Page 1

INTUICIONES Y FORMA DE RECONOCERLAS Fuente: Revista Cristiana de Espiritismo Creemos que la intuición puede ser considerada como una especie de inteligencia superior, fruto de nuestros conocimientos acumulados, aunque no tengamos conciencia de ellos. Es una manifestación de nuestra "alma", reflejo de la Inteligencia Divina que habita en nosotros. Por eso, trasciende los límites de la razón. Mediúmnicamente considerada, es una especie de inspiración que los espíritus nos dan, captada psíquicamente, muchas veces sin que nos damos cuenta. Es algo que deberíamos utilizar con más frecuencia, pero la mayoría de las veces no conseguimos captar los mensajes que nuestros guías o amigos espirituales nos envían constantemente con la intención de ayudarnos. Si supiéramos utilizar la intuición podríamos resolver muchos problemas que nos afligen en el día a día. Pero el problema mayor es que normalmente pedimos ayuda espiritual en el momento de


aflicción, y de esa forma no logramos captar la inspiración con claridad. En el libro El Despertar de la Intuición - Desarrollando su Sexto Sentido, del escritor y médium americano, James Van Praagh, él explica que "intuición es una sensación de saber, y eso viene de dentro. Esta sensación es espontánea, no es racional. Si usted se esfuerza mucho para usar su intuición, impedirá el proceso. En otras palabras: la intuición no es una cosa que usted puede hacer que suceda. Simplemente sucede. Usted puede aprender a percibir cuando ocurre. La intuición ocurre cuando nuestras mentes están relajadas y no concentradas en una determinada tarea. Necesitamos estar con la mente tranquila y armoniosa con lo Alto para que podamos tener la intuición. De lo contrario, nuestra sintonía estará vibrando en baja frecuencia, siendo así, la única intuición que recibiremos es de la espiritualidad de las tinieblas o de quien nos quiera perjudicar. La intuición en un ambiente armonioso es tan importante que escritores, compositores, pintores, etc., sólo logran ejercer su arte en lugares donde hay tranquilidad y que puedan trabajar aprovechando su intuición de la mejor manera posible. Pero, ¿cómo saber si la intuición es fruto de la inspiración de un espíritu o de nuestra propia mente? Van Praagh escribe que "para hacer contacto con ese tipo de conocimiento, hay que empezar estableciendo una relación íntima con usted. Cuanto más comprenda sus propias razones, ideas y creencias, más fácil se separará lo que es suyo de lo que es de los espíritus. Inspiración de los espíritus Confiando na voz interior Una vez, una amiga médium me dijo que mi padre me mantendrá en contacto conmigo. Él ya había desencarnado desde hace años. Pero ella afirmó que él haría contacto pronto. Un día, mi esposa trajo las correspondencias para mí y lo que nos sorprendió fue que, en una de ellas, el destinatario estaba en el nombre de mi padre. Nos sorprendió. ¿Cómo lo había ocurrido? Me acordé de que había llenado un registro en una tienda, con mis datos y también el nombre de mis padres. Lo impresionante es que en lugar de la


tienda enviar la correspondencia en mi nombre, envió en el de mi padre. ¿Qué quiere decir esto? Que la médium, mi amiga, estaba segura? ¡También! Pero mi padre me quiso advertir que él estaba a mi lado, para que yo estuviera atento, porque me estaba inspirando en el día a día. A veces, un ser querido o un amigo ya desencarnado nos envía un mensaje similar, pero como estamos preocupados por nuestros problemas, dejamos de captar lo que podría ser la solución de una aflicción. Vag Praagh explica que "a nivel mental, la intuición acostumbra a manifestarse en forma de imagenes (...) Los inventores afirman que sus invenciones les llegan por devaneos, sueños nocturnos o cuando no están concentrados en los problemas (...) Los ejecutivos con altos cargos administrativos suelen decir que tuvieron una sensación visceral "al tomar cierta decisión (...) La capacidad de saber intuitivamente lo que va a dar cierto aumenta la posibilidad de éxito de una persona en los negocios". Esto explica alguna intuición que la persona tiene y es considerada loca, pues los demás encuentran absurda aquella idea. Pero la persona deberá mantenerse firme en su convicción, después de todo la intuición le mostró una imagen, lo que da la certeza de estar haciendo lo correcto. Este pasaje me recuerda a Juscelino Kubitcheck. Cuando ideó Brasilia, él siguió su intuición y puso en práctica un proyecto audaz. Si no seguía su intuición, la imagen de aquella ciudad en la meseta central no pasaría de mera imagen. Comencé a practicar las técnicas descritas en la obra de James Van Praagh, después de todo, los pequeños detalles hacen la diferencia. Así, día de esos, cuando volvía en coche de un viaje a trabajo en el norte de Goiás, tomando la BR 153, quedé en la duda si seguiría hacia Goiânia (donde podría continuar trabajando) o volvería a Brasilia, donde moro. En cierto punto de la carretera, pedí ayuda a mis guías espirituales que me pudieran inspirar lo que sería mejor para mí. Estaba llegando a un trébol donde seguir recto sería tomar un camino justo hacia Brasilia o girar la derecha era ir a Goiânia. Cuando mentalizaba al Alto pidiendo una intuición, un vehículo de la policía vial vino en contra hacia mí. Me pareció extraño. Cuando el vehículo llegó en el trébol, se detuvo. "Pregunté si no podía seguir" y el policía respondió: "Sólo si va a Goiânia" apuntando la carretera a mi derecha, pues había ocurrido un


accidente en la otra carretera. Me pasé al oír eso. Muchas personas van a decir que es coincidencia, pero no creo en coincidencias y pienso que nada sucede por casualidad. Seguí viaje a Goiânia pensando en lo sucedido. Acabo de cerrar buenos negocios en esa ciudad. En este caso supe oír y seguir mi intuición. James van Praagh escribe que "la intuición también debe estar integrada al intelecto para poder traducir la información enviada por ella. Los médicos que pasaron años en la universidad saben que combinar su conocimiento médico con la intuición es la mejor forma de diagnosticar problemas difíciles de identificar por medios convencionales. Por lo tanto, no basta con pedir, tenemos que hacer nuestra parte. Para que la intuición funcione necesitamos tener fe. No sirve de nada pedir que se inspirará en algo, si en el fondo no cree que sea posible. Es lo mismo de orar sin fe, es decir, el pedido es en vano. "Sólo es posible desarrollar la percepción mediúmnica con que usted nació a través de la práctica y con persistencia. Es un proceso de sintonía en el que el instrumento es su propio sexto sentido ", finaliza Van Praagh. Fuente: Revista Cristiana de Espiritismo

Intuiciones y forma de reconocerlas  

INTUICIONES Y FORMA DE RECONOCERLAS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you