Page 1

(Mediúmnidad y auto percepción) Saludo matinal Jueves 2 de octubre de 2014 Queridos amigos, hola buenos días, la mediúmnidad es muy común en el nido familiar, raras son las familias que no tienen un miembro que siente de una manera ostensiva a los espíritus, esto ocasiona inconvenientes que por no ser normales, son mal interpretados, pero es gracias a ellos, que solemos buscar la solución para poder conducirlos debidamente y vivir con más o menos normalidad. Ninguna doctrina, explica mejor y con más racionalidad los efectos mediúmnicos que la doctrina codificada por Allan Kardec, es gracias a ella que muchos bendecimos tales fenómenos porque en ella hemos encontrado además de consuelo, explicación a muchas cosas que nos suceden en la vida. Para cooperar convenientemente en la mediúmnidad, al servicio del Bien Mayor, debemos, por encima de todo, ser auxiliares del Plano Astral.


Los médiums no precisan tomar una postura de absoluta inmovilidad, esperando la manifestación de las personalidades desencarnadas, como si fuesen una muñeca suspendida por hilos presos en las manos de un especialista en el arte dramático. Ellos, de hecho, participan efectivamente, pues son intermediarios, visto que reciben, procesan, interpretan y transmiten pensamientos, ideas, sensaciones auditivas o visuales. En las tareas mediúmnicas, los sensitivos deben tener como base imprescindible la intuición y la inspiración, provenidas del reino del alma. Sin embargo, no pueden desconsiderar las sensaciones del propio vehículo físico, para que haya un desenvolvimiento integral y harmonioso de la mediúmnidad. Cuando hay equilibrio entre nuestro “yo espiritual” y nuestro “yo corporal”, somos capaces de identificarnos con los Espíritus comunicantes y, a partir de ahí comenzamos a crear una mayor percepción de fenómeno mediúmnico. La Vida es energía organizadora, y el cuerpo denso es una de sus innumerables expresiones. Es muy importante tener una clara conciencia de fuente divina de donde proviene nuestras sensaciones transcendentales, como tambien ser sensibles a nuestras sensaciones corporales, por más simples y corrientes que puedan parecer. En nosotros todo es sagrado, desde la acción más común de comer y caminar hasta el acto más elevado de amor al Creador. El auto percepción es la suma de todas las impresiones internas y externas al mismo tiempo. A través de esa “sensación generalizada, la criatura entra en contacto consigo misma, pudiendo traducir con certeza si es suyo o no la emoción registrada y de donde ella se origina. Ese ejercicio constante nos lleva a una “concientización extra sensorial” y, consecuentemente, a diferenciar o analizar las diversas energías que circulan a nuestro alrededor. Cuando no sabemos distinguir nuestras impresiones u emociones, quedamos a merced de las más diversas ondas magnéticas, como si estuviésemos oprimidos por un mundo desordenado. La forma física es la condensación del cuerpo periespiritual. El sistema nervioso es la conexión del cuerpo astral a la materia y tiene como función sensibilizarla. Por tanto nos “nervios” son hilos sutiles entre esos dos cuerpos. En este cuerpo espiritual es donde ocurren las más tenues sensaciones del alma humana. Sensibilidad es el nombre que se da a la capacidad de percibir las conexiones entre el mundo interior y el exterior.


La mente es la base en el proceso de las comunicaciones espirituales, más no podemos olvidar de que, además de registrar sentimientos, ideas y pensamientos de la Espiritualidad, ella igualmente se manifiesta a través de un lenguaje corporal. Queramos o no, somos una unidad enigmática. El cuerpo y la mente son dos cosas íntimamente interligados. Nada acontece en una de esas partes sin que la otra no sea afectada. A la medida que la criatura se desenvuelve y crece rumbo a la madurez, va disponiendo de una sensibilidad cada vez más agudizada en el medio por el que transita. Es decir selecciona ideas, pensamientos, oscilaciones psíquicas. El médium es un ser integral, el no es solamente alma. El cuerpo forma parte de su totalidad, lo que quiere decir, por encima de todo es una individualidad, y no un ser dividido. Nuestras percepciones pueden venir acompañadas por un conjunto de impresiones con cualidades diferentes, como: las sentimentales (amor , alegría, tristeza, angustia), las emocionales (rabia, libido, miedo, sorpresa), las cenestésicas (tacto, olfato, gustación). Para conseguir una comunicación plena con la propia identidad y con los otros, en las relaciones sociales, profesionales, afectivas o mediúmnicas, es necesario que el cuerpo y el alma estén en perfecta sintonía. Cuanto más auto observación h hagamos, más podremos valorar las energías de las cosas y de las personas dentro y fuera de nosotros. Mucha gente guarda viejas creencias que valorizan más el intelecto y desprecian, casi totalmente, las sensaciones. Solo a través de una observación lucida es que podremos recoger mayores registros del mundo invisible, con el fin de colaborar con eficiencia en las oficinas de la Espiritualidad Mayor. El instrumento físico es la parte más densa del alma; en realidad, es el indispensable asistente en los trances transcendentales. El puede ser comparado “(…) A un hilo eléctrico para transmitir una noticia a distancia (…)”. El auto percepción es una actividad de nuestros sentidos. Por tanto recordemos: si no ejercitamos una constante comunicación con nosotros mismos, simplemente no podremos comunicarnos, de forma apropiada, con los otros individuos, encarnados o desencarnados. Amigos como todos los días, en mis mensajes intento instruir sobre la doctrina, espero que paséis un buen jueves. Merchita


Profile for CRUZ REYES

Saludo matinal jueves dos de octubre del 2014 (mediumnidad y auto percepción)  

SALUDO MATINAL JUEVES 3 DE OCTUBRE DE 2014 (MEDIUMNIDAD Y AUTO PERCEPCIÓN)

Saludo matinal jueves dos de octubre del 2014 (mediumnidad y auto percepción)  

SALUDO MATINAL JUEVES 3 DE OCTUBRE DE 2014 (MEDIUMNIDAD Y AUTO PERCEPCIÓN)

Profile for merchita
Advertisement