Page 1

EDICIÓN ESPECIAL

ESPECIAL

Contr astes SIGAN QUE AQUÍ HAY EMPLEO PARA LA FAMILIA ¡Pero que!, primero mis sueños y los demás que se las arreglen

HUMOR CON MIGUELO CARLOS LIZCANO EN EL OJO DEL HURACÁN DESPILFARRO Y CORRUPCIÓN AL INTERIOR DEL HOSPITAL DE MEISSEN

Con el Meissen se destapa corrupción en la salud

Ése era el dinero para comprar los medicamentos y pagar a los empleados


CONTEXTO Editorial

L

a salud es el tema del día en los últimos meses, pero lastimosamente no es por los avances que se estén desarrollando o porque ha mejorado y los colombianos disfrutamos de una mejor infraestructura y una mejor calidad. Muy por el contrario, tenemos que hablar es de la corrupción, los robos y los despilfarros de estos dineros que no solo son privados sino también públicos. Es inconcebible que con la privatización de la salud y la entrada de las Entidades Promotoras de Salud (EPS), todo mejorara y los problemas del pasado serían eso, pasado. Pero muy por el contrario la enfermedad no da vista de mejoría, sino que se han detectados nuevos síntomas y los problemas han aumentado. Hoy en día no sólo tenemos los mismos inconvenientes que en el pasado, sino que es obligación pagarla y únicamente se ha vuelto un negocio rentable para los dueños, que no les basta las utilidades y rentabilidades que devengan, sino que además, estafan al Estado en millonarios desfalcos como los de Saludcoop y Coomeva. No se puede creer que la salud, que es un derecho en todo el mundo, sea en nuestro país solo beneficie a intereses particulares y dependa de criterios económicos. Muy poco se ha hecho por parte del gobierno para arreglar los problemas como la modificación que iban a hacer a principios de año al POS. Además, se pretende calmar una enfermedad grave con paños de agua tibia, en un momento en el que la corrupción impide la inyección de dinero que las salve. Mientras no se mire esto desde el fondo y se castigue a los culpables con penas y sanciones ejemplarizantes en donde los colombianos comencemos a ver que la justicia si opera y que no se puede seguir dejando que nuestros funcionarios sigan caminando tranquilos, como si no les debieran a los ciudadanos que confiaron en ellos. Por lo tanto, ahora los hospitales públicos entran en crisis por malos manejos de los gerentes y despilfarros de los presupuestos de todo el año en pocos meses, para artículos que no aportan nada a la mejoría de la calidad de vida de los menos favorecidos, más si hablamos que estos recursos salen de los impuestos. Asimismo, estos dineros puestos en manos de personas incapaces y con malas administraciones, están desangrando al ya enfermo sistema de salud. Lo peor de esto es que quienes afrontan las consecuencias son los pacientes, en su gran mayoría personas de escasos recursos.

Contrastes Editores: Sandra Milena Salazar, Miguel Chizner (Miguelo). Diagramación: Sandra Milena Salazar, Miguel Chizner.

2

Redacción: Germán García, Sandra Milena Salazar, Miguel Chizner.


OPINIÓN El mejor negocio Por: Sandra Milena Salazar

“El sistema colombiano de salud ha muerto. Lo mataron la corrupción, la politiquería y la codicia”

M

ientras en el hospital de Meissen, las directivas compraban langostinos, vinos, caviar y pedían comida a restaurantes de lujo, los pacientes agonizaban por falta de antibióticos y oxígeno, y a los médicos y empleados les debían más de cuatro meses de sueldo, así salió a flote la corrupción en la salud. Pero esto no es raro en nuestro país, cuando a diario se escucha que quienes nos representan se encuentran disfrutando del erario robado y bienestar de los colombianos. Nos acostumbramos a que esto ocurra y ya no nos importa porque de todos modos nada les va a pasar a estos ladrones de “cuello blanco”, parecen haber nacido con inmunidad para ser juzgados. Y mientras estos magnates de la salud les daban empleo a sus familiares y los llevaban a conocer el mundo, pues al parecer estos sufrían del mismo mal de los demás colombianos, no conseguir oficio, dos pacientes en el Hospital de Meissen morían tirados en el suelo por que no habían camillas, ni los antibióticos que necesitaban para salvar sus vidas. Pero aquí todos somos víctimas reales y no es posible que estos ladrones de “cuello blanco” tengan penas blandas cuando sus actos dejan consecuencias directas que afectan a la población civil, por esta razón robar para los funcionarios públicos se ha convertido en un buen negocio que deja satisfacciones, cumple sus sueños frustrados y que son pagados con dinero de los demás colombianos.

Pero tan evidente delito no suscito más que asombro, pues cómo fue posible que el ex gerente del Meissen Carlos Lizcano acabará con el hospital en tres meses, definitivamente “tener un hospital es el mejor negocio”, se podría asegurar: que quizás este señor jamás había visto tanto dinero, que se dedicó a gastar mientras los usuarios hacían largas filas esperando atención, pero todo esto no se hubiese logrado sin la ayuda de nuestros concejales, quienes eligen a los gerentes de los hospitales públicos, en este caso al señor Lizcano, quien al parecer no fue a la universidad a estudiar si no a tomar clases de hurto. Y es más hubo cierta pérdida de memoria o será que las clases de matemáticas no fueron las suficientes para enseñar las operaciones básicas a quienes dirigían el Hospital de Meissen, porque cómo fue posible que se aprobaran contratos de comida y bombillos por cifras descabelladas, por citar algunos. “El sistema de salud lo mataron la corrupción, la politiquería y la codicia” Un nuevo gerente fue asignado, ojalá este no se venda y sigamos padeciendo del mismo mal, “robo”. Mientras tanto, esperaremos a que vuelva ese sistema de salud que algún día existió, en donde los pacientes no se morían en las puertas de los hospitales, no les negaba los medicamentos y la salud, que es un derecho fundamental que está siendo negando a un país supuestamente democrático.

3


Mastica Otro prócer cae en manos de un gamín Por: Germán García

tro escándalo involucra a un hombre trabajador y dedicado que supuestamente se está robando la plata de la salud, para comprar condominios y hacer fiestas ostentosas. Al parecer se ha vuelto de moda dar pescados finos y frutos del mar en hospitales públicos a los enfermos. Lo que no me cabe en la cabeza es que tengan el descaro de sacarlo a la luz y juzgar a tal padre de la patria que solo quería dar buena alimentación a estas desdichadas almas que caían en mal por enfermedad.

O

El nivel de vulgaridad de este país es muy alto. Cómo un funcionario público puede utilizar estas palabras tan soeces para remitirse a un hecho normal. Mínimo este secretario debe ser uno de esos que estudia en universidad pública, un tira piedra resentido, que no tiene ninguna clase social, ni abolengo. Cómo pueden hacer un escándalo de esta situación, donde el señor Gerente de este Hospital sólo quería darles un lugar más bonito, remodelar y hacer de esa inmundicia un sitio más agradable y que mejor que trabajar en familia. Si lo demorado de la obra, es porque en ese sitio lleno de gente miserable y ruin, trabajar debe ser muy molesto. Además, los pobres siempre se quejan por todo y no les gusta trabajar las 16 horas al día que

4

deben ser. Ese es el motivo por lo que no se ha podido terminar. Lo que sí me indigna es que le haya servido a esos indios pescados finos. Cómo puede despilfarrar el dinero dándole buena comida a esa gente de baja calaña, es como tirar caviar a los cerdos. No se pueden quejar por eso, y cómo le gusta molestar a esta gentuza, debería ser como el gran Generalísimo August Pinochet que cogía a esos sindicalistas los subía a un avión y se adaptan al sistema o se bajan en la mitad del viaje, eso merecen por quejarse estos remedos de comunistas. Lo que me deja inmensamente tranquilo es que éste gran hombre Carlos Hernando Lizcano, no le pasará nada y saldrá bien librado como los primos Nule, Andrés Felipe Arias y otros más. Menos mal la justicia sí conoce de abolengo y alcurnia y nos trata como nos merecemos. Porque esa platica si no la gastaban ellos, mínimo caía en manos de algún pobretón que si se la robaba; estos nobles hombres solo la invirtieron mal, cualquiera comete un error y la justica lo sabe. Los jueces que se preocupen de esos terroristas guerrilleros y esos narcotraficantes, y que a las personas de bien las saque rápido de la cárcel. Esto es un deseo de la Colombia devota y de la gente bien de la sociedad.


HUMOR

5


Contrastes  

Boletin informativo en el cual se hace análsis de la corupción en el sistema de salud colombiano, especialmente el caso del Hospital de Meis...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you