Page 92

92

mercado latino | JUNIO 2019

escenario para el personaje Mowgli de la obra de teatro ‘Cuentos de la Selva’. Y aquel gusto por la actuación fue creciendo tanto, que al momento de divorciarse, la madre Judy Swank, decidió mudarse a Hollywood con apenas 75 dólares en el bolsillo, para que su hija cumpliera el sueño de su vida. Hilary apenas tenía 15 años y semejante sacrificio significó vivir en un auto, mientras buscaba trabajo como actriz y estudiaba en la escuela del Sur de Pasadena. Tampoco le fue tan mal, porque al poco tiempo consiguió el rol protagónico de la versión femenina de ‘Karate Kid’ (1994) y apareció también en la serie de TV ‘Beverly Hills 90210’ en el personaje de Carly Reynolds (Había firmado contrato por dos años, aunque la despidieron después de 16 episodios). En lo personal, fue la cuñada del actor Rob Lowe, porque después de cinco años de noviazgo se casó con el hermano Chad Lowe, que había conocido en 1992, durante la filmación de la película ‘Días Tranquilos en Hollywood’. Sin un final tan feliz, se divorciaron en Noviembre del 2007 y desde el 18 de agosto del 2018, está casada con Philip Schneider. En el plano profesional, el Oscar llegó a sus manos, también muy joven, a los 25 años, cuando apenas había cobrado 75 dólares diarios por el famoso rol de ‘Boys Don’t Cry’ sobre la verdadera jovencita asesinada por vivir como si fuera un hombre. De la mano de Clint Eastwood y Morgan Freeman, revivió la gloria del Oscar con ‘Million Dollar Baby’. Y es una de las muy pocas actrices que jamás perdió una sola nominación al Oscar,

- ¿Qué es lo que más te atrapa de un rol a la hora de interpretar la víctima en el cine?

aunque también es la primera mujer que ganó semejante premio con el rol de una boxeadora. Protagonizó algunas comedias románticas como ‘P.S I Love You’ o ‘New Year’s Eve’, pero su especialidad son las historias tan reales como la vida de la verdadera piloto de avión ‘Amelia Earhart’, la mujer de ‘Conviction’ que estudió abogacía para sacar al hermano de la cárcel o la nueva película ‘What They Had’ sobre el drama del Alzheimer.

- Yo siento que todos mis personajes son seres humanos, con fallas, tratando de encontrar un camino dentro de su propia película. No me parecen nunca que sean víctimas, simplemente están viviendo cierto momento de circunstancias desafortunadas. Todos tenemos esos momentos, algunos son mejores que otros. Y en eso nos identificamos tanto con el cine, por la idea de que todos pasamos por ci circunstancias desafortunadas y aunque sean diferentes, el sentimiento todavía sigue siendo el mismo. Supongo que así es como yo veo estos personajes. Interpretarlos como víctimas no sería para nada beneficioso, porque yo nunca las veo así.

- ¿Cómo fue entonces en el caso del verdadero rol de ‘Boys Don’t Cry’ donde ganaste tu primer Oscar interpretando el drama de una jovencita que vivía como un hombre, en una época donde el tema era tabú? - Lo primero que pasó por mi mente fue pensar que no iba a

Profile for Mercado Latino Co. Ltd.

Edición JUNIO 2019 - Revista Mercado Latino