Issuu on Google+

“La Equidad de Género en el Desarrollo en Perú” Presentación de Sharon O’Regan en Simposio de la Embajada del Perú “Mujer, Sociedad y el Factor Cultural” Universidad de Ottawa 27 de Noviembre de 2004 Buenos días señoras y señores, distinguidos panelistas. Hoy les hablaré sobre la mujer en el desarrollo y específicamente, sobre la equidad de género y los retos y adelantos que se han hecho en el tema desde la perspectiva de la creación de políticas. Tocaré el tema del analfabetismo y las limitaciones educacionales, vivienda o la falta de ella, acceso a asesoría legal, a salud, a la sociedad civil y finalmente, a los proyectos canadienses que existen para los asuntos de género en Perú. Analfabetismo El Analfabetismo se ha reducido drásticamente en el Perú, pasando de 39% en 1940 a 6.1% para hombres y 17.9% para mujeres en 2001. La reducción del analfabetismo ha beneficiado de manera importante a la población femenina pero sigue siendo que entre las de los varones. El decrecimiento es mucho más acelerado en las áreas urbanas que en las rurales. Existe una alta correlación entre el nivel de pobreza de los distintos departamentos del país y las tasas de analfabetismo. Hay una relación de aproximadamente 6.5 mujeres analfabetas de la sierra rural por una de la capital.

1


Al hacer un enfoque en las diferencias de género al respecto, las mujeres son las que tiene mayores porcentajes en la categoría sin instrucción en todos los grupos de edad y también en el nivel de educación primaria en todos los grupos de edad menores de 50 años. Limitaciones para el acceso y continuidad de las mujeres en el sistema educativo. Las prioridades de las familias ante los recursos económicos limitados hacen que se restrinjan las posibilidades educativas de las mujeres. En algunos casos, se opta por la educación del varón y la niña o nunca estudia o se incorpora tardíamente al colegio. Esto sucede con mayor frecuencia en las zonas rurales más pobres. En otros casos, las niñas tienen que abandonar sus estudios para poder reemplazar a la madre cuando ella tiene que salir a trabajar. La infraestructura educativa insuficiente e inadecuada, limita la educación en las zonas rurales más alejadas del país, dificultando el traslado a lugares lejanos, particularmente de las mujeres incluso la inseguridad física que representa. La falta de adecuación de los programas educativos a las necesidades e intereses de las mujeres también ha constituido una limitación para que ellas accedan al sistema educativo y logren mejorar sus niveles. Los cursos no siempre tienen los horarios adecuados a las actividades que realizan las mujeres, tanto en la ciudad como en el campo. Igualmente, no se ha previsto espacios donde ellas puedan llevar a sus hijos pequeños mientras estudian. Es grave para las mujeres del campo, donde ni los programas ni los horarios se adecuan a su actividad agrícola. El predominio de colegios con sistema separado para hombres y mujeres, particularmente en las ciudades principales del país y en Lima limita una formación más igualitaria. La formación sexista, recibida en primera instancia con la socialización en familia y luego en

2


la escuela, también se expresa en la elección y el acceso de las mujeres a determinadas profesiones o arreas que brinda el sistema educativo superior. Las mujeres se mantienen en las carreras tradicionalmente femeninas relacionadas a su socialización maternal y doméstica y de servicio a los demás. En el caso de las profesiones tradicionalmente femeninas, muchas de ellas son de poco prestigio social, tienen bajas remuneraciones y están en relación de dependencia con otras carreras predominantemente masculinas. Urbanización y vivienda El Perú es un país con una crítica situación habitacional por un acelerado proceso de crecimiento urbano. Las altas tasas de crecimiento de la población y la migración de áreas rurales y urbanas del interior del país hacia ciudades intermedias y Lima, han convertido al país de eminentemente rural en 1940 a una situación opuesta en 2004. Este proceso responde a la modernización de la economía que tuvo como consecuencia el crecimiento de las ciudades de una manera irreversible. El rápido proceso de urbanización se ha traducido en formación de asentamientos urbanomarginales vía invasiones de terrenos, la existencia de los pueblos jóvenes y algunos barrios y falta de servicios para la mayoría de sus habitantes. Con el crecimiento de las actividades urbanas crecen los barrios populares faltan de aquellos servicios que cubren una adecuada calidad de la vivienda. Los pueblos jóvenes son una respuesta, con característica propia a la urgencia de alojar muchas familias en poco tiempo y muestra el enorme déficit de viviendas.

3


Acceso a la vivienda Existe una seria de factores limítrofes para las mujeres, de acceder a una vivienda en iguales condiciones que los hombres. En la base de éstos está un problema de género que se expresa en manifestaciones legales, culturales o económicas. La falta de vivienda y los problemas para el acceso a ella afectan de manera diferente a diversas categorías de mujeres. Para las mujeres pobres, un gran obstáculo es la falta de sistemas de crédito (ahorro y préstamo) que tengan criterios flexibles y que pueden adaptarse a su condición. En el caso de las mujeres del sector popular urbano, un alto porcentaje de ellas trabaja en el mercado informal como comerciantes ambulantes o en servicios. Reciben ingresos estables pero al no aportar como trabajadoras del sector formal se dificulta su participación en los programas del Estado. Las mujeres tienen menos acceso a la información que los hombres y por lo tanto no conocen las diversas oportunidades que pueden ofrecer los programas del Estado. Los trámites requeridos para obtener una vivienda son muchas veces una limitación para las mujeres quienes no tienen el tiempo para hacer las gestiones y desconocen los procedimientos. Con relación a la herencia de tierras y ganado son ofrecidos a los hijos varones, considerándose que las mujeres contarán con los recursos del marido. Información a respecto a la situación legal Hay áreas del derecho que han sido objeto de mayores estudios y producción de información con relación a la mujer, las de Derecho de Familia, Derecho Laboral, y dentro del Derecho Penal. Los avances se ha desarrollado a partir del interés de los grupos de mujeres y el movimiento feminista en levantar estos problemas. Hay áreas que

4


requiere mas esfuerzos por ejemplo con aspectos como la propiedad, la tributación y la relación con los distintos recursos productivos y sociales. Es de particular importancia hacer análisis de género de las situaciones legales que plantean muchas de las leyes específicas, sobre todo aquellas vinculadas a la actividad productiva y los recursos sociales, como por ejemplo las leyes que rigen las inversiones en vivienda, las expropiaciones y el crédito. Salud En Perú el estatus de la salud reproductiva es sumamente pobre. Perú tiene uno de los índices más altos de abortos peligrosos y mortalidad materna de América Latina. Los problemas críticos son los embarazos no intencionales, la falta de acceso a la contracepción e información limitada sobre opciones de acceso a cuidados para la salud, especialmente en las áreas rurales, donde el acceso a la salud y a los servicios es generalmente inadecuado. La evidencia que recopiló la Organización Mundial para la Salud en un estudio en varios países reveló que la violencia de género, la coerción sexual, el incesto y el abuso de mujeres por parte de sus esposos son problemas extensos. La frecuencia de cáncer cervical es alta a través del país. Varios gobiernos sucesivos de Perú han trabajado durante las últimas dos décadas, con la asistencia de agencias donantes, en incrementar el acceso a los cuidados de la salud reproductiva, en mejorar la calidad de los cuidados, y más recientemente, en empezar a poner atención a los asuntos descuidados, tales como las complicaciones resultantes de los abortos peligrosos. Atención de la Sociedad Civil Organizaciones de diversos tipos, niveles de actuación y ámbitos de acción vinculadas al desarrollo social, a la educación y a la política han venido organizando y ejecutando

5


acciones con relación a la situación de las mujeres. La mayor parte de estas acciones se nota durante la segunda mitad de los 80s. Muchas de las ONG se orientan a resolver el problema de sobre vivencia de los sectores urbanos de menores recursos y a defender los derechos laborales de un sector de mujeres trabajadoras. Sistema de Género En las esfuerzas simbólicos del sistema de género, los cambios parecen haber sido muy limitados. La valoración que se asigna a lo femenino y a las mujeres es menor que la valoración de lo masculino. El Perú sigue siendo muy marcado por el machismo, en el cual las manifestaciones de desprecio por las mujeres son toleradas e incluso alentados. Perú forma parte de una zona de especial preocupación para la Organización Panamericana de la Salud y para las autoridades sanitarias nacionales, debido a las altas tasas de mortalidad materna, mucho peores que América Latina como región. El dominio político pertenece a los hombres y a las cuestiones de los hombres. Algunas mujeres que ingresan en la política local suelen tener careras políticas cortas debido a los altos costos personales y familiares que eso implica. Comparado con Brasil y el Cono Sur en Perú hay menos mujeres profesionales destacadas, líderes de opinión, dirigentes políticas, representantes y funcionarias elegidas. Ultimo avances Se ha experimentado estratégicamente algunos avances de parte le las agencias de cooperación para el desarrollo en el sentido de buscar la incorporación sistemática de la perspectiva de género en sus programas y acciones. Han empleado mecanismos como la capacitación de sus funcionarios y contrapartes y la contratación de personal

6


especializado en género. Sin embardo deben entrar en la discusión “norte-sur” que aún no se da con suficiente fuerza. El gobierno de Canadá en Perú El programa de ayuda canadiense está profundamente arraigado en los proyectos de desarrollo en Perú. Existe un fondo para la educación con un valor de un millón de dólares por un proyecto de tres años para esforzar la educación primaria de las mujeres en coordinación con el Ministerio de Educación.. También existe un Fondo de Equidad de Género (FEG). La Fase I ha estado dirigida a micro créditos para mujeres. La Fase II ha estado dirigida a la participación de género en el ámbito social y político en el desarrollo local. Los retos enfrentados por el FEG en Perú han sido el apoyo a la capacitación de las mujeres para el ejercicio de liderazgo en el desarrollo local. La Fase II le dio apoyo a la inclusión de una perspectiva de género en la planificación del desarrollo local; la creación de foros de monitoreo ciudadano para darle seguimiento a los compromisos de gobierno tales como los acuerdos de Beijing; la inclusión de agendas locales, regionales y nacionales para las mujeres en las plataformas electorales de varios partidos políticos. Los proyectos ayudaron a las mujeres a tener acceso a posiciones de toma de decisiones en las esferas municipales así como a diversos espacios públicos como alcaldesas, concejales de alcaldes y oficiales. Las concejales recién electas fueron capacitados en cómo llevar a cabo mejor sus funciones. El liderazgo de varias mujeres miembros de organizaciones nacionales y locales fue fortalecido a través del mejoramiento de sus habilidades y experiencia. Se diseminó información para ayudar a las mujeres a comprender sus derechos.

7


La ACDI está reconocida en Perú como el único donante con el objetivo del Fondo de Género. Otros donantes tratan la Igualdad de Género como un tema transversal, mientras que la ACDI trata el tema de género como un tema transversal y también le dedica recursos específicos a un Fondo de Género. A pesar que el fondo es modesto y los proyectos son pequeños ha tenido un gran impacto en donde ha ubicado sus recursos. El éxito de la Fase II ha conllevado a la reciente aprobación de la Fase II del Fondo de Género para Perú como parte de un proyecto mayor, el Fondo de Género de los Andes. Conclusión Las agencias donantes y los creadores de políticas tienden a estar de acuerdo que el incremento del acceso de mujeres a la educación, salud, créditos, derechos legales formales y oportunidades de empleo, en conjunto con crecimiento económico, mejoraran substancialmente el papel de las mujeres en el desarrollo socioeconómico en los países en vías de desarrollo. Puede que estas medidas no sean suficientes si el marco institucional dentro del país restringe la participación de las mujeres en actividades económicas. Las instituciones sociales tales como leyes, normas, tradiciones y códigos de conducta constituyen el factor único más importante para determinar la libertad de elección de las mujeres en actividades económicas. Tienen impacto directo sobre el papel económico de la mujer y también uno indirecto a través del acceso a recursos tales como educación y cuidados de la salud. Para enfrentar las inequidades de género de una manera más efectiva, los creadores de políticas y los donantes deben pensar sobre y enfrentarse a los marcos institucionales que discriminan contra la mujer. Existe la necesidad definitiva de incorporar la perspectiva de género a la planificación del desarrollo a los más altos niveles y a las políticas y decisiones sociales y económicas para

8


corregir la desigualdad de relaciones entre las mujeres y los hombres causada por la persistencia de contextos culturales y prácticos económicas y sociales discriminatorias. Es necesario instituir programas de acción para lograr una participación más balanceada y de igualdad por parte de mujeres y hombres en el proceso de desarrollo, y asegurando que estos programas tengan la continuidad y los fondos necesarios para lograr un verdadero impacto cultural. En resumen, si las instituciones sociales de los países en vías de desarrollo discriminan contra la mujer, las medidas de políticas que tienen el objetivo de mejorar su situación por medio del mejoramiento del acceso a la educación y salud tendrán apenas un impacto limitado. A pesar que existe evidencia que en los países en los que las mujeres tienen menos educación que los hombres, ellas tienen menor participación en la actividad económica, también puede demostrarse que el acceso de la mujer a la educación depende del marco institucional. Esto requiere un enfoque más proactivo por parte del donante para poder manejar estas raíces fundamentales de la desigualdad de géneros. Sin embargo, el ataque contra las profundas raíces de la desigualdad de género aún tiene mucho que avanzar y requiere tanto de un programa de desarrollo enfocado como de voluntad política.

9


REFERENCIAS

Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI) Instituto de Estudios Socioeconómicos y Fomento del Desarrollo (CENTRO) Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú (INEI) Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá (FAC) Naciones Unidas Periódico El Peruano La República

10


migración y género