Issuu on Google+

Las Vidas de Joanna de Ângelis Por Divaldo P. Franco

“Ella ha sido un ejemplo de humildad, abnegación, y siempre me enseña las actitudes simples, sin adornos, “sin envolver a las personas en mis problemas” , como ella dice, tampoco: “avergonzar a los demás” . Procurar ser lo más simple posible, lo más directos, lo más claros. Intentar tener una vida privada que sea igual a la vida pública. Tratar de no hacer en la oscuridad lo que no tenemos el coraje de hacer a la luz. Entonces elegí esa conducta, gracias al ejemplo de ella, y las historias que ella me narra sobre Francisco y sobre la propia Clara…

Ella escribió el libro: “El Hombre Integral”, libro complejo. Ya en el libro: “Plenitud”, de profunda acentuación psicológica. Me dijo; “Pretendo hacer un aporte entre la

psicología jungiana y la psicología del Espiritismo. El Espiritismo es la mayor ciencia psicológica; necesitamos trabajar ese verdadero filón de oro, que todavía no ha sido recibido por los corazones amigos. Entonces quiero empezar para que los especialistas vayan adelante ”.

Le pregunté: “¿Cómo Vd. que fué religiosa en sus 2 últimas reencarnaciones, cómo va a tratar temas tan delicados de psicología, si al final del Siglo XIX para el Siglo XX, Usted no estaba encarnada?. Ella sonrió; me dijo amable: “Esa pregunta no tiene cabida en una

persona que tiene conocimiento de la Doctrina de las Reencarnaciones. No es necesario que una persona tenga los conocimientos de la psicología en la Tierra. Recuerde que aquellos misioneros que van a la Tierra, llevan el conocimientos de aquí, para volverlo conocido en el mundo carnal. Los grandes psicólogos, los grandes tratadistas, fueron de aquí para allá. Y muchos de ellos antes de irse, fueron sometidos a programas en algunos de los cuales nosotros participamos. Acompañamos a muchos de ellos que al retornar fueron sometidos


a evaluación. Entonces mi conocimiento, como el de otros Espíritus, que trabajan para el bien, no es de la Tierra para acá.; Es de aquí para la Tierra. ”

2 Estoy seguro, dice Divaldo, que Ella tiene un papel de colaboradora en el Gran Equipo del Espíritu de Verdad. Porque la Legión de los Espíritus que hicieron parte de El CONSOLADOR y prosiguen, es muy grande. Puedo decir que ellos son millares; cada uno de ellos con una misión específica. Muchos siguen colaborando hoy donde llega la Doctrina Espírita, en la condición de aquellos miembros del primer grupo bajo el comando de EL ESPÍRITU DE VERDAD. Dentro de los encarnados de los años veinte, Allan Kardec, ya se encontraba en la Tierra, ya estaba siendo elaborada Toda la Codificación, desde hacía 100 años; de esa forma, la contribución de Ella, fué preparar a los Mediums, fue abrir espacios mentales, para que muchos pudiesen asimilar mejor la Doctrina de los Espíritus. Como la cultura francesa era una cultura dialéctica, entonces, Ella trabajó con esas entidades, para que el Codificador, estuviese protegido de las fuerzas negativas, que siempre conspiran contra los ideales del bien. El primero: “Mies de Amor”, tiene una historia muy peculiar: Yo psicografiaba, y una amigo nuestro, de Paraná, de la Ciudad de Punta Grossa, publicaba esos mensajes en hojas esporádicas. Él era muy dedicado. Estamos hablando de los años 50, 56, 58. Entonces cuando llegaba el fin del año, él reunía los mensajes, colocaba una grapa, una carátula y los distribuía entre amigos, mandaba esos mensajes a algunos. En el año 1964, el profesor Carlos Torres Pastorino, que era muy amigo, me dijo: “Divaldo, es una pena que esos mensajes tan bellos,

con un contenido tan bueno, quede en volantes, a veces queremos buescarlos y no sabemos dónde están. Hablé con Joanna. Yo me encargué de seleccionar los que yo tengo, y haríamos un libro y lo publicaríamos. Entonces yo le hablé, y Ella me dijo: “ Quema toda la maleta de

mensajes que tienes, porque son unos ejercicios. Vamos a seleccionar unos para nuestro primer libro, y el resto quémalo “. Eran más de 400 mensajes. Dijo: “Quémalos todos; no hay prisa. El trabajo del bien no puede ser apresurado. Es Urgente, pero no apresurado”. Entonces, los quemé; seleccioné unos 80 y entonces pastorino los clasificó y Ella puso el Título: “Mies de Amor”. El primer mensaje: “Soledad y

Jesús”, lo considero el mensaje más bello, porque se ajusta perfectamente conmigo. Siento que lo escribió, pensando en mí, porque ella intenta mostrar, o que es una vida de celibato, dedicada a un ideal. Yo soy muy austero, no voy a paseos, no hago turismo. En ningún viaje, jamás me he permitido conocer esto o conocer aquello. Yo solo pienso en el trabajo, y es


natural que experimente un poco de soledad. Yo era muy joven entonces, era 1964, estaba con 37 años, y de vez en cuando me sorprendía muy solitario. Entonces Ella me dijo así: “ SÓLO

ES SOLITARIO, QUIEN NO ES SOLIDARIO. Siempre que se sienta solitario busque a alguien para ayudar; y siendo solidario no sentirá la soledad”. 3 Allí Ella escribió: “Soledad y Jesús” Y quien actúa en solidaridad, encuentra a Jesús. Ya no estás más a solas. Lo considero un Libro muy especial. Fue presentado en Rio de Janeiro el día 5 de Mayo, día de mi cumpleaños de 1964. Joanna de Ângelis, es profundamente cristiana; sus raíces de Amor, están todas basadas en el dulce Poeta Galileo. Ella me dice: que “La ciencia se encarga de descifrar los

enigmas. Que la Filosofía da respuestas para las preguntas humanas. Pero la religión en el sentido profundo, el Espiritismo cristiano, como dice el propio Codificador, toca más profundamente. Mientras la criatura humana no tenga EL CORAJE DE ASUMIR SUS PROPIAS CULPAS, A SUS DEMONIOS, LAS BARRERAS PSICOLÓGICAS DISMINUIRÁN. Mientras no tengamos el CORAJE DE REVISAR NUESTRO EGO, PARA HACER NUESTRO SELF PROFUNDO EN LA BÚSQUEDA DE JESÚS, estaremos reencarnándonos ininterrumpidamente sin grandes logros. La mente puede estar iluminada por el conocimiento, pero SI EL SENTIMIENTO NO ESTÁ CENTRADO EN EL AMOR, será vano todo ese conocimiento. El mensaje de Ella es, que viajemos para adentro, autoiluminándonos, buscando la Presencia de Jesús, en todos los momentos, agradeciendo la honra de la reencarnación. Tras una conferencia estaba muy agradecido a Jesús, cuando ella se me apareció y me dijo: “¿Qué haces?” , y dije: “Agradeciendo a Dios, a Jesús, con quien tengo

más intimidad, todo lo bueno que sucedió”. Entonces Ella me dijo: “Te tengo una propuesta: A PARTIR DE HOY, AGRADECE EL MAL QUE NO TE SUCEDE. Agradece el bien, pero también el mal que no te sucede”. Suelo orar a menudo por donde voy, para estar en Paz, para estar en Sintonía. A veces salgo, me escapo, pero luego vuelvo. Hay que agradecer porque solo me sucede lo que es mejor para mi vida. Agradezco que me haya ocurrido ese mal, que es un rescate y un aprendizaje en el camino para el bien. Me dijo una señora, que completó lo que me dijo mi mentora, tras una conferencia: “Agradecer todo el bien, todo aquello de ruín que Él pidió que

no sucediese, para agradecer sobre todo: aquello que nos molestó, que es por nuestro bien,


porque se trata de un rescate diario, a fin de darnos la perfecta tranquilidad”. Mi mensaje sería siempre ese: “Loar, Pedir y Agradecer”. Divaldo P. Franco Coordinación: Luis Hu Rivas LA NUEVA ESPERANZA


Las vidas de joanna de ângelis