Page 56

II. PRIMERA REFLEXIÓN. ARQUITECTURAS PARA EL SILENCIO Y LA MEDITACIÓN.

He visitado, de nuevo, por motivos del comisariado de esta exposición, como he hecho tantas otras veces, el amplio taller cerámico del escultor Enric Mestre, ubicado entre la verde huerta, ahora en plena primavera, y las cercanías de Alboraya (Valencia). Se trata de un artista al que profesionalmente he venido estudiando, en su ya dilatada trayectoria, desde hace muchos años, etapa tras etapa y serie tras serie. He de confesar que primero estudié, a fondo, sus trabajos con un indudable interés de investigador y que luego ciertamente he llegado a hacerlo con un particular apasionamiento —nunca ya ajeno de la amistad—, motivado propiamente por sus sistemáticas experimentaciones y por el rigor y solvencia que han caracterizado sus planteamientos estéticos. Esta vez, durante una serie de horas hemos departido juntos, con la presencia también del amigo común Josep Pérez Camps, viendo y comentado numerosos trabajos y proyectos suyos: los más recientes y asimismo los que han consolidado ya sus etapas precedentes. Siempre he pensado que profesionalmente este contacto directo y periódico con el artista y sus obras es, sin duda, uno de los principales recursos para el conocimiento, el análisis y la acción de la crítica de arte. De hecho, tal visita conlleva para mi habitualmente también una intensa y eficaz experiencia estética, inseparable comúnmente —a mi entender— de cualquier actividad reflexiva posterior. Sin duda, la experiencia crítica no se identifica, sin más, con la experiencia estética, pero necesita previamenENRIC MESTRE EN SU ESTUDIO. ENRIC MESTRE EN EL SEU ESTUDI. 2007.

te —y mucho— de ella. De este modo, una vez más nos hemos enfrentado selectivamente, en el silencio del estudiotaller, con las últimas producciones de Enric Mestre. Y una vez más nos hemos sentido fuertemente impresionados por la rigurosa rotundidad de sus singulares piezas cerámicas. Reposando sobrias y majestuosas sobre el suelo o delicadamente aisladas sobre la pared de fondo, sus poéticas arquitecturas se nos imponen perceptivamente, hasta el extremo de exigirnos deambular en su entorno, para mejor poder observarlas, y de tentarnos reiteradamente a complementar, sensualmente con el tacto, las intensas experiencias propias de la mirada. La verdad es que, a partir de esas observaciones minuciosas que procuro pausadamente ejercitar sobre sus esculturas, siempre suelo encontrar y descubrir numerosos detalles, silenciosos pormenores, sutiles contrastes y cuidadosos acabados, que nunca pueden dejarme indiferente. ¿Cómo olvidar los estudiados maridajes llevados a cabo por él entre las formas arquitectónicas, los ascéticos desarrollos de sus superficies y el variado contrapunto de sus diferentes texturas y siempre parcos cromatismos, sumamente controlados, en el destacado programa regulador de todo el conjunto de sus propuestas? Curiosamente, en esta ocasión, tras la siempre interesante visita al taller de Enric Mestre,

56

Profile for Javier Mestre

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Profile for mestrebel
Advertisement