Issuu on Google+

Fuerza de voluntad Saludo matinal Miércoles 14 de mayo del 2014 Queridos amigos, hola buenos días, todo lo que deseamos en la vida, requiere esfuerzo de nuestra parte, y cuando deseamos cambiar de camino, es necesario que pongamos empeño es decir fuerza de voluntad. La mayoría pensamos que si tuviéramos más fuerza de voluntad comeríamos mejor, haríamos más ejercicio a diario, ahorraríamos más y nos iría mejor en el trabajo. “Docenas de estudios demuestran que la fuerza de voluntad es un ingrediente fundamental para alcanzar el éxito personal. Nuestra mente tiene dos sistemas: uno es frío, lento y deliberado, y permite el autocontrol, el establecimiento de objetivos y la fuerza de voluntad. El otro es el apasionado, emocional e instintivo, y se caracteriza por respuestas rápidas y automáticas.


Sobre la fuerza de voluntad se han escrito muchas cosas y pasa siempre que cuando las acabamos de leer nos sentimos llenos de entusiasmo y energía para meterle el pecho a cualquier situación, solo que ese estado de gracia dura relativamente poco. El primer paso para desarrollar una extraordinaria fuerza de voluntad es estar seguro sobre lo que queremos que sea nuestra vida y el por qué queremos eso. Las personas con fuerza de voluntad extraordinaria saben que van a conseguir lo que se proponen porque creen en ellas. Las personas con gran fuerza de voluntad encaran los obstáculos de forma diferente en vez de tirar la toalla, buscan la manera de rodearlo y lograrlo. Todo el mundo teme al dolor y a los cambios, eso es lo que nos mantiene prisioneros dentro de la zona de confort que representan los comportamientos familiares, pensamiento y sentimientos. Las personas con fuerza de voluntad extraordinaria saben que tendrán que soportar un cierto nivel de incomodidad para conseguir lo que desean. La fuerza de voluntad es la primera llave a ser usada por quien desea crecer, sea espiritual, sea materialmente. La ciencia espirita, que es la ciencia de la propia Vida, nos enseña que la salud y la dolencia, la felicidad y la infelicidad son producidas por nosotros mismos. Esa no es una cuestión mística, sino científica. Lo que nos enferma son las energías negativas que generamos y almacenamos en nuestro organismo espiritual, tanto en esta, como en las pasadas encarnaciones. Esas energías se materializan en el cuerpo carnal en órganos más vulnerables, o de acuerdo con ciertas afinidades, produciendo dolencias. Las fuentes generadoras de esas energías de bajo tenor vibratorio están en todas las actitudes contrarias a las Leyes de Dios. Esas Leyes como sabemos, están siempre asentadas en el amor…amor a Dios, al prójimo, a nosotros mismos, a la naturaleza…A todo y a todos. Las emociones nos ayudan a navegar por la vida. Recuerde esto que decía Einstein: El descontento es la primera necesidad de progreso. Así que si usted no se siente a gusto o conforme con una situación puede ser el primer paso para cambiar radicalmente una situación. Cuando usted está en contacto con


sus propias necesidades y deseos, usted se centrará en hacer mejoras en vez de usar la negación para no hacer nada. Cuando se actúa esperando la perfección, quedamos limitados por reglas que nos dan la falsa sensación de control y tenemos miedo de equivocarnos. El perfeccionismo es un juego que no puede ganarse. Es inevitable cometer errores, porque somos humanos y siempre podemos fallar, avergonzarnos o tomar una decisión equivocada. Cuando dejamos de lado el perfeccionismo y nos concentramos en nuestros valores seremos más capaces de aprender con los errores. Esto promueve nuestra sabiduría, la mejoría y el crecimiento. No juzgue a los otros de forma negativa. Es mucho más fácil criticar a los otros en vez de ir detrás de lo que realmente queremos en la vida. Mientras perdemos tiempo juzgando y comparando, tenemos menos tiempo y energía para convertir nuestras vidas en algo grandioso. Las personas con fuerza de voluntad extraordinaria miran objetivamente el éxito de las otras personas, admiran el trabajo duro y lo usan como inspiración. No critican, no envidian. Amigos es miércoles y como todos los días os deseo un buen día, sigamos trabajando y adelante, procuremos ejercitar nuestra fuerza de voluntad poniendo todo nuestro empeño en crecer para Dios… Merchita


Saludo matinal miercoles 14 de mayo del 2014 (fuerza de voluntad)