Issuu on Google+

(En la labor maternal) Saludo matinal Miércoles 18 de diciembre del 2013

Queridos amigos, hola buenos días, la Naturaleza tiene infinitos encantos, y uno de ellos que más alegran al hombre y les muestra la Grandeza de Dios es la salida del Sol, levantarse temprano y verlo a veces nos hace soñar, en un bello día, y aunque todos los días sean lo mismo no por eso deja de ser menos admirable la vida que difunde con su luz, con su calor; parece que el Sol dice a la Humanidad: ¡Buenos días! ¡Buenos días! Ya estoy entre vosotros. Los padres no servimos para enseñar, porque somos demasiado indulgentes, el padre educa, el padre instruye, el padre aconseja; ¡la madre ama! Ama incondicionalmente; tanto le da que su hijo sea un santo o un criminal; ella no sabe más que amarle, mejor dicho, sólo quiere amarle; el padre, a veces, si su


hijo es un miserable, le delata a la justicia para que ésta le castigue y le haga entrar por vereda y le impida cometer nuevos desaciertos; la madre no delata nunca a su hijo, y madre ha habido que le ha dicho a su hijo: << ¡Huye! ¡Sálvate! Dame esa arma homicida y yo apareceré como la única culpable.> No nos quépala menor duda que hay hombres peores que las fieras, y lo que más sorprende es que esos hombres tienen madres muy buenas, y a veces nos preguntamos por qué esto es así, y si nos fijamos en el ejemplo de los enfermos más graves observaremos que son los que necesitan los mejores médicos, y un criminal es un enfermo gravísimo, es un ciego que no llegaría a ver la luz si no tuviera quién le amara. En la Tierra solo las madres saben amar, en la Tierra, madre y amor son sinónimos. <<Todo ama en la creación -decía Víctor Hugo-; de tal modo, que, si no existiera el amor, se apagaría el Sol.>> Y es la verdad; la generalidad no cree que es amor más que el lazo que une al hombre y a la mujer, lazo por el cual se crea la familia, y el amor tiene tantas y tantas demostraciones, que éstas son innumerables; ¿acaso pueden contarse las gotas de rocío y los granos de arena que hay en los arenales? No; pues tampoco se pueden contar las manifestaciones del amor, porque todo ama, desde los astros hasta los insectos. Creo que fue Flammarión el que dijo que <<la atracción es el amor de los mundos, y el amor es la atracción de las almas>>. El Amor Materno hace referencia a la incondicionalidad, una madre ama incondicionalmente a un hijo ya que este es parte de ella, más allá del simple hecho del deber cubrir sus necesidades. El amor materno es el más sagrado de todos los vínculos emocionales, hace sentir al hijo el amor a la vida. Pero la esencia misma del amor materno está en cuidar que el hijo crezca. Y esto significa que se aleje de su madre. Recibir afecto materno en la infancia previene la ansiedad de adultos. Las personas que recibieron mucho afecto materno están más capacitadas de adultos para hacer frente a situaciones de estrés. El exceso de afecto maternal en la infancia permite al niño una mayor capacidad para hacer frente a los momentos de ansiedad, angustia y estrés en la edad adulta.


Los niños en general quieren agradar a sus padres y a sus profesores, les gusta que les alaben, les encanta que se les reconozca, tanto verbalmente como en forma de resultados académicos, no les gustan los castigos, ni que les regañen, ni que sus padres estén todo el día encima repitiendo las mismas cosas una y otra vez. "Ser madre o padre no es fácil. Uno no nace sabiendo ser padre o madre ni hay universidades para aprender a serlo". Es más fácil ser (o parecer) un buen padre cuando el hijo o la hija no generan problemas importantes. Nuestros hijos son seres a los que hemos traído al mundo "sin su permiso" y, aunque en las primeras etapas de su desarrollo debemos estar muy pendientes de ellos, en especial de los "más revoltosos", es cierto que conforme van avanzando en su desarrollo vamos dándonos cuenta de que son personas independientes, con sus gustos, sus virtudes, sus defectos, sus manías… Aunque los padres son los fundamentales responsables del cuidado de sus hijos, cuanto más difícil es la situación y mas desestructurada sea la familia, más ayuda necesitarán y conviene estar informado de los recursos disponibles. Porque, por mucha voluntad que pongan los padres, muchas veces todo el esfuerzo de éstos puede resultar insuficiente para proporcionar el mejor cuidado a la persona afectada. Todo tiene su razón de ser, y por la ley de causa y efecto, sabemos que cada uno portamos una deudas del ayer que hemos de rescatar, y que la mano que nos hiere es la que nos ofrece esa oportunidad, un hijo conflictivo es una hermosa oportunidad para aquel que en otra existencia, abandono a sus hijos, no les hizo caso, y que ahora importunado por los efectos actuales, el puede redimir y rectificar, tal acción. Por tanto pongamos mucho amor y dedicación en la tarea de padres, para tratar de enderezar a los hijos torcidos. Os deseo un feliz miércoles, con mucho amor y cariño Merchita


Saludo matinal miercoles 18 de diciembre del 2013 (en la labor maternal)