Page 1

El divorcio POR MARCOS PAULO DE OLIVEIRA SANTOS Hay un desajuste entre la cantidad de uniones (matrimonios) y los divorcios de los brasileños. En otro tiempo, había un fortísimo prejuicio y una presión social para el mantenimiento del matrimonio, aunque los cónyuges eran infelices. Antes, el instituto de la desquite vigila en el país y, a pesar de posibilitar la separación, no planteaba nueva unión formal. Con el advenimiento de la Ley de Divorcio y modificaciones legales subsiguientes, hubo mayor libertad de las personas y, en consecuencia, los divorcios se hicieron más fáciles de ejecutar. Hay casos específicos de que es posible hacerlo directamente en la oficina, sin la morosidad y burocracia inherentes al campo judicial. Los datos del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) demuestran que de 1984 a 2016 el aumento de divorcios fue vertiginoso [1].


A este respecto, en "El Evangelio según el Espiritismo" encontramos la preciosa asertiva: "[el divorcio] es ley humana que tiene por objeto separar legalmente lo que ya, de hecho, está separado. No es contrario a la Ley de Dios, pues que sólo reforma lo que los hombres han hecho y sólo es aplicable en los casos en que no se tiene en cuenta la Ley divina. Por lo tanto, no hay que propulsar entre los espiritistas ciertos absurdos relacionados al matrimonio como una "unión eterna"; o "él o ella es mi karma del pasado y yo debo rescatarlo"; "Voy hasta las últimas consecuencias porque quiero verme libre de él o de ella en la próxima vida"; "Tengo que aguantar firme, porque la bonificación-hora será mayor", entre otros disparates. Es obvio que se debe hacer todo lo posible para mantener el equilibrio del hogar; del matrimonio. No es cualquier motivo el que separará una unión forjada en el amor. Sin embargo, no se puede ser connivente con agresiones físicas y / o verbales en nombre de una institución asentada, en verdad, en una máscara social, porque intenta aparentar una armonía hacia el mundo exterior, pero en el crisol doméstico hay mucha violencia y agresiones acerbas. A propósito de este tema, Gibran Khalil Gibran, poeta libanés, nos enseñó por medio de sus bellos versos sobre el Matrimonio: Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor un grillo: Que haya antes un mar ondulado entre las playas de vuestras almas. Llenad la copa el uno del otro, pero no bebáis en la misma copa. Dad de vuestro pan el uno al otro, pero no comáis del mismo pedazo. Cantad y bailad juntos, y sed alegres, pero dejad a cada uno de vosotros estar solo, Así como las cuerdas de la lira son separadas y, sin embargo, vibran en la misma armonía. Dadles vuestros corazones, pero no confíes la guarda el uno del otro.


Pues solamente la mano de la vida puede contener nuestros corazones Y vivid juntos, pero no os acurruqueis demasiado; Porque las columnas del templo se levantan por separado, Y el roble y el ciprés no crecen a la sombra el uno del otro. Es curioso el pensamiento de este hombre que desconocía las enseñanzas espíritas. En verdad, él establece las bases de una relación armoniosa y en perfecta consonancia con el Espiritismo. Se debe respetar la individualidad, el particular, el momento y el espacio de cada uno de los cónyuges Lamentablemente, últimamente, las relaciones están calcadas en atractivos superficiales y temporales: la belleza física; los aparentes recursos materiales; el status social ... Todos elementos pueriles y que no sirven de base para la construcción de una relación sólida. Cuando se acaban, el encanto acaba. Y viene la disolución del matrimonio. Afortunadamente, es posible disolver la unión de manera civilizada e intentar nueva etapa con más responsabilidad, compromiso y amor. Sin querer que el (la) preterido (a) tenga fracaso, infelicidad, en fin. Es posible hacer todo sobre la base de la civilidad y el respeto. Y nunca se puede olvidar que las lesiones afectivas son deudas pesadísimas para las próximas experiencias reencarnadas, luego, "jugar" con el sentimiento ajeno, jamás! El casamiento es un paso importante de la vida que no puede ser malbaratada. No puede, también, ser llevado a las últimas consecuencias. Si no funciona, lo mejor que hay que hacer es que cada uno camine su camino y mantenga la amistad y el respeto.

Profile for CRUZ REYES

EL DIVORCIO POR MARCOS PAULO DE OLIVEIRAS  

EL DIVORCIO POR MARCOS PAULO DE OLIVEIRAS  

Profile for merchita
Advertisement