Issuu on Google+


El chocolate es un alimento realizado a partir de las semillas del árbol del cacao. En la confección de este alimento entran obligatoriamente la pasta de cacao o la manteca de cacao, ambos pueden combinarse o utilizarse aisladamente, además de estos ingredientes esenciales, contienen otros ingredientes importantes como el azúcar o la leche, y los posibles aditivos alimentarios que controlar el aroma, el sabor, la textura, como la vainilla la leticina de soya. Nuevos ingredientes se van añadiendo para completar estas combinaciones y crear nuevos productos. Entre ellos se encuentran los frutos secos (Avellanas, almendras, entre otros).

Entre los principales aditivos que pueden utilizarse en la elaboración del chocolate están: Reguladores de la acidez, que disminuyen o aumentan el grado de acidez (Carbonato cálcico, carbonato potásico, ácido cítrico, entre otros) Emulsionantes o fraccionadores de la grasa (Lecitina, monoesterato de sorbitan, entre otros). Estabilizantes (Carragenina, goma de algarrobo, celulosa, entre otros). Aromatizantes (Vainilla). Espesantes (Harina de maíz, harina de trigo, de algarrobo, de arroz, entre otros). Antiglutinantes (Talco, silicato, cálcico, entre otros). Edulcorantes (Manitol, sorbitol, espartano, sacarina, entre otros)


Según la proporción de los componentes existen las siguientes clases de chocolate:

Resulta de la combinación de la pasta de cacao con la manteca de cacao o la utilización exclusiva de la pasta de cacao con azúcar. Aunque, en teoría, debe contener como mínimo un 45% de pasta de cacao, en la práctica hay muchos chocolates que contienen una proporción mucho más elevada.

Es aquel que no utiliza la pasta de cacao en su fabricación sino solamente la manteca de cacao combinada con azúcar en polvo y leche. Es un tipo de chocolate que se funde con facilidad en contacto con la lengua y resulta muy atractivo, especialmente para los niños.

Contiene normalmente sobre un 35% de pasta de cacao. La proporción mayor la tiene la leche que se le añade en forma de leche en polvo o leche condensada. Se le suele añadir azúcar, que a veces se introduce caramelizada, y vainilla. Es de textura más suave que el chocolate negro y presenta un sabor un poco amargo que recuerda al de la avellana asada.

Se elabora con la pasta de cacao al 25%, azúcar y frutas. Muchas veces se le añade leche o se rellena con mermelada de frutas o licores. En el mercado se conoce también como “Chocolate relleno”. Resulta suave, el chocolate se funde


con facilidad con el calor de la boca y el sabor del cacao se mezcla con el de los frutos secos (Avellanas, almendras, pistachos, entre otros)

Se elabora con la pasta de cacao y edulcorantes (Fructuosa o sorbitol). Es un tipo de chocolate que se presenta engañosamente para los que quieren hacer regímenes o para las personas que tienen problemas de azúcar. Muchas veces son conocidos como “Chocolates para diabéticos”, aunque verdaderamente no resultan recomendables para las personas con esta enfermedad.

Es un tipo de polvo de chocolate con un contenido alrededor del 30% de cacao que se obtiene prensando la pasta de cacao para extraer parte de la grasa que contiene. Contiene azúcares o edulcorantes.


8 huevos 150grs de chocolate ¾ de leche 50grs de harina 60grs de manteca 80grs de azúcar

Se coloca el chocolate derretido junto al azúcar y la leche al fuego, teniendo cuidado de no dejar que llegue a hervir. En otro recipiente se mezclará la harina junto con la manteca al fuego, cuando se una, se mezclará con la otra preparación, siempre mezclando para homogeneizar el preparado. Se le incorpora las yemas y se envuelve, mientras que en un bol se mezcla las claras a punto de nieve y se vierten en la preparación poco a poco. Se hornea durante 30 min. Y se servirá enseguida para que no se baje dicho soufflé, máximo tiempo que se tiene para presentar es de 10min, se come caliente.


1 taza de harina leudante 2 cdas de cacao dulce ½ taza de azúcar 100grs de mantequilla 1 huevo

Se coloca la harina, el cacao dulce y el azĂşcar en un bol, se agrega la mantequilla cortada en cubos. Se forma un arenado utilizando la punta de nuestros dedos. Una vez formado el arenado, se aĂąade el huevo y se forma una nada. Cuando este lista la masa, se procede a refrigerar hasta que este consistente. Se procede a estirar la masa hasta los 5mm de espesor y se corta con el cortador de preferencia. Se colocan las galletas en una bandeja previamente preparada y se lleva a la heladera 10min para que conserven su forma. Luego se retiran de la heladera y se llevan al horno caliente, hornear aproximadamente 10min.


1 litro de leche entera 250grs de chocolate negro 6 cucharadas de azúcar 24 grs de cuajada royal 1 paquete de galletas maría 60 grs de mantequilla

Triturar las galletas maría. Derretir la mantequilla en el microondas y mezclarlo con las galletas y echarle un chorro de leche y mezclar bien con las manos. Ponerlo en el fondo de una tartera, preferiblemente de 27cm. (Si tienes una tartera más pequeña, no utilices el paquete completo de galletas maría). Separar un vaso de leche y disolver en el los sobres de cuajada. En una olla grande poner a calentar el resto de la leche y echar el chocolate cortado en cuadritos y disolverlo poco a poco hasta que hierva; sin dejar de remover, añadir el azúcar. Una vez disuelto el chocolate, se incorpora la cuajada disuelta en el vaso de leche y se deja hervir. Se retira y se vierte sobre la base de galletas. Se deja enfriar y se mete a la nevera por al menos 6 horas.



Chocolate al Día