Issuu on Google+

Lo que vive y tiembla Hugo Mujica Prólogo de Martín López-Vega

Coloquio de los animales Eduardo Chirinos Prólogo de Fernando Iwasaki

El ángel en la hoguera

La tierra baldía, the Waste Land, es sin duda el frío páramo y el calcinante desierto, la entropía del caos primigenio donde todo es potencia, probabilidad infinita y azarosa… Pero el trópico es un lugar cuando lo nombras: cuerpo polirrítmico, “abandonado y abandonante”, salado, que espera ser encontrado, inevitablemente. Óscar Torres Duque

Graciela Maglia

GRACIELA MAGLIA Es Doctora en Literatura, París IV Sorbona; Profesora Asociada y Directora de la Maestría en Literatura de la Pontificia Universidad Javeriana. Entre sus publicaciones se encuentran: Palenque (Colombia): oralidad, identidad y resistencia (2012); Si yo fuera tambó. Poesía selecta de Candelario Obeso y Jorge Artel. Edición crítica (2010) y De la machina imperial a la vereda tropical. Poesía, identidad y nación en el caribe afrohispánico (2009).

ENTRÓPICOS / ENTROPICS

OTROS TÍTULOS DE LA COLECCIÓN

oda la aventura de la poesía llamada “moderna”, desde el último Mallarmé, es un viaje hacia el encuentro: un viaje desesperado, un viaje del poeta que tienta el azar, la nada y el caos en desproporcionada desigualdad de fuerzas. Hacia la enunciación victoriosa: el encuentro del sonido y el silencio, de la letra y la música. Finalmente: del cuerpo presente y el cuerpo ausente, rodeados, ambos, de azarosas geografías.

ENTRÓPICOS / ENTROPICS

Graciela Maglia

Traducido por María Roof

Augusto Pinilla

COLECCIÓN POESÍA

Prólogo de Juan Felipe Robledo

MARÍA ROOF Associate Professor and Graduate Faculty Department of World Languages and Cultures. Howard University.Washington DC. Ph.D., University of Maryland. Courses: Spanish language and translation, Latin American literatures and civilizations, and contemporary Hispanic women writers. Research: Central American and Caribbean literature, women authors.


ENTRÓPICOS/ ENTROPICS

Graciela Maglia Traducido por María Roof

Entropicos.indd 5

5/24/13 3:17 PM


Facultad de Ciencias Sociales

Reservados todos los derechos © Pontificia Universidad Javeriana © De la traducción: María Roof © Graciela Maglia

Cuidado de texto: Federico Torres Gavilán

Miembros del comité editorial: Giovanni Quessep Ramón Cote Baraibar Federico Díaz-Granados Cristo Rafael Figueroa Sánchez Juan Felipe Robledo

Diagramación: María Victoria Mora

Primera edición: mayo del 2013 Bogotá, D.C. isbn: 978-958-716-630-9 Número de ejemplares: 200 Impreso y hecho en Colombia Printed and made in Colombia Editorial Pontificia Universidad Javeriana Carrera 7ª núm. 37-25, oficina 13-01 Edificio Lutaima Teléfono: 3208320 ext. 4752 www.javeriana.edu.co/editorial Bogotá, D.C.

Diseño de pauta gráfica: Ignacio Martínez-Villalba

Diseño de carátula: Ignacio Martínez-Villalba Impresión: Javegraf

MIEMBRO DE LA

ASOCIACIÓN DE UNIVERSIDADES CONFIADAS A LA COMPAÑIA DE JESÚS EN AMÉRICA LATINA

RED DE EDITORIALES UNIVERSITARIAS DE AUSJAL www.ausjal.org

Prohibida la reproducción total o parcial de este material, sin la autorización por escrito de la Pontificia Universidad Javeriana

Maglia de Ferrari, Graciela Esther Entrópicos = Entropics / Graciela Maglia ; prólogo Óscar Torres Duque. -1a ed. -- Bogotá : Editorial Pontificia Universidad Javeriana, 2013. – (Colección poesía). 70 p. ; 24 cm. ISBN: 978-958-716- 630-9 1. POESÍA ARGENTINA 2. LITERATURA ARGENTINA 3. LITERATURA LATINOAMERICANA I. Torres Duque, Óscar Alberto, 1963-, Pról. II. Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Ciencias Sociales CDD A861 ed. 21 Catalogación en la publicación - Pontificia Universidad Javeriana. Biblioteca Alfonso Borrero Cabal, S. J. dff.

Entropicos.indd 6

Mayo 24 / 2013

5/24/13 3:17 PM


CONTENIDO

PRólogo Tu cuerpo y mi azar. Mi cuerpo y tu azar. Por Óscar Torres Duque 19 FOREWORD Your Body and My Chance. My Body and Your Chance By Germán Torres Ariza and Óscar Torres Duque 23 Solitudo 27 Solitudo 28 Nocturno 29 Nocturne 30 Odysseus 31 Odysseus 32

Entropicos.indd 7

5/24/13 3:17 PM


Destierro 33 Wilderness 34 Baw 35 Baw 36 Eterno retorno 37 Eternal Return 38 Liminar 39 Liminal 40 Partida 41 Parting 42 Toto corde 43 Toto corde 44 Invernal 45 Winter 46 In media res 47 In media res 49 En camino 51 En route 52 Fascinaci贸n 53 Fascination 54 Andante 55 Andante 56

Entropicos.indd 8

5/24/13 3:17 PM


Praescentia 57 Praescentia 58 Caribeño 59 Caribbean Man 61 Duermes 63 You Sleep 65 “Pillow Talk” 67 Pillow Talk 68

Entropicos.indd 9

5/24/13 3:17 PM


Entropicos.indd 10

5/24/13 3:17 PM


AG R A D E C I M I E N T O S

Agradezco a María Roof (Howard University) y a Rick Mc Callister (Delaware State University) la traducción al inglés de los poemas; a Óscar Torres (Pontificia Universidad Javeriana) por su generoso prólogo y al Departamento de Literatura de la Pontificia Universidad Javeriana por la oportunidad de esta publicación.

Entropicos.indd 11

5/24/13 3:17 PM


Entropicos.indd 12

5/24/13 3:17 PM


AC K N OW L E D G E M E N T S

I thank MarĂ­a Roof (Howard University) and Rick Mc Callister (Delaware State University) for their translation of the poems, Ă“scar Torres (Pontificia Universidad Javeriana) for his generous prologue, and the Department of Literature of the Pontificia Universidad Javeriana for the opportunity to publish this collection.

Entropicos.indd 13

5/24/13 3:17 PM


Entropicos.indd 14

5/24/13 3:17 PM


A mis amores entr贸picos, que cambiaron el antiguo orden de mi vida para otorgarle un nuevo sentido.

Entropicos.indd 15

5/24/13 3:17 PM


Entropicos.indd 16

5/24/13 3:17 PM


To my entropic loves, who changed the old order of my life to give it new meaning.

Entropicos.indd 17

5/24/13 3:17 PM


Entropicos.indd 18

5/24/13 3:17 PM


P RÓ L O G O

19

Tu cuerpo y mi azar. Mi cuerpo y tu azar.

Tú y yo. Yo y tú. “El encuentro es inevitable”. A pesar de todo. A pesar de la distancia, de la diferencia, de la pérdida, del dolor, del azar y la improbabilidad… O por eso mismo. Por todo eso mismo, el encuentro es fatal, necesario y corporal, y la palabra lo invoca de antemano. Toda la aventura de la poesía llamada “moderna”, desde el último Mallarmé, es un viaje hacia el encuentro: un viaje desesperado, un viaje del poeta que tienta el azar, la nada y el caos en desproporcionada desigualdad de fuerzas. Hacia la enunciación victoriosa: el encuentro del sonido y el silencio, de la letra y la música. Finalmente: del cuerpo presente y el cuerpo ausente, rodeados, ambos, de azarosas geografías. Entrópicos propone este viaje extremo, partiendo también de “la navegación solitaria de la idea” de un yo entrañado, enunciativo, pero desposeído de su otro, fascinado por él, por

Entropicos.indd 19

5/24/13 3:17 PM


20

su ausencia y su otredad misma. ¿Demasiados adjetivos masculinos? ¿No hay un principio femenino en quien propone esta navegación? ¿Discreto, secreto, velado o vetado? Solo un adjetivo (participio) femenino: “acodada [en el minuto anterior a tu sonrisa]”. El yo es la yo frente al tú siempre y rotundamente masculino, otro, caribeño, “chico”, tropical. Y cuando advertimos, en los últimos poemas, que el encuentro se escenifica, casi se relata, la forma, el cuerpo, la música y el espíritu vuelven a ser distancia de un cuerpo femenino: “Aún canta el himeneo/ en la cóncava memoria de mi sexo/ y ya te pierdo”. La “acodada” vuelve a su barco, a su “sirena de barco”, que es la que viaja y la que llama, la que se dirige a Escila y Caribdis pero ya está allí con el canto más irresistible, polirrítmico, caribeño, en ese más allá y esa otra orilla que presagian todo naufragio, paradójicamente escenario del encuentro, ni más ni menos que como en el poema extremo y final mallarmeano que hace del poeta, la poeta, nuevo, nueva, e indeclinable Ulises, metamorfoseado aquí, en este mar del trópico y sus tupidas tierras firmes, en hembra, en África espumosa, en América interior y exterior, pero también en purgatorio del hemisferio sur desde donde se evocan infierno y paraíso: el infierno del desierto, del páramo, del corazón desposeído y su pozo de estrellas virtuales y que se hace corazonable, ya no cordial, para navegar hacia ese paraíso de mar, selva y montaña donde habita el cuerpo del deseo, donde habitas tú, “ángel que me arrojó/ a esta escarpada colina”, con “tu pie africano”, en “ese otro tiempo [en que]/ la certeza hace florecer la rosa/ en el más crudo invierno”, con “[t]us palabras [que] aún rodean/ la cintura infinita del deseo”, “[d]esde tu historia, desde otro tiempo,/ desde una memoria de caracolas y mareas infinitas”, con tus “[t]ropicales latitudes del alma”, con tus “[h]úmedas sílabas”. Paraíso que, al fin, por una vez, se hace puerto de llegada (punto, o cima, o sima, de encuentro) para construir, por una vez, a punta de sílabas mojadas y calientes, la palabra “nuestra”, justo ahí, en un lugar del Caribe que solo la palabra conoce,

Entropicos.indd 20

5/24/13 3:17 PM


y para, otra vez, “levantar nuestra tienda en el desierto/ e invocar a los dioses que no oyen/ en la oscura noche de los páramos”. La tierra baldía, the Waste Land, es sin duda el frío páramo y el calcinante desierto, la entropía del caos primigenio donde todo es potencia, probabilidad infinita y azarosa… Pero el trópico es un lugar cuando lo nombras: cuerpo polirrítmico, “abandonado y abandonante”, salado, que espera ser encontrado, inevitablemente. Óscar Torres Duque

21

Entropicos.indd 21

5/24/13 3:17 PM


F O R E WO R D

23

Your Body and My Chance. My Body and Your Chance

You and I. I and you. “Meeting is inevitable.” In spite of everything. Despite the distance, the difference, the loss, the pain, chance, and improbability… Or for precisely that reason. For all of that, the encounter is fated, necessary, corporal, and the word invokes it beforehand. The whole adventure of the poetry called “modern” since the last Mallarmé is a journey toward the encounter: a desperate journey, a journey by the poet that tempts chance, nothingness, and chaos in a disproportionate inequality of forces. Toward the victorious enunciation—the encounter of sound and silence, word and music. Finally, the encounter of the present body and the absent one, surrounded, both, by geographies of chance. Entropics proposes this extreme journey, starting from “the solitary navigation of the idea” of a deep, enunciative I, but an I dispossessed of its other, fascinated by him, by his absence

Entropicos.indd 23

5/24/13 3:17 PM


24

and his otherness itself. Too many masculine qualities? Isn’t there a feminine principle in the voice proposing this navigation? A discrete, secret, veiled, or vetoed one? A single feminine adjective (a participle): “acodada” (“elbows propped the minute before your smile.”) The I is a feminine I, facing a You that is always and categorically masculine, other, Caribbean, a “chico,” a tropical fellow. And when we notice, in the last poems, that the encounter is taking place, is almost being narrated, the form, the body, the music, and the spirit again become distance from a feminine body: “The hymeneal hymn still sings/ in the concave memory of my sex/ and already I’m losing you.” The “acodada” woman (“elbows propped”) returns to her ship, to her “boat siren,” and is the one who sails and the one who calls, the one approaching Scylla and Charybdis, but she is already there, with the most irresistible chant, polyrhythmic, Caribbean, remaining in that place beyond and on the other shore that foretells every shipwreck, paradoxically the scene of the encounter, exactly as in Mallarmé’s extreme, final poem, which makes the poet, he or she, new again, and an indeclinable Ulysses, metamorphosed here, in this tropical sea and its dense terra firma, into a female, a foamy Africa, an exterior and interior America, but also into the purgatory of the southern hemisphere where hell and paradise are evoked: the hell that is the desert, the wasteland, the dispossessed heart and its virtual well of stars that becomes heartable, no longer cordial, to navigate toward that paradise, with its sea, its jungle, and its mountain, where the body of desire lives, where you live, “angel that threw me/ onto this rugged slope,” with “your African foot,” in “that other time in which [the]/ certainty makes the rose bloom/ in cruelest winter”, with “[y]our words [that] still encircle/ [the] desire’s infinite waist,” “[f]rom your history, from another time,/ from a memory of shells and infinite tides,” with your “[t]ropical latitudes of the soul,” with your “[h]umid syllables.” Paradise which, at the end, for only once, becomes the port of arrival (point, or peak, or chasm of

Entropicos.indd 24

5/24/13 3:17 PM


encounter) to construct, for only one time, barely using moist, warm syllables, the word “our,” right there, in a Caribbean place that only the word knows, again, “raising our tent in the desert/ and invoking gods who hear not/ in the dark night of wastelands.” The Waste Land is no doubt the cold moor and the scorching desert, the entropy of the original chaos where everything is potentiality, infinite and random probability… But the tropic is a place when you name it: polyrhythmic body, “abandoned and abandoning,” salty, waiting to be found, inevitably. Germán Torres Ariza

25

Óscar Torres Duque

Entropicos.indd 25

5/24/13 3:17 PM


Lo que vive y tiembla Hugo Mujica Prólogo de Martín López-Vega

Coloquio de los animales Eduardo Chirinos Prólogo de Fernando Iwasaki

El ángel en la hoguera

La tierra baldía, the Waste Land, es sin duda el frío páramo y el calcinante desierto, la entropía del caos primigenio donde todo es potencia, probabilidad infinita y azarosa… Pero el trópico es un lugar cuando lo nombras: cuerpo polirrítmico, “abandonado y abandonante”, salado, que espera ser encontrado, inevitablemente. Óscar Torres Duque

Graciela Maglia

GRACIELA MAGLIA Es Doctora en Literatura, París IV Sorbona; Profesora Asociada y Directora de la Maestría en Literatura de la Pontificia Universidad Javeriana. Entre sus publicaciones se encuentran: Palenque (Colombia): oralidad, identidad y resistencia (2012); Si yo fuera tambó. Poesía selecta de Candelario Obeso y Jorge Artel. Edición crítica (2010) y De la machina imperial a la vereda tropical. Poesía, identidad y nación en el caribe afrohispánico (2009).

ENTRÓPICOS / ENTROPICS

OTROS TÍTULOS DE LA COLECCIÓN

oda la aventura de la poesía llamada “moderna”, desde el último Mallarmé, es un viaje hacia el encuentro: un viaje desesperado, un viaje del poeta que tienta el azar, la nada y el caos en desproporcionada desigualdad de fuerzas. Hacia la enunciación victoriosa: el encuentro del sonido y el silencio, de la letra y la música. Finalmente: del cuerpo presente y el cuerpo ausente, rodeados, ambos, de azarosas geografías.

ENTRÓPICOS / ENTROPICS

Graciela Maglia

Traducido por María Roof

Augusto Pinilla

COLECCIÓN POESÍA

Prólogo de Juan Felipe Robledo

MARÍA ROOF Associate Professor and Graduate Faculty Department of World Languages and Cultures. Howard University.Washington DC. Ph.D., University of Maryland. Courses: Spanish language and translation, Latin American literatures and civilizations, and contemporary Hispanic women writers. Research: Central American and Caribbean literature, women authors.


Entrópicos/Entropics