían a miles de personas. Los prisioneros, antes de ser ejecutados, podían hacer un discurso justificando sus actos o declarándose inocentes. La multitud vitoreaba, abucheaba o silbaba para expresar lo que le parecían las afirmaciones del reo. Las prisiones modernas tienen más que ver con los asilos para pobres, en los que eran obligatorio el trabajo, que con la cárcel y calabozos del pasado. En la mayoría de los países europeos, el origen de estos asilos se remonta al siglo XVII, en un momento en que el que las estructuras feudales se estaban viniendo abajo, lo que ocasionaban que muchos labradores que no encontraban trabajo en la tierras se hicieran vagabundos. En los asilos se les alimenta pero obligándoles a pasar casi todo el tiempo en la institución desempeñando trabajos muy duros. Sin embargo, en estos asilos también se internaban a otro grupo de los que nadie se hacía cargo, como los enfermos, ancianos, retrasados o enfermos mentales. Durante el siglo XVIII las prisiones manicomios y hospitales fueron diferenciándose entre sí gradualmente. Los reformadores comenzaron a oponerse a las formas de castigos tradicionales, considerando que la privación de libertad era una forma más eficiente de enfrentarse a la delincuencia. A media que los derechos relativos a la libertad individual se fueron desarrollando dentro del sistema político, el asesinato comenzó a considerarse el delito más grave, ya que el matar a una persona es el principal ataque a su derecho individual. Al considerarse que la cárcel debía enseñar al delincuente como ser disciplinado y acatar las normas, la idea del castigo público fue cayendo poco a poco en desuso. Las prisiones y el desarrollo moral El encarcelamiento es una forma de castigar a los malhechores y de proteger a los ciudadanos de ellos. Pero el principio subyacente al sistema de prisiones es el de <<mejorar>> al individuo para que desempeñe un papel adecuado y digno en la sociedad. ¿Tienen las cárceles este afecto en los que son internados allí durante determinados periodos? Hay pruebas claras de que no es así.


UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

En general, ya no se maltrata físicamente a los prisioneros, como era habitual en otras épocas; aunque las palizas no han desaparecido por completo, incluso en las cárceles de mujeres (como veremos más adelante). Sin embargo, los prisioneros sufren otras muchas privaciones. No solo se les priva de su libertad, sino también de un salario digno, Recordatorio de la compañía de sus familiares y anteriores amigos, de relaciones heterosexuales, de su propia ropa y de otros objetos personales. Con frecuencia viven en cárceles superpobladas y tienen que aceptar los estrictos métodos disciplinarios y la reglamentación de su vida cotidiana. Vivir en esas condiciones tiene a crear una brecha entre los presos y la sociedad exterior, en lugar de adaptar su comportamiento a las normas de la sociedad. Los prisioneros tienen que acomodarse a un ambiente distinto del <<exterior >> y los hábitos y actitudes que aprenden en la cárcel suelen ser exactamente los contrarios de los que se supone que deberían aprender. Por ejemplo, pueden desarrollar rencores contra el ciudadano común; aprender aceptar la violencia como algo normal; establecer relaciones con delincuentes expertos, que mantendrán cuando les pongan en libertad, y aprende métodos delictivos de los que poco sabían antes. Por tanto, no es sorprendente que las tasas de reincidencia incurrir repetidamente en el delito después de haber estado en la cárcel sean perturbadoramente elevadas. En el Reino Unido, más del 60% de los hombres puestos en libertad después de cumplir condena son detenidos de nuevo en los cuatro años siguientes. La tasa real de reincidencia probablemente sea aun más elevada, ya que no cabe duda de que no se detenga a algunos de los que vuelven a cometer delitos. Sin embargo, aunque las prisiones no parecen conseguir la rehabilitación de los prisioneros, es posible que disuadan a algunos de cometer delitos. Aunque esto no se aplique a los que ya están presos, puede ser que las desagradables condiciones de vida carcelaria disuadan a otro. Existe aquí un problema prácticamente insoluble para los responsables de las prisiones. Hacer que estas sean lugares absolutamente inhóspitos ayuda probablemente a discutir a delincuentes potenciales, pero hace que el objetivo del a rehabilitación sea extremadamente difícil de conseguir. Cuanto menos duras son las condiciones de la cárcel, menos es el afecto disuasivo del encarcelamiento. Protesta carcelaria y alternativa al encarcelamiento En la actualidad, las cárceles británicas, al igual que las de la mayoría de los países industrializados, están superpobladas (para conocer la población de las prisiones véase la figura 8.4). Si la prisión apenas rehabilita e incluso no refrena, ¿por qué no pensar en otra alternativas para enfrentarse a la delincuencia? Otras opciones se están contemplando o aplicando diversos países. Una de ellas es la supervisión dentro dela comunidad, incluyendo la libertad condicional, bajo palabra y bajo fianza. Tal es el caso del Reino Unido, en el que siempre hay mas condenados en libertad condicional o bajo palabra que en la cárcel. La libertad condicional se utiliza mucho cuando se trata de delitos relativamente pequeños y supone que la persona tenga <<buen comportamiento durante un cierto periodo y que se presente regularmente ante las autoridades. Cumplido ese periodo el caso queda cerrado. La libertad bajo palabra es una reducción de la condena que se otorga como recompensa al buen comportamiento que el individuo ha tenido mientras estaba en la cárcel. La libertad bajo fianza, a menudo utilizada en los Estados Unidos, mantiene a las personas fuera de la cárcel mientras están a la espera de juicio, bajo una vigilancia responsable y antes de que su inocencia o culpabilidad hayan sido determinadas. Otra alternativa son los programas que consisten en apartar al individuo de los juzgados por completo. La mayoría de estos programas, que ya se aplican también en muchos países, afectan a delincuentes primerizos o a menores. Con la ayuda de un asistente social especializado en esto casos el delincuente comienza por aceptar su propia responsabilidad en la acción en cuestión y luego plantea lo que, de acuerdo con esta, podría hacerse. La intención es reducir el estigma y la culpa, y planear la rehabilitación positivamente. Existen muchas otras posibilidades, como el trabajo comunitario; la sustitución de las condenas pro multas de trabajo; el pago de reparaciones del delincuente a la víctima

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

55


56

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

en dinero o en servicios: los programas de reconciliación entre la víctima y el delincuente; las comunidades terapéuticas y los pases de salida temporales que permiten a los presos pasar algún tiempo fuera de la cárcel. Hay quienes han indicado que las prisiones deberían ser abolidas por completo. Desde un punto de vista histórico, como se ha señalado antes, las cárceles son un invento relativamente reciente y sus principales objetivos nunca se han cumplido. Sin embargo, por el momento, lo más probable es que la mayoría de los países conserven sus prisiones, pero en combinación con las otras opciones (Vass, 1990).

Anotaciones

La pena de muerte Desde que la condena de cárcel se convirtió en la forma principal de castigo para el delincuente, la pena de muerte ha sido cada vez más polémica. La mayoría de los reformadores considerar que es bárbaro ejecutar a las personas imposible corregir injusticias si después salen a la luz prueban de que un individuo fue condenado por error. Los Estados Unidos es prácticamente el único país accidental en el que aun se aplica la pena capital. En realidad, ésta fue abolida pro el Tribunal Supremo estadounidense en 1972 pero fue reinstaurada en 1976 y en un número considerable de estados se han reanudado las ejecuciones. El número de personas sentenciadas a muerte cada año está aumentando pero, hasta ahora, los recursos y otros factores han limitado la proporción de ejecuciones. En otros países la opinión pública ejerce cierta presión para reinstaurar la pena de muerte, al menos para algunos delitos (como los de terrorismo o el asesinato de un policía). En Gran Bretaña, los sondeos de opinión muestra siempre que la mayoría de la población desearía que se reinstaurara la ejecución disuade a muchos asesinos potenciales, pero aunque esta discusión se sigue manteniendo, apenas existen pruebas que apoyen esta idea. Los países que han abolido la pena de muerte no tienen tasas de homicidas mucho más elevadas que antes. Aunque los Estados Unidos mantienen la pena de muerte, las tasas de homicidas en ese país son las más altas del mundo industrializado. Sin duda, la fuerza del sentir público sobre este tema refleja las actitudes acerca del castigo, no la idea de que la pena de muerte sirva para disuadir. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD N° 4: Autoevaluación

1. En base a una lectura cuidadosa de los contenidos desarrollados en la Unidad II del presente manual y en las dos lecturas seleccionadas, identifique los distintos elementos que integran una estructura social. Visualice ello en gráficos, esquemas o mapas Glosario Bibliografía conceptuales para su mejor entendimiento. 2. Observe con mucho cuidado el entorno social en el que vive. Reflexione sobre él y proceda a identificar los elementos que integran la estructura social existente en su localidad. Anotaciones 3. A partir de las actividades anteriores, proceda a elaborar una monografía sobre la estructura social de su localidad, describiendo en el mayor detalle posible cada uno de sus elementos.


s

s

o

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Objetivos

Inicio

Actividades

Autoevaluación

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

AUTOEVALUACIÓN DE LA UNIDAD N° II 1. La posición que goza una persona dentro de su sociedad, como producto de su esfuerzo personal, recibe el nombre de: Glosario

A. Estatus dominante

Bibliografía

B. Rol social C. Estatus adscrito Anotaciones

D. Movilidad social E. Estatus adquirido 2. Una aproximación teórica al estudio de la interacción social concibe al entorno social como un gran teatro en el que las personas actúan como si fueran parte del reparto de una obra escénica. Dicha aproximación se denomina: A. B. C. D. E.

Interaccionismo simbólico Enfoque dramatúrgico Etnometodología Funcionalismo Organicismo

3. En el estudio de los grupos sociales, los especialistas han algunos que son pequeños, en los cuales la interacción entre sus miembros es cara a cara y directa, y sus relaciones son personales e íntimas. Éstos son los grupos: A. B. C. D. E.

De pares Secundarios Sociales De interacción Primarios

4. Todo proceso de socialización implica, a su vez, otro proceso mediante el cual toda persona adquiere un conjunto de conocimientos, valores, normas, significados de símbolos, entre otras cosas. Dicho proceso se llama: A. B. C. D. E.

Rehabilitación Educación Enculturación Desviación Sanción

5. Uno de los más importantes agentes de socialización está constituido por grupos sociales primarios formados por personas de características homogéneas en edad y posición social, además de tener algunos intereses comunes. Éstos grupos se denominan: A. De referencia B. Dominantes C. De pares D. Organizaciones formales E. Conglomerados 6. Un elemento básico dentro de toda estructura social está conformado por conjuntos de normas, procedimientos y pautas de comportamiento recurrentes y estables, que tienen como finalidad la satisfacción de necesidades básicas de la sociedad. Este elemento se llama: A. Rol social B. Organización fomal C. Grupo social D. Institución social E. Estratificación social

Bibliografía

57


58

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

7. Entre las alternativas mostradas a continuación, señale aquélla que expresa un agente de cambio social que hemos estudiado: A. Estructura social Anotaciones

B. Grupos de presión C. Tecnología D. Infraestructura económica E. Ideología 8. Un tipo de desviación social surge cuando un colectivo humano etiqueta reiteradamente la conducta de una persona como desviada, haciendo que ésta se junte con otros individuos etiquetados de igual forma. Esta desviación se llama: A. Delito B. C. D. E.

Pena Desviación primaria Desviación reincidente Desviación secundaria

9. Un paradigma teórico sociológico señala que la conducta desviada y delictiva contribuye a mantener el sistema social en equilibrio y, así, a garantizar su conservación. Dicho paradigma teórico es: A. La perspectiva del conflicto B. El interaccionismo simbólico C. El funcionalismo D. El enfoque sociocrítico E. El positivismo 10. En nuestros días se observa un tipo de delito en el cual no se afecta de manera directa a una víctima, sino que en muchos casos el daño ocurre sobre la misma persona que infringe la ley. Estos delitos reciben el nombre de: A. Pena B. Condena C. Delito agravado D. Delito sin víctimas E. Sentencia


os

s

o

Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

UNIDAD II: “LA ESTRUCTURA SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

GLOSARIO Bibliografía

Adaptación: acción y/o efecto de acomodarse frente a un conjunto de nuevas circunstancias, aprendiendo el desempeño de nuevas actividades frente a dicho cambio. Recordatorio

Anotaciones

Aprendizaje: proceso de adquisición de nuevos conocimientos, destrezas y habilidades, ya sea por medio del estudio, la imitación o la misma experiencia. Ciclo vital: conjunto de fases o etapas por las que atraviesa, en este caso, la existencia física y real de una persona, desde el momento de su nacimiento hasta su muerte. Desviación: tendencia, hábito o conducta que no se considera normal, a partir de las normas que regulan la vida de una sociedad. Estructura: distribución y orden de las partes que integran una cosa, claramente definida a partir de ciertas relaciones que están establecidas entre dichas partes. Lenguaje: conjunto ordenado y sistematizado de recursos dotados de significado, que emplea, en este caso el hombre, con la finalidad de establecer comunicación con sus semejantes. Entre tales recursos podemos considerar sonidos articulados, gestos faciales, movimientos corporales, etc.

Objetivos

Personalidad: conjunto complejo de cualidades o características psicológicas que distinguen a una persona de otra. En el campo de la psicología se suele considerar que es consecuencia de la interacción de otros aspectos como el temperamento y el carácter. Inicio Psique: término cuya raíz se encuentra en una voz griega cuyo significado literal es “alma humana”. Se suele emplear para hacer referencia al componente no material, puramente biológico o tangible de los seres humanos.

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA

Giddens A. Sociología. Madrid: Alianza Editorial Textos; 1991.

Anotaciones

Giddens A. Sociología. 3ª Edición. México: Alianza Editorial Textos; 1997. Giddens A. Sociología. 4ª Edición. Madrid: Alianza Editorial Textos; 2001. Goffman E. La presentación de la persona en la vida cotidiana. Buenos Aires: Amorrortu; 1959/87. Homans G. El grupo humano. Buenos Aires: Eudeba; 1968/50. Iglesias de Ussel J. Socialización y control social. En: Salustiano C. editor. Tratado de Sociología, 2ª Edición. Madrid: Taurus; 1988. Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999. Rocher G. Introducción a la sociología general. Barcelona: Herder; 1975.

Bibliografía

59


60

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL” Diagrama

Desarrollo de contenidos

Diagrama Lecturas seleccionadas

Objetivos

Inicio

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL” Actividades

Autoevaluación

DIAGRAMA DE PRESENTACION Objetivos Glosario

Inicio Bibliografía

CONTENIDO Desarrollo de contenidos Recordatorio

Actividades

EJEMPLOS

Anotaciones

BIBLIOGRAFÍA Lecturas seleccionadas

ACTIVIDADES

Autoevaluación

Glosario

CONOCIMIENTOS Recordatorio 1. La

Anotaciones social interacción 1. Definición de cultura 2. Elementos de la cultura 3. Etnocentrismo y relativismo cultural 2. La estratificación social 1. Diferencia social y desigualdad social 2. La movilidad social 3. Teorías sobre la estratificación social

Lectura seleccionada 1: “Estratificación y conflicto” de J. Macionis y K. Plumer 3. Estratificación racial y étnica 1. Definición de raza, etnicidad y minoría étnica 2. Relaciones étnicas intergrupales 3. Desigualdad racial y desigualdad étnica 1. Estratificación por género 1. Definición de género 2. Diferencias biológicas, influencias culturales y socialización de género 3. Teorías sobre el desarrollo del género Lectura seleccionada 2: “Patriarcado, estratificación de género y sexismo” de J. Macionis y K. Plumer. Autoevaluación Nº 3

AUTOEVALUACIÓN

Bibliografía

PROCEDIMIENTOS

ACTITUDES

1. Identifica y describe manifestaciones de etnocentrismo existentes en su localidad.

1. Reconoce a los fenómenos sociales como objeto de investigación científica.

2. Elabora un mapa conceptual sobre los planteamientos centrales de las teorías más importantes sobre la estratificación social.

2. Valora la importancia de la teoría social para la comprensión de los problemas sociales en su localidad, región y país.

Actividad Dirigida: Presentación de un mapa conceptual esquema sobre los planteamientos centrales de las teorías más importantes sobre la estratificación social. 3. Reflexiona y discute sobre la definición de su propia identidad étnica. 4. Identifica y describe las características esenciales sobre la estratificación por género en su localidad. Control de Lectura Nº 2: Presentación de un informe sobre las características esenciales de la estratificación por género en su localidad.

3. Valora la importancia de la socialización y la estructura social en los fenómenos de la conducta humana. 4. Respeta y defiende el derecho a la diferencia cultural y la equidad de género en su sociedad. 5. Reconoce y valora la importancia de las instituciones sociales en las transformaciones globales contemporáneas.


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Tema N° 1: CULTURA Y ETNOCENTRISMO

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

1.1 Definición de cultura Como hemos visto las unidades anteriores, nuestra disciplina sociológica se orienta principalmente al estudio del carácter social del comportamiento humano. Al respecto debemos indicar que, no obstante la concepción del ser humano como un “animal social” es anterior a la misma sociología, con el nacimiento y desarrollo de esta ciencia, este enunciado citado deja de ser puramente especulativo para tener un fundamento científico.

Dos expresiones harto conocidas en el campo de la filosofía y de los estudios sociales expresan, de otra manera, lo que acabamos de decir. Por ejemplo, Aristóteles solía decir que “El hombre encuentra su lugar entre los animales y los dioses en tanto que zoon politikon”. Por su parte, Durkheim, expresó que “El hombre no es hombre más que porque vive en sociedad”. En cuanto a la primera afirmación, debemos destacar que Aristóteles consideraba al ser humano como un animal político, es decir, un animal cívico cuya vida tiene sentido sólo y únicamente en la dinámica ciudadana, en la vida en sociedad. Sin embargo, imbuido por la perspectiva griega sobre el cosmos, este filósofo buscó encontrar un lugar para el hombre entre el mundo mítico de los dioses y el mundo natural. Según su punto de vista, el ser humano no podía definirse de manera autónoma a los animales y los dioses, sino que había de encontrársele un lugar entre los primeros y los segundos. Durkheim, por el contrario, prescindió de ambos mundos para definir al ser humano, entendiendo su existencia dentro y desde la realidad social, lo cual se expresó en una afirmación mucho más radical: no hay ser humano fuera de la sociedad. Todo esto que hemos señalado implica que, más allá de nuestra naturaleza biológica de Homo sapiens, es la sociedad la que nos hace humanos. Éste es un planteamiento que pone en cuestión buena parte de los mitos que gobiernan nuestra existencia y que hacen que consideremos como “naturales” ciertos comportamientos o ciertas divisiones sociales como aquellas basadas en las diferencias biológicas entre varones y mujeres. La sociología y otras disciplinas como la antropología desmienten radicalmente estos mitos y revelan que esa “naturalidad” de la cual estamos convencidos está condicionada por el tipo de educación que recibimos y que los modelos de varón y mujer varían enormemente entre muchas sociedades, haciendo muy difícil la tarea de llegar a saber cuál es el “verdadero” o “correcto”. En consecuencia, si la sociedad es la que “fabrica” al individuo, desde la perspectiva sociológica nada hay de natural en nuestra conducta. Todo es aprendido, “artificial”, y eso que aprendemos abarca un espectro amplio de elementos que en su conjunto podemos denominar cultura, entendiendo este término como el estilo de vida propio que tiene una sociedad determinada, o, si se prefiere, la herencia social que se transmite de generación en generación y que completa nuestra naturaleza humana.

1.2 Elementos de la cultura La definición de cultura que acabamos de ofrecer recoge los planteamientos de Sir Edward Tylor, considerado uno de los padres de la antropología, quien en el siglo XIX llegó a plantear que dicho término hacía referencia a “aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembro de la sociedad” (Kahn 1975). Pese al tiempo transcurrido desde aquel entonces, esta definición mantiene vigencia, toda vez que nos permite identificar determinados elementos propios de la cultura humana, entre los cuales podemos destacar principalmente los siguientes: 1.2.1 Elementos cognoscitivos Estos elementos se refieren a los conocimientos de los que dispone cada sociedad y que transmite a la siguiente generación. Estos conocimientos se refieren a saberes que son el producto de cierta observación sistemática de

Bibliografía

61


62

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

la realidad (y en ese sentido tienen un fundamento objetivo), y que permiten afrontar las necesidades colectivas con cierta solvencia. Así, las distintas sociedades disponen de conocimientos acerca de cómo obtener, conservar y cocinar alimentos (un aspecto fundamental de la supervivencia), de la manera de vestirse y calzarse para afrontar las inclemencias climatológicas, de distintos medios de transporte o de la manera de defenderse de ataques de animales o de grupos hostiles. 1.2.2 Elementos simbólicos Estos se refieren al conjunto de construcciones mentales o significados que únicamente desarrollamos los seres humanos a partir de los diversos aspectos de la vida social y que los expresamos en aquello que denominados de manera genérica símbolos. Estos símbolos no tienen siempre los mismos significados en las diferentes sociedades, razón por la cual surge el choque cultural, que se entiende como aquella incapacidad para desentrañar el significado que le dan a ese símbolo en una sociedad extraña. Resulta claro entonces que los contenidos simbólicos pueden cambiar con el tiempo o en función del contexto dentro de una misma sociedad. El pantalón vaquero o jeans fue en principio ropa de trabajo, luego un signo de rebeldía y hoy día simplemente ropa cómoda. Los símbolos permiten a las personas entender su sociedad y también dar la imagen que quieren dar de sí mismas. Sirven para entender y construir sus vidas. Empleándolos correctamente permiten interactuar con los demás con eficacia. 1.2.3 Elementos afectivos o ideológicos De modo distinto a los elementos cognoscitivos, más objetivos, estos elementos afectivos tienen un profundo carácter subjetivo, puesto que se basan en la interpretación individual que cada sujeto hace de la realidad. Aquí consideramos de suma importancia los valores y creencias que precisamente son construcciones puramente valorativas de la realidad externa a cada persona. En el caso de los valores, éstos son nociones acerca de lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto, etc., como sucede cuando consideramos la desigualdad como algo que está bien o mal. Cada posición se refiere a algo que no tiene que ver con estos conocimientos, sino con nuestros valores. En cuanto a las creencias, éstas se entienden como concepciones subjetivas acerca de la sociedad, el universo, el ser humano, etc. Por ejemplo, podemos creer firmemente que existe el alma humana, o que existe Dios, pero dichas afirmaciones se basan en la fe y no en el conocimiento objetivo. 1.2.4 Elementos normativos Cuando se habla de elementos normativos se hace referencia a las “reglas y expectativas sociales a partir de las cuales una sociedad regula la conducta de sus miembros” (Macionis 2001: 112). Las normas fijan, por lo tanto, los límites de la conducta esperada de cualquier miembro de la sociedad. Ahora bien, según el carácter de dichas normas puede distinguirse entre las que tienen un sentido prescriptivo y las que tienen una orientación proscriptiva (Macionis Op.cit.). En el primer caso la norma establece cuál es la conducta apropiada en una situación dada (por ejemplo, se debe tratar de usted a las personas mayores). En el segundo caso se prohíben determinados comportamientos (como, por ejemplo, ocurre con las prohibiciones de rebasar los límites de velocidad en carretera). Ambos tipos de normas son fundamentales para regular nuestro comportamiento pues permiten saber, en cada situación, lo que se debe o se puede hacer.

1.3 Etnocentrismo y relativismo cultural Cuando hacíamos referencia a la definición de cultura otorgada por Tylor dijimos que ésta hacía clara referencia a un conjunto de implicancias que nos permiten


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

entender mejor la complejidad de la naturaleza humana. Entre tales implicancias tenemos las siguientes:

• El término cultura designa a un “todo complejo”, es decir, a un conjunto de características o elementos relacionados de manera estrecha entre sí. Recordatorio • Comprende “el arte, la moral, el derecho, las costumbres”, entre otras cosas. De este modo, cuando en sociología se habla de cultura se hace referencia no sólo a lo que habitualmente se entiende como conocimientos refinados o eruditos, sino a todo aquello que tiene que ver con la manera en que viven los miembros de una determinada sociedad, tales como la moral, las costumbres, y también los hábitos y capacidades. • Se trata de “hábitos y capacidades adquiridos por el hombre…”. Esto nos dice de forma clara que la cultura no se hereda biológicamente sino que es aprendida. No está en nuestros genes, sino fuera de ellos. Necesita ser interiorizada para poder pertenecer a ella y en ello contribuyen procesos que ya conocimos antes como la enculturación y la socialización. • La cultura se adquiere en tanto que cada individuo es “miembro de la sociedad”. Así, no existe una cultura universal y única, sino que existen culturas diversas, y cada uno de nosotros aprende, interioriza, la cultura que es propia de la sociedad en la que estamos destinados a vivir. De la misma manera, la cultura nunca es estática sino que cambia y evoluciona todo el tiempo. Lo último que acabamos de indicar es fundamental para entender el concepto de relativismo cultural, que se entiende como aquella postura que plantea que no existen prácticas culturales únicas y verdaderas, sino que cada una de ellas está en relación a una cultura particular y específica. Esto se encuentra en clara oposición con el concepto de etnocentrismo, que se entiende como una visión del mundo en el que la sociedad a la que pertenecemos se toma como el centro de todo y todos los demás están pensados y sentidos a través de nuestros valores, modelos, y nuestra definición de lo que es la vida. Esta postura lleva a las personas a desarrollar un sentimiento de rechazo, desprecio y hostilidad hacia prácticas culturales que les son extrañas y, por ende, a las personas y sociedades que cultivan dichas prácticas. Si reflexionamos sobre esto, nos percataremos que cada uno de nosotros, en algún momento de nuestras vidas, ha caído en una actitud etnocéntrica, a raíz del propio carácter multicultural de la realidad peruana y de los procesos de enculturación y socialización a los cuales hemos sido expuestos dentro de nuestros grupos sociales. Sin embargo, éste no es un problema exclusivo de la población de nuestro país, sino que es común en todo el mundo y está presente en la historia de la humanidad a lo largo de los tiempos. En realidad, es muy seguro que el etnocentrismo –y los problemas que acarrea como discriminación y violencia producto de las diferencias culturales– sea uno los fenómenos y características más comunes de la humanidad.

Tema N° 2: LA ESTRATIFICACIÓN SOCIAL 2.1 Diferencia social y desigualdad social La historia de la humanidad está caracterizada por la presencia constante de desigualdades entre las personas, particularmente a partir de la denominada “revolución neolítica”, cuando las sociedades comenzaron a producir sus propios alimentos con la domesticación de plantas (agricultura) y animales (ganadería). Hoy los grupos humanos mantienen la desigualdad entre sus miembros como un rasgo prácticamente típico. ¿A qué se debe la existencia de tales desigualdades? La sociología nos ofrece muchas respuestas frente a esta interrogante y ello es lo que precisamente vamos a abordar en este acápite. Para esto es fundamental primero aclarar que no es lo mismo hablar de diferencias sociales y de desigualdades sociales. Las diferencias sociales hacen referencia al hecho de que las sociedades humanas son extremadamente heterogéneas. Esto quiere decir que toda sociedad se compone de individuos diversos entre sí: la edad, el sexo, la altura, el color de la piel o del pelo son diferencias biológicas entre seres humanos. Esto no tiene como consecuencia necesaria la desigualdad. Lo mismo puede decirse de diferencias no biológicas, como disponer de determinados conocimientos o tener un título, lo cual no implica que una persona sea superior a otra necesariamente.

Anotaciones

Bibliografía

63


64

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Por su parte, las desigualdades sociales implican la existencia de una jerarquía entre los miembros de un colectivo determinado, es decir, una estructuración de las diferencias que genera una “superioridad” y una “inferioridad” entre los componentes de un grupo social. Las causas que originan estas desigualdades pueden ser de naturaleza muy diversa como el sexo, el color de piel, tener un título académico o uno nobiliario, entre otros. Sin embargo, en cualquier caso, tales causas de la desigualdad social son totalmente arbitrarias. Cada una de ellas tiene sentido para la sociedad en particular en las que ellas operan y cuyos miembros han convertido ciertas diferencias en desigualdades sociales que tienen seria repercusión en el desarrollo de los individuos. Considerando que la desigualdad social implica una relación de “superioridad” e “inferioridad”, tal como ya hemos visto, en el campo de la sociología se suele agrupar a los individuos que comparten la misma ubicación dentro de su sociedad (recordar aquí el concepto de estatus) dentro de un mismo nivel en una relación jerárquica. Cada nivel suele recibir el nombre de estrato social y como estos niveles se superponen unos a otros, se utiliza el término de estratificación social para hacer referencia a la forma en la que están dispuestos u ordenados los distintos estratos sociales dentro de una sociedad. Otro aspecto importante que no debemos perder de vista en relación a las desigualdades sociales y la estratificación social, es que las desigualdades que estudiamos en sociología están estructuradas, es decir, están inscritas en la organización social. No tienen su base en lo casual o lo aleatorio, sino que se fundamentan en la manera en que se organiza la sociedad, de modo que la propia desigualdad está, de alguna manera, organizada. Esto tiene dos consecuencias importantes: • En primer lugar, la desigualdad responde a un patrón identificable. Hay un orden desigual que responde a una lógica que es posible identificar, describir y desentrañar y que recibe, según la corriente de que se trate, denominaciones distintas: estructura de clases, sistema de estatus, sistema de estratificación. Cada término hace hincapié en un aspecto distinto de la desigualdad, pero todos tienen en común remitirnos a la idea de sistematicidad. • En segundo lugar, la desigualdad estructurada está relacionada tanto con el orden social como con el cambio. Los sistemas de desigualdad se perpetúan, se reproducen, y los actores sociales formamos parte de esos mecanismos de reproducción. Pero, también, los sistemas de desigualdad se destruyen, se disuelven o se vienen abajo, en buena medida a causa de la acción de los elementos más dinámicos de este sistema. Debido a estos dos aspectos que acabamos de mencionar, podemos señalar sin temor que la desigualdad social está estrechamente relacionada con la estructura social, que ya vimos con anterioridad en la Unidad II.

2.2 La movilidad social En toda estructura social, es decir en toda sociedad, los individuos no permanecen pasivos, esperando someterse a las condiciones que impone dicha estructura. Al contrario, las personas aspiramos de manera permanente a mejorar nuestras condiciones de vida y ello implica, muchas veces, un esfuerzo por combatir la desigualdad social y por cambiar nuestro estatus dentro de la estratificación existente en nuestra sociedad. Esto nos lleva a abordar necesariamente el concepto de movilidad social. El estudio científico de la movilidad social fue iniciado por el sociólogo ruso A. Sorokin, quien en 1927 la definió como “el paso de un individuo de una posición social a otra en una constelación de grupos y estratos sociales” (Carabaña 1993). Bajo esta perspectiva, hablamos de movilidad social cuando se produce un desplazamiento de los individuos entre posiciones sociales. Esto es experimentado de manera distinta, lo cual plantea la existencia de distintos tipos de movilidad social. Puede distinguirse, por ejemplo, entre movilidad vertical y movilidad horizontal. En el primer caso se trata de un desplazamiento hacia arriba (movilidad ascendente) o hacia abajo (movilidad descendente) en la escala social. Es decir, el individuo


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

mejora o empeora su posición social. La movilidad horizontal es un desplazamiento sin alteraciones sustanciales de posiciones sociales, como cuando los jornaleros del campo pasan a ser obreros industriales.

Otra distinción interesante es la que hace referencia a la persona que experimenta en carne propia la movilidad. Cuando el desplazamiento se produce a lo largo de la vida de un individuo o de una generación, se habla de movilidad intrageneracional. Éste sería el caso de las personas que, por ejemplo, mejoran sus condiciones de vida desde que se incorporaron a un empleo muy bien remunerado (se trataría entonces de una movilidad intrageneracional ascendente). Por otro lado, cuando los cambios se producen de una generación a otra –típicamente, de padres a hijos– se utiliza el término movilidad intergeneracional. Un caso de movilidad intergeneracional descendente sería aquél en el que el padre es empresario y el hijo trabaja como obrero. Por último, merece la pena aclarar los conceptos movilidad estructural y movilidad circulatoria. Ambos hacen referencia a las condiciones bajo las cuales se produce la movilidad. Se considera que hay movilidad estructural cuando ésta se produce a consecuencia de cambios profundos que afectan o tienen su base en la estructura de la sociedad. Por ejemplo, aquellos que tienen que ver con reconversiones económicas (industrialización, crisis económica, etc.). Los individuos son “forzados”, “empujados” como quien dice, a la movilidad. La movilidad circulatoria, por el contrario, se produce en condiciones de relativa estabilidad social. En cualquier caso, la movilidad es el resultado de las estrategias desplegadas por los individuos, que a su vez pertenecen a distintas clases o estratos sociales. Dicho de otro modo: cada individuo (y cada familia) tiene ante sí unas posibilidades desiguales para la movilidad. Ello depende de la interacción de tres factores: los recursos de los que dispone, los dispositivos a su alcance y el contexto sociohistórico en el que cada uno se encuentra. Los recursos o medios de los que dispone cada individuo –o, mejor dicho, su familia– son, básicamente de dos tipos: recursos objetivos (externos al individuo) y recursos subjetivos (capacidades de cada individuo en particular, como la belleza, la inteligencia, la simpatía, etc.). Los recursos objetivos son los de mayor interés para la sociología, puesto que hacen referencia a la distribución social de la riqueza y el poder, lo que determina en buena medida las oportunidades de los individuos de cara a la movilidad. En sociología se suele hablar, también, de capital para referirse a estos recursos, puesto que son medios que se pueden movilizar con el fin de mejorar las posibilidades de movilidad de cada cual.

2.3 Teorías sobre la estratificación social Desde sus mismos orígenes, la disciplina sociológica ha estado interesada en explicar los distintos aspectos relacionados a la desigualdad social. Esto se ha reflejado en el surgimiento de tres principales teorías sobre la estratificación social, las cuales ofrecen respuestas a preguntas como ¿cuál es el origen de la desigualdad social? ¿Dónde se produce? ¿Quiénes son los actores sociales principales en el escenario social que retratan?, y ¿Qué categorías clave manejan en su análisis? A continuación las presentamos de manera resumida. 2.3.1 La perspectiva marxista Desde esta perspectiva, desarrollada originalmente por Karl Marx, es el factor económico el que determina la desigualdad social, y, más concretamente, el espacio de la producción. La razón para señalar la producción como el lugar decisivo en la configuración de las desigualdades sociales es que producir es lo que distingue a las sociedades humanas de las sociedades animales: el ser humano se caracteriza por modificar la naturaleza gracias a las herramientas, por transformar la materia prima en productos y procurarse así la supervivencia. Quien posee los recursos (la tierra, el agua, etc.) y/o las herramientas necesarios (los medios de producción) tiene un poder enorme sobre quien carece de ellos, como por ejemplo el poder de forzar a quien carece de medios de producción a trabajar para quien los posee y procurarse de este modo lo que necesita. Nadie puede escapar a la necesidad de alimentarse, vestir-

Bibliografía

65


66

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

se o calzarse. La propiedad privada sobre los medios de producción genera, pues, una división social radical, un abismo de poder entre poseedores y no poseedores de los recursos necesarios para subsistir. Este es el germen de las clases sociales, el concepto clave en el análisis marxista, que hace referencia los grupos sociales con intereses antagónicos o contrapuestos en relación a la propiedad sobre los medios de producción. 2.3.2 La perspectiva weberiana El sociólogo alemán Max Weber desarrolló una crítica al modelo marxista sobre la desigualdad social. Criticó al marxismo por la excesiva simplificación que supone la primacía de lo económico, planteando que más bien son múltiples las esferas de las que puede provenir el poder que origina la desigualdad. Así, para Weber, el poder “condicionado económicamente” no se identifica con el poder en general. Más bien ocurre lo inverso: el origen del poder económico puede ser la consecuencia de un poder ya existente por otros motivos. También propuso que el poder no es ambicionado sólo con fines de enriquecimiento económico sino que es valorado “por sí mismo”, y con gran frecuencia la aspiración al poder es motivada también por el “honor” o prestigio social que produce. Vistas así las cosas, para Weber la desigualdad se origina en la distribución desigual del poder en las tres esferas que él identificó: • La esfera económica tiene como escenario principal al mercado. Weber plantea la distinción entre mercado de bienes y mercado de trabajo es fundamental. • La esfera social es para Weber la esfera del “honor” o, diríamos hoy, del prestigio. • La esfera política. La política se desarrolla en aquellos escenarios en los que se trata de influir en la acción de los demás para conseguir ciertos objetivos. 2.3.3 La perspectiva funcionalista El análisis funcionalista de la desigualdad es mucho más reciente que los enfoques marxista o weberiano, al menos como corriente con influencia en la forma de abordar sociológicamente las desigualdades. Se trata de una perspectiva cuyos paradigmas centrales fueron desarrollados en el siglo XIX con Augusto Comte y Émile Durkheim, así como durante los años 30 del siglo XX. No obstante, recién cobró fuerza en el mundo académico sobre todo en y desde Estados Unidos a partir de los años de 1950. La premisa desde la cual se construye la perspectiva funcionalista sobre la desigualdad social se refiere al planteamiento de la sistematicidad del orden social, cuyas partes se articulan entre sí, acoplándose sus distintas funciones para formar un todo unitario. Dicho de otro modo, toda sociedad se puede descomponer en distintos elementos (grupos, instituciones, ideología, etc.), los cuales se influyen mutuamente, cumpliendo cada uno de ellos una función que le da sentido a su ubicación dentro del sistema. Partiendo de esto, se desarrolla la tesis central de la perspectiva funcionalista sobre la desigualdad social, que señala que ésta es necesaria para buen funcionamiento de la sociedad. Los sociólogos que expusieron con más claridad esta propuesta fueron los norteamericanos Kingsley Davies y Wilbert Moore, quienes la fundamentan sobre dos proposiciones fundamentales: • En primer lugar, existe una relación entre desigualdad y orden social. • En segundo lugar, la desigualdad es una necesidad universal de toda sociedad. Continuando, Davies y Moore plantearon que, en la medida en que en toda sociedad existen una serie de tareas a desempeñar por sus miembros y no todas son igualmente agradables, vitales o requieren las mismas capacitaciones, debe existir algún estímulo o recompensa que facilite que las tareas más importantes estén desempeñadas por los más capacitados. De este modo, “los premios y su distribución llegan a ser una parte del orden social, y así se ori-


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

gina la estratificación” (Davies y Moore, en Bendix y Lipset 1972). En otras palabras, la desigualdad se origina en la asignación de premios y estímulos a los individuos que desempeñan labores más complejas e indispensables para el correcto funcionamiento de la sociedad. Recordatorio Enseguida presentamos un extracto del Capítulo X del libro titulado Sociología, de Inicio J. Macionis y K. Plumer, en el cual se ahondan algunos puntos en relación a la desigualdad social y sus vínculos con el conflicto. Su lectura nos permitirá tener un panorama más amplio sobre los problemas sociales que hoy en día se observan tanto en nuestro país como en el resto del mundo.

Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADA N° 1 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999 [Extracto de Capítulo 9: Estratificación y conflicto] Estratificación y conflicto Recordatorio Anotaciones Según la sociología del conflicto, la estratificación social, lejos de beneficiar al conjunto de la sociedad, favorece a unos sectores a costa de otro. Esta idea se inspira principalmente en la obra de Karl Marx, aunque posteriormente Max Weber hizo también importantes contribuciones. Karl Marx: clase y conflicto En el capítulo 3 (<<Sociedades>>) ya explicamos con cierto detalle la visión de Marx sobre la desigualdad social. Por el momento, baste con recordar que para Marx existen dos clases sociales principales, que se pueden diferenciar entre sí en función de la posición que ocupan en la esfera económica: la de los propietarios de los medios de producción, y la de los trabajadores. En la Europa Medieval, la nobleza y la Iglesia poseían la mayor parte de la tierra, que cultivaban los campesinos. De manera similar, en las sociedades capitalistas, los empresarios (o la burguesía) son propietarios de la fabricas y los medios de producción, y los trabajadores (o proletarios) deben trabajar para ellos. En sus investigaciones, Marx describió la gran disparidad de riqueza y poder que caracterizaba a los sistemas productivos capitalistas. Según Marx, las diferencias entre ricos y pobres serán cada vez mayores, con lo que el conflicto entre unos y otros será inevitable. Una sociedad cada vez más polarizada entre una mayoría cada vez más pobre y una minoría cada vez más rica no puede ser viable, justa y racional, con lo que la confrontación y el derrumbe definitivo del sistema capitalista era algo inevitable. Estas ideas se basaban en el funcionamiento del capitalismo del siglo XIX, cuando el poder económico se concentraba en las manos de los grandes empresarios y financieros. En Estados Unidos, por ejemplo. Andrew Carnegie, J. P. Morgan y John Jacob Astor (por cierto uno de los procos pasajeros ricos del Titanic que pareció en el hundimiento), Vivian en magnificas mansiones decoradas con piezas de arte de incalculable valor, y rodeados por docenas de sirvientes. Sus fortunas eran fabulosas: la de John Astor ascendía a veinticinco millones de dólares, mientras que Carnegie ganaba veinte millones de dólares al año a principios del siglo (equivalente a cien millones de dólares de nuestros días, esto es, unos quince mil millones de pesetas aproximadamente); son cifras que contrastan con los quinientos dólares anuales que por término medio cobraba un trabajador manual en aquellos años. Además según Marx, la elite capitalista no solo extrae riqueza y todo tipo de recursos de la esfera económica. Las instituciones políticas y legales garantizan que las desigualdades sociales se reproduzcan generación tras generación. Las leyes hereditarias permiten la reproducción de las dinastías financieras y empresariales, y el sistema educativo permite que los más afortunados estudien en universidades de prestigio, donde pueden establecer vínculos privilegiados con personas de su misma condición que les van a ser muy útiles a lo largo de su vida. En resumen, Marx creía que la sociedad capitalista reproducía a estructura de clases de generación en generación.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

67


68

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Evaluación critica

Anotaciones

El análisis de Marx sobre la estratificación social y sus conclusiones sobre la inevitable lucha de clases han tenido un enorme impacto en la sociología. El tono revolucionario de sus tesis también ha contribuido a aumentar este impacto. Una de las críticas principales que se han hecho al análisis marxista es que niega el postulado central de la tesis de Davis y Moore, según el cual es necesario algún grado de desigualdad a fin de incentivar a aquellos que se quieren esforzar más y así, garantizar el funcionamiento de sociedad. Marx pensaba en los beneficios y recompensas no basado en el principio << de cada uno según su capacidad a cada uno según sus necesidades>> (1972:388). Los que han criticado a Marx señalan que fue precisamente este principio de reparto (por supuesto nunca aplicado de forma pura) el que explica pro que el rendimiento laboral fue tan bajo en la empresa soviética y, en última instancia. El que explica el derrumbe del sistema soviético. Los defensores de Marx contratacan señalando que es un error pensar que las personas siempre actúan según un cálculo de costes y beneficios personales. El ser humano, señalan, es solidario y no un ser implicado pro instintos egoístas (Clark 1991; Fiske 1991). Así, argumentan, no deberíamos asumir que el beneficio o la recompensa personal (y menos aun la retribución monetaria) es el único medio para incentivar a las personas a cumplir o desarrollar su comité. En la Tabla 9.1 se asumen las diferencias entre el paradigma funcionalista y el de la sociología del conflicto respecto al problema de la desigualdad. Por último, si mantiene, tal como hacia Marx, que la sociedad capitalista contribuye a perpetuar la pobreza y el privilegio, entonces cabe preguntarse cómo es que aquellos acontecimientos revolucionarios que él anticipó no han tenido lugar. O, al menos, no en aquellas sociedades en las que, según él, deberían haber ocurrido. Esto lo vamos a ver inmediatamente. Tabla 9.1 Dos explicaciones de la estratificación social: un resumen Paradigma funcionalista

Paradigma del conflicto

La estratificación contribuye al buen funcionamiento de la sociedad. La distribución desigual de recursos, de acuerdo con la importancia social de las ocupaciones, beneficia al conjunto de la sociedad y no solo a unos procos.

La estratificación genera conflicto social. La desigualdad beneficia a los intereses de algunos en detrimento de los interés de los demás

Las estratificación social anima a las personas a desarrollar sus talentos y capacidades personales, de modo que el conjunto d sociedades sale beneficiada.

La estratificación social implica el desperdicio del talento y las capacidades de muchas personas.

La estratificación social es, además de inevitable, positiva.

La estratificación es beneficiosa solo para alunas personas y no es inevitable.

La sociedad, en su mayor parte, respalda los valores y creencias que legitiman la desigualdad social.

Los valores y carencias que legitiman la estratificación social tienen un sesgo ideológico. Reflejan los intereses de los miembros más poderosos de la sociedad.

Puesto que los sistemas de estratificación social son útiles para la sociedad en su conjunto y están respaldado por la mayor parte de sus miembros, suelen ser muy estables.

Puesto que la estratificación es útil solo para un secto de la soiedad, tiende a ser inestable en el tiempo.

Fuentes: Adaptado del articulo Arthur L. Stinchcombe (1963) <<Some Empirical Consequencs of the Savis Moore Theary of Stratification-American Sociological Review, vol. 28.p.808.

¿Por qué no ha habido una revolución proletaria en las sociedades capitalista? A pesar de las predicciones de Marx, el sistema capitalista sigue en pie. ¿Por qué los proletarios de Reino Unido y de otras sociedades industriales avanzadas no se levantaron y abolieron el capitalismo a través de un proceso revolucionario? Hace ya algunos años,


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Ralf Dahrendorf (1959) señalo cuatro razones.

Lecturas seleccionadas

1. La fragmentación de las clases capitalista. En primer lugar, desde la muerte de Marx Recordatorio se ha dado un proceso de fragmentación de la clase capitalista. Hace un siglo la mayor parte de las compañías eran propiedad de una familia, mientras que en nuestros días la propiedad está repartida entre muchos accionistas. Estas diferencias en la pautas de propiedad han estimulado también el surgimiento de una clase gerencial, formada por ejecutivos que supervisan el funcionamiento de las compañías y que, con frecuencia, son también accionistas (Wright, 1985; Wright, Levine y Sober, 1992; Scott, 1991). En el próximo capítulo detendremos un poco más en este punto. 2. Trabajadores de cuello blando y mejoras en la calidad de vida. Una <<revolución de cuello blanco>> ha transformado el proletario industrial característico de la época en la que Marx escribió su obra. Como se explica en el capítulo 15 (<<Economía, consumo y empleo>>), la mayor parte de los asalariados del siglo XIX trabajaban en fabricas o, en sus casó, eran trabajadores del campo. Estas son ocupaciones manuales o de cuello azul, empleas de bajo prestigio que solo requieren el uso de habilidades manuales. Por el contrario, la mayor parte de los asalariados de hoy en día tiene ocupaciones de cuello blanco, empleos de mayor prestigio que requieren el desempeño de habilidades mentales. La mayoría de los trabajos del sector servicios (maestros, enfermeras, empleados, administrativos, etc.) son trabajadores de cuello blanco. Aunque muchos de los trabajadores de cuello blanco realizan tareas repetitivas como las que llevaban a cabo los trabajadores industriales que Marx conoció, la evidencia señala que esa no es la percepción que muchos de estos suelen tener de su trabajo y de sí mismo. La mayor parte de los trabajadores de cuello blanco perciben que, en comparación con sus padres y abuelos, que tenían ocupaciones manuales, sus condiciones de trabajo y su posición social han mejorado notablemente. De hecho, y según algunos cálculos, la calidad de vida de los trabajadores de principios de siglo. La división entre ricos y pobres esta también muchos menos acentuada que en los tiempos de Marx (Edwards 1979; Gagliani 1981; Wright y Martin, 1987). 3. Mejoras en las relaciones laborales. Los trabajadores disfrutan hoy de recursos organizativos de los que carecían hace un siglo. Desde los tiempos de Marx los trabajadores han ido conquistando muchos derecho como el de organizarse en sindicato o el recurrir a la huelga para hacer valer sus demandas. Y aunque a finales del siglo XX son cada vez menos los trabajadores que participan en la vida sindical, el hecho es que los sindicatos siguen siendo organizaciones muy eficientes a la hora de defender los derechos de los trabajadores (Rubín 1986). Por último, en la actualidad, las negociaciones entre sindicatos y patronales son por lo general pacificas y están bastante institucionalizadas, a diferencia del siglo pasado, cuando la norma era los enfrentamientos vientos. 4. Mayor protección legal. Desde los tiempos de Marx ha habido una significativa mejora en la legislación que protege el derecho de los trabadores y les ampara ante los tribunales. Hay otras medidas de protección, como los subsidios de desempleo, las regulaciones sobre salud laboral, etc., que garantizan una seguridad a los trabajadores que los capitales del siglo pasado no estaban dispuesto a conocer. Tomados conjuntamente, la implicación de estos cuatro desarrollos es que, a pesar de que la estratificación social persiste, mucho sociedades han conseguido suavizar algunos de los aspectos más negativos del sistema capitalista. En consecuencia, el conflicto social es hoy menos intenso de lo que era hace un siglo. Contraargumentos Muchos sociólogos siguen pensando que las ideas de Marx, matizadas de un u otra forma, continúan teniendo validez (Miliband, 1962; Edawards, 1979; Giddens, 1982; Bomhoff, 1983; Stephens, 1986; Boswll y Dixon, 1993; HOut et al,. 1993). A los argumentos que acabaos de exponer, los socilogos que trabajan desde el paradigma del conflicto han respondido con varios contraargumento. 1. La riqueza sigue estando muy concentrada. Tal y como Marx predijo la riqueza sigue concentrada en las manos de unos poco. Alrededor de la mitad de las acciones de las empresas privadas europeas continua en mano de solo un uno por ciento de la población. Este sector de la población sigue constituyendo la clase capitalista. 2. Las ocupaciones de cuello blanco apenas ofrecían mejoras a los trabajadores. Hay sociólogos que piensas que la revolución de cuello blanco apenas ha mejorado los

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

69


70

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

ingresos o las condiciones laborales de los trabajadores. Por el contrario, se insiste, muchos trabajos siguen siendo monótonos y rutinarios, en especial los trabajos administrativos, desempeñando generalmente por mujeres. Anotaciones

3. El progreso requiere lucha. Puede que los sindicatos hayan mejorado las condiciones de los trabajadores en el último medio siglo, peor el hecho de que hoy existan negociaciones regulares e institucionalizadas entre trabajadores y patronal nos significa que se haya puesto fin al conflicto social. De hecho, gran parte de las mejoras conseguidas por los trabadores se consiguieron precisamente gracias a la lucha de clases que Marx describió. Y la lucha, o el conflicto, no ha terminado; en especial, en las dos últimas décadas del siglo XX, cuando debido a las reformas neoliberales, los sindicatos se están esforzando por mantener los logros que han podio arrancar a lo largo de las últimas décadas. Como muestra de lo que todavía queda por hace la mitad de los trabadores de Estados Unidos siguen desprovistos de planes de pensiones financiados por las empresas. 4. El sistema legal sigue favoreciendo a los ricos. Ciertamente, a lo largo del siglo XX los trabajadores han conseguido muchas conquistas legales. No obstante, en las sociedades capitalistas los sistemas jurídicos sigue protegiendo la distribución desigual de la riqueza. Además, frente a los tribunales, la gente <<común>> sigue teniendo menos recursos que los ricos para defender sus derechos. Max Weber: clase, estatus y poder Max Weber, cuya visión general de las sociedades hemos visto en el capítulo 3 (<<Sociedad>>), coincidía con Marx en la creencia de que la estratificación social genera conflictos social. Su interpretación de la desigualdad social, no obstante s distinta en aspectos importantes. Para empezar, Weber creía que el modelo de Marx de dos grandes cales sociales era demasiado simplista. Weber de dos grandes clases sociales era demasiado simplista. Weber entendía la estratificación social de forma más compleja, como el resultado de la interacción de tres dimensiones distintas. La primera dimensión es la de la desigualdad económica (la única relevante para Marx), a la que Weber denomino como posición de clase (aunque Weber no entendía la <<clases>> como una categoría absoluta en el sentido que le daba Marx, sino como una dimensión continua). Una segunda dimensión. El estatus, hace referencia al prestigio social. Y por último, el poder completa la configuración de la jerarquía social según el esquema de Weber. La jerarquía de posiciones socioeconómicas Marx pensaba que el poder y el prestigio social se derivan de la posición económica, de modo que no vio razón para estudiar estas dos dimensiones de la desigualdad de forma separada. Por el contrario, Weber creía que una de las características peculiares de las sociedades industriales es precisamente la escasa consistencia de estatus. Esto es, un individuo puede ocupar una posición alta en una de estas tres dimensiones. Por ejemplo, un burócrata puede tener un gran poder de decisión y sin embargo disfrutar de una renta o un prestigio social limitados. Por tanto, mientras Marx entendió la desigualdad en términos de dos grandes clases sociales bien definidas y diferenciadas entre sí, Weber pensaba que la estratificación en las sociedades industriales funciona de forma más compleja. La contribución principal de Weber radica en haber identificado la multidimensionalidad de la estratificación social. Por ello los sociólogos a menudo emplean el termino estatus socioeconómico para referirse a una clasificación o jerarquización de pociones social en la que se tienen en cuenta varias dimensión de la desigualdad social. Una sociedad en donde las personas ocupan posiciones distintas según (1) la capacidad que tengan de tomar decisiones que van a terminar afectando a otras personas; (2) sus recursos económicos, y (3) el prestigio d la profesión que desempeñan o el grupo al que pertenecen, da lugar a una multitud de posiciones sociales. Entendiendo la desigualdad social desde esta perspectiva multidimensional, ya no es posible hablar de una sociedad polarizada en dos clases sociales y en conflicto permanente entre sí, como lo hacía Marx. Ciertamente, según el esquema de Weber, sigue habiendo conflictos de intereses entre personal que ocupan distintas posiciones sociales. Por estos conflictos son


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

múltiples mudables y de naturaleza diversa. Social ya no es posible entender el conflicto social como una <<lucha>> o <<guerra de clases>>. La desigualdad en la historia

Weber también contribuyo a aclarar algunas cuestiones de la estratificación social desde una perspectiva histórica. Según Weber, cada uno de estas tres dimensiones de la desigualdad social tuvo una relevancia distinta en distintos periodos de la historia. Desde su ponto de vista, en las sociedades agrarias la jerarquía social era una jerarquía básicamente estamental. El estamento (aristocrático, religioso, urbano, etc.) al que pertenece una persona sirve para calificar a esa persona en un punto u otro de la jerarquía social. Con el tiempo, argumentaba Weber, la complejidad de las sociedades industrializadas genera un crecimiento del aparato burocrático del estado. La expansión de las competencias gubernamentales, así como la proliferación de otro tipo de organizaciones formales aumenta la importancia de la dimensión del poder en el sistema de estatificación social. La dimensión del poder es también crucial en al organizaciones las sociedades socialistas. La extensiva regulación gubernamental sobre aspectos de la vida cotidiana de los ciudadanos es solo una muestra de la importancia de las burocracias en este tipo de sociedades cuyas elites lo son no tanto por su riqueza personal, como por su capacidad de tomar decisión que afectan significativamente al resto de la población. Este análisis histórico subraya una última diferencia entre Marx y Weber. Mientras el primero creía que, en el futuro, se podría eliminar la estratificación social mediante la abolición de la propiedad privada de los medios de producción, el segundo dudaba que la desaparición del capitalismo fuera a supones una disminución de la estratificación social. De acuerdo con Weber, con la abolición del sistema capitalista, las desigualdades económicas podrían reducirse, pero solo a costa de aumentar las desigualdades políticas. Según Weber la revolución socialista, al expandir la competencias gubernamentales y concentran el poder en manos de un reducida elite política. Podría incluso aumentar la desigualdad social. Los recientes levantamientos populares contra los estados burocratizados del Este de Europa y de la antigua Unión Soviética parecen confirmar la hipótesis de Weber. Evaluación critica Las tesis de Weber sobre la multidimensionalidad de la estratificación social siguen teniendo una enorme influencia entre los sociólogos, especialmente en Europa. No obstante, muchos (especialmente los más próximos al pensamiento de Marx) siguen pensando que si bien es verdad que las barreras entre las clases sociales se han desdibujado, las pautas de desigualdad social en el mundo industrializado continúan vigente. Como veremos en el capítulo 10 (<<Clase, pobreza y bienestar>>), las enormes fortunas acumuladas por un reducido grupo de individuos en la sociedades occidentales contratan menormente con la dificultades a las necesidades diarias. Si a esto se añade el aumento de la desigualdad producido en los países donde han triunfado con mayor fuerza las políticas neoliberales, no es de extrañar que en algunos sectores sociales, políticos y académicos se hayan revalorizado los análisis de orientación marxista y de <<clase>> en perjuicio de aquellos otros de orientación más weberiana. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD: Autoevaluación

1. Reflexione sobre los planteamientos sociológicos existentes sobre el fenómeno de la estratificación social (perspectivas marxista, weberiana y funcionalista). Identifique sus principales tesis y contrástelas con los contenidos desarrollados en la Lectura SelecGlosario Bibliografía cionada No. 01. 2. Elabore un mapa conceptual que muestre las relaciones semánticas existentes entre los diferentes aspectos centrales de las tres perspectivas teóricas que se han abordado Anotaciones (marxista, weberiana y funcionalista).

Bibliografía

71


72

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Tema N° 3: ESTRATIFICACIÓN RACIAL Y ÉTNICA Anotaciones

3.1 Definición de raza, etnicidad y minoría étnica En nuestros días es común escuchar acerca de conflictos que en diversas partes del mundo y en nuestro propio país se desatan a raíz de la existencia de diferencias culturales entre grupos sociales distintos, que en la mayoría de los casos se encuentran ocupando estratos o posiciones distintas dentro de las estructuras sociales. Debido a su importancia en la actualidad, estos fenómenos han merecido la atención de disciplinas como la sociología. Sin embargo, para estudiarlos es necesario primero partir por ofrecer ciertas definiciones de términos clave como raza, etnicidad y minoría étnica. En primer lugar, el concepto de raza corresponde a una categoría de personas que se ven y son vistas por otros por otros como similares, debido al hecho de compartir determinadas características que se consideran innatas y cuyo origen se piensa que corresponden a una base biológicamente heredada. Este concepto está al mismo tiempo bastante relacionado con el de racismo, que viene a ser la creencia de que otro grupo, considerado racialmente distinto, es inferior de forma innata al grupo al cual uno pertenece. Por esta razón el racismo está muchas veces bastante vinculado con el fenómeno del etnocentrismo que ya lo hemos tratado en un acápite anterior. En la actualidad mucha gente cree, erróneamente, que los seres humanos pueden separarse fácilmente en razas biológicamente distintas. Esto no resulta sorprendente si se tiene en cuenta que incluso algunos académicos han realizado numerosos intentos de clasificar a los pueblos del mundo según su raza. Así, algunos autores han distinguido cuatro o cinco grandes razas, mientras que otros dicen que hay hasta tres docenas. Sin embargo, se han encontrado demasiadas excepciones y ambigüedades a estas clasificaciones, a tal punto que hoy podemos afirmar, no sin evidencia de apoyo, que cualquiera de dichas clasificaciones resulte certera o falsa. Por esta razón en el campo de la disciplina sociológica y otras ciencias sociales no se considera apropiado el uso del concepto de raza. Por su parte, el concepto de etnicidad hace referencia a las prácticas culturales y perspectivas que distinguen a una determinada comunidad de personas de otras. Esto se puede entender mejor si recordamos que los miembros de ciertos grupos sociales que podemos llamar “étnicos” se ven a sí mismos como culturalmente diferentes de otros grupos sociales, y son percibidos por los demás de igual manera. Hay diversas características que pueden servir para distinguir a unos grupos étnicos de otros, pero las más habituales son la lengua, la historia o la ascendencia (real o imaginada), la religión y las formas de vestirse o adornarse. De modo interesante las diferencias étnicas son totalmente aprendidas, en tanto que son parte del gran concepto que ya vimos antes y que llamamos cultura. Muchos países del mundo como el Perú presentan poblaciones que tienen características culturales muy distintas y diversas. Los miembros de dichos grupos sociales muchas veces se consideran racialmente distintos y al mismo tiempo se reconocen también como culturalmente distintos, es decir como pertenecientes a grupos étnicos diferentes. Sin embargo, no todos de tales grupos cuentan con el mismo número de integrantes. Hay algunos que son más numerosos y otros bastante pequeños y son ellos a los que hace alusión el concepto de minorías étnicas, cuyos integrantes por lo general se encuentran desfavorecidos en relación a la mayoría de la población y tienen un cierto sentido de solidaridad de grupo, de pertenencia común, en tanto que la experiencia de ser objeto de prejuicios y discriminación por parte de la mayoría suele reforzar los sentimientos de lealtad y el interés común entre ellos.

3.2 Relaciones étnicas intergrupales En territorios que se caracterizan por la presencia de diversos grupos étnicos, entre mayorías y minorías, se suelen observar procesos sumamente interesantes y a la vez complejos, acaecidos a consecuencia de la interacción entre tales grupos. A continuación presentamos una síntesis de los principales tipos de relaciones intergrupales que se suelen establecer entre distintas entidades étnicas que coexisten en un espacio físico determinado.


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

• Amalgamación: proceso que consiste en la formación de una mezcla entre los diferentes grupos étnicos que coexisten en un mismo territorio y producen una nueva y distintiva mezcla genética y cultural.

• Asimilación: fenómeno que ocurre cuando las minorías étnicas y raciales Recordatorio son absorbidas por la cultura dominante y se olvidan o se destruyen las diferencias que de manera previa existían entre ellas. Esta asimilación puede ser voluntaria o forzada, en tanto que también puede ser parcial o total. En el primer caso, la asimilación puede darse sólo en aspectos como la comida, el vestido, las costumbres o el idioma de parte del grupo dominante. • Pluralismo étnico: esto sucede cuando los grupos étnicos y raciales que coexisten en un mismo espacio físico mantienen su propio idioma, religión, costumbres y se socializan entre ellos. • Multiculturalismo: en este tipo de circunstancias la sociedad que representa a la mayoría étnica debe respetar las diferencias culturales que caracterizan a las minorías, en lugar de requerir la igualdad u homogeneización cultural. • Explotación: esta situación se desata cuando una mayoría étnica impone a las minorías determinados tipos de relación servil, que a la vez pueden ser de los siguientes tipos: • Colonización: ocurre cuando extranjeros exigen un territorio, imponen su propio gobierno e instituciones económicas y se apropian de la tierra del pueblo nativo y del mismo, imponiéndoles a la fuerza su cultura. • Esclavitud: sucede cuando miembros de un grupo son secuestrados, cautivos, obligados a trabajar para sus captores y tratados como propiedad. Es la forma más extrema de explotación. • Segregación: este tipo de relación se expresa en aquellos casos donde las leyes o costumbres de la mayoría étnica imponen separación física y social a minorías raciales y étnicas. • Conflicto étnico: este tipo de relaciones violentas se desatan cuando la mayoría o las mayorías han desarrollado una profunda actitud etnocéntrica y racista en relación a las minorías, con el afán incluso de arrebatarles sus recursos. En este tipo de circunstancias es común escuchar acerca de crímenes de odio y genocidio, especialmente cuando se impulsan campañas de “limpieza étnica”.

3.3 Desigualdad racial y desigualdad étnica En la actualidad prácticamente en todos los países del mundo existen marcadas diferencias sociales a consecuencia del hecho que las personas pertenecen a distintos grupos étnicos. Dentro de este panorama, los miembros de las mayorías suelen gozar de muchas ventajas que les permiten experimentar una movilidad social más efectiva y por lo tanto ocupar estratos sociales más altos. Por el contrario, los integrantes de las minorías étnicas no tienen tanta suerte y más bien son objeto de muchas prácticas de discriminación a consecuencia de prejuicios vinculados a fenómenos como el etnocentrismo y el racismo. Esta situación, que puede ser tan común en una realidad como la peruana, también ocurre en otras latitudes. En el caso de Gran Bretaña existe una considerable variación en la distribución ocupacional de los no blancos, según manifiesta Giddens (1997). De este modo, entre los negros el porcentaje de personas que desempeña trabajos manuales y que está en paro es mucho mayor que entre los blancos. Alrededor de un 80% de los hombres negros y un 70% de los sudasiáticos ocupan empleos manuales, frente a un 50% de los blancos. Las mujeres no blancas corren peor suerte que los hombres de su grupo, toda vez que ocupan un porcentaje mucho menor de trabajos no manuales o manuales calificados que los hombres. Por otra parte, muchas personas de raza no blanca, incluyendo una mayoría de sudasiáticos, viven lejos de las áreas centrales de las ciudades británicas. Sin embargo, el sustrato étnico y el lugar de residencia están muy relacionados. Así, la mayor parte de los negros no viven en el centro sino en las periferias porque así lo desean, sino que se instalan allí porque estas áreas son las menos apreciadas por los blancos y las viviendas se quedan vacías a medida que éstos se van mudando a otros lugares. Los más afortunados de entre los no blancos, teniendo en cuenta el nivel de renta, son los sudasiáticos que trabajan por cuenta propia o son pequeños empresarios. El porcentaje de personas dentro de esta categoría

Anotaciones

Bibliografía

73


74

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

ha ido creciendo constantemente durante los últimos veinte años: el 23% de los hombres asiáticos se encuentran en este grupo, frente al 14% de la población blanca masculina. Las tiendas de barrio asiáticas, así como otros negocios dirigidos por estos grupos étnicos, se han convertido en un aspecto tan destacado de la sociedad británica que algunos han sugerido que podrían encabezar un renacimiento económico del centro de las ciudades. Esto es, casi con seguridad, una exageración, dado que muchos trabajadores autónomos asiáticos hacen muchas horas extras para alcanzar niveles de renta relativamente bajos. Se registran como autónomos pero, de hecho, trabajan para miembros de la familia que llevan el negocio, sin tener las ventajas de que suelen disfrutar los empleados, como son la baja por enfermedad, las vacaciones pagadas y las contribuciones del empresario a la seguridad social (Giddens 1997).

Tema N° 4: ESTRATIFICACIÓN POR GÉNERO 4.1 Definición de género Un fenómeno creciente en nuestros tiempos corresponde al de la homosexualidad y a la decisión abierta de muchas personas de expresar ante la sociedad su opción sexual, que no siempre va acorde con las características biológicas que poseen. Desde la perspectiva de la sociología y demás ciencias sociales todo esto es abordado de una manera objetiva y amplia, haciendo uso de muchas de las definiciones y constructos teóricos que ya hemos desarrollado previamente en este manual. Así, una pregunta fundamental que debemos hacernos es ¿Qué es ser varón o ser mujer realmente en una sociedad? Pese a que la respuesta a esta interrogante podría parecer obvia, en el fondo no lo es, más aún si consideramos que cada vez se incrementa el número de individuos que optan por someterse incluso a operaciones quirúrgicas para “cambiarse de sexo”. Un primer paso importante para abordar este tema complejo implica la definición de ciertos términos clave como sexo y género. La palabra “sexo”, tal como se usa en el lenguaje cotidiano, es ambigua, pues se refiere tanto a una categoría de personas como a actos que la gente realiza, como en la expresión “practicar el sexo”. Para ser más claros debemos distinguir entre el sexo que se refiere a las diferencias biológicas o anatómicas entre la mujer y el hombre, y la actividad sexual. Es preciso hacer otra distinción fundamental entre sexo y género. Mientras que sexo hace relación a las diferencias físicas y biológicas que distinguen a varones y mujeres, el género alude más bien a las diferencias de tipo psicológico, social y cultural que también hay entre varones y mujeres. Si reflexionamos bien sobre estas dos definiciones, nos habremos de percatar que la distinción entre sexo y género es fundamental para el estudio de las sociedades humanas, ya que muchas diferencias entre varones y mujeres no tienen un origen biológico sino más bien cultural y social.

4.2 Diferencias biológicas, influencias culturales y socialización de género Partiendo de las definiciones de sexo y género que acabamos de ofrecer, surge también otra pregunta: ¿Hasta qué punto las diferencias en el comportamiento de mujeres y varones son producto del sexo más que del género? En otras palabras ¿En qué medida se deben a diferencias biológicas? Al respecto, algunos autores sostienen que existen diferencias de comportamiento innatas entre las mujeres y los varones, las mismas que aparecen de algún modo en todas las sociedades y que, según dicen, son respaldados por los hallazgos de la sociobiología. A modo de ejemplo de este tipo de diferencias se pueden mencionar que en casi todas las culturas son los varones y no las mujeres quienes toman parte en la caza y en la guerra. Partiendo de estas tendencias prácticamente universales los defensores de esta postura se preguntan si acaso los varones poseen tendencias de base biológica hacia la agresión que a su vez no están presentes en las mujeres. Otros investigadores no aceptan estos planteamientos y han señalado que el grado de agresividad de los varones varía considerablemente de una cultura a otra, al igual que el nivel de pasividad y dulzura que se supone tienen las mujeres (Elshtain 1987, en Giddens 1997). Añaden, además, que el hecho de que un rasgo sea prácticamente universal, no implica que su origen sea biológico, puesto que pueden existir factores culturales generales que lo produzcan. Como


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

ejemplo que ilustra este argumento señalan que en casi todas las sociedades la mayoría de las mujeres pasan una parte considerable de su vida al cuidado de los hijos, lo cual les toma mucho tiempo y por ende no les es posible participar en la caza o en la guerra. Según este punto de vista, las diferencias en el comRecordatorio portamiento de varones y mujeres se desarrollan principalmente mediante el aprendizaje social de las identidades femenina y, masculina, de la feminidad y de la masculinidad respectivamente. La confrontación entre las posturas arriba indicadas nos lleva a abordar necesariamente el proceso de aprendizaje de los papeles o roles que varones y mujeres desempeñan en las sociedades, esto es, la socialización del género. Al respecto, los resultados de varios estudios sugieren que casi con seguridad el aprendizaje del género por parte de los niños ocurre de manera inconsciente, puesto que antes de que el niño o niña pueda etiquetarse a sí mismo como de un género o del otro, recibe un conjunto de información y códigos mediante el trato que le brindan sus padres, el color de la ropa que se le pone, el tipo de fragancia que se le echa, el estilo en el corte de cabello, etc., todo lo cual constituye un conjunto de claves visuales que contribuyen en un proceso de aprendizaje que permite que alrededor de los dos años de edad ya tenga un conocimiento parcial de lo que significa el género que se le ha adscrito. En otras palabras, gracias a este proceso los infantes saben si son niños o niñas y, en general, pueden clasificar correctamente a los demás. Sin embargo, también debemos indicar que hasta los cinco o seis años no saben que el género de una persona no cambia, que todos tienen género y que las diferencias entre el sexo de las niñas y los niños tienen una base anatómica. Por otra parte, también debemos recordar que todo un conjunto más amplio de elementos permiten afianzar este proceso de aprendizaje y socialización de género, como los juguetes, los libros ilustrados y los programas de televisión con los que los niños pequeños entran en contacto, los mismos que tienden a destacar la diferencia entre los atributos femeninos y los masculinos. Las jugueterías y los catálogos de venta de juguetes y de otros productos que ofrecen las grandes cadenas de supermercados clasifican normalmente sus productos en función del género. Incluso los juguetes que parecen neutrales en este sentido no lo son en la práctica, tal como sucede con los gatitos y conejitos de juguete, que se recomiendan para las niñas, mientras que los leones y los tigres se consideran más apropiados para los niños.

4.3 Teorías sobre el desarrollo del género Diversos han sido los planteamientos que han buscado ofrecer una explicación sobre el fenómeno del desarrollo del género y su impacto en la vida de las personas. En este sentido, sin el afán de extendernos mucho en el presente manual, pasaremos a presentar dos de tales teorías de manera abreviada. 4.3.1 La teoría de Freud En varios escritos realizados en las primeras décadas del siglo XX Sigmund Freud desarrolló algunos planteamientos sobre el desarrollo del género, que en su conjunto giran en torno a la presencia o ausencia de ciertos rasgos anatómicos como el pene y de lo que ellos significan, que tendrían un fuerte impacto en el desarrollo psicológico de los individuos. Estos planteamientos señalan que alrededor de los cuatro o cinco años el niño se siente amenazado por la disciplina y la autonomía que le exige su padre y se imagina que éste desea cortarle el pene. Esto lleva a que de manera un tanto consciente pero en gran medida de forma inconsciente, el niño reconozca en el padre a un rival con el que compite por el afecto de la madre. Al reprimir los sentimientos eróticos hacia su madre y aceptar al padre como un ser superior, el niño se identifica con él y se hace consciente de su identidad masculina. Renuncia al amor por su madre porque siente un miedo inconsciente a ser castrado por el padre. Por el contrario, las niñas supuestamente sufren de “envidia del pene” porque carecen del órgano visible que caracteriza a los niños. De este modo la madre se devalúa ante los ojos de la niña porque también ella carece de pene y es incapaz de proporcionarle uno. Cuando la niña se identifica con la madre, acepta la actitud sumisa que supone reconocer que solo se es la “segunda” en relación a la imagen del padre.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

75


76

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Una vez que se termina toda la fase que hemos resumido en el párrafo anterior, el niño o niña ha aprendido a reprimir sus sentimientos eróticos. De este modo, según Freud, el período que va desde los cinco años aproximadamente hasta la pubertad es un período de latencia, ya que las actividades sexuales se suspenden hasta que los cambios biológicos que se producen en la pubertad reactivan los deseos eróticos de un modo directo. El período de latencia, que cubre los primeros años de escuela y los intermedios, es la época en la que los grupos de compañeros del mismo sexo son de gran importancia en la vida del niño o de la niña. 4.3.2 La teoría de Chodorow Por su parte, la socióloga Nancy Chodorow, a diferencia de Freud, ha planteado que el aprendizaje para sentirse varón o mujer se deriva del apego que siente el niño por sus padres desde una edad muy temprana. Hace más hincapié que Freud en la importancia de la madre, en lugar de la del padre. El niño tiende a sentirse vinculado emocionalmente a la madre, ya que ella suele ser la influencia dominante al principio de su vida. Sin embargo, este apego tiene que romperse en algún momento para lograr un sentido del yo independiente, lo que se refleja en la exigencia que se impone al niño para que dependa menos de su madre. Chodorow señala que el proceso de ruptura de la dependencia de la madre ocurre de diferente manera para los niños y las niñas. Ellas siguen estando cerca de su madre y pueden, por ejemplo, continuar abrazándola y besándola, además de imitarla. De este modo, al no producirse una ruptura radical con la madre, la niña, y más tarde la mujer adulta, tiene un sentido del yo más vinculado a los demás. Es más probable que su identidad se mezcle con la de otros o que vaya a depender más de terceras personas. Esto permite a Chodorow explicar por qué las mujeres asumen de modo distinto una relación conyugal y también por qué ellas son más sensibles y compasivas emocionalmente. En el caso de los niños, de acuerdo a Chodorow, éstos definen su yo mediante un rechazo más radical de su apego original a la madre, forjándose su idea de la masculinidad a partir de lo que no es femenino. Esto los obliga a tener que aprender a no ser “afeminados” o “hijitos de mamá”, lo que trae como resultado una carencia marcada de ciertas habilidades para relacionarse íntimamente con los demás y el desarrollo de formas más analíticas de contemplar el mundo. Su posición ante la vida es, por ende, más activa, haciendo hincapié en conseguir cosas o alcanzar objetivos más concretos. Sin embargo, han reprimido la capacidad de comprender sus propios sentimientos y los de los demás, lo cual, de no recibir las orientaciones necesarias, conllevan al surgimiento de problemas en el plano de las relaciones sociales. Como hemos visto, los planteamientos teóricos de Freud y Chodorow corresponden a intentos por explicar el origen de aquello que hemos denominado género, cuya complejidad es mucho mayor en muchos aspectos en relación a lo que se entiende como sexo en el campo de la sociología y las ciencias sociales. Pese a que el debate sobre el desarrollo del género no está concluido, lo que sí es cierto es que las sociedades suelen caracterizarse por la existencia de desigualdades entre géneros. Esto quiere decir que en todas las sociedades varones y mujeres cumplen papeles o roles diferentes, así como también gozan de oportunidades distintas que hacen que existan determinadas tendencias en relación al estatus o posición que cada género puede alcanzar. Por ejemplo, en muchas sociedades, incluida la peruana, las mujeres suelen ganar mucho menos que los varones o están confinadas sólo a ocupar ciertos puestos o tener determinados empleos que son considerados de “segunda clase”. Entonces, la estratificación social no sólo encuentra sus raíces en las diferencias en la distribución del poder, en factores económicos o étnicos, como ya vimos antes, sino también en las diferencias de género, tal como también se señala en la Lectura Seleccionada No. 02 que presentamos a continuación, tomada de un capítulo del excelente manual titulado Sociología, escrito por J. Macionis y K. Plummer.


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

LECTURA SELECCIONADA N° 2 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999 [Extracto de Capítulo 13: Patriarcado, estratificación de género y sexismo] Recordatorio

Anotaciones

Patriarcado, estratificación de género y sexismo El género ocupa un lugar central en la organización social. Tres conceptos nos ayudarán a clasificar esto. En primer lugar, la estratificación de género se refiere a la distribución desigual de riqueza, poder y privilegios entre los dos sexos. En Europa, como en el resto del mundo, las mujeres cuentan con menos recursos que los hombres. En segundo lugar, el patriarcado (literalmente <<el dominio de los padres>>) es una forma de organización social por la que los hombres dominan, oprimen y explotan a las mujeres (Walby: 1990:20). El patriarcado es probablemente una forma de organización universal, pero existe una considerable variedad en el poder relativo y privilegios de las mujeres y los hombres alrededor del mundo. En Arabia Saudí, por ejemplo, el poder de los hombres sobre las mujeres es mayor que en cualquier oro lugar del mundo; en Noruega, por el contrario, los dos sexo están próximos a la igualdad en muchos aspectos. De acuerdo con Sykvia Walby, el patriarcado esta compuesto de seis elementos que se superponen y que están en continua transformación. Estos seis elementos o componentes son: el empleo remunerado (véase mas adelante y el Capitulo 15), el hogar (véase mas adelante y el Capitulo 17), el estado (véase mas adelante y el Capitulo 22), la violencia (véase mas adelante y el Capitulo 8), la sexualidad (véase mas adelante) y la cultura (que ya hemos visto y que volveremos a ver en el Capitulo 21). El argumento de Walby es que estos elementos adoptan formas diferentes en distintas culturas y a lo largo del tiempo. Welby hace especial hincapié en la idea de que a lo largo del siglo XX las sociedades occidentales han sido testigos de una trasformación desde el patriarcado privado (por el que los hombres regulan la vida diaria en el hogar). Al patriarcado público (por el que son el estado y el mercado laboral los que determinan la vida de las mujeres. En tercer lugar, el sexismo, la creencia de que el sexo propio es, por definición, superior al contrario, es un elemento importante que contribuye a sostener el patriarcado. Históricamente, el patriarcado se ha fundamentado en la creencia en al superioridad innata de los hombres, lo que legitima su dominio sobre las mujeres. El sexismo tiene mucho en común con el racismo; se trata en ambos casos de formas de pensamiento que legitiman el dominio social de una categoría de personal sobre otra. Como veremos a continuación, el sexismo institucionalizado se encuentra especialmente arraigado en el funcionamiento de la economía; las mujeres ocupan habitualmente empleos de menos cualificación y que ofrecen perores salarios. Del mismo modo, el sistema judicial ha ignorado tradicionalmente la violencia empleada contra las mujeres, y en especial cuando se trata de novios, maridos o padres (Landers 1990) El patriarcado en funcionamiento Habitualmente, las mujeres a diferencia de los hombres han de enfrentarse a dos tipos de tareas; el empleo remunerado y el trabajo domestico. La relación entre estos dos ámbitos también es importante. El empleo remunerado: como se muestra en el Capitulo 15, el numero de mujeres entre la población activa se ha incrementado sustancialmente a lo largo de este siglo. En los países industrializados se considera a las mujeres trabajadoras como la norma más que la excepción. La visión tradicional del empleo remunerado como algo masculino ya no se sostiene. En la actualidad, el 60 por ciento de las parejas casadas dependen de dos rentas. Como muestra el Mapa 13.1, sin embargo, este no es el caso de muchas de las sociedades más pobres del mundo. La producción en el hogar: un segundo indicador del grado de implantación del patriarcado es la medida en las tareas habituales del hogar; la limpieza, la cocina y el cuidado de los miembros de la familia (desde el niño a los enfermos pasando por los maridos y los ancianos) son desempeñadas por mujeres. El Mapa 13.2 muestra que, en general,

Bibliografía

77


78

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

la población de las sociedades industrializadas divide el trabajo de forma más equitativa que la población de las sociedades pobres. Pero en ninguna nación del planeta se reparten las tareas del hogar de forma totalmente equitativa. Y, a pesar de la rápida incorporación de la mujer al mercado laboral, el trabajo domestico desempeñado por las mujeres solo se ha reducido ligeramente. La pareja típica comparte la educación de los hijos y la supervisión de la economía familiar, mientras que de forma rutinaria los hombres e concentran en el arreglo de los desperfectos del hogar y las mujeres en las tareas diarias de la compra, la cocina y la limpieza. El trabajo del hogar viene a representar un <<segundo turno>> que las mujeres desempeñan todos los días después de regresar a casa, y en el que se invierten hasta 26 horas a la semana. Por todo ello, el trabajo del hogar aumente el estrés de la vida de muchas mujeres; las que reciben alguna ayuda en el mantenimiento del hogar sufren menos esta presión adicional, así como las que eligen desempeñar solo el papel de ama de casa (Scholer et al., 1984; Fuchs 1986; Hochschild, 1989; Presser 1993; Keith y Schafer 1994; Benokraitis y Geagin 1995). En resumen los hombres apoyan la idea de que las mujeres se incorporen el mercado de trabajo y cuentan con esos ingresos adicionales. Pero por lo general, se resisten a modificar su propio comportamiento para ayudar a sus compañeras a mantener el equilibrio ante sus carreras profesionales y las tareas de las horas. Las mujeres con empleos de alto prestigio y alta renta disfrutan de un mayor poder en el hogar para paliar su papel de ama de casa (contratando ayuda externa por ejemplo). Es frecuente que los hombres recuerden constantemente cualquier tarea que hayan realizado al tiempo que dan por sentada la aportación de las mujeres (Komarvsky 1973; Cowan 1992; Robinson y Spitze, 1992; Lenon y Rosendeld 1994; Heath y Bourne 1992). Analizando las interrelaciones entre el trabajo remunerado y el domestico, la experta inglesa en política social Jane Lewis, surgiere que existen tres tipos de países en Europa (Lewis 1992). En el primer tipo, las mujeres dependen en gran medida de sus maridos (Reino Unido, Alemania y países Bajos son ejemplos de este modelo). En el segundo, las mujeres se reparten entre su trabajo y el cuidado de los niños (Francia y Bélgica son ejemplos de esta pauta). Por último, en un tercer tipo de países las mujeres son trabajaras independientes de su parejas (como, por ejemplo, en Noruega, Suecia y Dinamarca). ¿Es el patriarcado inevitable? Las sociedades poco desarrolladas desde el punto de vista tecnológico tienen escaso control sobre las fuerzas de la biología. En estas sociedades, la mayor fuerza física de los hombres o la experiencia del embarazo para las mujeres, contribuyen a reforzar el patriarcado. Las avances tecnológicos, por el contrario, proporcional a los miembros de las sociedades industriales una mayor capacidad de elección en cuestiones de género. La maquinaria industrial ha contribuido a disminuir la importancia de la fuerza físicas en la vida diaria. Del mismo modo, la contracepción ha proporcionado a las mujeres un mayor control sobre el embarazo, y por tanto, un mayo control sobre sus opciones vitales. En estas ultimas sociedades, por tanto, las diferencias bilógicas no explican ni justifican el patriarcado. Las desigualdades sociales basadas en diferencias categóricas tanto si se trata de raza, etnia o sexo están siendo progresivamente desmanteladas en las culturas más igualitarias de las sociedades industriales. En algunas de estas sociedades existe legislación para garantizar la igualdad de los dos sexos frente a la oportunidad de empleo, así como para evitar la discriminación salarial del sexo femenino. A pesar de ello, en todas flas sociedades industriales, los dos sexos tienden a ocupar distintos pipos de empleo y recibir una remuneración desigual, como explicaremos a continuación. ¿Quiere esto decir que el patriarcado es inevitable? Algunos sociólogos defienden que existen raíces biológicas en algunas de las diferencias que observamos entre los sexos, en especial una mayor agresividad por parte de los nombres. Si esto es cierto, la erradicación del patriarcado seria difícil o quizás imposible (Goldberg 1974,1987; Rossi 1985; Popenoe 1993). Sin embargo, la mayor parte de los sociólogos creen que el género es ante todo una construcción social sujeta a cambio. Solo porque no exista todavía sociedad que haya conseguido eliminar el patriarcado, no quiere decir que tengamos que seguir siendo prisioneros del pasado.


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Para entender porque el patriarcado ha persistido a lo largo de la historia, necesitamos saber como se forma y reproduce el genero en al sociedad, un proceso que comienza en el modo en el que aprendemos a percibirnos a nosotros mismo cuando somos niños y que continúan a través del trabajo que desempeñamos cuando somos adulto. Recordatorio Análisis teóricos sobre género En este apartado repasaremos brevemente dos aproximaciones teóricas que aunque llegan a conclusión muy distintas, coinciden en subrayar la importancia del género en la estructura social. El análisis funcionalista El paradigma funcionalista ve a la sociedad como un conjunto de elementos separados pero integrados en un complejo sistema. Este enfoque defiende que casa estructura social contribuye al funcionamiento global de la sociedad. Como se explico en el Capitulo 3 (<<Sociedades>>), los miembros de las sociedades cazadoras y recolectoras tenían escaso poder sobre la biología. Careciendo de un control efectivo sobre la natalidad, las mujeres incurrían en embarazos frecuentes, de forma que las responsabilidades en el cuidado de los hijos las mantenían siempre cerca del hogar. Del mismo modo, aprovechando su mayor capacidad física, la actividad de los hombres se oriento hacia ala caza y la tarea lejos del hogar. Con el paso del tiempo esta división sexual del trabajo se consolido e institucionalizo (Lengerman y Wallace, 1985) La tecnología industrial ha abierto nuevas posibilidades que rompen con estas putas. La fuerza física humana ya no es una fuente vital de energía, de manera que la mayor capacidad de los hombres en este sentido ha perdidos la importancia que antes tenia. Al mismo tiempo, los métodos contraceptivos han proporcionado a las mujeres un mayor control sobre sus vidas. Las sociedades modernas se han dado cuenta d que el mantenimiento de los roles tradicionales de genero suponen un enorme desperdicio de talento. No obstante, el cambio solo tiene lugar de manera lenta porque el género se encuentra profundamente enraizado en la moral social. Talcott Parsons: género y complementariedad Por añadidura, de acuerdo con Talcott Parsons (1942, 1951, 1954), las diferencias de genero funcionan como un elemento integrador de las sociedades o por lo menos de las sociedades tradicionales. El genero, según Parsons, conforma una serie de roles complementarios uniendo a hombres y mujeres en unidades familiares que llevan a cabo diversas funciones que son vitales para el funcionamiento global de la sociedad. La mujer se hace cargo de la vida familiar, asumiendo la responsabilidad del mantenimiento del hogar y del cuidado de los niños. Los hombres, por el contrario, ponen en contacto a la familia con el mundo externo, principalmente a través de su participación en el mercado laboral. Parsons argumentaba además que las distintas pautas de socialización enseñan a los dos sexos sus respectivas identidades de género y el tipo de habilidades y conocimientos que necesitaran en la vida adulta. De este modo la sociedad enseña a los niños predestinados presumiblemente al mercado laboral a ser racionales, seguros de si mismos y competitivos. Estas, según Parsons, son cualidades instrumentales. Por el contrario, para preparar enfatiza las cualidades expresivas, tales como la capacidad de respuesta emocional y la sensibilidad hacia demás. La sociedad, siguiendo las explicaciones de Parsons promueve comportamiento de género a través de distintos esquemas de control social. La gente incorpora definiciones culturales de género a su propia identidad, de forma que sentir que no se es suficientemente masculino o femenino produce un sentimiento de culpabilidad y miedo a ser rechazado por el sexo contrario. Simplificando las mujeres aprenden a ver a los hombres poco masculinos, como poco atractivos sexualmente; y a la vez los hombres tienden a evitar a las mujeres poco femeninas.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

79


80

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Evaluación critica El funcionamiento propone una teoría de la complementariedad que defiende que el género sirve como factor de integración social tanto estructural (en termino de lo que la gente hace) como moralmente (en términos de lo que la gente cree). Aunque esta teoría fue muy influyente a mediados del siglo, apenas se emplea hoy entre los investigadores sobre cuestiones de género.

Anotaciones

El primer lugar, este tipo de análisis asume una visión singular de la sociedad que no todo el mundo comparte. Las mujeres pobres, por ejemplo, siempre han trabajado fuera del hogar por pura necesidad económica, y, en nuestros días, un número creciente de mujeres de todas las clases sociales entran a formar parte del mercado de trabajo por diversas razones. En segundo lugar, de acuerdos con sus críticos, el análisis concreto de Parsons en particular minimiza a las presiones y costes sociales que se derivan de los roles tradicionales de genero (Giele 1988). En tercer lugar y para terminar, para aquellos que defienden la igualdad sexual, la complementariedad de género descrita por Parsons viene ser lo mismo que defiende la dominación de la mujer. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD N° 1: Autoevaluación

1. En base a una lectura cuidadosa de los contenidos desarrollados en la presente uniGlosario dad y Bibliografía en las lecturas seleccionadas, observe con detenimiento su entorno social más cercano e identifique los roles o papeles que cumplen las personas en función del género. 2. A partir de los roles o papeles de género previamente detectados, identifique si en el contexto social observado existe algún tipo de estratificación por género. Anotaciones 3. En base a las actividades anteriores, elabore un informe de carácter monográfico describiendo las principales características de la estratificación por género existente en su entorno social más inmediato.

Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

AUTOEVALUACIÓN N° III

Lecturas seleccionadas

Glosario

1. Aquél todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembro de la sociedad, viene a ser la definición de: Bibliografía A. Estructura social. B. Cultura. C. Estratificación social.

Recordatorio

Anotaciones

D. Socialización. E. Educación. 2. La actitud que se basa en una visión del mundo en la cual la sociedad a la que pertenecemos se toma como centro de todo y que hace que todos los demás sean pensado y sentidos a través de nuestros propios valores y modelos, se llama: A. Enculturación. B. Perspectiva sociológica. C. Funcionalismo. D. Etnocentrismo. E. Relativismo cultural.


UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

3. La forma en la cual están dispuestos u ordenados los distintos niveles socioeconómicos en una población dada recibe el nombre de: A. Desigualdad social. B. Estatus social. C. Estructura social. D. Estrato social. E. Estratificación social.

4. El paso que realiza un individuo para trasladarse de una posición social a otra en una constelación de estratos sociales, se denomina: A. Estratificación social. B. Nivelación social. C. Socialización. D. Movilidad social. E. Movimiento social. 5. En la teoría marxista sobre la desigualdad social se plantea una tesis fundamental. A continuación marque el enunciado que expresa mejor dicha tesis: A. La desigualdad social es justa y necesaria para la felicidad de las personas. B. El origen de la desigualdad social se encuentran en la diferencia de prestigio. C. La desigualdad social está determinada por el factor económico. D. La religión es la causante de la desigualdad social. E. La desigualdad social es necesaria para el correcto funcionamiento de la sociedad. 6. La creencia de que otro grupo, considerado racialmente distinto, es inferior de forma innata al grupo al cual nosotros pertenecemos, se llama: A. Etnocentrismo. B. Sexismo. C. Culturalismo. D. Racismo. E. Racionalismo. 7. Cuando dos grupos étnicos distintos se mezclan culturalmente y se produce como consecuencia una nueva cultura producto de la fusión, estamos frente a un tipo de relación étnica intergrupal llamada: A. Amalgamación. B. Multiculturalismo. C. Pluriculturalismo. D. Segregación. E. Asimiliación. 8. En el campo de las ciencias sociales se maneja hoy en día un término que hace referencia a las diferencias de tipo psicológico, social y cultural que hay entre varones y mujeres. Dicho término es el de: A. Relativismo. B. Sexismo. C. Género. D. Raza. E. Sexo. 9. Una de las teorías que buscan explicar el origen del género señala que éste se construye a partir de la presencia o ausencia de ciertos rasgos anatómicos en niños y niñas. Dicha teoría fue formulada por: A. Max Weber.

Bibliografía

81


82

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

B. Sigmund Freud. C. Jean Piaget. D. Émile Durkheim. Anotaciones

E. Nancy Chodorow. 10. Los valores y creencias constituye ejemplos de un tipo de elementos característicos de toda cultura. Éstos son los elementos de carácter: A. Simbólicos. B. Cognoscitivo. Diagrama

Objetivos

Inicio

C. Afectivo. D. Normativo. E. Restrictivo.

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

Autoevaluación

GLOSARIO Bibliografía

Burguesía: La burguesía es la clase propietaria de los medios de producción en el sistema capitalista. Recordatorio

Anotaciones

Sistema de castas: El sistema de castas se basa en características de tipo adscriptivo y hereditario, e incluye la prohibición del matrimonio entre miembros de distintas castas, así como otros contactos “impuros”. El sistema de castas tiene carácter sagrado. Clase: Las clases sociales son grupos sociales situados en posiciones de poder o de subordinación por razones económicas. Clase dominante: En el marxismo, la clase dominante es la clase que tiene el poder económico y político. Estamentos: Los estamentos, en su definición más general, son grupos sociales con acceso diferencial a derechos y privilegios según la herencia (status adscrito), cuya desigualdad tiene un respaldo jurídico. En la sociología weberiana el concepto estamento tiene un significado más amplio, pues se trata de grupos sociales con acceso diferencial a derechos y privilegios según cualidades adscritas o adquiridas, cuyo fundamento es la convención.


os

s

o

UNIDAD III: “ETNOCENTRISMO Y ESTRATIFICACIÓN SOCIAL”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

Estrato: Los estratos son capas sociales ordenadas de manera jerárquica que se distancian entre sí de manera gradual. Su fundamento principal es la ocupación, en ocasiones combinada con el prestigio. Estructura de clases: La estructura de clases puede definirse como el orden sistemático de posiciones sociales de poder y subordinación que surge de la desigualdad económica. Infraestructura: La infraestructura es, para la teoría marxista, la base económica de la sociedad. Meritocracia: La meritocracia es un sistema de estratificación basado en la supremacía del mérito individual (o logro) frente a la adscripción. Movilidad social: La movilidad social es el desplazamiento de un individuo de una posición social a otra. Poder: Poder es, según Weber, la capacidad de exigir la obediencia de los demás aún en contra de su voluntad. Sistema de estratificación o estratificación social: La estratificación social es una clasificación o jerarquización de los individuos según la categoría a la que pertenecen.

Objetivos

Superestructura: La superestructura es la estructura ideológica, jurídica y política que, según Marx, se levanta sobre la infraestructura económica y le proporciona legitimidad Inicio y continuidad.

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA

Carabaña J. Sistema de enseñanza y clases sociales. En: García de León M, De la Fuente G y Ortega F. Sociología de la Educación. Barcelona: Barcanova; 1993. Anotaciones

Davies K. y Moore W. El contínuo debate sobre la igualdad. Algunos principios de Estratificación. En Bendix R y Lipset S. Clase, status y poder. Tomo I. Madrid: Euramérica; 1972. Feito R. Estructura social contemporánea. Las clases sociales en los países industrializados. Madrid: Siglo XXI; 1995. Giddens A. Sociología. 3ª Edición. México: Alianza Editorial Textos; 1997. Kahn J. Editor. El concepto de cultura. Barcelona: Anagrama; 1975. Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999. Diagrama

Desarrollo de contenidos

Objetivos

Inicio

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN” Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Recordatorio

Anotaciones

Bibliografía

83


84

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN” Diagrama

Desarrollo de contenidos

Objetivos

Inicio

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN” Actividades

Autoevaluación

Anotaciones

Lecturas seleccionadas Diagrama

DIAGRAMA DE PRESENTACION Glosario

Bibliografía

Objetivos

Inicio

CONTENIDO

Recordatorio Desarrollo de contenidos

Anotaciones Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

EJEMPLOS

Autoevaluación

BIBLIOGRAFÍA

Anotaciones CONOCIMIENTOS

Lectura seleccionada 1: “Religión en las sociedades contemporáneas” de R. Gelles y A. Levine. 4. Política 1. Poder y autoridad 2. Democracia y Estados-nación 3. Teorías sobre el poder en la sociedad 5. Globalización 1. La economía global 2. Población, ecología global y urbanización 3. Movimientos sociales Lectura seleccionada 2: “Urbanización” de R. Gelles y A. Levine. Autoevaluación Nº 4

AUTOEVALUACIÓN

Bibliografía

1. Familia 1. Estructura familiar y funciones familiares 2. Noviazgo, matrimonio y violencia familiar 3. Divorcio 2. Educación 1. Instrucción y desigualdad 2. Calidad de la educación 3. La educación en perspectiva global 3. Religión 1. Teorías sobre la religión 2. Naturaleza de las organizaciones religiosas 3. Religiones en el mundo

ACTIVIDADES

PROCEDIMIENTOS 1. Analiza y discute las principales tendencias que experimenta la estructura de las familias en la actualidad. 2. Identifica y describe un caso sobre calidad de educación y desigualdad social, observado en su localidad. 3. Elabora un cuadro comparativo sobre las características de las teorías sociológicas sobre el fenómeno religioso. Actividad Dirigida: Presentación de un cuadro comparativo sobre las características de las teorías sociológicas sobre el fenómeno religioso. 4. Identifica y comenta algunas características del moderno sistema mundial. 5. Describe y analiza un hecho social contemporáneo observado en su localidad, recurriendo a las contribuciones teóricas ofrecidas por la sociología. Tarea Académica Nº 2: Presentación de un informe con la descripción y análisis de un hecho social contemporáneo observado en su localidad, recurriendo a las contribuciones teóricas ofrecidas por la sociología.

ACTITUDES 1. Reconoce a los fenómenos sociales como objeto de investigación científica. 2. Valora la importancia de la teoría social para la comprensión de los problemas sociales en su localidad, región y país. 3. Valora la importancia de la socialización y la estructura social en los fenómenos de la conducta humana. 4. Respeta y defiende el derecho a la diferencia cultural y la equidad de género en su sociedad. 5. Reconoce y valora la importancia de las instituciones sociales en las transformaciones globales contemporáneas.


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Tema N° 1: FAMILIA

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

1.1 Estructura familiar y funciones familiares Generalmente la familia se define como “la célula básica de la sociedad”. Sin embargo, esta expresión puede sustituirse en el campo de la sociología por la definición de la familia como uno de los más importantes agentes de socialización (tal como ya vimos hacia la parte inicial del presente manual) y como una de las más importantes instituciones sociales que garantizan la estabilidad de la sociedad. Ahora pasaremos a ver precisamente a la familia como lo que acabamos de decir, como una institución social de primer orden, pero para ello debemos definir primero ciertos conceptos clave. En el fondo una familia es un grupo de personas directamente ligadas por vínculos de parentesco, cuyos miembros adultos asumen la responsabilidad del cuidado de los más jóvenes. Los vínculos de parentesco son los que se establecen entre los individuos mediante el matrimonio o por las líneas genealógicas que vinculan a los familiares consanguíneos (madres, padres, hijos, abuelos, etc.). Así, el matrimonio puede definirse como una unión se entre dos individuos adultos socialmente reconocida y aprobada. Cuando dos personas se casan se convierten en parientes; sin embargo, el matrimonio también vincula a un grupo de parientes más amplio. De este modo, los padres, hermanos, hermanas y otros familiares consanguíneos se convierten en parientes del cónyuge mediante el matrimonio. En general en todas las sociedades humanas podemos identificar lo que los sociólogos y antropólogos denominan familia nuclear, que consiste en un grupo conformado por dos adultos que viven juntos en un hogar con hijos propios o adoptados. Sin embargo, y a diferencia de las sociedades industrializadas, en la mayoría de las sociedades tradicionales la familia nuclear pertenecía a una red de parentesco más amplia. Precisamente aquí cabe mencionar que cuando, además de la pareja casada y sus hijos, conviven otros parientes, bien en el mismo hogar, bien en contacto íntimo y continuo, hablamos de familia extensa, la cual puede incluir a los abuelos, a los hermanos y a sus esposas, hermanas y maridos, tías y sobrinos, además de los llamados primos, entre otros. En cada sociedad las familias cumplen determinados papeles, aunque tales roles, así como las características de estas instituciones sociales, son altamente variables en distintas partes del planeta. No obstante y de manera tradicional las familias, a lo largo de los tiempos, han cumplido las siguientes funciones: a. Regulación de la actividad sexual de sus integrantes, lo cual va asociado al tabú del incesto y a las restricciones sobre las conductas sexuales de los individuos. b. Reproducción, puesto que la familia perpetúa el linaje de los miembros adultos. c. Socialización de los niños, mediante la cual se transmite a los hijos la cultura propia del grupo social al cual pertenece la familia. d. Mantenimiento económico, para cubrir las distintas necesidades de los miembros de la familia. De acuerdo a estudiosos como Gelles y Levine (2000), en el caso de las sociedades industriales de nuestro tiempo algunas funciones de la familia se han modificado. Por ejemplo, plantean que funciones como la de reproducción y mantenimiento económico de sus miembros han comenzado a ser controladas por los gobiernos, en tanto que la función de socialización ha sido “delegada” en alguna forma a las instituciones educativas. No obstante ello, también han surgido otras funciones como la de proporcionar gratificación emocional a sus miembros, en cuyo “ambiente íntimo” los individuos aspiran a encontrar comprensión, compañía y afecto que no encuentran ni en el trabajo o la escuela, como consecuencia de la tendencia hacia la despersonalización de las relaciones sociales en esos contextos.

1.2 Noviazgo, matrimonio y violencia familiar Cuando pensamos en las razones que llevan a las personas a contraer matrimonio casi inmediatamente la mayoría de nosotros piensa en el amor. Aunque una respuesta así parezca de lo más normal, resulta interesante saber que no en todas las sociedades

Bibliografía

85


86

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

esto se considera como un requisito para casarse. Un vistazo a la gran cantidad de datos disponibles sobre los matrimonios en el mundo revela que en una cantidad importante de lugares del planeta los matrimonios son generalmente arreglados por parientes mayores, con la intención de extender la red de parentesco de la familia y poder tener acceso a determinados bienes y recursos que les permitirá asegurar su economía. A muchos puede parecerles que tales tipos de uniones matrimoniales están condenadas al fracaso, sin embargo las investigaciones señalan que con el correr de los años una mayoría de tales uniones se afianza con el surgimiento de un sentimiento afectivo entre los cónyuges, en tanto que en sociedades como la nuestra, donde casi la totalidad de individuos se casan “por amor”, la situación es inversa, puesto que con el correr de los años en muchos de ellos los lazos de afecto suelen debilitarse. Basándonos entonces en la perspectiva sociológica que hemos delineado desde el principio de este texto, cabe indicarse que la elección de pareja y el proceso de noviazgo están fuertemente condicionados por las estructuras y fuerzas sociales que operan en nuestro medio, que hace que en el fondo practiquemos la homogamia, es decir la tendencia a casarnos con alguien similar a nosotros en cuanto a atributos sociales se refiere, tales como clase social, grupo étnico, edad, nivel educativo e incluso tipo de religión. Pasando a otro punto, en nuestros días en las sociedades industriales se observan otras tendencias también interesantes. En primer lugar, la tendencia hacia la convivencia se viene incrementando notablemente, incluso en países como los Estados Unidos, donde la práctica de la cohabitación sin llegar a concretar la unión matrimonial se ha vuelto también mucho más común que en décadas previas. No obstante, resulta también curioso que las estadísticas demuestran que una buena parte de tales relaciones basadas únicamente en la cohabitación suelen fracasar y terminar en una separación. Otra tendencia importante es el hecho de que cada vez son más los maridos que asumen papeles tradicionalmente considerados como responsabilidad de las mujeres, tales como el cuidado de los hijos y los quehaceres domésticos. Estas tendencias parecen estar en estrecha relación con el incremento del número de mujeres casadas que tienen algún tipo de empleo. Es decir, cuando la esposa trabaja más tiempo fuera de la casa, el marido suele ayudar mucho más en las tareas arriba indicadas. Sin embargo, esto también está en función de la actitud que tienen las esposas en relación a las competencias de sus maridos para tales labores. En este contexto, otro fenómeno que concita mucho la atención de la gente en la actualidad es el de la violencia familiar. Al respecto, los estudios sociológicos, antropológicos y otros más, han contribuido en demostrar la existencia de ciertos mitos en relación a este problema, los cuales presentamos a continuación con una breve aclaración, de acuerdo a lo planteado por Gelles y Levine (2000). • Primer mito: la violencia familiar es o rara o epidémica. Ambos extremos están errados, puesto que este problema ha existido en todos los tiempos y en diferente proporción. • Segundo mito: aquellos que golpean o maltratan a sus parejas son enfermos mentales. Esto no es cierto, pues las investigaciones han mostrado que sólo un mínimo porcentaje de los abusadores puede ser catalogado de este modo. • Tercer mito: la violencia familiar sólo sucede en sectores sociales pobres. Aunque la violencia es más frecuente en sectores socioeconómicos bajos, la violencia sucede a todo nivel. • Cuarto mito: las verdaderas causas de la violencia familiar son las drogas y el alcohol. Diversos estudios han mostrado que, pese a las declaraciones de los mismos agresores y sus víctimas, que citan al alcohol o las drogas como las causantes de las reacciones violentas, las pruebas practicadas demuestran que pocos de ellos se encontraba lo suficientemente ebrio o bajo los efectos de drogas como para “perder los papeles”. • Quinto mito: los niños que son víctimas de violencia familiar harán lo mismo de grandes. Estudios de transmisión intergeneracional de violencia no han dado resultados firmes que permitan afirmar este mito. • Sexto mito: las mujeres maltratadas provocan a sus agresores y/o la solución es dejar al marido. Esta afirmación guarda relación con la idea de que muchas mujeres son masoquistas. Sin embargo, las razones para disolver una unión ma-


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

trimonial son muchas y, de acuerdo a estudios realizados, para muchas mujeres tomar una decisión así implica la evaluación de diversos factores.

Recordatorio No obstante las observaciones que hemos hecho aquí, otra tendencia importante que se viene detectando en las sociedades industriales es el incremento del número de divorcios. Esto lo pasamos a ver a continuación.

1.3 Divorcio Durante muchos siglos, el matrimonio se consideró en los países occidentales prácticamente indisoluble. Los divorcios sólo se concedían en ciertos casos muy restringidos, como el de la no consumación del matrimonio y la consecuente carencia de hijos. Uno o dos de los países industrializados en Europa todavía no reconocen el divorcio pero éstos son ejemplos aislados. Hoy ya la mayoría han tomado con rapidez el camino de facilitar el divorcio. Al respecto cabe indicarse que antes el denominado sistema de enfrentamiento solía ser el característico de casi todos los países industrializados. De esta forma, para que se otorgara el divorcio, uno de los cónyuges tenía que presentar cargos contra el otro, como por ejemplo, maltrato, abandono o adulterio. Mucho después, las primeras leyes de divorcio "sin culpables" o “por mutuo acuerdo” se aprobaron en algunos países a mediados de la década de los sesenta. Desde entonces muchos estados occidentales han hecho lo mismo, aunque cada uno con sus peculiaridades. En el caso del Perú, este otro mecanismo se ha venido implementando sólo más recientemente. Al final del ítem anterior se dijo que la tendencia en los países occidentales está marcada por el incremento del número de divorcios. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Por qué se está haciendo más común el divorcio? Ofrecer una respuesta desde la perspectiva sociológica implica una tarea grande y compleja, pero podemos adelantar que para ello intervienen numerosos factores que tienen que ver con cambios sociales más amplios. Con la excepción de una proporción muy escasa de personas adineradas, el matrimonio ya no tiene mucha relación con el deseo de perpetuar la propiedad y la posición social de generación en generación. En su lugar, a medida que las mujeres adquieren más independencia económica, el matrimonio deja de basarse en la necesidad de establecer una asociación de este tipo. La mayor prosperidad general significa que ahora es más fácil que antes fundar un nuevo hogar separado en caso de abandono. Por otro lado, el hecho de que el divorcio no se considere más un estigma negativo es en cierta medida consecuencia de esta evolución, pero también le da impulso. Otro factor importante es la creciente tendencia a evaluar el matrimonio en función del grado de satisfacción personal que ofrece para los cónyuges y esto guarda relación con el hecho de que el aumento del número de divorcios no parece indicar una falta de satisfacción profunda con el matrimonio en sí, sino un mayor deseo de convertirlo en una relación gratificante y satisfactoria para las personas. Estudios recientes parecen encontrar indicios de que esto que acabamos de decir sea también la causa por la cual, pese al incremento de los divorcios, también es mayor cada vez el número de gente que contrae segundas nupcias, a pesar que las estadísticas en muchos países sugieren que esas nuevas uniones matrimoniales tienden a terminar con mayor incidencia en divorcios. Como dijimos antes, tal parece que las personas consideran fundamental en sus vidas la posibilidad de acceder a cariño y afecto que sólo la familia puede brindar frente a la despersonalización de la vida en sociedad, propia de nuestros tiempos.

Tema N° 2: EDUCACIÓN 2.1 Instrucción y desigualdad Sobre el campo de la educación la literatura es sumamente amplia. En la presente ocasión vamos a echar un vistazo sobre este importante aspecto de las sociedades humanas desde una perspectiva sociológica. Vamos a ver, entonces, a la educación básicamente como una institución social, al igual que acabamos de hacer con la familia y la problemática ligada a ella. El desarrollo de la educación siempre ha estado estrechamente vinculado a los ideales de la democracia de masas. Los reformadores valoran la educación, naturalmente, por sí misma, por la oportunidad que proporciona a los individuos de desarrollar sus capacidades y aptitudes. Sin embargo, la educación también se ha considerado siempre como un medio para conseguir la igualdad. Se ha dicho que

Anotaciones

Bibliografía

87


88

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

la educación universal contribuiría a reducir las disparidades de riqueza y de poder, proporcionando a los jóvenes con capacidad un conjunto de conocimientos que les permitan encontrar un lugar respetable en la sociedad. ¿Hasta qué punto ha sido esto cierto? Se han dedicado numerosos esfuerzos de investigación sociológica a responder esta pregunta y los resultados han sido claros: lejos de lo que plantearon los reformadores, la educación tiende a expresar y reafirmar desigualdades ya existentes en mucha mayor medida de lo que contribuye a cambiarlas (Giddens 1997). El Perú no es la excepción a esto. Basta con observar lo que sucede en nuestro medio, evaluando quiénes son los que realmente pueden acceder a una educación de calidad y las consecuencias que ello trae en las vidas de tales personas. Un estudio sociológico referente en este campo está representado por el que fuera realizado por James Coleman en la década de 1960 en los Estados Unidos. Con el objetivo de informar sobre las desigualdades educativas resultantes de las diferencias en la procedencia social, la religión o el origen nacional en dicho país, Coleman procedió a recopilar información sobre más de medio millón de alumnos, a quienes además se sometió una serie de pruebas para evaluar sus capacidades verbales y no verbales, niveles de lectura y conocimientos matemáticos. Adicionalmente, unos 60,000 profesores desarrollaron otros cuestionarios que proporcionaron datos sobre 4,000 colegios. El informe final del estudio reveló que la gran mayoría de los niños se encontraban segregados en colegios para negros y blancos. Casi el 80% de las escuelas a las que asistían estudiantes blancos albergaban aproximadamente un 10% de estudiantes negros. En las pruebas aplicadas a los niños, aquellos de grupos blancos y asiáticos tenían puntajes superiores en relación a los niños negros o pertenecientes a otras minorías étnicas. A partir de estos resultados, Coleman elaboró el planteamiento de que las escuelas predominantemente negras tenían peores instalaciones, más alumnos por clase y peores edificios que aquellas donde había una población estudiantil predominantemente blanca. Asimismo, Coleman llegó a la conclusión de que los recursos materiales de las escuelas tenían escasa relevancia para el rendimiento escolar. En su lugar era la procedencia o extracción social de los niños el factor más influyente. En las décadas posteriores a los años de 1960 se desarrollaron en varios países del mundo investigaciones orientadas a profundizar los aspectos revelados por el estudio de Coleman, los cuales apuntaron hacia el aspecto de la calidad de la educación como una preocupación central para asegurar una formación más integral en las personas, a raíz de un conjunto de tendencias globales que veremos a continuación.

2.2 Calidad de la educación Estudios sobre rendimiento académico en centros educativos de países altamente industrializados como los Estados Unidos o Gran Bretaña muestran determinadas tendencias que, curiosamente, también pueden ser observadas en países como el Perú. Nos referimos al descenso marcado en el rendimiento académico que durante más de dos décadas se aprecia en el caso de los escolares norteamericanos, para tomar un ejemplo. En algunos casos se ha considerado que el mayor tiempo dedicado a la televisión y la internet pueden guardar relación con este fenómeno. Otras de las explicaciones giran en torno a la caída en la rigurosidad y exigencia de los estándares de formación académica en los centros educativos contemporáneos, especialmente a consecuencia de la proliferación de instituciones privadas que son vistas más bien como organizaciones empresariales que buscan competir en el mercado con la finalidad de incrementar sus ingresos. Sobre este último punto, A. Powell y sus colegas (citado en Gelles y Levine 2000) han comparado a las instituciones educativas privadas con una suerte de gran centro comercial, donde los estudiantes –o clientes– deciden lo que quieren “comprar” (qué cursos tomar) y cuánto quieren gastar (cuánto esfuerzo quieren invertir), pero todo ello en función de no restarle tiempo al hecho de ver a sus amigos y pasar el rato con ellos. Es decir, desde la perspectiva ofrecida por estos sociólogos, incluso en los Estados Unidos las escuelas y universidades buscan más bien satisfacer al consumidor de educación al ofrecerle una diversidad de opciones temáticas con distintos niveles de dificultad, con la consecuente caída de los estándares de formación académica que por lo general están más ligados a propuestas educativas más tradicionales.


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Otro factor que aparentemente guarda relación con el descenso en la calidad de la educación en muchos países es el incremento vertiginoso de la demanda de servicios educativos y esto es nuevamente observado incluso en los Estados Unidos, donde muchas escuelas están sobrepobladas de manera excesiva, a pesar queRecordatorio los recursos que destina el Estado para el mantenimiento del propio sistema educativo (infraestructura, logística, salarios para los docentes, etc.) se ve permanentemente restringido. Todo ello ha traído como consecuencia la proliferación de centros educativos en pésimas condiciones, ya sea por su antigüedad o por haber sido mal construidos, todo lo cual tiene profundas repercusiones negativas en calidad de la enseñanza que en ellas se imparte. Si a este panorama le agregamos el hecho de que los costos de la educación para la población norteamericana son cada vez más altos, incluso en el servicio público, entonces podemos entender por qué hay deserción y abandono escolar, además de un serio problema de analfabetismo, que ha colocado en los últimos años a los Estados Unidos en el puesto 49 en el ranking de analfabetismo entre 158 países integrantes de las Naciones Unidas.

2.3 La educación en perspectiva global Gracias a los puntos desarrollados en diferentes partes del presente manual nos hemos podido percatar que la educación se constituye en una institución social de primera importancia pues gracias a ella una sociedad socializa a los niños y jóvenes y forma su personalidad. En este sentido, desarrollando una perspectiva sociológica sobre la educación podremos darnos cuenta de los ideales a los que aspiran las distintas sociedades y esto nos permite construir una visión más global sobre los fenómenos sociales a escala mundial a partir del estudio comparado de los sistemas educativos. En el caso de los Estados Unidos, su sistema educativo se centra principalmente en el éxito individual, a pesar que se propone brindar una misma calidad en la enseñanza para todos, cosa que como ya vimos está lejos de ser realidad. En el caso de sistemas educativos distintos del norteamericano como el de la República Popular China, la educación está centrada en los valores y el tema moral, y busca formar en los individuos una consciencia de que el bien colectivo está antes que el beneficio personal. Sin embargo, esta propuesta contrasta con el hecho de que se suelen brindar estímulos importantes a aquellos niños y jóvenes que tienen un mejor desempeño académico, cosa que es bastante más difícil en los Estados Unidos, donde se supone que las oportunidades deben brindarse a todos por igual, lo cual estimula el desarrollo de una movilidad social por concurso. En Europa occidental, a diferencia del caso chino o norteamericano, se suele pensar que la educación de excelencia es un privilegio sólo para determinados estratos de la sociedad, cuyos miembros deben poseer las mejores condiciones intelectuales y que previamente han sido sometidos a programas de orientación vocacional que, al menos en teoría, les permite a todos definir el rumbo de su vida profesional a tiempo. Este tipo de sistema, que según los especialistas estimula un tipo de movilidad social patrocinada, es aplicado en Gran Bretaña, Francia y Alemania por ejemplo. Por otro lado, en el caso del Japón, el sistema educativo es, como en el caso europeo, bastante selectivo al principio, puesto que presenta una serie de “filtros” que permiten seleccionar lo más pronto posible a los niños y jóvenes con mejores aptitudes para la vida académica. Sin embargo, una gran diferencia es que el sistema educativo japonés considera de vital importancia la participación de la familia en la formación de sus jóvenes miembros, a tal punto que el éxito educativo de los hijos se considera una cuestión de honor por parte de los padres. Finalmente, cabe señalarse que hoy en día la educación enfrenta una serie de retos a escala global. A modo de ejemplo, la expansión de las tecnologías de la información parece dispuesta a influir en la educación de muy diversas maneras. Así, estas nuevas tecnologías están influyendo en la naturaleza del trabajo, sustituyendo con máquinas algunas tareas antes desempeñadas por los seres humanos. Es decir, el ritmo cada vez más acelerado en el que se produce el cambio tecnológico está creando una renovación laboral mucho más rápida de la que se producía antes. Por ende, hoy la educación ya no puede considerarse sólo como un proceso de preparación antes del ingreso del individuo en el mundo laboral. A medida que cambia la tecnología, también lo hacen necesariamente las habilidades exigidas y

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

89


90

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

esperadas en los trabajadores y profesionales. Más aún, incluso si la educación se mira desde un punto de vista meramente profesional, la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que, en el futuro, será preciso estar aprendiendo durante toda la vida de manera permanente.

Tema N° 3: RELIGIÓN 3.1 Teorías sobre la religión La variedad de creencias y organizaciones religiosas es tan grande en el mundo que los estudiosos hasta el momento no se ponen de acuerdo al momento de ofrecer una definición de religión que tenga aceptación general. No obstante ello, se puede proponer que la religión es un conjunto de creencias expresadas en símbolos que invocan sentimientos de reverencia o respeto, que al mismo tiempo están vinculados a rituales o ceremoniales en los que participa una comunidad de creyentes. Todos estos elementos requieren cierta elaboración y están organizados en torno a seres u objetos que inspiran actitudes de respeto o admiración. En algunas religiones, por ejemplo, las personas creen en una "fuerza divina" más que en dioses personalizados. En otras hay figuras no divinas en las que se piensa con reverencia, como Buda o Confucio. En el campo de la sociología se han formulado determinadas explicaciones sobre el fenómeno religioso, entre las cuales destacan las siguientes: 3.1.1 La teoría de Marx Karl Marx desarrolló la propuesta de que la religión representa la autoalienación humana, es decir, era una construcción elaborada por los mismos seres humanos para justificar la explotación de unos sobre otros. Sin embargo, frente a esta postura bastante crítica en relación al fenómeno religioso, para este clásico de la sociología la religión era también una suerte de refugio frente a la dureza de la realidad cotidiana. En opinión de Marx, la religión debía desaparecer en su forma tradicional debido a que consideraba que los valores positivos que profesa la religión podían convertirse en ideales directrices para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos. Lo que acabamos de señalar puede resumirse en una célebre frase que Marx declaró, de que la religión había sido el "opio del pueblo". Esto quiere decir que según este autor la religión propicia la aceptación de las condiciones de desigualdad e injusticias de este mundo, a cambio de la promesa de lo que está por venir en el siguiente. En consecuencia, se entiende la religión como un componente ideológico de creencias y valores que suelen proporcionar justificaciones para las desigualdades de riqueza y poder. 3.1.2 La teoría de Durkheim Por su parte, Émile Durkheim propuso que las religiones no son nunca una simple cuestión de creencia, sino que implican actividades ceremoniales y rituales regulares, en los que se reúnen un grupo de creyentes. Precisamente estos ceremoniales y rituales sirven para afirmar y realzar el sentido de solidaridad de dicho grupo. Asimismo, los ceremoniales apartan a los individuos de las preocupaciones de la vida social profana y los lleva a una esfera elevada en la que se sienten en contacto con fuerzas superiores, que en este contexto no son sino la expresión de la influencia de la colectividad en el individuo. La ceremonia y el ritual, en opinión de Durkheim, son esenciales para vincular a los miembros de los grupos y esta es la razón que hace que no sólo se den en situaciones regulares de culto, sino también en los diversos momentos de paso que implican las transiciones sociales fundamentales a lo largo del ciclo vital de una persona como, por ejemplo, el nacimiento, el matrimonio y la muerte. En resumen, como ya se dijo, Durkheim pensó que los ceremoniales colectivos reafirman la solidaridad del grupo cuando las personas se ven forzadas a ajustarse a los cambios principales de su vida. Los rituales fune-


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

rarios demuestran que los valores del grupo sobreviven a la desaparición de determinados individuos y proporcionan así un medio para que los deudos se adapten a determinadas circunstancias alteradas en relación a otras etapas de sus vidas. Recordatorio 3.1.3 La teoría de Weber Partiendo de un amplísimo estudio sobre muchas religiones a nivel de todo el mundo, Max Weber llegó a plantear que la religión es un fenómeno estrechamente relacionado con el cambio social. Este postulado contrasta con la propuesta de Marx en la medida en que Weber sostiene que la religión no es necesariamente una fuerza conservadora que contribuye a mantener y reproducir una estructura social dada, sino que, por el contrario, los movimientos de inspiración religiosa han producido espectaculares transformaciones sociales en numerosas ocasiones. Así, el protestantismo, y en particular el puritanismo, fue la fuente del enfoque capitalista que se encuentra en el mundo occidental moderno, toda vez que los primeros empresarios fueron en su mayoría calvinistas, cuyas ganas de triunfar contribuyeron a iniciar el desarrollo económico occidental, debido a que para ellos el éxito material era un signo del favor divino.

3.2 Naturaleza de las organizaciones religiosas Al principio del presente tema señalamos que las organizaciones religiosas que actualmente existen en el mundo son muy variadas y grandes en número. Sin embargo, debido a la existencia de ciertas características comunes a muchas de ellas, los sociólogos han planteado una propuesta de clasificación de las mismas en cuatro grandes grupos, los cuales pasamos a presentar a continuación. 3.2.1 Iglesias Una iglesia se define como una entidad religiosa grande y bien establecida, como la iglesia católica o la anglicana. Estas organizaciones suelen tener una estructura formal y burocrática, con una jerarquía de funcionarios religiosos, además de mostrar una tendencia clara hacia la representación de la cara conservadora de la religión, puesto que están integradas al orden institucional y político existente. En las organizaciones sociopolíticas contemporáneas es común observar que la mayoría de sus miembros son hijos de integrantes de la misma iglesia. 3.2.2 Sectas Una secta es una agrupación de creyentes comprometidos más pequeña y menos organizada, que generalmente adopta una postura más contestataria frente a una Iglesia, como hicieron en el pasado los calvinistas o los metodistas. Como ya dijimos, las sectas son comparativamente más pequeñas que las iglesias y suelen aspirar a descubrir y seguir el camino verdadero, en tanto que tienden a retirarse de la sociedad circundante en comunidades propias y cerradas. Cabe indicarse que los miembros de las sectas consideran corruptas las iglesias establecidas. La mayoría tiene pocos o ningún funcionario y todos los miembros participan en pie de igualdad. Dentro de las sectas nace una reducida proporción de personas y, más bien, la mayoría se une activamente a ellas para fomentar sus creencias estando ya adultos. 3.2.3 Confesiones Una confesión es una secta que se ha "enfriado" o “apaciguado” y se ha convertido en un cuerpo institucionalizado más que en un grupo de protesta activo, como lo son las sectas. Por lo general, las sectas que sobreviven durante cierto período de tiempo se convierten inevitablemente en confesiones. De este modo, el calvinismo y el metodismo fueron sectas durante su etapa de formación, cuando generaban gran fervor entre sus miembros, pero con el transcurso de los años se han hecho más "respetables". Las iglesias consideran que las confesiones son más o menos legítimas y coexisten con ellas, a veces cooperando de forma armoniosa.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

91


92

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

3.2.4 Cultos

Anotaciones

Este tipo de organizaciones se asemejan a las sectas, pero hacen hincapié en puntos diferentes. Pese a su frecuencia, los cultos son las organizaciones religiosas que tienen los vínculos más débiles y las más transitorias de todas ellas, pues se componen de individuos que rechazan lo que consideran valores de la sociedad exterior, quienes a su vez se agrupan, al igual que en el caso de las sectas, alrededor de algún líder inspirado. Se centran en la experiencia individual, reuniendo a individuos con opiniones e inclinaciones parecidas. Las personas no se integran formalmente en un culto sino que se conducen según determinadas teorías o preceptos. A los miembros se les suele permitir mantener vínculos con otras organizaciones religiosas. Entre los ejemplos de cultos en las sociedades occidentales contemporáneas se cuentan los grupos que creen en el espiritismo, la astrología o la magia negra.

3.3 Religiones en el mundo En el mundo contemporáneo las religiones tienen características diversas, tanto a nivel de las características de sus seguidores y fieles, así como en cuanto a sus formas de organización y principios o doctrinas. Abordarlas todas con algún nivel de detalle representaría una tarea sumamente compleja cuyos resultados merecerían extendernos mucho más. No obstante, es nuestra intención por ahora mostrar al menos un panorama general de tal diversidad. 3.3.1 Totemismo y animismo El totemismo constituye un tipo de religión que por lo general está presente en sociedades tradicionales de dimensiones pequeñas como tribus o agrupaciones de clanes o linajes en determinadas partes del mundo. Las creencias se centran en el denominado “tótem”, que se constituye en la representación material de algún ser o ente con poderes sobrenaturales, generalmente una planta o un animal. Por su parte, el animismo es la creencia en espíritus o en fantasmas, que se supone que pueblan el mismo mundo que los seres humanos. Tales espíritus pueden considerarse benignos o malignos, y pueden influir en el comportamiento humano de muchas maneras. En algunas sociedades tradicionales, por ejemplo, se piensa que hay espíritus que causan la enfermedad o la locura, y pueden también poseer a individuos de tal manera que controlen su conducta, los cuales pueden ser liberados gracias a la acción de algún especialista religioso como un shamán. 3.3.2 Judaísmo Entre las religiones monoteístas más influyentes a nivel de todo el mundo está el judaísmo, probablemente como la más antigua de éstas. El judaísmo está centrado en la creencia de un único ser divino todopoderoso, mediante el estricto cumplimiento de una serie de códigos morales rigurosos proporcionados por Dios, quien exige obediencia. El judaísmo mantiene hasta hoy la pretensión de tener el monopolio de la verdad, considerándose como la única religión verdadera.

3.3.3 Cristianismo Esta religión se inició como una secta que adoptó varios preceptos del judaísmo, pero reinterpretadas a partir de la vida y muerte de Jesús de Nazaret, a quien los judíos consideraron su Mesías o, siguiendo una expresión griega, el Cristo. Un hito importante en la historia del cristianismo fue su adopción como religión oficial del imperio romano desde los tiempos de Constantino. En la actualidad el cristianismo cuenta con un mayor número de miembros y está más difundido por el mundo que cualquier otra religión. Más de mil millones de individuos se consideran cristianos, pero existen numerosas divisiones en cuanto a planteamientos teológicos y organización eclesiástica se refiere. Las principales ramas son el catolicismo romano, el protestantismo y la iglesia ortodoxa oriental.


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

3.3.4 Islam

Esta religión, desarrollada casi de forma paralela al Cristianismo, se origina a partir de las enseñanzas del profeta Mahoma ocurridas hacia el siglo VII después de Cristo y plantea la creencia en un único Dios verdadero denomiRecordatorio nado Alá. Para agradar a Alá se deben guardar celosamente cinco deberes religiosos, los cuales son: la recitación del credo islámico, la repetición de las plegarias formales cinco veces al día, la observancia del Ramadán, la entrega de limosnas y, por último, el peregrinaje a La Meca.

Diagrama

Desarrollo de contenidos

En la actualidad varias religiones en el mundo están experimentando una serie de cambios sustanciales, como producto de los nuevos contextos sociales, Objetivos políticos yInicio económicos que se vienen configurando. Para un mayor entendimiento de algunos de estos cambios, invitamos a ustedes, queridos lectores, a leer un fragmento del Capítulo 13 del interesante texto de los sociólogos norteamericanos R. Gelles y A. Levine, titulado Sociología. Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 1 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Gelles R, Levine A. Sociología. Con aplicaciones en países de habla hispana. 6ª Edición. México: McGraw-Hill; 2000 [Extracto de Capítulo 13: Religión en las sociedades contemporáneas] Recordatorio

Anotaciones

El análisis del conflicto Desde esta perspectiva analítica, el género implican solo diferencia en el comportamiento sino desigualdades de poder. Las ideas convencionales sobre género han beneficiado tradicionalmente a los hombres al tiempo que sometían a las mujeres en prejuicios, a la discriminación y en ocasiones a una violencia directa, es decir un trato similar al que reciben las minorías étnicas y raciales (Hacker 1951,1974; Collins 1971; Lengermann y Wallce, 1985). Por ello, los defensores de esta perspectiva defienden que las ideas convenciones sobre el genero no fomentan la cohesión, sino que por el contrario crean tensiones y conflictos en los que so nombres, pro un laso, tratan de proteger sus privilegios, mientras las mujeres desafían el poder establecido. Como se ha señalado en capítulos anteriores, el para digma del conflicto debe principalmente delas ideas de Kark Marx. No obstante, Marx fue u producto de su tiempo en la medida en la que sus escrito presentaron atención a las cuestiones de géneros. Su amigos y colaborador, Friedrich Engels, sin embargo, si que exploro las conexiones entre genero y la clase social (1902; orig. 1984). Friedrich Engels: género y clase Examinando el curso de la historia, Engels llego a la conclusión de que en las sociedades cazadoras y recolectoras las actividades de los hombres y mujeres, aunque distintas, tenían una importancia comparable. El éxito en un día de caza podía otorgar un gran prestigio al hombre, pero la provisión alimentaria del grupo se fundamentaba principalmente en las actividades recolectoras de la mujer (Lealock 1978). Sin embargo, a medida que los avances tecnológicos dieron lugar a un excedente productivo, la igualdad social y el sentido comunitario vinieron a ser sustituidos por la propiedad privada, y en último instancia, por una jerarquía de clases. Fue en ese momento cuando el hombre adquirió una posición de poder sobre la mujer. Con un excedente patrimonial que trasmitir a su descendencia, los hombres de clase alta tomaron un mayor interés en sus hijos, de forma que el deseo de controlar la propiedad fomento la aparición del matrimonio monógamo y la familia. Los hombres podían así tener una mayor garantía sobre su paternidad y la ley garantizaba que su patrimonio se trasmínate a sus hijos. La misma lógica explica pro que a las mujeres se les enseñaban a permanecer vírgenes hasta el matrimonio, a ser fieles a sus maridos, y a construir sus vidas en torno a la reproducción y a la educación de los hijos.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

93


94

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

De acuerdo con Engels, el capitalismo intensifica los valores patriarcales de la sociedad. En primer lugar, el capitalismo crea aun más riqueza, lo que proporciona a los hombres un poder todavía mayor, bien como sustentadores de su familia, bien como propietario o herederos. En segundo lugar, una economía capitalista en expansión depende de la trasformación de la gente y en particular de las mujeres en consumidores, y de convencerles de que su realización personal depende de la posesión y el empleo de bienes. En tercer lugar, para que los hombres puedan trabajar, la sociedad asigna a las mujeres las tareas del mantenimiento del hogar. La doble explotación del capitalismo, tal y con la veía Engels, consiste en pagar salarios bajos a la mano de obras masculina y ningún salario a la femenina (Einssenstein 1979; Barrry 1983; Jagger 1983; Vogel 1983). Evaluación critica El análisis del conflicto subraya los mecanismos que la sociedad emplea para situar a los dos sexos en posiciones desiguales en términos de patrimonio, poder y privilegio. El análisis del conflicto, por tanto, es decididamente crítico con las ideas convencionales y dominantes sobre género, y sostiene que la sociedad mejoraría si se minimizara o incluso eliminara esta dimensión de la estructura social. Pero el análisis del conflicto tiene también sus limitaciones. Uno de sus problemas, surgieren sus críticos, es que ve a las familias convencionales defendidas por los tradicionalistas como moralmente positivas como un mal social. El segundo lugar, desde un punto de vista mas practico, el análisis del conflicto minimiza la medida en la que los hombres y las mujeres conviven en cooperación, y a menudo, felizmente. Un tercer problema, para otros críticos, es su afirmación de que el capitalismo esta en la raíz de la estratificación de genero. La evidencia señala que las sociedades agrarias, sin embargo, suelen se mas patriarcales que las sociedades capitalistas industriales. Religión en las sociedades contemporáneas Casi todos los científicos sociales están de acuerdo en que el rol que juega la religión en la sociedad ha cambiado. En sociedades tradicionales, se vio la religión como una autoridad en todas las áreas de la vida social; por tanto, pocas actividades permanecían sin ser afectadas. Los granjeros oraban o hacían ofrendas a sus dioses o antepasados antes de plantar todas sus cosechas. Sacerdotes o chamanes eran responsables de curar. Conflictos dentro de y entre las familias o pueblos se representaron en rituales religiosos; los conflictos eran resueltos en juicios religiosos. La educación formal estaba en manos del clero. El jefe o rey gobernaba por derecho divino. En las sociedades industriales modernas, la religión es una de las muchas instituciones especializadas. Los granjeros van con los expertos agrícolas y la oficina de climas para ser asesorados en sus cosechas; el enfermo pone su vida en manos de médicos; los conflictos se resuelven en cortes dirigidas por expertos legales. Como resultado, se ha despojado a la religión de muchas de sus funciones anteriores y debe competir con otras instituciones por la autoridad. En la medida que los individuos aceptan las enseñanzas religiosas y la incorporan en sus negocios, política, educación o vida familiar. La religión tiene una influencia indirecta en estas esferas. Pera las instituciones religiosas en la mayoría de las naciones industrializadas no tienen autoridad o control directo. Hoy, una organización religiosa puede declarar que uno puede ser generoso con los pobres o que el control natal es un pecado, pero los individuos o la sociedad en general tienen el libre albedrio de tomar o no estas declaraciones en serio. En la Europa medieval o en la Nueva Inglaterra puritana, sin embargo, la religión fue considerada una guía de vida completa. La tendencia hacia la secularización El término secularización se refiere a ala remoción del control religioso de la vida social, La secularización ocurre en dos niveles: a nivel institucional, la iglesia pide control sobre asuntos como el matrimonio, la escuela y las leyes. (Los juicios religiosos son remplazados por juicios del Estado, los matrimonios civiles son considerados aceptables, y así en forma sucesiva.) Esta pérdida de control reduce el poder de la iglesia y de sus funciones; a nivel individual, la religión pierde control sobre las decisiones personales y las interpretaciones religiosas de la realidad son remplazadas por respuestas científicas y racionales del comportamiento humano y otros eventos.


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Las decisiones políticas durante el último ciclo revelan el incremento de la secularización de la sociedad. La homogamia religiosa, casarse dentro de una religión, solía ser considerada importante. Pero como se observó en el capítulo 11, en la actualidad, cada vez menos individuos se casan con alguien del mismo grupo religioso; en cambio, cada Recordatorio vez más gente se casa con una persona del mismo nivel educativo (Kalmijn, 1991). En otras palabras, los límites sociales entre los niveles educativos se han fortalecido al mismo tiempo que los límites entre grupos religiosos se han abierto entre los matrimonios. La mayoría de los científicos sociales están de acuerdo en que hay una tendencia clara hacia la secularización en la sociedades contemporáneas; pero no están de acuerdo en lo que esto significa. Algunos lo ven como una evidencia de que la religión está en decadencia; y otros lo ven como un agente de transformación. De hecho, algunos observadores citan el reavivamiento de creencias fundamentalistas y esfuerzos para convertir valores religiosos en ley como evidencia de que la tendencia hacia la secularización se ha detenido o se ha invertido. Cambio y decadencia Weber fue uno de los científicos sociales que vio los cambios en la relación entre religión y sociedad como evidencia de decadencia. Weber (1904/1958) vio la secularización como parte de una tendencia global hacia la racionalización de las sociedades modernas. El término racionalización, Weber lo definió como la adopción de normas y valores que se enfocan en la efectividad, eficacia y ecuaciones costo-beneficio. En una economía racional, las decisiones comerciales están basadas en un cálculo racional de ganancias y pérdidas. Las tradiciones y las obligaciones sociales no tienen lugar en una economía racional. Los valores no utilitarios, como la generosidad y la compasión, son considerados no pertinentes. En una sociedad racional, el objetivo de efectividad, eficacia y el análisis de costo-beneficio también se extiende a la política, educación y otras esferas e incluye las relaciones personales. Trabajar y aprender e incluso la institución del matrimonio son vistas como un medio para un fin, no como valiosos en sí mismos. El resultado de la relación es, en palabra de Weber, el “desencanto”. Las cosas que una vez fueron consideradas con reverencia y temor, son despojadas de su significado religioso y terminan por ser mundanas. Otros científicos sociales han señalado el declive en ciencias en lo sobrenatural o fuerzas divinas, una preocupación con “este mundo”, el remplazo de explicaciones religiosas de la vida con filosofías que se enfocan en la responsabilidad humana por los arreglos sociales, y el confinamiento de la religión a la esfera privada (resumido en Shiner, 1967). En la obra Religión and Society in Tensión, publicada en 1965, Charles Glock y Rodney Stark argumentaron que las religiones de habían secularizado y habían ofrecido a los miembros “no mitología, sino una ética en lugar de una religión teológica”. Harvey Cox resume la idea de que la religión está marchitándose. “Para algunos la religión proporciona una afición, para otros marca de identidad nacional o étnica, para otros un deleite estético. Para menos personas proporciona un sistema incluyente y ordenador de valores y explicaciones personales y cósmicas” (1966, p 3). Cambio y transformación Lo que algunos sociólogos consideran como decadencia, otros lo ven como transformación y evidencia de la durabilidad de la religión (Parson, 1963; Bellah, 1964; Luckman, 1967; Wuthnow, 1988, 1993). Robert Bellah ha sido uno de los defensores más fuertes de la idea transformación. Bellah (1964) percibe los actuales cambios en creencia y prácticas, como el resultado de un proceso de evolución religioso. Este autor argumenta que las religiones evolucionan de una forma simple a una más compleja y que en este proceso se vuelven más independientes de sus contextos sociales y más adaptables. La religión primitiva, según Bellah, consiste en una mitología fluida que une humanos y animales, pasado, presente y futuro en un todo significativo. En esta fase de la religión no hay una estructura social separada, y el rol religioso se funde con otros. En la religión arcaica, las figuras míticas se vuelven dioses con distintas caracterizaciones y poder sobre el humano y los eventos naturales. Sistemas de rituales para comunicarse con los dioses (culto y sacrificio) son creados. En esta fase todavía las estructuras

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

95


96

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

religiosas están unidas con otras estructuras sociales y el individuo y sociedad están en comunión con un orden cósmico natural. Anotaciones

La característica que define a la religión histórica (las “mayores” religiones: judaísmo, cristianismo, budismo, hinduismo, islam) es la emergencia del dualismo. Todas esas religiones hacen una clara distinción entre este mundo y el otro, el reino más perfecto (o esta vida y la vida futura y del más allá). En varios niveles, se orientan hacia el otro mundo y se preocupan por la salvación. Las religiones históricas también son caracterizadas por la emergencia de una élite religiosa que está separada de la élite política y por el establecimiento de una organización religiosa especializada. La separación dela Iglesia y el Estado eleva la posibilidad de conflicto entre las élites políticas y religiosas y al interior de las líneas religiosas. Bellah, cita las primeras confesiones protestantes como el primer ejemplo de religión moderna temprana. Los protestantes negaron la necesidad de los santos y el clero como medidores entre los individuos y Dios. Rechazaron los sacramentos, ceremonias y el otro mundo. De manera significativa, empezaron a presionar por el “cambio social en la dirección de la mayor realización de valores religiosos” en este mundo (Bellah, 1964, p. 370). Este cambio fue el proceso para la religión moderna. En religión moderna el dualismo de la religión historia se rompe. La idea de que cada individuo debe reinterpretar la enseñanza religiosa en forma personal gana aceptación; así, las religiones organizadas pierden su monopolio en la creación de símbolos sagrados. La búsqueda de significados ya no se confinan a la iglesia; ésta se ve como proveedora de un ambiente favorable para la búsqueda, no como proveedora de respuestas prefabricadas. En las palabras de Bellah: “la religión moderna empieza a entender las leyes de la propia existencia y así ayudar al hombre a tomar la responsabilidad de su propio destino” (1964, p. 372). En otras palabras, la religión moderna hace énfasis en la autonomía personal y la habilidad de los individuos para cambiar a sí mismos y a su entorno social. Para Bellah, en este sentido, ni la decadencia en las creencias en lo sobrenatural, ni los movimientos de separación de los credos de la religión organizada y ortodoxa, señalan la indiferencia hacia la religión. Por lo contrario, él ve estos procesos como evidencia de nuevas maneras de practicar e interpretar la religión (véase como ejemplo, Acercamiento: las mujeres y la iglesia). Religión Civil La emergencia de la religión civil es la evidencia de la transformación de la religión en las sociedades modernas. Una religión civil es una gama de creencias, rituales i símbolos que definen la relación especial de una nación con Dios. Las religiones civiles están compuestas de símbolos sagrados concebidos fuera de la Iglesia y son independientes de ella y del Estado, Bellah (1967, 1975; Bellah y Hammond, 1980) analiza la emergencia de la religión civil en Estados Unidos. La religión civil se basa en la creencia de que Estados Unidos tiene la misión de realizar la voluntad de Dios en la tierra. Cada presidente ha invocado a Dios en su discurso inaugural; por ejemplo: John F. Kenedy acabó su discurso de esta manera: ”Con una buena conciencia, el único premios seguro, con la historia del juicio final de nuestros hechos, permítenos ir a encabezar la tierra que amamos, pedimos Tu bendición y ayuda, pero aquí en la Tierra en trabajo de Dios debe ser el nuestro. ” En el juramento de obediencia ala bandera, se declara: “una nación bajo Dios”; el lema nacional: “en Dios confiamos”, está impreso en cada dólar. Durante la Guerra de Independencia, los líderes políticos se describían como dirigentes que conducían al pueblo estadounidense fuera de Egipto (lejos de la tiranía europea) a la tierra prometida. La Guerra Civil introdujo los temas de muerte, sacrificio y renacimiento en la religión civil, los temas personificaron al presidente martirizado, Abraham Lincoln, el 4 de julio, día conmemorativo; el cumpleaños de Lincoln y otros días nacionales celebran y santifican el estilo de vida estadounidense. La descripción que hace Bellah de la religión civil recuerda la teoría Durkheim de que toda religión es el culto de la sociedad. Él señala que la religión civil tuvo un rol impor-


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

tante en el desarrollo de las instituciones estadounidenses al proporcionar legitimización religiosa de la autoridad política. La religión civil utiliza tradiciones judeocristianas, pero no compite con las creencias y prácticas personales que se consideran como privadas y sagradas. “La religión civil cuando mucho es una aprehensión genuinaRecordatorio de una realidad religiosa universal y trascendente como se ve, o se podría decir, como se reveló a través de la experiencia del pueblo estadounidense” (Bellah, 1967). Los críticos señalan que la religión civil de Estados Unidos es una versión menor de religión. Los ciudadanos no están consagrados a Dios sino al “estilo de vida estadounidense”; un credo materialista que apoya la adicción al consumismo. En síntesis, la retórica religiosa es usada para distinguir actitudes y creencias seculares. Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Inicio

ACTIVIDAD N° 2 : Autoevaluación

1. Repase con atención los contenidos más importantes del Tema No. 03 de la presente unidad y compare sus planteamientos con los de la Lectura Seleccionada No. 01. Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Glosario

Bibliografía

2. A partir de la actividad anterior, evalúe cuál de las teorías sociológicas sobre la religión que hemos presentado en este manual puede explicar el conjunto de cambios que vienen experimentando las religiones en nuestro tiempo. Anotaciones

3. Elabore un cuadro comparativo sobre las características más resaltantes de cada teoría sociológica sobre la religión.

TEMA Nº 4: POLÍTICA 4.1 Poder y autoridad En diferentes partes del presente manual hemos podido observar la importancia que tiene el poder en relación a fenómenos como la estratificación social, movilidad social, entre otros. Ahora es pertinente ofrecer definiciones claras conceptos clave para entender con mayor certeza lo que se señaló previamente. El término poder se refiere a la capacidad que tienen los individuos o grupos de hacer que se respeten o se impongan sus propios intereses o preocupaciones sobre los de los demás, incluso si otros se resisten a ello. En muchos casos el ejercicio del poder implica el uso directo de la fuerza. El estudio del poder en nuestros días es fundamental pues es un elemento que forma parte de casi todas las relaciones sociales, como la que existe entre empresario y trabajador, entre padres e hijos. En esta ocasión estamos haciendo referencia más directa al poder de tipo gubernamental, cuyo ejercicio está casi siempre acompañado de un sistema ideológico que se utiliza para justificar las acciones de los poderosos. De otra parte, la autoridad se refiere más bien al legítimo uso del poder por parte del gobierno. En este contexto, legitimidad significa que los que están sujetos a la autoridad del gobierno la aceptan por su propia cuenta y, por lo tanto, imbuidos por el sistema ideológico asociado al poder del Estado, lo consideran legítimo. De esta forma podemos observar que el término “poder” es diferente del de “autoridad”. Al respecto, cabe indicarse también que, no obstante lo que muchos piensan, la democracia no es la única forma de gobierno que las personas consideran legítima. En muchos países las dictaduras también pueden tener su legitimidad pero actualmente son muy criticadas en el plano internacional.

4.2 Democracia y Estados-nación La palabra "democracia" procede del término griego demokratia, cuyos componentes son demos (pueblo) y kratos (gobierno). Por lo tanto el término “democracia”, en su sentido fundamental, es un sistema político en el que gobierna el pueblo y no los monarcas como los reyes o reinas, y tampoco las aristocracias o personas de origen noble. Esto puede parecer bastante sencillo, pero no es así. Si nos preguntamos, por ejemplo, ¿Qué significa el gobierno del pueblo?, estamos seguros que la respuesta no es fácil de plantear, más aún si tomamos en cuenta que el concepto de

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

97


98

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

"pueblo" se ha interpretado de muchas maneras como para referirse, por ejemplo, a los propietarios, los hombres blancos, los hombres con estudios, sólo los hombres, y hombres y mujeres adultos. Anotaciones

Los diversos debates políticos en torno al régimen de la democracia han dado lugar a propuestas como el de la denominada “democracia participativa”, que no es sino un sistema en el cual las decisiones las toman en conjunto los interesados en tales decisiones. Este fue el tipo original de democracia que se practicaba en la antigua Grecia, donde los ciudadanos, que en realidad constituían una pequeña minoría de la sociedad, se reunían regularmente en asamblea para estudiar las políticas y adoptar decisiones importantes. Hoy la democracia participativa tiene una importancia limitada en las sociedades modernas, donde toda la masa de la población tiene derechos políticos, y por su gran número sería imposible que todos participasen activamente en la adopción de todas las decisiones que les afectan. Sin embargo, en ciertas ocasiones especiales, algunos aspectos de la democracia participativa son útiles para nuestras sociedades modernas, como sucede cuando por ejemplo se requiere que la misma población decida algo mediante un referéndum o una consulta popular. El desarrollo de la democracia ha ido de la mano con el debilitamiento de las monarquías, no obstante, aún quedan algunos rezagos de ellas en ciertos países del Viejo Mundo, como España, Gran Bretaña, Arabia Saudita, entre otros. Sin embargo, el papel que en dichos países cumplen las monarquías es mínimo y más bien juegan un papel importante como símbolos de identidad nacional. Debido a esto los regímenes políticos en dichos países reciben el nombre de monarquías constitucionales, aunque en el fondo se rigen por un tipo de democracia, que se expresa en la existencia de repúblicas. Incluso en varios de tales países la población tiene la opción de elegir a los funcionarios que sí tienen directa injerencia en la vida política del país, quienes participan de los comicios electorales organizados bajo diversos sistemas de partidos políticos. Precisamente cuando ello sucede se habla de democracias liberales. En varias partes ya hemos hecho mención a los denominados Estados modernos. Sin embargo, cabe también preguntarse ¿qué cosa es exactamente un Estado moderno? Como respuesta, podemos decir que un Estado es un aparato político de gobierno que cuenta con instituciones de diversa índole como un parlamento o congreso, además de funcionarios públicos civiles, cuya jurisdicción rige sobre un territorio dado y cuya autoridad está respaldada por un sistema legal y por la capacidad de emplear la fuerza de las armas para implantar sus políticas. En la actualidad, los expertos suelen referirse a este tipo de organizaciones políticas más bien como Estados-nación, concepto que hace hincapié en que dicho aparato de gobierno reclama para sí determinados territorios en los cuales habita una población determinada que se define como “nación”, a la cual se imponen códigos de leyes formalizados y tiene el respaldo que da el control de la fuerza militar sobre dicha gente. Además de todo esto, se suele aceptar que todo Estado-nación presenta algunos atributos o rasgos particulares como soberanía sobre el territorio que controla, ciudadanía entre sus habitantes y fomento del nacionalismo, que puede entenderse como una suerte de propaganda política que busca incrementar el sentimiento de pertenencia a una única comunidad política mediante la manipulación de un conjunto determinado de símbolos como una bandera, un escudo o un himno nacional.

4.3 Teorías sobre el poder en la sociedad En el campo de la sociología se han desarrollado varios planteamientos teóricos sobre la naturaleza del poder y la legitimidad del mismo en las sociedades humanas. Pese a la riqueza de muchas de tales contribuciones, en esta ocasión haremos referencia principalmente a las propuestas de Max Weber, quien en pleno siglo XIX también se preocupó bastante por el problema político, a la par que sobre la religión. Una tesis central de Weber corresponde a la existencia de tres fuentes principales de legitimidad política, que él denominó autoridad tradicional, autoridad carismática y autoridad legal racional. En cuanto a la primera, Weber decía que la autoridad tradicional se encontraba basada en un conjunto de costumbres pasadas que


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

fueron transmitidas de generación en generación hasta los tiempos presentes, en un proceso basado en fenómenos como enculturación y socialización. En casi la totalidad de casos este tipo de autoridad es hereditaria y, aunque en ciertas ocasiones la costumbre puede imponer ciertos límites a aquellos que detentan este tipoRecordatorio de autoridad, éstos son libres finalmente de tomar decisiones de manera unilateral. Por su parte, la autoridad carismática se basa en cualidades personales especiales que tienen los líderes. Tales cualidades hacen que haya un número creciente de personas que se convierten en sus seguidores, quienes creen que sus líderes tienen una visión excepcional o incluso hasta poderes sobrenaturales. No obstante la gran fuerza y vitalidad que puede adquirir este tipo de autoridad, los diversos estudios muestran también que su existencia suele ser corta, toda vez que los seguidores casi nunca aceptan un sucesor del líder cuando éste finalmente desaparece o muere. En otras circunstancias, la autoridad carismática puede volverse rutinaria en el sentido de que el heroísmo o cualidades excepcionales demostradas por un líder en un determinado momento, se vuelven a usar como argumentos de legitimidad cuando ya dicho líder no posee las mismas habilidades que lo condujeron al poder. El tercer tipo de autoridad planteado por Weber, denominada autoridad legal racional, se fundamenta en la existencia de un conjunto formal de reglas o dispositivos legales que señalan quién tiene el derecho de ejercer el poder y en qué tipo de circunstancias lo puede hacer. En este tipo de casos, el poder es concedido a una oficina o a un cargo específico dentro de una estructura de gobierno y no así a una persona como tal, que ocupa temporalmente la dirección de dicha oficina o el cargo en mención. Cabe indicarse que, aunque la división de tipos de autoridad propuesta por Weber resulta muy importante al momento de analizar los aspectos políticos de una sociedad, constituyen en el fondo algo así como “tipos ideales” que no se encuentran de manera “pura” en la vida real, sino más bien en forma combinada y en un gran espectro de variantes. Por ejemplo, cuando hay campañas electorales en un país, para la elección de su presidente, los candidatos suelen recurrir al carisma como una estrategia para ganar votos. Una vez que triunfan, el ganador adquiere una autoridad legal racional pero también tradicional.

TEMA Nº 5: GLOBALIZACIÓN 5.1 La economía global En tiempos pasados cada país organizaba e implementaba su propio sistema económico, a diferencia de lo que hoy se observa, donde son otros los protagonistas gravitantes en una suerte de economía global de las naciones, que cuenta con su dinámica propia de oportunidades comerciales y patrones de empleo, y que también ha generado un conjunto de estándares de vida similares a nivel de todo el planeta. Los especialistas denominan a esta economía global bajo el término de sistema mundial, en donde los países industrializados del antes llamado Primer Mundo manejan la dinámica económica a nivel de todo el orbe, constituyéndose en una especie de clase alta a escala internacional. Por su parte, las naciones del Tercer Mundo se constituyen en la clase baja internacional, que proporcionan materia prima y mano de obra barata para las grandes compañías transnacionales ligadas a los países del Primer Mundo. En el fondo esta situación actual no es sino una prolongación de las antiguas relaciones de dominio colonial que las grandes potencias europeas ejercían sobre determinados territorios de América, Asia, África y Oceanía. Si bien es cierto que todas aquellas antiguas colonias han logrado su independencia política desde el siglo XIX, en el plano económico aún dependen de los países ricos europeos, a los cuales se ha sumado Estados Unidos y más recientemente nuevas potencias asiáticas como China. Las organizaciones que se han constituido en las protagonistas en el funcionamiento de este sistema mundial son las corporaciones transnacionales o multinacionales, que están conformadas por grandes compañías que tienen posesiones y empresas subsidiarias en muchos países en todo el mundo. Estas transnacionales organizan

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

99


100

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

los recursos humanos, naturales y tecnológicos de diferentes partes del planeta en un conjunto de unidades económicas que son administradas de tal forma que les permiten obtener mayores ganancias económicas. En un primer momento las corporaciones transnacionales tenían su base en los Estados Unidos con la intención de sacar ventaja de los costos más bajos de fabricación y producción de bienes fuera de dicho país. Este modelo poco a poco comenzó a ser repetido por otras organizaciones empresariales grandes de varios países. En nuestros días existen muchas corporaciones transnacionales, algunas de las cuales son más fuertes y poderosas que otras, razón por la cual la competencia entre las mismas tampoco se da en igualdad de condiciones. Esto ha llevado a que muchas de tales compañías compren y vendan sus propias subsidiarias en diferentes países para poder evitar la competencia. En otros casos varias de ellas han llegado incluso a cambiar sus giros, operaciones y recursos de un lugar a otro para poder evitar impuestos, controles gubernamentales y exigencias de los sindicatos de trabajadores y obreros. Debido a su tamaño y alcance mundial, muchas de estas corporaciones tienen la posibilidad de controlar el flujo de dinero y de mercancías según sus propios intereses y hasta influir en la política local, particularmente en los países del Tercer Mundo como el Perú.

5.2 Población, ecología global y urbanización ¿Sabemos cuánta gente hay en el mundo actualmente? En una publicación del año 2011, la organización denominada National Geographic anunció que se había alcanzado la cifra de 6 mil millones de habitantes a nivel de todo el planeta, cifra que ha acentuado el debate acerca del sobrepoblamiento de la Tierra y los efectos de dicho fenómeno tanto en el plano social y económico, así como en los aspectos ambientales. En esta arena, la demografía, que en realidad es la disciplina que se encarga de estudiar el crecimiento, la distribución y movilidad espacial de las poblaciones, juega un papel trascendental. Precisamente gracias a los datos proporcionados por la demografía, se ha logrado establecer una suerte de modelo que permite describir y explicar el proceso de crecimiento explosivo de la población mundial a partir del siglo XVIII. Este modelo ha sido llamado “transición demográfica” y señala que el incremento vertiginoso de la población mundial sucedió en tres grandes fases. En una primera, acaecida desde los tiempos de la antigüedad remota de la humanidad, la natalidad era muy alta pero también la mortandad, dando como resultado que la tasa de crecimiento de la población sea bastante baja. Con la I Revolución Industrial esta situación comenzó a cambiar, iniciándose a fines del siglo XVIII la segunda fase, caracterizada por un marcado desbalance entre la natalidad, que seguía siendo alta, pero contrastando con una mortandad baja, debido a los avances tecnológicos en la producción y transporte de alimentos, medicina, implementos para la higiene como redes de alcantarillado, entre otros. Esto produjo un incremento en la tasa de crecimiento demográfico. Finalmente, en una tercera fase, que se inició desde la segunda mitad del siglo XIX, dicha tasa comenzó a bajar debido a que en el nuevo contexto de vida “industrial”, los hijos comenzaron a verse más como una especie de “carga” y no como recurso que podría ser aprovechado como mano de obra, tal como ocurría en las sociedades agrarias tradicionales. Además, un número cada vez mayor de gobiernos inició un conjunto de campañas orientadas a controlar la natalidad entre sus habitantes y se implementaron programas de planificación familiar. Esto provocó entonces un descenso en la natalidad, que se acercó mucho más que en la fase anterior a la también baja tasa de mortandad. Las tres fases que plantea el modelo de la transición demográfica que acabamos de describir son válidas para el caso de las actuales naciones industrializadas del llamado Primer Mundo. Cabe preguntarse entonces ¿qué ha sucedido en el caso de países como el nuestro? En el caso de las naciones en vías de desarrollo la mortandad ha bajado sustancialmente pero la natalidad aún se mantiene alta, lo que ha llevado a los especialistas a plantear que estos países se encuentran todavía en la segunda fase del modelo antes descrito. No obstante, en años recientes en varios de estos países la natalidad ha comenzado a bajar, pero no por factores sociales intrínsecos a su población, sino más bien por la importación de tecnologías de control


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

de la natalidad y del apoyo de diverso tipo que sus gobiernos reciben de parte del Primer Mundo.

Recordatorio De la mano con los fenómenos que hemos descrito, se encuentra también otro sumamente serio y preocupante, referido al problema de hambruna que mucha gente sufre actualmente en nuestro planeta. Si uno revisa con algún cuidado las estadísticas, puede percatarse que, de manera sorprendente, la producción de alimentos se ha incrementado muchísimo durante las últimas décadas. ¿Entonces, por qué hay gente que se muere de hambre? Estudios realizados muestran que el problema no radica en el abastecimiento de alimentos sino en la manera en cómo éste se distribuye. Esto quiere decir que gran parte de la mejor producción agrícola se concentran precisamente en los países ricos dentro del sistema mundial capitalista que actualmente está vigente. Por diversos factores, los países del Tercer Mundo no tienen mucha capacidad para implementar tecnología de punta en aspectos como irrigación de campos agrícolas, producción propia de fertilizantes o buenos sistemas de transporte que permitan “sacar” las cosechas hacia donde se las necesita. Si a esto sumamos la situación de dependencia económica de estos países en relación a las naciones industrializadas del Primer Mundo, que ya mencionamos antes, entonces se puede entender que mucha gente no tiene la suficiente capacidad adquisitiva que les permita acceder a una alimentación adecuada. Peor aún, el crecimiento demográfico en el Tercer Mundo ha obligado a que mucha gente tenga que “sacrificar” las tierras más fértiles en pos de la edificación de una modesta vivienda o que tenga que emigrar hacia zonas semiáridas, pendientes montañosas empinadas u otras zonas poco productivas, para poder sobrevivir. Aquí es entonces que observamos que un creciente proceso de urbanización informal y deficientemente controlado por los gobiernos, está provocando un severo impacto en la ecología de dichos países, con la consecuente aparición de serios de contaminación ambiental, según se señala también en la Lectura Seleccionada No. 02 que presentaremos al final de este tema, en donde se muestra que incluso países como los Estados Unidos vienen experimentando procesos de urbanización con un fuerte impacto negativo en la ecología global.

5.3 Movimientos sociales Los diversos problemas por los cuales atraviesan las poblaciones contemporáneas a nivel de todo el mundo, guardan relación con un importante conjunto de movimientos sociales que vienen ocurriendo en la actualidad y ellos son objeto de profundo estudio por parte de la sociología. Para realizar una reseña breve de ellos debemos, necesariamente, entender a qué llamamos movimientos sociales. Este término hacer referencia a intentos colectivos de luchar por un interés común o de garantizar el logro de un objetivo compartido, mediante una acción grupal que tiene lugar al margen de la esfera de las instituciones establecidas. Algunos movimientos sociales son muy reducidos, quizá componiéndose únicamente de unas docenas de miembros, en tanto que otros pueden incluir a miles o incluso millones de personas. Ciertos movimientos llevan a cabo sus actividades respetando las leyes de la sociedad en la que existen, mientras que otros operan de forma ilegal o clandestina. Un aspecto interesante sobre estos movimientos es que con frecuencia las leyes se modifican, parcial o totalmente, como resultado de la acción de los movimientos sociales, como sucede por ejemplo con los grupos de trabajadores que llamaban a la huelga a sus miembros y que en un principio se los acusaba de llevar a cabo una actividad ilegal, penada con un grado variable de severidad según los distintos países. Finalmente, sin embargo, las leyes se modificaron, convirtiéndose la huelga en una táctica aceptada dentro del conflicto industrial. En el caso peruano protestas que se expresaron en el denominado “baguazo” provocaron la implementación de la denominada “Ley de Consulta Previa” en el caso de la explotación de recursos que se hallan en el territorio de comunidades campesinas y nativas, por parte de grandes compañías. En un estudio realizado en la década de 1960 el sociólogo David Aberle (citado en Giddens 1997) planteó la existencia de cuatro grandes tipos de movimientos sociles. A continuación los presentamos de manera abreviada: a. Movimientos transformadores, que incluyen a los denominados movimientos

Anotaciones

Bibliografía

101


102

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

milenaristas, y que pretenden un cambio completo, drástico y muchas veces violento de la sociedad en la cual se desarrollan. Anotaciones

b. Movimientos reformistas, que sólo buscan modificar determinados aspectos específicos de la estructura social vigente en la sociedad en la que se desarrollan. c. Movimientos redentores, que tienen la intención, ya no de cambiar a la sociedad, sino de “rescatar” a las personas de las formas de vida que se consideran perniciosas para ellas. d. Movimientos de alteración, que buscan de manera general cambiar algún aspecto específico en el parecer o maneras de pensar de las personas. Finalmente, para concluir, cabe mencionar a los denominados “movimientos feministas”, que desde el siglo XVIII comenzaron a desarrollarse orientados principalDiagrama Inicio menteObjetivos hacia obtener el reconocimiento del derecho de las mujeres al voto. Luego, hacia la década de 1960, estos movimientos experimentaron un resurgimiento marcado, pero esta vez en busca de la reivindicación de las mujeres en un espectro más amplio de la vida en sociedad. Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

LECTURA SELECCIONADAS N° 2 Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Gelles R, Levine A. Sociología. Con aplicaciones en países de habla hispana. 6ª Edición. México: McGraw-Hill; 2000 [Extracto de Capítulo 16: Urbanización] Recordatorio

Anotaciones

Urbanización Como la población mundial ha crecido en el último siglo, la proporción de personas que viven en las ciudades ha aumentado bastante rápido (Banco Mundial, 1992b). La urbanización (un aumento en el porcentaje de una población que vive en asentamientos urbanos y una extensión resultante de la influencia de cultura urbana y estilos de vida) es un fenómeno mundial. La ciudades de 7 000 a 20 000 personas existieron en las llanuras fértiles de los ríos Nilo, Tigris, Éufrates e Hindú 5 000 a.C. Pero fue durante la Revolución Industrial del siglo XIX que las ciudades crecieron rápido y se volvieron una influencia en la vida social. Muchos cambios tecnológicos provocados por la Revolución Industrial afectaron las poblaciones rurales y urbanas. La mecanización de la agricultura aumentó la productividad, y originó un sobrante de granjeros. El declive en los trabajos agrícolas sacó a los trabajadores de la granja; mientras el creciente número de trabajadores en las fábricas lo llevó a la ciudad. Innovaciones tecnológicas en el transporte y comunicación redujo el tamaño y densidad de las ciudades. Los ferrocarriles, buques de vapor, tranvías y ascensores en todos los edificios altos ayudaron a resolver dificultades de mover personas y bienes. El primer país en industrializarse, Inglaterra, también fue el primero en urbanizarse. Manchester, Inglaterra, el primer “pueblo fábrica” del mundo, ejemplifica la emergencia de la ciudad industrial. En 1790, Manchester era un pueblo de mercado con una población de 25 000 habitantes. Cuarenta años después, con la construcción de setenta y dos fábricas de tejido, la población de había cuadruplicado; treinta años después de eso de nuevo de volvió a cuadruplicar (Cousins y Nagpaul, 1970). Cuando otras naciones del norte de Europa, Estados Unidos y Canadá se industrializaron rápido a fines del siglo XIX, el mismo modelo inglés se repitió. Urbanización y sociología Desde el principio, la urbanización fue un tema de interés para los sociólogos. Las ciudades jugaron un rol central en la transformación de las ciudades feudales agrícolas de Europa occidental en modernas sociedades industriales capitalistas. En el esfuerzo por entender lo que esta transformación significó, los fundadores de la sociología estudiaron a las ciudades (Giddens, 1981, 1985a). Los sociólogos funcionalistas vieron la industrialización y urbanización como la destrucción de las comunidades tradicionales y grupos primarios, con la que se dejó a la deriva al


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

individuo. Ferdinand Tonnies (1887/1951) contrastó el orden social de pequeñas comunidades tradicionales con grandes ciudades industrializadas (1887/1957). Señalo que en pueblos campesinos, las normas y valores compartidos, el contacto social frecuente y las buenas relaciones personales crean un sentido de pertenencia y comunidad, o GemeinsRecordatorio chaft, las personas se involucran con sus vecinos y parientes; hay pocos cambios de una generación a otra. En modernas ciudades industriales, por contraste, el cambio es constante. Hay poco acuerdo general en normas y valores; los contactos sociales son fugaces e impersonales; el individualismo reemplaza la lealtad de grupo; el anonimato reemplaza la familiaridad; las personas no sienten pertenecer a una ciudad; sólo usan sus recursos. Tonnies llamó a este frío orden social e impersonal, Gesellschaft (asociación). Emile Durkheim describió un cuadro similar (1893/1966). Sostuvo que las sociedades tradicionales están basadas en la solidaridad mecánica. En efecto, todos los miembros de una comunidad son hechos del mismo molde; el estilo de vida de una familia es muy parecido al de la próxima, las personas están unidas por creencias y experiencias compartidas. En contraste, las sociedades modernas industriales están basadas en la solidaridad orgánica. La compleja división del trabajo y el alto grado de especialización crea diferencias en experiencias y valores. Así como los órganos especializados del cuerpo son interdependientes, también los miembros de la sociedad moderna son interdependientes. Pero aunque las personas son más dependientes que otras para sobrevivir, también tienen menos en común. Mientras la solidaridad mecánica está basada en la similitud, la orgánica se basa en la interdependencia. La alienación anónima (anormalidad), el aislamiento social y la desviación son más probables en asentamientos orgánicos urbanos. Tonnies y Durkheim se preocupaban por la cohesión social; Karl Marx estaba interesado en las fuentes del conflicto social. Marx estaba interesado en las fuentes de los conflictos sociales. Marx vio la división entre pueblo y país en el siglo XIX como el reflejo de un conflicto subyacente entre dos modos de producción en competencia. El campo represento un orden feudal agonizante, basado en la agricultura; las ciudades representaron el nuevo orden capitalista, que se centra en la producción industrial. En The Conditions of the English Working Class in 1844 (1844/1975), el colega de Marx, Federico Engels, uso la suciedad y miseria de Manchester como evidencia del impacto del capitalismo en los obreros. Ambos autores pensaron que la concentración de obreros en las ciudades podría originar el desarrollo de una conciencia de la clase radical. La idea de que las ciudades representan a las sociedades modernas en microcosmos tuvo una fuerte influencia en futuras generaciones de sociólogos. Esto era cierto en Estados Unidos, donde la urbanización de acelero afines del siglo XX. Como sus predecesores europeos, los sociólogos estadunidenses fueron atraídos pro la ciudad, y continuaron la tradición de los primeros teóricos, es decir asumieron que la urbanización significa cambio social radical. El movimiento migratorio de las comunidades rurales a los centros urbanos, de familias granjeras a realizar trabajos en las fábricas, despojo a las personas de significado social y relaciones económicas. Al igual que Durkhim, asociaron la vida urbana con la alienación, anomia, aislamiento social y altos nivel de desviación. Pero los sociólogos estadounidenses difirieron de sus predecesores europeos en un punto sutil peor importante. Mientras que los teóricos europeos habían visto la ciudad como reflejo de cambios originados en la sociedad como un todo, los sociólogos estadounidenses se inclinaron más por ver la ciudad como un cambio productor que después se extendió al resto de la sociedad (Saunders, 1985). La urbanización en Estados Unidos En 1800, nueve de diez estadounidense vivían en granjas o pequeños pueblos con 2500 habitantes o menos. Filadelfia (70 000 habitantes) y Nueva York (60 000) era pequeños pueblos comparados con Londres (800 000) y Paris (500 000). En la actualidad, Estados Unidos es una sociedad bastante urbana: tres de cuatro ciudadanos viven en o cerca de las metrópolis. La historia urbana de Estados Unidos puede ser dividida en tres fases. La primera fue la emergencia de grandes ciudades, que empezó a mediados del siglo XIX. Como en Manchester, el mayor estimulo al crecimiento urbano fue la industrialización. Las maquinas de vapor de esa época requerían carbón y terminales e los pueblos por la que Canals y líneas de ferrocarriles que llevan a los campamentos de carbón en el

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

103


104

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Norte, se multiplicaron. Otro factor en el crecimiento de grandes ciudades en Estados Unidos fue la inmigración. Casi un tercio de la población de Europa emigró a Estados Unidos entre 1850 y 1940, y la mayoría de los inmigrantes ingreso a trabajar a las fábricas. Las ciudades industriales de fines del siglo XIX eran centros compactos de fabricas y distribución, que sirvan como casas y lugares de trabajo para millones de trabajadores inexpertos y semiexpertos (KASARDA; 1985). Las fabricas, almacenes, tiendas y casas de alquiler estaban compactados. En 1899 el promedio neoyorquino “de traslado” era de dos calles, de la casa al trabajo (Palen. 1975). Chicago tenía 4 100 habitantes cuando estaba incorporándose en 1833, tenían 2 millones de residentes en 1910, la gran mayoría vivía y trabajaba en un radio de 3 millas. La segunda fase de urbanización que empezó a fines de siglo, fue el crecimiento de regiones metropolitanas. En las ciudades no solo aumento la población sino también se expandieron geográficamente. El tranvía eléctrico hizo posible a algunas personas moverse del centro de las ciudades y viajar para trabajar desde sus casas solas en barrios residenciales. La producción en masa de automóviles acelero esta tendencia. Con los teléfonos, al tener contacto con socios del negocio, familia y amigos, no era necesario la frecuencia interacción cara a cara. Las transmisiones de radio proporcionaron noticias y entretenimiento en casa. Al mismo tiempo, la producción de nueve tecnologías saco a la industria del centro de las ciudades. La línea de producción que requiere espacio horizontal no encajaba en los edificios tipos desván con muchos cuartos de la primera era industrial. Las nueves carreteras hicieron mas económico trasportar la carga por camión que por ferrocarril o vía marítima; al interior de las ciudades, con sus calles estrechas diseñadas para caballos y carruajes, les falto espacio de estacionamiento para camiones o automóviles de los trabajadores. Después de la Segunda Guerra Mundial, la vivienda suburbana y la construcción de carreteras se aceleró; las tiendas de menudeo y otros servicios de consumo siguieron a las personas de ingreso medio y superior a las franjas de la cuidad. Entre 1954 y 1975. Mas de 15 000 centros comerciales fueron construidos para serví a la creciente población suburbana (Muller. 1976). Para la generación actual de suburbanos, los centros comerciales regionales se han vuelto su Main Street, Quinta Avenida, además de comunidades sociales y centros de diversión, todos juntos en una solo. Los centros comerciales no solo contienen establecimientos de menudeo de todos tamaños, distintos precios y variedad, sino que ofrecen oficinas de servicios profesionales, restaurantes, cines, servicios públicos y espacio común utilizado para atracciones baratas (Kasarda, 1985, p. 41.) A finales de esta fase, las ciudades y suburbios empezaron a funcionar juntos, por lo que se amplió el espacio para la población. El corredor “Boswash”, que tiene 500 millas desde Boston a través de la ciudad de Nueva York, Filadelfia y Baltimore hasta Washington, es un ejemplo; el del sur de California, es otro. La tercera y más reciente fase, la suburbanización, involucran cambios mayores en al población y el empleo. En los años setenta, casi 10 millones de estadounidenses dejaron la ciudad por los suburbios y condados rurales. Fue la primera vez en la historia de esta nación que mas ciudadanos salían de las grandes ciudades en vez de instalarse en ella (Reports) National Urban Policy Report, 1980. Cap. 1). Esta tendencia continúo durante gran parte de los años ochenta, pero entonces las grandes ciudades empezaron a tener un retroceso. Entre 1980 y 1990, San Diego creció más de 26%; otros fueron El Paso, Los Ángeles y Jacksonville, Florida. Sin embargo, las antiguas ciudades en el Medio Oeste y nordeste, incluso Chicago, Cleveland y Nueva York, perdieron población (véase tabla 16-2). Los trece estados occidentales han sido afectados por la urbanización porque han experimentado varias olas de crecimiento durante las ultimas cuatro décadas y la mayoría de este crecimiento ha estado en la ciudades. En la actualidad, Utah tiene porcentajes mas alto de habitantes que la ciudad de Nueva York (Egan, 1996). Estos cambios apuntan al cambio significativo de la población desde el Norte frio al cálido Sur. Por mas de dos décadas, la población de Sur y sudoeste de duplico en relación a la tasa nacional, mientras la población de estados del norcentro y noreste permanecen mas o menos estables. Alaska, Arizona y Nevada tenían el crecimiento más rápido de tasas en los años ochenta, incrementado por un 30%; California, Texas y Florida registraron los más grandes aumentos, aunque Nueva York y Nueva Jersey tam-


s

s

o

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Lecturas seleccionadas

bién ganaron en población (Waldrop y Exter, 1990). Estas tendencias se suman a una desconcentración de la población. Aunque Estados Unidos aun es una nación urbana: tres de cuatro personas viven en una ciudad o suburbio de 50 000 habitantes o mas. Pero la población esta más extendida o lo largo de la nación. En años recientes, el bordeRecordatorio de las ciudades, es decir, áreas comerciales y de menudo fuera de las grandes ciudades, ha crecido. Los bordes de las ciudades son distintos de los suburbios porque son comunidades de vivienda, debido a que mas personas los deja al final del día de las que entran a ellos (Garreaun, 1991). Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Recordatorio

Inicio

ACTIVIDAD DIRIGIDA: Autoevaluación

1. Repase con mucha atención los contenidos desarrollados en los últimos temas de la presente unidad y complemente ello con un estudio atento de la Lectura Seleccionada No. 02. Glosario Bibliografía 2. Partiendo de la actividad previa, identifique un hecho social de particular importancia para su localidad, que haya ocurrido hace muy poco o que esté sucediendo actualmente. Anotaciones 3. Haciendo uso de las definiciones conceptuales y las formulaciones teóricas desarrolladas por la sociología, describa y analice el hecho social previamente identificado. 4. Elabore un informe de carácter monográfico con los resultados de la actividad anterior.

Objetivos

Inicio

Actividades

Autoevaluación

AUTOEVALUACIÓN N° IV

Glosario

1. Aquella unidad social formada por un grupo de personas directamente ligadas por vínculos de parentesco, cuyos miembros adultos asumen la responsabilidad del cuidado de los más jóvenes, se denomina: Bibliografía A. Grupo social. B. Grupo de pares. C. Familia.

Anotaciones

D. Etnia. E. Matrimonio. 2. Una de las causas de la caída en la calidad de la enseñanza que se ofrece en muchos países del mundo es: A. El incremento demográfico. B. La mayor desnutrición en niños. C. La contaminación ambiental. D. La mayor demanda de servicios educativos. E. La presencia de dictaduras. 3. Un tipo de movilidad social ocurre cuando una persona, tras rigurosos exámenes de naturaleza diversa, recibe apoyo gubernamental para el desarrollo de sus capacidades y el mejoramiento en sus condiciones de vida. Este tipo de movilidad recibe el nombre de: A. Movilidad intrínseca. B. Movilidad patrocinada. C. Movilidad por concurso. D. Movilidad ascendente. E. Movilidad intergrupal.

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Glosario

Anotaciones

Bibliografía

105


106

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

4. Una teoría sociológica sobre el fenómeno de la religión señala que ésta es útil y necesaria pues busca afirmar y realzar el sentido de solidaridad en un grupo humano dado. Dicha teoría fue formulada por. Anotaciones

A. Karl Marx. B. Max Weber. C. Augusto Comte. D. George Herbert Mead. E. Émile Durkheim. 5. El tipo de familia que está conformado únicamente por padres e hijos y algún otro pariente con un vínculo de parentesco muy cercano, se llama: A. Familia poligámica. B. Familia nuclear. C. Familia ritual. D. Familia política. E. Familia extensa. 6. Una nueva función que en los últimos años vienen cumpliendo las familias en las sociedades occidentales es: A. Evitar la promiscuidad sexual de sus miembros. B. Asegurar el mantenimiento económico y la subsistencia de los más pequeños de sus integrantes. C. Realizar lo necesario para un adecuado proceso de socialización y enculturación. D. Garantizar la reproducción de la especie. E. Brindar cariño y afecto frente a la despersonalización de la vida en sociedad. 7. Un tipo de organización religiosa corresponde a una secta que, tras un largo tiempo de actividad, ha llegado a “apagarse” o “enfriarse” para convertirse en un cuerpo bien institucionalizado. Dicho tipo de organización se llama: A. Confesión. B. Culto. C. Secta. D. Misión. E. Iglesia. 8. Un tipo de religión que aún subsiste en determinadas partes del mundo se centra en la creencia en la existencia de espíritus y fantasmas que, al igual que los seres humanos, pueblan la Tierra. Este tipo de religión se conoce con el nombre de: A. Totemismo. B. Judaísmo. C. Budismo. D. Animismo. E. Monoteísmo. 9. En el aspecto político, un concepto clave se define como el legítimo uso del poder parte de una persona o un aparato de gobierno. Dicho concepto clave es el de: A. Legitimidad. B. Autoridad. C. Poder. D. Democracia participativa. E. Democracia liberal.


UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

10. Un tipo de autoridad, de acuerdo a Max Weber, se basa en un conjunto formal de reglas y dispositivos legales que señalan quién tiene derecho a ejercer el poder y en qué condiciones. Ese tipo de autoridad es el de carácter: A. Militar. B. Legal racional. Diagrama

Objetivos

Inicio

C. Shamánica. D. Carismática. E. Tradicional.

Desarrollo de contenidos

Actividades

Lecturas seleccionadas

Glosario

Autoevaluación

GLOSARIO Bibliografía

Alfabetización: Enseñar a los individuos a leer y escribir.

Recordatorio

Alienación: Sentimiento de que nuestras propias capacidades como seres humanos son asumidas por otras entidades. El término fue originalmente utilizado por Marx para Anotaciones referirse a la proyección de las facultades humanas sobre los bienes. Más tarde lo usó para referirse a la pérdida de control por parte de los trabajadores de la naturaleza de sus cometidos y el producto de su trabajo Capitalismo: Sistema económico que se basa en intercambios de mercado. El "capital" es la riqueza o dinero que se utiliza para invertir en un mercado con la esperanza de lograr un beneficio. Casi todas las sociedades industriales de hoy en día tienen una orientación capitalista, es decir que son sistemas económicos que se basan en el mercado libre y la competencia. Ciudadano: Miembro de una comunidad política que tiene derechos y obligaciones en virtud de su condición. Cohabitación: Situación en la que dos personas viven juntas y mantienen una relación sexual de cierta duración sin estar casadas. Comunicación no verbal: La que se establece entre individuos mediante expresiones faciales o gestos corporales y no a través del lenguaje. Comunismo: Conjunto de ideas políticas asociadas a Marx que fueron desarrolladas especialmente por Lenin e institucionalizadas en China y, hasta 1990, en la Unión Soviética y Europa del Este. Ecología urbana: Forma de abordar el estudio de la vida urbana basándose en una analogía con la adaptación de las plantas y organismos al medio físico. De acuerdo con los teóricos de la ecología, los múltiples barrios y zonas de las ciudades se constituyen como resultado de un proceso natural de adaptación de las poblaciones urbanas en su competencia por los recursos. Milenarismo: Creencia que tienen los miembros de ciertos grupos religiosos según la cual se producirán cambios cataclísmicos en un futuro próximo que anunciarán la llegada de una nueva época. Nacionalismo: Conjunto de creencias y símbolos que expresan la identificación con una determinada comunidad nacional. Primer mundo: Grupo de estados-nación que posee economías industriales desarrolladas basadas en la producción capitalista. Segundo mundo: Término que se refiere a las antiguas sociedades industrializadas comunistas de la Europa del Este y la Unión Soviética. Soberanía: Dominio político indiscutido de un Estado sobre un área territorial dada.

Bibliografía

107


108

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

Anotaciones

UNIDAD IV: “INSTITUCIONES SOCIALES Y GLOBALIZACIÓN”

Socialismo: Conjunto de ideas políticas que subraya la naturaleza cooperativa de la moderna producción industrial y acentúa la necesidad de lograr una comunidad social igualitaria. Tercer Mundo: Son las sociedades menos desarrolladas, en las que la producción industrial es prácticamente inexistente o sólo ha llegado a un nivel muy limitado. La mayoría Inicio de la población de la Tierra vive en estos países.

Diagrama

Objetivos

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Urbanización: Desarrollo de ciudades de mayor o menor tamaño.

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA UNIDAD IV:

Gelles R, Levine A. Sociología. Con aplicaciones en países de habla hispana. 6ª Edición. México: McGraw-Hill; 2000. Recordatorio

Anotaciones

Giddens A. Sociología. 3ª Edición. México: Alianza Editorial Textos; 1997. Giner S. Sociología 5ª Edición. Barcelona: Península; 1989. Macionis J, Plummer K. Sociología. Madrid: Pearson Educación / Prentice Hall; 1999. Morales J y Abad L. Introducción a la sociología. Madrid: Tecnos; 1988. Rocher G. Introducción a la sociología general. Barcelona: Herder; 1975.


s

s

o

s

s

o

ANEXO

Desarrollo de contenidos

ANEXO

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

CLAVES DE RESPUESTAS DE ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN Objetivos

Inicio

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

AUTOEVALUACIÓN N° I

Anotaciones

Objetivos

Inicio

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

AUTOEVALUACIÓN N° 2

Anotaciones

Bibliografía

109


110

Actividades

Autoevaluación

Glosario

Bibliografía

ANEXO Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Recordatorio

Anotaciones

Diagrama

Objetivos

Inicio

Desarrollo de contenidos

Actividades

Autoevaluación

Lecturas seleccionadas

Glosario

Bibliografía

Recordatorio

Anotaciones

AUTOEVALUACIÓN N° 3 Anotaciones

AUTOEVALUACIÓN N° 4


ANEXO

Desarrollo de contenidos

Actividades Autoevaluación SOCIOLOGÍA MANUAL AUTOFORMATIVO

Lecturas seleccionadas

Glosario

Recordatorio

Anotaciones

Bibliografía

111

09 MANUAL SOCIOLOGIA  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you