Page 93

mercado latino | JUNIO 2019

tener ningún estigma, porque soy una persona heterosexual con que la gente puede identificarse. Y es triste, porque si me hubiera cuestionado mi sexualidad o hubiera sido gay, probablemente me hubiera dado miedo pensar que iba a tener algún estigma con esa película y no iba a poder trabajar nunca más. Por suerte, ya no es el caso, porque la gente hoy puede decir “Así soy yo”. Pero los cambios en la sociedad llevan su tiempo y pasaron 20 años hasta llegar hasta ahí.

- ¿Cómo fue la preparación? ¿Es cierto que tardaron tres años en buscar alguien para tu rol? - Creo que habían estado buscando una protagonista durante tres años, pero cuando yo me enteré me contrataron a las tres semanas de la primera audición. Creo que estaban buscando alguien, pero yo no sabía nada. Yo leí el guion y con la prueba de audición me pidieron que fuera a Nueva York para encontrarme con Kimberly Peirce que estaba a cargo de la dirección. Ni siquiera me pagaron el pasaje, no tenían presupuesto, pero yo tomé un avión, me

pias inseguridades de ver al mundo. Todavía me pone mal emocionalmente, porque tengo demasiada empatía por cualquier persona que trata de vivir su vida.

- ¿Al momento de filmar tus escenas te gusta probar con diferentes tomas o consideras que se pierde la espontaneidad de la primera reacción, con demasiadas repeticiones?

encontré con Kimberly y lo conseguí. Enseguida incluso empecé a hacerme pasar como hombre, me corté el pelo al día siguiente, volví a mi casa en Californa y a mis vecinos les dije que era James, un primo de Hilary que venía de Iowa. Y después, si estaba en algún restaurante y escuchaba un ‘ella’, me ponía a pensar que había hecho mal. Fueron cuatro semanas de ese estilo de preparacias. Y creo que lo más importante de todo el proceso fue conseguir que la gente no me definiera por ningún sexo determinado, pero yo no podía entender como alguien podía verse amenazado por sus pro-

- A mi no me gustan filmar una misma escena con demasiadas tomas. A lo mejor cuatro, si son tres mejor, para intentar cierta variedad. Me gusta intentar ciertas opciones para interpretar el personaje y encontrarlo a medida que filmo. Y supongo que tiene mucho que ver mi entrenamiento con la televisión que se mueve siempre tan rápido y nunca hay más de una o dos tomas. Fue una muy buena escuela, especialmente cuando tuve que trabajar con alguien como Clint Eastwood que es famoso por filmar una sola toma. Yo siempre voy también muy preparada, sabiendo bien la letra, por un millón de razones, pero una de las grandes razones es porque me ayuda a aplacar mis miedos.

93

Profile for Mercado Latino Co. Ltd.

Edición JUNIO 2019 - Revista Mercado Latino