{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 90

EDUCACIÓN

encuesta realizada por el Ministerio de Educación. En general, los que abandonaron la escuela aseguraron que no se entendían bien con otros estudiantes o, en algunos casos, con los propios maestros. Ese fue el caso de Tomoe Morihashi. “No me sentía cómodo con mucha gente”, dice la niña de 12 años. “Mi vida escolar fue difícil”. Morihashi sufría de mutismo selectivo, que le afectaba cada vez que salía en público. “No podía hablar fuera de mi casa o lejos de mi familia”. También le resultaba difícil obedecer el rígido conjunto de reglas que existen en las escuelas japonesas. “Las medias no pueden ser de colores, no te puedes pintar el cabello, hay un color establecido para los elásticos del cabello y estos no pueden ponerse en la muñeca”, explica. Muchas escuelas en Japón controlan todos los aspectos relacionados con la apariencia de sus alumnos, forzándolos a teñirse sus cabellos castaños de negro y prohibiéndoles que usen medias o abrigos, incluso cuando hace frío. En algunos casos, incluso deciden el color de la ropa interior que los alumnos deben ponerse. Entre los años 1970 y 1980, una serie de estrictas reglas escolares fueron introducidas como respuesta a la violencia y el acoso escolar. Dichas normas fueron relajadas en la década de los 90, pero recientemente se han intensificado. Se les conoce como las normas de las “escuelas negras”, un concepto que hace referencia a las “empresas negras”, la manera en la que se conoce a las compañías que explotan a sus trabajadores.

90

MERCADO LATINO | FEBRERO 2020

Takashi Yoshikawa abrió su primera escuela alternativa en el año 2010.

Ahora Morihashi e Ito, asisten a la Escuela Libre Tamagawa en Tokio, donde los estudiantes no necesitan llevar uniforme y son libres de elegir sus propias actividades, de acuerdo con un plan acordado entre la escuela, los padres y los alumnos. Se les incentiva a seguir sus habilidades e intereses personales. Hay salas con computadoras donde se imparten clases de japonés y matemáticas, así como una biblioteca con libros y mangas (cómics japoneses). El ambiente es muy informal, como si fuera una gran familia. Los estudiantes se reúnen en espacios comunes para conversar y jugar. “El propósito de esta escuela es desarrollar las habilidades sociales de las personas”, dice Takashi Yoshikawa, director de la escuela. Ya sea haciendo ejercicio, jugando o estudiando, lo importante es aprender a no entrar en pánico cuando están en un grupo grande.

La escuela se mudó recientemente a un lugar más grande, y alrededor de 10 niños asisten todos los días. Yoshikawa abrió su primera escuela alternativa en 2010, en un apartamento de tres pisos en el barrio residencial de Fuchu en Tokio. “Esperaba estudiantes mayores de 15 años, pero en realidad los que vinieron tenían solo 7 u 8 años”, asegura. “La mayoría de los alumnos guardaban silencio y tenían mutismo selectivo, en la escuela no hacían nada”. El director cree que la negación de los niños de ir a la escuela está extremadamente vinculada a problemas de comunicación.

compañerismo, la clave Su paso por la escuela también fue inusual. Renunció a su trabajo como “hombre asalariado” en una empreW W W. MERCADOL AT INO . JP

Profile for Mercado Latino Co. Ltd.

Edición Febrero 2020  

Edición digitalizada de la versión impresa correspondiente a FEBRERO 2020. Lo anuncios de los negocios de la comunidad latina en Japón e int...

Edición Febrero 2020  

Edición digitalizada de la versión impresa correspondiente a FEBRERO 2020. Lo anuncios de los negocios de la comunidad latina en Japón e int...