Page 1

Pintura barroca española La pintura barroca es aquella relacionada con el movimiento cultural barroco. El movimiento a menudo se le identifica con el absolutismo, la Contrarreforma y el renacimiento católico, se inició a principios del siglo XVII y acabó en la primera mitad del siglo XVIII. Coincidiendo con el reinado de los primeros Austrias en España este siglo (denominado como el siglo de oro) va a dar algunas de las más importantes figuras artísticas de todos los tiempos. En España esta pintura se caracteriza por utilizar unos tonos más oscuros o por utilizar el claroscuro, y por centrarse en una temática religiosa. En los países bajos (pertenecientes a la corona Española por aquel entonces) pintores como Pedro Pablo Rubens o Rembrandt se van a centrar en representar escenas más cotidianas o incluso temas carnales.

Las tres gracias. Rubens.


En España este periodo pictórico recibió influencias del tenebrismo de Caravaggio. Existe una deliberada ausencia de sensualidad en la pintura como consecuencia del periodo histórico que se vive, muy influido por el miedo a la Inquisición. El principal cliente de los pintores es la poderosa Iglesia de la época. (Excepto en el caso de Diego Velázquez y otros pocos pintores de la Corte).

Ecce Homo. Bartolomé Esteban Murillo.

A continuación voy a citar algunos de los más importantes artistas del barroco español.

- José de Ribera, Játiva, Valencia, 1591. Se formó en Valencia, pero joven marcha a Italia y se empapa de las influencias del tenebrismo de Caravaggio. Ribera sintió predilección por pintar cuadros que mostraban las gentes sencillas de la época. Ribera destacó por su impecable y realista tratamiento de la piel y de las


arrugas. Como otros muchos pintores de la época, fue abandonando paulatinamente el uso del tenebrismo en sus obras. Una de sus obras más famosas, y curiosas es La mujer barbuda, en el que aparece retratada una mujer con un rostro masculino y con una larga barba amamantando a un bebé.

La mujer barbuda. José de Ribera

Francisco de Zurbarán, Badajoz, 1598. Es el llamado "pintor de frailes", porque recurrió mucho a las representaciones de frailes y de temas religiosos. También realizó bodegones. Casi toda la obra de Zurbarán es tenebrista. En ella no importa la perspectiva y se aprecia una falta de habilidad en la composición. Zurbarán emplea una pincelada fina que hace acusar visualmente el volumen y el peso. Una de sus obras más importante es San Francisco arrodillado con una calavera en las manos.


San Francisco arrodillado. Zurbarán.

Bartolomé Esteban Murillo. Sevilla, 1617. Formado en el naturalismo tardío, evolucionó hacia fórmulas propias del barroco pleno, con una sensibilidad que a veces anticipa el Rococó. Murillo se centró también en la temática prácticamente religiosa, aunque representa la cara dulce de la Contrarreforma. Fue muy popular y querido. Sus clientes fueron las órdenes religiosas y algunos párrocos.

Murillo destacó por la evolución de una etapa tenebrista a una última etapa más colorista y muy realista. Una de sus obras más conocida es Inmaculada Concepción de los Venerables.


Inmaculada de la concepción. Murillo.

Diego Velázquez. Sevilla, 1599. Velázquez es el pintor barroco español más importante y una de las máximas figuras de la pintura universal porque aplica su genio con fortuna en todos los temas: religiosos, mitológicos, retratos, históricos, paisajes, bodegones, etc.

Fue el pintor de cámara del rey Felipe IV. Como otros pintores de la etapa barroca en España, comienza apegado al tenebrismo, pero a partir de conocer la obra de Rubens y de su viaje a Italia, lo abandona y es cuando consigue sus más afamadas obras.

Su obra más importante, tanto en España, como en el mundo entero es Las meninas, el cual tiene una importante carga simbólica.


Las meninas. Diego Velazquez.

Barroco español  

Barroco español

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you