Page 1

(Estudiando la caridad) Saludo matinal Miércoles 8 de enero del 2014

Queridos amigos, hola buenos días, la caridad es una aspiración para aquellos que aun no se decidieron a ejercerla, porque piensan que siendo pobres no tienen como hacerla. Muchos creen que las obras de caridad se reducen a no negar una limosna al pobre callejero, a visitar a los enfermos en el hospital, a repartir ropa a entrada de invierno a los pobres que se mueren de frío, y aunque todo eso es muy bueno, las obras de caridad abarcan mucho más. Caridad es no divulgar los defectos de nuestro prójimo, no meter cizaña con nuestras habladurías en nuestra familia ni en nuestros amigos; caridad es aconsejar oportunamente a los que están ofuscados por malos pensamientos, evitando que el fuego del odio avive la llama de la venganza; caridad es


interesarse por el bien ajeno y llegar hasta el sacrificio por ver a otro feliz, ocultando la parte que uno ha tomado en la solución de aquel problema. Una obra de caridad es tambien enseñar al que no sabe, una de las obras de caridad más importantes es despertar las inteligencias y hacerlas pensar en su pasado, en su presente y en su porvenir. Y los espiritas cuando acudimos a la doctrina para esclarecer nuestros problemas y la causa de nuestro sufrimiento, muchas veces sin explicación en el presente, solemos reflexionar observando nuestro sentir y mirando al posible pasado, con ello fortalecemos el espíritu, y adquirimos animo y valentía para enfrentarlo con más animo y esperanza. Amalia Domingo Soler decía que de todo aquello de que carece, está hambriento el hombre; de pan el verdadero mendigo, de amor el huérfano, de consideración social el pobre vergonzante; todos tenemos hambre, y la caridad es la encargada de saciar a todos los hambrientos. La caridad es mucho más grande que la limosna. Ser caritativo es ser profundamente humano y aquél que niega comprensión al prójimo puede invertir considerables fortunas en el campo de la asistencia social y convertirse en bienhechor de los hambrientos, pero si quiere ser efectivamente útil, tendrá que comenzar, en la primera oportunidad, el aprendizaje del amor cristiano. Hay mucha gente habilitada para participar en los sufrimientos del vecino, pero raras personas saben compartir su contentamiento. Frente a los cuerpos mutilados, ante heridas que sangran e infortunios angustiosos, se oyen exclamaciones de piedad, más fingida que verdadera. Hay mucha gente sedienta de dominación que no realiza sino obras exclusivas del “yo” en vez de servicios legítimamente beneméritos. Fuera de la caridad no hay, efectivamente, salvación para los que han perdido la luz. El manto de esa virtud sublime cubre la multitud de los pecados, según la enseñanza evangélica. Sin embargo, en todas las ocasiones, es necesario mucho discernimiento para que nuestro corazón no convierta los panes de la posibilidad divina en piedras de la vanidad humana. La caridad, cualquiera que sea la forma por la que se exprese, debe tener siempre por efecto estrechar los lazos del afecto humano, de la fraternidad entre las almas. Cuando todos los hombres se unan en las obras de beneficencia y practiquen la filantropía, sin llevar en cuenta creencias ni opiniones y se


hallen unidos todos, no por el credo que profesan, más si por la obra que realicen, la Humanidad habrá dado un paso gigantesco en el camino de su evolución. Amigos como todos los días os deseo un feliz miércoles, que Dios nos bendiga a todos. Merchita

Saludo matinal miercoles 8 de enero del 2014 (estudiando la caridad)  

SALUDO MATINAL MIÉRCOLES 8 DE ENERO DEL 2014 (ESTUDIANDO LA CARIDAD)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you