Page 44

décadas encadenadas de esfuerzo, persistencia y tensión artística, investigadora y docente: la creación cerámica, en su calidad de obra de arte. De ahí, se derivó precisamente —junto al proyecto, que, de forma más detallada, a continuación expondré— el titulo tan concreto, que desde el primer momento, vi claro en su rotunda significación y alcance: “Veinte piezas para un museo”. Tratándose de una única sala, aunque holgada, del Museo de Bellas Artes, esa proyectada selección me parecía oportuna y también suficiente, cumpliéndose, en paralelo, el guiño imaginario que, a la vez, se lanzaba: si hubiera que pensar en una colección de obras de Enric Mestre, digna de formar parte de los fondos museográficos patrimoniales y de estar exhibiéndose en un museo, ésa era mi apuesta personal, de crítico de arte y de especialista, aunque nadie me la hubiera, hasta el momento, solicitado oficialmente. Podría entenderse, por cierto, como un brindis al sol, pero se trataba de un brindis justamente motivado. Es claro que el marco de la actividad del Museo de Bellas Artes de Valencia, pivota prioritariamente hacia la historia, mirando por el espejo retrovisor. Lo sé bien, como Presidente de la Real Academia de San Carlos, entidad que va a cumplir ya sus 240 años, concretamente en este 2008; entidad que fue la que creó, tuteló y dirigió históricamente dicho museo; entidad que tiene depositada en tal museo sus numerosos y valiosísimos fondos patrimoniales y de cuyo Patronato Rector soy Vicepresidente, por serlo de la Real Academia. Pero a través de esa historia, que se ha ido conformando paso a paso, al igual que nuestros archivos, nuestro patrimonio y nuestra memoria, también este museo (en paralelo a nuestra Real Academia) había mirado siempre hacia la coyuntura del presente, a través del parabrisas. No en vano cuenta en su patrimonio, como es sabido, asimismo con una reducida pero selecta colección de arte contemporáneo (tanto propia, por adquisición, como depositada para su custodia y conservación). Sin embargo, el mejor argumento de ese persistente cuidado y preocupación hacia el presente continuo, por parte de este museo, al menos hasta fechas muy próximas e inmediatas, consiste en constatar claramente cómo la conformación de sus tesoros —hoy históricos— en una buena parte han ido incorporándose paulatinamente, en cronología paralela a las actividades de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, como centro docente, investigador y museístico, desde su nacimiento, a través de los siglos. Sin tal esfuerzo y seguimiento puntuales, día a día, una sólida y extensa sección de tal patrimonio hoy no existiría. Otra cosa es que, por redefinición actual de sus objetivos y búsqueda de especificidad y diferenciación, se hayan revisado tales criterios.

44

Profile for Javier Mestre

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Enric mestre; vint peçes per a un museu  

Catálogo de la exosición "Enric Mestre; vint peçes per a un museu" que tuvo lugar en las tres capitales de la Comunidad Valenciana; Valencia...

Profile for mestrebel
Advertisement