Page 1

EL DRAMA DEL PARRICIDIO Anselmo F. Vasconcelos Una información preocupante fue revelada recientemente por el sitio de la BBC Brasil acerca del parricidio, es decir, modalidad de crimen en que un hijo deliberadamente quita la vida de sus padres. Según la investigación de la profesora Kathleen Heide, de la Universidad del Sur de Florida, sólo en Estados Unidos, en promedio, cinco padres cada semana son asesinados por sus hijos. Es verdad que la violencia ha alcanzado patrones inimaginables en todo el mundo, pero también en esa esfera llega a causar una enorme perplejidad. El mismo reportaje abordó la historia del adolescente, Nathon Brooks, que en 2013, con apenas 14 años, sin ninguna explicación plausible, disparó contra los padres cuando estaban durmiendo. Ambos sobrevivieron milagrosamente y el joven criminal admitió que, sin saber por qué, había entrado en la habitación de ellos llevando un arma. Él reveló que tuvo - momentos antes del intento de asesinato - algunos flashes alertándolo para no hacer eso... Sin embargo, en sus propias palabras, "Pero eran muy rápidos y luego desaparecieron, así que no tuve la oportunidad de pensar en ello. Y antes de que percibiera lo que había hecho, apreté el gatillo y el arma disparó. Yo disparé de nuevo, y de nuevo. En la opinión de


algunas personas con las que Nathon convivía, el episodio fue considerado sorprendente, ya que él tenía un comportamiento tranquilo, era aparentemente feliz y sacaba buenas notas en la escuela. Al buscar desvelar lo que le llevó a practicar un acto tan extremo, la policía descubrió que, el día del incidente, los padres de Nathon lo habían puesto de castigo por haber recibido una detención en la escuela. Por lo tanto, pocas horas antes de que Nathon desistiera el terrible ataque contra sus progenitores, su padre le habría recomendado: "Vaya a dormir. Usted tendrá mucho trabajo por hacer (tareas domésticas) y no podrá jugar (un torneo de baloncesto que se Se acercaba). Nathon reconoció que esa frase del padre "fue el clic". Es decir, se desprende que una pequeña contrariedad generó la acción absolutamente insana y casi mortal del chico. Condenado por la justicia, Nathon ya pasó por varias evaluaciones psiquiátricas y su calvario en la cárcel deberá durar hasta 2028 cuando ya habrá alcanzado 29 años. A partir de ahí Nathon intentará reconstruir su vida al lado de sus padres, si es posible. Pero ¿qué puede llevar jóvenes bien nacidos y disfrutando de condiciones altamente propicias para actuar de manera tan brutal? En El Evangelio según el Espiritismo, Allan Kardec explica que "[...] Dios permite que en las familias ocurran esas encarnaciones de Espíritus antipáticos o extraños, con el doble objetivo de servir de prueba para unos y para otros, de medio de progreso. Así, los malos se mejoran poco a poco, al contacto de los buenos y por efecto de los cuidados que se les dispensan. Su carácter se ralentiza, sus costumbres se apuran, las antipatías se desvanecen. Es así que se opera la fusión de las diferentes categorías de Espíritus, como se da en la Tierra con las razas y los pueblos. De manera similar, en la obra Coraje, el Espíritu André Luiz (psicografia de Francisco Cándido Xavier) aclara que "Nos encontramos con los mejores familiares y con los mejores compañeros que la ley del merecimiento nos atribuye". Continuando con las aclaraciones, André Luiz argumenta que "A la vista de ello, permanezcamos convencidos de que la base de


nuestra tranquilidad reside en la integridad de la conciencia; Comprendemos que todos los afectos-problemas en nuestro sendero de ahora constituyen débitos de existencias pasadas, que nos corresponde resarcir, y que todas las facilidades que ya nos enriquecen la carretera son instrumentos que el Señor nos presta, a fin de utilizar la voluntad propia, En la construcción de más amplia felicidad por el camino y entendemos que la vida nos devuelve lo que le damos ". Sin embargo, la infeliz vía del parricidio arrasa dramáticamente con tales posibilidades de reconstrucción de entendimiento entre almas antagonistas. De modo que se necesita mucha atención con los que recibimos en la condición de hijos. Tal vez esté ahí un Espíritu con el que tenemos pesados deudas a reparar. Por lo tanto, sondear constantemente la personalidad, tendencias, reacciones y actitudes, dentro y fuera de casa, parece constituir medidas preventivas indispensables. En la posición de padres no podemos responder por todos los desajustes conductuales de los hijos, pero podemos ayudarlos para que alcancen el equilibrio interior ante las leyes de Dios. Por lo tanto, una familia enfocada en su desarrollo espiritual ciertamente disminuirá la posibilidad de protagonizar tragedias de ese jaez. Concluyendo con las sensatas observaciones del citado mentor, "Usted y nosotros estamos convencidos, ante la Providencia Divina, que poseemos infinitas posibilidades de reajuste, perfeccionamiento, acción o ascensión y que depende, tan sólo de nosotros, de mejorar o agravar, iluminar u oscurecer las Nuestras situaciones y caminos”.

El drama del parricidio anselmo f vasconcelos  

EL DRAMA DEL PARRICIDIO ANSELMO F VASCONCELOS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you