Page 1

(Analizando el pensamiento) Saludo matinal Viernes 25 de octubre del 2013 Queridos amigos, hola buenos días, el tiempo corre, y de nuevo hemos llegado al final de la semana. El pensamiento es una fuerza creadora, emite ideas que muchas veces escapan a nuestro sentir. Por eso hay veces que sin querer, emitimos pensamientos muy disparatados, que nada tienen que ver con nuestra forma de ser. La mayor parte del sufrimiento humano deriva de creencias irracionales, supuestos o significados personales adquiridos en la experiencia. La mente humana construye la realidad tanto externa como subjetiva, el sujeto en interacción con su medio físico y socio-histórico-cultural construye su propia experiencia de manera progresiva y evolutiva, donde las fuerzas de poder imponen sus criterios de lo que debe entenderse por tal o cual cosa. ¿Has reflexionado alguna vez, sobre el pensamiento que anima tu espíritu?


¿Consideras el pensamiento algo valioso? El pensamiento circula ininterrumpido, en el campo magnético de cada Espíritu, derramándose más allá de él, con las esencias características de cada uno. ¿Sabías que cada alma posee en el propio pensamiento la fuerza inestancable de las propias energías? De cada inteligencia fluyen corrientes vivas, para proyectársele en el “Halo energético”, estructurándole el aura o fotosfera psíquica, a la base de cargas magnéticas constantes, conforme la naturaleza que le es peculiar, de cierta forma semejantes a las corrientes de fuerza que parten de la masa planetaria, componiendo la atmosfera que la envuelve. El Espíritu identifica, en el trabajo ordenado con seguridad, la dirección indispensable para su clima de euforia. Cuanto más ennoblecida es la conciencia, más se le configurará la riqueza de imaginación y poder mental, surgiendo por tanto más complejo el recurso de cargas magnéticas, o corrientes mentales, a vibrar alrededor de sí mismo y a exigirse más amplia cuota de actividad constructiva en el servicio en que se le plasmen vocación y aptitud. Sea en el esfuerzo intelectual en una elevada labor, en la creación artística, en las obras de beneficencia o en la educación, sea en las dedicaciones domésticas, en las tareas sociales, en las diversas profesiones, en las administraciones públicas o particulares, en los emprendimientos del comercio o de la industria, en la labor de la tierra, en el trato de los animales, en los deportes y en todos los departamentos de acción del Espíritu es llamado a servir bien, esto es, a servir en beneficio de todos, bajo pena de conturbar la circulación de las propias energías mentales, agravando los estados de tensión. Debido a, “núcleos de fuerza de la sicoesfera personal” los proferidos estados de tensión, proceden, casi siempre, como las nubes pacificas repentinamente transformadas por las cargas anormales de electrones libres en maquinas inductoras, atrayendo los campos eléctricos con que se hacen instrumentos de la tempestad.


Acumulando en si misma las fuerzas autogeneradas en procesos de profundo desequilibrio, el alma exterioriza fuerzas mentales desajustadas y destructivas, por las cuales atrae las fuerzas del mismo tenor, cayendo frecuentemente en ceguera obsesiva, de la cual muchas veces se aparta desorientada, por la puerta indeseable del remordimiento, tras convertirse en interprete de incalificables delitos. Si las criaturas conscientes no se disponen a la distribución natural de las propias cargas magnéticas, en trabajo digno, establecen para sí la degeneración de las energías, en esa posición, emiten ondas mentales perturbadas, por las cuales se ajustan a Inteligencias perturbadas del mismo sentido, arrojándose a lamentables estaciones de abastecimiento, en casos deplorables de obsesión, en las cuales las mentes desvariadas o caídas en monadismo vicioso se reflejan mutuamente. Y cuando llegan a semejante conturbación, sea en el arrastramiento de la pasión o en la sombra del vicio, sufren la aproximación de corrientes mentales arrasadoras, oriundas de los seres empeñados a la crueldad, por ignorancia – encarnados o desencarnados – que vampirizan su existencia, les imponen disfunciones y enfermedades de variados matices, según los puntos vulnerables que presentan, creando en el mundo vastas regiones de alineación y de sufrimiento. Cuidemos el pensamiento, es algo que debemos dignificar, para que vengan a nosotros buenas emisiones, buenas influencias, del plano espiritual, no cedamos a la tentación, un pequeño mal pensamiento, puede ser el inicio de un proceso obsesivo, del cual podremos difícilmente salir. Os deseo un lindo viernes, que Dios nuestro Padre nos bendiga a todos, para que poco a poco, procuremos elevarnos por encima de las precariedades que sufrimos por nuestra imperfección, que la ilusión de mejorar y hacer el bien, sea una idea fija y constante la cual intensifiquemos por nuestra tenacidad en no parar hasta conseguirlo. Merchita

Saludo matinal viernes 25 de octubre del 2013 (analizando el pensamiento)  

SALUDO MATINAL VIERNES 25 DE OCTUBRE DEL 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you