Issuu on Google+

(Reflexiones necesarias) Saludo matinal Jueves 12 de junio del 2014

Queridos amigos, hola buenos días, la reflexión a veces nos hace pensar en Jesús, y su obra regeneradora, y la mayoría de las veces, sensibilizados, pensamos que aun estamos muy lejos, para alcanzarle. La labor de Jesús, el Cordero sacrificado, es toda de abnegación y renunciación, de amor y humildad, de persuasión afectuosa, jamás de imposición arbitraria. Por eso aunque en un momento hayamos faltado a sus enseñanzas y nos hayamos equivocado, nunca lo sentimos enojado con nosotros, siempre lo vemos como un hermano Mayor, el que siempre nos atiende con bondad, y está dispuesto a escucharnos. Las imperfecciones de la criatura humana son las responsables por el fracaso de bien organizados planes, por las perturbaciones que se generalizan, por las opciones extravagantes, por la ampliación de las pasiones embrutecedoras, en


razón del nivel inferior de conciencia en el sendero en que transitamos la mayoría de las personas. En el momento en que la cultura alcanza sus más altas expresiones, cuando la Ciencia más aproxima a Dios auxiliada por la Tecnología y el hombre sueña con la posibilidad de detectar vida fuera de la Tierra, igualmente domina la torpeza del comportamiento agresivo; la excesiva miseria de centena de millones de personas, social y económicamente abandonadas al hambre, a las enfermedades, a la muerte prematura; el erotismo degradante que se generaliza; la expansión de las drogas y los excesos de toda naturaleza, convirtiéndose, en una verdadera paradoja de la sociedad. El hombre y la mujer terrestres, ricos de aspiraciones ennoblecidas, todavía no consiguen desvincularse de las cadenas de los instintos perturbadores, muchas veces amando y matando, salvando vidas y debilitándolas en momentos de alegría o de rebeldía. En todas las épocas de la Humanidad se observan observaba la conducta de las personas dedicadas al Espiritualismo, que se presentan portadoras de ideas materialistas-utilitaristas, usando siempre la aflicción, la acidez y la burla contra sus compañeros, por pensar de forma diferente y no someterse a la presunción, a los caprichos, al comando mental. Pugnando siempre en contra y atacando, descubren errores en todo y en todos, presentándose con desfachatez como defensores de lo que llaman la Verdad, solo ellos poseyendo la visión e interpretación correcta del pensamiento que vitalizan y divulgan. Está claro que siempre los hubo en todas la épocas de la Humanidad, pero ahora son más audaces. Sin duda, hay muchas complejidades en el proceso de la evolución, que se van delineando y explicando lentamente, a medida que los Espíritus suben peldaños más elevados. Por eso mismo las revelaciones se hacen gradualmente, dando a cada una, tiempo para que la anterior sea digerida por las mentes y aplicadas en los grupos sociales. La Sabiduría Divina no dejó a la criatura sin los promotores del progreso, que vienen arrancando al ser de la ignorancia y conduciéndolo hacia el conocimiento, todo lo contrario, siempre hay figuras honorificas que salvaguardan el planeta y a sus moradores con la finalidad de que un día todo mejore.


Gracias a Allan Kardec la gran figura del Espiritismo y por él haber posibilitado que la mediúmnidad esclarecida elucidara el comportamiento humano y permitiera la penetración del entendimiento en el mundo espiritual. Gracias al Espiritismo, nuevos descubrimientos y constantes informaciones ayudan al ser humano a comprender la finalidad de su existencia en la Tierra, las metas que les caben alcanzar a través de continuas pruebas y desafíos. -“Hay mucho por hacer en favor de nuestro prójimo, donde quiera que te encuentres. Aquellos que ya despertamos a la comprensión de la Vida, tenemos la tarea de despertar a los que se demoran adormecidos, sin importarles normas de conducta u ofrecerles paisajes espirituales que aún no puede penetrar. Nuestro deber nos induce a ayudarlos a elevarse, poco a poco, identificando las finalidades existenciales y pasando a vivirlas mejor.” -“En nuestra esfera de acción encontramos, a cada instante, hermanos equivocados ilusionados por las reminiscencias terrenales, defendiendo los intereses malsanos de los familiares y afectos, preocupados con las querellas del cuerpo ya diluido en la sepultura, negándose a la realidad en la cual se encuentran. Actuamos con ellos paciente y amorosamente, confiando en el tiempo. Como encarnados se nos exige mayor cuota de comprensión y de bondad. El anestésico que representa la materia, que bloquea muchas percepciones del Espíritu tendrá que ser vencido lentamente evitando choques dañinos al equilibrio mental y emocional de los individuos. “Por eso, prosigamos confiados, insistiendo y perseverando, sin aguardar resultados inmediatos, imposibles de ser alcanzados.” La paciencia y la bondad, el amor y el desinterés operaran maravillas a nuestro alrededor… Amigos os deseo un buen jueves, estas enseñanzas son realizadas por un instructor del plano espiritual a un grupo de espíritus, y Divaldo Pereira “en su libro “Senderos de Liberación” nos las ofrece en el Capitulo “Reflexiones necesarias” Con mucho cariño Merchita


Saludo matinal jueves 12 de junio del 2014 (reflexiones necesarias)