Page 1

Toda fetichera es jorobada Dr. Luiz Carlos Formiga

Texto enviado al periódico El Rebate y a Rincon Espírita, para publicación el 01/9/71 Cornelio es alquimista y hace transmigración de las almas. La trama de la pieza teatral reposa en el Principio de la Reencarnación, pero surge un elemento complicado. La pareja regresa con el sexo cambiado. Kardec dice que la idea de la reencarnación proporcionará, en profusión, situaciones nuevas para todos los géneros. En la misma revista, comenta otra pieza. En ella, un zapatero siente envidia de un joven magistrado, que reside en una hermosa casa y además tiene una esclava hermosa, para cuidar de él. Lleno de codicia, el zapatero acepta la propuesta de un genio, disfrazado de gallo, para vivenciar la vida buena del vecino. (*)¡Un genio en el cuerpo de un gallo! Encontramos peor, un verdadero brote psicótico. Un gato evangelizador que hablaba de reencarnación. (1) "Yo pensaba que


existía la muerte. Que tristeza. Yo pensaba que la gente moría. Qué incertidumbre. Hoy sé que la vida continúa. Que alegria. Hoy sé que soy un espíritu encarnado. Gracias Señor, gracias! El genio, ahora sin el disfraz, dice que puede pasar al zapatero al cuerpo del magistrado y al magistrado para su cuerpo. Aquí no hay intercambio de sexo, sino de cuerpo y aún en la misma encarnación. ¡Que locura! El zapatero, "entra" en el cuerpo del feliz vecino y descubre que el magistrado tenía una enfermedad degenerativa. Envejece con velocidad de Fórmula 1. Esta transformación trae a la pieza una porción de complicaciones cómicas. Kardec no puede dejar de destacar el error de los que confunden el Principio de la Reencarnación con la transmigración o metempsicosis. El Codificador no condena piezas con sus fantasías. Las ve hasta saludables, ante aquellas que ponen en escena la impertinencia de los vicios y pasiones. Los Espíritus amigos dijeron que Dios era Inteligencia Suprema y mostraron su Curriculum. Kardec indaga de nuevo. ¿Cuando decimos que Dios es eterno, infinito, inmutable, inmaterial, único, omnipotente, soberanamente justo y bueno, tenemos idea completa de sus atributos? Después de otras respuestas aprendimos que Jesús había sido el tipo más perfecto que Dios ofreció al hombre, para servirle de guía y modelo. ¿Me quedé pensando en esa cuestión y me pregunté cómo un Ser tan especial se había relacionado con las mujeres? Entonces descubrí que sus actitudes, principalmente considerando las costumbres de la época, fueron revolucionarias. María de Magdala era atormentada por siete demonios. El Maestro estuvo también con Salomé; la Samaritana; las dos que lo ungieron; la mujer cananea; la viuda de Naim; la mujer hemorroissa.


Me impresionó el caso de la mujer encorvada, no porque fue en una sinagoga y un sábado, sino porque ella oraba. Es una pista. Lucas dice que ella (no sé si en otra vida era hechicera) cargaba "en la jorobada" un espíritu enfermo. La maldad es enfermedad del alma. El mal no es eterno. Las memorias emocionales negativas almacenadas, que pueden permanecer por milenios, un día desaparecen ante el antibiótico de la expiación y la vacuna del perdón, La pista: ella oraba. Todo ciclo expiatorio también llega al final. Desaparece el karma, un mago adversario ya no podrá afinarse. Los dieciocho años de sufrimiento redentor. Ahora ya no existían los defectos pertinentes a los dos y la presencia de Jesús todavía causaba malestar en el verdugo. Podemos decir hoy que "una hechicera puede dejar de ser jorobada", sólo quedará así si es terca. Jesús dio muchas pruebas de su "elevada estima y consideración", cariño y comprensión, por el sexo opuesto. Mantenía con ellas una relación abierta. Al final, nació de una de ellas. Kardec quedó embargado antes y después de 1855, el año en que entró en contacto con las mesas giratorias. Recordemos: Sra. Plainemaison ofreció su casa; Las mujeres. Baudin (14 y 16 años) recibieron mensajes del Espíritu de Verdad; con la Srta. Japhet (20 años) recibió aclaraciones complementarias; con la Srta. Ermance Dufaut (14 años) concluyó "El Libro de los Espíritus"; trabajó con la Srta.Roustan, Srta. Canu, Srta. Carlotti, señora Lecrer y señora Clement. Todavía tenemos a la amiga de todas las horas, la señora Amélie Boudet. El Codificador de la Doctrina Espírita no tenía prejuicios. Al respecto, un médico fue tan infeliz que causó comentarios en la WEB. (2)"Hice un trasplante de hígado sin llorar, estoy tan orgullosa!""Me quedé sexy, después de todo un día de cultivo de células"¿En la próxima encarnación, el lector aceptaría la escalada en el equipo de las mujeres? El problema es que tenemos conocimiento de la existencia de las reencarnaciones compulsivas. ¿Hacer lo que?


El Espiritismo, que fue acusado de "fábrica de locos", supera hoy en los Centros Espíritas a los grandes hospitales en número de consultas. (3) En la Revista Espírita la pieza de teatro trae a Cornelio que era un mago o hechicero que se ocupaba especialmente de la transmigración de las almas. Esto agudiza la curiosidad. Hermínio Miranda comenta que los Espíritus responden, con lucidez y prudencia, las cuestiones de números 551 a 557, sobre el "Poder oculto. Talismánes. Feticheros(4) Dice que la época no estaba madura para la profundización del problema, ni esto sería apropiado en el libro básico de la Doctrina Espírita, pero que ellos dijeron lo suficiente para formularse un juicio sobre la materia, teniendo en cuenta las supersticiones que prevalecía en aquel tiempo. Los Espíritus se limitaron a respuestas sumarias, pero dejaron aperturas para futuros desdoblamientos. Se aprovecharon para enseñar que Dios no permitiría que un hombre malo, con el auxilio de un Espíritu igual, hiciera el mal a su prójimo. Los Espíritus también fueron cautelosos en cuanto a la creencia en el poder de hechizar declarando que estos hechos son naturales, mal observados y también mal comprendidos. Se dice que algunas personas mal intencionadas pueden disponer de gran fuerza magnética, haciendo posible que otros Espíritus malvados puedan colaborar en el mal uso de esa fuerza. Sin embargo, eso sólo ocurre en el caso de que el mal sea posible. En lo que Dios no permite nada pueden los Espíritus. No nos impresionemos con sus rituales, sus gestos, sus talismanes, sus evocaciones, sus palabras misteriosas y secretas. No tenemos que actuar sobre estas señales exteriores de sus cultos.Aunque no es fácil lidiar con los magos desencarnados, cuando estamos en un grupo mediúmnico bien constituido y armonizado, ellos no logrará nada contra nosotros. Sólo sufriremos lo que esté autorizado por nuestra ficha kármica.


Tenemos que actuar es exactamente sobre la razón y el sentimiento de los Espíritus atormentados que parecen seguros de sí mismos y fríos. Toda aparente serenidad se desmorona, cuando logramos convencerlos de sus trágicos engaños. Estemos listos para ayudarlos, ya que este es el momento más grave, más serio, más profundamente humano de sus vidas. Es necesario tratarlos con cariño, humildad y comprensión, porque el dolor en la conciencia cuando despierta es, casi siempre, abrumador. Miranda enseña que esos Espíritus que en la Tierra estuvieron involucrados en las prácticas mágicas, no desaparecen, ni pierden el conocimiento de los mecanismos de ciertas leyes del magnetismo, de la hipnosis, de la manipulación de drogas y fluidos, de fuerzas naturales y de toda la "tecnología "Que les proporcionaba poderes secretos y misteriosos, pero muy reales. Hoy, con las aclaraciones de la Doctrina Espírita, estamos en condiciones de entender muchos de esos secretos y misterios. En el fondo el mago siempre fue un médium, asistido por Espíritus desencarnados afines y que poseen los mismos intereses. La magia es más común de lo que deseamos admitir, y ofrece riesgos realmente serios, contra los cuales los grupos mediúmnicos tienen que estar bien preparados y asistidos. Por supuesto que actúa sólo cuando y donde encuentra las brechas y el condicionamiento de la culpa, de la falta, del error, que nos sintoniza con el mal y nos expone a la aproximación de los cobradores. Correremos el peligro si somos invigilante. Deberíamos preguntarnos, lo que los problemas que estamos experimentando están queriendo decirnos. (5)Lo digo porque tengo muchas cicatrices. ¡No se puede salir sin quemaduras! Afirma Miranda que los magos desencarnados pueden ser inteligentes, experimentados y conocedores profundos de las debilidades humanas. No tienen escrúpulos y no temen represalias. Todavía son poco accesibles al adoctrinamiento, al llamamiento del


amor y del perdón. Saben que sólo estarán protegidos del dolor, mientras mantengan en torno de sí mismos el clima de terror. Atacan para no ser atacados, oprimen para no ser oprimidos, esparcen el dolor para huir a los suyos propios. Todos son conscientes que tendrán que enfrentar la verdad, la realidad de sí mismos, pues el mal no es eterno. Por ahora usan la voluntad bien entrenada, para mover, en su provecho, las fuerzas de la Naturaleza. Esto es una paradoja, "con miedo de la muerte ellos se matan", pues saben que quien siembra dolor no puede cosechar paz. El trabajo de adoctrinamiento es una actividad del corazón, muy personal, esencialmente humana. Sólo puede ser realizado en clima de total donación, de empatía, de profundo y sincero amor fraterno. En él no hay espacio para la indiferencia o la comodidad. El grupo mediúmnico es instrumento de socorro, herramienta de trabajo, campo de experimentaciones fraternas y escalonadas. La escalera es una construcción, por donde suben nuestros hermanos desarraigados y nosotros, los que tratamos de redimir, en la tarea del servicio, de amor al prójimo. Como no existen adiestradores perfectos, contentémonos en ser razonables al tiempo que buscamos adquirir las cualidades que aún nos faltan. Los médiums no pueden engañarse a sí mismos, el amor fraterno tiene que emerger de las profundidades del ser, como un movimiento irreprimible, en el que nos donamos íntegramente. Cuando conseguimos transmutar en amor, ante los compañeros que sufren, no pueden resistir. (6) Después de años de estudios e intensa actividad práctica, Hermio Miranda revela el secreto del rescate. (7) (*) Revista Espírita. De la Universidad de Chile. 1868. Página 214. Editora Cultural Espírita Edicel LTDA. Traducción de Júlio Abreu Filho.

TODA FETICHERA ES JOROBADA DR LUIZ CARLOS FORMIGA  

TODA FETICHERA ES JOROBADA DR LUIZ CARLOS FORMIGA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you