Page 1

EN EL SOCORRO A LOS DEMÁS… Mercedes Cruz Reyes La vida a veces nos da la oportunidad de socorrer a nuestros hermanos, y nuestras almas se sienten felices y contentas por gozar de esa oportunidad, si así es, hay personas que tienen una vida muy reducida, y a veces solitaria, y lejos de entregarse al descanso, a la inacción, buscan como realizarse en la vida, volcándose en los demás, sobre todo en aquellos, que lo pasan mal, y que necesitan de auxilio y socorro. Son personas, que se las ve con algo especial, con un don que les facilita la comunicación con las personas, unas se van a los hospitales y entran a ver a los enfermos, otras volcadas hacia los niños, crean instituciones para niños huérfanos, y se dedican a cuidarles y a abastecerles de lo necesario, pasan por la vida, sin apenas hacer ruido, solo el que se produce con su tareas desinteresadas, y con el eco que producen sus voces al consolar y al aconsejar aquellos que nada saben y que necesitan de una voz esclarecedora para poder continuar con su infortunio.


La caridad que se ejerce con total desinterés produce alegría y regocijo, no todos pueden ejercerla, por lo menos en lo que nos referimos aquí, en asilos, en colegios y en instituciones dedicadas al socorro a los desvalidos. La mayoría de las personas cuando ya han formado su familia, tiene en ella una labor a veces muy delicada que realizar, y mucho más en los tiempos que corren, muchos padres, se ven forzados a salir al frente de sus hijos y nietos, porque la carencia de medios económicos, les ha dejado en la pobreza, y cuando los padres son padres de verdad, se vuelcan en socorrerlos y ampararlos. Los que tienen una familia, poco pueden hacer a favor de los necesitados, por lo menos económicamente, todo lo necesitan para socorrer a los suyos, por eso vemos en el mundo personas que podríamos llamar solitarias, que no forman su familia en particular, que están dedicadas a servir a los necesitados, por eso se empeñan en crear para ellos un lugar de auxilio y de socorro, tal es el caso de nuestro querido Divaldo, la hermana Teresa de Calcuta, nuestro querido Chico Xavier y tantos y tantos jóvenes que hoy en día sensibilizados por la situación, se alistan en instituciones de cruz roja y otras ya de todos muy conocidas para ofrecer sus servicios desinteresados. En el plano espiritual sucede lo mismo, en una reunión mediúmnica después de haberse manifestado espíritus muy desequilibrados, y ser esclarecidos y ayudados, se presento una mujer que decía que estaba con su esposo, y que ambos se sentían muy contentos porque una vez que los espíritus rebeldes, y los que sufrían por su estado deplorable, eran esclarecidos y atendidos por la espiritualidad, ellos los consolaban y seguían esclareciéndoles, que tenían al otro lado de la vida una casita muy hermosa, con muchas flores y que solían albergar a espíritus, que por su dificultad, e ignorancia, debían sentir la misma lección para esclarecerlos muchas veces, pues si no lo hacían así, ellos caían de nuevo en la misma nostalgia y apatía, a veces desesperación, que su falta de fe, una vez que pasaba el momento de socorro y esclarecimiento, volvían otra vez a reincidir en sus miedos, en sus temores, en sus debilidades, ellos necesitaban más y ellos se dedicaban además de cuidarles y atenderles, en pasar con ellos muchas horas de la tierra, en un atendimiento fraterno, esclareciéndoles en todas sus dudas. Después la cariñosa señora, dijo que aquella tarde había sido especial, que entre los durmientes que se habían presentando estaba su hijito, y que el no los reconoció, apenas abría sus ojos, espantados llenos de horror, para escuchar a los instructores, que le animaban a que se levantara y siguiera junto a otros la dirección que ellos le indicaban,


uno de ellos dirigió unas palabras cariñosas, que solo ellos y la médium intuían, animándolos a salir de las zonas tenebrosas, le alertaban de la gran oportunidad, de esos momentos, en que el Padre les ofrecía su liberación, su oportunidad de resarcir de las sombras a la luz, y su hijo iba a quedar con ellos, aunque no los reconocería de momento, sabían ellos que cuando Dios lo permitiese, ellos podrían abrazarse como lo hacían en la Tierra, el como otros jóvenes de la ciudad, un día se fueron a servir a la patria, y mataron sin tener enemigos, sin sentir la causa, que su patria defendía, y enredados en ese mundo, se aficionaron a matar, por matar, para en muchas cosas defenderse, pero no realmente por ninguna razón particular, cada día que pasaba y sin ninguna orientación, se aficionaban a la misión de matar, siendo para ellos cada vez más fácil, sin sentir lo que hay siempre por detrás del frente de batalla. Un día como otros muchos soldados, pereció, y solo sus padres lo supieron por la lista de caídos, después la vida continuo para su esposo y para ella, hasta que desencarnaron, y ambos se juntaron al otro lado de la vida, y juntos sin haber hecho mal alguno, recuperando sus logros de otras existencias, se decidieron a trabajar, con la esperanza de un día poder merecer el ver a su hijito. La amable señora dando las gracias, se despedía, y animaba a los de la reunión mediúmnica a seguir trabajando, que era un hermosa tarea la que realizan los médiums, que no se desanimaran, porque el servicio a los desencarnados, nunca podrá desaparecer, ya que al otro lado de la vida, muchos no se reconocen, apegados a la tierra y a su ultima existencia, necesitan de ser oídos y atendidos, para despertar. Como vemos la caridad enseñada por el Maestro Jesús y practicada por tantos laboriosos del bien, siempre produce un gran efecto en las personas y en los corazones enfermos, procuremos no desdeñarla cuando la oportunidad se presente, porque es así como sentiremos en nuestro interior sus efectos de paz y alegría, de regocijo. Aliviando el sufrimiento ajeno, nos olvidamos del nuestro, miramos la vida, con optimismo, y nada nos parece tan duro, como aquello que otros pasan y a los cuales nos toca ayudar y socorre. Merchita

Profile for CRUZ REYES

En el socorro a los demás mercedes cruz reyes  

EN EL SOCORRO A LOS DEMÁS (MERCEDES CRUZ)

En el socorro a los demás mercedes cruz reyes  

EN EL SOCORRO A LOS DEMÁS (MERCEDES CRUZ)

Profile for merchita
Advertisement