Issuu on Google+

(El valor de nuestro dinero) Saludo matinal Miércoles 7 de mayo del 2014

Queridos amigos hola buenos días, la pobreza es un tema muy delicado, y todos hemos de contribuir para erradicarla a nuestro alrededor, pero bien es verdad, que ahora al haber empobrecido son menos nuestras pertenencias para poderlas compartir, y generalmente, muchos ya las han distribuido y las comparten en el nido familiar, donde existen siempre parientes necesitados a los cuales es nuestro deber primordial atender, para después si podemos ir un poco más lejos, ayudando en otras áreas donde existe la pobreza y la necesidad. Un día no muy lejano todos compareceremos ante el gran tribunal de Cristo, y cada uno recibiremos según lo que hayamos hecho mientras estuvimos en el cuerpo.


Todo es de Dios, nada es nuestro, Dios puso su sello en la creación, todo sigue siendo de Dios y nunca transmitió su derecho a nadie, pues el tiene un heredero que es Cristo. Los hombres somos simples mayordomos, No elegimos ser o no ser mayordomos, nacemos para administrar lo que es de Dios. ¿Qué lugar ocupa el hombre? Dios lo puso a administrar sus obras. Fructificad-MultiplicadSeñoread la tierra, que labrara y cuidara el huerto, que pusiera nombre a los animales y esta mayordomía continúa hasta el día de hoy y llegará el día que rendiremos cuenta de todo lo que El nos dio para administrar: ¿Dónde comienza la administración? En nuestro propio ser. No somos nuestros. El Cuerpo: Hoy es el templo del Espíritu Santo. Debemos cuidarlo, mantenerlo saludable y limpio, darle comida sana y descanso, tratarlo bien y vestirlo con sencillez. La Mente: Llenarla con pensamientos sanos, buenos libros para no estar alterados y llenos de temor; ocupa tu mente en lo que Agrada al Señor. El Espíritu: Es la parte más importante de nuestro ser y la que menos atendemos. Debemos sacar músculos a nuestro ser interior. Aunque nuestro cuerpo se va desgastando, nuestro espíritu se renueva día a día. Toda riqueza que tengamos, desde un vaso de agua, hasta una propiedad son de Dios y nosotros debemos administrarlos con sabiduría, poniéndolas a disposición del Señor. ¿Qué es el dinero? Es la expresión de los bienes. Todo capital o bien se traduce en dinero. El dinero expresa el capital poseído. El dinero expresa el valor del bien. ¿Qué representa el dinero? Trabajamos una cantidad de horas por día, gastando tiempo y vida ¿Para qué? Para recibir un sueldo o jornal. Es parte de nuestra vida; invertimos tiempo, para recibir dinero. El dinero representa vida. Cuando damos dinero, damos parte de nuestro tiempo y vida. El dinero debemos ganarlo con honradez, sin despreciar las oportunidades que Dios nos da. El amor al dinero, nos hace caer en tentaciones es el causante de


muchos dolores, debemos ser prudentes y desistir de afanarnos en querer ser ricos. El dinero está bien puesto en la billetera, pero mal puesto en el corazón. El crecimiento material debe ir acompañado con el espiritual, nunca debemos recurrir a tácticas mundanas para hacer más dinero. . Dios quiere honestidad en nuestras ganancias. El asunto no es ganarlo... Sino como lo ganamos. ¿Agradará al Señor la ofrenda que traigas, producto de robo, estafa, juegos ilícitos, o venta de drogas? ¡Dar dinero bien ganado es dar parte de nuestra vida! ¿Cómo administrar lo que Dios nos da?: Un buen mayordomo pide a Dios sabiduría para gastar, el malo, gasta todo desordenadamente. Jesús enseñó economía: Junten lo que sobró para que no se pierda nada. Debemos ayudar a otros con la abundancia que Dios nos da. Hay pobres que serán siempre pobres, gastan todo y luego piden prestado. El amor nos impulsa a dar. No debemos considerar el dar como un deber, sino como un ¡privilegio! Del que gozan aquellos mayordomos honrados que dan. No somos buenos mayordomos porque lo pensamos o lo decimos, lo seremos cuando lo cumplamos, dando al Dueño lo que le pertenece. Miremos muy bien, nuestra ofrenda, aun podemos modificarla, un minuto es tiempo suficiente, para arrepentirnos y modificar nuestras tendencias egoístas, pensemos seriamente en lo que vamos a alegar a favor de nuestra mayordomía. Toda riqueza que tengamos, desde un vaso de agua, hasta una propiedad son de Dios y nosotros debemos administrarlos con sabiduría, poniéndolas a disposición del Señor. ¿Qué es el dinero? Es la expresión de los bienes. Todo capital o bien se traduce en dinero. El dinero expresa el capital poseído. El dinero expresa el valor del bien. Amigos feliz día a todos, os lo deseo con mucho amor y cariño. Merchita



Saludo matinal miercoles 7 de mayo del 2014 (el valor denuestro dinero)