Page 1

“¿CUÁNDO DESENCARNAMOS, ENCONTRAMOS A LOS SERES QUERIDOS INMEDIATAMENTE”? El alma, al atravesar el portal del túmulo, generalmente encuentra a los que le fueron queridos en la Tierra, también como a aquellos que lo guiaron en los caminos espirituales; no en tanto, no siempre eso acontece, debido a su posición en la escala habitual. Compete a cada criatura trabajar en su perfeccionamiento mientras está encarnada, aliviando su fardo y clareando su mente para tener la felicidad de encontrar a sus parientes y amigos en el umbral del túmulo. Por otro lado, no siempre sus parientes están preparados para asistir a su desencarnación y darle asistencia. Todo es relativo, en la pauta de la vida a la que nos sometemos vivir, más, cuando los que se fueran antes están bien situados en el mundo de los espíritus y los que desencarnan tienen limpia la conciencia, es cuando es como una fiesta de luz, donde el corazón manifiesta toda la alegría, con la evolución de la propia vida. Procuremos, pues, conocer a Nuestro Señor Jesucristo, por ser El, el camino por donde encontramos las mayores alegrías de la vida. El es la puerta por donde nunca erramos las directrices que nos llevan a la paz. El es la verdad que siempre nos libera de la ignorancia con todos sus aspectos de infortunios.


Podemos rever a nuestros parientes y amigos que ya pasaron para el mundo de los Espíritus, siendo que, de los más elevados, recibiremos la ayuda para fortalecernos, y a los más infortunados prestamos auxilio, aun mismo que ellos no nos vean. Dios, la Bondad Absoluta, proporciona seguridad a todos Sus hijos. Creo el Señor el Sol que sustenta la vida en la Tierra e mismo en algunos planos del Espíritu; no en tanto, creo igualmente filtros para ablandar la luz, de modo que ella no nos causase daños en las condiciones de Espíritus aun necesitados. Toda la naturaleza carga consigo defensas que el amor de Dios sustenta, para que la vida vibre con todo su fulgor y harmonía. En el plano del Espíritu, las defensas son las mismas: solamente recibimos lo que merecemos. La justicia rige el universo, sustentando la paz en todos los ángulos. Las criaturas reciben, do amor do Criador, la misericordia capaz de aliviar a todos los que sufren, dotándolos de esperanza rumbo al futuro. Nuestra alegría es grandiosa al atravesar el túmulo y encontrar al otro lado a nuestros entes queridos esperándonos con ansiedad, para transmitirnos las lecciones sublimes de todas sus experiencias en el mundo de la verdad. Esa acogida nos da más vida y hace crecer sobremanera la esperanza, de suerte que las promesas crecen para el futuro, por reconocer que la muerte no existe, que solamente la vida brilla en todos los sentidos en el Universo. La Doctrina de los Espíritus es un soporte de esta felicidad. Esa escuela ayuda mucho al alma en la transición de la Tierra para el mundo de los espíritus. No pierdas tiempo, hermano mío. Procura mejorar, mejorándote por dentro, corrigiendo las faltas y primoreando ideas, iluminando sentimientos y trabajando en el bien común, para que, en el momento del cambio de la Tierra para el mundo espiritual, seas iluminado y puedas encontrar a todos los compañeros que ya regresaron y que están en condiciones de festejar tú victoria. Filosofía Espírita - Comentario de Miramez sobre la cuestión 0160 del Libro de los espíritus. Traducido por: M. C. R

Cuándo desencarnamos  

¿CUÁNDO DESENCARNAMOS NOS ENCONTRAMOS CON LOS SERES QUERIDOS DIRECTAMENTE?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you