Page 72

MAQUETAS. MAQUETES.

distancie la obra del observador que desea / necesita ir descubriéndola, paso a paso y poco a poco. De este modo, se renuncia a la base, tradicionalmente incorporada a la obra y encargada, de conferir un cierto status aurático y trascendental a la escultura. Sus obras, como arquitecturas para la mirada, poseen su propia “línea de tierra” y es ésa la que les sirve de base definitoria, bien sea que estén ubicadas directamente en el suelo, bien floten —aisladas en el aire— colgadas de la pared, o bien sean mostradas sobre tarimas, mesas o plintos individuales o compartidos, por exigencias de los montajes expositivos. Lo cual es, en sí mismo, contando con sus cuidadas escenografías, más relevante de lo que pueda, a primera vista, parecer, en la conformación de los espacios escultóricos circundantes, en los que se envuelven las presentaciones de las piezas. A menudo, se ha dicho que son las formas tan características de sus esculturas —las planchas rigurosamente calculadas, cortadas y ensambladas— las que determinan el fundamento de su “poética”, de su programa constructivo. Ciertamente, Enric Mestre ha elaborado, lustro tras lustro, todo un repertorio de elementos formales, cuyas articulaciones combinadas, a partir de pormenorizados códigos, han sabido generar ascéticos espacios, enlazados interna y externamente, quizás al dictado de una imaginación bien controlada además por el cálculo y las opciones racionales. Revisar, sin prisas, las abarrotadas estanterías de su amplio taller, donde se ordenan sus numerosas maquetas, que nacieron, a su vez, de sus dibujos previos, supone una intensa y rica experiencia didáctica para la mirada que desea comprender la tipología de las formas. Aprendemos en ese recorrido, como en los viajes de Gulliver al atravesar el misterioso país de los enanos, una oportuna lección formal, asentada en los distintos ejemplos que se nos muestran. Incluso recuerdo alguna obra suya, planteada directamente como estantería donde habitan diferentes maquetas. Citemos paradigmáticamente una concreta propuesta suya, elaborada entre 1998-1999, “Maquetas en gres”, con 4 x 7 x 4 cms cada una de ellas, formando un conjunto de piezas reunidas en una estantería de pared. Digamos, con claridad, que no cabe hablar aquí de estrictas apelaciones miméticas a determinadas propuestas arquitectónicas. Sería un error potenciar una sesgada lectura denotativa de estas piezas frente al entorno urbano. Es, más bien, la articulación de un mundo propio, cargado de connotaciones y simbologías autónomas lo que realmente importa, si por ventura queremos ir más allá de las puras formas y volúmenes y entrar en un ámbito de sugerencias connotativas. Porque es siempre su interna sintaxis lo que prima. Una sintaxis que genera formas, volúmenes y espacios. Y si nuestra mirada —impactada por los juegos de la percepción y de la imaginación que, en nosotros, motivan estas obras de Enric Mestre— apela además a la reflexión, deberemos ceder paso y dar cabida al espectáculo de ese mundo interno y propio de la obra, saltando de la imagen al símbolo,

72

Profile for Javier Mestre

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Profile for mestrebel
Advertisement