Page 1

Compromisos de la Asistencia Hospitalaria Espírita Por Victor Pasos La asistencia espiritual en el internamiento hospitalario es un derecho individual, luego se atribuye también el deber para el Hospital e Institución Doctrinaria, sea cual sea su filosofía. Al abordar el trabajo asistencial, no podemos apartarnos de la relación salud y su definición. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social. El Espiritismo, sin embargo, eleva esa amplitud y enseña que la salud es el estado de completo bienestar biopsicosocial espiritual, pues toma en consideración los factores biológicos, psicológicos, sociales y espirituales que influencian al ser humano en su caminar por la vivencia terrena; Con lo que hace el concepto más humanizado. En vez de la Medicina del físico, que aún ejerce en los días de hoy, el Espiritismo propone un nuevo proceso, el de la Medicina del Alma. La salud pasó, entonces, a ser un valor más de la sociedad que del individuo. Es un derecho fundamental del ser humano, que debe ser asegurado sin distinción de raza, religión, ideología política o


condición socioeconómica. La salud es, por lo tanto, un valor colectivo, un bien de todos, debiendo cada uno gozarla individualmente, sin perjuicio de otro y, solidariamente, con todos. La Asistencia Hospitalaria Espírita en Portugal es efecto de ese cambio. El decreto-ley nº 253/09 vino a abrir las puertas al "derecho a la asistencia religiosa y a la práctica de los actos de culto", obligando al Estado a crear "las condiciones adecuadas para el ejercicio de la asistencia religiosa en las instituciones públicas". Además, se resalta la "especial importancia" del acceso a la asistencia espiritual y religiosa en las instituciones del Servicio Nacional de Salud y "reconocida como una necesidad esencial, con efectos relevantes en la relación con el sufrimiento y la enfermedad", "contribuyendo a la calidad de los cuidados prestados”. Nosotros sabemos que la enfermedad siempre tiene origen espiritual. Sabemos que aún queda mucho por hacer, pero todo tiene un tiempo, como los Amigos Espirituales nos dicen; poco a poco vamos con la adquisición de la experiencia y la ayuda del estudio conseguiremos que los médicos se abran más en su desconfianza sobre la presencia de los espíritas en los Hospitales, especialmente de las áreas psicológica y psiquiátrica. No estamos para desunir, sino para acercarnos. Todo asistente espírita es un eslabón de la salud y debe demostrar que no somos médicos, sino un refuerzo y apoyo de sus terapias. La asistencia espiritual es un servicio público que nace en el corazón de la comunidad de fe. La búsqueda de sentido se vuelve aún más intensa en situación de fragilidad. Sabiendo que el Servicio de Asistencia Espiritual y Religiosa (SAER) se hace por la comunión de varias opciones de fe, aun aplicando sus principios dispersos, se vuelve demasiado importante, pues más que nunca con esto estamos mostrando que, unidos, tenemos más capacidad de acción, porque el desafío mayor en ese campo es llevar consuelo al enfermo y al mismo tiempo respetar la fe de cada persona al sobrepasar las barreras del proselitismo religioso y el irrespeto a la visión religiosa del otro - el enfermo y su familia.


Los espíritas sabemos que la enfermedad siempre tiene origen espiritual, siendo que la causa puede haberse dado en la existencia actual o en la encarnación anterior. Jesús decía que existía relación espíritu-cuerpo en las enfermedades cuando, al curar a alguien, le decía: "Tus pecados están perdonados". Estos "pecados" entendemos "desequilibrios espirituales", cuyos efectos Jesús suprimía. Estas relaciones intereclesiales nos acercan al verdadero cristiano, y son una demostración de la evolución del hombre hacia la visión integral. La ayuda al enfermo no puede ser una carrera a los adeptos Es de releer en este trabajo, en la internación hospitalaria, ambiente que suscita cuidados aún mayores en relación a la cuestión religiosa y espiritual. Además del derecho a la libertad de profesión de fe, garantizado para los ciudadanos, es preciso garantizar una relación recíproca de respeto ante la fe del otro y la asistencia espiritual. El paciente está siempre primero en cualquier circunstancia, el desafío está en la acogida, ya que los internados tienen opción de elección de la Filosofía que quieren recibir. Es comprendido que la experiencia y el recurso de la fe trasciende la silla científica, en cuanto a los procesos de salud, pero el sentido común y el uso de una fe racionada transfieren una dimensión donde el diálogo e interacción entre ambas es posible, o sea, entre los diferentes estratos Concepción de salud: profesionales, internados y familiares. No se trata de ofrecer asistencia espiritual según grupos religiosos, sino de acuerdo con la opción personal del enfermo y su familia. En fin, es otro paso, al que los espíritas tienen que percibir su grandeza, sea por la responsabilidad, sea por la disciplina a ser empleada en el trabajo hospitalario. Y cuando hablamos en responsabilidad, es necesario que los grupos ligados a los Centros Espíritas procuren dar ejemplo de la práctica de la Codificación Espírita, en una Comunidad donde la preparación de los Equipos de Asistentes debe estar bien estructurada y con conocimiento del proceso de apoyo al enfermo, así como Higienización espiritual y física. Es importante percibir que no hablamos sólo de la visita al


enfermo, de la asistencia en la consulta médica, sino también de la atención a los familiares e incluso al internado y, también, a los profesionales de salud que nos buscan, para pedir ayuda. Todos estos voluntarios saben que "dar de gracia lo que de gracia recibimos" requiere entrega, asiduidad, cumplimiento de los preceptos de las orientaciones de la gestión hospitalaria, pues existen normas, deberes y derechos que deben ser escrupulosamente atendidos, y la ayuda al enfermo no puede ser una carrera a los adeptos, más si la proliferación del amor por el prójimo, sea cual sea el credo por él profesado. La terapia comienza luego por la forma en que nos relacionamosEs importante, también, aclarar que no estamos en los Hospitales para curar, ni para hacer desobsiones, sino para consolar, orientar, aclarar y levantar el ánimo del enfermo. El trabajo de índole espiritual debe realizarse en los lugares adecuados, claro que después de los apuntes que debemos tomar acerca del internado, para poder ofrecer el apoyo de la terapia espiritual. La terapia comienza luego por la forma en que nos relacionamos y ayudamos al objetivo de nuestro trabajo, ya que sabemos que antes de comenzar ese trabajo, debemos hacer nuestra preparación y, seguramente, los Amigos espirituales estarán presentes en nuestro apoyo. Se requiere que los Asistentes Espíritas tengan reuniones constantes, intercambiando sugerencias, mostrando sus preocupaciones, a fin de que cada vez se preste un servicio de apoyo al enfermo, a sus familiares ya los profesionales de la salud, más sólido y coherente con las enseñanzas Del Maestro. Concluyendo, cuando hablamos de un enfermo, tendremos que verificar la concepción sobre la persona y tener conciencia de que posee una dimensión corporal, psíquica y espiritual, las cuales, a pesar de exteriormente independientes, interiormente se absorben en un organismo que se ordena y Domina por una naturaleza propia. Por lo tanto, el alma humana es el centro del ser que tiene una naturaleza tridimensional: espiritual, psíquica y física. Este es el punto esencial - y es a partir de ese espacio que se muestran las otras partes del individuo, pues el alma tiene sólo un núcleo. Se puede, por lo tanto, decir que toda la trilogía de la persona (espiritual, psíquica y física) está preparada para ese


proceso de desarrollo, pues la persona sólo puede convertirse en algo de lo que le incumbe en su ser personal y por su merecimiento. Bibliografía: . El Evangelio según Espiritismo, de Allan Kardec. . Padre de la Bioética - Fritz Jahr (1895-1953), art. "Controversias internas de las iglesias cristianas, relaciones intereclesiales". . La Asistencia Espiritual y Religiosa en las Unidades de la ULSAM Decreto-Ley nº 253/2009 / Portugal. . Víctor Manuel Pereira de Pasos, escritor y orador, es miembro de la Asociación Espírita Paz y Amor, en Viana do Castelo, Portugal. Clique aquí para leer más: http://www.forumespirita.net/fe/meditacaodiaria/compromissos-assist-hospitalarespirita/?PHPSESSID=3lcd3c69ehaapv14g05jhe06k7#ixzz4nrfhhQr o

Compromisos de la asistencia hospitalaria espirita por victor pasos  

COMPROMISOS DE LA ASISTENCIA HOSPITALARIA ESPIRITA POR VÍCTOR PASOS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you