Page 17

LIVING ARQUITECTURA

Le gustaba hacer las cosas bien. Su obra fue siempre rigurosa y cuidada

JOAQUÍN VAQUERO PALACIOS DESCUBRIENDO SU OBRA

POR DANIEL VILLANUEVA VA/ARQUITECTOS VAARQUITECTOS.COM FOTOGRAFÍA LUIS ANSÍN

Recientemente ha tenido lugar en el museo de la fundación ICO de Madrid una exposición sobre la obra que el arquitecto ovetense Joaquín Vaquero Palacios desarrolló en Asturias para Hidroeléctrica del Cantábrico entre 1955 y 1980. Joaquín Vaquero ha sido uno de los grandes arquitectos españoles del siglo XX –además de pintor y escultor- y, pese a haber vivido fuera de la región durante gran parte de su extensa vida, la mayor parte de su obra se halla en Asturias. Nace en Oviedo en 1900 y se cría en la calle Paraíso, al pie de los restos de la muralla medieval. Tras estudiar arquitectura en Madrid y realizar un viaje de tres años por Estados Unidos, regresa a Oviedo, ya casado con Rosa Turcios, sobrina del poeta nicaragüense Rubén Darío. En su ciudad natal comienza a ejercer su profesión en los años 30 con una serie de viviendas unifamiliares –desgraciadamente desaparecidas-, cuyo discurso arquitectónico ya delata una gran modernidad: Joaquín Vaquero era un asiduo viajante y siempre estaba en contacto con las tendencias más vanguardistas. En 1934 proyecta el edificio del Instituto Nacional de Previsión (Esquina Calle Argüelles con Plaza del Carbayón), que es con toda probabilidad uno de los edificios racionalistas más interesantes de la ciudad. Después de esta primera etapa se instala en Galicia, luego en Madrid y finalmente en 1950 en Roma – donde residirá hasta 1965- al ser nombrado subdirector de la Academia Española de Bellas Artes. Durante esta época se dedica fundamentalmente a obras de rehabilitación y a su otra pasión: la pintura.

CENTRAL HIDRÁULICA DE PROAZA (INTERIOR)

lime (1954), Miranda (1958), Proaza (1964) y Tanes (1980), propone unas construcciones de hormigón visto, unas esculturas monumentales, que podrían ser mausoleos, templos o palacios de una época atemporal. Emplea un lenguaje “brutal” para integrarse en un entorno “brutal”. La composición de los interiores es igual de imponente con un tratamiento exquisito de la luz y de los materiales que combina con grandes frescos murales e integra la maquinaria industrial, dando lugar a espacios futuristas que parecen escenarios de alguna película de 007 contra el Doctor No. En varias de estas obras, contó con la colaboración de su hijo, Joaquín Vaquero Turcios, también pintor y escultor. En paralelo, Vaquero Palacios proyecta en 1964 la sede de la compañía Hidroeléctrica del Cantábrico en Oviedo (Plaza de la Gesta). En un contexto urbano totalmente diferente del de las centrales, el enfoque es radicalmente opuesto: un edificio ligero y funcional revestido de un muro cortina negro de acero y vidrio, ciertamente influenciado por la arquitectura norteamericana de Mies Van der Rohe y cuya elegancia y esmero en los detalles nada tienen que envidiar a los del maestro alemán.

CENTRAL HIDRÁULICA DE PROAZA (EXTERIOR)

A pesar su dilatada vida –murió en 1998, a la edad de 98 años- Vaquero Palacios no fue un arquitecto especialmente prolífico. Probablemente, nunca tuvo unas necesidades económicas que le llevaran a aceptar encargos que no le interesaban, ni a realizar trabajos deprisa y corriendo. Le gustaba hacer las cosas bien. Su obra fue siempre rigurosa y cuidada. Pintor, escultor y arquitecto, se trata de uno de los artistas españoles más completos e interesantes del siglo XX, pero también un gran desconocido. Obtuvo la Medalla de Oro de la Arquitectura en 1996.

A mediados de los años 50, regresa –arquitectónicamente hablando- a Asturias de la mano de Hidroeléctrica del Cantábrico, con la que colabora en la construcción de una serie de centrales eléctricas. Y en esta época es donde tiene lugar su obra más personal y característica y donde combina sus tres facetas: la arquitectura, la pintura y la escultura. Alejado del mundo exterior, de la sociedad y “del qué dirán”; en los parajes más remotos, agrestes y hermosos, se puede expresar libremente. Solo influido por el accidentado paisaje de la montaña asturiana, para las de Sa-

17

Profile for mgworld

MG World 2  

MG World 2  

Profile for mgworld
Advertisement