Page 1

Cuenca de gala... L

a alborada de la independencia en Cuenca había llegado el 3 de noviembre de 1820, y el día 15, con diputados elegidos por el voto popular de las poblaciones cercanas como Azogues, Paute, Biblián, Gualaceo, Baños, Jima, San Bartolo, Oña, entre otras... así como por las corporaciones de la ciudad como los abogados, religiosos y comerciantes, se reunió en Cuenca el “Consejo de la Sanción”, a manera de una asamblea constituyente que aprobó la “ley fundamental” para la proclamada República de Cuenca. Se trata de un acto de gran trascendencia política pues se tomó la decisión soberana de proclamarse en una “provincia libre e independiente de toda potencia o autoridad extraña” y conferir un “Plan de Gobierno”. Se adoptaba una forma de gobierno inédita para entonces en lo que hoy es el país. Ninguna otra ciudad lo hizo a los pocos días de su acción emancipadora. El “Consejo de la Sanción”, la constituyente cuencana, fue la consecuencia política del movimiento libertario de pocos días antes: del 3 de Noviembre, cuando la ciudad se pronunció por deponer a las autoridades españolas; del 4 cuando se tomó el poder tras derrotar a las fuerzas militares realistas; y, del 5, cuando la ciudad proclamó y juró su independencia. Ana Luz Borrero, historiadora y catédratica universitaria, relieva el valor del acontecimiento para el país, a la vez que invita a valorar los ideales que inspiraron a los constituyentes cuencanos que no solo eran republicanos sino proclamaron su ánimo de integrarse con otros territorios con la intensión de formar un gran país. “La esencia del acta de la independencia de Cuenca, del 15 de noviembre de 1820, está presente en la vocación democrática, en la reivindicación de los derechos de ciudadanía, en la defensa de la soberanía popular y en la autodeterminación”, sostiene Borrero. Al secretario de la República de Cuenca, León de la Piedra, su primer ministro, se le atribuye la redacción in extenso de la carta constitutiva del 15 de noviembre de 1820. Fue en abril de 1867 cuando en un cabildo de la ciudad se creó una ordenanza que perpetúa la memoria del 3 de Noviembre. Años después, en 1920, la fecha del centenario de la Independencia, se la celebró con gran pompa y con el ideario de afianzar la nacionalidad ecuatoriana. Era el discurso de la época, la fecha es, pues, “un puntal”, de nuestra identidad, dice Borrero. “A partir de mediados del siglo, la conmemoración se convirtió en una fiesta popular, con la posibilidad de participar de las ferias, principalmente la agrícolacantonal, que tenía la elección de la chola cuencana y además las bandas de pueblo, música y bailes, a más, por supuesto, de los desfiles cívicos-militares que brindaban la oportunidad de que el pueblo admire el “poder militar” y también pueda mirar más de cerca a las autoridades, y sobre todo al presidente”, resalta la autora.Así, la ciudad celebra hoy 193 años de los hechos del 3 de Noviembre de 1820, con esta ocasión, a sólo 7 años del bicentenario de su emacipación, El Mercurio ofrece en las siguientes páginas una visión de la Cuenca del futuro, según quienes fueron sus alcaldes... Texto: Angel Vera B. Foto: Patricio Saquicela R. Redación El Mercurio

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec


2C la voz de los exalCaldes

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Alejandro Serrano Aguilar, ejerció Alcaldía en el período 1970-1977

Cuenca es obra de los cuencanos

N

ica nor A leja nd ro Serrano Aguilar, exalcalde de Cuenca en la década de los setenta, recordado por sus obras como los grandes colectores, precursores del actual alcantarillado, análiza la ciudad en donde nació y reside actualmente; pero antes cuenta qué hizo luego de su aporte a la ciudad cuando dejó de ser alcalde. Al terminar el periodo para el que fue electo 1970-1977, los alcaldes hispanoamericanos le invitaron para que haga las veces de secretario general de la Organización de Gobiernos Municipales con sede en Madrid, cargo que lo desarrolló durante cuatro años, alternando entre las ciudades de Madrid y Berlín. Después se reincorporó a las actividades profesionales hasta la fecha, entre ellas la docencia. Como profesional de la ingeniería civil se especializó en estructuras metálicas, área en que se mantuvo por el lapso de cuarenta años. Construyó estructuras para puentes, edificios, carrocerías de buses, entre otras, actividad que dejó por razones de salud. Visión actual de la ciudad Con toda su experiencia adquirida al frente de la alcaldía y cargos similares a nivel internacional como por su formación como docente, mani-

Texto: Segundo Gallegos Q Foto: Franco Salinas Redación El Mercurio

fiesta que hay un crecimiento significativo de la urbe y recuerda que cuando dejó la alcaldía la ciudad no sobrepasaba de los cien mil habitantes; pero, hoy se acerca a los cuatrocientos mil. En cuanto a los servicios ciudadanos, el Municipio los ha ido atendiendo conforme las necesidades de la ciudad, pero siempre pensando con un margen de proyección. “En mi época se trabajó con los mejores técnicos de la Universidad de Cuenca especialmente en el campo sanitario, pues había que considerar que la ciudad no tenía alcantarillado y con ellos, se programó la construcción de cuatro grandes colectores ubicados estratégicamente en la Huayna Cápac, el de la Miguel Vélez, el del centro de la ciudad y de La Lamar. En la ciudad aproximadamente circulan ciento veinte mil vehículos, los mismos que congestionan el tráfico vehicular, aspecto que los distintos gobiernos locales no han podido dar solución, señala, pero a la vez recapacita que esto no solo es responsabilidad de las alcaldías sino de los ciudadanos

que a través de procesos de educación, en el buen uso de las normas de tránsito, podría ser parte de la solución, recuerda Serrano. Otros de los problemas por resolverse es el transporte público. El bus tipo tiene gravísimos problemas como el largo de las carrocerías sin tomar en cuenta el ancho de las calles y

Frase

Cuenca es obra de los cuencanos, entonces la juventud tiene que prepararse para responder a esa vocación de trabajo y esa mística de servicio.

las esquinas que son angostas, por ello los buses terminan invadiendo las vereda y cortan las curvas, dificultades que profundizan el normal tráfico en especial en el Centro Histórico. Al referirse al crecimiento

acelerado en el ámbito de la vivienda, manifiesta que solo hay que darse cuenta de la cantidad de almacenes de material de construcción y ferreterías que han proliferado en los últimos años y por todas partes, no como un capricho sino como una demanda, sumando la venta y alquiler de maquinaria pesada. Eso significa que se está trabajando en obras de gran tamaño. Ante lo dicho, el crecimiento urbanístico en la ciudad es hipertrofiante, cuando lo recomendable es que las ciudades crezcan mediante círculos concéntricos o anillos que vayan expandiendo de adentro hacia afuera, en forma ordenada, sostiene Serrano.

Cuenca se desarrolla Personalmente no conozco el tranvía desde el punto de vista técnico, pero como profesional de la rama de la ingeniería, hay muchas cosas que deberían examinarse, entre

ellas la resistencia del subsuelo por donde pasará el tranvía, el tema de las casas del patrimonio que van a estar en la zona. Lo que sí puedo asegurar, en otras ciudades el bus sustituye al tranvía, en cambio acá, el tranvía pretende sustituir al bus, expresa Serrano. Otro tema que aborda es de carácter social: el problema de la seguridad es crítico, los ataques, los asaltos. Serrano está convencido qué las medidas que se tomen como las coercitivas, no resuelve el problema, se debe pensar en dar más trabajo como lo hacen fábricas locales, con proyección nacional e internacional, como la llantera que está produciendo 2.500 llantas diarias y abastece no solo en Ecuador sino t a mbién a mercados de Venezuela, Colombia, Perú y Chile. Sin embargo se atreve a decir que a Cuenca le falta una obra fundamental como aquella que se planificó durante la administración de Marcelo Cabrera: la Circunvalación

Datos personales -

Nombre: Nicanor Alejandro Serrano Aguilar Edad: 80 años Profesión: Ingeniero Civil, doctor en Filosofía y Letras, empresario. Casado: con Cordero Acosta

Ana

Cargo más importante: Vicepresidente del Ecuador, nombrado por el Congreso Nacional en el gobierno de Alfredo Palacios en el periodo 2005-2007.

que expande a la ciudad, sin atormentar el centro histórico. Obras como esta eliminaría en parte el caos vehicular, prevendría el stress, los numerosos accidentes de tránsito actuales ya no son solo a causa del alcohol, sino del stress, sostiene el ex alcalde.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

la voz de los exalcaldes 3c

Leoncio Cordero Jaramillo, ejerció la Alcaldía en período 1977-1978

“La seguridad, el tránsito y la educación son fundamentales” Texto: Angel Vera B. Fotos: Patricio Saquicela R. Redación El Mercurio

F

ue el último alcalde de la época anterior al actual periodo democrático. Médico, catedrático, articulista, Leoncio Cordero Jaramillo ve a la Cuenca del futuro, con optimismo: una ciudad de medio millón de habitantes que va a crecer mucho más y rápidamente. Sin embargo, hay tres problemas que cree necesario prevenirlos: la inseguridad, el agobiante tránsito y un tercero: la mala educación de algunas gentes, reflejada en el daño por hacer daño a la ciudad: bienes que son destruidos, inmuebles que se dañan, bienes del ornato que son sustraídos. Cuenca es una ciudad con todos los beneficios de una ciudad grande, y claro, con sus problemas. Ha progresado mucho y merecen destacarse los adelantos del urban ismo, dice Cordero, pero reitera los inconvenientes de la inseguridad y del tránsito, lo cual, sin embargo, no le corresponde solo al Municipio sino a la ciudadanía.

Leoncio Cordero destaca los valores por los que Cuenca ha recibido reconocimientos internacionales.

Cuenca es para cuidarla mucho. (“Ciudad maravillosa que se fundó sobre dos culturas aborígenes: el Guapodelig cañari y el Paucarbamba de los incas, con la posterior influencia de la arquitectura francesa, pero con la particularidad que no desentona con el paisaje sino tiene una armonía”). Hoy está en la mira del turismo internacional por su singularidad. Cordero destaca esos valores por los cuales ha recibido nume-

rosos reconocimientos como s e r Pa t r i m o n i o d e l a Humanidad, el título de Cuenca Patrimonial, Saludable y Universitaria, Cuenca ciudad para vivir y en los últimos años, cinco títulos como el ser la Ciudad ideal para los retirados, El mejor sitio para vivir, y hasta el último de estar entre las 77 ciudades maravillosas del mundo, entre 1.200 urbes. Leoncio Cordero Jaramillo se había desempeñado como con-

cejal por 11 años cuando en 1977 el alcalde Alejandro Serrano fue nombrado para una representación de las Ciudades Iberoamericanas con sede en Madrid, entonces asumió la Alcaldía y la desempeño por dos años hasta entregar la administración al primer alcalde de la presente época democrática; Pedro Córdova Alvarez. En los años 1970 ser edil era un servicio patriótico. Los concejales no percibían nada, ni sueldo, ni dieta, a pesar de que se tomaban decisiones muy sensibles para la vida de la ciudad. Pero en cambio había armonía. Jamás una denuncia contra el alcalde o peleas que salgan afuera. Además, rememora, teníamos bastante tino y cuando había algún problema nos reuníamos bastantes veces para llegar a un consenso antes de ir a la votación. Nos reuníamos fuera de sesión en la casa del alcalde, en la mía y conversábamos. Lógicamente, votaban en contra los que no estaban de acuerdo, aunque los concejales no eran tantos como hoy, sino siete o nueve y eran más fáciles los consensos. Entre las resoluciones más

importantes de la época, Cordero recuerda la fundación de ETAPA con lo que mejoró el servicio de agua potable, saneamiento y telefonía. Sobre todo el alcantarillado, una obra que se tapa y no se ve; entonces se construyeron los grandes colectores, dividido en colectores de aguas lluvias y de aguas servidas Otras grandes obras del momento fueron el mercado de mayoristas, la Feria Libre actual, así como el Col iseo de Deportes, el Terminal Terrestre, el Museo de Arte Moderno y la iluminación del estadio. Era un tiempo de encaminar la ciudad a la modernidad. Sobre las paredes, reproducciones de cuadros de El Greco, un bello relieve de El Quijote en madera y el destacado cuadro de un Cristo en agonía, atribuido a Salas, este es uno de los escenarios del hogar del exalcalde. Arte y libros. La pintura, en su tiempo, estaba en la cabecera del lecho de Remigio Crespo Toral y su esposa, Elvira Crespo, se lo obsequió; y al lado libros, muchos libros en dos bibliotecas, en las que resaltan las enciclopedias, la BARSA y la Monitor. Por 37 años profesor en la Facultad de Medicina de la

Universidad de Cuenca, 10 años en la de la Católica y hasta el ú lt i mo momento en l a Universidad del Azuay; profesor, decano, encargado del rectorado, médico especialista en patología y profesor anatomía patológica, embriología y patología, el primer patólogo de la región, especializado en Chile. Elegido concejal por el partido conservador se mantuvo en el Concejo por más una década, recuerda que veía el cargo como una inmensa responsabilidad, por cuanto debía continuar la obra de dos alcaldes muy buenos: Ricardo Muñoz Chávez y Alejandro Serrano. De su paso por la Alcaldía recuerda, especialmente, la firma del contrato con el Ministerio de Previsión Social para la reconstrucción del inmueble de lo que hoy es el Museo de Arte Moderno, antes l l a mado l a Casa de l a Temperancia, destinado a la rehabilitación de alcohólicos, luego hogar infantil y reformatorio. Durante su gestión también inauguró la iluminación del estadio. Eran los tiempos en que empezaba la fiebre y el auge del fútbol, los del nacimiento de la pasión del Deportivo Cuenca.


4C LA VOZ DE LOS EXALCALDES

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Pedro Córdova Alvarez, alcalde 1978-1982

“Cuenca..., un lugar privilegiado” Por Leonar Durán Foto: API-Quito Redacción El Mercurio

R

epresentó al gobierno de Otro Arosemena como gobernador del Azuay. Después fue consejero provincial, prefecto por encargo, y diputado. Luego le sirvió a Cuenca como alcalde (1979-1984). Ahora vive en Quito donde da clases sobre Sistemas Jurídicos Comparados en la Universidad de Las Américas (UDLA), a la que, en veces, va y viene caminando como quien cuenta los vehículos que atosigan a la gran capital. También fue catedrático en la Universidad de Cuenca en la Facultad de Derecho, en aquellas épocas en las que la mitad más uno de los jóvenes aspiraba a ser abogado. Llegó a ella tras un concurso y a poco de regresar de Francia, donde recibió cursos sobre Filosofía del Derecho. En esa Facultad, estudió, se graduó y se jubiló y, como confiesa, “hasta tuvieron la bondad de tenerme unos añ itos más”dando clases pese a que ya residía en Quito. Para esto venía a Cuenca los lunes y martes Laboró también en la Intendencia Regional de Bancos y después, en Quito, en la Superintendencia de Bancos. Se trata de Pedro Córdova Álvarez, quien fue elegido alcalde de Cuenca por el Partido Conservador luego que el país retornara a la democracia en 1978. Aceptó -dice- la candidatura a esa dignidad porque se debía a la ciudad y porque como todo buen cuencano era la ocasión para servirla. “Hicimos algunas cositas especiales, y muchas aún están sirviendo”, recuerda. Cita algunos mercados (27 de Febrero, 12 de Abril), puentes, la restauración de la entonces Casa de la

Temperancia (ahora Museo de Arte Moderno), Salas de Velaciones, un puente, “de lo que me acuerdo”. Pone especial énfasis en el Teatro Grecoromano, construido en Turi, “que, aunque no tengamos espectáculos que presentar”, es uno de los mejores miradores para apreciar la “encantadora geografía” de la ciudad. Le costó un par de minutos recordar a los “brillantes concejales” que le acompañaron en su gestión, de “esos que servían a la ciudad y a la provincia con bienes y persona, por el amor a la tierra, por civismo; pues no cobraban un solo centavo”. Cita a Jorge Burbano, el primer vicealcalde; Marco Erazo, Jorge Burbano, Eduardo Malo, Julio Vintimilla, Miguel Díaz, Miguel Moscoso, Luis Delgado, Gustavo Moscoso, Carlos Angel Abad, Manuel Ormaza, Vicente Freire. “Vivo agradecido de ellos”, dice; pues, si bien no todos eran conservadores, colaboraron “como buenos cuencanos que eran”. Aunque el diálogo fue por teléfono, el ex alcalde a través del tono de su voz denota que la ciudad es parte de su vida. “Le veo bien a mi Cuenca. Estoy contento. Me voy cada tres, cuatro o cinco semanas. Me gusta pasearme por su Centro Histórico, para apreciar la generosidad de la gente, su buena voluntad, con la que saludo. Es estupenda. Me siento muy a gusto. El escenario geográfico es encantador. También paseo por los alrededores. Los parques lineales, oiga, le han dado un encanto a la ciudad. Me muero de gusto de verla así a la ciudad”. Pero también revela que “lo único malito”, “aunque se sale de toda precaución”, es la basura que hay en los ríos, sobre todo la de restos de plásticos que quedan colgando entre las ramas de los árboles o de las piedras.

Le veo bien a mi Cuenca. Estoy contento. Me voy cada tres, cuatro o cinco semanas. Me gusta pasearme por su Centro Histórico, para apreciar la generosidad de la gente, su buena voluntad, con la que saludo. Es estupenda. Me siento muy a gusto. El escenario geográfico es encantador”.

El exalcalde también valora que Cuenca, como lo fue incluso antes de su fundación, sea una tierra que atrae a la gente, que llega y se queda a vivir. Y por eso aprecia el arribo de cientos de jubilados extranjeros, y de otros que llegan para fomentar emprendimientos de toda naturaleza.

“Cuenca fue un lugar privilegiado desde siempre”, dice Pedro Córdova, en cuya administración municipal se inició todo el proceso que derivó, años después, en la declaratoria de Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad. Esa declaratoria puso a Cuenca ante los ojos del mundo

y, como lo dice el ex alcalde, “la naturaleza ha sido tan generosa con la ciudad desde siempre”, que le da un especial y acaso único entorno que a todos encanta. Tanto que, primero los cañaris, luego los incas, después los españoles “que andaban sueltos” pero que se asentaron aquí antes de la fundación, y los “dos morlaqu itos ven idos de Moldavia”, que nos dejaron el apelativo, son una muestra de la atracción que genera Cuenca. Pedro Córdova siente como algo contradictorio que mientras los extranjeros vienen a vivir en Cuenca, otros como él hayan tenido que salir, aunque aspira a regresar a su tierra, como suele decirse “para morir

al pie del capulí”. “Además, porque toda mi familia está allí. Soy el único errabundo”. El ex alcalde considera que Cuenca se proyecta bien para enfrentar el crecimiento, tanto el físico como el poblacional, aunque cree que la administración municipal debe concentrar esfuerzos e iniciativas para aplacar las consecuencias del tráfico vehicular, “que ya resulta problemático”. En esa medida considera positiva la construcción del tranvía; pero apuesta a que cuando a los cuencanos se les habla del amor por su ciudad, de que hay que conservarla, “sí saben oír, y a lo mejor hagan hasta cualquier sacrificio” para hacer menos atosigante aquel problema.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

LA VOZ DE LOS EXALCALDES 5C

Xavier Muñoz Chávez, alcalde 1984-1988; 1992-1996

“Somos querendones de nuestra tierra” Por Leonar Durán Fotos: Franco Salinas Vera Redacción El Mercurio

T

ras dos periodos como alcalde, uno de prefecto, otro de concejal, y otros cargos públ icos, Xav ier Muñoz Chávez ahora está dedicado a su profesión de abogado, “aunque a pequeña escala”. A estas alturas de su largo trajinar político, al ex alcalde de Cuenca, como lo deja entrever, le encanta hablar del municipalismo, del servicio a la colectividad (una palabra que la tiene “en la punta de la lengua” como se dice popularmente), ni se diga de la ciudad y hasta del momento político actual. Comenzó siendo concejal en aquellos tiempos donde la única paga por serlo “era un sánduche y una cola después de las sesiones”. Luego, con el renacer de la democracia, fue prefecto del Azuay. Después, alcalde de Cuenca por dos ocasiones (1984-1988; 1992-1996). Ju nto con su sucesor, Fernando Cordero, que también lo fue por dos veces, Xavier Muñoz debe ser uno de los políticos que más conocen los bemoles que implica la administración municipal de Cuenca. Por eso siempre habla de que una de sus propuestas para sortear problemas de toda índole fue buscar consensos, sobre todo para lograr financiamiento para determinada obra. Es que en esas épocas eran limitados los recursos económicos. Para conseguirlos el peregrinaje a Quito era constante, infructuoso a veces. Y por ello cada 3 de Noviembre o 12 de Abril se esperaba que los gobernantes de turno llegaran con un cheque por tantos millones para Cuenca. Eso no sucede ahora, mucho más, como lo dice, cuando los

altos precios del petróleo permiten al gobierno central financiar grandes proyectos en las ciudades. Y por eso, el exalclade recuerda que en su época era un éxito hacer un pequeño parque con donaciones de empresas privadas; o cuando en su primera administración tuvo que comprar un tractor endeudando a la Municipalidad con un banco privado. Esto, quién lo creyera ahora, le trajo consecuencias; pero la máquina -¡vaya contradicción!pasó ser el único equipo caminero municipal en ese entonces. Xavier Muñoz destaca de su administración la dotación de servicios básicos, incluyendo a los sectores periféricos. Le correspondió ejecutar los planes maestros de agua potable, alcantarillado y saneamiento, lo que permitió descontaminar los ríos. Cuando toca lo social, el exalcalde pone énfasis al recordar la creación de Acción Social, en la que jugó un preponderante papel su esposa, Gloria Astudillo. Esta iniciativa, por un lado permitió dar servicios, incluyendo los de salud, a niños y adultos de escasos recursos económicos; y, por otro, crear conciencia de que la obra física no es todo. Relieva, asimismo, la aplicación del Plan Regulador bajo la premisa del crecimiento inusitado de la ciudad, aunque reconoce que no se imaginaron que el parque automotor llegue a rebasar las expectativas. Empero, de manera directa o indirecta se construyeron vías y puentes para permitir el descongestionamiento vehicular, como la Medio Ejido por San Joaquín, para cuya ejecución tuvo que sortear problemas con el vecindario que se opuso. No se guarda reservas para señalar que a Cuenca la ve ahora con avances significati-

Una ciudad no nace con el criterio de un alcalde. Nace a través de una política que se la viene aplicando desde mucho tiempo atrás, que se la debe seguir realizando, a fin de que con el tiempo exista una continuidad, que no es lo mismo que continuismo, y eso es positivo”.

vos, sobre todo en la recuperación de los espacios públicos, la reconstrucción del parque de La Madre. Tampoco lo tiene para decir que ve con optimismo el futuro de la ciudad, mucho más porque ahora es evidente la presencia de los jóvenes por querer servir a su tierra, por participar; al igual que la de otros sectores sociales que quieren involucrarse en las acciones municipales.

Y con esa misma sinceridad, considera que la tarea “dura y difícil” que tienen las nuevas administraciones es buscar soluciones más técnicas al tráfico vehicular, que no solo se complica por el número de automotores que circulan, sino por las condiciones geográficas de la ciudad, las calles estrechas, y otras razones. Similar reto les plantea por la inseguridad que va creciendo

en Cuenca, aunque reconoce que no es una tarea exclusiva de la Municipalidad. De Cuenca hay una característica que la reconocen propios y extraños: es que todos los alcaldes, independientemente de sus posiciones políticas, trabajan por verla mejor. Y Xavier Muñoz lo corrobora. “Hay una continuidad de acciones, no solo porque es un mandato legal, sino porque es una demostración de que no se actúa de manera política, ni de querer ser dueño de algo determinado”, dice. Y lo resume en una frase: “Una ciudad no nace con el criterio de un alcalde. Nace a través de una política que se la viene aplicando desde mucho tiempo atrás, que se la debe seguir realizando, a fin de que

con el tiempo exista una continuidad, que no es lo mismo que continuismo, y eso es positivo”. Abona más al decir que esta particularidad deviene de la posición honrada de los alcaldes, de los concejales, de las acciones positivas y críticas de los ciudadanos. “Somos querendones de nuestra tierra. Le tenemos un amor especial a Cuenca, la tierra donde hemos nacido, a la que hemos servido, y en la que queremos morir, inclusive”. Por esto mismo pide a los ciudadanos ser más solidarios con Cuenca, respetarla, no dañar los bienes públicos ni privados. “Debemos ser solidarios. Esta debe ser la meta. Respetarnos unos a otros sin dejar de ser críticos. Demos


6C la voz de los exalCaldes

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Jorge Piedra: Lo mejor que tiene Cuenca, es su paisaje Texto: Segundo Gallegos Q. Fotos: Franco Salinas Redacción El Mercurio

J

orge Piedra gobernó en la alcaldía de Cuenca en el periodo de 1988-1992. Se califica como un cuencano de corazón y sobre todo de acción. Al dejar el cargo, cuenta el exalcalde, que lo primero que hizo fue dedicarse a visitar las obras que había realizado durante su periodo de gestión municipal. Al realizar el recorrido encontró una sorpresa, habían llegado a lugares muy lejanos en las zonas rurales, sobre todo en poblaciones con muy pocos habitantes pero con muchos problemas, aisladas por falta de caminos y escuelas. Con la satisfacción del deber cumplido, cuenta que luego se dedicó de lleno al periodismo radial, a través de este medio tuvo la oportunidad de darse a conocer y advertir las injusticias en la sociedad cuencana. Jorge Piedra pertenecía a la Izquierda Democrática, filosofía que le permitió trabajar con justicia social, pero en forma radical a diferencia de otros alcaldes y otros prefectos de la época, señala. Visión de la ciudad En lo urbanístico lo fundamental es haber trabajado con la continuidad, hecho que puede ser el máximo orgullo de los cuencanos, al saber apreciar lo que han hecho los predecesores y sobre ese fresco accionar, “meter también el impulso de las nuevas autoridades”. Es decir, Cuenca tiene la particularidad que no se han paralizado obras porque no son hechas por el mismo alcalde,

sino se han continuado por el bien de la ciudad, dice Piedra. Por ejemplo, “a las obras de pavimentación de las calles de la ciudad de Cuenca, nosotros (la ID), dimos un gran impulso a ese gran plan de pavimentación que empezó en la alcaldía de Xavier Muñoz Chávez, pero lo continúo mi gente”. Otra de las obras que le llena la retina de las personas fue el inicio de la primera etapa de los planes maestros de agua potable y alcantarillado, obra que para marcó físicamente el despegue de la ciudad, expresa Piedra. Cómo era de esperarse, con el inicio del alcantarillado el crecimiento se venía y con ello un crecimiento urbanístico acelerado y hasta cierto punto, desordenado, sin embargo, el exalcalde manifiesta que sí tenían planes de desarrollo urbano de la ciudad para cont rol a r este fenómeno. En la act ua l idad, la c iu d a d d e

Cuenca debe controlar su crecimiento a través de normas rígidas, ordenanzas orientandas al crecimiento horizontal de la ciudad y el análisis del costo de los servicios podría llevar a que se restrinja un poco el crecimiento urbano de la ciudad, precisa.

“Un político debe trabajar con la mentalidad de servir y no servirse del poder”. Pero advierte que hay que tener cuidado en la planificación de edificios o lo que se llama el crecimiento vertical, a fin de que no atente a la contaminación visual y no tape los paisajes que es lo mejor que tiene Cuenca. El caos vehicular No se puede prohibir que se compre y se venda los vehículos, lo que sí se

puede hacer es limitar por áreas, especialmente en el Centro Histórico de la ciudad. Prohibir la entrada a carros particulares de manera que los que quieran movilizarse hasta el centro tendrían que hacerlo en un transporte público de primera calidad, pero a costos módicos, indica Piedra. Consultado sobre el tranvía que en pocos días entra en ejecución la obra, manifiesta la falta de experiencias con respecto a este tipo de transporte, lo que conlleva a no saber a futuro sobre sus resultados, sin embargo, aclara que el tranvía es una alternativa para la movilidad. La migración Sobre el tema, el exalcalde manifiesta, que al cuenc a n o todavía le falta l iberarse de la

Perfil Nombre: Jorge David Piedra Ledesma Profesión: Periodista Profesional Edad: 75 años Esposa: Martha Cardoso Hijos: 4 Gustos: música romántica entre boleros y baladas.

influencia que se tiene de los migrantes que salieron de la ciudad hace años y ponerse en la realidad de lo que actualmente es Cuenca: una ciudad que recibe la visita de numerosos turistas, jubilados norteamericanos o de otra nacionalidad que busca a Cuenca como su nueva tierra para vivir. Cuenca, es una de las ciudades con los mejores servicios básicos a nivel del Ecuador y de Sudamérica. Por ello, los que salen del país siempre pensarán en volver a su tierra natal, sostiene. Cuenca en el futuro La ciudad camina con pie firme, esto obedece en gran parte a su gente que la habita y la defiende, que está contenta con lo que tiene gracias a su propio esfuerzo y el de sus hijos que es lo mejor que tiene Cuenca. Los jóvenes, al ser el futuro de la sociedad cuencana, deben tomar muy en serio al momento de elegir a sus autoridades: locales, provinciales y nacionales, para no esperar que les den haciendo las cosas, pues en el sufragio está el futuro de ellos y de las próximas generaciones, entre ellas, la de sus hijos.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

la voz de los exalCaldes 7C

Fernando Cordero Cueva, ejerció Alcaldía en períodos: 1996-2000 y 2000-2005

“Hay que acentuar trabajo en área rural” Por: Diego Montalván S. Redacción El Mercurio

L

a noche cae y el viento sopla fuerte en Llacao. Es sábado. Desde hace cinco años, Fernando Cordero Cueva tiene su residencia en dicha parroquia rural, ubicada a 14 kilómetros al noroeste de Cuenca. Cordero llega ahí cada fin de semana ya que por sus actividades en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y antes en la Asamblea Nacional (Legislativo) pasa la mayor parte del tiempo en Quito. La decisión de vivir en Santa María de Llacao -un verdadero balcón natural- tiene una motivación que se remonta a su primera administración en la Alcaldía. “Quedé enamorado de este sector cuando vinimos a inaugurar una cancha de uso múltiple que trabajamos en minga”; recuerda. Y es acaso el contacto cercano que ha mantenido con la comunidad la que lleva a Cordero a decir que el trabajo municipal de ahora y del futuro cercano debe acentuarse en los sectores rurales. “Lo más importante que debemos hacer

es convertirles a nuestras parroquias rurales en pequeñas ciudades dotándoles de todos los servicios”. Al evaluar sus dos períodos al frente del Municipio (1996-2000 y 2000-2005) considera que su “huella” no radica en ninguna obra física sino más bien en el haber recuperado la autoestima, la convicción y la capacidad de emprendimiento y la capacidad de participación ciudadana. Mucho ayudó para ello, dice, el conseguir, en 1999, que la UNESCO declare a Cuenca como “Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad”. Y así como hubo aciertos y logros también reconoce omisiones. De lo que se arrepiente es el no haber peatonizado el Centro Histórico, o al menos no haber implementado el sistema de “pico y placa” para restringir el ingreso de vehículos. “Eso bien se lo puede hacer ahora”; opina. El cierre del tráfico por la avenida Doce de Abril y que para muchos fue, en 2004, la causa de la derrota electoral que truncó su tercer período, a decir de Cordero fue un proyecto de intervención integral de El Barranco que no fue bien entendido y que en algún momento

tendrá que darse. Algo que marcó sus dos administraciones fue la inestabilidad política que vivió el país y que se tradujo en el “desfile” de siete Presidentes de la República, uno más centralista que el otro, afirma Cordero, quien excluye de ese grupo a Gustavo Noboa Bejarano quien asumió la Primera Magistratura tras la salida de Jamil Mahuad de quien era su Vicepresidente. Asimismo le tocó encarar un Concejo Cantonal sin la cómoda mayoría que si tuvieron sus predecesores. Empero, dice que según datos de la Secretaría Municipal el 98 % de las decisiones se adoptaron por unanimidad. Respecto a la ciudad actual dice verle hermosa, emprendedora pero cree que el Concejo se ha perdido en discusiones intrascendentes lo cual, a su criterio, ha desacelerado el proceso de planificación. Por ello espera que el nuevo Concejo que se estructurará con las elecciones seccionales de 2014 esté a la altura y ponga mayor atención a este aspecto. Después de la Alcaldía, Cordero ejerció la diputación por el Azuay, la presidencia de

El exalcalde Fernando Cordero Cueva rememora los logros y los acontecimientos que marcaron los dos períodos que cumplió entre 1996 y 2005. Diego Montalván S.

la Asamblea Constituyente que redactó la Constitución vigente, la presidencia de la Comisión Legislativa y de Leg islación ( l lamada Congresillo), la presidencia de la Asamblea Nacional (Legislativo) y tras ganar las elecciones como asambleísta nacional, en febrero de 2013, renunció a la curúl para presidir el Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). De todos esos cargos, Cordero se queda con la Alcaldía. “La experiencia de ser alcalde a uno le marca profundamente, dicen que los alcaldes nunca son exalcaldes porque conservan una relación permanente con la ciudad y yo comparto esa apreciación”. Pero entre la función pública recuerda su paso por la Universidad de Cuenca como docente y también como estudiante. Esto último, confiesa, tiene una explicación: para aquellos años la tecnología había avanzado y no quería estar des-

actualizado frente a sus alumnos de la Facultad de Arquitectura.”Me inscribí con mis propios alumnos, volví a ser chúcaro, hice una Maestría, volví a sentirme como un pelado de 20…”. Pero la política lo volvió a tentar, fue cuando el movimiento Nuevo País dio el apoyo a Rafael Correa y a su movimiento Alianza País al cual se adhirió hasta la presente fecha. Dos horas de diálogo han pasado y mientras sus nietos juegan y sus familiares, entre ellos, su esposa Nelly Carvallo,

lo esperan, abre las puertas de algunos rincones de su hogar que mantiene la estructura original con materiales básicos como el adobe y con mínimos acondicionamientos. Y entre esos espacios no podía faltar uno dedicado a los búhos que Cordero colecciona y cuyo número ya ha perdido la cuenta. Son muchísimos, miles, dice. Sus tres primeros búhos, tallados en laurel, fueron un regalo de un hábil artesano de San Antonio de Ibarra a quien conoció en 1982 cuando lo entrevistaba para un estudio nacional sobre viviendas. El “Corcho” como lo llaman sus amigos e incluso quienes no lo son, pone fin a la plática diciendo que guarda solo sentimientos de cariño y gratitud para con la ciudad. “Uno nunca deja de ser alcalde”, reitera aunque descarta que su sueño sea volver a dirigir el Cabildo, al menos no por ahora porque, a sus 61 años, se ha impuesto el desafío de darle un golpe de timón al IESS. Ese es su reto hasta el 2017.


Marcelo Cabrera Palacios ejerció la Alcaldía en período 2005-2009

“Urgen los grandes proyectos” Por: Diego Montalván S. Foto: Patricio Saquicela R. Redacción El Mercurio

H

an pasado cuatro años y cuatro meses desde que Marcelo Cabrera Palacios dejó la Alcaldía de Cuenca (3 de enero del 2005 hasta el 30 de julio del 2009). Antes de ejercer dicho cargo al que llegó con el patrocinio de la Izquierda Democrática (ID) fue dos veces Prefecto del Azuay (1996-2000; y, 20002004), auspiciado por la Democracia Popular (DP). En su oficina ubicada en el quinto piso del Colegio de Ingenieros Civiles (CICA) – Cabrera es ingeniero civil de profesión y fue presidente del referido gremio- guarda algunos recuerdos de su paso por el Municipio. De la pared cuelgan algunas fotografías y reconocimientos como el que recibió el 17 de junio de 2008 en Buenos Aires, Argentina en calidad de Presidente Mundial de las Ciudades Patrimonio, distinción que, según dice, colocó a Cuenca en una posición estratégica en este ámbito. Al revisar dicho documento, Marcelo Cabrera resume su administración con la frase “Se cumplió y fuimos más allá de lo ofrecido”. Luego, enumera algunos de los proyectos que emprendió en materia vial, saneamiento, alcantarillado y social, pero sin dudar

destaca como “obra emblemática” la remodelación del mercado Nueve de Octubre, popular centro de abastos ubicado en el Centro Histórico. Para el ahora exalcade, la referida intervención tiene un significado especial y hasta cierto punto sentimental ya que fue en el tradicional barrio Nueve de Octubre donde nació y creció al igual que su esposa, Mireya Vélez. Otros planes quedaron a las puertas de materializarse y lamenta que no hayan tenido continuidad; entre ellas, la Circunvalación Norte, propuesta vial que partiendo desde el sector de Guangarcucho atraviesa algunas parroquias rurales del noroccidente para terminar en el sector de Tarqui, en un total de 52 kilómetros. Aquella iniciativa, para Cabrera era y sigue siendo urgente como opción para descongestionar el parque automotor que registra la ciudad. A ello suma la necesidad de pensar en otro proyecto de iguales características para el sector suroriental en donde observa que, poco a poco, se va saturando y complicando el manejo del tránsito. Según cifras oficiales 110.000 vehículos circulan en Cuenca y la tasa de crecimiento anual es de 10.000 automotores. Luego de dejar la Alcaldía, Cabrera regresó a la docencia universitaria y a colaborar como consultor en proyectos de infraestructura en las vecinas provincias de Cañar y El Oro.

De lo primero afirma que le ha servido enormemente porque la cátedra permite enseñar pero también aprender y alimentarse de las ideas y visión de los jóvenes que están en etapa de formación. La labor universitaria la cumplió durante 23 años, hace pocos días ha presentado el pedido de retiro para acogerse a la jubilación voluntaria. De lo segundo, de la actividad como profesional, comenta que le ha dejado una satisfacción el hecho de contribuir con sus conocimientos al desarrollo y progreso de las comunidades de la región. Al ser un personaje que ha pasado entre la gestión pública y la privada las anécdotas no le faltan, pero hay una que la tiene muy presente: Las llamadas durante la gestión municipal eran constantes, una tras otra, pero, posterior a dejar el cargo el teléfono se silenció. “Es ahí cuando se conoce a los verdaderos amigos”, reflexiona Cabrera, quien dice que su vida frenética de trabajo que comenzaba a las 06:00, incluso sábados y domingos –en muchas de la vecesdevino, de súbito, en un cambio de ritmo con una sensación de incertidumbre. Confiesa que uno de los principales factores que hubiera hecho mejor cuando fue regente del Ayuntamiento se centraría en oxigenar algunas direcciones o departamentos municipales y capacitar más al personal.

En su oficina en el edificio del Colegio de Ingenieros Civiles del Azuay (CICA), Marcelo Cabrera analiza su paso por el Municipio de Cuenca.

De la Cuenca actual dice que falta liderazgo y capacidad de gestión para acelerar su crecimiento. “Solo se han completado obras relevantes que ya estaban en marcha, con escasas ejecuciones de trascendencia y propias de la iniciativa de esta administración municipal. Lo único visible es publicidad abundante”,

dice. Y proyectándose al futuro, traza algunos ejes en los que opina se debe acentuar la planificación municipal: seguridad integral, empleo y generación de autoempleos, vialidad, fortalecimiento en el área social y enmarcar todos los ejes en el desarrollo sustentable. “Cuenca debe mirar

hacia grandes proyectos”, menciona Cabrera, quien ha emprendido en los últimos días el desafío de presentarse nuevamente a una lid electoral. Empero, será en febrero próximo cuando sepa si la vida le da o no una nueva oportunidad de administrar a la tercera ciudad del país, a la Atenas del Ecuador.


Extranjeros tienen su propio barrio en Cuenca

Los edificios River Side y El Palermo, una especie de Rascacielos, tienen como huéspedes y copropietarios a extranjeros en el barrio “Gringolandia”. Texto y Fotos: Aída Zhingre Duque Redacción El Mercurio

Los extranjeros que llegan a la capital azuaya, son jubilados con diversos perfiles profesionales.

P

or lo menos una docena de edificaciones muy elevadas, en su mayoría de ladrillo visto, caracterizan al sector que gira entorno al hotel Oro Verde y al que se le h a e mp e za do a l l a m a r “Gringolandia”, osea, territorio de gringos, por el número de extranjeros, “Good Morning, my friend”, son algunas de las palabras que anteceden a las charlas que se entablan a diario entre grupos de

Dan Ostrom cercano a Bruce Lee y Elvis Dan Ostrom, ciudadano de Monterey, Ca. Dallas TX Cortez, admira el don de gente y el talento de los cuencanos, entre ellos colegas suyos, expertos en artes marciales como Manuel Dután Narváez, del centro Siu Liem, especializado en China. Dice que no extraña su tierra, pues a más de los paisajes y servicios de calidad, Cuenca tiene gente maravillosa y acogedora, que lejos de ser mezquina, se esfuerza y se da modos por entender a los gringos que poco hablan castellano como él. Ta m b i é n hace notar la excelencia profesional que hay. Cita a s u amigo y colega, con quien asegura, puede practicar y aprender igual que lo hizo con entrenadores del afamado Bruce Lee. “Él tiene reconocimientos de otros países, a los que no cualquiera puede acceder”, aseguró. Dan Ostrom estuvo muy cercano al mundo de Hollywood a través de sus amigos que trabajaban con Sylvester Stallone, Bruce Lee y otros, actores a los que conoció en las áreas de entrenamiento.

Las artes marciales para él no fueron una carrera ni una profesión sino su vida, trabajó en una prisión en el área de salud mental y entrenando a los guardias. Actuó con las artes marciales en la mayoría de países del mundo, al momento, analiza una propuesta hecha por una academia de su país para hacer un video contando todo lo que sabe. Como amigo de Wally Jay, entrenador de Bruce Lee, asegura que el segundo debe estar muy enojado en su tumba, porque sabe que en sus películas, nunca mencionaron el nombre de su maestro que le e n s e ñ ó todo. Cuenca, la Atenas d e l Ecuador es su nueva Patria, acá encontró gente sincera, honesta y amable, a diferencia de ese absorbente mundo de famosos entre los que está el cantante Elvis Presley a quien también conoció. Ostrom, cree que su arte no es motivo de vanidad sino una herramienta de defensa que hay que saber cuando utilizarla, vive solo en Cuenca, su esposa murió hace 30 años, no se volvió a casar porque “después de ella no hay otra igual”.

amigos gringos, en las diferentes mesas del Pub And Sports Bar “Local Cinco”, ubicado en la avenida Ordóñez Lasso, junto al referido hotel. Es un sitio muy frecuentado por norteamericanos, y cómo no, si al frente está el multifamiliar El Palermo, de 150 departamentos, habitado en un 70 % por extranjeros, en su mayoría ciudadanos jubilados estadounidenses; adjunto se construye el River Side. El condominio en construcción tiene 58 departamentos de lujo, sus propietarios, una pareja de emigrantes, Rodolfo Córdova y Patricia Moscoso, quienes conocedores de las preferencias de los “norteamericanos, retornaron a Cuenca para invertir y generar fuentes de trabajo. Ya se ha vendido el 70 % de los departamentos, en su mayoría los compradores son norteamericanos, aseguró Rodolfo. En El Palermo viven unos 300 extranjeros, el 50 % de ellos son arrendatarios y el otro porcentaje son propietarios de los departamentos. El dueño del Pub And Sports Bar “Local Cinco”, Ron Buckannom, originario de Charlestone, Carolina del SurEstados Unidos, es uno de los habitantes de “Gringolandia”, como ingeniero especialista en manejo de minas, recorrió varios países. Delegado por el gobierno estadounidense, vino a entrenar personal local, para el desminado de la zona fronteriza común Ecuador-Perú. Se casó con la peruana Patricia Coronado, arquitecta de profesión; Cuenca los cautivó y decidieron radicarse en la zona.

Detalles n En 2008, Cuenca fue catalogada por Stern Magazine, como primera opción para visita y estadía e n L a t i n o a m é r i c a . Y, National Geographic la ubicó en el puesto 49 de los destinos turísticos mundiales. n Desde 2009, por cinco años consecutivos, la revista International Living, la califica como el mejor lugar en el mundo para retirados; en 2010, Lonely Planet, la sugirió como una de las ciudades a conocer en el mundo. n En 2012, Trip Advisor la ubicó en el puesto 21 de los destinos seleccionados por los viajeros en Latinoamérica; y CNN Money la catalogó como el mejor lugar para los retirados norteamericanos. n Según la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana de Cuenca, los extranjeros que radican en esta ciudad ya suman 6.000, la mayoría son estadounidenses, pero también de Canadá, Italia y otros países europeos.

porque su clima es buenazo, es segura, limpia, tiene gente muy amigable, y está cerca del aero-

En su bar restaurante Local 5, Ron Buckannom y su amigo y vecino Laurence Hamilton.

puer to i nter nac iona l de Guayaquil”, afirmó el extranjero. Ron, sonriente y sin titubear afirma, “Que llamen al barrio Gringolandia, no, no me incomoda para nada, es solo una palabra igual que gringo, no es ofensivo”. Considera que muchos de sus compatriotas vienen porque el costo de vida es económico y de calidad, traducidos en el buen clima; la posibilidad de encontrar muchos amigos jubilados; “¡Y el agua, la mejor en Latinoamérica!”, exclamó. Su próximo proyecto lo trabaja con su esposa, se trata de un conjunto arquitectónico en Cuenca, en el que quiere emplear a seis discapacitados víctimas de minas, tres peruanos y tres ecuatorianos.

Admiración La atención médica de calidad, el desarrollo social que está en su

boom, el bajo costo de la vida en comparación a Estados Unidos y otros países, su arquitectura, el agua pura, procedente del sin igual Parque Nacional Cajas (PNC), son vastos motivos para que los extranjeros vean en Cuenca una especie de paraíso terrenal. “No me gusta Cuenca, me encanta”, exclama Ronald Marcelle, mientras sonríe junto a su esposa Sarah, los dos nacieron en Trinidad y Tobago, pero vivieron desde niños en Estados Unidos. Hoy disfrutan de paseos frecuentes en las mañanas, por el parque lineal junto al río Tomebamba, en el sector “Grindolandia”, además de otras maravillas como la vista al Cajas y a la ciudad desde los altos edificios, y otros atractivos que les ofrece esta zona preferida por muchos extranjeros.

Negocios Procedente de una familia dedicada a los negocios gastronómicos y atención turística, abrió su bar restaurante en el que recibe a sus connacionales, extranjeros de otros países, y más público; abre todos los días de 09:00 a 17:00, excepto los lunes. Otro local para atención nocturna tiene junto al Puente del Centenario. Vivió 15 años fuera de Estados Unidos, en varios países, hace seis vino a trabajar en proyectos comunitarios y de ayuda humanitaria, especialmente dirigidos a víctimas de minas, de Ecuador y el vecino del sur. “Escogí Cuenca

Ron Buckannom, festejó su cumpleaños en el Roux Bar&Bistro, en la avenida Paucarbamba, negocio de norteamericanos a donde llegaron muchos de los extranjeros radicados en Cuenca.


2D cuenca cosmopolita

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec Texto: Brigida Sanmartín G. Fotos: Patricio Saquicela R. Redacción El Mercurio

La parisina renunció a la belleza de la Torre Eiffel, la avenida de los Campos Elíseos para adentrarse en la cultura andina ecuatoriana.

“ Aunque extraña su tierra natal, la intención de la francesa Rosine Fouteau es quedarse hasta morir en este rincón andino.

Hace 34 años llegó de Francia

Rosine Fouteau, una cuencana más

Ma culture est francaise, mais mon coeur est ici”... “Mi cultura es francesa pero mi corazón está aquí”, en español o en francés, esta es una de las frases que con firmeza, seguridad, gratitud y complacencia dice Rosine Fouteau, francesa, que desde que llegó a Cuenca hace 33 años, ha hecho de esta urbe su segunda tierra, después de su natal París. Una parisina que lo último que aspira en su vida es regresar a la capital francesa, si bien añora el paso por el bosque de Vincennes, el barrio quince, su cultura e identidad, porque a su decir, esas cosas ni se olvidan ni se renuncia, la intención es quedarse hasta morir en este rincón andino. ¿Comment est Cuenca?, escribe Rosine en la pizarra, para que sus alumnos del segundo nivel describan a esta ciudad que la adoptó. Cest une jolie ville et très culturelle, desgens sont accevillants très sympathiques”, (Es una ciudad hermosa muy cultural de gente accesible y simpática), responden los chiquillos, que de ella aprenden no solo la lengua sino a la par la cultura francófona. Un jeep Ford del año 78, descapotado es una de sus reliquias, hasta hace poco era su medio de transporte. 35 años atrás, esta mujer de espíritu aventurero trabajaba como contadora, su profesión. En ese entonces ni se le había cruzado por la cabeza venir al otro lado del gran charco, primero porque no sabía español; revis esa convicción cambió, cuando en unas de esas revistas de turismo que llegó a Francia, se enteró que podía escalar el Chimborazo y conocer Ingapirca. Pero también influyó en la conquista de este nuevo mundo el canto de los IntiIllimani, el sonido del charango y las quenas en una plaza parisina; en ese entonces se hablaba mucho de esta región del cono sur, de las dictaduras Argentina y de Pinochet en Chile, también oía a Mercedes Sosa; cada cosa que identificada a esta parte de América alimentaba el espíritu aventurero de Rosine. “Vine a escalar el Chimborazo y conocer Ingapirca, llegué a Quito los primeros días de agosto de 1979”, dice entre risas; pasó al oriente donde se encontró con comunidades nativas, llegó a Riobamba, Cuenca, Ingapirca, Guayaquil y Galápagos, del oriente le gustó la gente y la geografía, cálida pues en Europa no hay ese oriente, fue encontrarse con otro mundo. Córcega, Cerdeña, Italia, Inglaterra, Bélgica, Bruselas, se recorrió antes de venir, en esos viajes descifró su apego por la geografía cálida, por ello se vinculó por los países latinos, dejando el encierro de las oficinas en los rascacielos franceses.

Pasa a la 3D


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Viene de la 2D

Una vida llena de aventuras

E

ntre la felicidad y la nostalgia que expresa a través de su mirada, la parisina Rosine Fouteau, añade que en ese primer viaje a Ecuador encontró su único amor, Fernando Mora, médico. “Conocí a mi futuro esposo y decidí dejar todo”, regresó a Francia en diciembre del mismo año, vendió su auto, departamento, empaquetó sus cosas, pagó un viaje en barco y regresó a las tierras andinas. La vida con Fernando Mora fue otra aventura, regresaron a Francia por cinco años a la especialización que este hizo en el Instituto Pasteur, allá se contactaron con las misiones “Médicos del Mundo”, con ellos regresaron a Iquitos-Perú, para entonces Rosine ya aprendió nociones de medicina, estaba lista para emprender las misiones en las comunidades ecuatorianas, en esas comunidades donde aprendió a comer cuy, mote, que le gusta por cierto. Rosine es una de las primeras maestras de la escuela de la Alianza Francesa, dice Miguel Coellar su compañero, él admira de esta mujer la responsabilidad y habilidad para enseñar a los niños. Todas estas fueron razones para quedarse en Cuenca, pero lo que más pesa en una decisión para

quedarse de por vida es la sencillez de la gente, las comu n idades creativas. “Me adapté a Cuenca porque creo que tengo un carácter que se adapt a a muchas cosas, al inicio fue

Detalles n Rosine Fouteau tiene 63 años, más de la mitad de su existencia, 33 años, vive en Ecuador. Sus hijos Lucan y Joan, gemelos, son cuencanos, nacieron hace 32 años en esta ciudad. Ellos hablan francés y conocen la cultura francesa. n En julio murió su madre, tiene algunos sobrinos, pero lo que más admira de ese lazo familiar es que sus sobrinos no saben donde vive Rosine, porque no saben donde es Ecuador. “No quiero regresar ni de vacaciones a Francia, prefiero conocer otros países”, dice. n María Isabel Lupi, alumna, dice que Rosine es una profesora estricta, le gusta que aprendan bien, sus clases son dinámicas. Emilio Peñaherera, expresa que es una buena profesora y enseña muy bien, llama la atención su metodología de estudio.

difícil por la cultura diferente”. Es imposible no remembrar las calles, los parques y la familia que dejó allá en el viejo mundo, eso sucede a veces cuando habla con, Pierrete Meric, la maest ra pel i r roja de l a A l ianza Francesa. “Cuando yo llegué la Rosine estaba viviendo años y fue para mi como u n

regalo, tenemos la misma edad, 63 años, Rosine tiene ahora “fiftyfifty” (50-50) de francesa y ecuatoriana”, dice Pierrete. Amante de la buena cocina, como todo francés es dueña de esas recetas propias del país galo, así es Rosini. “Cocino muy bien”, afirma y Pierrete lo corrobora; especialmente cuando prueba ese exqu isito plato hecho a base de carne de res con cebolla, tomate y u na salsa, plato que hecho por Rosine, conserva el sabor francés. Qué sabroso es para Pierrete llevar al paladar ese “Le boeuf bourguignon”.

cuenca cosmopolita 3D


4D CUENCA COSMOPOLITA

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

18 años deleitando con sabor de China a los cuencanos Por Pablo Vallejo Iñiguez Foto: Franco Salinas Vera Redacción El Mercurio

S

on l as 12:3 0 de u n domingo ,y el Ch ifa Shan Dong, un restaurante de comida china, abre sus puertas. En el ambiente se siente el aroma de la carne de pollo, chancho, camarón, mezclado con el de arroz y otras especies. Se escucha el sonido de una sartén; pues Daqing Li, propietario del restaurante, prepara el chaulafán. Li, como le dicen sus clientes, tiene 56 años. Hace 18, exactamente un 8 de enero de 1995 llegó a Cuenca desde Shan Dong, China, por invitación de un tío que era socio de la Cámara de Comercio. La bondad de la gente, el clima y la tranquilidad de la ciudad, fueron las peculariedades que motivaron a hacer de Cuenca su nuevo hogar, y abrir un “chifa”, ya que en ese entonces solo habían cinco en la urbe. Su primer local funcionaba en la Presidente Borrero y Juan Jaramillo. Los siete primeros años estuvo solo, hasta que vino su esposa Dongqing Liu, su hija y su sobrino, que lo ayudaron con el negocio. Sin embargo, en el 2007 su hija se fue a estudiar a los Estados Unidos, país donde actualmente reside. Luego, en el año 2011, su sobrino fue a trabajar en una empresa china en la ciudad de Quito al culminar su carrera en la Universidad de Cuenca. Desde entonces, Li y su esposa, con la ayuda de una empleada at ienden en el Chifa Shan Dong, ahora ubicado en la Juan Jaramillo y

Luis Cordero.

Buena gente “El cuencano es buena gente”, comenta Li con una sonrisa. Sentado en una silla de madera, usando un delantal blanco, en la cocina de su local, el hombre dice que la ciudad es muy bonita, sobre todo el centro, y que ahora está mejor. Además, le gusta el clima. Incluso ayuda para cocinar porque los alimentos no se dañan. De repente llega un cliente ,que efusivamente lo saluda: ¿Qué fué Li? ¿Cómo te va? ¡Todo bien!, responde Li, mientras el comensal le pide un chaulafán y un tallarín para l levar. Entonces se encienden las llamas y en un sartén, prepara los ingredientes. Al terminar se sienta nuevamente y cuenta que también gusta de los platos tradicionales como el cuy con papas, el hornado, mote pillo, platos típicos de Cuenca, de los que disfruta mucho. Ig ua l mente, cua ndo le queda algo de tiempo suele ir al baño turco en la parroquia Baños y a comer comida típica, pues el resto de tiempo lo pasa en su restaurante, en donde atiende de lunes a domingo.

Buen amigo Efraín Lucero, cliente de Li desde que abrió su primer chifa, lo define como una persona amigable y que da confianza para regresar. Lucero d ice que L i es alguien que busca hacerse amigo del cliente, respetuoso y muy especial. Además, el local es acogedor y la comida tiene un sabor especial.

Daqing Li elabora un chaulafán plato que, según dice, gusta mucho a los cuencanos.

Li manifiesta que a la gente de Cuenca le gusta mucho la comida china y aunque la mayoría de clientes piden el chaulafán, también les prepara tallarines, pollo saltado con verduras y otros platos de China. “Yo soy cuencano, tengo mi cédula”, menciona sonriente Li antes de levantarse nuevamente, tomar los sartén y cocinar, pues los comensales esperan para servirse los platos chinos.

Daqing Li y su esposa Dongqing Liu preparan los platos que desde hace 18 años sirven en la Chifa Shan Dong.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Gastronomía china, una de las más ricas

Texto y foto: Wikipedia

L

a Gastronomía de China es una de las más ricas debido a la antigua tradición culinaria del país, y está muy ampliamente representada en el mundo. Se puede decir que originariamente procede de diferentes regiones de China y que se ha expandido a otras partes del mundo - desde el sureste de Asia pasando por el continente americano hasta toda Europa. La cocina china está íntimamente relacionada no sólo con la sociedad, sino también con la filosofía y la medicina china. Distingue entre el cai (verduras cocinadas y por extensión todo lo que acompaña los cereales) y los cereales en sí, el fan. Los alimentos yin (femeninos) son alimentos tiernos y ricos en agua como las frutas y las verduras, y tienen un efecto refrescante. Los alimentos yang (masculinos) incluyen los platos fritos, especiados y a base de carnes, y sirven para recalentar. Si toda comida tiene que armonizar los sabores, las comidas chinas tienen también que buscar un equilibrio entre

lo frío y lo caliente, los colores y la consistencia de los diversos alimentos. Por ello las técnicas culinarias chinas son numerosas y particularmente variadas.

Equilibrio La sucesión de platos tal y como se conoce en los países occidentales es sustituida por la búsqueda del equilibrio entre los cinco sabores básicos (dulce, salado, ácido, amargo y picante). Por ello, los platos con sabor exclusivamente dulce sólo se ofrecen al final de los festines dados con motivo de grandes celebraciones. La vista también juega un papel importante en la presentación de los platos. Algunos platos se sirven con fines esencialmente terapéuticos, como los nidos de golondrinas o las aletas de tiburones que son ingredientes insípidos. El concepto de la complementariedad entre lo frío y lo caliente, heredado de la medicina china, se toma particularmente en cuenta en la gastronomía del sur de este país.

Tal y como se sabe, el componente básico es el arroz, este componente es crítico y unificador de muchos platos de la cocina china por lo cual es fundamental. Unificador por existir innumerables variantes regionales en muchas partes de China, pero este ingrediente está presente en todos ellos, en especial en el sur de China. Por el contrario, los productos basados en trigo que incluyen la pasta y los panecillos al vapor son predominantes en el norte de China donde el arroz no es tan dominante en los platos. A pesar de la importancia del arroz en la cocina china, en casos extremadamente formales, si no se ha servido arroz y ya no existen platos sobre la mesa, en este caso, se sirve arroz a los comensales. La sopa que se sirve generalmente al final de la comida para saciar de esta forma el apetito del comensal. La costumbre de servir sopa al comienzo de las comidas proviene de las costumbres culinarias de Occidente en estos tiempos modernos.

CUENCA COSMOPOLITA

5b


6D fotorreportaje

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

fotorreportaje 7D

Un zoom a la riqueza arquitectónica de la Atenas del Ecuador

La ciudad que encanta por sus tejados Por: Franco Salinas Vera Redacción El Mercurio

D

esde hace siglos, Cuenca ha sido una ciudad edificada con el fruto de la tierra, tal que en edificios señeros como la Catedra l Nueva resalta el ladrillo y en las cubiertas de las casas del Centro Histórico o de fuera de él relucen los tejados, esos que le dan a la ciudad un color especial si se le ve de lo alto. Es algo que le da una identidad a la ciudad, como la teja que conjuga con la pequeña torre conventual de El Car men y cont rasta con los t res domos sobera nos de la Cated ra l

Nueva, esas cúpulas airosas que son toda una enseña de la urbe morlaca. Tejados y cornisas son otra de las estampas características de la ciudad, la madera, las paredes de adobe y las siempre presentes iglesias y templos, como la Espadaña de las Conceptas, símbolo de la casa monacal femenina, cuatro veces centenaria. Y cómo no, la tierra, siempre la tierra presente en el barro del adobe, la a rc i l l a de l as tejas, hast a en el Barranco, al lado de esa frontera líquida que es Tomebamba y que divide la ciudad nueva y la vieja.

SALUDA a Cuenca, ciudad “Patrimonio Cultural

de la Humanidad”, en la persona del Señor Alcalde, Doctor Paúl Granda López, a las Autoridades Cantonales, Institucionales, Educativas y a todos los habitantes de esta noble e hidalga ciudad en la celebración de sus 193 años de Independencia.

RENUEVA su compromiso de seguir colaborando

para el desarrollo integral de esta ilustre urbe, en todas sus dimensiones culturales, a través del diálogo siempre abierto y fraterno. Dado en la Casa Arzobispal de Cuenca a los tres días del mes de noviembre del año dos mil trece.

Monseñor Luis G. Cabrera Herrera, ofm Arzobispo de Cuenca


8D CUENCA COSMOPOLITA

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

“He fortalecido mi identidad e interculturalidad”

Cuenca, una ciudad pintoresca y atractiva

María Rosa Cunduri Cunduri, indígena de la nacionalidad kichwa del pueblo Puruway; oriunda de la provincia de Chimborazo, cantón Colta, parroquia Columbe. FSV

Por: María Rosa Cunduri C. Kichwa Puruway Especial para El Mercurio

L

a coexistencia de varias nacionalidades indígenas, grupos étnicos o pueblo: Kichwa, Shuar, Achuar, Shiwiar, Waorani, A’i, Siona, Secoya, Sapara, Awá, Chachi, Epera, Tsáchila, Manta-Huancavilca-Puná, Afroecuatorianos, mestiza y otras, cada una con su lengua y sus características culturales, dan al Ecuador la denominación de país “intercultural y plurinacional” (Constitución 2008). En este contexto, Cuenca, la tercera ciudad más grande del Ecuador, ha recibido gente proveniente de todas las culturas. Ya sea por educación, trabajo, turismo, comercio, etcétera. Muchas personas ind ígenas -Otavalos, K añaris, Pur uwayes, Kisapinchas, Warankas, Pansaleos, Shuaras, Saparas, Cofanes, etcétera- y no indígenas, nacionales y extranjeras, hemos llegado a este hermoso rincón de la Patria y hemos llevado una interacción social de manera respetuosa y cordial. Personalmente, la tranquilidad, la calidez y el respeto de su gente, me han permitido conocer sus valores, sus costumbres, sus tradiciones y compartirlos; así mismo, los hermosos paisajes conformados por los cuatro ríos caudalosos, grandes montañas, hondos valles y una arquitectura excepcional vista en sus lindas casas y edificios, caracterizan a Cuenca como una ciudad pintoresca y atractiva, que me ha motivado a quedarme y ser parte de su terruño, por más tiempo de lo planificado. Todas estas virtudes hacen que Cuenca no solo sea una ciudad diversa e intercultural, sino también, una ciudad, hospitalaria y fraterna. Otro de los aspectos sobresalientes, es la educación y forma-

ción profesional que Cuenca, a través de prestigiosas instituciones educativas, brinda a sus coterráneos y extranjeros. Particularmente, la Universidad de Cuenca, a través de la Facultad de Filosofía Letras y Ciencias de la Educación y del Departamento de Estudios Interculturales (DEI), ha sido forjadora de la formación y profesionalización de las Nacionalidades y Pueblos indígenas del Ecuador, por más de dos décadas. La planificación de los programas y proyectos de formación, siempre ha sido basada en las necesidades e intereses de nuestros pueblos, conforme a nuestra propia cosmovisión cultural y lingüística, en relación con la cultura universal y, los procesos de ejecución y evaluación, se han llevado de manera participativa entre autoridades, docentes y demás gestores, de la Universidad, del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe (SEIB), y de las diferentes Organizaciones Indígenas. Parte de mi formación profesional, lo he hecho en esta Universidad, donde, a más del desarrollo de conocimientos y habilidades profesionales, he fortalecido mi identidad y la práctica de la interculturalidad tanto a nivel familiar, social y laboral. Me atrevo a decir que, quienes hemos tenido el orgullo de ser parte de ella, ya sea como estudiantes o como profesionales, la reconocemos como Universidad Intercultural de los Pueblos y Nacionalidades. Mi admiración, respeto y gratitud para todos quienes hacen la Universidad de Cuenca y mi saludo reverente a Cuenca, en sus fiestas de Independencia.

Dicho en lengua de relación... Kay Cuencapi tawka llaktakay runakuna tiyanchik. Llamkayta mashkashpa, yachayta mashkashpa, katuyrantiwan, riksina yuyaywanpish, Puruway, Kañari, Otavalo, Panzaleo, Kisapincha, Waranka, Shuar, Sapara, Cofán, shuktak runakunapish kayman chayamushkanchik; kaypika, allimi chaskishkakuna; riksinakushpa rimanakunchik, ushashpaka yanaparinakunchik. Tawkakunami ñukanchik kikin shimita, churarinata, yuyayta, mikuyta, kawsaytapish, mana pinkashpa rikuchinchik, willanchik; wakin mashikunallami, pinkarinkuna. Cuenca Amawta Yachaywasipi tawka llaktakay runakuna yachaykunata paktachishkanchik. Kunanpish, Antisuyumanta, Kuntisuyumanta ishkay patsak yalli mashikunami yachakunkuna; Ñukaka, kaykunata yanapashpami kay yachaywasipi llamkakuni. Cuenca llaktata achkatami kuyani; shinapish, ñuka mashikuna, paykunapa yachaykunata ña tukuchikpika, Chimborazo markaman, ñukapa llaktaman, aylluman, wasiman kutisha.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

cuenca cosmopolita 9D

La educación lo trajo a su “segundo hogar” “Recién llegados, nos enfrentamos con las reglas de la ciudad, diferentes a las comunitarias: entregar garantías en el arriendo, el pago anticipado en las rentas...”

Hace siete años, Juan Manuel salió de la Comunidad Taant, Sucúa para estudiar en la Universidad de Cuenca.

Dicho en idioma de relación... Tura unuimiatainiam enkemar juarkirkia nuisha itiurcha wainkiamiaji, tarimiat aents yajá nunkanmaya kaunka asar, tura unuimiarmasha niisha unuimiakma ainia, nakak unuimiararu, jea pujus unuimiararu, aintiuk nawe chikichik (41) unuimiau tsenken (7) tarimiat aentsnum pachitkiainia kaunkamiayi, niisha chichámtin, tuma asamtai itiurchat wainkiamiaji uunt unuimiatainiam ejekamu asamtai, tumaitkiusha yaitmataik nekakir ejekamiaji.

Por: Juan Manuel Mashinkiash Comunidad Taant, Sucúa, nacionalidad Shuar.

E

n diciembre de 2006, en ocasión de inicios de clases en la Universidad de Cuenca en el Programa de Formación de Investigadores en Culturas Amazónicas, todos los seleccionados o admitidos nos movilizamos de nuestras comunidades con el único afán de hacer realidad los sueños personales, familiares y comprometidos con la causa de nuestros pueblos y nacionalidades. Esto implicó sacrificar el tiempo de nuestras familias y las actividades cotidianas de la comunidad. Sobre todo el hecho de ser estudiantes de las nacionalidades, nos comprometía aún más con la historia y la identidad cultural de nuestro pueblo. Y como nuevos en la ciudad de Cuenca, primero teníamos que hacernos conocer y el referente de nuestra presentación fue de que éramos alumnos de la Universidad de Cuenca y algunas familias ya conocían a algunos alumnos de las promociones anteriores y habían dejado un buen referente: rentamos cuartos para vivir durante transcursos de la estadía. Nos enfrentamos con las reglas de la ciudad que eran diferentes a las comunitarias tales como entregar garantías en el arriendo, el pago anticipado en las rentas, sistema de transportes, el horario de clases, docentes nuevos, la vestimenta, entre otras cosas. Estas dificultades se fueron superando paulatinamente, hasta que se llegó a entablar una relación fraterna, amable, sólida y de confianza.

Tura unuikiartincha unuimiartin tusa tesá ejekamun timiatrus ejekiar wearmiayi, tura nuyá unuimiatainiam enkemsarkia unuimiachmiaji, aa jinkir iimsar, wekasar iimsar, iniakmamkir, unuimiat nekámu etserkir, tura chikich tarimiat aents etserainiamu nekámiayi, turam ii unuimiamiri shir pénker unuimiarmiaji. Wi juí Cuenca pujúsmaka, emkaka unuimiakun pujúsan (2006 – yumi 2010) nuyá atakka takakmakun pujúsuitjiai (ayumpum 2010 – 2013), nui iisma nni kampuntniuri, naint jú matsatka tentana aú, jempe ajari, kunkuimianam wekatairi, ankantri ii ajat ainia, sumakar nuyá surutairi irunu, imiankaska yurumkari, shaa iniaramu, papa nuapjai, kkuka namanké unuikma. Tura aentsush tii pénker ainiawai, nua tii shiram ainiawai. Maj juka winia chhikich jear ajasuiti. Juan Manuel Mashinkiash Chinkias, profesor de educación primaria, licenciado en Ciencias de la Educación e Investigación de las Culturas Amazónicas. FSV

Es así que estamos presentes en las aulas de la Universidad de Cuenca, alumnos provenientes de diferentes lugares de la Amazonía ecuatoriana, que traen consigo diversos programas y modalidad de estudio, a ella asistimos 41 estudiantes de siete nacionalidades que se encuentran en diferentes provincias amazónicas del Ecuador y a distancia muy variadas, con idiomas diferentes, factor que en un principio pareció complicado adaptarnos especialmente por la barrera lingüística que en ocasiones plantea el régimen universitario, sin embargo, al transcurso del tiempo fuimos adaptándo-

nos. La programación de los docentes que se realiza es de lo más clara posible para el alumno, con contenidos accesibles los cuales son complementados con diversas actividades que son adaptadas a cada materia: clases fuera del aula, visitas a lugares relacionados con cada uno de los temas, participación y exposición de diversos temas en las diferentes materias por parte de los alumnos de las diferentes nacionalidades, han constituido un factor que ha enriquecido las clases en la aulas universitarias. Cabe resaltar que durante mi estadía en la

ciudad de Cuenca, primero por estudio (de 2006 a mayo de 2010) y segundo por trabajo, (de agosto de 2010 hasta la fecha), me ha atraído su belleza natural, las montañas que rodean la ciudad, sus parques, el sistema de transporte bien sistematizado, los lugares turísticos muy atractivos, centros comerciales, la gastronomía cuencana es la que más me ha fascinado como el mote pillo, las papas con cuy, los hornados, etcétera. Y su gente muy hospitalaria, solidaria y comprensiva, la belleza de la mujer cuencana. En fin...ha sido mi segundo hogar la ciudad de Cuenca.


10D CUENCA COSMOPOLITA

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Conservar la identidad es un reto

“Cantado cuencano se nos ha pegado” Para abrir el camino de la convivencia, las culturas deberían conocerse entre sí, saber que existen, son diferentes y aportar sus conocimientos. Por: Claudio Calapucha Andy Arawanu kichwa runa/

E

n octubre de 2006, la Universidad de Cuenca, a través del doctor Alejandro Mendoza, d i rector del Departamento de Estudios Interculturales, acudió a la ciudad de Puyo para seleccionar estudiantes de la Amazonía quienes, mediante un examen de admisión, fuimos llamados a cursar el Programa de Formación de Investigadores de Culturas Amazónicas. En este proceso participamos estudiantes kichwas, shuar, achuar, waodani, a´i (Confán) y sapara, de la región oriental. Este proceso académico marcó mucho en nosotros, el hecho de que seamos estudiantes indígenas, al mismo tiempo de buscar la superación personal, estábamos impulsados por el profundo compromiso que teníamos con la historia de nuestros pueblos -marcada de exclusiones sociales- que necesitaban de nosot ros. Estábamos alentados no sólo por conseguir un título sino porque estábamos convencidos que de nosotros depende que nuestros pueblos sean los acreedores del sumak kawsay (buen vivir). Durante nuestra estadía en Cuenca, en lo deportivo participamos de campeonatos internos de la Facultad de Agronomía y, en una ocasión, de un campeonato barrial. Estos espacios, nos permitieron compartir lazos de amistad

con los estudiantes de la universidad. Sin embargo, considero que estos lazos se dieron en el marco de una tímida relación, tanto de nuestra parte como de ellos, debido a que nosotros siempre estuvimos tratando de conservar nuestra identidad en un mundo -ajeno a nuestra realidad- y diverso que nos miraba, como amazónicos, con actitudes diferentes, quizá por los atuendos típicos y coronas de plumas que, a veces, usábamos. Recuerdo que, en una ocasión, como parte de las clases de cosmovisión, organizamos una casa abierta al frente del Centro de Documentación R e g ion a l Ju a n B aut i st a Vázquez de la Universidad, donde expusimos maquetas de viviendas típicas, artesanías, medicina ancestral, la gastro-

nomía y la cosmovisión de cada pueblo. Por primera vez, desde nuestra llegada a Cuenca, socializamos abiertamente nuestra cultura a la comunidad estudiantil. No hubo mucha concurrencia, quizá por falta de promoción, pero quienes acudieron a este evento, tuvieron la oportunidad de conocer la diversidad cultural del país. De nuestra parte, en esa ocasión, sentimos que aún hacía falta conocernos más entre los habitantes del campo y la ciudad. Si bien muchos conocen de la existencia de pueblos originarios en la Amazonía, aún nos hace falta un acercamiento para comenzar a convivir, tal como sugiere la visión del sumak kawsay en el marco de la interculturalidad. Después de la graduación, un grupo más pequeño, fuimos

llamados a formar parte del equipo de investigadores interculturales del Departamento de Estudios Interculturales de la U. de Cuenca. Durante este tiempo, que nos tomó casi dos años, nos insertamos aún más en el mundo cuencano. Aunque nuestro trabajo está directamente conectado con los programas que se desarrollan en la Amazonía, nuestro día a día está marcado por la cuencanidad, por la relación cercana con nuestros amigos y compañeros de trabajo. En el transcurso de todo este tiempo, el acento cuencano se nos ha pegado, a veces en nuestras comunidades la gente nos reconoce por el cantado, aunque no es muy común que esto ocurra, se nos hace más notorio en una conversación larga o en un discurso.

Claudio Calapucha Andy, kichwa de Arajuno, provincia de Pastaza. Licenciado en Ciencias de la Educación e Investigación de las Culturas Amazónicas.

Dicho en lengua de relación... Cuenca llaktaman paktamushkanchimi kay Cuenca hatun yachana wasi kayachiskamanta. Ña 2006 watamantapachami kaypi tuparinchik, shamushkanchimi antisuyu pachamanta, kichwa, shuar, achuar, waodani, cofán, sapara ayllukuna. Kay llaktapika allitami hapiytukushkanchi, hatun yachana wasipashmi sumakta rikuy-

tukushkanchi. Ñukanchi yachakushka punchakunapika, riksichishkachimi antisuyu ayllullakta runakuna imashina kawsashkakunata. Shina akllaytami rikushkanchi mana kikinta kaypi kawsak runakuna allita riksishkata, kaypi pishinmi llaktapura allita riksinakuna, Ecuador mamallaktapi kawsak runakuna sumak ñanpita maskasha puririnkapak.

“Culturas deben conocerse entre sí” Hemos not ado que en Cuenca estamos presentes diversas culturas de la Amazonía y del mundo: unos por estudio y otros por trabajo. Pero cada uno está inserto en su mundo, en esos espacios es donde se forman grupos de amigos para compartir ciertos momentos. Sin embargo, de nuestra parte, aún no hemos intentado reunirnos con otros amazónicos que están en Cuenca, quizá más adelante tengamos la oportunidad de establecer lazos más cercanos. Habiendo una Carta Magna que reconoce la interculturalidad, las culturas, para abrir el camino de la convivencia intercultural, deberían

conocerse entre sí, saber que existen, que son diferentes y, en consecuencia, aportar con sus conocimientos y propuestas para la construcción del Estado Plurinacional que se anhela. Desde este punto de vista, lo que ha ocurrido con nosotros, en unos casos por no saber reconocernos entre los indígenas que vivimos en la ciudad, pasamos desapercibidos y, en otros, cuando los estudiantes de la Amazonía llegan a la ciudad, nos hemos sentido en casa, aún estando lejos. Esto no significa que la ciudad como tal nos haya tratado mal, al contrario, hemos sido recibidos con mucho respeto y consideración.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA COSMOPOLITA 11D

El cuencano es el

primer enamorado de su tierra Un estudiante de Historia y Geografía y de Periodismo describe a la “Santa Ana de las Aguas” que hoy está de fiesta.

En la plaza de San Francisco están a la vista los tejidos de los otavaleños, artesanías con un gran valor y creatividad.

Los cuencanos tienen en la actualidad como principal punto de encuentro a la Calle Larga, en el Centro Histórico.

Por: Boris Leonardo Morocho Estudiante de Periodismo Especial para El Mercurio

L

a avenida Doce de Abril puede ser considerada como un punto de referencia a la hora de entender la geografía cultural de Cuenca, si bien es cierta la expansión del espacio territorial es más que esta vía, no se puede ser indiferente al mundo que invita a conocer a lo largo de su recorrido. A orillas del Tomebamba, a la altura del barranco se aprecia un singular paisaje, además se tiene la oportunidad de cohesionar todas las visiones que se perciben en la ciudad, puesto que, la división de esta no está marcada tan solo por el río. Frente a la puerta de la Universidad de Cuenca y por sobre la corriente cruza un puente que conduce a las escalinatas que conectan al peatón directamente con la Calle Larga, considerada por muchos la ruta más cercana para llegar al Centro. En la intersección de las calles Larga y Tarqui todo es más cercano, a pocos metros se encuentra el mercado 10 de Agosto, es casi inevitable no entrar para comer un plato de hornado; en la parte de atrás está la plaza de San Francisco, están a la vista los tejidos de los otavaleños que son prendas muy útiles para sobrevivir en medio de tanto frío. En el Centro Histórico siempre hay visitantes, las lentes de las cámaras buscan el mejor ángulo de la Catedral, casi ninguno de ellos entra a misa pero no pueden irse del parque Calderón sin conseguir una postal. Los turistas se confunden entre taxis, autos, buses rojos de dos pisos, jóvenes de colegios aledaños bien uniformados y casi todos ellos con celular en mano buscado alguna red WI-FI, sin clave, que les de acceso a la internet, un coqueteo directo con el desorden de las grandes ciudades de la modernidad. Desde la plaza central en dirección hacia el este, después de varios movimientos en “L” se encuentra el sector de Todos Santos, donde cambia el paisaje urbano de la ciudad, se termina el ado-

El Barranco es atravesado por el río Tomebamba que divide a la vieja y nueva ciudad, uno de los íconos de la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

quín y empieza el asfalto. Metros más abajo, desde el Puente Roto se mira, aún con recelo, desde arriba, a “Julián Matadero” (como se llamaba al río Tomebamba) y su caudal tranquilo que en los años cincuenta lo mutiló. Desde el puente se observa claramente el estadio y también al frente, a los lejos, en lo alto de una montaña se distingue una iglesia. ¿Quién no ha ido a tomar fotos en Turi?, un mirador fantástico.

Cuenca es una ciudad moderna sin duda, pero con historias escondidas en cada esquina, aún cuando sus iglesias hablan de una tradición implícita, la “Santa Ana de las Aguas” conocida así en un inicio, seduce de igual manera a las generaciones nuevas, generaciones que aunque ya no vayan ningún día del año a misa, en alguna jerga entre panas se les escapa el: ¡Ayy Diosito, qué gara que es Cuenca!.


12D especial

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec


Una discapacidad despierta el ingenio Por Adriana Vélez Andrade Fotos: Franco Salinas Vera Redacción-El Mercurio

D

e n i ño, Hernán Patricio Sari Arévalo perdió su mano en un accidente con juegos artificiales. La amputación, que fue parcial, hizo que perdiera el movimiento en la muñeca. Ese mismo movimiento aprovecharon tres estudiantes y dos docentes de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS-SEDE Cuenca) para diseñar y crear una prótesis biomecánica de la mano derecha. José Cusco, Jofre Brito y Marlon Quinde, estudiantes de las ingenierías Electrónica y Mecánica, con el apoyo de sus docentes, Jhon Calle y Fernando Urgilés, sumaron sus conocimientos en 2011 en una investigación que Cusco inició en 2009. Conocieron la discapacidad de Sari y se empeñaron en no darle esperanzas al adolescente hasta conseguir el propósito. Lo primero que hicieron fue presentar su iniciativa como proyecto de investigación en una convocatoria de fondos concursables de la Universidad. Lograron el primer lugar y por ende 10.000 dólares para el financiamien-

Rosa Arévalo sostiene un cuaderno para que escriba su hijo Patricio Sari.

to. Al mismo tiempo el proyecto se volvió la tesis de los estudiantes. En un comienzo los materiales utilizados eran rústicos, muy grandes, no podían sostener objetos. Así que trabajaron para superar este inconveniente en el área de diseño de productos, y definieron al grilón, un nylon, que ayudó a mecanizar las piezas. Es resistente, no se daña con otros elementos químicos como disolventes. El movimiento de la prótesis se logró en el Centro de Control Numérico que tiene la UPS. La parte complicada,

una vez diseñados todos los mecanismos: sensores y conexiones, fue lograr la movilidad de los dedos, puesto que la señal se toma internamente de la muñeca y los movimientos son controlados por una programación interna que hace una tarjeta electrónica. Antes trabajaban con electrodos ubicados alrededor de todo el antebrazo. La señal que adquirían era procesada, y generaba movimiento. La desventaja fue que los electrodos eran adhesivos y su uso diario podía ocasionar laceraciones en la piel. Por ello investigaron y decidieron

Jofre Brito, Marlon Quinde y José Cusco escuchan las indicaciones del docente Jhon Calle sobre la MakiUPSV1.0

aplicar el mecanismo anterior. La prótesis trabaja con baterías recargables que duran cinco horas con movimiento continuo, o todo un día en reposo. Las pilas están ubicadas en el centro del antebrazo hecho de polipropileno recubierto con fibra. Para esto recurrieron a un ortopedista. Los cambios han sido constantes. Invirtieron unos 15.000 dólares. Patricio Sari ya lleva su mano biomecánica a casa desde hace dos meses. Aún no

puede controlarla del todo, pero la práctica, dicen los estudiantes, ayudará a que pueda volverla parte suya. Esta primera versión se llama MakiUPSV1.0 (Maki, en quichua significa mano). Una versión similar se quedó en la Universidad, donde iniciarán una segunda fase con algunos cambios. Por ejemplo, mejorar la parte antropométrica, que pueda girar la mano, disminuir el espesor del antebrazo, una batería más pequeña, entre otros. Los investigadores quieren

que Sari, alumno de catequesis de Jhon Calle, se apropie de la movilidad.Que su mente le permita tomar el control. Que pueda sujetar una botella o fruta sin problema. El adolescente, que estudia en el colegio Guillermo Mensi, se ha vinculado tanto con estas áreas que incluso quiere estudiarlas, sobre todo programación. Su madre, Rosa Arévalo, espera que la economía les permita costear el estudio. Sin embargo, Calle da una esperanza que así será.


2E CUENCA DE EMPRENDEDORES

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Martín Andrade Mora, gerente de “ma&m: Marketing Integral”

La búsqueda de la perfección tiene frutos Texto: Priscila Castro V. Fotos: Patricio Saquicela Redacción El Mercurio

M

artín Andrade Mora empezó a trabajar hace diez años con una computadora y una mesa, en una oficina que arrendaba en la avenida Solano; brindaba asesoría a unas pocas compañías con respecto a cómo publicitar su imagen y productos. En ese entonces tenía 23 años de edad. H oy e s e l d u e ñ o d e “ma&m: Marketing Integral”, considerada una de las agencias de publicidad más importantes de la región austral, pues trabaja con industrias de gran trayectoria, opina Belén Morocho, una de las comunicadoras que ha seguido de cerca el camino recorrido por aquel joven cuencano, que en la actualidad da trabajo a 17 personas en una empresa asentada en una casa moderna, propia, de dos pisos. Ya no solo brinda asesorías sino el paquete completo de publicidad; es decir, no solo les dice a las empresas qué y cómo hacer para potenciar sus servicios o productos, sino que les da haciendo, elabora todo el concepto en base a un estudio previo, comenta Carlos Cruz, uno de los diseñadores que trabaja con Martín. Esta Agencia es la única de Cuenca que está acreditada dentro de la Asociación de Agencias de Publicidad del Ecuador, organismo que tiene registradas 20 agenc i a s de Q u ito y 2 2 de Guayaquil. Para ingresar a este organismo, primero la entidad aspirante debe ser calificada y pasar un proceso de evaluación a fin de determinar qué estructura posee para dar un

Entrecomillas “A veces creo publicidad cuando estoy dormido y sueño. Por eso tengo junto a mi velador un cuaderno de notas y un lápiz. Me levanto a cualquier hora de la madrugada y escribo lo primero que recuerdo…Al día siguiente resulta ser una excelente idea”. “Antes me resultaba más complicado desconectarme del trabajo. Cuando iba a casa seguía con mi computadora. Hace un año me casé con María José Espinoza y mi vida cambió, equilibró mi tiempo. Ella también es comerciante y comparte mi mundo”.

servicio de calidad al cliente. Martín, el dueño y creativo de ma&m, es su gerente, un hombre perfeccionista, consciente que esta particularidad puede ser uno de los pro o peros de su personalidad. Él lo confiesa: “Me gusta que las cosas salgan perfectas, que no falle nada…No siempre se d a eso. E n muchas ocasiones causa frustración, malestar, presión con mis compañeros para que no se equivoquen; pero también t iene sus cosas posit ivas como cuidar el detalle de las cosas porque nos hace crecer más y hacernos cada día mejores”... Y evoca una de sus frases preferidas que la escuchó años atrás de la boca de un maestro de la Universidad: “Llegar a la perfección es imposible, pero la excelencia no está mal, pero hay que buscarla”. Fue ése el espíritu con el que Martín se formó desde temprana edad; pues proviene de una familia de comerciantes y es un convencido de que la publicidad y las ventas

Martín Andrade (I), junto a sus compañeros de trabajo en la oficina donde funciona “ma&m: Marketing Integral”, y a los que ha inculcado su filosofía de vida: ser exigentes consigo mismo para conseguir las metas trazadas.

van de la mano. Cuando niño sintió esa “chispa” de los negocios. Comenzó a vender, a manera de intercambio, sus cromos o álbumes. A los 12 años, por vacaciones, laboró en una empresa de lavado de ropa en seco, poniendo letreros a los armadores. A los 17 años tuvo su primer empleo oficial con la venta de herramientas de construcción, ya que con el dinero de sus ventas compraba más material para aumentar su portafolio y ahorró

mucho. Un año más tarde se compró su primer auto, un Susuki Forsa. Hoy tiene una Ford. Una de las personas claves ha sido su madre, María Eulalia Mora, cariñosamente más conocida como “la Cuca Mora”, una mujer dedicada a la actividad empresarial y hoy vinculada al ámbito turístico. Ya dentro del mundo de los negocios, es decir, sabiendo cómo se mueven las ventas y el mercado, qué buscan los clientes, qué necesidades tienen las empresas…decidió

estudiar la publicidad. Estudió en el colegio Santa A na, pero se g raduó en Estados Unidos. Regresó y siguió Administración de Empresas en la Universidad de l A z u ay y Me r c a de o Internacional en la Universidad de Cuenca y se recibió como tecnólogo. Enseguida se fue a estudiar en EE.UU. la carrera de Marketing e hizo una maestría en Administración de Empresas con mención en Publicidad. Se graduó en el 2003.

Su trayecto en el exterior fue con una beca y no se cruzó de brazos solo a estudiar. Allá trabajó en algunos oficios como en las oficinas de la Universidad, también de mesero, cocinero, guardia… “Todo nos tocó hacer. Soy un hombre al que le ha tocado vivir”, comenta en medio de u na sonrisa m ient ras exhorta a los jóvenes a “arrojarse al agua para cruzar, arriesgarse, pero con cuatro ejes: perseverancia, honestidad, amor a Dios y pasión por lo que se hace”.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA DE EMPRENDEDORES 3E

Joselo Altamirano

El diseño se impuso a la medicina Por Priscila Castro Vintimilla Fotos: Patricio Saquicela R. Redacción El Mercurio

J

osé Altamirano, con una sonrisa en su rostro y vestido de camisa deportiva negra y detalles verde fosforescentes en la parte del pecho y hombros, un jean azul oscuro y zapatos negros casualesm de su creación, nos recibe en su estudio y tienda de modas “Joshelo Designer”, ubicada en el interior de la casa de sus padres, en la calle Manuel J. Calle y Paucarbamba, desde hace un año. Luego del recorrido por las dos plantas de la tienda de modas del diseñador cuencano, de 27 años, en la que predomina una decoración urbana acorde a sus creaciones, sencillas pero elegantes para el género masculino, exhibidas en las cerchas, José se sienta en uno de los sillones de su sala de entrada para conversar de su trabajo. Acomodándose sus lentes, Diego José Altamirano Gómez confiesa que desde adolescente sentía curiosidad por la costura, entallando su propia ropa, la cortaba y remendaba. Decidió correr suerte estudiando Medicina, carrera que no llegó a su fin porque descubrió que verdade-

ramente su vocación era el diseño textil. Hace dos años finalizó sus estudios en la Universidad del Azuay. En 2010 creó la marca “JOSHELO DESIGNER”, que representa a sus prendas y principalmente a él como diseñador. Esta marca se encuentra en trajes de novio, ternos, abrigos, chompas de lana, camisas, corbatas delgadas, buzos, camisetas, gorras, etcétera. Todo traje de Joselo tiene un toque clásico con lo moderno y todo se asocia con la inspiración que se encuentra en la forma del cuerpo masculino y en la necesidad de la moda que tienen los hombres para lucir un traje entallado, estilizado y cómodo a la vez, hasta en los pequeños detalles de las prendas. Estos detalles se concretan sobre todo en las solapas, cuellos, bolsillos, en los bordes, finamente decorados y en el color que sale de una explosión de creatividad que se integran a la perfección, pues el hombre cuencano quiere lucir bien en todo acto social que asista. Cuando subimos por esa escalera roja en forma de caracol colocada en medio de su estudio de moda, sabíamos que encontraríamos alguna sorpresa, y así fue: un carro de karting. Su otra pasión aparte del diseño son las carreras de carros en las que par-

La inspiración de Joselo se basa en la forma del cuerpo masculino y en la necesidad de lucir una figura entallada en los caballeros.

José Altamirano fusiona sus dos pasiones el diseño y el karting creando camisas deportivas para las competencias.

ticipa, por lo que ha diseñado varias camisas elegantes y deportivas para el equipo TCR Motorsport de Sebastián Merchán, piloto de PanamGP Series. Estos diseños exclusivos han estado presentes durante las competencias internacionales de Fórmula Abarth. Su último diseño fue para la competencia que se realizó el 27 de octubre en Ibarra: cortes elegantes

pero deportivos, el mismo diseño de camisa para terno, pero con colores fosforescentes. José admite que al momento de esbozar o dar rienda suelta a una de sus creaciones no pide opinión femenina, porque “todo lo lo que hago son prendas que me encantaría en lo personal lucirlas”, dice. En sus dos cortos años como diseñador, Altamirano ya ha participado

en algunos eventos de moda como QMANDO MODA, donde recibió un diploma y premio económico en la categoría de Estudiantes-Ropa Casual. Su primera colección la expuso en un desfile organizado por la Academia y Agencia de Modelos CN MODELOS. Su segunda colección la presentó en el Club Rotario de Cuenca: fueron 8 diseños de trajes para novios. Después de esta pasarela abre campo a la vestimenta de novios, empieza con la transformación del típico y clásico traje de novio, convirtiéndolo en un traje multifuncional, que no solo sea utilizado el día de la boda sino que también se lo pueda utilizar en diferentes ocasiones. También cuenta con la producción de sastrería para mujeres: sacos, abrigos y blusas, sin perder los toques de elegancia y los pequeños detalles. Como último detalle indicó que desea participar con sus colecciones en pasarelas internacionales.


4E EspEcial

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

cuEnca dE EmprEndEdorEs 5E

El creador de la “Vieja de....”

llamé a mi novia para saludarla. Le dije: hola mi amor, cómo estás, a lo que la mamá me dice: Mire joven, mi hija salió con unos amigos y ya no quiero que la escribas ni la busques más. Como yo estaba con un vaso en la mano, lo boté al piso y dije: “esta vieja de mierda” (ríe), y a partir de ese día comencé a publicar frases chistosas en el “Face” y llegué a tener millones de visitas. Luego estaba de moda el Twitter y me dije, bueno, empecemos también a escribir en el twitter”.

Por Andrés Guillermo Narváez Redacción El Mercurio

L

as Redes Sociales y las Aplicaciones web, han pasado de ser una moda a herramientas indispensables en la vida de los cuencanos. Quién no tiene una cuenta de Facebook o Twitter; quién no ha escrito en su muro de Facebook algún tema referente al estado de ánimo, expresado sus emociones a alguien en especial. De la misma manera, quién no a twitteado una foto, por ejemplo, mas que sea sobre el tráfico vehicular o sobre la fuerte lluvia o un caluroso día. En fin, son tantas cosas que se pueden contar a través de las famosas aplicaciones, que ahora ya no solo las tenemos en la computadora. Ahora, con más frecuencia se encuentran en los denom i nado teléfonos SmartPhone. Pero, ¿qué significa ésta palabra inglesa? Wikipedia (el portal que todo lo sabe) lo define de la siguiente manera: Smartphone: “Es un teléfono móvil construido sobre una plataforma informática móvil, con una mayor capacidad de almacenar datos y realizar actividades semejantes a una minicomputadora y conectividad que un teléfono móvil convencional”. El término “inteligente” hace referencia a la capacidad de usarse como un ordenador de bolsillo, llegando incluso a reemplazar a un ordenador personal en algunos casos. “Teléfono inteligente”, o smartphone en inglés, es un término meramente comercial, ya que los teléfonos no piensan ni razonan como los humanos. Generalmente, los teléfonos con pantallas táctiles son los llamados “teléfonos inteligentes”;

La foto, ¿dónde la consiguió? “La foto la encontré una vez que fui a una despedida de soltero, pero la foto no tenía “pegue”, así que mediante el photo shop le puse gafas, el reloj, le pusimos la camiseta amarilla de la Selección; pero a veces tambien se pone la camiseta roja, porque como buena cuencana es hincha a muerte del Deportivo Cuenca y cuando el equipo pierde, “La Vieja” s i e mp r e l e r e c l a m a a l Presidente, preguntándole qué pasa con el equipo”.

pero el completo soporte al correo electrónico parece ser una característica indispensable, encontrada en todos los modelos existentes y anunciados desde 2007. Todos los días nos topamos, en Twitter, con cuentas novedosas y llamativas. La mayoría de cuentas creadas son personales, otras institucionales, las de los famosos, y no pueden faltar aquellas que de vez en cuando nos sacan una sonrisa cuando las leemos. Cuenca, siempre se ha distinguido por su gente, en el deporte, en la música, en el arte ,y en este tema tecnológico no es la

excepción. Entrevistamos al creador o “curador” de la cuenta “La Vieja de Mierda”, que con su humor negro cuenta las realidades que ocurren en la ciudad y el país. “La Vieja de Mierda” cuenta con cerca de 16.000 seguidores en Facebook y unos 80.000 en Twitter. Todos, siempre comentan o “retwittean” los chistes o las frases jocosas que esa cuenta publica. Según su creador, “a raíz de la aparición de las redes sociales el mundo ha cambiado demasiado, la información llega en instantes lo que antes uno tenía

que esperar y ver en la televisión, escuchar en la radio o leer en el periódico”. ¿Cómo utiliza las Redes Sociales? “Las utilizo para dar a conocer lo que pienso o lo que creo que está mal o está bien. Utilizo el humor negro, critico lo malo y felicito lo bueno. A veces, los problemas de tránsito los denuncio de una forma chistosa, sin ofender ni insultar. Creo que a la gente le gusta, porque me felicitan y me siguen bastante. He salido en varios medios de comunicación. Incluso por mis twits me han llegado felici-

taciones desde la Presidencia de la República, de uno de los integrantes del grupo de música Maná y, hace poco, me felicitó Dario Tapia” (gerente de la EMOV). ¿Por qué el nombre La Vieja de Mierda? (Ríe). “Bueno, hace unos diez años yo tenía una novia, pero su mamá no me quería, era tan drástica la señora, que llegó al punto de poner una foto mía en la garita del edificio donde vivía para que el guardia me identifique y no me deje pasar. Bueno, u na vez f u i a Esmeraldas con unos amigos y

¿Tiene conocimiento de cuentas similares? “Sí, con las personas que he hablado ha sido con “Mi Abuela sabia”. Hay otras cuentas que han querido imitarme. También me han escrito desde la cuenta “Twits para el Alma”, que es de Cuenca y me han pedido que les mencione. También, gracias a “La Vieja” he logrado acuerdos publicitarios con distintas marcas, que me han pedido que publique frases o promocione eventos.” Así como nuestro, deben haber cientos de cuencanos, en la ciudad o dispersos en el mundo, con una historia que contar y que mediante la tecnología se hagan conocer.


6E CUENCA DE EMPRENDEDORES

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Claudia Loyola, del taekwondo al cross country

Su familia es la clave Por José Mosquera Baca Redacción El Mercurio Foto: cortesía

C

uenca es cuna de grandes campeones, encabezados por Jefferson Pérez, medallista de oro olímpico, hazaña que dio origen al Día Nacional del Deporte Ecuatoriano que se celebra cada 26 de julio. Este hecho deportivo tiene mucho peso, que incluso el presidente Rafael Correa calificó a la capital azuaya como la “Aten as y Ol i mpi a del Ecuador”. Pero los logros no se han estancado y actualmente brotan abundantemente. Nuevas generaciones ganan espacio en los deportes tradicionales: atletismo, natación; y en otras disciplinas deportivas como el ciclismo de montaña. Por ejemplo, María Claudia Loyola, a sus 15 años, ya ha saboreado las mieles de la gloria internacional. Previo a la entrevista, la cuencana luce cansada tras una jornada larga de estudios. Es viernes y llega a su casa pasadas las 13:00, para inmediatamente despojarse de su mochila como tratando de escaparse de la rutina. Sabe que debe ser disciplinada, virtud que le sirvió para lograr los títulos provinciales en el 2011 y 2012, títulos nacionales del 2011 al 2013; campeona sudamericana 2012, campeona panamericana y latinoamericana 2013. Decide mudarse el uniforme por algo más cómodo: un traje deportivo. Enseguida cambia de semblante cuando su madre Claudia Márquez dice que le preparó su plato favorito: carne roja. Hasta servir los platos en el comedor de su casa, muy acogedora por su diseño moderno y conservador, comparte que su

afición por el cross country nació hace dos años. Se acomoda en el sofá y pasa la mano derecha por su cabello castaño. Cierra por un momento sus ojos cafés claros y recuerda que todo inició cuando paseaba en bicicleta por recreación. Empero, siempre estuvo ligada al deporte; pues entrenaba taekwondo desde los 12 años. Llegó a ostentar la cinta negra (primer dan) hasta que descubrió su verdadera vocación. Sin embargo, su hermana María Emilia de 13 años continúa en la práctica de las artes marciales. Confiesa que es un sentimiento inexplicable el amor que siente por el ciclismo y esa adrenalina que fluye por su cuerpo. “En una carrera siempre tengo nervios, pero me gusta mucho competir porque trato de concentrarme y dejar mis miedos fuera de la pista”. Una de las anécdotas que siempre lleva presente y que la comparte, fue cuando se cayó en una carrera que se desarrolló en Sígsig. “Mi papá (Carlos Loyola, jugador de racquetball) me dijo que iba a pagarme si bajo una pendiente prolongada, y considerando que mi fuerte nunca ha sido descender sufrí un accidente: el plato de la bicicleta impactó mi rostro y tuvieron que suturarme dos puntos; pero esa experiencia resultó muy fructífera”, recuerda. El entrenamiento, como para todo deportista, es fundamental para Claudia, pero dice que pocas veces sale a la luz los sacrificios que realizan para llegar en las mejores condiciones. Mientras la mayoría duerme, ella deja de lado la pereza y ese calorcito de la cama para desafiar muchas veces el inclemente frío de las madrugadas cuencanas, acompañadas en ciertas ocasiones de torrenciales lluvias.

“Me levanto a las 05h00 para ir a entrenar con Santiago Padilla, un técnico muy joven que sale a pedalear con nosotros ... Luego me dirijo a mi colegio Santana, una institución que me apoya mucho, ya que a veces llego algo tarde a clases, pero por esa misma razón debo aplicarme más en los estudios”, acota. Los sábados y domingos tampoco son de recogimiento y descanso. Al contrario, los aprovecha para cumplir rutas largas de cinco horas aproximadamente, pues la ciclista cree que no hay tiempo que perder. Luego de conquistar todo campeonato que se le presentó en esta temporada, Claudia, quien tiene afición por las redes

sociales como todos los adolescentes y le gusta escuchar música bailable, tiene la mira puesta en el Campeonato Panamericano de Brasil a desarrollarse en abril de 2014. Sin embargo, en estos momentos ha bajado la carga de sus entrenamientos, dedicándose más a la parte física.

La familia, un pilar fundamental Uno de los pilares fundamentales en su carrera deportiva ha sido su mad re C l aud i a Márquez, una atleta amante de crossfit, quien señala que hace falta un mayor apoyo, mientras observa fijamente a su hija. Al recordar esta realidad, por

un momento se le borra su característica sonrisa y manifiesta que ella debe cumplir las funciones de mamá, nutricionista, psicóloga, doctora, etc., es decir el papel de todo un equipo multidisciplinario que debe tener un atleta en proyección. “Me gusta exigirle porque solo con disciplina y perseverancia se consigue un campeón (...) La familia ha hecho un esfuerzo enorme económicamente y ahora esperamos que sea considerada en el grupo de Alto Rendimiento, que recibe ay uda del M in isterio de Deportes”, dice. En algunas ocasiones, la desmotivación de Claudia también pasa porque a nivel del Ecuador

no tiene rivales que le exijan. “No quiero ser exagerada, pero mi hija conoce la realidad de la alta competencia cuando recién sale a competir fuera del país, aunque siempre le ha ido bien”. A pesar de todo, la empresa privada: Cube, que le entregó una bicicleta; y Body Care Spa & Gym, siempre ha permanecido pendiente de Claudia. Finalmente, doña Claudia se muestra segura de las capacidades de su hija y confía que cumplirá su objetivo: llegar a Juegos Olímpicos. “Es un proyecto a largo plazo, porque las ciclistas recién pueden competir en este evento a los 23, 24 años, pero puedo afirmar que luchará por alcanzar el sueño olímpico”, expresa.


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

Isabel Berrezueta, triatleta

CUENCA DE EMPRENDEDORES 7E

Su sueño: Juegos Olímpicos y la medicina Texto y fotos: Danilo Ochoa Ulloa Redacción-El Mercurio

A

pasionada por al mundo que engloba el triatlón y por las ciencias afines a la medicina, la azuaya Isabel Berrezueta se perfila a tomar la posta de las experimentadas triatletas Elizabeth Bravo y Cristina Fárez en lo deportivo, aunque en lo académico no cuenta con referencias entre sus familiares cercanos. Y es que Isabel, tras ganar en los V Juegos Nacionales Prejuveniles 2013, en Macas se confirmó entre las promesas de la provincia, aunque combinar los entrenamientos con las clases en el primero de bachillerato del Colegio Benigno Malo le demande más de un dolor de cabeza. Más, Berrezueta se ha dado modos para mantener un promedio alto en ambas facetas e incluso, a su decir, si sigue por la misma línea no tendrá problemas para ingres a r e n l a Fa c u lt a d d e Medicina, aunque sobre la marcha decidirá la especialización. “Desde pequeña he sentido inclinación por ayudar a la gente, por lo que espero algún día ser una profesional y salvar muchas vidas”, apuntó la azuaya, que incursionó en el deporte a los 10 años, pero en el baloncesto por su estatura. Así, tras las primeras pruebas en el deporte de la canasta fue su hermana menor Eva, quien la llevó al triatlón, donde se sintió como en casa, a pesar del esfuerzo y constancia que exige esta disciplina. “A l i n icio, me pareció demasiada la carga, pero con la ayuda de los entrenadores me adapté, y ya de eso son más de cuatro años y aspiro

que se convierta en mi modo de vida. Todavía recuerdo mi pr i mera competencia de duatlón en el 2010, donde no gané, pero le cogí el gustito”, dice.

Aspiración La deportista, nacida en el cantón Pucará, confesó que su principal aspiración inmed iata es compet i r por Ecuador en el campo internacional, aunque según el profesor Ángel Matute deberá esperar un poco más, ya que la edad le impide actuar en eventos ITU. “Tiene mucho potencial, tal vez le falta un poco de aplicación y mejorar en especial en la natación, porque para pedalear y para la carrera tiene cualidades innatas por su estatura y forma de conducirse”, dijo Matute. Precisamente, en la postura en el agua y en las brazadas es donde ponen mayor énfasis la azuaya en la piscina olímpica, donde tiene como espejos a sus compañeros C r i s t i n a Fá r e z y Ju a n Andrade, medallistas sudamericanas y a Elizabeth Bravo, la primera ecuatoriana en actuar en unos Juegos Olímpicos.

Padres Para la consecución de sus proyectos en ambas áreas juegan un papel importante su pad re José y su m ad re Narcisa Reyes, comerciantes de profesión e incondicionales con su hija mayor. “Mi papá siempre está pendiente, no solo de mí, sino de mis hermanos Adán y Eva, que son mellizos y que también entrenan mi disciplina y creo que hasta van a ser mejores, a pesar de los altos costos para la práctica, en especial en el de las bicicle-

La azuaya Isabel Berrezueta, en la meta de los V Juegos Nacionales Prejuveniles Morona 2103. Isabel Berrezueta (I), recibe las instrucciones de los profesores Cecilia Fárez y Angel Matute.

tas”, expresa. Finalmente, acota que en su futuro se ve en pocos años luchando para reunir puntos ITU y cumplir el sueño de todo atleta, que es el de llegar a unos Juegos Olímpicos, y de la mano buscando un lugar en la carrera de medicina, donde al igual que en el triatlón solo la constancia arroja los resultados esperados.


8E EspEcial

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA DE EMPRENDEDORES 9E

Fernando Pozo Neira

Entre el polígono y la guitarra Por Marily Román R. Foto: Patricio Saquicela Redacción El Mercurio

F

ernando Esteban Pozo Neira nació hace 21 años en Cuenca. Decidió entrar al mundo del tiro deportivo a raíz de su excelente participación en un intercolegial. Desde entonces comenzó a entrenar hasta integrar ahora la nómina de deportistas azuayos que representarán al país en los X V II Juegos Bolivarianos a efectuarse en Trujillo – Perú. Sus aspiraciones en los Bolivarianos son altas. Sabe de su potencial ha estado en segundo lugar del ranking casi todo el año. Ha participado en dos competencias internacionales. La una una en Perú donde quedó en seg undo lugar, y la más reciente en Argentina, donde quedó primero. “La medalla por equipos la tenemos fácil con Mario Vinueza y Antonio Muñoz, ambos guayaquileños”, dice Fernando, al t iempo que define que ser campeón sudamericano o panamericano es un “sueño realizable”. Como todo depor t ist a piensa en las Olimpiadas; pero las ve desde lejos. “Yo creo que ganar una Olimpiada es muy difícil para nosotros porque no tenemos el nivel para llegar y ganar”, dice. Pero Wilfredo de la Torre, o “Wilo” como se conoce a su entrenador, destaca las cualidades del deport ista, “Fernando es una potencia. Tiene un gran futuro. Tiene las condiciones, un carácter que es el ideal para el tiro deportivo, flemático, tranquilo. Se sabe controlar, es muy inteligente, y la inteligencia es uno de los grandes requisitos que tiene el deporte”.

Su vida transcurre entre los ent renam ientos en el Po l í g o n o d e T i r o d e l Complejo de Totoracocha, y a los que dedica el tiempo necesario. “Yo no tengo un horario fijo de entrenamiento. Cada persona es diferente. A unos les conviene entrenar mucho, pero para mí no es bueno entrenar todos los días y sólo vivir para entrenar. Para mí es mejor salirme un poco de la rutina”, acota Fernando. Pero hay cosas que también requ ieren su t iempo. Su carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad del Azuay le ocupa al menos seis horas de su día, entre la tarde y la noche. Por eso su preparación deportiva la hace durante las mañanas. Sus padres Teodoro Pozo y Lucía Neira le han dado a las personas con las que disfruta de otra de sus pasiones, la música: sus hermanos, Fabiá n de 23 a ños, y Johanna de 19. Fernando toca la guitarra y sus hermanos cantan. Juntos han conformado un grupo que aún no tiene nombre, logrando presentarse en colegios, reuniones familiares, entre otros lugares. “ Toca mos de todo u n poco, pero más que nada rock suave”, dice el deportista, que además se confiesa fanático de la banda estadounidense de rock Metallica y el grupo español Fito & Fitipaldis.

En el Polígono Cuando Fernando decidió entrenar esta disciplina, su fa m i l ia no se preocupó mucho ya que estaban un poco familiarizados con el deporte. “Mi tío coleccionaba armas y mi papá también dispara, no a nivel competitivo pero sí le gusta”, declara.

Tener u n ar ma en sus manos no le hace diferente. No se siente ni más tranquilo, n i con m á s p o de r. “Si mplemente me siento igual”, dice Fernando Pozo, recalcando que lo bueno del tiro es que es un deporte muy personal. “A veces me cogen los nervios, pero esto es más psicológico. Cuando uno hace un disparo malo solo uno tiene la culpa. Las iras la tengo conmigo mismo”. En el polígono, la concentración es lo más importante,

incluso en los entrenamientos. Es por eso que siempre trata de aislarse del ambiente y de cualquier ruido que pueda desconcentrarlo. Pero la concentración es algo que se trabaja mucho antes de pararse y disparar. Este tirador tiene sus propias técnicas, pero reconoce que muchas ya le han fallado. “Antes escuchaba música para relajarme; pero cada cierto tiempo cambio de rutina porque ya no me funcionan. He escuchado desde

metal, rock clásico, suave, jazz y más géneros. Pero llegó un momento en el que entraba tan relajado que ya no me mot ivaba mucho. Entonces no obtenía buenos resultados”. Por eso ha decidido dejar las terapias musicales y no pensar en cosas que le distraigan previo a las competencias, a las que no pueden ingresar sus familiares; pues no le gusta que lo vean. Ellos lo han entendido, y ahora optan por llegar luego de sus

participaciones y preguntarle cómo le fue. Este año por primera vez disparó en pistola libre, puesto que el arma con la que ha participado siempre es la pistola de aire comprimido, que tiene ya 15 años y fue una donación del Com ité Organizador de los Juegos Sudamericanos Cuenca 98. Pese a ello obtuvo un buen resultado y continuó escalando posiciones, tal como espera hacerlo en representación del país.


10E EspEcial

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec


Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

CUENCA DE EMPRENDEDORES 11E

Jonathan Mogrovejo

El prospecto que superó su problema Texto: Pedro Merchán V. Fotos: Patricio Saquicela Redacción El Mercurio

C

ursando el tercero de bachillerato del colegio Benigno Malo y habiendo sido abanderado de la selección azuaya en los Juegos Nacionales Pre-juveniles, Jonathan Mogrovejo se perfila como uno de los prospectos en el atletismo. Tiene varios logros internacionales en su corta trayectoria en esa disciplina, en la que se inició hace 3 años.

Su familia Jonathan cuenta con todo el apoyo de sus padres, que se muestran orgullosos de su hijo; y no por lo que ha conseguido en el deporte, sino por como es, por su responsabilidad y apoyo en casa. Germán Mogrovejo junto a Laura Guerrero vieron nacer a Jonathan un 16 de junio de 1996. Es el último de sus hijos. Lo completan Jenny y Clausio, sus hermanos mayores. Los esposos Mogrovejo Guerrero tiene un negocio de ropa en la plazoleta de San Francisco y en la Feria Libre. Han logrado dar a cada uno lo que necesitan, sin pensar que Jonathan llegaría a ser un campeón del atletismo; pues ma n if iesta n que cua ndo niño, él tenía un problema: tenía su pie izquierdo torcido hacia adentro, lo que tuvo que ser corregido con la atención de un ortopedista que recetó colocarle una especie de arnés en la pierna, que hacía que su pie tome la posición correcta, más la utilización de zapatos ortopédicos para corregir el inconveniente. Su mamá siguió las indicaciones hasta cuando el campeón tuvo 4 años. “Dando

gracias a Dios se curó y ahora más bien es un gran a t l e t a ”, c u e n t a L a u r a Guerrero.

Inicios deportivos Cuando Mogrovejo estudiaba en la escuela Hernán Cordero sentía gran afición por el fútbol. Incluso llegó a formar parte de las formativas del Deportivo Cuenca; pero cuando pasó al colegio Benigno Malo ya no pudo seguir entrenando porque su horario de estudio no le permitía. Ya en el décimo de básica el profesor de cultura física, Julio Flores le hizo una prueba de atletismo y vio en él condiciones, marcando desde entonces el cariño para el atletismo, en esa oportunidad para la modalidad de fondo. Luego pasó a entrenar con Julio Chuqui, quien se ha convertido en su amigo y le ha ayudado a conseguir sus triunfos. Además cuenta con el apoyo del monitor Byron Saquipay. Jonathan recuerda su llegada a la selección del Azuay a los seis meses de iniciar en esta disciplina. “A los seis meses de que inicié a entrenar realicé mi primer selectivo en la categoría cadetes. Ahí hice 1.200, 1.500 obstáculos y 3.000 metros; y, en las tres clasifiqué. La primera competencia nacional fue en Ambato y quedé primero en los 3.000 y segundo en 1.500 con obstáculos” cuenta el joven deportista.

Logros Sus mayores logros han sido quedar campeón Panamericano el año anterior en los II Juegos Panamericanos de Guatemala; el puesto 23 en el Mundial de este año; además en el ranking Sudamericano se encuentra

Jonathan Mogrovejo Guerrero, el atleta que tiene un buen futuro, durante uno de sus exigentes entrenamientos.

segundo. También ha participado en competencias internacionales en Colombia , en donde impuso la marca para el Pa n a mer ica no, Uc ra n i a , Perú, y Guatemala. Su mamá recuerda que en una ocasión ganó la carrera de Coralcentro. Y como el premio fue en órdenes de compra, “mijo compró cosas para la casa como una licuadora, compramos más para la casa, y el no pensó primero en sí mismo.”

Los Juegos Nacionales Para los Juegos Ncionales

Pre-juveniles de este año, el deport ista fue designado abanderado de la selección azuaya, llenándolo de orgullo y siendo reconocido por sus compañeros del colegio. Esto para él “Es algo chévere, sobretodo por poder representar a mi provincia”. Sin embargo, Jonathan no tuvo una buena participación. “No me fue tan bien porque competí mal y tenía una lesión en la planta del pie que no me dejó entrenar bien”.

El futuro Como el sueño de todo deportista, espera poder lle-

gar a las Olimpiadas, para lo que se prepar muy duro. En 15 días estará en la competencia de colegios campeones que desarrollará en Santo Domingo. Para el próximo año busca registrar la marca para clasificar al Mundial de esta disciplina. Se ha puesto la meta de que cuando tenga tiempo entrenar a doble jornada. Cabe recordar que para el próximo año ya asciende a la categoría juvenil en la que busca el Mundial.

Entrenamiento “El entrenamiento inicia

con el saludo con el entrenador y el monitor. Como el entrenador es mi amigo nos llevamos súper bien; luego me dice que caliente, lo hago y empiezo a trabajar en la técnica. Hago todo lo que tengo que hacer, y luego de terminado paso a trotar para aflojar los músculos. Ellos siempre me dicen en lo que tengo que mejorar y que es lo que hago bien para fortalecer esa parte”. Cuenta el atleta.

La frase “Dar todo y no tener miedo a perder”.


12E EspEcial

Cuenca, domingo 3 de noviembre de 2013 • www.elmercurio.com.ec

EN SU ANIVERSARIO DE INDEPENDENCIA

Acería del Ec uador Construye tu mundo, Nosotros lo sostenemos www.adelca.com

03 Noviembre 2013  
03 Noviembre 2013  

03 Noviembre 2013 - Suplemento Fiestas de Cuenca

Advertisement