Page 1

(Cultivando la esperanza y la alegría) Saludo matinal Martes 9 de marzo del 2010.

Queridos amigos, hola buenos días, muchos son los suicidios que se cometen por causa del amor, no correspondido, nosotros sabemos que nadie comete errores por amar verdaderamente. Los que aman de hecho, son cultivadores de la vida y nunca esparcen la muerte. La pasión confunde el raciocinio y rebaja el sentimiento, y sabemos que de la pasión al sufrimiento o a la muerte hay pocos pasos. La Palabra de Dios es el alimento que da la plenitud de la vida; el verdadero discípulo sacia en ella su hambre más profunda y se llena de gozo y de vitalidad Dios Padre no cesa de llevar a cabo su proyecto de amor y plena realización para toda la humanidad. Esta es la esperanza que llena de alegría a cuantos padecen las consecuencias del mal.


La esfera carnal en que vivimos está llena de irreflexiones de todas clases. Son raras las criaturas que comienzan a reflexionar seriamente en la vida y en los deberes, antes de enfrentarse con el lecho de la muerte física. Hay hombres y mujeres con mayor responsabilidad en todos los sectores de la vida, que evidencian pasiones nefastas y destructoras, en el campo de los sentimientos, de los negocios y de las relaciones sociales. Nunca se debe perjudicar a nadie, porque seamos heridos en los valores que la vida nos confió sin que la oportunidad pueda llamar a nuestra puerta de inmediato, invitándonos a mejores días; aunque la vida demora, nunca olvida a los hijos de Dios y todos formamos parte del rebaño. Si llegamos hasta donde nos encontremos con el pesado fardo, caminemos un poco más, porque la tolerancia que utilicemos ahora, en adelante abrirá muchas puertas, por donde podremos pasar con más facilidad, sintiendo la vida y viviendo en Dios. El odio que parece querer posarse en el corazón del que sufre oscurecerá sus días, en cambio si continuamos perdonando, encontraremos el camino de la luz. No pervirtamos las cosas porque nuestros días sean largos y negros. No envidiemos nunca a nadie por los bienes que posea. De una hora para otra podemos cambiar de posición en la vida. Los bienes de la tierra son transitorios no tienen parada segura, cuando su permanencia comienza a hacer mal al envidioso, es retirado por fuerzas invisibles y puesto en otras manos, con otro destino. El verdadero empeño del hombre debe ser el de la conquista de los tesoros eternos, que van con nosotros donde estemos. Si comenzamos fortaleciendo los aguijones de la prepotencia, perderemos, porque el odio genera odio, estalla en mayor enemistad, y cuando lo transformamos en amor, Dios nos premia con la paz. Debemos cumplir con nuestro deber donde el cielo nos llame. Destruir no debe ser la actitud de los hombres de sentido iluminado por la fe. Nadie sufre eternamente; las sombras continuaran, hasta que aparezca el Sol de la comprensión. Si persistimos en la maldad, nos demoraremos amarrados en las vigas de la ceguera, y solo nos veremos a nosotros mismos, olvidándonos de los demás. El egoísmo nos encadena las manos dadas a las irreverencias. El odio y la venganza, en la vasija del corazón, son como una calabaza, que es para llevar agua, y llevo aceite. Después de mucho tiempo es que podrá llevar de nuevo agua potable, porque el aceite se agarra en las fibras más intimas de


todo lo que toca. En cambio si persistimos en el bien, alcanzaremos todo en la Paz de Dios y de Cristo. Seamos valientes, en el bien que podamos hacer. Seamos de aquellos que convierten la tristeza en alegría, la guerra en paz y el odio en amor. Mostremos nuestra fuerza por todos los medios, no obstante, nunca nos olvidemos de dominar los propios impulsos de venganza, de envidia de incredulidad. El Maestro nos hablo, de una forma simbólica, de la simiente y de la mostaza. Recordando que el campo de la criatura humana está lleno de hierbas espinosas, lo que nos hace demorarnos quizás por muchos siglos, en terrible esterilidad. No debemos por eso, esperar cosechas milagrosas. Es necesario arar la tierra y cuidar la siembra. El grano de mostaza al que se refería Jesús, constituye el gesto, la palabra, el pensamiento de la criatura. Hay personas que hablan muy bien de la humildad, sin embargo nunca revelan un gesto de obediencia. Jamás realizaremos la bondad, si no comenzamos a ser buenos. Es necesario que hagamos alguna cosa pequeña, antes de edificar las cosas grandes. Jesús nos dijo que el reino de los cielos está dentro de nosotros mismos, por eso debemos desenvolver dentro de nosotros mismos, la máxima realización de orden divino, sin la cual, seguimos siendo presos de la ignorancia. Tengamos por encima de todo, ¡confianza y alegría!. Jesús nada nos enseño en vano. Siempre que “tomemos” de esos granos de acuerdo con la Palabra Divina, sembrando en el campo intimo, recibiremos del Señor todo el auxilio necesario. Nos concederá la lluvia de bendiciones, el sol del amor eterno y la vitalidad sublime de la esfera superior. Amigos os deseo un lindo martes con mucho amor y mucho cariño, ¿Qué el Señor nos colme de bendiciones a todos! Merchita

Saludo matinal martes 18 demarzo del 2014 (cultivando la esperanza y la alegria)  

SALUDO MATINAL MARTES 18 DE MARZO DEL 2014 (CULTIVANDO LA ESPERANZA Y LA ALEGRÍA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you