Issuu on Google+

LOS VALORES HUMANOS Alfonso Elpidio Sánchez Los Valores Humanos son aquellos bienes universales que pertenecen a nuestra naturaleza como personas y que, en cierto sentido, nos humanizan, porque mejoran nuestra condición de personas y perfeccionan nuestra naturaleza humana, se puede decir que son convicciones profundas de los seres humanos que determinan su manera de ser y orientan su conducta. Es imprescindible para el ser humano tener el control de sus emociones para tener la conciencia plena de sus valores humanos, y poder compartir esos valores con amor en su prójimo. Todo objeto tiene un valor, mayor o menor, en la medida en que sirve mejor para la supervivencia y prosperidad del ser humano, ayudándole a conseguir la armonía, la independencia que necesita y a las que aspira. Es por esto, que los valores que se elijen y se persiguen en la propia vida se corresponde con la realidad del hombre, es decir, verdaderos. Porque solo los valores verdaderos pueden conducir a las personas a un desarrollo pleno de sus capacidades


naturales. Puede afirmarse que, en el terreno moral, un valor será verdadero en función para hacer más humano al hombre. Los valores humanos El valor más básico, es el valor de toda la vida humana, de todo humano es la dignidad humana. Este valor posee dos aspectos muy importantes, y los cuales deben entenderse por separado para comprender su acepción. Es decir por un lado, “el valor” es decir todo aquello que apreciamos, estimamos, deseamos. Y por otro lado “lo humano”; es decir las acepciones que hacemos de la concepción en relación a la sociedad en la que nos desarrollamos. A partir de aquí, uno tiende a modelar formas de vida y actuar de determinada manera ante las situaciones que se les plantean. Los Valores Humanos en nuestra vida son fundamentales, ya que nos permite alcanzar determinadas cosas y sobre todo adquirir otras actitudes tan relevantes para actuar como sujetos más comprometidos. Por ejemplo: confianza, prudencia, honestidad, responsabilidad, tolerancia, coherencia, disponibilidad, austeridad, justicia, fortaleza, templanza, esperanza, caridad, fe, amor entre otros. En la actualidad, estamos inmersos en una sociedad que ha perdido muchas de estas actitudes y que hacen al valor humano como eje central de una sociedad más equitativa. Es decir, no estamos rigiendo por la pérdida de metas, objetivos claros, valores humanos, para tornarnos más consumistas y materialistas; lo cual crea en nosotros una falsa felicidad y nos enceguece ante los verdaderos y simples hechos que nos permiten ser más humano, en esta sociedad global. Lo más importante, es valorarse uno mismo y tal cual es. Porque ello nos permitirá aceptar y querer a las demás personas por lo que son y no por lo que tienen. Debemos ser más generosos y más capaces de prestar ayuda al prójimo ante determinadas circunstancias, sin esperar algo a cambio, sino por el solo hecho de sacar de uno mismo valores tan importantes para nuestro ser. Esto nos ayudara a rescatar el valor humano. En sociología y psicología social, la confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y pensamientos. La confianza se verá más o menos reforzada en función de las acciones. Los hombres no podríamos vivir en armonía si faltara la confianza, es decir la seguridad firme que se tiene de una persona, por la relación de amistad o la labor que desempeña. Tenemos seguridad en una persona porque sabemos que en sus palabras no existe el doble sentido o el rebuscamiento; jamás hace un juicio a la ligera sobre las actitudes de los demás; trabaja con intensidad, procurando terminar la tarea encomendada cuidando hasta el más mínimo


detalle; llegará puntual si así se ha acordado o guardará el secreto que le hemos confiado. Prudencia es la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con cautela, definida por los Escolásticos como la recta ratio agibílibus, por diferenciarla del arte recto ratio factibilium. De comunicarse con los demás por medio de un lenguaje claro, literal, cauteloso y adecuado. Podríamos definirla en palabras justas con una virtud, la cual nos ayuda a actuar frente las situaciones diarias de la vida, con mayor conciencia. Las personas que viven esta virtud, son aquellas que toman decisiones acertadas en el momento y lugar adecuado; lo que se proponen lo logran con éxito, en situaciones más difíciles demuestran calma y serenidad, entre otras cuestiones. La honestidad forma parte de aquellas cualidades más gratas que puede poseer una persona, ella garantiza confianza, seguridad, respaldo, confidencia, integridad. En este sentido, la honestidad es una forma de vivir congruente entre lo que se piensa y la conducta que se observa hacia el prójimo. La honestidad es el valor por el cual se permite se situé ante la mentira y el engaño para hacerle frente, implica un compromiso personal con la verdad y la trasparencia, para hacerle frente, implica un respeto por uno mismo y los demás. Es imprescindible para el ser humano tener el control de sus emociones para tener la conciencia plena de sus valores humanos, y poder compartir esos valores con amor en su prójimo. Con la responsabilidad se desarrolla la capacidad de asumir en forma voluntaria y natural las obligaciones y deberes, este valor requiere de un cierto grado de sacrificio o autodisciplina. Significa hacerse cargo de la realidad que nos toco vivir y comprometerse a cumplir, con las opciones que hemos asumido. Cuando se habla de tolerancia, se refiere al respeto que se tiene hacía el otro, a pesar que de que nuestro semejante piense distinto, tolerar no significa ser indiferente y aguantar al otro, ser tolerante requiere de un diálogo con el otro y también respeto por la diversidad. La coherencia implica la conciencia entre el decir y el hacer, este valor se basa en la veracidad. La verdad es la que le da sentido a la coherencia, porque en la medida que se procede con la verdad, se actúa en forma coherente. Los valores humanos El espíritu crítico significa la autonomía y libertad de hablar con fe propia, se supera las posturas y pensamientos de los demás, para desarrollar este valor


se debe de ser capaz de percibir y analizar la realidad, y así se tendrá una posición y pensamientos propios. La disponibilidad apunta a la capacidad de adquirir compromisos y estar dispuestos a cumplir con las obligaciones propias. Esta es una actitud de generosidad y servicio hacia los demás La austeridad es el valor del ser sobre el tener. A través de este, valor, se hace más solidario y sensible a lo que es fundamental en la vida, la opción del ser. La justicia en la que se le da a cada uno lo que le corresponde. La fortaleza es la firmeza del alma, capaz de vencer las dificultades, propias de la vida. Cuyo objeto consiste en moderar los placeres sensibles, siendo la humildad una forma de templanza, puesto que modera el gusto excesivo. La esperanza es la virtud en la que se confía y espera, este valor significa la fe en que se ponga en los proyectos compartidos, significa correr el riesgo y confiar en lo que se ha emprendido. La caridad es la virtud que infunde el amor al prójimo. La fe otra virtud en la que sin ver se cree en la verdad. Por último el amor que es la capacidad inteligente, voluntaria y libre que tiene el hombre de entregarse a los demás sin poner condiciones Estos Valores Humanos hacen que desarrolle el interior del hombre hacen que este motivado por consiguiente desempeña en su empresa un trabajo más eficiente con mejor actitud, energía, lo que repercute en la empresa mayor producción. Los valores humanos Una persona que tiene confianza en sí mismo es porque está motivada. Una persona que tiene prudencia está motivada, una persona que es honesta está motivada, una persona que es responsable está motivada. Los valores humanos Acaso se podría pensar en el hombre que tenga fe en lo que hace y no esté motivado que tenga seguridad y confianza y no esté motivado que tenga caridad y no esté motivado que tenga esperanza y que no esté motivado Los valores humanos


Creo que sería difícil hallar a un hombre que tenga estos valores y no esté motivado precisamente estos valores es su fuente de motivación para logros mayores. Los valores humanos La motivación es la fuerza que impulsa a obtener un objetivo o llegar a la meta, es la que permite influir en los demás a realizar algo. La motivación Laboral está en función de los objetivos y metas de cada persona. Por lo tanto la motivación es, lo que hace que un individuo actué y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide una situación dada en que se actúa con vigor en dirección en donde se encausa la energía. Se convierte en un factor importante que permite canalizar el esfuerzo, la energía y la conducta en general de la persona hacia el logro de sus objetivos y por ende de la misma persona. El cambio de mentalidad, en la persona que permita a partir de una cualidad estable y adquirida que facilite el acto honesto, adquiriendo Valores Humanos como la confianza, prudencia, honestidad, responsabilidad, tolerancia, coherencia, disciplina, austeridad, justicia, fortaleza, templanza, esperanza, caridad, fe y amor en concordancia con algunas teorías de la motivación influyen en la motivación del ser humano . Es imprescindible para el ser humano tener el control de sus emociones para tener la conciencia plena de sus valores humanos, y poder compartir esos valores con amor en su prójimo.


Valores morales (lic h f alfonso elpidio sánchez lópez)