Issuu on Google+

(Evolución sexual) Saludo matinal Viernes 18 de octubre del 2013

Queridos amigos, hola buenos días, la sexualidad es un tema muy actual, los hombres siguen aun sin respetar a la mujer, y lo vemos en las noticias casi todos los días, pues la mujer es engañada, y prostituida aun sin ella querer. “Debido a la incomprensión sexual, incontables crímenes campean en la tierra, determinando extraños y peligroso procesos de locura en todas partes. Son millones de hermanos los que se conservan medio locos en los hogares o en las instituciones; son incapaces de la devoción y de la renuncia, sumergiéndose poco a poco, en el caliginoso pantano de las alucinaciones… Con la mente desvariada, fija en el socavón de la subconsciencia, se pierden en el campo de los automatismos inferiores, obstinándose en conservar deprimentes estados


psíquicos. El celo, la insatisfacción, el desentendimiento, la incontinencia y la liviandad les traen terribles fenómenos de desequilibrio. “La endocrinología podrá hacer mucho con una inyección de hormonas, a guisa de socorro rápido a las colectividades celulares, pero no sanará lesiones del pensamiento. La genética podrá interferir en las cámaras secretas de la vida humana, perturbando la armonía de los cromosomas, en el sentido de imponer el sexo al embrión; todavía, no alcanzará la zona más alta de la mente femenina o masculina, que mantendrá características propias, independiente de la forma exterior o de las convenciones estatuidas. La medicina inventará mil modos de auxiliar el cuerpo alcanzado en su equilibrio interno; ella es merecedora siempre de sincera admiración y ferviente amor; entre tanto, nos compete practicar la medicina del alma, que amparé al espíritu embrollado en las sombras… “El amor espiritualizado, hijo de la renuncia cristiana, es la llave capaz de abrir las puertas del abismo donde rodaron y ruedan millones de criaturas todos los días.

El sexo con respecto al amor, es como los ojos para la visión, y el cerebro para el pensamiento: no más que la herramienta de exteriorización. Es un lamentable error suponer que solo la perfecta normalidad sexual, acorde a las respetables convenciones humanas, puede servir de templo a las manifestaciones afectivas. El campo del amor es infinito en su esencia y manifestación. Insta huir a las aberraciones y a los excesos; con todo, es imperioso reconocer que todos los seres nacieron en el Universo para amar y ser amado.

La construcción de la felicidad real no depende del instinto satisfecho. La permuta de células sexuales entre los seres encarnados, garantizando la continuación de las formas físicas es proceso evolucionista, es apenas una aspecto de las multiformes permutas del amor. el intercambio de fuerzas simpáticas, de fluidos combinados, de vibraciones sintonizadas entre almas que se aman, está por encima de cualquier exteriorización tangible de afecto, sustentando obras imperecederas de vida y de luz, en las ilimitadas esferas del Universo.


El cautiverio en los tormentos del sexo no es problema que pueda solucionar el literato actuando en el campo exterior: es cuestión del alma, que demanda proceso individual de cura, y sobre esta, solo el espíritu resolverá en el tribunal de la propia conciencia. Es innegable que todo auxilio externo es valioso y respetable, pero los esclavos de las perturbaciones del campo sensorial solo por si mismos serán liberados, esto es, por la dilatación del entendimiento por la comprensión de los sufrimientos ajenos y de las dificultades propias por la aplicación del “amaos los unos a los otros”, así en el adoctrinamiento, como en lo intimo del alma, con las mejores energías del cerebro y con los mejores sentimientos del corazón. LA energía sexual jamás será suciedad u oscuridad, porque la suciedad que nosotros los humanos queremos endilgarle se encuentra realmente en nuestros corazones, aun muy distantes del ejercicio del amor espiritualizado. Hemos de creer en la Ley de la Evolución y hemos de buscar el crecer, paso a paso, esfuerzo a esfuerzo, subiendo la escalera de nuestro perfeccionamiento espiritual. En los siglos futuros, con la evolución del instinto sexual, la Humanidad experimentará en el campo afectivo una vida sexual sublimada, decretando la felicidad verdadera en la unión conyugal. Sin olvidarnos como principio, que el aparato sexual es un órgano que también hemos de dignificar. Amigos hemos llegado al fin de semana, el tiempo va pasando, y las lecciones van llegando a nuestras manos, como pequeñas luces “toques de atención” y es nuestro deber identificarlas en nuestro espíritu, para ver si ellas concuerdan con el y las ejecutamos como es debido. Feliz fin de semana a todos y que Dios nos bendiga Merchita


Saludo matinal viernes 18 de octubre del 2013 (evolución secual)