Page 1

(Hablando con los Espíritus) Saludo matinal Jueves 22 de mayo del 2014 Queridos amigos, hola buenos días, después de unos días de ausencia en mi tarea de divulgadora de la Doctrina Espirita, vuelvo a mi tarea, con ilusión y esperando que me disculpéis, pues sabemos que en la vida trabajamos en distintos escenarios, ya que los hijos, la familia, el trabajo, no siempre suceden en el mismo lugar. Cuando solía ausentarme, me llevaba mi ordenador, y donde estuviera allí yo podía enviar mis mensajes, pero ahora al haberse roto la pantalla de mi ordenador móvil, no lo pueda mover. Es por esa razón, por la cual, no me queda más remedio que trabajar siempre en casa. De todas formas, sabemos que hemos de tener mucho cuidado en el trabajo de divulgación de la doctrina, pues según Allan Kardec con referencia a la diversidad de grados de conocimiento y de moralidad de los Espíritus, queda patente la necesidad de observar algunos cuidados en el análisis y en la divulgación de los mensajes espíritas.


"Los Espíritus deben ser juzgados, como los hombres, por el lenguaje que usan. Supongamos que un hombre reciba veinte cartas de personas que le son desconocidas; por el estilo, por las ideas, por una inmensidad de indicios, en fin, verificará que aquellas personas son instruidas o ignorantes, pulidas o mal educadas, superficiales, profundas, frívolas, orgullosas, serias, livianas, sentimentales, etc. el lenguaje de los Espíritus está siempre en relación con el grado de elevación a la que ya hayan llegado. Los Espíritus realmente superiores no sólo dicen únicamente cosas buenas, sino también las dicen en términos exentos, de modo absoluto, de toda trivialidad. (...) El lenguaje revela siempre su procedencia, sea por los pensamientos que expresa, sea por la forma, y también incluso que algún Espíritu quiera eludirnos sobre su pretendida superioridad, bastará conversar algún tiempo con él para apreciarlo.” Los Espíritus mismos nos enseñan que ellos no son iguales, ni en conocimientos ni en cualidades morales, y que no debemos tomar al pie de la letra todo lo que nos dicen. Cabe a las personas sensatas separar lo bueno de lo malo. Nada de lo que leas, sin importar donde está escrito, nada de lo que escuches, sin importar quien lo dijo, nada debes aceptar sin previo discernimiento y tú mismo debes decidir su veracidad. Hay muchos, muchísimos, inválidos del habla, hay muchos cojos, mancos, tullidos de la expresión. Una de las mayores penas que conozco es la de cuando llega el instante de contar algo, de explicar algo, se transforma de pronto en un baldado espiritual, incapaz de moverse entre sus pensamientos; ser precisamente lo contrario, en el ejercicio de las potencias de su alma, a lo que es en el uso de las fuerzas de su cuerpo. Esto es muy normal y suele sucedernos muchas veces, queremos expresar una idea, pero nos faltan las palabras. Todos tenemos un ángel guardián que nos habla al oído, algunos lo hacen de forma muy suave, casi en voz bajita, por eso es importante que para poder oírlos estemos llevando una vida más sosegada o tranquila, necesitamos estar relajados para poder percibir sus suaves voces, pero ahí están. Hay momentos en la vida que estamos tan llenos de preocupaciones, nervios y miedos, que aunque nos hablen y hablen, no conseguimos oír nada, por eso es importante la calma y confiar.


Ellos no utilizan la voz para comunicarse, sino las vibraciones, por ello consiguen comunicarse con nosotros a través de nuestro pensamiento, es posible que sientas que un pensamiento se te repite mucho en la cabeza, eso puede ser un mensaje. Es cuestión de que creas para poder conseguirlo y no al contrario. Ellos buscan a través de esta comunicación ayudarnos lo mayormente posible, sobre todo a tomar nuestras decisiones en función de lo que más nos ayude. Si realmente quieres comunicarte con ellos, busca un espacio donde puedas estar tranquilo, tomarte unos minutos de relajación y hablarles. La meditación y las oraciones llaman a la luz y al bienestar, si las haces a diario o siempre que puedas o te apetezca, estas creando un gran puente para establecer esa comunicación. Hay un momento en que los muertos hablan, por nuestra boca sin que nosotros seamos conscientes de eso. A veces vemos que decimos cosas que no queremos decir. Son esas cosas que se dicen sin pensar, y a veces esas palabras pueden cambiar para siempre el curso de nuestras vidas. Entendimiento Comprensión, el gran problema. Abre las puertas del espíritu a la luz del amor para que el amor te ayude a entender el lenguaje de la vida. Amigos, os deseo un lindo jueves que Dios siga iluminando nuestras vidas Merchita

Saludo matinal jueves 22 de mayo del 2014 (hablando con los espíritu)  

SALUDO MATINAL JUEVES 22 DE MAYO 2014 HABLANDO CON LOS ESPÍRITUS

Advertisement