Page 1

Liderazgos destructivos Por ANSELMO FERREIRA VASCONCELOS Es significativo el número de líderes mundiales en la actualidad que están claramente sintonizados con las fuerzas de las tinieblas. Por medio de insondables fuerzas del destino lograron la simpatía popular y los votos sustanciales de los electores para ejercer el poder. Como son sagaces logran sostener el cetro a través de colusiones tenebrosas. Hay, evidentemente, ahí, aquellos que se consolidaron por medio de la fuerza y acciones dictatoriales cuyos nombres son bien conocidos, así como "sus obras". El hecho primordial es que esos liderazgos destructivos están todavía presentes en la profusión en la Tierra, perjudicando el desarrollo de las naciones, creando constante clima de inseguridad y miedo en los ciudadanos, castigando a sus opositores de forma despótica, desatendiendo los derechos humanos y las más cometas libertad de expresión, sólo para citar algunos males por ellos practicados. Se aferran al mando transitorio como si éste fuera un


fin en sí mismo. Como son, en esencia, sólo pobres delincuentes, no alcanzan en cuanto a lo que los aguarda más allá de la tumba. En ese sentido, cabe destacar que Brasil está pasando por un momento extremadamente doloroso en su historia al ver condenado a un ex presidente -al menos de momento- por crímenes de corrupción pasiva y lavado de dinero. A juzgar por el contenido de otros procesos en marcha, el desafortunado político -que un día ostentó los índices más expresivos de popularidad observados hasta aquí- deberá enfrentar la vida en la cárcel por un buen tiempo - salvo cambios inesperados en el terreno irregular de la justicia brasileña. En un gesto desesperado intento de todas formas posibles salvaguardar su reputación-absolutamente destruida para la mayor parte de la población- de "buen político" y "amigo de los pobres". En el auge de su delirio afirmó no ser más un hombre, sino "una idea”... Apeló insistentemente al discurso de la victimización, así como utilizó todos los recursos disponibles en su defensa. No bastaba eso, ofendió, atacó y lanzó improperios contra todos los que no comulgan de sus ideas y opiniones. Lamentablemente, los hechos constatados ya no dejan ningún margen de duda en cuanto al motivo real de sus acciones delictivas. Por todo ello, se puede afirmar que el precio de la conquista del progreso moral ha sido muy alto para los brasileños. Al final, apartar a los hombres públicos por prevaricación o simple mala fe es siempre una experiencia traumatizante. A lo que todo indica, el proceso de acrisolamiento de las instituciones públicas nacionales no va a parar tan temprano, ya que muchos Espíritus encargados de promover el avance ético y económico en nuestra nación están fracasando clamorosamente. De cualquier forma, la mano de la justicia finalmente alcanza a los delincuentes contumaces, a pesar de las distorsiones y contradicciones de las leyes vigentes. En el aspecto espiritual, ángulo que nos interesa especialmente explorar, cabe añadir el oportuno mensaje del Espíritu Isabel de


Francia contenida en el Evangelio según el Espiritismo (capítulo XI), a saber: "Están próximos los tiempos, lo repito, en que en ese planeta reinará la gran fraternidad, en que los hombres obedecerán la ley del Cristo, ley que será freno y esperanza y conducirá las almas a las moradas dichosas. Amaos, pues, como hijos del mismo Padre; no establezcan diferencias entre los demás infelices, porque quiere Dios que todos sean iguales; a nadie desprecies. Permite Dios que entre vosotros se creen grandes criminales para que os sirvan de enseñanza. En breve, cuando los hombres se encuentren sometidos a las verdaderas Leyes de Dios, ya no habrá necesidad de estas enseñanzas: todos los Espíritus impuros y rebelados serán relegados a mundos inferiores, de acuerdo con sus inclinaciones. La cuestión del tiempo mencionada en el mensaje anterior siempre plantea relativización debido al hecho de que el tiempo en la percepción espiritual difiere en mucho de la dimensión material en que nos encontramos. Sin embargo, es cierto que Dios permite que se encuentren entre nosotros, en las palabras de la mentora, "grandes criminales" para que también seamos probados en nuestra fe, discernimiento y conducta pautada por valores sagrados. Con respecto a los transgresores de las leyes de Dios, la bienhechora sugiere el socorro de nuestras oraciones en favor de ellos, considerando que ese recurso constituye la verdadera caridad.

Liderazgos destructivos anselmo ferreira vasconcelos  

LIDERAZGOS DESTRUCTIVOS ANSELMO FERREIRA VASCONCELOS.

Liderazgos destructivos anselmo ferreira vasconcelos  

LIDERAZGOS DESTRUCTIVOS ANSELMO FERREIRA VASCONCELOS.

Advertisement