Page 115

A la parroquia del Señor Santiago, en los años cuarentas, llegó Rafael Figueroa, primero fungió como vicario ecónomo y después como párroco. Figueroa en sus años mozos parecía un actor y no un eclesiástico. Él era de complexión atlética, tez blanca, pelo ondulado, voz engolada y atuendo moderno. Tenía muy buena retórica y llenaba de copiosas bendiciones a los feligreses adinerados. Una de sus peculiaridades era recoger la limosna, ponía especial énfasis en el sonido de la charola según ésta estuviera vacía, medio llena o colmada, cuando ya estaba colmada, se deslizaba sigilosamente a la sacristía para contar el dinero. Figueroa en sus sermones proclamaba la práctica de la humildad, algo que él no hacía, por lo que se gano a pulso su sobrenombre Chanclas de oro. Él transformó la sencilla iglesia del barrio en un aristocrático templo.

BARRIOS ANTIGUOS

115

Profile for RR MAGAZZINE S.A. DE C.V.

Guia de Patrimonio Religioso de la Ciudad de Puebla  

La Guía de Patrimonio Religioso de la Ciudad de Puebla ofrece a sus lectores un acercamiento a esta herencia arquitectónica, artística e int...

Guia de Patrimonio Religioso de la Ciudad de Puebla  

La Guía de Patrimonio Religioso de la Ciudad de Puebla ofrece a sus lectores un acercamiento a esta herencia arquitectónica, artística e int...

Advertisement