Issuu on Google+

Artículo de opinión: La sociedad estamental Adrià Artacho, 4tD La sociedad estamental se creó para diferenciar a los que tenían poder de los que no y que los que no tenían poder pero si dinero no pudieran influir en decisiones políticas, es decir, que solo la nobleza, y la alta iglesia lo pudieran controlar todo. Fue una época donde la iglesia callaba a la ciencia y el mundo lo cubría un manto de guerra, enfermedad y analfabetismo. Los que no tenían poder se llamaban no privilegiados y los que tenían, privilegiados dentro de los no privilegiados estaba gente que tenía mucho dinero, que aunque tuviera mucho dinero no podía pasar de estamento, y los que eran pobres o esclavos que tenian que sobrevivir con poca comida, muchos impuestos, y alta mortalidad. Dentro de los privilegiados estaba la nobleza, que se dividía en dos, y la baja, después estaba la iglesia que se dividía en alto clergado y el bajo. Unos siglos después esto cambió y entonces la ciencia fue ganando terreno frente a la iglesia, la gente empezaba a luchar contra los que oprimían sus derechos y sus formas de pensar, y los que vivían en el campo dejaron de ser agricultores para ser militares y sublevarse contra su rey. Pero todo esto fue una estrategia de la burguesía para conseguir poder o realmente fue una revolución para que se rompieran las desigualdades y todos pudieran conseguir poder, porque hay que tener en cuenta que después de conseguir el poder, los burgueses dieron la espalda al pueblo y empezaron a comportarse como la nobleza contra la que se rebelaron.


Y poco a poco el pueblo fue ganando poder, los agricultores pasaron de ser humildes a ser grandes terratenientes y tener muchísimas extensiones de tierra, y que todos en vez de ser analfabetos a que todos tuvieran una educación obligatoria, y así llegamos a la complicada sociedad de hoy en día, donde uno puede pasar de ser un don nadie a ser el hombre más influyente del mundo. Escándalos relacionados con altos dirigentes, políticos, la iglesia, nadie se salva, todos pagan el precio de la fama con su intimidad, la sociedad busca los trapos sucios de la gente que tiene poder para compararlos con ellos y ver que aunque tengan dinero, no quita que sean iguales que todas las personas. Y aquí llega mi reflexión: tenemos que fijarnos en la gente que saca los trapos sucios de la sociedad para consolarnos? La gente se aprovecha de los que son ricos y tienen poder para conseguir lo mismo que ellos? Hay muchas respuestas, pero no una solución fácil, la gente podría decir que tendríamos que hacer nuestras vidas y conseguir poder y dinero con nuestro esfuerzo y no aprovechándonos de otros, pero nos engañaríamos, pocos lo harían, el sentido de la nobleza hoy en día no es algo cultivado, en mi opinión. La deseada ''fama por un día'' es algo que hoy en día se busca, es algo que consiste en tener fama durante un tiempo y intentar ganar el máximo porque al cabo de unos días pasas de moda y otro te sustituye en las portadas, hay muchos ejemplos, el más destacado en España es el de Belén Esteban que no ha hecho nada en su vida para conseguir la fama, solo se caso y se divorció de un torero, la diferencia entre la fama por un día y ella es que ella ha sabido hacer que la fama le dúrese más que unas semanas o unos meses. (Belén Esteban)

Todo está cambiando, en la sociedad de antes era impensable que plebeyos y gente con influencia estuviera en el mismo sitio, unos tan cerca de otros, que alguien votara quien quería que gobernara o que un príncipe se casara con una hija de alguien que no proviene de ninguna familia con poder.


Article d'opinió: Societat Estamental (Adrià Artacho, 4tD)