Page 92

TECNOLOGÍA prohibieron el uso de la tecnología para desarrollar nuevas armas con el objetivo de evitar el surgimiento de nuevos rivales. Entonces, los artesanos se centraron en creaciones más inocuas, como muñecas mecánicas que actuaban en teatros de marionetas o servían té real en tazas de té reales. Cuando Japón finalmente se abrió al contacto extranjero más de dos siglos después, esos hábiles desarrolladores de juguetes lideraron la adaptación de la tecnología occidental para usos más prácticos. En 1875, por ejemplo, la fabricante de muñecas Tanaka Hisashige fundó Tanaka Seisakusho (Tanaka Engineering Works), la primera compañía de ingeniería mecánica de Japón. Unos 64 años después, tras una importante fusión, se hizo conocido con el nombre más familiar de Toshiba.

Estados Unidos, preocupado por la Guerra Fría, invirtió fondos en robótica para usos militares, que arrojaron un aura amenazante sobre el campo. Y los trabajadores occidentales han pensado durante mucho tiempo que la automatización roba puestos a los trabajadores, desde que llegó la maquinaria textil en Inglaterra a principios del siglo XIX.

“valle misteriOsO” Aunque los protorobots pasaron de moda durante la rápida modernización japonesa del siglo XX, la idea de los seres mecánicos como entretenimiento puede haber permanecido en la conciencia nacional. Al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón se vio obligado a desmilitarizarse durante la ocupación estadounidense, la nación oficialmente pacifista se esforzó poco en utilizar robots como armas. Estos factores ayudaron a inculcar una visión generalmente positiva de los robots en el Japón de la posguerra. La automatización industrial había proporcionado una gran ayuda económica, y los robots humanoides eran una curiosidad inocua. Mientras tanto, Occidente tendía a adoptar una visión menos optimista.

92

MERCADO LATINO | MARZO 2020

manga sUperestrella Estas visiones divergentes de la tecnología se hicieron patentes en la cultura pop de la segunda mitad del siglo XX. Uno de los personajes japoneses más influyentes de esta época fue Astro Boy, que se introdujo en los cómics manga en 1952 y apareció en libros, programas de televisión, películas y una amplia gama de productos. Astro Boy era un androide que usaba sus poderes sobrehumanos para hacer el bien y unió al país en torno a un mensaje positivo sobre tecnología, incluso si originalmente no tenía esa intención. “Según [el creador de Astro Boy, Osamu] Tezuka, su compañía editorial y sus lectores lo obligaron

a dibujar una imagen muy optimista de la tecnología para dar esperanza a los japoneses, que en la década de los 50 todavía sufrían la destrucción de la guerra y eran conscientes de su inferioridad tecnológica a los ganadores occidentales de la guerra”, escribe Wagner. “El mensaje de Tezuka que criticaba el comportamiento humano no se entendió. En cambio el carácter amigable del robot fue idealizado como esperanza para la futura sociedad japonesa”. El mensaje dejó una marca poderosa en una generación de japoneses, particularmente en aquellos que desarrollan robots hoy en día. “La robótica japonesa está impulsada por el sueño de Astro Boy”, dice el ingeniero Yoji Umetani. “Sin esa ficción de robots, no hubiera habido robótica”, creen muchos investigadores y desarrolladores de robótica líderes en Japón.

el sUeñO de astrO bOy “Desde la secundaria, soñaban con Astro Boy y se convirtieron en ingenieros robóticos por su culpa”. Por el contrario, el miedo de Occidente a los robots se cristalizó W W W. MERCADOL AT INO . JP

Profile for Mercado Latino Co. Ltd.

Edición MARZO 2020  

Versión digitalizada de la revista impresa correspondiebte a Marzo 2020. Los anuncios de los negocios de la comunidad latina en Japón e inte...

Edición MARZO 2020  

Versión digitalizada de la revista impresa correspondiebte a Marzo 2020. Los anuncios de los negocios de la comunidad latina en Japón e inte...