Page 1

EN EL GRAN PROGRAMA Luis Carlos Formiga ¿Qué hacer para ser incluidos por la Espiritualidad Mayor en el gran programa de los trabajadores del Bien, en esta hora de transición? José del Patrocinio (1) nos afirma que Espíritus Nobles celan por el equilibrio, por la prudencia y por el orden, en este momento en el que estamos siendo focalizados por las lentes de los otros pueblos. Nos alerta de que somos observados por diversos espíritus, organizados, adversarios, que desean desmoralizar el Programa de Jesús en Brasil. Nos advierte para que vayamos a caer en la celada de la indignación, contra los mal efectos que observamos, bajando el patrón vibratorio por la demencia pasajera, de la ira y de la cólera, (2) cuando entonces nos desequilibramos. Nos dice que los cambios son necesarios, más conducirnos con equilibrio.

que la prudencia

pueda


Estimulando nuestra atención, con la prudencia y el cuidado, nos informa de la existencia de un programa de trabajo organizado, visando establecer protección advenida de las fuerzas de la luz. Son puntos estratégicos en las ciudades y en los ambientes de los juegos. ¿Cómo podríamos ayudar? El Espíritu nos responde diciendo que debemos habituarnos, en estos días, a amanecer orando por la Patria, que mentalicemos la paz durante el día y, al adormecer, oremos por el equilibrio en la patria. Nos advierte comentar el mal, ya es propagar el mal. Que por el contrario, hemos de procurar ofrecer el mejor ambiente vibratorio de belleza espiritual a los otros pueblos. De esta forma, estaremos siendo incluidos, aunque espíritus pequeños y humildes, un cisco de Francisco (3), en el gran programa de los trabajadores del Bien. No solo el alcohol nos desequilibra. Cuidado con la “Ira santa”. En estas horas más difíciles, oremos (4) “Para que el Señor nos conceda, la serenidad necesaria para aceptar las cosas que no podemos modificar, coraje para modificar aquellas que podemos y la sabiduría para distinguir unas de las otras. “ Al final, si el Evangelio es el corazón de la Biblia y el Sermón de la Montaña es el alma del Evangelio, como dice Rhoden, bienaventurados los que son blandos

y pacíficos Lectura adicional recomendada:

PRUDENCIA ¡Serenémonos! Recuerdan los Instructores Espirituales. La transición recomienda prudencia.


La Patria Cruceiro, con la responsabilidad de representar la fraternidad en la Tierra, está ante los ojos del Mundo que aprovechando la ocasión de los juegos redescubre el Brasil. Nos colocamos en este momento, a disposición de los benefactores, para pedir las bendiciones para nuestra gente, para nuestra tierra, para nuestra tierra Nata. Y percibimos el cuidado de los Espíritus Nobles que representan los Padres de la Patria, para celar por el equilibrio, por la prudencia y por el orden. Los benefactores nos recomiendan prudencia. Aquietarnos antes de acelerarnos; paciencia, antes que la mayor preocupación, antes que el recelo. Nuestros Amigos Mayores piden que nos habituemos en estos días: al amanecer orar por la Patria; durante el día, mentalizar la paz en la Patria; al adormecer, orar por el equilibrio de la Patria, porque el mundo espiritual noble, ciertamente, cuidándonos de crear la defensa de las condiciones para que los acontecimientos ocurran con equilibrio, para que el orden no se deje vencer por el desorden, para que la prudencia nos conduzca con equilibrio para la realización del proceso de los cambios necesarios. Los hermanos infelices, acostumbrados a la protestas, al desorden en el mundo espiritual inferior, quieren aprovechar, tambien, en su trabajo organizado, llamar la atención del mundo, para desmoralizar el gran Programa de Jesús para Brasil. Por eso, en nombre de ellos, queremos pedir a nuestros compañeros el hábito de la oración a favor de la Paz. Tendremos, ciertamente, preocupaciones graves que deben esperar recibir de nosotros de nuestras oraciones el testimonio de equilibrio, para que las fuerzas del mal no encuentren espacio tambien en nosotros.


Los espiritas conocedores de esos acontecimientos, de la acción de esas criaturas infelices, hermanos nuestros, debemos estar conscientes de que representamos ante ellos la gran corriente de la Bondad que protege el gran programa que el Cristo de Dios colocó en las manos del pueblo Brasileño. Estemos, pues, hermanos míos, atentos, no seamos de aquellos que multiplican las malas informaciones y noticias, más si serenándonos, tranquilos, podamos ligarnos a los benefactores, en este momento tan importante, para que podamos transmitir para el Mundo entero a nuestra gente tan buena, la expectativa de un ambiente de paz y de un pueblo ordenado y generosos, y sobretodo Cristiano. Orando juntos, estaremos ligando las fuerzas vivas de la bondad, que emanan del corazón de nuestro maestro, el Cristo de Dios, estaremos ofreciendo a nuestros dirigentes encarnados, aquellos hombres y mujeres que tienen la incumbencia de celar por el equilibrio y por la orientación política, económica, social de Brasil, para que los acontecimientos, que puedan ocurrir, no perturben la generalidad de la Nación y para que el programa de Cristo se haga mayor que los trastornos , y para que de un modo general, todos nosotros contribuyamos para la paz. Mantengámonos tranquilos, confiados, vigilantes y orando, entregándonos a las manos santísimas de Jesús de Nazaret. El Ángel Ismael, aquí en la Federación Espirita Brasileña, organizó el programa de intenso trabajo, con los espíritus que representan a los dirigentes espirituales de Brasil, para establecernos puntos estratégicos, en Brasil, en las demás ciudades importantes de País, las defensas generadas, necesarias para la vigilancia y para que el orden no se perturbe. No tengamos recelos, confiemos, atentos.


Los momentos políticos que vive el planeta no tienen como no reflejar en Brasil, y representando el foco del Mundo en estos días es importante que estemos aquí en nuestra Casa, ofreciendo el mejor ambiente vibratorio de belleza espiritual, para que el Ángel Ismael pueda cumplir, con el Apoyo de los Espíritus Nobles, el programa de Jesús. Los momentos recomiendan prudencia, como decíamos, y cuidado. Oremos hermanos míos y mantengámonos en paz. Que Jesús bendiga la Patria que amamos, y que el Cristo de Dios ilumine las conciencias de nuestras autoridades, que los ambientes de los juegos sean protegidos por las fuerzas de la luz, y que nuestra certeza en la conducción de energías nobles haga de nosotros tambien un instrumento de la paz. Que el Cristo de Dios nos bendiga, bendiga, bendiga a la Federación Espirita Brasileña, bendiga a nuestro País, y nos incluya en el gran programa de los trabajadores del Bien. Os abrazo, fraternalmente. José del Patrocinio. (Desgravación de la psicofonía por el médium Juan Pinto Rabelo, en la reunión del Grupo de Asistencia y apoyo a los Pueblos de África, en la sede de la FEB, el día 10 de mayo del 2014 Traducido por M. C. R

En el gran programa (luis carlos formiga)  

EN EL GRAN PROGRAMA (LUIS CARLOS FORMIGA ) Y SU RECOMENDACIÓN DE LECTURA (PRUDENCIA)

Advertisement