Page 1

REVISTA COLABORATIVA DE MESAS DE CONVERGENCIA


+ SUMARIO


0

Editorial

1

Análisis Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

Pedro Ruiz Pérez Nos hemos equivocado de mesa

Ángel Ramírez Claves político-culturales del PPoder PPopular

Juan Rivera Reyes Los poderes de Córdoba

Hedwig Marzolf El poder de las ciudades

Octavio Salazar Benítez

8 15 18 24 27

Cultura cordobesa (una mirada desde la movilidad exterior). Rosario Villajos (expatriada)

31

Las caras de Córdoba

35

Manuel Pérez Pérez La ciudad tomada

Ernesto Ganuza El poder local y los barrios

Orilla Izquierda

38 40


2

Arte político El espejo cóncavo en el que la sociedad se mira

Javier Flores. Artista visual

3

Apadrina un bankero Entrevista a … Antonio Jiménez Lubián

54

El arte político y la política del arte Entrevista a … GOVAL

59

Una propuesta 3X2 (Red de creación de bienes comunes)

Ángel Ramírez

4

46

65

Experiencias Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario. La Culpable

70

El mercado de trueque de libros o el fomento de la lectura en tiempos de crisis.

76

Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Editorial Rebel-Arte comenzó como suplemento cultural de la revista Con-ver-Gente. Pero a lo largo de los tres primeros números de ésta, había alcanzado tal desarrollo que en Mesas de Convergencia pensamos que merecía la pena lanzarla como revista independiente, con entidad propia.

Y aquí está el número 1 de Rebel-Arte, para el que hemos elegido como eje temático central las lecturas del poder, esto es, el análisis, desde el mundo de la cultura, del ejercicio del poder en estos tiempos de crisis y estafa, valga la redundancia. Unas lecturas plurales que no tratan tanto de agotar todos los aspectos, como de proporcionar diferentes claves de interpretación, diferentes formas de señalar, de decirle al poder sus desnudeces, visibles tras la muselina de la retórica política, la propaganda, la manipulación… Al eje central, le sigue un apartado dedicado a la creación, más concretamente al arte político, que cada vez cobra un mayor protagonismo en el mundo creativo. Y terminamos con una propuesta y dos experiencias interesantes. Todo ello, muestra de la pujanza cultural, de ideas e iniciativas que, a pesar de los pesares, bullen en Córdoba a diario. Nuestro profundo agradecimiento a todos los autores de los textos por su desinteresada colaboración.

6


ANÁLI ESPACIO SIS


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

Pedro Ruiz es Catedrático de Literatura de la UCO y uno de los más destacados especialistas en el Siglo de Oro, tanto en el panorama español como internacional, con una presencia frecuente como profesor invitado en numerosas universidades extranjeras. En este artículo, Pedro Ruiz nos muestra la constante tendencia del poder a lo largo de la historia a la manipulación y construcción de relatos acordes con sus intereses y útiles para la dominación, una tendencia que se acentúa en estos tiempos de crisis y decadencia, también en nuestra ciudad.

Pedro Ruiz Pérez

En un artículo de 1992, que merece ser más conocido, el reputado hispanista francés Robert Jammes, maestro de los estudios gongorinos modernos, analizaba como parte de “un diccionario que va a misa” los deslices semánticos en el repertorio lexicográfico de la Real Academia, a través de los matices y juicios valorativos introducidos en la definición de las palabras, fruto de un marcado sesgo ideológico, de matiz claramente católico y conservador.

El humor y la fina ironía con que Jammes analizaba y desmontaba las desviaciones semánticas no borraba el rictus de amargura con que el lector concluía este repaso por lo que se manifestaba como una decantación de prejuicios teñida de objetividad, en una institucionalización de las perspectivas religiosas y políticas dominantes, a través de la manipulación de una disciplina lingüística resultante en la conceptualización de los objetos, hechos y usos a los que dan nombre las palabras. Valgan algunos ejemplos, primero en el plano religioso, pero también ideológico (conservo las cursivas y comentarios del autor): Dios.- Nombre sagrado del Supremo Ser, Criador del universo, que lo conserva y rige por su providencia. ¶ 2. Cualquiera de las falsas deidades veneradas por los idólatras; como el Dios Apolo o el Dios Marte (...). Obsérvese, una vez más, que todo esto es presentado al lector como una verdad objetiva, indiscutible, y no como la opinión de los teólogos.

8


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

Dogma. 2. Verdad revelada por Dios, y declarada y propuesta por la Iglesia para nuestra creencia. Dogmatista. El que sustenta o introduce nuevas opiniones, enseñándolas como dogmas, contra la verdad de la religión católica. Sobre esta papeleta no ha soplado el espíritu ecuménico. El trabajo de los académicos no es diferente en lo tocante a lo político:

Fascismo. Movimiento político y social, principalmente de juventudes organizadas en milicias bajo el signo de las antiguas fasces, que se produjo en Italia después de la Segunda Guerra Mundial. ¶ 2. Doctrina del partido político italiano de este nombre y de los similares en otros países. ¡Qué serenidad! ¡Qué neutralidad! ¿Quién sospechará, al leer estas definiciones, lo que el fascismo costó al mundo entero empezando por España?

La monarquía Los ejemplos podrían multiplicarse. El análisis y la reflexión crítica del hispanista francés traen a primer plano un hecho en demasiadas ocasiones desatendido, quizá por la reiteración con que se introduce en la modelización de nuestras vidas y en la fosilización de lo que nos empeñamos en llamar pensamiento.

9


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

“Las visiones de la realidad se imponen a través de la construcción de relatos, y éstos se fabrican con la materia de unos determinados valores y sus correlatos de lenguaje, por lo que todos ellos, relatos, valores y lenguaje, se convierten en objeto de las apetencias del poder y su capacidad de manipulación. Es un hecho demasiado frecuente, pero que se nos impone cuando tenemos un presidente que concibe la política <<como Dios manda>>” Las visiones de la realidad se imponen a través de la construcción de relatos, y éstos se fabrican con la materia de unos determinados valores y sus correlatos de lenguaje, por lo que todos ellos, relatos, valores y lenguaje, se convierten en objeto de las apetencias del poder y su capacidad de manipulación.

10

Es un hecho demasiado frecuente, pero que se nos impone cuando tenemos un presidente que concibe la política “como Dios manda”; es más, que hace la política que “Dios manda”, aunque no tengamos mucha constancia de como la presunta divinidad establece sus mandatos. Paradójicamente hasta quien es para muchos el representante de Dios en la tierra, el papa de Roma, comienza a cuestionar la obsesión de la Iglesia por ciertos hechos que hoy, por medio de las leyes de un parlamento de mayoría absoluta y absolutista, quedan reducidos al orden de la moral dominante, “como Dios manda”. Enumerar los retrocesos en materias como la interrupción del embarazo, el matrimonio, la reproducción asistida, la investigación con células madres... y otros aspectos relacionados con el progreso social, científico e intelectual es innecesario y doloroso. Malos tiempos para la ciencia y el pensamiento. La crisis no sólo la provocan las especulaciones de los bancos ni se paga exclusivamente en términos de “renta per capita”. Los ciudadanos han de apretarse el cinturón, cerrar los bolsillos, anular su mente y coartar sus comportamientos.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

La tendencia general, más o menos representada en las cifras de la macroeconomía y en las leyes del Congreso, se impone en todos los órdenes de la vida, sobre todo la pública, pero cada vez con más repercusión en la privada, en el ámbito de la intimidad, el de los sentimientos y la razón. Los hechos menudos, cotidianos, ciudadanos se tiñen de esta pátina azulada que se pretende imponer como norma, como se extienden las modas de patillas y camisas blancas que de pronto han florecido en el paisaje urbano, también en el nuestro, el de una ciudad que hasta hace bien poco aspiraba con ilusión a conseguir el título de Capital Europea de la Cultura en 2016 y que se lamentó de que se hubiera otorgado “por razones políticas” (como si hubiera algo que no lo sea) a una ciudad que ahora gobierna una formación política tildada de extremista, dogmática y cerrada (como si fuera la única que pudiera hacer gala de estas credenciales). Córdoba supo concitar durante unos años brillantes el esfuerzo de muchas personas y colectivos, aunado en la empresa de erigir un edificio que pudiera elevarse sobre unos cimientos que hoy muestran una alarmante proliferación de grietas y debilidades. Son las mismas que generan el vacío, que descubren aire a los pies del discurso que quiere hablar de cultura, de siglo XXI, de dimensión europea, esos escenarios en los que la tradición es impulso, no barrera.

11

“Malos tiempos para la ciencia y el pensamiento. La crisis no sólo la provocan las especulaciones de los bancos ni se paga exclusivamente en términos de “renta per capita”. Los ciudadanos han de apretarse el cinturón, cerrar los bolsillos, anular su mente y coartar sus comportamientos” La “reconquista”, en el más casticista y belicoso sentido de la palabra, de una supuestamente tradicional dimensión religiosa en una fiesta popular y abierta como la de la Fuensanta fue un claro indicio de la nueva narrativa del poder en nuestra ciudad. La reciente celebración del magno desfile religioso que volvía a pasear tallas y pasos por las calles ha marcado un clímax en este relato. El fenómeno podría dejarse analizar desde sus discutibles vertientes de lo que supone una ocupación y explotación de la calle, incluso como lo que tiene de modelo (también económico) de usurpación de lo público por lo privado. Respuestas a los interrogantes sobre los gastos municipales en el evento o los ingresos de las entidades eclesiales o cofrades por el alquiler de las sillas serían suficientemente ilustrativas y deberían esclarecer suficientemente las dudas en estos aspectos.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

Pero no me interesa ahora detenerme en cuestiones, aun de tanta entidad y simbología, ni en remarcar la evidencia de lo que esta ostentación tiene de símbolo de dominación (¿alguna diferencia con los desfiles de los unionistas por las calles de Belfast?)

“La “reconquista”, en el más casticista y belicoso sentido de la palabra, de una supuestamente tradicional dimensión religiosa en una fiesta popular y abierta como la de la Fuensanta fue un claro indicio de la nueva narrativa del poder en nuestra ciudad. La reciente celebración del magno desfile religioso que volvía a pasear tallas y pasos por las calles ha marcado un clímax en este relato” La gestión del negocio y los intereses políticos que le dan sustento son evidentes y objeto de reflexión en otros ámbitos, aunque no tanto como debiera. Prefiero detenerme aquí en otro aspecto, y no sólo porque bien pudiera ser utilizado por los defensores del evento para avalar su oportunidad y aun su necesidad.

12

Me refiero al innegable eco masivo que suscitó y que convirtió una deliciosa tarde de sábado los alrededores de la Mezquita en un hervidero de espectadores, de pasivos receptores del espectáculo que se ofrecía con el oropel de lo suntuoso y la ritualidad de unas prácticas procesionales que, fuera de su contexto en la cronología anual, cobraban nuevo lustre y renovaban su significación. El caso es que funcionó, y miles de personas se agolparon en un rito reconocible pero actualizado, claramente instrumentalizado pero a todas luces eficaz. ¿Por qué? Las razones del poder, de la conjunción político-eclesial, son evidentes, pero ¿cuáles son las de la masa, las de los espectadores de la ostentación? Las respuestas a esta infiltración y asimilación de los relatos del poder podrían buscarse en ámbitos muy diferentes a los del fervor religioso, si no es que entendemos por tal la exaltación colectiva en torno a unos supuestos valores que nos sacan de la realidad, que nos abstraen de lo cotidiano y nos ofrecen las perspectivas entreabiertas de algo distinto, numinoso o trascendente, algo ante lo que olvidar penalidades y miserias, y que no tiene necesariamente que ver con la divinidad de rostro humano.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

Sin duda, la oferta de un espectáculo gratuito, de entretenimiento sin coste, cuando se emprende la cuesta de septiembre por los pocos que han podido tener agosto, es una incitación difícil de soslayar, máxime cuando vemos florecer los bares en momentos de cierre de tantos negocios. La agobiante situación necesita ventanas, y tanto valen para ello unas cañas como un desfile espectacular.

“En nuestra época postmoderna no asistimos tanto a la desaparición de los grandes relatos como a la sustitución de un discurso construido desde la racionalidad por una narración de naturaleza mítica, pero de un mito degradado, fosilizado en una imaginería policromada, con dorados de oropel y el oro canjeado por bonos convertibles” La evasión es un impulso irrefrenable, una obligada válvula de escape que está en la base de la celebración y la fiesta y que acentúa su imperioso atractivo cuando la realidad a la que abre una puerta de salida resulta demasiado desagradable.

13

Las respuestas consolatorias en las situaciones de crisis se mueven entre el apaciguamiento de la consciencia y la búsqueda de situaciones a lo inexplicable o a lo inasumible; la inclinación a las religiones, tanto más cuando éstas ofrecen deslumbramiento y promesas, es un fenómeno habitual en los momentos de decadencia. No son éstas las únicas concentraciones humanas, los exclusivos fenómenos de masas en una sociedad que llena las plazas de las ciudades en que los equipos de fútbol ascienden de categoría, pero en estos momentos y en medio de tantos síntomas no deja de resultar significativo, una llamada de atención hacia las narrativas que se están construyendo, entre lo identitario y lo consolatorio, entre el entretenimiento y la aceptación de un orden, el que “Dios manda” por boca de políticos e intérpretes de su voluntad. Cuando Cristo subió a la cruz, Pan bajó a los infiernos, afirmaba uno de los padres de nuestra postmodernidad. En la frase de Nietzsche no sólo hay una constatación histórica del desplazamiento del paganismo por las doctrinas cristianas, de la sustitución de un sentimiento de trascendencia ante lo natural por una religión que separa lo vital de lo sagrado, ahonda en la conciencia de pecado y sitúa la salvación en los ritos establecidos por la casta sacerdotal.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Pedro Ruiz Pérez Narrativas del poder y vía crucis de la lírica

El hecho de que el proceso ocurriera, hasta convertir la nueva ley en religión oficial de Roma, al socaire de una profunda crisis, donde lo económico, lo político y lo económico se mezclaban como facetas inseparables, no deja de ser un elemento de interés, pero no es en lo que quiero detenerme. Lo vigente de la sentencia no viene sólo de los paralelismos que podamos establecer entre la época de Constantino y la de Lehman Brothers. En ella late la conciencia que opone un sentido monoteísta y dogmático a la conciencia abierta que representaba el politeísmo, y nos habla de la imposición de un relato, de la narrativa que ha sustentado el poder durante casi veinte siglos, y que hoy, tras los intentos emancipadores de la modernidad ilustrada, acentúa su ofensiva. En nuestra época postmoderna no asistimos tanto a la desaparición de los grandes relatos como a la sustitución de un discurso construido desde la racionalidad por una narración de naturaleza mítica, pero de un mito degradado, fosilizado en una imaginería policromada, con dorados de oropel y el oro canjeado por bonos convertibles. En los albores de la modernidad el cuestionamiento del discurso tradicional e imperativo, el forjado en preceptos religiosos y grandes epopeyas de héroes fundadores, cuajó en los incipientes pasos de la

14

novela, con un protagonista antiheroico y conflictivo, que sacudía por igual los molinos y los relatos caballerescos, los discursos de curas y canónigos y los de duques inclinados a la fiesta. Junto al personaje de novela y su hacerse, la lírica ofrecía puerta abierta para la introspección, para la conciencia personal y la fragua de los sentimientos, en los inicios de la individualidad, de la construcción humanista del sujeto moderno. En ambos casos la literatura, eso que surgía con los nuevos tiempos, plasmaba y construía a un tiempo la conciencia del individuo en el seno de la sociedad, abriendo una nueva dialéctica entre lo público y lo privado, entre la norma y la subjetividad. Atrás quedaba el discurso de la fábula, el del relato que sustentaba una verdad y formalizaba el relato del dogma y la imposición. Atrás quedaba, pero hoy asistimos a su retorno, porque el poder sigue construyendo su narrativa, cuando su capacidad de impregnación se ha multiplicado, y no es uno de los efectos menos negativos de una crisis que ha hundido los valores de bolsa, pero también los de la convivencia. El carro de las Cortes de la Muerte vuelve a discurrir por nuestras calles como lo viera el hidalgo por las tierras de La Mancha. Sí, malos tiempos, también para la lírica. Al menos, mientras no hagamos algo para cambiarlos, y no sería un mal comienzo la toma de conciencia de las narrativas del poder y el empeño por desmontarlas.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

Nos hemos equivocado de mesa

Ángel Ramírez es un sociólogo dedicado a la investigación social, especialmente interesado en el análisis de actores sociales, procesos de innovación y estudios culturales. Activista, también colabora en distintos medios de comunicación. Aquí nos habla hoy sobre la proyección espacial del poder en Córdoba, su opacidad, el papel secundario y subordinado de los políticos, sobre el silencio como rasgo distintivo de la ciudad.

Ángel Ramírez

Los sitios Córdoba tiene sus torres Kio, su puerta de entrada. La conforman la sede central de Cajasur (el poder local) y El Corte Inglés (icono del desarrollismo español). Justo ahí hay un paso de cebra, una fuente, un quiosco que vende banderas. La cruzas y estás en el Bulevar, Ronda de Tejares, Colón, Cruz Conde, Tendillas, los sitios de los negocios de la ciudad. Se supone que esas gentes que ves ahí son las gentes de los negocios, la clase alta, o media alta, los que mandan. Quizás lo sean, pero parecen más sus representantes, una copia urbana vicaria, un equipo que los sustituye en la representación. Hay otro sitio, un campamento establecido a las afueras de la ciudad, como si preparasen la invasión, enviando emisarios, cortando el suministro de bienes. Se trata de una acampada de chalets con piscina, césped, movimiento moderno, Rafael de La Hoz y clínicas, El Brillante le llaman. Dicen que viven ahí, eso puede ser.

“Se supone que esas gentes que ves ahí son las gentes de los negocios, la clase alta, o media alta, los que mandan. Quizás lo sean, pero parecen más sus representantes, una copia urbana vicaria”

15


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez Nos hemos equivocado de mesa

Las personas

¿Quién es el poder en Córdoba? No tengo ni idea, sigamos algunas pistas. Cajasur aparecía como una mezcla de Iglesia, poder político, sector inmobiliario/joyero, una imagen que quizás se acerque a los que mandan. No sé si realmente lo eran, ni sé qué es ahora Cajasur. Otra pista, casi no conozco empresarios en la ciudad. Bueno, conozco a emprendedores, o gente que tiene un bar, está dado de alta como autónomo, que sabe, pero no son LOS EMPRESARIOS ¿A quién conoce usted? Probablemente a su representante (CECO), por el hecho de ser su representante, y seguro que a Rafael Gómez. Imagino que los que tienen poder no son Rafael Gómez.

“el río, que de pronto se ha vuelto un buen negocio. No les interesa el este, con sus marrubiales, lepantos y fuensantas, otra cosa”

La sociedad de consumo Andan muy activos por el perímetro del casco, Vial, Jardines de Agricultura, de la Victoria, y especialmente al sur del norte, el río, que de pronto se ha vuelto un buen negocio. No les interesa el este, con sus marrubiales, lepantos y fuensantas, otra cosa.

16

Los silencios En Córdoba todo el mundo habla de todo. De dónde se hace el Palacio de Congresos, de cómo se organiza el ferial, de si hay que poner o no una pilona en una calle, de cómo debe ser la fiesta de los patios. Todos hablan pero no sabemos bien quién habla.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez Nos hemos equivocado de mesa

¿A quién representan los políticos cuando hablan?, ¿y los representantes vecinales?, ¿y CECO? Se escriben propuestas, artículos, manifiestos, pero no hay conversación. Las opiniones se lanzan y nadie responde, la palabra es de los que no pueden, los que no tienen, los que no deciden, la palabra es el recurso de quién no tiene otra cosa. Los que tienen las cosas callan, u otros hablan por ellos sin que lo sepamos. Al principio nos creemos el debate, el simulacro, y después vemos que no están todos a la mesa, o mejor, que nos hemos equivocado de mesa. Al final, lo más característico de Córdoba es el silencio.

“Al principio nos creemos el debate, el simulacro, y después vemos que no están todos a la mesa, o mejor, que nos hemos equivocado de mesa. Al final, lo más característico de Córdoba es el silencio”

17


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

Claves políticoculturales del PPoder PPopular

Juan Rivera es profesor de Historia en el IES Gran Capitán y en la UNED; además, forma parte activa de diversos colectivos como Colectivo Prometeo, el Frente Cívico Somos Mayoría y Córdoba Laica. Según Juan Rivera, el deterioro de la cultura en Córdoba que encarna el PP y su casposa política, entierra sus raíces en la deriva populista y de sometimiento a los poderes fácticos de la anterior alcaldesa Rosa Aguilar.

Juan Rivera Reyes

En noviembre de 2013 y para nuestra desgracia, resulta relativamente fácil presentar una foto del barbecho cultural que se ha adueñado de la ciudad de Córdoba. Es una tentación añadida asociar la pobreza de ideas a la hegemonía política absoluta que un infausto 22 de Mayo de 2011 los cordobeses otorgaron al Partido Popular (48'8% de los votos emitidos) Este análisis – que contiene elementos ciertos y muy llamativos- caería en el simplismo si no se matiza. Aunque el conservadurismo hispano que nos desgobierna tenga una rancia tradición histórica de monocultivo cultural, sintetizada en el refrán “ A Dios rogando y con el mazo dando” y se siente cómodo en una estructura social piramidal donde “ el Jefe siempre tiene razón ( remedo del “Mussolini ha sempre ragione” ) y la ciudadanía se crea verdades absolutas con la coartada de la “infalibilidad”, sería una falsedad proclamar que, en nuestra ciudad, la caída en pendiente, cuesta abajo y sin frenos del pensamiento crítico y alternativo empezó hace sólo dos años.

La acción del PP en todos los gobiernos ( Central, Autonómico, Municipal) y en todos los frentes ( Sanidad, Educación, Servicios Públicos, Cultura...) lleva un sello ideológico que la impregna: sólo existe un pensamiento válido. El suyo. La visión totalitaria la justifica con un “ en España las cosas siempre han sido así ”, obviando que para imponer ese “siempre”, en las contadas veces que nuestra Historia reciente impugnó sus sempiternos privilegios, recurrieron sin titubear al aniquilamiento de las ideas contrarias.

18


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Juan Rivera Reyes Claves político-culturales del PPoder PPopular

“Cuando el PP ocupa el poder municipal por segunda vez (…) la <<marca cultural Córdoba>> llevaba un tiempo situada en un campo movedizo. Más que un criterio de actuación programada, con objetivos claros a medio y largo plazo, parecía imponerse el populismo de lo inmediato”

Sus focos emisores, sus ideólogos, venden el diseño envuelto en palabras suaves, conscientes de que sin disfraz asusta y repele. El problema les surge si los que deben aplicarlo- como en el caso de Córdoba-, son sacristanes, no teólogos duchos y al ponerlo en práctica adolecen de finura.

Cambiando formas, siglos y tecnologías, a poco que rasques el barniz “constitucionalista” del Partido de la Derecha Extrema emerge el clericalismo, la Alianza Trono-Altar. Este modelo sigue otorgando a la jerarquía eclesiástica católica, si hace falta con subterfugios y de tapadillo, ¡ en pleno siglo XXI y en una sociedad oficialmente laica!, importantes parcelas de poder que posibiliten el control de educación y cultura.

A cambio de financiación y prebendas ayudan a moldear una mentalidad sumisa que contribuye a domesticar la sociedad.

La publicidad

19


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Juan Rivera Reyes Claves político-culturales del PPoder PPopular

Cuando el PP ocupa el poder municipal por segunda vez – la primera fue el cuatrienio 1995-99 con Rafael Merino, hoy portavoz adjunto en el Congreso capaz de decir hace unas semanas que “ los presupuestos salvarán a España”, así que imaginad una gestión que no desentonó con sus pensamientos - encuentra una realidad cultural propicia.

Si por una parte se habían mantenido (a veces incluso “ pese a “ los gestores de IU+ PSOE) algunas iniciativas de primer nivel que reflejaban perfectamente la idea de cultura conectada a la ciudadanía – léase aquí por ejemplo Cosmopoética-, por otra la “ marca cultural Córdoba” llevaba un tiempo situada en un campo movedizo.

“Doña Rosa Aguilar (…) decidió convertirse en Rosa Rociera, reina de las Marismas. Todas las espitas de un populismo chabacano (que luego Rafael Gómez “Sandokán” aprovecharía) se abrieron: genuflexiones ante los <<amigos>> de la Casa Real, despreciando el Republicanismo de la organización a la que en teoría representaba, abrazos a Castillejo, palmadas con foto al obispo de turno, por muy integrista que fuera...”

Más que un criterio de actuación programada, con objetivos claros a medio y largo plazo, parecía imponerse el populismo de lo inmediato, “lo que le guste al pueblo”, sin pararse a pensar que muchas de las actuaciones culturales, romerías y procesiones pagadas con dinero público, ni eran inocuas, ni tenían carga neutra, al contrario, el marchamo ideológico innegable traspasaba, dándoles su sentido pleno, la puesta en escena en teoría solo folklórica.

20

En la última década se destrenzó lo que tanto costó tejer, anulando de paso la propia historia reciente, la peculiaridad que convirtió a Córdoba, dentro del imaginario progresista español, en el referente de ciudad abierta y tolerante. Volvamos por un momento 34 años atrás, a las municipales del 79. Todo estaba por hacer y en el frontispicio de la cultura oficial seguía el retrato de Pemán, aunque la ciudadanía había ido ganando espacios de aire fresco vinculados a la resistencia antifranquista (paradigma: el Juan XXIII).


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Juan Rivera Reyes Claves político-culturales del PPoder PPopular

“Por ello el PP encontró en su segunda toma de poder un solar derruido. Solo tenía que arrasar los últimos cimientos de la soñada Córdoba ciudad cultural y levantar un edificio nuevo a su medida. De él nos llama ahora la atención lo casposo” No había medios pero sobraban ganas de transformar. Y se apostó, con todos los errores del principiante, por crear otra Córdoba, otra ciudad. Integradora y volcada al mundo a la vez, capaz de devolver la voz, tantos años dormida y lastrada, a sus habitantes. Fue el momento de los proyectos que aún no se veían (parodiando al Mayo francés: bajo las vías de Renfe, que partían en dos la ciudad, estaban escondidos los hoy paseantes del vial norte), de dar la cara, no la espalda, al río Guadalquivir, de poner en marcha el Gran Teatro, de insuflar vida a los Carnavales, de recuperar la Posada del Potro, el Festival de la Guitarra, la Orquesta Municipal...explicando las actuaciones municipales en las radios, en los colegios, poniendo sobre la mesa la idea de participación ciudadana.

21

Hoy nos parece básica y fundamental, entonces no aparecía en la mayoría de las propuestas políticas. Tiempo de medir los espacios, de reivindicar competencias: no se asiste como Corporación a los fastos ni se ocupan palcos en Semana Santa, se acotan competencias con gobernadores civiles o militares, si es necesario se llega al enfrentamiento con un rey Juan Carlos – enero del 85- dispuesto a festejar el Milenario de la Mezquita pero no el nuevo Ayuntamiento, lo que propicia de rebote una afortunada inauguración popular con dos niños de protagonistas y se subraya el laicismo con el recordatorio “ mientras que usted no es mi obispo, yo sí soy su alcalde”, frase que , aunque no sea la literal, se convirtió en vox populi. En definitiva, se gestó un modelo de ciudad que municipalizaba servicios, incluyendo los culturales, haciéndolos públicos, y municipalizaba empleos, haciéndolos fijos, lo que demuestra lo ya sabido: tanto las privatizaciones de hoy, como el fomento del sector público de antaño, son apuestas ideológicas. Para llevar a cabo la segunda hace falta creer en su valía y utilidad para el ciudadano. Un día de finales de los 80, principios de los 90, se perdió el fuelle. Tal vez por agotamiento de los gestores, cansados de toparse una y otra con una sociedad ensimismada.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Juan Rivera Reyes Claves político-culturales del PPoder PPopular

O por considerar que ya no tenían un modelo alternativo y era señal de buena educación adquirir los valores del pensamiento único, del fin de la Historia, de lo políticamente correcto. Se aceptó la invitación al suicidio como algo positivo.

“para poder decir <<nosotros tocamos todos los campos, gobernamos para toda la ciudad>>, obviando que el platillo de la balanza no aguanta más peso por el lado del incienso, mientras en el lado de la cultura que crea ciudadanía consciente y libre sólo hay esqueléticas migajas” Cualquier análisis mínimamente marxista la hubiese desechado. Pero Marx estaba “demodé” y Doña Rosa Aguilar, con bastón de mando en plaza y asentimiento servil “ad nauseam” de sus acólitosentre ellos algunos que ahora la critican, pero antes decían amén por tal de ir en unas listas municipales chantajeadas reiteradamente: “O va fulanito/ a, o me voy”- decidió convertirse en Rosa Rociera, reina de las Marismas.

22

Todas las espitas de un populismo chabacano (que luego Rafael Gómez “Sandokán” aprovecharía) se abrieron: genuflexiones ante los “amigos” de la Casa Real, despreciando el Republicanismo de la organización a la que en teoría representaba, abrazos a Castillejo, palmadas con foto al obispo de turno, por muy integrista que fuera... Arrasando resistencias. Demostrando con los hechos que el desplazamiento del Centro del poder político cordobés del eje “familias de toda la vidacanónigos de la catedral” había sido un error histórico. Tocaba volver a presentar, boina en mano, los respetos al señorito. Por ello el PP encontró en su segunda toma de poder un solar derruido. Solo tenía que arrasar los últimos cimientos de la soñada Córdoba ciudad cultural y levantar un edificio nuevo a su medida. De él nos llama ahora la atención lo casposo: Viacrucis varios , Rocíos magnos, alcaldes y concejales arrodillados que ven, como única forma de salir de la crisis, encomendarse a su dios, papel estelar de las Cofradías, recuperación de procesiones y tradiciones que ni en pleno nacionalcatolicismo existieron...


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Juan Rivera Reyes Claves político-culturales del PPoder PPopular

Es la nata, el tinglado de la superestructura. La infraestructura imita el modelo talibán de acogotar a la sociedad mientras se impone la visión única. Sin altruismo. Sacando negocio de donde pueda hallarse (Patios, por ejemplo), con inversión pública para privatizar beneficios, modelo ideal del empresariado español. Córdoba de charanga y pandereta, coros, danzas y sainetes. Dándose mucho bombo (bandas de hermandades no les faltan) y manteniendo en el zoológico alguna actividad cultural alternativa, reducida a su mínima expresión, para poder decir “nosotros tocamos todos los campos, gobernamos para toda la ciudad”, obviando que el platillo de la balanza no aguanta más peso por el lado del incienso, mientras en el lado de la cultura que crea ciudadanía consciente y libre sólo hay esqueléticas migajas. Es tiempo de quejas y amargura. Suele seguir al de la miopía colectiva.

23


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

Los poderes de Córdoba

Hedwig Marzolf

Nacida en Estrasburgo (Francia), Hedwig Marzolf es doctora en filosofía por la Universidad París IV-Sorbonne, donde enseñó algunos años filosofía ética y política. Actualmente, es profesora colaboradora del departamento de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Córdoba.

En 1958, el escritor francés Michel Butor, uno de los pilares de la “Nueva Novela”, un movimiento que pone en entredicho los fundamentos de este género literario que Hegel había podido calificar como “la epopeya deteriorada de la burguesía”, publica un texto titulado Córdoba en su recopilación El genio del lugar. Describe “calles… con pocos transeúntes, silenciosas, pero no muertas, en absoluto abandonadas, no presentando en absoluto este espectáculo de ruina de los hombres y de las cosas tan habitual en otras ciudades andaluzas, silenciosas por civilización, por desdén del ruido, por la impregnación de una vida tranquila, sorda, de esta especie de salud profunda e íntima…”.

A partir de un texto del escritor francés Michel Butor sobre Córdoba, Hedwig pone en cuestión la visión esencialista de la ciudad, para reivindicar a las personas concretas que la habitan y la hacen día a día.

La primera impresión que Córdoba, comparada a Granada (“Carroña magnífica pero pudriéndose”), despierte en nuestro autor será la de una potencia de vida, que se refiere a “su altiva suavidad beneficiosa en comunicación con todo lo que el África mediterránea y el Islam tienen que ofrecernos de más enriquecedor” y cuya Mezquita es el hogar y el secreto a la vez. Esta potencia explica que el simple recuerdo de Córdoba sea, como ya lo había escrito Góngora, en sentido literal, un “alimento”.

“No constato en mi entorno los síntomas de una vida floreciente. Al contrario, me entrevisto con gente cuya única preocupación es saber cómo irse de esta ciudad”

24


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Hedwig Marzolf Los poderes de Córdoba

Occidente en general, es presa desde el naufragio de los ideales burgueses en la Primera Guerra Mundial, pronto seguida por la crisis de 1929.

“<<La crisis>> privó a mis ojos la ciudad de sus encantos metafísicos, de su genio transhistórico, en los que Michel Butor podía aún encontrar fuerzas”

La infancia

¿Pero esta experiencia de Córdoba puede aún ser la nuestra, la mía en particular? No constato en mi entorno los síntomas de una vida floreciente. Al contrario, me entrevisto con gente cuya única preocupación es saber cómo irse de esta ciudad en la que no se pueden ganar su vida, u otros que no saben si llegarán a comer al final del mes. No es “la geometría indefinidamente variada de estas calles” lo que llama mi atención, sino el número de casas abandonadas, desocupadas, sobre las cuales unas manos pintaron en rojo: “casa sin gente, gente sin casa”.

Córdoba ofrece a Michel Butor un recurso espiritual, una respuesta hasta cierto punto nietzscheana (la metafísica de la vida como voluntad de poder) a las desilusiones, al mismo tiempo, estéticas y políticas de las que Europa, el

“La crisis” privó a mis ojos la ciudad de sus encantos metafísicos, de su genio transhistórico, en los que Michel Butor podía aún encontrar fuerzas. Pero en esta desdicha, hay algo bueno: recuperé el sentido de lo político.

25


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Hedwig Marzolf Los poderes de Córdoba

Siempre es ambiguo perder de vista lo político, pues perderlo de vista es todavía político, es proprio de una política de derecha. Supongo a Michel Butor animado por valores de izquierda, pero su experiencia de Córdoba se presta paradójicamente a la invocación de las tradiciones, del pasado, de la “riqueza cultural”, a los que la derecha es aficionada. Ahora bien, como magistralmente lo mostró Pierre Bourdieu, la cultura, aunque pretenda ser pura y universal, puede servir para definir posiciones sociales, para vestir relaciones de fuerza.

“El verdadero poder no está en la ciudad, ni en la cultura, está en las manos de las personas que reinventan la ciudad y la cultura con su sentido de la justicia y la dignidad humana - en estas manos que peinan en rojo su indignación por las casas de Córdoba”

26

Dejemos de fetichizar Córdoba, de hacer de la ciudad una sustancia, y observemos a las personas. Son sus gentes, siempre singulares, con sus talentos y sus fuerzas, pero también con sus dudas y sus debilidades, las que hacen la historia. El verdadero poder no está en la ciudad, ni en la cultura, está en las manos de las personas que reinventan la ciudad y la cultura con su sentido de la justicia y la dignidad humana - en estas manos que peinan en rojo su indignación por las casas de Córdoba.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

El poder de las ciudades

Octavio Salazar Benítez

www.lashoras-octavio.blogspot.com

Profesor Titular de Derecho Constitucional Universidad de Córdoba, Octavio Salazar es también asiduo colaborador de medios de comunicación, conferenciante y autor de numerosos ensayos, además de mantener un interesante blog personal.

A diferencia de lo que pensó el constituyente español, y de lo que parece inspirar la próxima reforma del régimen local, siempre he pensado que los municipios constituyen el pilar más sólido de una democracia y el espacio donde es posible construir mejores y más plurales alternativas de convivencia. Todo ello partiendo del reconocimiento del carácter político de la autonomía local y, por tanto, de la capacidad de sus órganos de gobierno para optar entre diferentes proyectos ideológicos y para interpretar de manera diversa cómo satisfacer los derechos y necesidades de la vecindad.

Octavio Salazar denuncia aquí el ninguneo a que ha venido siendo sometida la autonomía local en nuestro país y la progresiva desnaturalización que ha sufrido la participación ciudadana en nuestras ciudades. Pero también nos propone la transformación de esta realidad mediante diversas medidas, entre ellas el compromiso cívico de la ciudadanía con su entorno más inmediato

Esta capacidad de indirizzo político se ha visto sin embargo frustrada en nuestro país por la indefinición competencial y la insuficiencia financiera de unos entes locales constreñidos entre la voracidad del Estado y la perversa tutela autonómica. A ello habría que sumar que, en general, las instituciones locales han reproducido fielmente los esquemas partidistas de otros niveles territoriales y que, por tanto, la política local ha estado contaminada por los intereses de los partidos y por los debates generados más allá de las fronteras de la ciudad. Desde esta perspectiva, la autonomía local lleva más de 30 años siendo no sólo la “cenicienta” de nuestro sistema constitucional, sino más bien la “bella durmiente” a la que, sin hacerla despertar, no dejan de besar el Estado y las Comunidades Autónomas a través de los labios de príncipes con siglas.

27


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Octavio Salazar Benítez El poder de las ciudades

“la autonomía local lleva más de 30 años siendo no sólo la “cenicienta” de nuestro sistema constitucional, sino más bien la “bella durmiente” Este contexto institucional y político no ha ayudado demasiado a que nuestras ciudades se conviertan en “escuelas de democracia” ni a que la ciudadanía, salvo en contadas excepciones, sienta el espacio local como un auténtico laboratorio desde el que superar muchos de los vicios que frustran nuestras expectativas políticas. Es cierto que, por ejemplo, durante la década de los 90 del pasado siglo fueron habituales en muchos municipios experiencias de participación ciudadana que en su momento parecieron alumbrar incluso un modelo alternativo de gestión de lo público. Sin embargo, y por diferentes motivos, esas expectativas pronto se vieron frustradas.

De otra, porque dichas experiencias no llegaron a tener la solidez institucional, ni mucho menos fueron impulsadas por la voluntad política necesaria, para dotarlas de permanencia en el tiempo. Dos factores a los que habría que añadir la utilización por parte de los partidos como cauce para la creación de redes clientelares y, en definitiva, como herramientas para acceder o mantenerse en el poder.

De una parte, porque en gran medida los vecinos y las vecinas se sintieron defraudados al comprobar como su participación era meramente consultiva en el mejor de los casos y que, salvo un limitado acceso a determinados procedimientos o toma de decisiones, la democracia local continuaba dominaba por las instancias representativas.

28

La educación


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Octavio Salazar Benítez El poder de las ciudades

Una perversión que provocó que, en la práctica, muchas de las experiencias de participación ciudadana acabaran aquejadas de los mismos males que detectamos en las instancias representativas. Además de que con frecuencia derivaron en la aparición de opciones claramente populistas e incluso antisistema que, como se ha comprobado en la reciente vida política española, han conducido a muchos municipios a un callejón sin salida. Una tentación, la del populismo salvador, ante la que corremos el riesgo de sucumbir en estos tiempos de zozobra.

Creo que desde ellas es posible articular procedimientos de toma de decisiones más participativos, modelos de gestión cívica de servicios públicos y, en general, una concepción del ejercicio del poder más horizontal. No podemos olvidar que es en las ciudades donde brotan y confluyen las energías transformadoras más potentes, los diálogos interculturales e interreligiosos más fructíferos, las apuestas culturales más creativas y libres, las innovaciones políticas que mejor pueden responder a las demandas de bienestar de los vecinos y las vecinas.

“Creo que desde las ciudades es posible articular procedimientos de toma de decisiones más participativos, modelos de gestión cívica de servicios públicos y, en general, una concepción del ejercicio del poder más horizontal”

Es por lo tanto necesario impulsar y canalizar esas energías, de manera que las ciudades puedan convertirse en el siglo XXI en el escenario donde de verdad pueda responderse de manera local a retos globales. Todo ello al tiempo que las transformamos en una especie de “contra-poder” democrático y participativo, que permita en parte contrarrestar los excesos de otras instancias territoriales y avanzar hacia un nuevo modelo de gobernanza.

A pesar de todas estas limitaciones, y justo en un momento como el actual en el que tantos paradigmas están siendo erosionados y en el que nos sentimos tan frustrados con respecto al funcionamiento de los sistemas democráticos, sigo convencido de que la esperanza de estos radica en gran medida en las ciudades.

“Este contexto institucional y político no ha ayudado demasiado a que nuestras ciudades se conviertan en <<escuelas de democracia>>”

29


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Octavio Salazar Benítez El poder de las ciudades

Para ello, no obstante, harían falta dos presupuestos sin los que lo anterior no pasaría de ser una mera ilusión programática. De una parte, haría falta que todos – representantes, pero también ciudadanos - , nos tomemos la autonomía local en serio, es decir, como autonomía con carácter político y con capacidad de definición ideológica de sus programas de gobierno. De otra, es indispensable que los vecinos y las vecinas asumamos el papel activo que nos corresponde, no sólo en cuanto titulares de derechos sino también en cuanto sujetos de obligaciones cívicas.

Ello, entre otras cosas, debería llevarnos a la creación de redes, alianzas y, en definitiva, a la suma de energías que normalmente se diluyen en experiencias aisladas y en reivindicaciones parciales. En estos tiempos de tanta indignación e impotencia, en los que parece recuperarse en cierta medida el pulso cívico, es necesario transformar esa rebeldía en acción creativa, en dinámicas no meramente reactivas sino también propositivas y en el diseño de nuevas cláusulas que pongan las bases de un “pacto social” más cercano a “una sociedad democrática avanzada”.

30

Este reto supone, nada más y nada menos, que asumir las responsabilidades que implica dejar de ser súbditos y convertirnos en sujetos activos cuya voz no sólo genera ruido sino que forma parte indispensable del ejercicio del poder. Un proceso en el que, insisto, las ciudades han de convertirse en el eje transformador de un Estado social y democrático de Derecho que hace tiempo empezó a dejar de ser digno de esos adjetivos.

“No podemos olvidar que es en las ciudades donde brotan y confluyen las energías transformadoras más potentes, los diálogos interculturales e interreligiosos más fructíferos, las apuestas culturales más creativas y libres, las innovaciones políticas que mejor pueden responder a las demandas de bienestar de los vecinos y las vecinas”


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Rosario Villajos. Expatriada

Cultura cordobesa (Una visión desde “la movilidad exterior”)

www.garlicville.net

Rosario Villajos es una polifacética artista cordobesa que lleva varios años en Londres. Licenciada en Bellas Artes, diseñadora, música, poeta, videoartista, gestora cultural (suya fue la dirección del proyecto Paisaje Vertical para Surgenia cuyos resultados cabe apreciar en un solar de la calle Ambrosio de Morales), nos da la visión de la cultura cordobesa desde el punto de vista de alguien de la ciudad que está fuera pero vuelve periódicamente a ella, alguien para quien dicha cultura está más viva que nunca, pero no gracias a las instituciones sino a los creadores locales.

Ahora que pertenezco más que nunca a la clase espectadora y que vivo a miles de kilómetros de mi lugar de origen me han preguntado cómo encuentro la cultura en Córdoba cuando vengo ocasionalmente. Voy a Córdoba cuando puedo y me apetece. No sé por qué podría importar mi punto de vista ni qué perspectiva pueda dar. No tengo una opinión sobre cómo afectan los poderes existentes, porque ya no estoy en el meollo del asunto e ignoro qué presupuestos se manejan. Lo que sí aprecio es una remontada en cuanto a ganas de hacerlo bien y de optimismo que contrasta con mis visitas anteriores.

“La poesía en mi ciudad ya era y es tradición; me encanta que así sea. Una tarde-noche cualquiera, aunque llueva o sea domingo, gente de entre cero y mil años atiende a una lectura poética. Lo voy a decir: esto es gracias a la Bella Varsovia y gracias a los poetas de mi ciudad, porque ellos han fomentado más que nadie que ocurra” La verdad es que en mi última estancia he encontrado la cultura en Córdoba variada y para todos los gustos y, como tengo la suerte de que me gusten muchas cosas, haré un tour de memoria por lo que han visto mis ojos.

31


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Rosario Villajos. Expatriada Cultura cordobesa (Una visión desde “la movilidad exterior”)

Tuve la suerte de coincidir con parte de Cosmopoética, que ya no es en primavera, y aunque en un principio era reticente a este cambio de estación he apreciado que los poemas cuadran mejor con la caída de las hojas y el olor a libro nuevo que abunda en los colegios.

La poesía en mi ciudad ya era y es tradición; me encanta que así sea. Una tarde-noche cualquiera, aunque llueva o sea domingo, gente de entre cero y mil años atiende a una lectura poética. Lo voy a decir: esto es gracias a la Bella Varsovia y gracias a los poetas de mi ciudad porque ellos han fomentado más que nadie que ocurra.

“La poesía en mi ciudad ya era y es tradición; me encanta que así sea. Una tarde-noche cualquiera, aunque llueva o sea domingo, gente de entre cero y mil años atiende a una lectura poética. Lo voy a decir: esto es gracias a la Bella Varsovia y gracias a los poetas de mi ciudad, porque ellos han fomentado más que nadie que ocurra” No corre tanta suerte el arte contemporáneo. A pesar del gran trabajo que puede haber detrás de ciertas exposiciones, realmente no sé si la forma de presentar las cosas cuadra con la educación (por no decir el interés) en arte conceptual que pueda haber en Córdoba.

La pareja

32


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Rosario Villajos. Expatriada Cultura cordobesa (Una visión desde “la movilidad exterior”)

Pero que yo tenga estudios sobre el tema y una membresía para acudir a todas y cada una de las expos de la Tate Modern me da derecho a dar mi opinión sin ningún tapujo: realmente no sé si una Expo se puede mantener en pie y atraer a espectadores otro día que no sea el de su inauguración con tres piezas y una explicación del autor de 45 minutos. Creo que sería verdaderamente importante entender que una Expo de arte conceptual necesita un guión y un recorrido para que nos sorprenda y nos atraiga, ni siquiera hablo de que nos guste. Pero advierto que hablo desde mi desconocimiento en materia de presupuestos para tales proyectos y bueno, habrá que seguir luchando hasta dar con la tecla, ¿no? Igualmente aprecio que alguien apueste por ello aunque a mis 35 años sea muy partidaria de las cosas que tienen un "para qué" más que un "por qué". ¿Para cuándo las exposiciones temáticas educativas en Córdoba? La ciencia también es "cool", como dicen por aquí.

“En cuanto a la música, que es algo que me toca la fibra sensible, diré que si algo tiene Córdoba que no lo tiene ni Londres es variedad y oportunidad”

33

En cuanto a la música, que es algo que me toca la fibra sensible, diré que si algo tiene Córdoba que no lo tiene ni Londres es variedad y oportunidad. Que sí, que en Londres se pueden ver conciertos de gente muy grande, pero es tan difícil encontrar música que no sea en inglés que para ello tienes que esperar a fiestas nacionales en Consulados y Embajadas. En una semana en Córdoba me encontré delante de gran variedad de espectáculos musicales y sin haberlo planeado; un lujo.

“Pero si tengo que recomendar algo de Córdoba, o si algo se merece desde mi punto de vista una mención especial, es la programación de cine de Antonio Navarro en la Filmoteca de Andalucía” Me dejo mil cosas por comentar como las performances nocturnas en las calles de Córdoba, expos de fotografía, pintura y dibujo, las expos alternativas de El Arsenal, otros conciertos que no pude ver, estrenos teatrales, etc.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Rosario Villajos. Expatriada Cultura cordobesa (Una visión desde “la movilidad exterior”)

Pero si tengo que recomendar algo de Córdoba, o si algo se merece desde mi punto de vista una mención especial, es la programación de cine de Antonio Navarro en la Filmoteca de Andalucía. Doy nombres porque, reconozcámoslo, la Filmo es otra desde que él está ahí. No hay vacaciones en Córdoba que no acabe viendo una de las películas que allí se proyectan. Observar la sala llena para ver algo que no está en "los mejores cines" - pero que debería - y poder tener una tertulia sobre ello al acabar el visionado no tiene precio, o mejor dicho, sí lo tiene y creo que no llega a un euro, ¿no es increíble? Además de que el sitio es acogedor, para mí entrañable a estas alturas. Nos quitan la Filmoteca y Córdoba se muere de pena. En fin, que allí estaré en mi próxima visita, deseando que me sorprenda la película del viernes. Como decía, voy a Córdoba cuando puedo y me apetece, y últimamente me apetece más.

34


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Manuel Pérez Pérez

Las caras de Córdoba

Manuel Pérez ha sido profesor, cargo público – fue Alcalde de Córdoba – y director del proyecto Córdoba 2016, Capital Cultural de Europa, así como de Cosmopoética, entre otras muchas cosas.

En su libro de memorias “La Casa del Olivo” cuenta Carlos Castilla del Pino que cuando llegó a Córdoba en aquellos duros años cincuenta y fue conociendo la realidad de la sociedad cordobesa tuvo la impresión de “que Córdoba era en realidad un conjunto de Córdobas (…). Me parecía fascinante: una ciudad extraña, en el fondo como si fueran muchas yuxtapuestas (…) pero cada una, sin embargo, al margen de las demás”.

Más allá de la disputa partidista, Manuel Pérez viene a plantear en su texto ese carácter extraño de la cultura en Córdoba, desde la mitad del siglo pasado a la actualidad, capaz de albergar al mismo tiempo manifestaciones contrapuestas, no como mundos enfrentados, sino como manifestaciones paralelas, sin aparente diálogo.

Efectivamente, eran los años más duros del franquismo, y en aquella sociedad mísera y autoritaria en la que las cornetas del nacionalcatolicismo más reaccionario sonaban triunfales y la represión más atroz hacía estragos, vivían otras Córdobas dentro de la Córdoba oficial que llevaban a cabo interesantes iniciativas y expresiones culturales ricas y novedosas, incluso vanguardistas, como Cántico o el Equipo 57, absolutamente ajenas y alejadas de la cultura dominante. En una reciente entrevista, Pablo García Baena lo expresaba así: “Nos criamos en una libertad ilimitada por la amistad que nos unía. Sentíamos a nuestro alrededor la pobreza y la muerte, pero queríamos inventarnos una ciudad poética. Y lo conseguimos”. Ya ven la paradoja: libertad ilimitada y pobreza y muerte. También el Equipo 57 era una expresión artística de vanguardia con “rojos” recalcitrantes que se abrió paso en aquella sociedad atrasada y reaccionaria. Dos o más Córdobas, dos o más culturas (¿igual de reales ambas?) al margen unas de las otras, en una ciudad extraña y contradictoria en sí misma, lejana y sola que dijo el poeta.

35


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Manuel Pérez Pérez Las caras de Córdoba

Esta multiplicidad de elementos contradictorios coexistiendo en la misma ciudad ha persistido a lo largo de los años y llega hasta ahora mismo.

Recordemos: la única ciudad de España que votó mayoritariamente comunista primero e Izquierda Unida después, que dio una mayoría abrumadora a un alcalde rojo, pero que a la vez mantenía y acrecentaba sus tradiciones más rancias y acomodaticias.

“eran los años más duros del franquismo, y en aquella sociedad mísera y autoritaria en la que las cornetas del nacionalcatolicismo más reaccionario sonaban triunfales y la represión más atroz hacía estragos, vivían otras Córdobas dentro de la Córdoba oficial que llevaban a cabo interesantes iniciativas y expresiones culturales ricas y novedosas, incluso vanguardistas, como Cántico o el Equipo 57”

El terrorismo

36


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Manuel Pérez Pérez Las caras de Córdoba

Fue la Córdoba de una Posada del Potro que rompía moldes, una ciudad que desarrolló acciones sociales y culturales nuevas, rompedoras y participativas (Jornadas del Cómic, con comiqueros provocadores e irreverentes, Aula de Poesía, Festival de la Guitarra, Muestra Pop Roquera, el Reglamento de Participación Ciudadana más avanzado de España...) y a la vez la Córdoba de las peñas, los peroles y las cofradías.

“Esta multiplicidad de elementos contradictorios coexistiendo en la misma ciudad ha persistido a lo largo de los años y llega hasta ahora mismo” Actualmente también tenemos situaciones parecidas, y aunque los poderes locales, civiles y eclesiásticos, quieren imponer las formas culturales más rancias, no dejan de estar presentes, a veces con energías renovadas, formas y grupos sociales y culturales con afán de innovación, y centenares de creadores y animadores sociales y culturales de diversa índole continúan con su labor creativa venciendo el pesimismo con su entusiasmo.

37

“Es ésta la ciudad del Vía Crucis Magno, de los pregones múltiples y de la cultura cañí, pero también es la ciudad de gente entusiasta que arriesgan y no dejan de actuar” Es ésta la ciudad del Vía Crucis Magno, de los pregones múltiples y de la cultura cañí, pero también es la ciudad de gente entusiasta que arriesgan y no dejan de actuar (me acuerdo, entre otras muchas iniciativas, de Avanti, de Vértebro Teatro, de la Bella Varsovia, de la Escuela de Músicos, de Luneados, de Cordópolis, de estas Mesas de Convergencia...), la ciudad de la Filmoteca, de la ejemplar red de Bibliotecas Públicas, del Botánico, de los museos con actividad complementaria permanente como el Arqueológico o el de Bellas Artes, de Cosmopoética, del flamenco más auténtico... La ciudad que oficialmente distingue y premia en el día señalado de su patrón, entre otros reconocimientos más “normalizados”, a la Plataforma Stop Desahucios, quién lo diría.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

La ciudad tomada

Ernesto Ganuza, sociólogo del Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Andalucía (IESA) y asentado en Córdoba desde hace tiempo, afortunadamente aún trabaja entre la calle y las instituciones, con un especial interés por las experiencias participativas. En su artículo, Ernesto, parafraseando el famoso cuento de Julio Cortázar, Casa tomada, viene a cuestionar los modos de acción política unilateral, vertical, que se regodean en ignorar a la ciudadanía.

Ernesto Ganuza

Era un cuento de Cortázar, la casa tomada. Con su maestría casi esotérica el relato te sumergía en un laberinto de sensaciones, ecos y sueños por una casa que finalmente estaba ocupada por extraños y no te habías dado cuenta. Acongojaba. A las ciudades le pasa lo mismo. Uno camina por ellas y con el tiempo descubres que han sido tomadas. Y no te habías dado ni cuenta. No son historias de fantasmas, pero como si lo fueran. Los cambios de gobierno suelen ser propicios para que una ciudad sea tomada. Más allá de que el tejido de una ciudad sea enhebrado por la cotidianidad de sus habitantes, un día te das cuenta que la misma esquina por la que pasas un día y otro para ir a casa ha sido tomada por una terraza. No pasa ya el carrito del niño, tienes que dar una pequeña vuelta. No hablemos de la angustia que vive esta ciudad por expandir los santos cuando el viento sopla a favor. Recientemente el cocodrilo de Fuensanta se convirtió en algo subversivo. Te cambian la dirección de una calle y no te has dado ni cuenta.

“Los cambios de gobierno suelen ser propicios para que una ciudad sea tomada”

38


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ernesto Ganuza La ciudad tomada

No creo que el poder de una ciudad repose únicamente en sus gobernantes, pero es cierto que estos muchas veces hacen justicia sin mayores consideraciones hacia los que habitan la ciudad. No es extraño que la gente tenga prejuicios con los poderes, bastaría con preguntar. Hay muchas razones que se entienden y otras que no, pero el simple hecho de debatirlo, ayuda, al menos, a no ver tu ciudad tomada, más allá de que uno esté de acuerdo o no con lo que se haga.

En los últimos años hemos visto cómo una ciudad que a trancas y barrancas intentaba organizar foros y encuentros para debatir cuestiones de la ciudad, pasamos a otra en la que se organizan más talleres de ocio, más procesiones y hay más sillas en la vía pública para tomarse algo. Mantener el pulso de la ciudad por medio de los hechos consumados, nos quita la palabra, nos empobrece y nos convierte poco a poco en fantasmas en nuestra propia ciudad.

“Hay muchas razones que se entienden y otras que no, pero el simple hecho de debatirlo, ayuda, al menos, a no ver tu ciudad tomada, más allá de que uno esté de acuerdo o no con lo que se haga” Los ciudadanos vivimos en un estado continuo de shock porque no sabemos cuál será la última ocurrencia que tomará una parte de la ciudad, ni de dónde surge, ni el sentido que tiene. La mayoría de las veces simplemente te encuentras con el resultado y solo queda el pataleo.

39

El ejército


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

El poder local y los barrios

HACE MOS VISIBLE EL SUR

Orilla Izquierda

www.orillaizquierda.org

Orilla Izquierda es un movimiento sociopolítico del Distrito Sur que mantiene una activa página web donde se recoge el conjunto de iniciativas sociales, culturales, etc. de dicho distrito.

En el presente artículo, Orilla Izquierda critica la dejación de las administraciones con el distrito Sur en materia cultural, a pesar de disponer de instalaciones y de un rico entramado de colectivos y entidades culturales.

Situémonos Como en todo, “el poder reside en el pueblo”, pero éste “pasa” de ejercerlo y delega en partidos políticos o simplemente ni se preocupa de quien, como y PARA QUIEN se gobierna. ¿Quien ostenta el poder local?: el ayuntamiento -¿Que es el ayuntamiento?: ayuntamiento significa “adjuntar”, “unir” a l@s individu@s que forman un municipio para encargarles del gobierno económico y civil del mismo. El ayuntamiento es la administración más cercana al ciudadan@, por consiguiente, la que más influye en su calidad de vida; entre las “tareas” del ayuntamiento (propias o asimiladas de otras administraciones) están: • Ordenación del territorio y urbanismo: vivienda, parques y jardines, vías públicas urbanas y rurales...

• Policía municipal: protección de personas y bienes, extinción de incendios, salvamento, vigilancia de construcciones, fábricas, establecimientos mercantiles, espectáculos... • Abastecimiento de aguas y demás suministros públicos: gas, electricidad. • Saneamiento, sanidad e higiene: aguas potables, depuración y aprovechamiento de las aguas residuales, fuentes, alcantarillado, piscinas, limpieza viaria y recogida de basuras.

40


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Orilla Izquierda El poder local y los barrios

“Las administraciones apenas realizan actividades en nuestra zona, el ayuntamiento, a través de <<cultura en red>> realiza dos o tres actividades cada semestre; eventos de gran calado, como el Festival de la Guitarra, Cosmopoética, la Bienal de Fotografía, etc., no llegan a nuestros barrios”

• Abastos y mercados

• Comunicación y transporte • Educación y cultura • Conservación y defensa del medio ambiente • Servicios sociales • Fiestas, “tradiciones”, deporte, juventud, cultura, etc.

La CULTURA en los barrios Aquí nos vamos a ceñir solamente a nuestro distrito (el Sur), ya que es el que conocemos con más exactitud. Las administraciones apenas realizan actividades en nuestra zona, el ayuntamiento, a través de “cultura en red” realiza dos o tres actividades cada semestre; eventos de gran calado, como el Festival de la Guitarra, Cosmopoética, la Bienal de Fotografía, etc., no llegan a nuestros barrios, y eso que constamos con espacios adecuados para la realización de todo tipo de actividades (también tenemos una gran cantidad de espacios abandonados, fácilmente recuperables)

41

El resto de administraciones no realizan actividades en nuestra zona de forma habitual, y lo que es peor, proyectos culturales de gran envergadura, como el nuevo museo de Bellas Artes, que iba a ser construido junto a la Calahorra, parece que ha sido “olvidado”; el conocido como C4, o Espacio Andaluz de Creación Contemporánea, que, a pesar de estar terminado, no sabemos ni cuándo ni para qué será usado. Tenemos varios colectivos culturales en el distrito como el “Foro Cultural Puente de Encuentro”, que lleva realizando desde hace mas de 10 años los certámenes de Narrativa y Poesía, visitas guiadas a espacios y exposiciones no accesibles habitualmente y talleres y cursos de pintura a distintos niveles.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Orilla Izquierda El poder local y los barrios

“Tenemos varios colectivos culturales en el distrito como el “Foro Cultural Puente de Encuentro”, que lleva realizando desde hace mas de 10 años los certámenes de Narrativa y Poesía…” Asociaciones de vecinos, AMPAs y otros colectivos, desarrollan talleres y cursos de distintas manualidades y artesanías, que son otra forma de acercar a l@s vecinos al mundo del arte y la cultura; estas actividades cada día son más escasas, debido a la falta de subvenciones, ya que todos estos colectivos son sin ánimo de lucro.

El asesor de imagen Grupos de teatro como la Cuarta Pared, con una continuidad digna de elogio y una presencia constante en la programación cultural de la ciudad “La Culpable”, un colectivo de reciente creación, ha tenido varias y muy interesantes iniciativas en el ámbito de la cultura, destacamos la “Bienal Fotosur” o los “Paseos de Jane”.

42

Tenemos que hacer mención de la gran labor en el mundo de la Cultura que realiza el IES Averroes, concretamente con la Sala Tríptico, único espacio expositivo permanente del distrito, que ha acercado a éste las obras de autores de todas las artes, con un planteamiento pedagógico, que los acerca a todos los niveles sociales.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Orilla Izquierda El poder local y los barrios

Política “pura y dura”

Lamentablemente, los grupos políticos no se suelen acordar de los barrios nada más que en campaña, dejando, promesas y compromisos (gracias al “alzhéimer” social”) en el cajón del olvido.

“Tenemos que hacer mención de la gran labor en el mundo de la Cultura que realiza el IES Averroes, concretamente con la Sala Tríptico, único espacio expositivo permanente del distrito, que ha acercado a éste las obras de autores de todas las artes, con un planteamiento pedagógico, que los acerca a todos los niveles sociales”

Se ha pretendido hacernos ver que al votar para configurar el ayuntamiento, nos hemos de basar en la “gestión” que proponen y no en la política (desvincularlos de las políticas que su partido ejecuta a nivel autonómico o nacional), mentira que desgraciadamente aún es creída por muchos ciudadanos; para comprobarlo solo hay que ver el trato de la administración de turno con las zonas donde son votados, mayoritaria y continuamente, las decisiones puramente políticas, como las de ubicar una determinada infraestructura en una zona sin respaldo social ni “lógica” alguna o como ejecutan las decisiones de otras administraciones a pesar del daño que provocan a los ciudadan@s.

medir por criterios economicistas, sino sociales, cómo repercuten en la mejora de la vida cotidiana de l@s vecin@s (la financiación de estos conlleva el análisis de los gastos del estado; hay muchos apartados de donde se pueden tomar fondos para mantener unos servicios de calidad)

Habría que dedicar un capítulo aparte para analizar como las administraciones incumplen uno de sus mandatos principales, que es la gestión de lo público, privatizando servicios elementales a la comunidad, en aras a “un equilibrio” presupuestario, convirtiendo en negocio lo que nunca debería serlo, ya que se trata de satisfacer necesidades de zonas y colectivos sociales con pocos recursos; los servicios públicos no se deben

La democracia es algo más que votar cada x años, es participar de forma activa en la política (no confundir con la militancia política) a través de las Asociaciones Vecinales, desacreditadas como todo lo que implique la participación activa de l@s ciudadan@s, usadas por los partidos para hacer campaña contra el gobierno de turno, con la consiguiente falta de credibilidad por su incoherencia, ya que todas las reclamaciones que

43


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Orilla Izquierda El poder local y los barrios

hacen cuando gobiernan los “otros” desaparecen cuando lo hacen los ”unos”; no es que estemos en contra de la presencia de militantes de partidos en éstas, al contrario, ojalá los partidos tengan personas comprometidas con sus barrios y las necesidades de l@s vecin@s mas allá de la “foto” cuando hay alguna situación más “sangrante” de lo habitual. Hay muchas asociaciones que mantienen una sana coherencia con sus reivindicaciones, pero son igualmente “castigadas” por la (manipulada) “opinión pública”, que repite los mismos eslóganes, sin preocuparse de conocer la historia y realidad de cada una. Hay otros órganos de participación ciudadana que deberían ejercer el “poder local”: los Consejos de Distrito, compuestos por representantes de la AA.VV, de distintos sectores del movimiento asociativo (culturales, deportivos, ONGs, peñas, mujeres, autoayuda, etc.) La Junta Municipal de Distrito, formada por representantes del ayuntamiento, de los partidos políticos con representación en éste y vecin@s elegidos por el consejo de distrito. Estos órganos de participación ciudadana, apenas son conocidos por l@s vecin@s y poco o nada tenidos en cuenta por la misma administración. Últimamente se le da mucho protagonismo a “las redes sociales”, pero nos parecen una prolongación

44

de la barra del bar o la escalera, donde se “grazna” mucho pero poco se hace; de hecho, hay quienes al darle a un “me gusta” o firmando una petición en cualquier plataforma, creen que ya han cumplido con su “deber” social.

“Lamentablemente, los grupos políticos no se suelen acordar de los barrios nada más que en campaña, dejando, promesas y compromisos (gracias al <<alzhéimer social>>) en el cajón del olvido” No queremos que nuestro análisis, posiblemente erróneo, ya que nos basamos más en las “sensaciones” que percibimos, que en ningún tipo de datos (desconocemos si hay algún estudio al respecto), sirva para “desmoralizar” a nadie, al contrario, lo que deseamos es hacernos conscientes de la necesidad de recuperar este poder, en unos momentos en los que, desde otros “poderes”, con intereses enfrentados a los de la inmensa mayoría de l@s ciudadan@s, se trabaja para eliminar lo que se ha venido llamando “estado del bienestar” y que no ha sido otra cosa que el vivir con la mínima DIGNIDAD posible; no se trata de un problema de recursos, es un cambio en la distribución de estos, que solo puede ser frenado por l@s afectados, y esos, somos nosotr@s.


ARTE ESPACIO POLÍTICO


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Javier Flores es uno de los más prestigiosos artistas visuales de Córdoba, con una amplia trayectoria de exposiciones individuales y colectivas por diferentes ciudades españolas y con obra presente en destacadas colecciones públicas y privadas de todo el mundo. Su compromiso con el arte también comprende importantes trabajos como comisario de exposiciones y como gestor cultural. En este artículo, Javier Flores, a partir de la exposición de Víctor Pulido, Apadrina un bankero, en la galería Arte 21, reflexiona sobre la responsabilidad colectiva – por consentimiento - respecto a los males que asolan nuestro país y el esperpento como la cabal expresión artística del mismo.

Javier Flores Artista visual

Uno de los rasgos que más me interesan de la poética del pintor y escultor Víctor Pulido es su capacidad de indagar en apreciaciones sociales tan sorprendentes como poco transitadas, su destreza en establecer asociaciones entre lo que se desenvuelve en el entorno social y nosotros mismos. En las conversaciones que de vez en vez mantenemos, me agrada constatar cómo el artista repara en aspectos tan caricaturescos como ciertos, como por ejemplo que el juez Garzón, no en vano, luce sobre su cabeza un flequillo con remolino incluido, sorprendentemente parecido al de Superman … O que la jueza Alaya, cuando la pantalla televisiva nos la muestra día tras día luciendo decenas de vistosos trajes para introducirse en un gris juzgado, nos está interpretando una cándida y casi ruborizada mirada descendente, que no es otra que la de una Virgen pintada por Velázquez. El artista plantea un modo de fijar la mirada, que se traduce después en obras hechas con los materiales de toda la vida (nada de perder el tiempo en insulsas sofisticaciones) y en una estrategia que se mueve entre el hilar fino de la ironía y el sacar la punta del sarcasmo, mediante un lenguaje que deambula entre lo grotesco y lo caricaturesco. Obras que irremediablemente tienden a amplificar sus significados, a expandir su sentido, si no de un modo universal, si al menos españolizado, metiendo el dedo en la llaga de las luces y sombras de nosotros mismos.

46


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Víctor Pulido trabaja desde una perspectiva que elude el maniqueísmo, y apunta finalmente a entender ese “tal como somos”, crítico con todo lo que se mueve, y por supuesto, con nosotros mismos. En esta época en que nuestros dirigentes están más que nunca en boca de todos, desde las conversaciones de bar, a las de mesa camilla, hasta las tertulias televisivas o radiofónicas. La mayoría de las veces con indudable acierto, en relación a los descalabros habidos, las increíbles malversaciones, los delirios que sin duda han asolado esta tierra, como en la construcción de infraestructuras para un país, que ya nunca llegará a ser.

“Víctor Pulido trabaja desde una perspectiva que elude el maniqueísmo, y apunta finalmente a entender ese <<tal como somos>>, crítico con todo lo que se mueve, y por supuesto, con nosotros mismos”

El político

47


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Pero el lenguaje de la calle, demasiado rápidamente apunta a los disparates cometidos por los otros (los políticos) para disimular los que tienen su origen en nosotros mismos (los votantes), como si el primer extremo no fuera consecuencia del segundo. Un pueblo que sitúa en las encuestas a su clase política como uno de sus principales problemas, que eternamente culpabiliza ¿no debe al menos reparar en las cosas que ha hecho mal durante años? Décadas de divorcio entre una política profesionalizada y la sana participación

Follow me

48


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

democrática, un sistema de representatividad que olvida toda pluralidad, es tan fácil atinar con el papelito en una urna de metacrilato cada cuatro años, es tan cómodo pasar de la cara A a la cara B del mismo disco de vinilo del bipartidismo… que se nos olvidó lo esencial: somos nosotros, el pueblo, en última instancia el sujeto político y los responsables en gran medida de lo que ocurre desde nuestra apatía, nuestra indiferencia, nuestro falta de compromiso, nuestro estrabismo provocado por tanto mirar hacia otro lado (por muy políticamente incorrecta que sea esta afirmación).

“el lenguaje de la calle, demasiado rápidamente apunta a los disparates cometidos por los otros (los políticos) para disimular los que tienen su origen en nosotros mismos (los votantes), como si el primer extremo no fuera consecuencia del segundo”

El político y el abogado

49

Quizá por ello, en una de las instalaciones que el artista onubense ha presentado recientemente en la galería cordobesa Arte 21, nos muestra un rebaño de ovejas, sonrientes unas, taciturnas otras, guiñando sus inocentes ojillos, blandiendo sus finas orejas, torciendo su hocicos de rumiantes...


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

y todas ellas arremolinándose dentro del redil frente al Paquito (figura largamente utilizada por el artista) que no es otro que un dictadorcillo, que mientras hace el saludo fascista con el brazo saliendo de la casaca militar, deja ver en su parte inferior un vergonzoso desnudo con zapatos de mujer incluidos. ¿Puede haber mejor representación del “ruedo ibérico” que esos dóciles cuadrúpedos, que siguen con complacencia a cualquier reencarnación del fantasma nacional, simplemente con que se aúpe sobre un taburete y gesticule dos palmos por encima de sus cabezas?

“se nos olvidó lo esencial: somos nosotros, el pueblo, en última instancia el sujeto político y los responsables en gran medida de lo que ocurre desde nuestra apatía, nuestra indiferencia, nuestro falta de compromiso, nuestro estrabismo provocado por tanto mirar hacia otro lado”

Miénteme

50


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Fantasmagórico caudillo que intermitentemente sube al escenario, unas veces encarnado por descarados secuaces, otras veces por conversos que endurecieron el pellejo entre las paredes de la escuela nacional-católica. No en vano, la exposición tiene como título Apadrina un bankero, ya que somos todos los españoles los que en última instancia avalamos las ayudas internacionales para que los bancos nacionales no vayan a la quiebra. Los mismos bancos que por otro lado, no tienen el menor escrúpulo en dejar sin casa y con una deuda eterna, a los ciudadanos que también deben pagar este desvarío. Pero lo interesante no es este contenido, ya consabido por todos, sino la vuelta de tuerca que da el artista al presentar en la instalación titulada Banco de España un banco real de hierro, como si de un jardín público se tratara, donde descansan no pocos personajes del día a día, todo ello dentro de un espacio al que tenemos que acceder a través de una pequeña puerta que obliga a una genuflexión.

Recostados sobre el asiento, se despliega una galería de personajes (ficticios) que acaban confundiéndose con personas (reales, si algo es real). Ello me recuerda a cuando Picasso era reclamado por la multimillonaria norteamericana Gertrude Stein, al considerar que no se parecía al retrato que el pintor le había hecho y éste le contestó que finalmente ella terminaría pareciéndose al cuadro, “porque no la veo a usted cuando la miro”.

Banco de España

51


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Y es que de tanto escuchar noticias y comentarios sobre economía, casi que cualquier respetable señora termina pareciéndose a Christine Lagarde, como la muñeca que aparece flanqueada por un jubilado en chándal y un político, el alcalde Alejandro (según lo ha bautizado el propio artista) cuyo traje y corbata le sirven para enmarcar una fosilizada sonrisa. No lo van ustedes a creer, pero en cierta ocasión, comisarié una exposición en la que se mostraba esta misma pieza en un proyecto de arte contemporáneo en un pueblo, y al aparecer el alcalde del pueblo en la inauguración nos quedamos atónitos del parecido con la figura de terracota. Junto a ellos, la inmigrante oriental que hace manitas con el parado, cuya acre mirada recuerda a de Juana Chaos. Todos juntos, pueblo y dirigentes, padrinos y apadrinados, que a su vez parecen apadrinar pero en realidad son sacados del atolladero en el que ellos mismos nos sumergen… así se nos muestra ese banco, con personas reales que de tanto aparecer en los medios se transforman en personajes, con personajes de barro que sospechosamente se parecen a personas ¿Quién sabe si cuando Berlusconi pierda un poco de pelo se parecerá también al alcalde Alejandro?

52

“una metáfora que define a la perfección lo esperpéntico: una deformación de la realidad (grotesca, exagerada, despiadada) pasa a convertirse en algo matemáticamente exacto y ecuánime, cuando es contemplado como el espejo en que la sociedad se mira” Y llegados a este punto, no podemos menos que acordarnos del escritor don María del Valle-Inclán, de obligada mención en este texto, quien del acervo popular extrajo un término preexistente y de origen incierto, “el esperpento” (como podía haber sido “el mamarracho” o “lo estrafalario”), para designar sus propias creaciones literarias.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Javier Flores. Artista visual El espejo cóncavo en que la sociedad se mira

Finalmente, la popularización de sus obras teatrales y novelas hizo que la palabra ampliara su campo semántico a otros usos sociales, en los que de alguna manera, siempre recordamos al autor de Luces de Bohemia. Los madrileños de comienzos del siglo XX, resacosos por cierto de la crisis del 98 y la pérdida definitiva de los territorios de ultramar, solían entretenerse admirando las deformaciones producidas en los transeúntes por un espejo cóncavo y otro convexo que decoraban la pared de una ferretería. “Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada” pone en boca de Max Estrella. Este hecho singular fue utilizado por el escritor para edificar una metáfora que define a la perfección lo esperpéntico: una deformación de la realidad (grotesca, exagerada, despiadada) pasa a convertirse en algo matemáticamente exacto y ecuánime, cuando es contemplado como el espejo en que la sociedad se mira.

La justicia

53


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

Apadrina un bankero Entrevista a…

En estos días y hasta el 30 de noviembre la Galería Arte 21, una de las pocas galerías supervivientes en Córdoba, expone la obra del artista onubense Víctor Pulido, Apadrina un bankero, una evidente ironía política de plena actualidad. Con tal motivo, hemos querido mantener una entrevista con su Director, Antonio Jiménez Lubián, un referente en Córdoba de compromiso con el arte y la cultura

Antonio Jiménez Lubián

Arte 21 es hoy una de las pocas galerías cordobesas que resiste y permanece abierta, que no es poco con la que está cayendo. Y que además, con la exposición Apadrina un bankero, apuesta por un arte claramente político, comprometido. ¿Cómo ha sido optar por una obra de tales características? Siempre optamos por obra interesante desde aspectos o parámetros diferentes, es decir, si la obra que presenta el artista o sigue la galería aporta o resulta atractiva, tiene mucho ganado como futura propuesta. En Galería Arte21 han expuesto artistas y colectivos con tendencias estéticas e intelectuales muy distintas; en ello radica la grandeza del arte contemporáneo, algo a lo que debe abrirse cualquier galería. Desde 1998, la galería ha expuesto obras reivindicativas y socialmente comprometidas, quizás no tan directas e implícitas en su contenido como la de “Apadrina a un bankero”.

54


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … Antonio

Jiménez Lubián Apadrina un bankero

“la implicación de la élite artística de este país, que en su mayoría permanece adormecida, empezando por artistas, galeristas y críticos”

Así como hay sectores culturales que muestran en distintas ocasiones una clara implicación política, como es el caso del mundo del cine, no parece que ocurra algo similar con las artes plásticas. ¿A qué crees que se debe? Creo que sí ha ocurrido y continuamente además. Tenemos muestras de artistas y colectivos que han luchado por unas ideas a lo largo de la historia: Goya, Daumier, Picasso. En nuestro post-modernismo muchos artistas continúan haciéndolo desde soportes y formatos muy distintos, aunque las artes plásticas no tengan el poder de transmisión a las masas que tienen otras expresiones como el cine o la música.

55


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … Antonio

Jiménez Lubián Apadrina un bankero

Otra cuestión sin duda sería la implicación de la élite artística de este país, que en su mayoría permanece adormecida, empezando por artistas, galeristas y críticos. ¿Tiene la expresión más política de las artes plásticas un lugar claro entre los artistas cordobeses? ¿Cuáles serían sus figuras más destacadas? La ha tenido, sobre todo en momentos de dificultad y añoranza de cambio; en este siglo pasado destacamos entre otros a Rodríguez Luna, López Obrero y más recientemente el propio Pepe Espaliú. En la actualidad nos costaría más trabajo encontrar nombres propios que hagan de la vía política un cauce permanente de inspiración. Indudablemente en muchos artistas de la ciudad existe una sensibilidad hacia lo que ocurre, perciben lo que les rodea y, por tanto, lo canalizan desde la expresión. Sí es cierto que no es lo mismo la preocupación, el malestar o el desasosiego hacia una situación con la que al fin y al cabo convives, que plantarte ante ella con un espíritu activo de rebeldía.

56

“En la actualidad nos costaría más trabajo encontrar nombres propios que hagan de la vía política un cauce permanente de inspiración” Desde tu punto de vista, ¿existe un resurgir del arte más político en estos momentos? Si así fuera, ¿a qué se debería? Creo que el arte, en su concepción más amplia, responde a su tiempo, y por tanto a las circunstancias del momento. La sensibilidad y el compromiso del artista con su tiempo es permanente e indisoluble a su condición; ellos transmiten y proyectan lo que nosotros vivimos. La “crisis” de nuestros días precisamente a lo que menos afecta es a la política viva de este país, y se han subordinado el bienestar y los valores sociales a la condición económica. Todo esto provoca una mayor sensibilidad hacia los problemas, y la cultura creativa denuncia precisamente esa situación, aunque cada vez se encuentra más maltrecha.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … Antonio

Jiménez Lubián Apadrina un bankero

¿No existiría una suerte de contradicción entre los espacios habitualmente tan neutros – con blancos cuasi hospitalarios, asépticos – de las salas de arte y un posicionamiento de tipo sociopolítico de las obras? El espacio expositivo debe mantener siempre el enfoque y el interés del espectador hacía la obra que se muestra, nunca asumir como propio ese aspecto. Es precisamente esa neutralidad la que define y materializa lo que debe ser el juicio de valor ante una futura propuesta expositiva. Cualquier temática expositiva se beneficia a priori de esa asepsia espacial de una galería de arte.

57


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … Antonio

Jiménez Lubián Apadrina un bankero

Para terminar, también nos gustaría hablar de otro tipo de políticas, las políticas públicas respecto al arte. ¿Cómo cabe calificarlas en la actualidad? ¿Qué podría hacer la Administración para contribuir a dar viabilidad a las salas de exposiciones? Continuamos con la reciprocidad arte –política, aunque en esta ocasión estaríamos más acertados si cambiáramos el orden de los factores. La política pública en el marco cultural ha sido nula, y queda sustentada en pocos casos por el mecenazgo y la contribución privada. Las políticas públicas sin excepción han ido dirigidas a priorizar ámbitos macro-económicos y financieros, evitando a toda costa el hundimiento de su propio sistema; el caso más sangrante lo encontramos en los grandes graneros políticos, las Cajas de Ahorros; ¿Qué queda de las obras sociales y de sus fundaciones? Poca cosa.

“La política pública en el marco cultural ha sido nula, y queda sustentada en pocos casos por el mecenazgo y la contribución privada”

58

Las administraciones solo tendrían que cambiar su percepción hacía la industria cultural, verla como un motor de desarrollo socio-económico que en otros países llevan décadas cultivando con un resultado extraordinario. Un desarrollo que además fortalece nuestra identidad y desarrollo personal, nuestra sensibilidad y astucia ante futuros retos. Las galerías de arte son espacios de cultura que están realizando una labor encomiable e importantísima, asumiendo riesgos económicos propios para hacer más llevadero el enorme hueco cultural que existe en la actualidad en este país. Esto debemos reconocerlo y apoyarlo.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

FOTO DEL AUTOR

El arte político y la política del arte

GOVAL

Entrevista a…

Goval (José Antonio Gómez Valera), es un artista plástico, animador sociocultural y profesor de Escenografía de la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. Aunque nacido en Linares, donde fue director de la Universidad Popular, está afincado en nuestra ciudad y aquí ha expuesto en diversas ocasiones su obra, siempre mordaz y con un carácter abiertamente crítico y político. Suyas son además gran parte de las ilustraciones de este número de Rebel-Arte, que tan generosamente nos ha cedido.

¿Tienen las artes plásticas un componente político, más allá de que se reconozca explícitamente o no? EN POLÍTICA NO HAY NEUTRALIDAD, igual de político es manifestarse, protestar, que plantear el SILENCIO como respuesta. ¿Acaso no lo estamos viendo con la utilización política que se hace de las “mayorías silenciosas”?. En arte sucede lo mismo, no hay neutralidad.

Cuando un artista se reclama – para su obra - al margen de la política, ¿qué opinas al respecto? Me produce inquietud, ¿a saber qué se entiende por “al margen de la política”? En una partitura musical las fusas, las corcheas… tienen su propio significado dentro de la composición musical, pero los “SILENCIOS” también.

“En política no hay neutralidad, igual de político es manifestarse, protestar, que plantear el silencio como respuesta. ¿Acaso no lo estamos viendo con la utilización política que se hace de las <<mayorías silenciosas>>?. En arte sucede lo mismo, no hay neutralidad”

59


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … GOVAL El arte político y la política del arte

Con frecuencia se usa (y más en los tiempos que corren) el adjetivo político para descalificar determinadas expresiones artísticas, como si las demás no lo fueran. ¿Qué hay detrás de esas actitudes? Una postura secular que, debido a la vergonzosa actuación de algunos “gestores públicos de la política”, es la de adueñarse en exclusiva para ellos la expresión, la voz y la palabra, e imponen y asignan los SILENCIOS a la ciudadanía. Luego llega un creador que tiene su propia expresión, opinión, posición, contraria a la del citado gestor, y en vez de abrir un debate sincero y enriquecedor, se saca la mordaza, en ocasiones en forma de adjetivo de “político”, pero en definitiva solo es la lucha por imponer una manera de ver la vida. Cuál es a tu parecer la relación hoy día entre las artes plásticas y el poder? ¿Hay más de servilismo que de actitud crítica? En general yo acuño la expresión de que “los artistas han sido los escenógrafos del poder”, son los que han ayudado y ayudan con su arte a los La sanidad poderosos a imponer ideológicamente la cosmovisión que estos tenían y tienen del mundo. Curiosamente a los artistas, desde el poder, lejos de imponer les el silencio, se les animó a que hablasen con su arte, pero siempre dentro de su discurso, con la intención de adornar el universo del que formaban, forman parte, y así mantener su poder. Luego, más recientemente, surgen otros artistas que cuestionan esa cosmovisión, que del servilismo pasan a la crítica, y a esos, lógicamente, hay que SILENCIARLOS, o aún mejor, engullirlos dentro del propio sistema, y en eso estamos.

60


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … GOVAL El arte político y la política del arte

“los artistas han sido los escenógrafos del poder”

En la corriente que pudiéramos llamar arte político, ¿cuál es el panorama en Córdoba en las últimas décadas?, ¿podrías hablar de los principales artistas y movimientos? Sinceramente , y sin ánimo de mantenerme en SILENCIO, no estoy muy encima de lo que se podría entender como el panorama artístico de la ciudad; si he disfrutado de muchas iniciativas, me he perdido muchas más. Concretando en lo de arte político, la cuestión es para mi entender más exigua; de cualquiera de las maneras, sí citaré de los últimos tiempos los talleres de arte contemporáneo que dirigieron Esteban Ruiz y Luis Calvo, donde pudimos disfrutar en Córdoba con el pensamiento de Uslé, Augé, Jarauta, Arañó… ¿Has tenido problemas como artista por el claro compromiso político de tu obra?, ¿de qué tipo? Algunos problemillas, nada grave, intentos de censura, algún que otro cuadro por el suelo, pero preferiría no hablar de mí; hay cuestiones más transcendentes que pienso que serán de mayor interés para el lector.

La universidad

61


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … GOVAL El arte político y la política del arte

¿Son malos tiempos para las artes con un sentido crítico, o la crisis estimula el compromiso? La figura del artista como “escenógrafo del poder” a la que antes hacía alusión, sigue presente. Lo que ocurre es que el artista ha conseguido ciertas parcelas de independencia, no solo ideológicas, sino sobre todo económicas, que le permite salir del discurso impuesto por el poder y plantear su propia mirada, que está más cercana a la realidad y que en muchas ocasiones da voz a los SILENCIADOS; y claro, surgen las tensiones. Esta crisis, como todas, no es solo económica, es sobre todo de modelos de vivir y ver el mundo y los dedicados al arte deben decidir si siguen siendo escenógrafos del poder o altavoces de los secularmente SILENCIADOS. Un planteamiento como éste, tan radical, puede resultar simplista, pero lo planteo como punto de partida para un debate más profundo.

Cultura oficial

62


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Entrevista a … GOVAL El arte político y la política del arte

A raíz del 15M y los diversos movimientos de contestación a la crisis y al neoliberalismo, han reaparecido movimientos artísticos que han pasado a una fase más acentuada del compromiso político: el arte militante, podríamos decir. Es el caso, por ejemplo, del grupo de artistas En medio, que hizo el logo “SÍ SE PUEDE, PERO NO QUIEREN”, y que han llevado a cabo muchas otras iniciativas de ese tipo en Barcelona, como “Reflectantes contra el mal” (http://www.enmedio.info/) ¿Ves posibilidades de que un fenómeno similar pueda ocurrir en Córdoba? A lo mejor de manera tan explícita como en Barcelona no se produzca, pero ya hoy se están generando pequeños movimientos en ese sentido. No podemos olvidar que esto es Córdoba, y aquello Barcelona, con parámetros culturales muy distintos; allí la “modernidad” está mucho más presente, es más, han sido parte protagonista de la misma; aquí la presencia del “barroco” es constante, el poder impone su modelo: poder económico, político, religioso… (que hasta hace poco estaban encabezados por la misma persona), dentro de una cosmovisión que les funciona y que encuentra eco en la ciudadanía.

63

Es lógico, es su modelo cultural, donde el poder HABLA y el resto ESCUCHA EN SILENCIO, como espectadores, en una sociedad marcada claramente por el ESPECTÁCULO, lugar de trabajo de los “escenógrafos del poder”. Hablando en futuro, respecto a Córdoba, mi visión no es muy optimista. Soy consciente de las increíbles iniciativas - yo diría heroicas iniciativas - que se están dando en los últimos tiempos, como EL ARSENAL o la revista ARS OPERANDI, dos ejemplos de acción y reflexión de arte contemporáneo que tienen que hacerse hueco dentro de una potente cultura centrada en el pasado, debido a la fuerza que la tradición tiene en esta ciudad, y que la amordaza, LA SILENCIA a la hora de expresar lo que ahora nos sucede. Tal vez también porque para muchos, hablar de eso, es hacer POLÍTICA, Y LA POLITICA YA SE HAN ENCARGADO ALGUNOS DE QUE NO TENGA BUENA PRENSA.

“Esta crisis, como todas, no es solo económica, es sobre todo de modelos de vivir y ver el mundo y los dedicados al arte deben decidir si siguen siendo escenógrafos del poder o altavoces de los secularmente silenciados”


UNA ESPACIO PROPUE STA


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez

3X2 (Red de creación de bienes comunes)

En este apartado, Ángel Ramírez nos presenta una interesante propuesta: las bases para la puesta en marcha de una red de centros creativos a partir de recursos públicos en desuso, sobre la base de los principios de la economía del bien común.

Introito El orden es binario, lo público, lo privado. Qué es lo público lo decide el Estado, qué es lo privado ya está decidido. Lo privado también se divide en dos: trabajar, consumir. En ambas facetas más aportamos a la sociedad cuanto más intentamos lo contrario, o sea, cuanto más egoístamente actuamos. El ciudadano debe ser buen trabajador y buen consumidor y elegir representantes que hacen lo público, la democracia. El Estado tiene la obligación y la exclusividad de la construcción de lo público. Esto también es binario y hay otro orden, el republicano. Lo público en democracia sólo es posible si la ciudadanía se comporta siguiendo ciertos valores (deliberación, libertad, igualdad, racionalidad, austeridad), si dedica altruistamente esfuerzos para construir lo público. Aquí no hay paradojas, si somos cabrones no es posible la democracia. Todo eso respecto del espacio público, si uno es de la cosa primera, trabaja, compra y pide que no le molesten; si uno es de la cosa segunda, además, pregunta, exige y hace.

El estado

“Lo público en democracia sólo es posible si la ciudadanía se comporta siguiendo ciertos valores (deliberación, libertad, igualdad, racionalidad, austeridad), si dedica altruistamente esfuerzos para construir lo público”

65


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez 3X2 (Red de creación de bienes comunes)

La cosa

Está el espacio público y están los espacios públicos, los espacios físicos que son de tod@s, y lo son a través de la titularidad de alguna institución pública. ¿Qué ocurre cuando las instituciones no le pueden dar uso a espacios de su titularidad? En ocasiones se cede a organizaciones que trabajan por el interés general en cualquiera de sus aspectos. En otras se saca a concurso para que iniciativas mercantiles les den uso: en muchos casos esto solo sirve para integrar los bienes en la cadena privada de generación de beneficios, su aportación a lo público, de lo que realmente está disociado, radica, desde el punto de vista discursivo, en la generación de empleo (el que sea y para lo que sea), y desde el legal, en la satisfacción de un canon.

“Y hay otros espacios sin uso. El Estado incumple su deber cuando permite que gran cantidad de bienes públicos sean inertes, no estén produciendo bienes públicos. ¿Qué debemos hacer cuando esto ocurre? Darles uso público…”

66

“El objetivo es que no haya equipamientos o espacios públicos sin producir bienes públicos, que dichos equipamientos den la oportunidad a colectivos o emprendedores sociales de generar valor” De hecho, la fijación del canon suele ser un criterio decisivo para las concesiones, mucho más que la generación de bienes públicos. Un alto canon supone altos beneficios lo que obliga a destinar los servicios a los sectores más solventes económicamente de la sociedad. No es incompatible, pero sí infrecuente poder satisfacer un alto canon generando bienes públicos, esto, y lo extenso en el tiempo de las concesiones, desvirtúan su carácter y suponen en la práctica una privatización. Y hay otros espacios sin uso. El Estado incumple su deber cuando permite que gran cantidad de bienes públicos sean inertes, no estén produciendo bienes públicos. ¿Qué debemos hacer cuando esto ocurre? Darles uso público, son espacios de tod@s, también nuestros, y si el encargado de hacerlo no tiene capacidad, cuanto más gente mejor debe hacer propuestas.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez 3X2 (Red de creación de bienes comunes)

La propuesta

El objetivo es que no haya equipamientos o espacios públicos sin producir bienes públicos, que dichos equipamientos den la oportunidad a colectivos o emprendedores sociales de generar valor. Cinco principios y un resultado (5+1) 1- Primera premisa de la propuesta: las instituciones no pueden no hacerlo, no pueden evitar que otros pongan en uso equipamientos que ellos no ponen en uso. Por tanto habría que diseñar un mecanismo para que de forma automática y si no se da ninguna circunstancia excepcional, los bienes entren en proceso de adjudicación en cuanto estén sin uso. 2-Para evitar la privatización de facto de estos espacios, las concesiones deben ejecutarse siguiendo un código evaluativo del tipo del propuesto por la economía del bien común (Christian Felber). Así aseguraremos que los proyectos, mercantiles o sin ánimo de lucro, se caractericen por generar bienes comunes. Este criterio debe ser el de más peso en la evaluación y no el volumen del canon o las expectativas de beneficio empresarial.

67

3-Siguiendo esta lógica de primacía de lo público, las concesiones serán revisables y tenderán a ser por plazos cortos. La Administración titular del bien velará para que la concesión siga cumpliendo los objetivos por los que se otorgó, y en caso de no ser así, podrá revocar la misma. Las concesiones serán flexibles para que puedan ser revocadas en caso de que la Administración las requiera para el cumplimiento de sus fines. La concepción de la concesión es temporal. 4-Aunque los bienes tengan previsto un uso por parte de las administraciones, se otorgarán, si las condiciones de los mismos lo permiten, por el tiempo de espera que requiera el inicio del uso previsto.

“La resultante de este proceso sería la creación de una red dinámica a lo largo del territorio urbano con el objetivo de prestar servicios a colectivos con necesidades y generar una economía innovadora y colaborativa de carácter social”


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Ángel Ramírez 3X2 (Red de creación de bienes comunes)

5-A esta iniciativa podrán acogerse proyectos asistenciales de ONGs, proyectos empresariales que se caractericen por su impacto social positivo y su capacidad de generar innovación social, y cualquier forma híbrida que pudiera diseñarse. Dado su carácter temporal, la red se adecúa también a los proyectos de incubación de empresas. La resultante de este proceso sería la creación de una red dinámica a lo largo del territorio urbano con el objetivo de prestar servicios a colectivos con necesidades y generar una economía innovadora y colaborativa de carácter social, además de cualquiera otro que la creatividad de la sociedad cordobesa permita y desarrolle el carácter público del bien. La red sería muy cambiante (en el territorio y en los contenidos), versátil (adaptable a las nuevas circunstancias) y conectaría con garantías intereses particulares y generación de bienes comunes.

68


EXPERI ESPACIO ENCIAS


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable

Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

www.laculpable.com

La Culpable es un colectivo nacido en 2012- pero cuyos miembros cuentan con una larga experiencia en el sector creativo – con la vocación de incardinarse en el Distrito Sur de la ciudad y promover un nuevo concepto de cultura de carácter emancipatorio, comunitario y participativo.

La Culpable es un colectivo que tiene su ámbito de trabajo en la cultura y toma como método de acción la participación ciudadana. Constituido en 2012, se adscribe al Distrito Sur de Córdoba, territorio sobre el que centra la mayor parte de su acción.

En tan corto tiempo, son numerosas las originales iniciativas que han puesto ya en marcha.

El impulso para que La Culpable pasase de delirio en bares a entidad asociativa legalmente constituida reside en los propios principios compartidos por sus integrantes: no hay reflexión válida sin acción consecuente. Parecía poco coherente reclamar la participación sin participar, así que el primer paso estaba claro: había que tomar partido y había que hacerlo en un sector clave: el sector cultural.

70


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

En La Culpable estamos convencidos de que a los propios ciudadanos nos corresponde protagonizar nuestra realidad, transformar nuestro entorno, construir nuestro mundo. En resumen, no podemos ser inocentes, no podemos desentendernos de nuestras obligaciones como ciudadanos. ¿Actuar? ¿Dónde? El sector de la cultura presenta unos actores claros y definidos. En el centro, la institución pública, promotora y mecenas; en un extremo, lo creativos, tocados por el don; en el otro extremo, la industria, proveedora de productos (culturales) de consumo. Abajo, relegados al ínfimo rol de consumidores, los ciudadanos.

Actualmente, la administración entiende que la política cultural a desarrollar debe ser la de generar oferta (productos), respondiendo más a estrategias de marketing de ciudad (inversiones, turismo) que a las propias de desarrollo cultural.

“El sector de la cultura presenta unos actores claros y definidos. En el centro, la institución pública, promotora y mecenas; en un extremo, lo creativos, tocados por el don; en el otro extremo, la industria, proveedora de productos (culturales) de consumo. Abajo, relegados al ínfimo rol de consumidores, los ciudadanos” En el ámbito de la educación, el sistema público actual ofrece posibilidades para el aprendizaje y el desarrollo de capacidades culturales, pero siempre a nivel individual (artistas, pensadores, críticos, emprendedores), nunca fomentado el crecimiento como comunidad a partir de las manifestaciones culturales.

71


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

Los creativos dan rienda suelta a su creación a sueldo, porque tienen que vivir de ella. La puesta en marcha de acciones creativas depende entonces de las necesidades de los benefactores (políticas o económicas), pero no responden a las necesidades de la ciudadanía, no cuenta con ella para elaborar un discurso común que dé sentido a la creación. La industria, como tal, procura el beneficio económico antes que cualquier otro fin. Los mecanismos de oferta y demanda frivolizan a la cultura y asemejan una iniciativa escénica (por ejemplo) a unas zapatillas: se venden, son buenas, no se venden, no interesan… Los patrones de conducta mercantilistas potencian exclusivamente la dimensión de ocio que debe poseer la cultura, pero no advierten la capacidad de ésta para generar otros beneficios ajenos a la economía.

“La puesta en marcha de acciones creativas depende entonces de las necesidades de los benefactores (políticas o económicas), pero no responden a las necesidades de la ciudadanía, no cuenta con ella para elaborar un discurso común que dé sentido a la creación”

72

¿La cultura? ¿En qué dimensión?

La participación de la ciudadanía en la esfera pública es clara en el ámbito político: partidos, plataformas, organizaciones… Es patente en el aspecto social: asociaciones vecinales, fundaciones, ONGDs, voluntariado… Es plausible en el campo deportivo: clubes, campeonatos… Pero, ¿y en la cultura?

La dimensión ciudadana desarrolla un papel pasivo en el proceso de construcción de su propia identidad, estando a merced de lo que la administración, los creativos y la industria, según sus propios mecanismos, quieran ofrecer.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

Es cuanto menos curioso que las tradiciones y el folklore sí se sustentan mayoritariamente en las organizaciones ciudadanas, por lo que parece ser que tenemos derecho a recordarnos, pero no tanto para crearnos…

Es acompañar (no dirigir) a los ciudadanos en el desarrollo de sus capacidades e inquietudes creativas. Es apoyar (no adueñarse) a las nuevas formas y lenguajes que ya están avanzando cómo será el escenario cultural del futuro.

¿Participar? ¿Cómo? La Culpable considera que la cultura no debe servir solamente para disfrutar o, en el mejor de los casos, reflexionar, sino que debe ser una herramienta para actuar, para transformar el entorno social, debe ponerse al servicio de la sociedad que la genera y no atender a intereses particulares, sino a motivaciones y necesidades comunes. La meta es la configuración de un sector cultural que haga de la ciudadanía el centro, y no el soporte, del sistema de relaciones en el espacio público de la cultura. La ciudadanía como centro debe tener a su servicio a la administración, los creativos y la industria. Descentralización global de la cultura no es acercar un evento (normalmente residual) a un territorio alejado del centro geográfico (pobrecitos), sino que consiste en emancipar a la ciudadanía para que promueva sus propias manifestaciones. Es facilitar los recursos necesarios (que hemos pagado todos y todas) para favorecer la creación cultural diversa.

73

“Es cuanto menos curioso que las tradiciones y el folklore sí se sustentan mayoritariamente en las organizaciones ciudadanas, por lo que parece ser que tenemos derecho a recordarnos, pero no tanto para crearnos…”


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

Con todo esto en la cartera (protagonismo ciudadano y descentralización del espacio público de la cultura) La Culpable se adscribe a un territorio para dar sentido a su propuesta. El Distrito Sur de Córdoba sería el campo de trabajo, y era necesario plantear a medio plazo qué se podía hacer para conseguir el principal objetivo: emancipación ciudadana para la cultura. Entrando en las estructuras de participación existentes (programas de dinamización, consejo de distrito, reuniones sectoriales) La Culpable establece varas líneas de acción diferenciadas: proceso – actividades – proyección ciudadana. Para comenzar un proceso en el distrito aportamos unas jornadas sobre cultura de paz en un centro educativo, y de rebote hicimos que la universidad cruzara “el charco”, algo, si no único, infrecuente. De igual manera promovimos Cultura Sur Lab, un laboratorio de proyectos culturales para analizar la situación, detectar necesidades y problemas y plantear acciones conjuntas. Cinco colectivos participaron en el taller, y ahora seguimos cocinando una propuesta que nos ponga a trabajar para alcanzarlos objetivos comunes detectados en el laboratorio.

Las actividades debían generarse en el distrito y tomarían a sus ciudadanos como eje. El Día Internacional de las Mujeres nos brindó la oportunidad de una muestra expositiva fotográfica, en la que serían mujeres reales (y tenaces) las modelos de nuestro objetivo. Y la Bienal de Fotografía nos brindó la oportunidad de, además de promover un concurso fotográfico, reivindicar la necesidad de cambiar el modelo de eventos culturales públicos, apostando por un programa más centrado en el descentro que en el centro, ustedes entienden… Proyectar la cultura hacia la acción ciudadana es el tercer pilar de la propuesta “culpable” para el distrito.

74


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

La Culpable Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario

Las reivindicaciones en la zona nos son escasas, pero destaca la denuncia de abandono institucional hacia el equipamiento público: 6 edificios 6 de titularidad y/o gestión pública permanecen cerrados y sin uso desde hace años, mermando las capacidades comunitarias y empobreciendo el derecho a la participación. Un paseo de Jane para sensibilizar y una instalación singular (un paso fronterizo militar) para difundir esta situación parecían predecir la okupación del Colegio Rey Heredia, situación que abre una puerta ilusionante, aunque incierta, hacia la organización autónoma de los ciudadanos y sus recursos públicos.

“La meta es la configuración de un sector cultural que haga de la ciudadanía el centro, y no el soporte, del sistema de relaciones en el espacio público de la cultura” La Culpable es una iniciativa que manifiesta una actitud, una creencia firme en las posibilidades que el siglo XXI trae para la “autodeterminación” ciudadana en muchos aspectos, sobre todo, en el de la cultura, las relaciones personales y la construcción de las identidades.

75

La Culpable. Cultura y participación ciudadana Web www.laculpable.com Email proyectos@laculpable.com Teléfono 659 808 816 Dirección Santo Domingo de Guzmán s/n (CC Arrabal del Sur). 14009 Córdoba


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

El mercado de trueque de libros o el fomento de la lectura en tiempos de crisis

Mesas de Convergencia, en colaboración con la Red de Trueque de Córdoba, ha puesto en marcha una iniciativa periódica de intercambio, el Mercado de Trueque de Libros, de la que el pasado octubre se celebró la primera edición con un destacado éxito de participación ciudadana.

Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana

Como sabemos, el trueque consiste en intercambiar sin el uso de dinero objetos y servicios y se fundamenta en la satisfacción de necesidades y no en la búsqueda del lucro personal. Para que pueda practicarse el trueque debe existir previamente un excedente, es decir, un exceso de bienes que no necesitan consumirse.

Ante el éxito de la convocatoria citado, en el mes de noviembre se repite la experiencia

Por tanto, el trueque es una manera alternativa de consumir pero perfectamente compatible con otras formas de consumo convencional (comercios, empresas de servicios,…) En la actualidad los mercados de trueque son una fórmula de acceso al consumo que se encuentra en expansión y es que las serias dificultades económicas y los cada vez más limitados recursos naturales, nos están obligando a innovar e incluso a retomar experiencias eficaces sobre cómo aprovechar mejor lo

76


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana El mercado de trueque de libros o el fomento de la lectura en tiempos de crisis

que ya tenemos, a la vez que poder adquirir lo que necesitamos tener, sin que medie transacción económica alguna para ello.

“En la actualidad los mercados de trueque son una fórmula de acceso al consumo que se encuentra en expansión” Es desde este contexto socioeconómico desde el que el colectivo Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana de Córdoba venimos participando activamente en la Red de Trueque de Córdoba desde que ésta se creara, hace un año. Y concretamente nos decidimos a poner en marcha una iniciativa de trueque de libros porque a las razones anteriormente mencionadas se une la convicción de que el retroceso social, político, cultural, legislativo y económico que estamos padeciendo sólo puede combatirse, tanto en el presente como en el futuro, a través de una profunda transformación social, que únicamente puede llegar de la mano de personas informadas y formadas. En este sentido, el trueque de libros es una magnífica actividad sociocultural, generalmente realizada al aire libre, que fomenta la lectura independientemente del poder adquisitivo de cada

77

cual, divertida, que propicia un espacio de encuentro ciudadano en el que se consigue la participación de diferentes sectores de población (niñ@s, jóvenes, mayores), que tal y como concebimos su preparación y desarrollo provoca el trabajo colaborativo entre varios colectivos. En definitiva, es un valioso instrumento para la mejora de la convivencia en comunidad por el que vamos a seguir apostando. La primera edición la hemos celebrado en la mañana del pasado 6 de octubre, en la Ermita de la Aurora, como una de las actividades programadas conjuntamente con la A.V. La Axerquía y la Asamblea 15M Axerquía Norte para la Verbena de San Francisco.


MESAS DE CONVERGENCIA Y ACCIÓN CIUDADANA

PROMOTORA DE CÓRDOBA

Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana El mercado de trueque de libros o el fomento de la lectura en tiempos de crisis

“el trueque de libros es una magnífica actividad sociocultural, generalmente realizada al aire libre, que fomenta la lectura independientemente del poder adquisitivo de cada cual” En lo sucesivo pretendemos realizar el trueque de libros con una periodicidad bimensual y llevarlo, cuando sea posible, a distintos barrios de la ciudad, en colaboración con otros colectivos y entidades interesadas por su desarrollo y su difusión como modo igualitario de acceder a la cultura y de promover el uso público y colectivo de la vía pública. El próximo Mercado de Trueque de Libros será el día 23 de noviembre, de 11:00h. a 14:00h., en la Ermita de la Aurora. ¡Os esperamos a vosotr@s y a vuestros libros!

78


La revista REBEL-ARTE es una propuesta de acción colaborativa de Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana, Promotora de Córdoba Damos las gracias a todas las personas y colectivos que han participado en la redacción de este número.


www.nadhari.org – mesascordoba@gmail.com Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana, Promotora de Córdoba

N1 rebelarte revisado  

N1 rebelarte revisado

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you