Page 150

hugo fidel sacor q.

ta bala ch’an wi La chuwach Nimbe, chila ruqaba ya tzikin, chuwach cholochik Saqchun chuchexic. Mata k’u chiya La rajabal ki k’ux e Ajuxab, e Ajpokomab. Ma yutzkopij bi La chi quijuyubal, chi quitakajal, quemayij ta k’u La quekutij ta k’u La waral chuxmut kaj, chuxmut ulew. Xcha nabe re ri nutzij. Xacu xere rumal mana k’ux cha. La kiilik, kitzuik e Ajuxab, e Ajpokomab rumal ixkisolkopij kib chi xil chi amoloil, chi sanikal, chi ch’ekenal, xa nim kelememic kecholol xkimaj raqan juyub Ekempek, xe Qanajal chuchexik [...]

junto al conocido Cholochic Sakchun.16 No consientan pues a los uxab ni a los pokomab. Despídelos de sus montañas, de sus valles. Destrúyelos, recházalos aquí a la faz del cielo, a la faz de la tierra. Lamentablemente sin saber, sin conocer como los uxab y los pokomab abandonaban se esparcían como grillos, moscas, hormigas, zompopos, enfilaban su retirada hacia los montes del conocido de Ekempek y Kanajal

Uwaqmul Kach’aw K’ich’e Achi Xawi qatz k’u in xinmakubej mixul nuwesaj ajawal La, winaqil La chiri Ch’atinibal chuchexik, rumal kaxakak’ xa katin ucoq chiri mixinyak ubi pa ral nuch’ab, pa ral nupokob; mixinqasaj k’ut chi nujuyubal, chi nutaqajal, chila K’ich’e juyu, K’ich’e taqaj, rumal ukoqobal nuk’ux, rumal ma xinechaben taj waral chuxmut kaj, chuxmut ulew. Keje k’ut mixintzapij k’ut chupam tzaq chun aqam, mixintzajkabij rij, mixintzajkabij uwach chupam aqam chun.

Quiché Achí (sexta aparición) Realmente me apené de haber llevado al gobernante de tu nación junto al conocido Atinibal, porque decaído se bañaba, entonces lo llevé con mis armas, mis escudos hasta conducirlo junto a mi montaña, junto a mi valle, allá en la montaña quiché, en el valle quiché en donde me reanimé. Por ello no me apropié aquí de la faz del cielo, de la faz de la tierra. Por ello no lo encerré en la habitación de calicanto, no lo sellé completamente en las paredes de calicanto.

UKAB BANBAL

SEGUNDO ACTO

Uwukmul Kach’aw Rabinal Achi Are oyew, are achi kuban roqibal utiu, kuban roqibal yak, kuban roqibal utuy, jalaw chirij unimal tzaq, unimal k’oxtun chirech quiboyexik kikakalexik la saqil al, la saqil k’ajol. Are oyeu, are achi mixekisowik belejeb, lajuj saqil al, saqil k’ajol. Xawi are oyew mixul resaj Alaq chiri Chatinibal. Are oyew, are achi mixeukiso kaib, oxib ukab amaq siwan tinamit chiri xe Balamwak, chitintot wi poqlaj, chuchexic. ¿La janikpa k’ut mawi kowic rajabal k’ux La chirech wa oyowal, wa achijilal? Mapa mixojpixabaxik kumal qajawal qawinakil e rajawal upam jujun chi tzaq, chi k’oxtun, Ajau Teqen Toj, Ajaw Teqen Tijax, Qumarmachi, Taqtasib, Taqtasimaj, kuxuma aj, kuxuma siwan, kuxuma cho, kuxuma kab, kuxuma tzikin kibi kichi, kiwach. Arena k’u chulutojorisaj La ri waral chuxmut kaj, chuxmut ulew. Keje k’ut waral kachay wi uwixal, ukutamil waral chuxmut kaj, chuxmut ulew. Lal wajawal Ajaw Jobtoj.

Rabinal Achí (séptima aparición) Este valiente, este guerrero imitaba el aullido del coyote, imitaba el maullido del gato montés, imitaba el maullido de la comadreja, escondido detrás de la gran fortaleza, de la gran muralla, esperando llevarse a los descendientes, a los vasallos. Este valiente guerrero fue quien destruyó los nueve, diez jóvenes vasallos. Sencillamente este valiente fue quien te había llevado de Atinibal. Este valeroso guerrero destruyó las dos, tres parcialidades pobladas en el conocido Balamwac,17 donde los esparció como el polvo. ¿Hasta dónde va a descansar su gallardía guerrera? Acaso no nos comunicaron los gobernantes de los pueblos, de cada una de las fortalezas amuralladas, el rey Tekentoj, el rey Teken Tijax de Kumarcaj Ismachí, de Taktasib, de Taktasimaj, quienes se repartieron las siembras del maíz, las serranías, los lagos, las colmenas, las aves. Pues ahora llega a pagar aquí a la faz del cielo, a la faz de la tierra. Porque aquí se acabará su orgullo, sus deseos, aquí, a la faz del cielo, a la faz de la tierra. ¡Mi señor rey Jobtoj!

16 Cholochic Sakchun: Cerros de piedra caliza. También significa murallas de piedras de cal. 17 Balawac: René Acuña realizó un reconocimiento del sitio en 1964. Constituye un sitio arqueológico que comprende tres grupos, que divide las fronteras de Joyabaj y Cubulco, con un asentamiento conocido como Tres Cruces, que corresponde perfectamente a Zamaneb que refieren las crónicas, otra capital de los Rabinaleb (Ichon, Percheron, Bertrand, Breton 1983:76).

150

Profile for Universidad Mesoamericana

Crónicas Mesoamericanas I  

Crónicas Mesoamericanas I  

Advertisement