Page 1

“Las voces del Cielo! Saludo matinal Martes 21 de octubre del 2014

Queridos amigos, hola buenos días, Dios está más cerca de nosotros que lo que nos podamos creer, algunos hermanos se ríen porque incrédulos no tienen ojos para ver, y cuando algún hermano les habla de alguna experiencia en la que ellos han sentido Su presencia se ríen, y piensan este está mal de la cabeza, no podemos hablar con los extranjeros sin saber su idioma, e igualmente nos sucede con Dios, aquellos hermanos que no creen en El, no puede valorar su Obra, ni presentir el fluido Divino, acariciándoles y haciéndoles sentir ese gozo interior de plenitud, de paz, de luz, que muchos hermanos han sentido y vivido en sí mismos, es una experiencia que se sale de lo común, pero que no por ello es incierta. Con poco que creas, cuando te ves a la orilla del mar, cuando estás en la naturaleza, cuando miras al cielo y ves al Sol luminoso, esplendoroso, inundándolo todo, cuando por las noches miras las estrellas, y observas que siempre están fijas para iluminarnos, no te queda más que decir, ¿Qué grande


eres, Dios! y cuando estas orando con devoción, y te olvidas del mundo para concentrarte en esa conversación intima, particular y especial, no dices madre mía, si estoy hablando solo, por el contrario, te das por escuchado y quedas a la espera, de la respuesta, que esperas de una forma u de otra convencional, pero hay veces que muchos han sentido las voces celestiales y han sentido en sí, esa forma particular de sentirte como en las alturas. La mayoría de la gente que lee las antiguas escrituras entiende que esos relatos sobre la voz de Dios son milagros que en verdad ocurrieron pero que ya no se dan actualmente, o los consideran adornos folclóricos en historias antiguas. Incluso los cristianos que creen que los milagros pueden ser cosa de todos los días pueden dudar cuando alguien les dice que percibieron audiblemente la voz de Dios. Hay un viejo chiste que dice: Si hablas con Dios, se llama oración; si Dios te habla, se llama esquizofrenia. Solo que usualmente no es así. Escuchar una voz cuando estás solo o ver a alguien que nadie más puede ver es bastante común. Al menos una de cada diez personas dirá que ha tenido una experiencia similar si les preguntas sin tapujos. Cerca de cuatro de cada diez dirá que han tenido experiencias perceptivas inusuales entre el sueño y la vigilia cuando se les entrevista acerca de sus hábitos de sueño. La ciencia no puede decirnos si Dios generó la voz que escucharon Abraham o Augustine, pero puede decirnos que muchos de estos eventos son normales, parte de la fibra de la que está hecha la percepción humana. La historia nos dice que esas experiencias permitieron que la gente eligiera el camino que debían tomar pero que por varias razones dudaban en tomarlo. Cuando durante el invierno de 1956, el reverendo Martin Luther King Jr. se sentó a su mesa aterrado por lo que podría ocurrirle a él y a su familia durante el boicot a los autobuses en Montgomery, dijo que escuchó la voz de Jesús, que le hacía una promesa: "Estaré contigo". Siguió adelante. Las voces pueden formar parte del sufrimiento humano, pero también pueden inspirar la grandeza humana, recordemos a Samuel estaba acostado en el Santuario del Señor donde estaba el arca de Dios. Entonces el Señor le llamó: — ¡Samuel, Samuel! Él respondió: —Aquí estoy.


Y corrió hasta Elí y le dijo: —Aquí estoy porque me has llamado. Pero Elí le respondió: —No te he llamado. Vuelve a acostarte. Y fue a acostarse. El Señor lo llamó de nuevo: —¡Samuel! Se levantó, fue hasta Elí y le dijo: —Aquí estoy porque me has llamado. Pero Elí contestó: —No te he llamado, hijo mío. Vuelve a acostarte 7—Samuel todavía no reconocía al Señor, pues aún no se le había revelado la palabra del Señor. Volvió a llamar el Señor por tercera vez a Samuel. Él se levantó, fue hasta Elí y le dijo: —Aquí estoy porque me has llamado. Comprendió entonces Elí que era el Señor quien llamaba al joven, y le dijo: —Vuelve a acostarte y si te llaman dirás: «Habla, Señor, que tu siervo escucha». Samuel se fue y se acostó en su aposento. 10Vino el Señor, se presentó y le llamó como otras veces: —¡Samuel, Samuel! Respondió Samuel: —Habla, que tu siervo escucha. Samuel crecía y el Señor estaba con él; ninguna de sus palabras cayó en vacío. El relato de la vocación de Samuel es tipo de la llamada divina a cumplir una misión, pues refleja perfectamente tanto la actitud de quien se sabe llamado, en este caso de Samuel, como las exigencias que Dios impone. La verdadera obediencia ni discute la intención de lo mandado, ni lo juzga, pues el que decide obedecer con perfección, renuncia a emitir juicios» (S. Gregorio Magno, premio Regum 2,4,10-11). Amigos si escuchamos la voz de “Dios” prestemos a tención y respondamos a ella, conforme a nuestros conocimientos y oportunidad. Os deseo un lindo martes Merchita

Profile for CRUZ REYES

Saludo matinal martes 21 de octubre del 2014 (las voces del cielo)  

SALUDO MATINAL MARTES 21 DE OCTUBRE DE 2O14 (LAS VOCES DEL CIELO)

Saludo matinal martes 21 de octubre del 2014 (las voces del cielo)  

SALUDO MATINAL MARTES 21 DE OCTUBRE DE 2O14 (LAS VOCES DEL CIELO)

Profile for merchita
Advertisement