Page 1

Ética y moral en la actualidad Publicado por Grupo de Estudios. Esp. Chico Xavier el 25 de mayo de 2017 a las 7: 00Exibir blog Antonio Cesar Perri de Carvalho (*) Los momentos vividos en el país provocan impactos en la sociedad en general y diversos enfoques han sido realizados para comprender el escenario actual. Los análisis basados en la ética y la moral siempre son pertinentes. Hay muchos estudios académicos que discuten los conceptos y la aplicación de la ética y la moral, pero nos parece oportuna la reflexión fundamentada en la concepción espírita y de manera más simple. En general, se acepta que la ética busca distinguir el bien del mal, el justo de lo injusto, lo correcto y lo prohibido, teniendo en cuenta el conjunto de normas adoptadas por una sociedad; sería más especulativa. Ya la moral se refiere a las normas o reglas que rigen la conducta humana e implica el deber y práctica conciencial. La llamada conciencia moral es la capacidad de decidir ante las


alternativas posibles, de distinguir el bien del mal. Por lo tanto, la ética es el fundamento y la moral es la práctica. Muchos entienden que la ética y la moral son inseparables.1 Allan Kardec, en sus obras, no empleó la palabra "ética", más si el concepto y el objeto de ésta están implícitos en El libro de los espíritus y El evangelio según el espiritismo. En el libro inaugural del Espiritismo, el Codificador analiza las "Leyes Morales" 2, y en la Introducción de El evangelio según el espiritismo, él define la enseñanza moral como el objetivo de esta obra.3 La ética cristiana está fundamentada en las enseñanzas de Cristo, sintetizadas en la "regla de oro": "Todo lo que vosotros queréis que los hombres os hagan, hacedlo también vosotros" (Mateo 7, 12) En sus memorables Epístolas, Pablo de Tarso definió directrices de orden comportamental de las cuales destacamos algunos versículos 4: "Examina todo. (1 Tesalonicenses 5, 21), todas las cosas me son lícitas, pero no todas las cosas convienen, todas las cosas me son lícitas, pero no todas las cosas edifican "(1 Corintios 10, 23); "No te dejes vencer por el mal, más si vence el mal con el bien" (Romanos 12, 21); "[...] ya no soy yo quien vive, sino Cristo el que vive en mí" (Gálatas 2, 19-20). El hecho de que Pablo citar el canto de la época referente a la ciudad de Corinto - "todas las cosas son lícitas" -, apunta a una situación que lo afligía. Los cristianos de los nacientes grupos de Corinto sufrían influencias del contexto de la época de aquella ciudad. El sabio griego Estrabón, en el siglo anterior, ya había descrito la devastación moral que brotaba en la importante ciudad portuaria y Entroncamiento para varias naciones y culturas. La expresión "vivir como un corintio" se refería a desarreglos comportamentales y que eran considerados "normales" en aquella ciudad. Esta cuestión ética y la tendencia de adopción de prácticas aberrantes, motivaron al apóstol de la gentilidad a elaborar la 1ª Epístola a los Corintios.4 En sus textos Pablo desarrolló el razonamiento de que algunos principios que eran defendidos en la sociedad local y de la época necesitaban ser observados a través de directrices ligadas a la


conducta cristiana, no restringiéndose a las normas que ellos adopta, y de las cuales dependían tanto. Respetadas las diferencias, en tesis, nos parece que la colocación de Pablo es adecuada al mundo de nuestros días, y con predominio de ambientes de libertad de pensamiento, de legislaciones liberales y de la facilidad de comunicación.4 En el conjunto - Constitución del país, Leyes y normas -, se define lo que es legal, lo que es "lícito" en el decir de Pablo de Tarso. ¿Cómo quedarían las ideas de conveniencia y de edificación que Pablo emplea en la citada Epístola? El mensaje esencial de la Buena Nueva fortalece principios y el cultivo de virtudes. Al respecto, el Espiritismo trae a la luz la idea del libre albedrío dentro de los conceptos que emanan del conocimiento de vida inmortal y de reencarnación, y de los compromisos del ser espiritual consigo mismo y con la sociedad. En esta visión ampliada sobre el mundo, podemos también razonar sobre lo que sería conveniente. El estudio bíblico Chaplin comenta que "conveniente" implica "ayuda", "beneficio", "provecho", "utilidad", "ventaja", y al mismo tiempo relaciona con la idea de "edificación" .5 La literatura espírita es muy rica de textos que se fundamentan en la ética y la moral cristiana. En el libro de los espíritus los enfoques se refieren a la moral, como las cuestiones siguientes: ¿Qué definición se puede dar de la moral? La moral es la regla de bien proceder, es decir, de distinguir el bien del mal. Se funda en la observancia de la ley de Dios. El hombre procede bien cuando todo lo hace por el bien de todos, porque entonces cumple la ley de Dios. ¿Cómo se puede distinguir el bien del mal? El bien es todo lo que es conforme a la ley de Dios; El mal, todo lo que le es contrario. Así, hacer el bien es proceder de acuerdo con la ley de Dios. Hacer el mal es infringirla.


Allan Kardec, en las Leyes Morales de El libro de los espíritus, destaca que la ley divina o natural, la Ley de Dios, es "la única y verdadera que conduce al hombre a la felicidad y que le indica lo que debe o no hacer" y que esta "ley está escrita en la conciencia del hombre." 2 La ética espírita está bien definida en el libro inicial de Kardec al examinar la Ley de Dios en cuanto al bien y el mal y al presentar esta ley subdividida en: leyes de adoración, trabajo, reproducción, conservación, destrucción, sociedad, progreso, igualdad, libertad y, por fin, la de justicia, amor y caridad. Para Kardec "esa última ley es la más importante, por ser la que faculta al hombre adelantar más en la vida espiritual, ya que resume todas las otras. Sobre esta ley moral, Kardec enfatiza en El libro de los espíritus: "El progreso de la humanidad tiene su principio en la aplicación de la ley de justicia, de amor y de caridad, ley que se funda en la certeza del futuro. La ética espírita se basa en las máximas morales de Cristo y busca el conocimiento de la verdad. A partir de esas colocaciones doctrinales podemos analizar algunas situaciones de nuestros tiempos. El comportamiento ético-espírita no puede limitarse al ambiente interno de la institución espírita o en la atención de las carencias del prójimo y debe constituirse en nuestro modo de ser y de actuar en todas las circunstancias de la vida. Incluye los esfuerzos de mejora personal y la relación dentro del contexto en que vivimos. Los problemas morales del mundo son la miseria, la corrupción, la ambición, cuya matriz está en el egoísmo. A propósito, Emmanuel discurre que "es el más desenfrenado egoísmo, el que provocó la crisis moral del mundo, en cuyos espectros siniestros podemos reconocer que el hombre físico, de la radiotelefonía y del transatlántico, necesita más verdad que dinero, de más luz que de pan "6. ********** El citado autor espiritual también alerta: "¿Vuestras ciudades no están repletas de asociaciones, de gremios, de clases enteras que se reúnen y se sindicalizan para determinados fines, conjugando idénticos intereses de varios


individuos? ¿No se abrazan los agitadores, los políticos, los comerciantes, los sacerdotes, objetivando cada grupo la defensa de sus intereses propios? [...] En la turbulencia política e institucional que el país vive queda clara la debilidad de valores éticos y morales en varios niveles de la sociedad brasileña. Sin embargo, en un sistema democrático el pueblo tiene mucha responsabilidad en la elección de sus líderes. Así, hay indicios de que la enfermedad ética y moral tiene raíces desde la base de la sociedad. [...] Evocamos una vez más el apóstol Pablo con sus marcados registros. Anota su situación y, se puede decir de muchos, que adoptan principios ético-morales en el contexto de nuestro mundo: "Desde ahora nadie me inquieta; Porque traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. "(Gálatas 6, 17) Sin embargo, deja claro que la conciencia tranquila y el deber cumplido son las mejores recompensas espirituales: "Combatí el buen combate, acabé la carrera, guardé la fe." (2 Timoteo 4, 7) Referencias: 1) Souza, Sonia Maria Ribeiro. Otra mirada: filosofía. 1.ed. Cap. 10. São Paulo: FTD. 1995. 2) Kardec, Allan. Trad. Y en el caso de las mujeres. El libro de los espíritus. 70.ed. 3ª parte, cap. II a XI; Cuestiones 629 y 630; Conclusión IV. Río de Janeiro: FEB. 1989. 3) Kardec, Allan. Trad. Y en el caso de las mujeres. El evangelio según el espiritismo. (En inglés). CAPÍTULO XI, ítem 11. Brasilia: FEB. 2013. 4) Carvalho, Antonio Cesar Perri. Epístolas de Pablo a la luz del espiritismo. 1. ed. Cap. 2 y 5. Matón: El Clarín. 2016. 5) Chaplin, Russel Norman. El Nuevo Testamento Interpretado: versículo por versículo. Vol. 4. São Paulo: Hagnos, 2014. 6) Xavier, Francisco Cándido. Por el espíritu Emmanuel. El consolador. 29. ed. Cuestiones 68, 127, 148, 170, 204, 345, 365. Brasilia: FEB. 2013. (*) Ex presidente de FEB y USE-SP. En el caso de que se produzca un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires.

Etica y moral en la actualidad antonio cesar perri  

ETICA Y MORAL EN LA ACTUALIDAD ANTONIO CESAR PERRI

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you