Page 222

—¡Estaba siendo agradable! ¡Sólo no quería que condujera con la nieve! —¡No hay nieve en las carreteras! ¡Sólo están mojadas! —¡Sí! ¡Ahora! —dijo. Pisoteó hasta el final del pasillo, y Brasil la siguió, cerrando de golpe la puerta de su habitación. Gemí. —No esta noche. Necesito dormir. La voz apagada de Brasil se filtró por la pared. —¡Porque no puedes andar por ahí con tu ex novio, por eso! —Quiz{s si me hubieras llevado al trabajo… —¡No, no me lo encasquetes a mí! Si hubiera hecho la misma cosa… —¿Quién dice que no lo hayas hecho? —¿Qué significa eso? ¿Qué quieres decir, Raegan? ¿Alguien te ha dicho algo? —¡No! —Entonces, ¿qué? —¡Nada! ¡No sé lo que haces cuando estás fuera! ¡Ni siquiera estoy segura de que me importe ya! Entonces, todo se quedó muy tranquilo, y después de varios minutos, continuaron hablando en voz baja. Diez minutos más tarde, no había voces en absoluto, y justo cuando pensaba en ir a ver a Raegan, escuché sus gemidos y aullidos, y su cama golpear contra la pared. Ugh. —¿En serio? —dije. —Vivir juntos suena cada vez mejor, ¿no? —dijo Trenton contra mi cuello. Me acomodé a su lado. —Han pasado menos de cuatro meses. Calmémonos. —¿Por qué? —Porque es una gran cosa. Y apenas te conozco. Trenton tocó mi rodilla, luego dejó que su mano subiera hasta que sus dedos tocaron mis bragas. —Te conozco bastante íntimamente. —¿De verdad? ¿Quieres ponerte manos a la obra con Buffy y Spike al otro lado? —¿Huh? —Peleaban, y luego ellos… no importa. —No estás de humor, ¿eh? —preguntó.

222

Beautiful Oblivion  
Beautiful Oblivion  
Advertisement