Issuu on Google+

27

Energía nuclear y desarrollo

Estrategias para un crecimiento sostenido

39

Formación académica

Entrevista a Carla Notari, decana del Instituto Dan Beninson

51

Cultura nuclear

El disco más atómico de Pink Floyd

Tecnología nuclear para el desarrollo AÑO 1 | NRO 1 | AGOSTO 2012 | $25 | BUENOS AIRES, ARGENTINA

RADIOISÓTOPOS La crisis global, una oportunidad

NORMA BOERO PRESIDENTA DE LA CNEA “En cuestiones nucleares, Argentina es líder de la región”

ENERGÍA NUCLEAR ARGENTINA Con la mirada puesta en el futuro

ISSN 2250-8937

9 772250 893008


U-238

Editorial

Tecnología nuclear para el desarrollo

04

En el mundo

06

En Argentina

07

Empresas + Instituciones

08

El sistema nuclear argentino de cara al futuro

10

Entrevista a Norma Boero, presidenta de la CNEA

16

Radiosótopos: crisis global, oportunidad criolla

22

Argentina en el mercado global de la energía nuclear

27

Litio y uranio: los extremos de la tabla periódica también se tocan

31

La energía que puede salvar vidas

35

Entrevista a Carla Notari, decana del Instituto Dan Beninson

39

La energía nuclear argentina cumple 62

42

Entrevista a Valentín Ugarte, gerente general de FUESMEN

44

Agenda

47

Para leer

48

Para recordar

49

Curiosidades

50

Cultura nuclear

51

Energía acómica

54

Es una publicación de Menta Comunicación SRL Alsina 833 Piso 2 OF3 Ciudad Autónoma de Buenos Aires mentacomunicacion.com.ar 54 11 43 42 65 62

Director: Luciano Galup Editora: Marina Lois Asesor Científico: Pablo Vizcaíno Colaboradora Especial: María Julia Echeverría Correctora: María Laura Ramos Luchetti Colaboran en este número: Daniel Arias Gustavo Barbarán Gabriel De Paula Sebastián Scigliano Ernesto Gallegos María Laura Guevara Zulema Marzorati Ilustrador: Claudio “Maléfico” Andaur

El uranio natural está formado por tres tipos de isótopos: U-238, U-235 y U-234. El U-238 es la variedad más común.

10

16

51 U238

3


EDITORIAL U-238 TECNOLOGÍA NUCLEAR PARA EL DESARROLLO Desde hace casi dos lustros, el país atraviesa una etapa de recuperación, de desarrollo y de consolidación socioeconómica. Como parte de este proceso, los gobiernos del último período le han dado a la ciencia un rol fundamental dentro de las políticas nacionales de mediano y largo plazo. En ese contexto, el desarrollo nuclear tiene una fuerte presencia y un gran compromiso en la nueva Argentina que está surgiendo. Por ello, entendemos que es indispensable una publicación que acompañe al sector en esta etapa de nuevos desafíos. Moderna, dinámica, con profesionales dedicados a la temática con rigurosidad e independencia, generando un producto de calidad. Para consolidar la autonomía cultural —promovida por el maestro Oscar Varsavsky— el sector nuclear quiere y puede aportar sus conocimientos y experiencias cimentados en más de seis décadas de desarrollo sostenido. Con esta expectativa surge U-238, tecnología nuclear para el desarrollo, una revista de actualidad en ciencia y tecnología nuclear que ofrece un aporte al debate sobre el rol de la ciencia en el proyecto de país que se está redefiniendo. Porque para nosotros, lo “nuclear” no es únicamente el estudio del comportamiento de neutrones y protones sino que tiene su razón de ser en la ciencia, pero también en lo político, en lo social y en el desarrollo económico. Es por ello que queremos abordar las cuestiones nucleares desde esta perspectiva, con compromiso, claridad y con sentido nacional y soberano. Para lograr estos desafíos contamos con un importante grupo de periodistas y colaboradores de primer nivel del ámbito científico y periodístico. Además, el lanzamiento es acompañado por el desarrollo de un portal web ágil, moderno e interactivo que dinamizará y completará con material multimedia las producciones de la revista. Nace U-238, tecnología nuclear para el desarrollo. Una revista de esta era. Porque en la tecnología se encuentra gran parte de nuestro futuro como Nación.

4

U238


EN EL MUNDO MÉXICO

Analizan construir nuevas centrales en México La Secretaría de Energía mexicana envió un proyecto al Congreso Federal en el que se propone la construcción de una nueva planta nuclear o de tipo mixta, que se sumaría a la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde en Veracruz, la única que existe en el país. Tal como señaló el gerente de dicha central, Rafael Fernández de la Garza, habría tres alternativas posibles: la construcción de una planta a base de gas, una nueva planta nuclear o una planta mixta que combine ambas.

El proyecto aún no ha sido aprobado, sino que sólo fue enviado al Poder Legislativo para su análisis y aprobación o modificación. Por otra parte, Fernández de la Garza aclaró que se trata de proyectos a largo plazo: “Las plantas generadoras se tienen que planear con mucho tiempo de anticipación. Si dicen por ejemplo ahora que hay que poner una planta nuclear antes de empezar la construcción, el proceso tardaría unos 5 años”, puntualizó.

ESPAÑA

En España la energía nuclear fue la principal productora de electricidad en 2011 Según el Foro de la Industria Nuclear Española, la producción eléctrica de origen nuclear ha representado el 19,64% de la producción eléctrica total (293.737 GWh) en 2011, convirtiéndose así en la principal productora de electricidad. Estos datos provienen del informe Resultados y Perspectivas Nucleares, 2011 un año de energía nuclear, que dicha institución subió recientemente a su portal de Internet. Concretamente, el informe señala

6

U238

que la producción eléctrica de origen nuclear ha sido de 293.737 giwatios/hora, los cuales han sido generados por ocho reactores. Asimismo, asegura que la operación de las centrales nucleares españolas ha sido “excelente” a lo largo de todo el año y que los resultados de las pruebas de estrés confirman que operan con seguridad. Por ello, el informe destaca que Europa “apoya esta tecnología con la construcción de 16 reactores” y con la planificación de nuevas centrales.


EN ARGENTINA

SEMINARIO DE LA CNEA SOBRE MATRIZ ENERGÉTICA Mauricio Bisauta, vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), inauguró el seminario abierto “La energía nuclear: su inserción en la matriz energética de Argentina”, que se realizó el 29 de junio en el marco de la Maestría en Gestión de la Energía que la Universidad de Lanús (UNL) dicta junto con la CNEA. El acto, que se llevó a cabo en la sede central de la CNEA, contó además con la presencia del Director de la Maestría, Jorge Barrera. Allí, Bisauta resaltó la importancia de la formación de posgrado en el ámbito energético: “La necesidad de debates daba cuenta de la potencialidad de un lugar como este para formar maestrandos con un nivel superior, porque la energía en nuestro país y en el mundo es un desafío que enfrentamos a diario”.

ARGENTINA Y CHINA FIRMARON UN ACUERDO SOBRE COOPERACIÓN NUCLEAR Como parte de la visita oficial a la Argentina del Primer Ministro chino Wen Jiabao realizada en junio, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el presidente de la Administración de Energía de la República Popular China, Zhang Ping, firmaron un Convenio de Cooperación en Energía Nuclear. Mediante este documento, ambos países acordaron realizar estudios conjuntos para la construcción de una nueva central nuclear e instalaciones accesorias en Argentina, los cuales se harán con participación local y financiamiento de origen chino. También se concertó la transferencia de tecnología a nuestro país para la fabricación de combustible nuclear y provisión de materias primas.

PRESENTAN UNA NUEVA NORMA ISO PARA LA IONIZACIÓN DE ALIMENTOS La CNEA y el IRAM presentaron recientemente la nueva norma ISO 14470, la cual “fija los requerimientos para el desarrollo, validación y controles de rutina del proceso de irradiación mediante el uso de radiaciones ionizantes para el tratamiento de alimentos”. Esta nueva normativa tiene como fuente directa un documento que ambos organismos argentinos habían promovido en 2004 y que fue puesto a consideración internacional. Tras varios intercambios y modificaciones, expertos de diversos países en el ámbito de la Organización Internacional de Normalización (ISO, según su sigla en inglés) lograron un consenso que quedó plasmado en la versión definitiva de dicha norma.

U238

7


EMPRESAS + INSTITUCIONES INVAP RECIBIÓ LA VISITA DE LINO BARAÑAO Y DE MIGUEL GALUCCIO El pasado 13 de junio, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, recorrió junto al CEO de YPF, Miguel Galuccio, las instalaciones de la sede central de INVAP. Durante su visita, ambos funcionarios se reunieron con Horacio Osuna, presidente del Directorio de INVAP, Héctor Otheguy, gerente general, y demás autoridades de la empresa estatal de tecnología de la provincia de Río Negro. Barañao destacó los desarrollos tecnológicos de la empresa y la importancia de las políticas de desarrollo industrial, así como también del uso estratégico del poder de compra del Estado. Por su parte, el ingeniero Galuccio manifestó sentirse “orgulloso e impresionado por el trabajo realizado por INVAP y por su cultura empresarial”. También compartió detalles del Plan Estratégico de YPF y señaló la posibilidad de generar proyectos conjuntos con la empresa rionegrina en el corto y mediano plazo.

ESTÁ EN MARCHA EL PROYECTO NANAS, DESARROLLADO POR CNEA-NANOTEK El proyecto “Planta Piloto del Proceso nanAs” tiene como objetivo la mitigación de arsénico en aguas subsuperficiales, cuyo consumo prolongado genera graves enfermedades y afecta a aproximadamente 2,5 millones de argentinos. Este desarrollo está basado en los resultados de un trabajo científico-tecnológico realizado en 2008 por la Gerencia Química de la CNEA Constituyentes y la firma Nanotek S.A.. “El proceso desarrollado utiliza nanohierro cerovalente, el cual adsorbe y oxida el arsénico del agua bajo efectos de fotocatálisis (usando luz ultravioleta solar o artificial) lo que, de este modo, modifica el estado del arsénico hacia una variante 10 veces menos tóxica”, asegura el licenciado Horacio Tobías, CEO de Nanotek S.A.. Ahora, el desafío de la empresa es escalar el proceso hasta lograr una capacidad suficiente para atender a un poblado de unas 200 personas, situado en la provincia de Mendoza. Además, proyectan construir tres plantas más que serán instaladas en otras zonas del interior del país.

8

U238


EMPRESAS + INSTITUCIONES NA S.A. VISITÓ ESCUELAS VECINAS A LAS CENTRALES NUCLEARES Bajo el nombre “Viaje del Átomo”, Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA S.A.) lleva adelante una campaña educativa cuyo objetivo primordial es brindar información a los chicos sobre la energía nuclear de una manera lúdica y didáctica. Entre el 28 de mayo y el 6 de junio, la campaña se desarrolló en 13 escuelas vecinas a las centrales Atucha I y II, en la localidad de Lima, partido bonaerense de Zárate. Durante la actividad, los alumnos pudieron ver una película en 3D sobre cómo se produce y llega a los hogares la energía nucleoeléctrica, la cual se proyectó dentro de una “Central Nuclear Móvil”. Además, los alumnos y sus docentes pudieron realizar consultas a un grupo de expertos y experimentaron cómo es la fisión nuclear jugando en esferas gigantes tripuladas. En mayo, la campaña ya se había desarrollado en localidades cercanas a la Central Nuclear Embalse (Córdoba), y durante el verano, en distintas ciudades turísticas del país.

FINALIZÓ LA PRODUCCIÓN DE AGUA PESADA PARA ATUCHA II Tras el relanzamiento del Plan Nuclear Argentino en 2006, ENSI, la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería —encargada de operar la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP)— y Nucleoeléctrica Argentina S.A. firmaron un contrato para la provisión de 600 toneladas de Agua Pesada, destinadas a la carga inicial de la Central Nuclear Atucha II. Dicha producción ha finalizado y fue lograda gracias a la reactivación de la PIAP a plena capacidad lo que permitió la preservación de un grupo de trabajo con técnicos y profesionales altamente calificados, y el mantenimiento operativo de una instalación de muy alta complejidad, que completa el ciclo de combustible nuclear y que significa para el país una inversión mayor a los mil millones de dólares. A su vez, este logro ubica a ENSI entre los mayores productores mundiales de este fundamental insumo para el funcionamiento de reactores nucleares que utilizan uranio natural.

U238

9


Archivo CNEA

Centrales nucleares Atucha I y Atucha II. Lima, provincia de Buenos Aires.

El sistema nuclear argentino de cara al futuro En agosto de 2006 se anunció el inicio de obras para finalizar Atucha II, lo que puede considerarse el punto de partida de la reconstrucción del sector nuclear argentino, abandonado en la década del 90. Simultáneamente, se impulsaron varias iniciativas en el sector —tanto productivas como de investigación y desarrollo— a tono con el resurgimiento a escala mundial. Sin embargo, el accidente de Fukushima puso en cuestión hasta las opiniones más optimistas, lo cual da cuenta de un panorama complejo sobre el futuro de esta tecnología. Aún considerando lo que pasa en el resto del mundo, Argentina debe encontrar su propio camino en el desarrollo de esta tecnología, como lo hizo siempre, en función de sus necesidades y del interés nacional, sin adherir a banderas o consignas impulsadas desde otras realidades.

10

U238


El sistema nuclear argentino de cara al futuro

Por Gustavo Barbarán dos: la consolidación de la opción nuclear como fuente Faltan algunos meses para que finalicen las pruebas de de generación de energía eléctrica y las aplicaciones de los sistemas en Atucha II, suceso que permitirá, luego de la energía nuclear a la salud y a la industria. 28 años, contar con la tercera central nuclear del país y llevar el aporte de la nucleoelectricidad a un 5,7% de Generación de energía nucleoeléctrica y la potencia total instalada del parque de generación. ciclo de combustible Este hecho es de trascendental importancia por varios Argentina cuenta con un sector nuclear conformado motivos. Primero, muestra la vigencia de un sistema por varias empresas que se corresponden con cada nuclear que —a pesar de haber sido prácticamente etapa del ciclo de combustible y, al mismo tiempo, desguazado durante el neoliberalismo— resguardó están vinculadas de diferentes maneras con la Comisión como pudo las capacidades necesarias para concretar Nacional de Energía Atómica (CNEA), lo que permite la tarea. Segundo, da cuenta de una recuperación, por coordinar la evolución del sector de manera armónica, parte del gobierno actual, de lo mejor de una tradición sin apartarse de las premisas que lo mantuvieron en políticas públicas energéticas llevadas a cabo en cohesionado desde sus comienzos: la mayor Argentina, que apuntan a la diversificación de la matriz participación posible de la energética, lo que disminuye la dependencia nacional de A pesar del panorama internacional, industria local, la fabricación de los combustibles en el los hidrocarburos. Tercero, permitió reconformar un esta demora en la decisión de concretar país y el uso de los recursos sector nuclear que, luego de la cuarta central nuclear no influye en uraníferos nacionales. Es decir, utilizar al sector la década del 90, mostraba las líneas generales del plan nuclear nuclear como un elemento una marcada dispersión en el comportamiento de —marcadas en agosto de 2006 por traccionante de la industria y de los recursos argentinos. sus actores.

el ministro de Planificación Julio De

La finalización de Atucha Si bien este renacer nuclear se Vido, durante el lanzamiento de la II marcará el cierre de puede ubicar en un contexto mundial más amplio —con el finalización de Atucha II— las cuales esta primera etapa en la que el sector nuclear encarecimiento y volatilidad se reducen a dos: la consolidación argentino sale fortalecido. de los combustibles fósiles y las presiones para disminuir de la opción nuclear como fuente de El paso siguiente consiste en encarar la extensión la emisión de gases de generación de energía eléctrica y las de vida de la Central efecto invernadero— en Embalse, con Argentina este proceso aplicaciones de la energía nuclear a la Nuclear préstamos internacionales tuvo sus particularidades, salud y a la industria. ya garantizados para la esencialmente por el lugar obra1. Sin olvidarse del en el que había quedado largo plazo, el país está pensando en la incorporación la energía nuclear. Sin embargo, el contexto mundial —en su matriz energética— de una cuarta central y sigue marcando la cancha, ahora con una especie de en la construcción del prototipo de la central nuclear “wait and see” luego del accidente de Fukushima, para de diseño nacional CAREM. El músculo que ejecuta y ver cómo evolucionan tanto las normativas para las lleva adelante estas tareas es Nucleoeléctrica Argentina centrales ya existentes como las estrategias energéticas Sociedad Anónima (NA S.A.), ahora con la participación de los distintos países que tienen acceso a esta energía. de la CNEA en temas clave tecnológicos (como la Aquí, esa tendencia se sintió en la postergación de la fabricación local de los tubos de presión para Embalse, decisión sobre la cuarta central nuclear definida en la o la fabricación de los elementos combustibles para Ley Nº 26.566 de declaración de interés nacional de las Atucha II) y en el asesoramiento al Poder Ejecutivo para actividades para la extensión de la vida de la Central la definición las futuras centrales (ver recuadro). Nuclear de Embalse. A pesar del panorama internacional, esta demora en la decisión de concretar la cuarta central nuclear no influye en las líneas generales del plan nuclear —marcadas en agosto de 2006 por el ministro de Planificación Julio De Vido, durante el lanzamiento de la finalización de Atucha II—, las cuales se reducen a

La definición de la cuarta central engloba, además, su ciclo de combustible. Históricamente, Argentina se desarrolló en torno a la tecnología de centrales nucleares de uranio natural y agua pesada, lo que 1 “USD 240 millones para el sector energético Argentino”, 8 de Marzo de 2010. http://www.caf.com/view/index.asp?ms=19&pageMs=62270&new_id=68725

U238

11


El sistema nuclear argentino de cara al futuro

Archivo CNEA

permitió incrementar la participación nacional en los proyectos y contar con un abastecimiento de uranio local sin depender de terceros para el enriquecimiento, tecnología con la cual el país no contaba cuando se construyeron las primeras centrales. Al no poseer dicha tecnología, Argentina sufrió restricciones en la provisión de uranio enriquecido. Fue por eso que se buscó la tecnología de enriquecimiento de uranio mediante difusión gaseosa en la planta experimental de Pilcaniyeu, a través de lo cual se anunció al mundo que Argentina había adquirido la capacidad de enriquecer uranio en 1983. Actualmente, dicha planta está en proceso de recuperación, buscando mantener estratégicamente sus capacidades tecnológicas. Al mismo tiempo, se realizan las primeras investigaciones en otros métodos de enriquecimiento —centrifugación y láser— para que, llegado el momento de definir

El enriquecimiento de uranio es estratégico para el sector.

En lo que respecta al uso de los recursos uraníferos locales, la situación es diferente y particular. A nivel nacional se tienen detectadas alrededor de 30 mil toneladas de uranio, lo cual es suficiente recurso para las tres centrales actuales hasta el fin de su operación. Sin embargo, de construirse nuevas centrales, esas reservas deberán ser aumentadas. Después del cierre del Complejo Minero Fabril San Rafael (Sierra Pintada),

La fabricación de elementos combustibles es una bandera inclaudicable en la política nuclear argentina, porque es precisamente este tipo de actividades las que aseguran que el sector nuclear se mantenga vigente, más allá de la incorporación de una nueva central al sistema. el desarrollo industrial de una de estas tecnologías, Argentina pueda hacerlo nuevamente de manera autónoma, evaluando las ventajas y desventajas de cada una. El dominio de esta tecnología cambia el panorama sobre el cual se asentaron las premisas iniciales del plan nuclear. De definir que la cuarta central nuclear sea de uranio enriquecido y agua liviana, el país estaría en la posición (con bastante trabajo y apoyo, por cierto) de enriquecer su propio uranio para la fabricación de elementos combustibles. La fabricación es una bandera inclaudicable en la política nuclear argentina, porque es precisamente este tipo de actividades las que aseguran que el sector nuclear se mantenga vigente, más allá de la incorporación de una nueva central al sistema.

12

U238

Argentina no pudo producir nuevamente uranio de forma local y es por eso que lo importa desde 1997. Actualmente, la CNEA realiza exploración de uranio con el objetivo de incrementar las reservas de este mineral, pero no posee ningún yacimiento en producción ni tampoco alguna empresa asociada que lo realice. Por parte del sector privado no vinculado a la CNEA la situación es similar: existen pedidos de cateo para la exploración del mineral, pero no hay empresas que actualmente realicen la etapa de producción. Las políticas nacionales apuntan a la recuperación de esas capacidades y a favorecer la producción local a través de las gestiones para reabrir la mina de Sierra Pintada o poner en producción el yacimiento Cerro Solo.


El sistema nuclear argentino de cara al futuro

Opciones estratégicas para futuras centrales Aun si se considera que CAREM puede transformarse en la nave insignia de la flota de reactores del país, en la actualidad se necesitan grandes cantidades de energía y, por ello, la diversificación de la matriz es un imperativo. En la actualidad, Argentina se encuentra en proceso de evaluación de distintas opciones para la cuarta central nuclear. Partiendo de esa premisa, cualquiera sea la tecnología que se incorpore —siempre que se respeten las políticas históricas que guiaron a este sector—, será beneficiosa para el país. Las estrategias que se vislumbran son varias; sin embargo, cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas: 1. La estrategia del aprovechamiento de la capacidad instalada. El plan nuclear de los años 70 —basado en centrales nucleares de uranio natural y agua pesada— implicó el desarrollo de infraestructura acorde para su implementación. Es por eso que Argentina cuenta, en la actualidad, con una planta de agua pesada en Arroyito (provincia de Neuquén) y fabrica combustibles nucleares con uranio natural (empresa mixta CONUAR-FAE). La definición por una central de este tipo permitiría un aprovechamiento de estas capacidades y la consecuente liberación de recursos que permitan continuar con el desarrollo nuclear en otras actividades. Sin embargo, el único proveedor en la actualidad de centrales de este tipo es la compañía canadiense Candu Energy Inc., que se creó cuando AECL (Atomic Energy of Canada Limited) le vendió el diseño y la licencia a SNCLavalin Inc. Este proceso duró más de cuatro años, lo que produjo incertidumbre en cuanto al respaldo del gobierno canadiense en caso de progresar en ese sentido.

Aplicaciones a la salud, la industria y el agro Las aplicaciones a la salud, tanto en su fase de diagnóstico como de tratamiento, son actividades a las que la CNEA prestó particular atención desde su creación, estableciendo tempranamente convenios con la UBA y otras instituciones para investigación y desarrollo de centros de medicina nuclear. En la actualidad, Argentina cuenta con más de 250 centros de medicina nuclear enfocados al diagnóstico

2. La estrategia del menor costo y plazo. El contexto mundial sugiere serias restricciones en cuanto al financiamiento de grandes proyectos, más aún si se trata de una central nuclear. Incluso cuando los acuerdos por este tipo de obras incluyen algún tipo de financiamiento preferencial, depende de la estrategia de cada proveedor si financia en mayor o menor medida al proyecto1. La selección de esta estrategia implica la realización más rápida y con menos erogaciones para el país, beneficiando al sector eléctrico con energía segura de bajo costo. La energía nuclear, es una alternativa viable para mantener precios de energía bajos y estables sin la volatilidad a la que están expuestos los combustibles fósiles. 3. La estrategia de la mayor incorporación de tecnologías. La Argentina está desarrollando su propio reactor PWR, el cual planea tener como prototipo para después de 2015 y hacer un escalamiento a etapa comercial para el 2020. Es por ello que se considera como factible la estrategia de considerar aquel reactor que permita incorporar la mayor cantidad de tecnologías posibles al sistema nuclear argentino. La clave aquí no sería el tiempo ni el monto, sino el aseguramiento de la transferencia de tecnologías clave para que en un futuro, a mediano plazo, Argentina pueda tener su propia línea de reactores.

1 El caso reciente de la venta de 4 reactores Surcoreanos a los Emiratos Árabes, donde Corea del Sur financiaba un gran porcentaje de las obras, siendo que el modelo de los Emiratos Árabes es uno de contratación de servicios, más que desarrollo autóctono de las capacidades requeridas para un programa nuclear.

y tratamiento de enfermedades, en su gran mayoría (más de 200) ubicados en la región pampeana: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Esta desigualdad amerita una política especial de expansión de los servicios a otras regiones. La CNEA promueve la creación de estos centros en otras regiones del país, con el fin de crear una red que no sólo proporcione un acceso igualitario a estas técnicas de diagnóstico, sino que además acerque a la población algunos de los beneficios que la energía nuclear proporciona.

U238

13


El sistema nuclear argentino de cara al futuro

La década del 90: En los años 90, el desarrollo nuclear que se venía produciendo desde épocas anteriores se frenó completamente. El fuerte recorte presupuestario llevó a la CNEA a reducir parte de su personal y a clausurar proyectos. Es el caso de la doctora Laura Quillal, quien dirigía una Planta Piloto de Radioisótopos en el Centro Atómico Ezeiza que cerró a mediados de los 90. “Hacíamos productos de radioinmunoanálisis que se vendían a laboratorios privados para hacer investigación y determinaciones hormonales”, recuerda Quillal. “Pero la situación económica del país en ese momento no daba para que pudiéramos producir en forma rentable o transferir a la industria, porque lo que ingresaba desde el exterior era mucho más barato que lo que nosotros hacíamos”. Al cierre de la planta piloto, le siguió la reubicación del personal. “En el laboratorio éramos cinco personas —cuenta la doctora— y todos tuvimos que tomar otros caminos. Algunos pasamos a otras áreas de la CNEA. Pero es muy difícil reintegrarse en otro sector, sobre todo cuando uno ya está formado en una técnica específica. En mi caso, yo me quedé poniendo el hombro y enseñando todo lo que había aprendido en esos años”. Por otra parte, Carlos Gho, gerente del Área de Energía Nuclear, deja al descubierto otra arista del vaciamiento de la CNEA: la pérdida de capacidad para generar recursos humanos propios y el envejecimiento de la edad promedio del personal. “Por culpa de esos años, hoy nos falta una generación —asegura Gho—. Yo tengo 62 años y son muy pocos colegas los que están en el rango de los 45 a 55 años, que son quienes tienen la confianza y el conocimiento para llevar adelante grandes proyectos. Gracias a este gobierno, ahora tenemos muchos más jóvenes. Pero todavía nos falta mucho, porque hay que capacitarlos para que adquieran ese conocimiento y puedan dedicarse a desarrollar desafíos importantes que, en otras condiciones, los hubieran encarado 5 ó 10 años más tarde. De a poco, es un déficit que vamos subsanando”.

14

U238

La CNEA integra actualmente los centros de medicina nuclear del Hospital de Clínicas de la UBA, del Hospital Roffo, de la Fundación Escuela Medicina Nuclear (FUESMEN) y de la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear (FCDN). La FUESMEN fue creada en 1991 por la CNEA, el gobierno de Mendoza y la Universidad de Cuyo, a través de un mecanismo institucional innovador por ese entonces, según el cual cada integrante aporta al sistema lo que mejor sabe hacer: la CNEA, investigación y desarrollo en medicina y equipos, y la Universidad de Cuyo, investigación y formación. Por su parte, el gobierno de Mendoza provee servicio asistencial, asegurando que todos sus habitantes tengan acceso a estas tecnologías. Actualmente, se encuentra en etapa de implementación un convenio entre la CNEA y la provincia de Entre Ríos para crear una fundación similar a FCDN en esa provincia.


El sistema nuclear argentino de cara al futuro

Los precursores utilizados en la medicina nuclear son radioisótopos y radiaciones, que en Argentina son elaborados en su mayoría por la CNEA, ya sea en el reactor de investigación RA-3 y el ciclotrón ubicados en Ezeiza, o bien en los ciclotrones pie de hospital ubicados en FUESMEN y FCDN de Mendoza y ciudad de Buenos Aires, respectivamente. Esto se completa con otros ciclotrones privados y con la importación — por parte de la CNEA o de terceras empresas— de los radioisótopos que no se producen en el país. El nivel de producción local evitó que Argentina sufriera los efectos de desabastecimiento de Mo-99 —el principal radioisótopo usado a nivel mundial— ocurrido hace un par de años2. Como el único reactor que produce el Mo-99 en Argentina es el RA-3 (que ya tiene más de 40 años), se está pensando en su reemplazo por el RA-103, lo que permitiría al país no sólo continuar asegurando su suministro local, sino también pensar en una proyección regional e incluso mundial, considerando una alianza con Brasil. Desde sus orígenes la CNEA tuvo en claro que el programa nuclear no significaba nada sin una participación activa en la transformación de la matriz productiva industrial del país. Es por ello que iniciativas como el Servicio de Asistencia Técnica a la Industria (SATI) —que cumplió 50 en 2011—4 tuvieron un fuerte éxito en su momento y deben ser impulsadas nuevamente. Además de las actividades nucleares, la ciencia y tecnología desarrolladas en la CNEA le permiten a la institución participar de múltiples iniciativas, como la industrialización del litio5, y la participación en la fabricación de satélites que realiza INVAP (Investigación Aplicada, S.E.) a pedido de la CONAE, entre las más relevantes. Estos son dos botones de la muestra de la potencialidad de un sector al que se le volvió a dar apoyo luego de más de una década. El sector nuclear argentino debe consolidar este apoyo político en desarrollo industrial y tecnológico para toda la Argentina.

2 “CNEA vende radioisótopos a Brasil”, CNEA Noticias, 19 de noviembre de 2009. www.cnea.gov.ar/noticia.php?id_noticia=119 3 “Tecnología local para un reactor brasilero” por Daniel Arias, La Nación, 8 de febrero de 2011. http://www.lanacion.com.ar/1348190 4 “A 50 años del Servicio de Asistencia Tecnológica a la Industria (SATI): Apuntes de una heterodoxia” por Santiago Enríquez, Revista CNEA, número 41-42, enero / julio de 2011. http://www.cnea.gob.ar/pdfs/revista_cnea/41/sati.pdf 5 “El gobierno le pone pilas a la minería” por David Cufré, Página 12, 9 de mayo de 2012. http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-193613-2012-05-09.html

La conformación del campo científico-nuclear en Argentina (1950-1955) Zulema Marzorati* En Argentina, las bases de la política atómica se sentaron a partir de la década de 1950 y, como consecuencia de una continuidad sistemática y planificadora desarrollada desde sus inicios por la Comisión Nacional de Energía Atómica, el país cuenta actualmente con conocimientos, experiencias y personal científico-técnico especializado para seguir avanzando en el terreno de la utilización pacífica de esta energía. El comienzo de estos logros se debió a la decisión política del gobierno peronista y a la acción de destacados profesionales como Jorge Sabato, José Balseiro y Otto Gamba, entre otros, quienes desde los inicios decidieron seguir un desarrollo autónomo. El objetivo era lograr independencia frente a las grandes potencias que detentaban una suerte de monopolio en la investigación y provisión de los elementos combustibles, para así ponerse a cubierto ante eventuales interrupciones de esos suministros esenciales. Partiendo desde la convicción de que la energía nuclear debía servir como herramienta para el desarrollo industrial del país, el gran mérito de las ideas sustentadas por sus agentes fue el de reconocer tempranamente la importancia de dominar la tecnología y de lograr integrar localmente el proceso productivo, desde su generación hasta la producción de bienes y servicios, capitalizando el acopio de experiencia de los científicos y técnicos argentinos para la realización de futuros emprendimientos. La CNEA tuvo el mérito de ser una institución que combinó actividades de investigación, de desarrollo y de producción, en un área considerada de importancia estratégica para el desarrollo económico. El planeamiento, continuidad y acumulación de conocimiento determinaron una política científicotecnológica de mediano y largo plazo. La cantidad de recursos empleados y la inserción en redes de comunicación científica posibilitaba el acceso a la investigación. Se conformaba así una comunidad científica nuclear idónea, capaz de resolver los problemas propios de Argentina y de contribuir en un posible avance tecnológico, pero con su correspondiente sustento científico. La interrelación entre ciencia y tecnología se convertía en un pilar necesario para el desarrollo económico de la nación. Aun cuando la conformación del campo nuclear argentino constituyó un hecho histórico que tuvo lugar una vez, dentro de un contexto determinado, es útil analizar cómo se produjo y qué lo hizo posible. Fue necesario el papel de un Estado operador, capaz de definir la agenda pública y de ser proveedor de los recursos materiales (presupuesto, infraestructura, equipamiento de laboratorios, biblioteca científica actualizada) y simbólicos (valores, orientaciones). Sin pretender extraer conclusiones generales a partir de un caso específico, sí podemos afirmar que sobre esas bases, en la década de 1950, Argentina, una nación alejada de los centros mundiales de poder y a pocos años de distancia del estallido del primer artefacto nuclear, se acercó a las fronteras del conocimiento de la época. *Doctora en Ciencias Sociales (UBA). Docente e investigadora (UBA)

U238

15


Presidenta de la CNEA

Norma Boero 16

Fotos: Victoria Pereda

“Estamos entre los diez países con mayor tecnología nuclear del mundo” A seis años de la puesta en marcha del Plan de Reactivación Nuclear, la CNEA atraviesa un momento de esplendor. Con proyectos a mediano y largo plazo en diferentes ámbitos, Norma Boero, presidenta de la institución, ofrece su mirada sobre el papel que Argentina cumple en el sector nuclear a nivel regional y mundial y explica los motivos por los cuales, a pesar de los embates del neoliberalismo, el sector nuclear logró recuperarse con rapidez, sin perder, por eso, sus principales características: excelencia y compromiso.

U238


Entrevista a Norma Boero Presidenta de la CNEA

Por Marina Lois

¿Cuál es su mirada acerca del estado de situación de la energía nuclear en el país? Estamos muy bien. Contamos con muchísimo respaldo del gobierno nacional, especialmente del ministro de Planificación Julio de Vido. En 2006 se lanzó el Plan Nuclear y a partir de ahí —yo asumí en la CNEA en diciembre de 2007— se hizo muchísimo para llevarlo adelante. Creo que tenemos tantos proyectos como en la historia de la CNEA no se han tenido. Son muchos y de mucha importancia. Apuntamos a que la energía nuclear tenga relevancia dentro de la matriz energética del país.

¿Y cuáles son los proyectos más relevantes del Plan Nuclear? Tenemos Atucha II que, si bien es responsabilidad de NA S.A., la Comisión participa activamente en el proyecto. Está el CAREM, que es el proyecto insignia de la CNEA y del país, porque va a ser un reactor con diseño totalmente local, en el cual el 80% de sus componentes serán nacionales. El mercado de los pequeños reactores es importantísimo porque pueden ser utilizados en pequeñas ciudades, en zonas mineras alejadas y para los newcomers. A nivel local, nos va a abrir la puerta grande para empezar a fabricar reactores con diseño nacional. Hay otros países que están tratando de llegar a un reactor de pequeña producción de electricidad pero, a pesar de que tenemos muchos años de atraso, aún así, estamos a la vanguardia y vamos a ser los primeros en obtenerlo.

¿Qué puede decirnos de la extensión de vida de Embalse? La CNEA tiene una altísima participación en la extensión de vida de la Central Nuclear de Embalse, que está a cargo de NA S.A. y ahora también de Candu Energy de Canadá. La Comisión ha hecho un esfuerzo muy grande en desarrollar, a través de CONUAR y FAE, los grandes componentes del reactor que hay que cambiar. Pero el desafío más grande fue su desarrollo; porque además tuvimos que hacer los laboratorios que certifican la calidad de los materiales. De golpe, nos encontramos con que había que certificar con Candu Energy, quien, a su vez, trataba de que fueran sus laboratorios, y no los nuestros, los que hagan ese trabajo. Sin embargo obtuvimos todas las certificaciones, lo que nos permite poner nuestros productos en un reactor. Es así como, junto a Canadá, somos el único país del mundo en fabricar este tipo de reactores.

¿Y con respecto al RA-10? En reactores de investigación, como el RA-10, Argentina es potencia. Si bien el INVAP es el encargado del diseño

y de la venta al exterior, siempre hemos trabajado en conjunto. Exportamos reactores a Argelia, a Perú, a Egipto, a Australia —la joya que cierra el ciclo de fabricación de reactores importantes de reactivación— y no los nuestros. Egipto significó un desafío porque, cuando a INVAP le preguntaban qué reactor similar teníamos en el país, la respuesta era el RA-3 que,

Desafíos y una caja de pandora para afrontarlos “Toda mi carrera es un desafío”, sintetiza Norma Boero. Por eso, al contar su trayectoria profesional, organiza el relato según los retos a los que tuvo que enfrentarse en diferentes momentos. “El primer desafío de mi carrera fue el combustible para la Central Nuclear Embalse. Se decidió que su fabricación se hiciera íntegramente en Argentina y yo colaboré en el proyecto”. Licenciada en Química, Boero ingresó a CNEA en 1978. Su especialidad son los combustibles. El segundo reto que asumió fue el enriquecimiento de uranio. Tampoco desistió. Me dijeron que arme una planta para hacer un compuesto con uranio enriquecido. Y lo hicimos, cuenta, satisfecha. “Lo hicimos contrarreloj. Se había firmado el compromiso de hacer el reactor de Perú y teníamos que exportar el combustible para hacer el material. Cuando salió, estábamos todos felices”. Argelia y Egipto fueron los nombres de los siguientes proyectos-desafíos: en el primer caso, había que fabricar combustible; en el otro, la instalación y puesta en marcha de una planta de fabricación de combustible. Por último, Boero lideró la fabricación del reactor nuclear que en 2002 se exportó a Australia. Boero explica: “Como presidenta de CNEA tengo desafíos a diario. En todos esos proyectos en los que participé, siempre estuvieron los que dijeron `no se puede´. Y también estamos los locos optimistas que decimos: se puede. Con el enriquecimiento de uranio también dijeron no se puede y ahora ya nadie lo duda. La CNEA es una caja de Pandora. Estamos haciendo un enriquecimiento con láser. Nos decían que no teníamos infraestructura, ni personas que supieran de láser, y ahora tengo científicos de primerísimo nivel que están trabajando en esta tecnología que, de golpe, está adelantadísima. Y estaban acá, en la CNEA”.

a pesar de que anda muy bien, tiene muchos años de funcionamiento. Sin embargo, la fabricación de RA-10 se hace por otro motivo: aumentar nuestra producción de

U238

17


Entrevista a Norma Boero Presidenta de la CNEA

este punto, es fundamental remarcar que Argentina radioisótopos. Argentina puede ser un gran exportador sólo hace usos pacíficos de la energía nuclear. Es de radioisótopos; con el RA-10 podríamos duplicar o nuestro real compromiso que sólo se utilicen los triplicar la exportación y abastecer de radioisótopos materiales que se procesen en la Argentina para usos a nuestro país ya que, además, la CNEA está llevando pacíficos. Hay una tradición, hay 62 años de historia adelante una política de expansión de tecnologías que confirma esta postura. Así lo decimos en todo el nucleares de aplicación medicinal para permitir que, mundo y realmente nos creen. Pero eso no quita que por ejemplo, alguien que vive en Jujuy pueda hacerse la Argentina tiene que tener los estudios de diagnóstico enriquecido con bajo en su provincia y no se El mercado de los pequeños reactores uranio enriquecimiento. Atucha I está vea obligado a viajar a Buenos Aires. También es importantísimo. Hay otros países usando uranio con muy bajo nos proponemos probar que están tratando de llegar a un enriquecimiento, pero usa. El CAREM va a usar también, nuestros combustibles en el país. Para eso, el RA- reactor de pequeña producción de al 3,4%. Todos los reactores 10 va a tener un loop en electricidad pero, a pesar de que experimentales que tiene el país —el RA-10, el RA-3, su interior que permitirá llevar adelante este tenemos muchos años de atraso, el RA-6, el RA-0, el RA-1—, proceso. Otro aspecto estamos a la vanguardia y vamos a usan uranio con 19, 77%. Por eso tenemos que ser importante del RA-10 es el ser los primeros en obtenerlo. independientes, porque es estudio de los materiales, un mercado muy complicado: ya sea bajo irradiación en de repente alguien vende, de repente no quiere vender. las loops o —el sueño de todos los físicos— tener las Argentina ya tuvo enriquecimiento de uranio y ahora fuentes frías. En la primera etapa nos proponemos esperamos, para el primer trimestre de 2013, que la hacer el reactor y, posteriormente, acoplar todos los planta empiece a funcionar. Por otra parte, lograr este sistemas de investigación, todos los haces neutrónicos, objetivo es esencial para que nos reconozcan en el muy fuentes frías… selecto grupo de enriquecedores de uranio, el cual no ¿Cuáles son los proyectos a futuro? quiere ser ampliado. Por eso nos dieron una ventana El enriquecimiento de uranio es uno de ellos, junto con de dos años. Hace poco el Nuclear Suppliers Group, que los que mencioné antes. La Argentina tiene que tener es un grupo internacional, dijo “los dejamos dentro uranio enriquecido, con bajo enriquecimiento. Y en de ese grupo pero no sólo tienen que decir que hace

18

U238


Entrevista a Norma Boero Presidenta de la CNEA

15 o 20 años enriquecieron, sino que pueden hacerlo ahora”. Por eso es fundamental que funcione el Centro Tecnológico Pilcaniyeu.

¿Cuál es su evaluación de la situación argentina a nivel regional? Argentina es líder en la región. Con Brasil hemos fundado la COBEN, una comisión binacional para poder encarar temas de energía nuclear. Esa relación es fuertemente apoyada por las presidentas Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner, así que con Brasil estamos muy bien. Con respecto al resto de Latinoamérica somos líderes en la materia; la prueba está en que IAEA, el Organismo Internacional de Energía Atómica, nos propuso —y ya lo estamos haciendo— presidir la LANENT, una red de educación en energía nuclear latinoamericana que va a tener su sede en Buenos Aires y en la que van a estar todas las actividades educativas que se hacen en energía nuclear en toda Latinoamérica. Estamos por firmar un acuerdo con el Organismo Internacional de Energía Atómica, para que el RA-6 sea tomado como un reactor de educación para toda Latinoamérica. De manera que se va a desarrollar un sistema virtual, porque no todos los países pueden tener reactores de ese tipo y, muchas veces, enviar a los ingenieros a realizar un curso a la Argentina puede resultar costoso. Esto demuestra cuál es el lugar que tiene Argentina, en Latinoamérica y en el mundo. Estamos entre los diez países con mayor tecnología nuclear del mundo.

La tradición en capacitación y formación siempre fue muy importante para el sector nuclear argentino. ¿En qué consisten, entonces, las nuevas carreras del Balseiro? La CNEA tiene tres institutos grandes: el Balseiro, el Sabato y el Beninson. Los tres son de excelencia; la CONEAU nos está certificando ahora todas las carreras. Acaba de certificarnos con categoría A el Doctorado en Ingeniería Nuclear del Balseiro y también las carreras del Sabato. En el Balseiro en particular, tenemos dos proyectos educativos muy importantes, además de las carreras tradicionales —Física, Ingeniería Nuclear e Ingeniería Mecánica— que son el de Física Médica y el de Ingeniería en Telecomunicaciones. Para saber cuánta radiación se le puede dar a un paciente, se necesitan físicos, porque la aplicación de dosis no la calcula el médico, sino el físico. O un físico médico: es decir, un médico que estudió Física Médica. Con respecto a la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones, la presidenta quiso que se hiciera en el Balseiro por la excelencia de ese centro de estudios. El Balseiro tiene un sistema de formación muy especial: los alumnos

son becados para dedicarse exclusivamente a estudiar, tienen los laboratorios del Centro Atómico a su disposición, un trato cotidiano con los docentes, grupos de alumnos muy reducidos, hacen las investigaciones con los docentes... De manera que salen realmente prácticos. Es por eso que el Instituto Balseiro tiene una mística especial. Yo insisto mucho para que la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones también la tenga.

Gran Bretaña y los tratados del Atlántico Sur En la Cumbre de Seguridad Nuclear realizada en marzo de este año en Seúl, Corea, la Argentina llevó el tema Malvinas al foro, debido a que las maniobras de Gran Bretaña de trasladar a las islas armamento nuclear violan los tratados de uso pacífico de la energía nuclear del Atlántico Sur. “Existe un compromiso de todos los países del Atlántico Sur de no tener armas nucleares, de no hacer usos que no sean pacíficos de la energía nuclear”, explica Boero: “En esto incluyo a Sudáfrica, que tuvo uranio enriquecido al 90% y ahora lo bajó a menos del 20%. Países como Brasil y Chile respetan este acuerdo. Nueva Zelandia, directamente, es no nuclear. Las maniobras de Gran Bretaña con respecto al armamento nuclear en Malvinas violan todos los tratados de los países del sector”.

¿Qué relación mantiene la CNEA con las empresas del sector? La función de la CNEA es asesorar al Poder Ejecutivo en la fijación de la política nuclear. Hay empresas en las que participamos accionariamente, como en NA S.A., FAE, CONUAR, Dioxitek (que es 99% CNEA). En cuanto a otras empresas, como INVAP, la CNEA forma parte del Directorio. Participamos en el ámbito empresarial a través de líneas de investigación y de la coordinación de las actividades de las empresas con la política nuclear. Por otra parte, está la Autoridad Regulatoria Nuclear, la cual es, lógicamente, independiente —de lo contrario no podría regular— pero con la que tenemos excelente relación, al igual que con las empresas del sector. En cuanto a las empresas, NA S.A. tiene como función la de construir los reactores de potencia y asegurar su funcionamiento. Para eso, la CNEA le tiene

U238

19


Entrevista a Norma Boero Presidenta de la CNEA

algunos a hacer tareas que no eran nucleares; muchos que dar el respaldo tecnológico y resolver los problemas al extranjero; otros por el dinero del retiro; algunos, tecnológicos que se presentan. Es, por ejemplo, la también, para no ver caer una institución a la que que determina qué fallas tiene un combustible o si querían mucho. Esto impidió el recambio generacional. está en condiciones de ir a una central. Actualmente, Por eso, cuando se lanzó el Plan de Reactivación estamos haciendo montones de tareas para Atucha II Nuclear, la edad promedio de los trabajadores de la y participamos activamente en el plan de extensión CNEA era de 55 años. de vida de Embalse. Llegó a estar en 60. Nos Salvo INVAP, las otras son Cuando nos cerraban las puertas, falta una generación que plantas de fabricación es la que hoy tendría que en donde se utiliza la cuando el presupuesto no alcanzaba, tomar la posta de dirigir la tecnología que traspasa la salimos a vender combustible que CNEA, pero los ejecutivos CNEA para que fabriquen, era lo que sabíamos hacer. Cada de esa generación son muy pero los responsables de pocos. Cuando se activó el esa tecnología seguimos sector de la CNEA buscó una forma plan nuclear, por un lado, siendo nosotros. El caso de de sobrevivir. Nosotros a eso le hubo que tomar gente y, INVAP es distinto porque por otro, hubo que lograr es una empresa que decíamos “tener la camiseta puesta”. que las personas en edad hace su desarrollo, pero de jubilarse transmitieran nos complementamos el conocimiento a los de 20, 30, 35 años. Pero, además perfectamente. En el caso de CAREM, ellos nos ayudan, de pasar el conocimiento, es necesario pasar la mística, nosotros les damos tareas para que hagan desarrollos el amor por la Comisión. Todo lo demás se arregla. Pasar y nos ayuden en toda la implementación del reactor. de un presupuesto de 100 millones a 1400 millones de Con el RA-10, les dijimos “es su especialidad: háganla pesos hizo colapsar la estructura administrativa. Por ustedes”; sin embargo, participamos activamente. otra parte, hacía años que no ingresaba nadie; no se Durante el neoliberalismo el sector nuclear fue sabía cómo hacer el ingreso a la CNEA y, de golpe, devastado; sin embargo, siempre se rescata la entraron mil personas, para lo cual hubo que hacer actitud humana de quienes conforman este concursos, cumplir con procedimientos. La estructura sector. Trabajan y trabajaron a pesar de los de la CNEA no estaba preparada para llevar adelante contratiempos, lo que permitió reactivar al sector una vez que estaban las condiciones un Plan Estratégico, sino para sobrevivir y luego dadas. ¿Por qué sucede eso? morirse. El desafío más grande de la reestructuración fue mantener la esencia de la institución. Por otra Supongo que es porque hay mística, como en el Balseiro. parte, la supervivencia de la CNEA responde a que su Nosotros estábamos en una planta que intentaron estructura es muy compleja: tenemos investigación cerrar y resistimos porque amamos lo que hacemos. Yo básica, investigación aplicada, tecnología y plantas amo lo que hago en la CNEA. Hace poco dije en un de fabricación e importación: o sea, producimos discurso: “Quiero que me recuerden como la persona en pequeña escala, pasamos a producción nuestro que trabajaba en Combustibles” y muchos se enojaron: conocimiento y exportamos muchísima tecnología. “Te tienen que recordar como la presidenta de la Tenemos toda la cadena y el gran desafío es que esa CNEA”. Sin embargo, uno sigue con el corazón puesto cadena funcione de manera integral. Es lo que la en el desarrollo de esos combustibles, en el hecho de fortalece y eso fue lo que trataron de romper en los 90. haberlos vendido al mundo. Cuando nos cerraban las Cuando voy a encuentros internacionales, preguntan puertas, cuando el presupuesto no alcanzaba, salimos por qué Argentina, que no es un país tan pujante, que a vender combustible que era lo que sabíamos hacer. no podemos compararnos con países cuyas Comisiones Cada sector buscó una forma de sobrevivir como pudo de Energía Atómica tienen un millón de personas como al problema coyuntural del cierre de la Comisión. China, o 300 mil como Estados Unidos o Rusia. Nosotros Nosotros a eso le decíamos “tener la camiseta puesta”. ahora somos 3 mil y éramos 1.500 personas ¿Y por qué ¿Qué significó entonces, a nivel institucional, el estamos tan adelantados en ese desarrollo? Porque la Plan de Reactivación Nuclear? cadena realmente funciona. Los retiros voluntarios fueron una puñalada para la Comisión. Se fue mucha gente de muy buen nivel,

20

U238


Radioisótopos: crisis global, oportunidad criolla Archivo CNEA

EL RA-3 es el reactor nacional de fabricación de radioisótopos.

La falta de radioisótopos para su uso en el campo de la medicina nuclear encendió las alarmas en todo el mundo. Sin embargo, esas las luces rojas significan, para Argentina, una oportunidad. A través del RA-10, el reactor nuclear de producción e investigación de origen nacional, el país se propone aumentar la producción de radioisótopos y convertirse en el principal exportador a nivel mundial. Por Daniel E. Arias En este quinquenio, Argentina y Brasil harán un intento coordinado en dominar alrededor del 40% del mercado mundial de radioisótopos médicos. Hoy, la plaza arde por desabastecimiento de su insumo principal de diagnóstico: el tecnecio 99m. Así, los dos países “ancla” del Mercosur —además de contribuir con bolsillo propio a salvarle la vida a millones de personas en decenas de países— harán un negocio muy bueno.

22

U238

Actualmente, el nucleído de marras mueve 2500 millones de dólares por año y, aunque hubiera suficiente, se seguiría valorizando en alza. Sucede con otras “commodities tecnológicas” escasas, por caso “las tierras raras” y, pese a la furibunda prospección en curso, hay cada vez menos y en muy pocos países. Por el contrario, el tecnecio 99m, sin ser un recurso renovable, tiene la desventaja de no existir en la naturaleza y la ventaja de ser artificial y fabricable.


Radioisótopos: crisis global, oportunidad criolla

Pero no por cualquiera ni en cualquier instalación: se lo crea en reactores llamados “de investigación”, bombardeando uranio 235 con neutrones. Sin embargo, el producto “madre” del tecnecio, el molibdeno 99, es inestable y por su breve vida media (66 horas), no se puede estoquear. El molibdeno sale del reactor, se encapsula en blindajes radiológicos llamados “generadores”, o moly cows, y estos se distribuyen en avión, a toda velocidad para consumirse apenas llega al hospital o centro de diagnóstico de destino. Dado que el molibdeno tiene una vida media tan breve, al cabo de una semana, tras rendir tecnecio 99m para unos 10 mil diagnósticos, adiós: el generador que lo contenía queda totalmente agotado: los pocos microgramos de tecnecio 99m que se formaron, luego transmutaron a tecnecio 99, que no tiene ninguna utilidad.

Oferta, demanda y desidia ¿Por qué, desde hace 12 años, falta tecnecio en todo el planeta, pero sobra en Argentina? Por el lado de la oferta, el 95% de la producción mundial depende de cinco reactores (el NRU de Canadá, el BR2 de Bélgica, el HFR de Holanda, el Safari de Sudáfrica y el Osiris de Francia), cuya edad promedio ronda los 50 años. Ciertos criterios neoconservadores, hoy muy cuestionados, decidieron que los gastos de fabricación de tecnecio fueran cargas de cada Estado, mientras que las ganancias del downstream (distribución y uso), fueran propiedad intocable de la industria médica privada. Llámese desidia o subsidio, pero así son las cosas. Sin reinversión y vendiendo al costo, los reactores mencionados envejecieron mal y —aunque algunos hayan pasado por más de una “cirugía estética”— se encuentran en etapa terminal. Deberían haber sido reemplazados hace dos o tres décadas pero entonces no hubo plata y actualmente quedan fuera de servicio por desperfectos técnicos con demasiada frecuencia. Cuando en 2009 “se mancaron” simultáneamente el NRU y el HFR, las dos mayores plantas, el 66% del mundo médico se quedó sin tecnecio y en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sonaron las alarmas… pero bajito. No fuera cosa que se oyeran en la calle. Es que en otros países mucho más pudientes que Argentina se evita mentar el desabastecimiento para evitar que a las prepagas les lluevan juicios de amparo. La industria médica apuesta firmemente a diagnósticos de menor calidad sin que los enfermos se enteren o reclamen. Y, como son patologías graves, eso cuesta vidas. En 2010 se hablaba de 35 millones de tests por

año, con un mercado insatisfecho variable e inmedible. Los números sugieren una tragedia médica, aunque en sordina. Incluso en la actualidad, si se fabricara suficiente tecnecio, su demanda treparía igual. El catálogo de enfermedades diagnosticables con tecnecio casi en estado subclínico ya llega al centenar. Y la lista se amplía con cada nueva molécula transportadora, capaz de concentrarlo selectivamente en un determinado

Hermano menor, pero no tanto El OPAL, construido en la ciudad de Sydney en 2006 por INVAP, anduvo muy bien. Tanto, que luego los holandeses quisieron un aparato “by INVAP”. Así fue como llamaron a licitación e INVAP —con un diseño presurizado, el primero de su historia— se impuso por sobre Francia, Canadá, Corea y Japón, entre otros. Pero la historia del PALLAS (nombre de la planta con la que Holanda se proponía mantener su dominio de mercado) no terminó bien: en 2008, el gobierno holandés se quedó sin plata e INVAP sin cliente. Este reactor no sólo produce muchos radioisótopos, sino que lo hace con uranio enriquecido al 20%, combustible aceptado por la “anti-proliferación”. Pero además, pese a sus 20 megavatios de potencia, tiene un grado de exquisitez para investigación científica que lo vuelve un laboratorio y una unidad escuela para la región, y puso a Australia en el mapa de la microelectrónica. Además, le permitió capturar, entre gallos y medianoche, el 5% del mercado mundial de tecnecio. Con mayores instalaciones radioquímicas anexas, el OPAL podría abastecer, incluso, el 50% del consumo global con un único aparato. Y es argentino. A pesar de que Argentina es socio menor de Brasil en un sector tecnológico estratégico como lo es el de la fabricación de aviones —en particular el KC-390— ello no impide que, simultáneamente, Brasil adquiera ingeniería básica y de detalle de su próximo reactor nuclear en nuestro país. Hermano menor, pero no tanto. Y no en todo.

U238

23


Radioisótopos: crisis global, oportunidad criolla

blanco biológico, e “iluminarlo” brevemente desde adentro, con rayos gamma de baja energía. La cámara gamma “fotografía” esa imagen en 3D en unos 20 minutos y permite ver con certeza cómo funciona un órgano o tejido, qué le pasa, dónde y en qué medida. Otros radiosótopos podrían hacer lo mismo, pero jamás con tan bajo impacto radiológico: el tecnecio 99m es 10 veces menos longevo que su precursor, el molibdeno. Tiene una vida media de sólo 6 horas, al cabo de las cuales emite un rayo gamma de baja potencia y se vuelve vulgar tecnecio 99, un nucleído tan estable que pasarán 211 mil años antes de que vuelva a emitir radiación y transmute en platino. Por ello, la dosis radioactiva absorbida por el paciente es mínima, el equivalente al de una tomografía común: en suma, lo que vuelve al tecnecio 99m insustituible para el diagnóstico, lo hace decididamente inútil para toda forma de radioterapia en la que haya que “quemar” tejido maligno. Si lo hay, el tecnecio 99m se limita a “fotografiarlo”.

Cambio de roles En un punto, el tecnecio es un fenómeno de mercado parecido al del I-Phone: al ser casi perfecto para su finalidad encandila a los desarrolladores de aplicaciones, quienes no paran de buscarle nuevos targets, lo que a su vez empuja la demanda. Sólo que las aplicaciones no son programas, sino moléculas transportadoras y, como el tecnecio no es un artículo de consumo, sino un insumo poco visible de la industria del diagnóstico por imagen nuclear, nadie se entera si falta o sobra. De modo que entérese: falta. Pero no aquí. Aquí sobra y se exporta. Si la situación se prolonga esta década y parte de la próxima, como jura la OCDE, entonces la Comisión Nacional de Energía Atómica de la Argentina (CNEA) va a aprovechar para pasar de proveedor regional a mundial. La CNEA va a dotarse de una planta multipropósito bastante potente —el reactor RA-10, de 30 megavatios— a completar en 2018, al costo de 300 millones de dólares. Va a ser parecido al OPAL que la Argentina le vendió a Australia, pero de 30 megavatios (un 50% más potente), y aún más sofisticado: si quiere, puede llamarlo un “Opalón”. La contraparte brasileña, la CNEN, hará otro tanto, y la ingeniería básica y de detalle, así como quizás parte de la construcción de ambos aparatos, estarían a cargo (según viene ganando licitaciones) de nuestra empresa de tecnología “de bandera”, INVAP, argentina, estatal y rionegrina.

24

U238

Son varias buenas noticias y se resumen en esta presunción: con el desabastecimiento mundial de tecnecio, cada reactor Mercosur podría capturar por sí solo el 20% del mercado y pagar su propio precio con los siete u ocho primeros meses de exportaciones.

Con Canadá es otra historia Sería llamativo si Canadá comprara un reactor como el OPAL o el RA-10: llegó a dominar el 60% del mercado de radiosótopos con su NRU y fabricó 18 centrales nucleoeléctricas de uranio natural tipo CANDU: de hecho, fue a los canadienses a quienes Argentina compró la planta de Embalse, de 650 megavatios, que anduvo muy bien. Y todavía es posible que se adquiera otra mucho mayor, de 1500 “mega” y uranio algo enriquecido. En los 90 —previendo la crisis del tecnecio— Canadá apostó todas sus fichas a un par de reactores imponentes, los MAPLE, cada uno de los cuales podía abastecer el 100% del mercado global. Pero a la hora de probarlos, resultó que tenían “coeficiente de reactividad positiva” (eran incontrolables), y la autoridad regulatoria nacional se negó a licenciarlos. Ontario es la “provincia nuclear” de Canadá, acostumbrada a exportar fortunas en radionucleídos desde su emplazamiento en Chalk River. Las autoridades provinciales ya produjeron varios white papers (documentos sin membrete) en los que piden reactores de determinadas características, tras lo cual se ofrece la descripción técnica del OPAL, aunque no aparezca frecuentemente el nombre “Argentina”. Pero por muy bueno que sea el OPAL, Canadá apuesta actualmente a que cada provincia fabrique su tecnecio en sistemas totalmente distintos a los reactores: los ciclotrones, sin medir efectividad o precios. Mientras tanto, siguen siendo el primer productor mundial de tecnecio con el NRU, toda vez que éste logra funcionar.

Si en el resto de la vida útil de estas plantas no aparece otro radiosótopo mejor, o un método de fabricación más barato que el reactor, o competidores emergentes capaces de pisar el precio, el combinado argentinobrasileño podría facturar razonablemente mil millones de dólares anuales o más, mientras ambas plantas sigan operativas, y eso es hablar, al menos, de 40 años.


Radioisótopos: crisis global, oportunidad criolla

A pesar de no contar con una larga tradición en Si la Argentina es el único país del Cono Sur donde experiencia con el átomo, Brasil podría desarrollar, sobra tecnecio, es porque la CNEA desde 1973 tiene sin ayuda argentina, un buen reactor de producción un reactor de fabricación de radioisótopos, el RA-3 de radioisótopos en una década, o década y media. de Ezeiza. Pese al “apagón nuclear” que entre 1983 y Pero de aquí a entonces la “ventana de oportunidad” 2004 casi termina con la CNEA por desfinanciación y para capturar la plaza fuga de cerebros, el RA-3, mundial se habrá pasó por dos reingenierías cerrado, y, mientras tanto, que lo llevaron de 3 a 7 La CNEA va a dotarse de una planta seguiría desatendida la megavatios de potencia, y multipropósito bastante potente considerable demanda del luego a 10. Así, Argentina —el reactor RA-10, de 30 norte de Brasil. El resto pasó de autoabastecerse a de la historia es la foto convertirse en proveedor megavatios— a completar en de Fernández y Rousseff regional. De hecho, el sur 2018, al costo de 300 millones en una ceremonia que de Brasil tiene tecnecio cambia un poco el status gracias a los excedentes de dólares. Va a ser parecido al argentino en el Mercosur, de la planta de Ezeiza, OPAL que la Argentina le vendió a sin que de ello tampoco se que funciona bien, pero Australia, pero de 30 megavatios haya hablado mucho. si se lo compara con el OPAL, muestra sus años y (un 50% más potente), y aún Inevitablemente, están limitaciones. quienes se oponen. Dicen más sofisticado: si quiere, puede que es regalarle a Brasil Como se ve, otra es la llamarlo un “Opalón”. casi seis décadas de historia en los países investigación y desarrollo desarrollados. locales en reactores. Hay Y es que la ingeniería y la visión estratégica de la planta dos respuestas obvias: la tecnología no se regala, se mayor de la CNEA permiten algunos interesantes vende. Y si no se vendiera, ¿de qué serviría haberla cambios de rol: del Mercosur en el mundo, primero; desarrollado? Fuera de Brasil, quienes más necesitan y, después, de la Argentina en el Mercosur. Se vuelve reactores como los de Argentina siguen siendo los difícil obviarnos. dueños objetivos del mercado de tecnecio: Holanda y Canadá. Y aunque “estén en el horno” en materia de equipamiento, respectivamente, no pueden o no Sin que el público argentino entendiera de qué iba la querrían comprarnos. cosa, el 3 de agosto de 2010, el entonces presidente de Sin embargo, es difícil hablar de un “mercado de Brasil, Luiz Inácio “Lula” Da Silva y Cristina Fernández reactores” (el Organismo Internacional de Energía de Kirchner acordaron desarrollar conjuntamente un Atómica prevé sólo tres pedidos). INVAP, astutamente, reactor multipropósito. En enero de 2011, la CNEA y la ha venido diversificándose y hoy se apalanca también en CNEN firmaron un acuerdo más específico y ambicioso: radares civiles y militares, otras tecnologías de defensa, construir una planta en cada país. Y el 29 de julio de ese y una panoplia de desarrollos propios en energía mismo año, las presidentas Dilma Rousseff y Cristina eólica y en petróleo. Son terriblemente creativos, y Fernández de Kirchner refrendaron la movida con una terriblemente serios: todo desarrollo u obra que se les declaración conjunta. pide, sale adelante y se entrega en tiempo y forma. Para el mundo, fue una vuelta de tuerca inesperada. En A medida que se vayan aclarando los aspectos reactores de investigación, Brasil parecía destinado a diplomáticos y licitatorios de los reactores con que ser socio nuclear de Francia, como lo es en submarinos Argentina y Brasil piensan irrumpir en el muy tangible y en aviones de combate. Después de todo, “Madame mercado del tecnecio, tal vez termine de aclararse la République” es la primera potencia mundial en que el negocio de INVAP es venderle tecnología a centrales nucleoeléctricas. Sin embargo, a la hora de dos clientes a la vez, y el negocio de los compradores, comprar “fierros”, Brasil negocia duro y no sólo aprieta la CNEA y la CNEN, aprovechar el “deme dos” para con la participación de empresas locales en la obra, pagar menos por el paquete de know how, y el de sino también en transferencia real de tecnología. Fue la Argentina, a futuro, exportar radionucleídos y entonces que Francia pisó el freno, Brasil pateó el prepararse para lides mayores. tablero y la Argentina pasó a ser su plan A.

Crisis y oportunidad

U238

25


Radioisótopos: crisis global, oportunidad criolla

arrinconar la plaza mundial de radioisótopos durará a Aunque Argentina ofrezca el mejor reactor lo sumo una década. multipropósito del mundo, es difícil que los compradores hagan cola para pedirlo. Por una parte, porque la salud Al menos dos provincias argentinas ambicionan pública de los países con mayor demanda insatisfecha quedarse con el RA-10: Buenos Aires y Córdoba. Ambas de tecnecio evita que se mencione el tema. Y a los tienen chances: hay que países con mucha historia con un aeropuerto Con el desabastecimiento contar nuclear autónoma les internacional a una o dos conviene más hacer valer mundial de tecnecio, cada reactor horas de ruta del reactor, el “compre nacional” que Mercosur podría capturar por sí por la corta vida útil del licitar limpio, por asuntos molibdeno. de prestigio. Aunque si la solo el 20% del mercado y pagar su La CNEA apuesta fuerte al tecnología les sale fallada, propio precio con los siete u ocho RA-10, el gobierno nacional como le pasó a Canadá, primeros meses de exportaciones. comparte esa visión y, por se arriesguen a caer desde eso, la financiación del muy alto en el tótem proyecto por momentos supera sus demandas. Es mundial de los radioisótopos. Francia es un ejemplo que se trata de una carrera contrarreloj. Pero sería de aceptación de tal riesgo: en 2014, habrá terminado tranquilizador que, en medio de una recesión mundial, su reactor Jules Horowitz, de 100 megavatios, un el RA-10, tan estratégico, tenga su cash flow asegurado monstruo para esta industria. por una ley ad hoc, para ponerse a salvo de cambios Según la CNEA, la obra del RA-10 arrancaría en 2014 y de autoridades o prioridades. Para mal y para bien, la planta estaría operativa en 2018. Las cosas en Brasil somos difíciles de obviar, pero también de predecir. irán también “por la caja rápida”, y el apuro aquí y Somos la Argentina. allá se explica porque la ventana de oportunidad para


Argentina en el mercado global de la energía nuclear Archivo CNEA

Centro tecnológico Pilcaniyeu, provincia de Río Negro.

El diseño e implementación de una estrategia de inserción de la Argentina en el mercado global de energía nuclear implica pensar escenarios que consideren e integren las condiciones competitivas que tiene el país, la posición a nivel internacional y las posibilidades de realizar un salto cualitativo en la industria nuclear. Para ello, las acciones para concretar se sintetizan en integrar cadenas de valor y productivas a nivel nacional y regional para los usos pacíficos de la energía nuclear, y rearticular las relaciones Sur – Sur, en foros internacionales y en el fomento de posibilidades de mercado. Por Gabriel De Paula El escenario del mercado global de energía nuclear es resultado de la conjunción de, al menos, tres variables: impulso del desarrollo nuclear a nivel global, juego de intereses en bloque en los foros internacionales, y foco en Estados sospechados de proliferación nuclear. Es preciso considerar que esta coyuntura se inscribe en el contexto del desvanecimiento de la ecuación inflexible que proponía el equilibrio de las Armas de Destrucción Masiva (ADM), basado en apreciaciones estratégico–militares. Sin embargo, en este escenario, en el cual priman las relaciones estratégico–económicas, con foco en los mercados del conocimiento y en los recursos naturales, y el cual promueve la finalización de la rivalidad bipolar, el sistema internacional no logró el compromiso para el desarme nuclear (por lo cual la lógica de la disuasión sigue vigente, aunque entre distintos actores), ni ha generado un consenso en las reglas y normas para impulsar el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos.

Siguiendo en el mismo marco, en donde se registran fuerzas e intereses en tensión, existen indicadores empíricos que confirman un incremento del uso de energía nuclear con fines pacíficos, concentrados en el segmento de proyectos energéticos, y en la multiplicación de plantas nucleares activas a nivel global. La tendencia se explica también por una variable externa: acceso restringido a hidrocarburos, limitante de la eficiencia y de la producción energética en países no productores de petróleo, gas o carbón, impulsados a diversificarse mediante la inversión en reactores de potencia. Puede concluirse que los resabios de la dialéctica de las ADM han permeado la agenda de seguridad global, permitiendo que éstas escalaran en el ranking de las amenazas, riesgos y desafíos del siglo XXI. Mientras, países en las mismas condiciones estratégicas que Argentina —que conforman un reducido grupo que posee conocimiento científico y capacidad tecnológica— mantienen una posición de defensa de una política nuclear pacífica.

U238

27


Argentina en el mercado global de la energía nuclear

Ventajas competitivas de la Argentina en el mercado nuclear

Complejo Tecnológico Pilcaniyeu), y el conocimiento para el reprocesamiento de uranio de los combustibles de los reactores de potencia gastados para la obtención de plutonio.

El patrón de comportamiento de Argentina en las últimas dos décadas le ha conferido al país una trayectoria ajustada También, como parte del complejo histórico-político, al derecho, normas y procedimientos internacionales Argentina sigue siendo un pilar fundamental en la en el segmento nuclear, conformación de una complementada por la unidad geopolítica histórica postura diplomática Respecto de los regímenes dentro de América del en cuanto a lo inequitativo internacionales de no proliferación, Sur que se diferencia y discriminatorio del por ser una zona Argentina ha mantenido desde los tratamiento internacional desnuclearizada. De tal en las cuestiones nucleares. inicios de su desarrollo nuclear el modo, la identificación A su vez, el grado de de la región como una compromiso con la paz y estabilidad transparencia alcanzado zona de paz resultaría en los objetivos pacíficos global, consolidándose como un sumamente propicia para del programa nuclear actor protagonista en la materia. la posición del país sobre (que Argentina entiende el desarrollo de energía como interés nacional) nuclear para uso civil. ha sido congruente con la generación de mecanismos de confianza mutua, Desarrollo sustentable, crecimiento económico y que han hecho previsibles sus motivaciones y la de los energía nuclear Estados parte de esos mecanismos, y ha contribuido a En el mercado de la energía nuclear, dominar las la consolidación de una política de Estado en cuanto a tecnologías de producción es tan importante como el la Seguridad y Control del desarrollo nuclear pacífico conocimiento o la gestión de proyectos de desarrollo. a nivel nacional1 y a las normas de comercio para los Con una estrategia de sustentabilidad y crecimiento materiales y actividades para los usos pacíficos de la 2 económico, entendemos que la energía nuclear supone energía nuclear, entre otras áreas específicas. un instrumento de desarrollo nacional en lo relativo a la Con este andamiaje histórico–político en materia generación de electricidad4 , y es un multiplicador para nuclear, Argentina se fue consolidando como un país el desarrollo tecnológico en otras áreas que requieren de vanguardia a nivel regional en el desarrollo de del uso de ésta, tales como la agricultura, la medicina tecnología de punta en el área, logrando encauzar o el mercado de alimentos. un liderazgo regional no competitivo con Brasil, Dentro del abanico de beneficios de la energía nuclear, ya que ambos se han mantenido en la frontera del vale destacar el bajo impacto sobre el medioambiente, conocimiento de la tecnología nuclear. Esta afirmación especialmente en comparación con la energía térmica, se articula en los siguientes hechos: dominio completo que emite inmensos volúmenes de gases que producen del ciclo de combustible nuclear, minería del uranio, el efecto invernadero y de residuos tóxicos producto tratamiento final del combustible gastado, producción de la combustión, además de utilizar recursos no de reactores de investigación y producción de renovables y escasos, motivo por el cual no resulta radioisótopos (como el R10), reactores de potencia 3 económicamente sustentable en el largo plazo. para generación de energía eléctrica con innovación tecnológica como el CAREM, enriquecimiento de Ahora bien, así como se afirma que la energía liberada uranio (mediante el método de difusión gaseoso en el durante la fisión del átomo es limpia y confiable 1 El concepto de control nuclear no posee, al día de la fecha, una definición unívoca. Sin embargo, generalmente se lo utiliza para hacer referencia al conjunto de las acciones multilaterales que den fe de que el desarrollo y la producción de la energía nuclear con fines pacíficos no afectará la seguridad global ni el bienestar de la comunidad internacional. Para más información sobre este tema, véase GONZALEZ, Abel Julio y GONZALEZ, Martín Abel. “Control Internacional del Desarrollo Nuclear Pacifico: Política Argentina sobre las 3S”. Abril, 2010. Fundación NPS global. 2 Un indicador de ello fue la codificación a nivel doméstico del Decreto 603/92 mediante el cual se regulan todas las exportaciones sensitivas y de uso dual, tarea que queda a cargo de la Comisión Nacional de Control de Exportaciones Sensitivas y Material Bélico. 3 Actualmente, Argentina cuenta con dos centrales nucleares en funcionamiento: Atucha y Embalse.

28

U238

en el suministro, y no contaminante, también debe advertirse que su principal desventaja radica en la radiación gamma que genera a partir del lento decaimiento de muchos de los productos de la fisión nuclear, como también la gestión y el almacenamiento de los residuos radioactivos. 4 Téngase en cuenta lo eficiente de dicho proceso en tanto que un kilogramo de uranio produce en una central nuclear la misma cantidad de energía que la combustión de 17 toneladas de carbón en una central térmica.


Argentina en el mercado global de la energía nuclear

Posicionamiento internacional El posicionamiento de Argentina en el escenario internacional respecto de las cuestiones nucleares se sintetiza en tres políticas concretas: 1. No proliferación 2. Usos pacíficos 3. Margen de maniobra e impulso de políticas en bloque En las tres políticas hay un denominador común: la constante posición del país en contrarrestar o balancear iniciativas que comprendan políticas de poder como elemento orientador de la agenda nuclear en el nivel internacional.

argumento de oposición al Protocolo Adicional. Además, Argentina ha impulsado, junto a otros países de la región, el Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y Tecnología Nucleares en América Latina (ARCAL), el cual se inicia en la década del 80 y se formaliza en un instrumento internacional a fines de los 90. Al referirnos al margen de maniobra e impulso de políticas en bloque, el análisis contempla las variables con las que cuenta Argentina para proponer y defender posiciones alternativas en los foros internacionales.

Respecto de los regímenes internacionales de no proliferación, Argentina ha mantenido desde los inicios de su desarrollo nuclear el compromiso con la paz y la estabilidad global, consolidándose como un actor protagonista en la materia. En el ámbito regional el país es signatario de Tlatelolco (sobre no proliferación y usos pacíficos), y miembro de OPANAL (Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe). En el mismo sentido, en el ámbito internacional, el país ha ratificado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT), y es miembro del “Club de Londres” o Grupo de Países Proveedores Nucleares (NSG). También en el nivel internacional, y cimentando el eje de “usos pacíficos”, Argentina es un país reconocido en la OIEA por la labor en su “historia nuclear”. En efecto, un funcionario argentino (Rafael Grossi, del Ministerio de Relaciones Exteriores) ocupa el lugar de Director General Asistente para Asuntos Políticos y de Jefe de Gabinete, es decir, el segundo puesto en la línea de conducción de la organización. En ocasión de su nombramiento, el Director General de la OIEA, el japonés Yukiya Amano, destacó que la designación “constituye también un reconocimiento al papel de Latinoamérica y especialmente de la Argentina en materia de usos pacíficos de la energía nuclear” 5. En 1992 se creó en la región la Agencia BrasileñoArgentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC), con el propósito de garantizar que los materiales e instalaciones nucleares existentes en ambos países se estén utilizando exclusivamente con fines pacíficos. Las instancias de la OIEA y de la ABACC suponen un doble circuito de seguridad de instalaciones y procesos, siendo este el principal 5 NPSGlobal. “El argentino Rafael Mariano Grossi, nombrado Director General Asistente del Organismo Internacional de Energía Atómica”. 21 de febrero de 2010. Disponible on line: www.npsglobal.org

En 2011 Argentina y Brasil firmaron acuerdos para construir en conjunto reactores de investigación.

Sucede que, a diferencia de otros campos de las relaciones entre países, las cuestiones nucleares suponen un complejo que se sintetiza en el concepto de “uso dual”. Considerando que los usos militares de las tecnologías duales están en permanente observancia de las potencias occidentales, y que los países identificados como “Estados desestabilizadores” o anteriormente denominados como “países canallas”6 por EE.UU., sospechados como facilitadores de organizaciones terroristas, son blancos militares (sobre todo cuando cumplen con otras condiciones geopolíticas que los convierten en hipótesis de conflicto), podemos afirmar que Argentina está posicionada como actor principal en un sistema que funciona con finos equilibrios. Incluso, 6 El término es una traducción del inglés “Rogue State”, concepto acuñado para calificar a Estados con regímenes autoritarios, acusados de financiar el terrorismo y de desarrollar o facilitar la proliferación de armas de destrucción masiva. Si bien el autor no comparte la significación del término, es útil para mostrar cómo se categorizan algunos comportamientos de países por parte de las potencias occidentales.

U238

29


Argentina en el mercado global de la energía nuclear

ese fino equilibrio, obliga a las potencias occidentales a otorgar concesiones a algunos países, en función de mantener la estabilidad geopolítica de regiones como Medio Oriente, y la relación de países como India o Pakistán. En el marco de estos finos (o frágiles) equilibrios, y en función de mantener el margen de maniobra, Argentina —al igual que Brasil— se opone a la firma del Protocolo adicional de la OIEA, por entender que ya cumple con los requisitos para ser exportador e importador de tecnología e insumos nucleares, fundamentado en su pertenencia a la ABACC. En esta posición, además de proteger el secreto industrial de los desarrollos nacionales, se intenta contrabalancear una visión orientada a la securitización de las relaciones nucleares que proponen los países desarrollados con capacidad nuclear. En síntesis, el Protocolo Adicional de la OIEA restringiría el uso, desarrollo, logística y presupuesto de la industria nuclear.

Futuro y salto cualitativo del desarrollo nuclear Como venimos afirmando, en paralelo a las discusiones estratégico–militares, Argentina ha logrado una inserción en el exclusivo mercado de los proveedores nucleares, lo cual ha sido posible gracias al cumplimiento de estándares internacionales y a la observancia de los usos pacíficos y no proliferación. En relación al tipo de demanda que la industria nacional está en condiciones de abastecer, las ventas marcan que se trata de países con escaso o nulo desarrollo nuclear, con necesidades de reactores de investigación y producción de radioisótopos para usos médicos e industriales. Un salto cualitativo estaría orientado a abastecer de reactores de potencia a países pequeños en tamaño, que necesiten complementar la demanda de consumo eléctrico. Dicho salto cualitativo tendría lugar luego de consolidar dos pilares: articulación Sur–Sur y complementación regional. Los avances en este sentido son lentos, pero facilitan el diseño de estrategias nacionales y

regionales, orientadas a fomentar la compatibilidad entre el marco político-diplomático y tecnológicoindustrial en el terreno nuclear. De lograr los objetivos de articulación y complementación, se procedería a una ampliación de la capacidad de generación de energía nucleoeléctrica, con reactores nucleares de potencia en América del Sur, que permita obtener autonomía de abastecimiento y, en consecuencia, mayores márgenes de maniobra decisoria a nivel político. En el marco restrictivo de posturas que tienden a securitizar el mercado de energía nuclear, son las credenciales ganadas, las capacidades instaladas y el posicionamiento geopolítico los elementos que otorgan fundamento a la posición alternativa de Argentina y Brasil. Esta situación es posible y se lee a partir del concepto de paciencia estratégica, el cual “remite a la actitud de las grandes potencias frente a ciertos actores menores del sistema que, por alguna razón particular, tienen alguna relevancia relativa (la ubicación geopolítica, la posesión de recursos materiales o militares críticos, la ambición de liderazgo) para las superpotencias, así como para el caso del proceder de los poderes emergentes respecto de algunos vecinos efectivamente gravitantes, potencialmente influyentes o eventualmente disconformes”7. Desglosando la idea de paciencia estratégica, Argentina debe seguir trabajando en consolidar su posición en el ámbito internacional y, con mayor énfasis, en incrementar la reciprocidad y medidas de confianza mutua con Brasil, a fin de garantizar la continuidad y el crecimiento del sector nuclear nacional y regional, la capacidad de la industria nuclear con marca argentina, así como el potencial de nuestro sector científico y tecnológico para generar productos exportables de alta tecnología.

7 Tokatlián, Juan G, “Paciencia estratégica mutua”, Diario La Nación, Argentina, 23/02/2010.


Litio y uranio: los extremos de la tabla periódica también se tocan Archivo CNEA

Exploración de uranio. Cerro Solo, provincia de Chubut.

El metal más liviano y el más pesado de la naturaleza atraviesan la realidad nacional conjugándose de manera similar en la matriz de nuestro futuro cercano. A lo largo de esta nota se intentará establecer cuáles son las características que el uranio y el litio comparten y el potencial aporte que cada uno, a su medida, puede realizar para el desarrollo nacional y la soberanía, tanto industrial como energética. Por Ernesto Gallegos Por un lado, el uranio; un viejo conocido que está instalado en la cultura popular como sinónimo de energía nuclear, pero también de armas atómicas y de tragedias como las de Chernobyl o Fukushima. Su número atómico es 92 (pertenece a la serie de los actínidos) y tiene el mayor peso atómico entre los elementos que se encuentran en la naturaleza. Su radioactividad natural lo hace decaer muy lentamente, emitiendo una partícula alfa. El uranio existe en cantidades muy pequeñas en suelos, agua, seres vivos y alcanza concentraciones suficientes para su explotación

en algunas rocas. Estos minerales se pueden encontrar en la naturaleza en yacimientos que, por medio de procesos mineros, proveen de este elemento a las actividades humanas relacionadas con la industria y con la energía. Las otras aplicaciones principales de este elemento radioactivo están relacionadas con la industria bélica (sólo en algunos países), espacial y con la medicina nuclear. En el otro extremo, el litio; considerado el oro del futuro por sus aplicaciones para la construcción de

U238

31


Litio y uranio: los extremos de la tabla periódica también se tocan

baterías de última generación que podrían incluso reemplazar el consumo de combustibles fósiles en el parque automotor en el mediano plazo. Es un elemento alcalino, su número atómico es apenas 3 y es el más liviano de los metales conocidos. Se lo explota desde su descubrimiento debido a sus aplicaciones industriales, que incluyen el desarrollo de aleaciones y cerámicos, lubricantes, síntesis de compuestos orgánicos, así como también de aplicaciones nucleares y espaciales. Pero es desde la década del 90, con la introducción de la batería de ión litio (originalmente patentada por Sony), que esta aplicación revolucionó la prospección y explotación de este metal, con resultados aún por conocer.

Combustible nuclear El combustible para los reactores de las centrales de energía atómica nacionales se obtiene a través de complejos procesos industriales, que devienen de minerales ricos en uranio. A partir del mineral obtenido de los yacimientos se procede a su procesamiento, conversión y enriquecimiento, para finalmente llevar adelante la fabricación del combustible. De esta manera, la minería del uranio es el primer escalón del camino hacia la obtención de energía atómica en nuestro país, y para cualquier otra aplicación de este elemento, como la medicina nuclear. Por las características geológicas del territorio, en Argentina, la minería del uranio se realiza en yacimientos de baja ley, con concentraciones entre 0,1% y 1%, por lo que involucra grandes volúmenes de roca explotados a cielo abierto. Este es el caso de los depósitos de mayor importancia, Cerro Solo y Sierra Pintada en las provincias de Chubut y Mendoza respectivamente. Actualmente, los yacimientos no están siendo explotados. En el primer caso, se ha realizado el estudio exhaustivo de éste, sin comenzar, todavía, la producción. En el segundo, se espera la autorización provincial para reiniciar la producción de este sitio. El autoabastecimiento de uranio, que se producía en Sierra Pintada, se vio interrumpido hacia fines de los 90, luego de un proceso de disminución gradual del volumen de explotación. Desde ese momento, y hasta el relanzamiento del Plan de Reactivación Nuclear por parte de la actual administración nacional, el uranio utilizado tuvo que ser importado. A principios de la década del 90, la demanda mundial de uranio superó en volumen a la producción. Si bien existen mecanismos para equilibrar este desfasaje, como el reciclado del combustible nuclear y otros materiales nucleares, como los de equipamiento militar en desuso y el re-enriquecimiento, esta tendencia pone en una situación precaria a los países que no puedan garantizar el autoabastecimiento de este

32

U238

material. La reactivación de la minería del uranio y su enriquecimiento, para alcanzar nuevamente un autoabastecimiento, con un nivel de consumo creciente al momento que se incorpore la central Atucha II a la red energética nacional, permitirá recuperar un elemento clave para el desarrollo nuclear de nuestro país, como lo fue durante muchos años, y será una herramienta fundamental para alcanzar la soberanía energética.

Oro blanco Argentina es, en la actualidad, el segundo exportador mundial de litio, después de Chile, y —junto con Bolivia— poseen entre el 75% y 80% de la reserva mundial de este elemento. Bolivia tiene aproximadamente la mitad de ese total (aún no tiene completamente desarrollada su producción y exportación), mientras que Argentina y Chile tienen un 25% cada uno. Fuera de la puna y del altiplano americanos, la siguiente gran reserva mundial está en China, con un 15% del total. En Argentina, las reservas y explotaciones actuales y proyectadas se encuentran en las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca, en “salares” formados bajo condiciones geológicas particulares que permiten que

Organización de países productores de Litio En el nuevo mapa mundial de los productores de litio, y ante la alternativa cada vez más palpable de reemplazar los vehículos con motores que consumen combustibles fósiles por una nueva generación de vehículos eléctricos, se plantea la oportunidad de instalar a los países productores de este elemento en nuevas posiciones de poder. Es en este contexto que se empieza a pensar en la posibilidad de crear una Organización de Países Productores de Litio (OPPL) conformada por Argentina, Bolivia, Chile, Australia y China. Si estos países priorizan el bien común y logran dejar de lado sus diferencias, dicha organización —inspirada en la OPEP— tendría entre sus objetivos regular el precio del litio a nivel global, con la expectativa de que se convierta, en el corto o mediano plazo, en uno de los commodities más valiosos del mundo.

el litio se acumule en forma de minerales originados durante la evaporación de aguas cargadas en sales que bajan de los Andes, principalmente carbonatos de litio. Este elemento proviene de la actividad volcánica


Litio y uranio: los extremos de la tabla periódica también se tocan

carbonato de litio, para después convertirse en pastas andina y se encuentra en el ambiente en proporciones de diferentes concentraciones y composiciones, que muy bajas. Los procesos meteorológicos e hidrológicos son las que se utilizan en las aplicaciones industriales. se ocupan de arrastrarlo en solución hasta las zonas de depositación, donde la Actualmente, las baterías insolación y la baja En la actualidad, se están poniendo de ion de litio desplazaron humedad ambiente a las de la generación permiten la precipitación en marcha, con el aporte conjunto anterior (níquel-cadmio) ya de diferentes minerales del Estado argentino y capitales que no se sobrecalientan “evaporíticos” (yeso, cloruro privados, las primeras plantas de y son, hoy en día, las que de sodio o sal común, más se comercializan carbonatos de calcio, entre producción de baterías de litio para ser usadas tanto en otros), entre los que se nacionales, importando en un celulares y computadoras encuentran aquellos que en satélites y principio la pasta de carbonato de como incluyen en su estructura prototipos de autos cristalina al litio. Las litio, pero con el objetivo de tener eléctricos. Las baterías y acumulaciones también plantas de producción nacionales de cargadores son insumos pueden darse en forma básicos, sobre todo de salmueras sin llegar a esta pasta a partir del año que viene. para la producción de la cristalización de los teléfonos celulares y de minerales de litio. La diferentes tipos de computadoras personales (tablets, mayor explotación actual de nuestro país se encuentra notebooks, netbooks)1. En menor medida, las baterías y en el denominado “Salar del Hombre Muerto”, en el cargadores son necesarias también para la producción límite entre las provincias de Salta y Catamarca, que de cámaras de fotos, herramientas, controles remotos, debe su nombre a la toxicidad de estas sales y salmueras. Las sales de litio se explotan y se concentran en forma de

1 En el plano nacional, debe incluirse, además, la demanda asociada al equipamiento relacionado con el programa Conectar Igualdad.

Archivo CNEA

Salar del hombre muerto, provincia de Catamarca.

U238

33


Litio y uranio: los extremos de la tabla periódica también se tocan

entre otros. En términos formales, estos componentes de producción nacional pueden ser utilizados en las líneas de producción, siempre y cuando obtengan el visto bueno de las corporaciones internacionales, ya que cada uno de los componentes debe ser homologado por la marca extranjera para poder ser implantado en los equipos.

Por qué Uranio y Litio Tan diferentes entre sí, en un principio parece difícil encontrar qué pueden tener en común estos elementos. Por un lado, el uranio es símbolo del primer peronismo y del desarrollismo, con el nacimiento de la energía nuclear nacional y la fundación de la CNEA. Por otro, el litio, que aspira a tener un significado similar para el proceso político y económico que, en la actualidad, atraviesa nuestro país de cara a las generaciones futuras. Sin embargo, en última instancia, lo que tienen en común estos elementos —que nuestro país está en condiciones de producir— es su vinculación con la producción energética e industrial que apunta hacia la soberanía completa. De esta manera, se conjugan en el presente, dos iconografías —una del pasado, la otra del futuro— de la tecnología nacional, que deberán ser profundizadas para alcanzar positivamente los objetivos que se han establecido en términos de substitución de importaciones por desarrollo de la industria nacional, independencia económica y soberanía energética. Oportunidades y desafíos de un país, atravesado por el metal más liviano y el elemento más pesado que se pueden encontrar en la naturaleza.

En la actualidad, se están poniendo en marcha, con el aporte conjunto del Estado Nacional y de capitales privados, las primeras plantas de producción de baterías de litio nacionales, importando en un principio la pasta

34

U238

de carbonato de litio, pero con el objetivo de tener plantas de producción nacionales de esta pasta (en el noroeste argentino, donde está el litio) a partir del año que viene. Este proyecto involucra la explotación del mineral en su zona de producción (Jujuy, Salta y Catamarca) con el desarrollo de los centros de investigación nacionales ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, La Plata y Córdoba. En un futuro cercano, los pasos lógicos a seguir incluyen el desarrollo de baterías para autos eléctricos o híbridos. Esta tecnología se encuentra en expansión en todo el mundo y tiene todavía costos muy altos y muy pocas plantas con la capacidad de producirla. En el desarrollo de la tecnología de vanguardia mundial, la producción de baterías de litio nacionales está en condiciones de proveer en el corto plazo componentes para los desarrollos espaciales de INVAP-CONAE. Esta novedosa producción nacional presenta desafíos, y, sobre todo al tratarse de una actividad basada en la explotación minera, debe tenerse muy en cuenta el factor ambiental. En principio, las técnicas de explotación y remediación no deberían presentar los desafíos de otras actividades mineras de mayor complejidad, como la minería del oro o mega-minería a cielo abierto. Por último, vale la pena establecer las variables económicas involucradas: el carbonato de litio valía en 2004 menos de 2500 dólares la tonelada, mientras que hoy su precio supera los 6000 dólares por tonelada. Las baterías de litio para automóviles tienen un precio de mercado de unos 15000 a 20000 dólares y son producidas con unos 15 kilos de carbonato de litio. Estos números establecen claramente las diferencias entre los dos caminos que podría tomar la producción de este elemento en nuestro país: la exportación como materia prima sin valor agregado, o desarrollar una industria nacional que sea capaz de producir estas baterías. Por unos 15 kilos al precio actual, el valor asciende a algo menos de 15 dólares, la batería construida con esos 15 kilos de litio vale 20000 dólares, y así de notable será la diferencia, en términos de desarrollo y oportunidad para nuestro país, si se toma uno u otro camino. Poseer el recurso por sí mismo no garantiza el desarrollo: sólo si se domina la tecnología y se continúa por el actual sendero de la inversión en ciencia básica e investigación, este recurso natural abrirá a nuestro país las puertas de un futuro mejor.


La energía que puede salvar vidas gentileza FCDN

A pesar de los resquemores que el término “nuclear” suele causar entre las personas, la realidad es que el uso de este tipo de energía se ha convertido en imprescindible para el diagnóstico de enfermedades cardíacas y oncológicas. Por María Laura Guevara Los usos pacíficos de la energía nuclear pueden variar desde la producción de energía para consumo hasta su utilización en el diagnóstico y tratamiento de complejas enfermedades. En un contexto donde el desarrollo nuclear es cada vez más importante, Argentina se ha convertido en uno de los países más avanzados de América Latina en su investigación y aplicación en el campo medicinal.

A fines de 1959, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad de Buenos Aires ya firmaban uno de los primeros acuerdos para implementar áreas de estudio de medicina nuclear en el Hospital de Clínicas y en el Instituto Ángel Roffo. Es decir, el desarrollo de la medicina nuclear en Argentina es casi tan viejo como la aplicación pacífica de este tipo de energía en sí.

La medicina nuclear, que se define como la rama de la medicina que emplea los isótopos radiactivos, las radiaciones nucleares, las variaciones electromagnéticas de los componentes del núcleo atómico y técnicas biofísicas afines, para la prevención, diagnóstico e investigación médica, tiene una historia de larga data en el país.

El diagnóstico Una enfermedad puede ser determinada utilizando diversas técnicas de diagnóstico por imágenes como la resonancia magnética, TAC o las ecografías por nombrar algunas, que ofrecen información estructural o anatómica del paciente.

U238

35


La energía que puede salvar vidas

gentileza FCDN

El estudio consiste en inyectar al paciente con un radiofármaco, cuya elección dependerá de acuerdo al tipo de enfermedad que se busca diagnosticar. “Dependiendo de qué vía metabólica se quiera estudiar, es que se eligen los trazadores, moléculas, que siguen distintos caminos en el metabolismo”, explica el Ingeniero Mauro Namías, Físico Médico de PET/ CT en la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear (FCDN). Una vez inyectado, y pasado el tiempo de reposo para que el fármaco se esparza por todo el cuerpo, el paciente es introducido en una cámara gamma PET.

Pero ninguna de estas técnicas es capaz de proveer información lo suficientemente completa para realizar un diagnóstico certero, capaz de dirigir y decidir el tratamiento que el paciente debería recibir. Las técnicas de diagnóstico nuclear proporcionan una información esencialmente funcional del órgano estudiado. Con la aparición de la tomografía por emisión de positrones (PET), la información ofrecida es de carácter molecular. La tomografía por emisión de positrones es una de las disciplinas más innovadoras del campo del diagnóstico por imágenes. Utilizada mayoritariamente para el diagnóstico oncológico, neurológico y cardiológico, el PET es una técnica no invasiva cuyo objetivo es estudiar funciones biológicas como son la actividad metabólica, el flujo sanguíneo, la viabilidad celular, la proliferación celular, el transporte de aminoácidos y la densidad y ocupación de neuroreceptores, entre otros. La utilidad atribuida a esta técnica es su alta capacidad para distinguir benignidad de malignidad en lesiones primarias, así como su poder para establecer la extensión y el alcance de un tumor maligno (estadiaje), la detección de recidivas y la respuesta al tratamiento, el diagnóstico de enfermedades que cursan sin cambios estructurales y que únicamente presentan cambios bioquímicos, como puede ser el caso de enfermedades psiquiátricas, y por último, su capacidad para identificar el tejido miocárdico viable y seleccionar adecuadamente los pacientes que podrían beneficiarse de procedimientos de revascularización miocárdica.

36

U238

Los radionúclidos presentes en el radiofármaco emiten positrones durante su recorrido por el organismo. El positrón es la antipartícula del electrón (idéntica en masa y carga, salvo que esta última es de signo negativo) y al colisionar ocurre el proceso conocido como aniquilación de pares. La aniquilación mutua de pares electrón/positrón da lugar a la creación de dos fotones de alta energía que se emiten en direcciones opuestas (ángulo de 180º). La cámara de positrones detecta estos dos fotones simultáneamente (detección por coincidencia) para crear imágenes que se visualizan en el tomógrafo. La fluorodeoxiglucosa es un análogo de la glucosa y es el radiofármaco más utilizado para estudios de diagnóstico clínico por PET. A diferencia de la glucosa, que sigue toda la ruta bioquímica de la glucolisis, la FDG se queda atrapada en la célula después de la acción de la hexoquinasa. Esto permite evaluar la actividad glucolítica, que es más elevada en células neoplásicas en comparación con células normales. Las células cancerígenas son ávidas de glucosa. Entonces, cuando el paciente es sometido al estudio en la cámara gamma, allí donde residen células cancerígenas, se observan acumulaciones del radiofármaco en forma de manchas negras. Así, los estudios realizados con tecnología nuclear son los únicos que proveen la suficiente información para evaluar la eficacia de un tratamiento o definir una nueva estrategia para atacar la enfermedad. “Se utiliza mucho para determinar la estrategia de tratamiento: si se opera, si se realiza quimioterapia o si se hace


La energía que puede salvar vidas

radioterapia, o qué combinación de las tres”, explica el Ingeniero nuclear Diego Passadore, gerente general de la FCDN.

Lo nuevo: El PET/CT En Argentina, ya se comenzaron a realizar estudios de PET/CT, un estudio específico que logra obtener de una sola vez la información que, anteriormente, necesitaba de dos estudios separados. “La PET/CT integra la imagen funcional o metabólica, que provee datos sobre los procesos químicos que suceden a nivel celular, desde el PET, y la tomografía computada, o CT, que da información de tipo anatómico-morfológico, la forma de los huesos, de los tejidos”, comenta Passadore. “Estos equipos son híbridos. Combinan la tomografía computada y el PET. Hace diez años funcionaban por separado. Hoy por hoy, el estudio tarda mucho menos y es como si el paciente pasara por los dos aparatos al mismo tiempo. Entonces, es mucho más preciso”, relata el licenciado Valentín Ugarte, colaborador de FCDN.

Argentina en la vanguardia de la medicina nuclear Nuestro país contó con el primer centro PET/Ciclotrón

de América Latina, instalado en la Fundación Escuela de Medicina Nuclear de Mendoza (FUESMEN), desde los años 90. Tener un ciclotrón permite a una organización la producción y el autoabastecimiento de los radiofármacos necesarios para llevar a cabo estudios de diagnóstico y terapia nuclear. Hoy, repitiendo la experiencia de Mendoza, y gracias al apoyo de la CNEA, la provincia de Buenos Aires cuenta con su propio centro PET/Ciclotrón en la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear. “Gracias al ciclotrón y al laboratorio de farmacia, nosotros podemos producir FDG- un análogo de la glucosa- 11C Colina, para el cáncer de próstata; 13N-Amonio para la perfusión miocárdica; NaF para estudios óseos; 11C Metionina para tumores cerebrales, y compuestos marcados con Galio 68”, detalla el Ingeniero Mauro Namías. El ciclotrón produce radioisótopos mediante la aceleración de núcleos de átomos de hidrógeno que se bombardean sobre “targets” y permiten la obtención de emisores de positrones como el 18F, 11C y 13N. Una vez producidos estos radioisótopos, se incorporan al proceso de síntesis química, que está automatizada, para la obtención de los radiofármacos. gentileza FCDN

U238

37


La energía que puede salvar vidas

La mayoría de los radiofármacos, como es el caso de la FDG, tiene una vida útil que no va más allá de un par de horas, por lo que el abastecimiento resulta muy dificultoso si no se cuenta con un laboratorio de farmacia correctamente equipado. “Nosotros, por ejemplo, llegamos con la FDG a Rosario, ya que la autopista nos permite transportarla de manera rápida pero no podría almacenarse. Este tipo de fármacos se deben producir y consumir en el día”, expresa Diego Passadore. El licenciado Ugarte cuenta: “El fármaco se empieza a producir bien temprano a la mañana. La gente del laboratorio llega a las cuatro y la producción sale a las ocho de la mañana. Parte se utiliza en nuestro equipo y otra parte va a los distintos centros que proveemos”. La Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) se encarga de regular, a nivel nacional, todas las aplicaciones médicas de la energía nuclear que no involucran la utilización de RX a nivel nacional. Dentro de las aplicaciones médicas reguladas por la ARN se encuentran la operación de los aceleradores de partículas que operan con energías menores a 1Mev y los aceleradores de uso médico, las instalaciones de telecobaltoterapia, los centros de braquiterapia y las instalaciones de medicina nuclear. “El accionar regulatorio en esta rama se basa fundamentalmente en la aplicación de normativa de carácter general y algunas de carácter específico, que han sido elaboradas adhiriendo a las recomendaciones internacionales emitidas por el OIEA y la Organización Mundial de la Salud”, explica Hugo Vincens, Gerente de Seguridad Radiológica, Física y Salvaguardias de la ARN. Los requisitos que deben cumplir, tanto las instalaciones donde se realizan este tipo de actividades como los profesionales que en ellas trabajan, son muchos y deben garantizar la máxima seguridad para los pacientes y los trabajadores. “Cada tipo de instalación requiere de una licencia de operación. El Consejo Asesor en Aplicaciones de Radioisótopos y Radiaciones Ionizantes (CAAR) asesora al Directorio de la ARN para el otorgamiento de los permisos Individuales, para lo cual evalúa los antecedentes de cada caso e indica los requisitos que deben satisfacerse para su obtención”, aclara Vincens. Otro de los requisitos importantes es que la instalación disponga de personal capacitado para trabajar con materiales radiactivos. Para ello, la ARN requiere que los responsables de la instalación gestionen sus correspondientes Permisos Individuales.

38

U238

Mediante éstos se certifica la idoneidad del titular del permiso para el uso de materiales radiactivos o de radiaciones ionizantes con fines médicos. Estos permisos son de uso exclusivo en las instalaciones habilitadas para dicho fin y tiene una validez de cinco años, al término de los cuales deben ser renovados acreditando experiencia y actualización en el uso solicitado.

La polémica El gran debate sobre el uso de la energía nuclear para su aplicación en la medicina, gira en torno de la existencia o no de que esta práctica tenga consecuencias nocivas para el hombre. Se aduce que una de ellas es la carcinogénesis radioinducida, es decir, la aparición de algún tipo de cáncer debido a la exposición a material radiactivo. Al respecto, Namías explica: “existe un riesgo de tipo estocástico, es decir, de corte probabilístico. El paciente recibe una dosis de radiación, al igual que cuando se hace una tomografía o una simple placa de tórax. No la misma cantidad pero sí el mismo fenómeno”. Sin embargo, el beneficio que recibe el paciente es mucho mayor que los posibles efectos colaterales que este tipo de estudios puedan tener porque, en base a los resultados, puede diagnosticarse una enfermedad a tiempo o decidir un tratamiento que sea más adecuado para la supervivencia de la persona. “Lo importante –dice Namías– es la justificación del estudio, más allá del riesgo que después conlleva. El estudio se hace siempre y cuando esté justificado el riesgo”. “Que se apliquen este tipo de tecnologías está justificado desde un punto de vista médico, siempre tratando de minimizar cualquier efecto, aunque los niveles de radiación que se usan sean muy bajos”, expresa el Ingeniero Passadore, de larga reputación en la materia. “Tenemos que tener presente que hoy en día convivimos con la radiación. La gente no lo sabe pero hay radiación a nivel natural. Cuando uno se da un baño de vapor prolongado, también hay acumulación de radiación en el aire”, agrega. Lo más importante, y el punto en el que coinciden los expertos, es que en ciertas circunstancias médicas en las que se presentan los pacientes, la mejor decisión para obtener los mejores resultados es la aplicación de aquellas herramientas que utilizan la energía nuclear para la realización de diagnósticos.


Carla Notari

Decana del Instituto Dan Beninson “Nuestros alumnos tienen acceso a instalaciones únicas en la región”

Carla Notari es Licenciada en Física de la Universidad de Buenos Aires. Trabaja en la CNEA, donde se ha desempeñado durante muchos años en el ámbito de los reactores y centrales nucleares. Desde 2006, es decana del Instituto de Tecnología Nuclear Dan Beninson (IDB), una institución convenida entre la CNEA y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). En una entrevista exclusiva para U-238, Notari explica las principales actividades académicas de este joven Instituto y reflexiona acerca del actual escenario nuclear en la Argentina. Por María Julia Echeverría

El Dan Beninson es un instituto muy joven, nació en 2006… Así es. En realidad, la CNEA tiene tres institutos. El Balseiro, que es el más antiguo, nació poco después que la CNEA con la carrera de física, aunque actualmente tiene muchas otras carreras asociadas. Luego, se creó el Instituto Sabato, que tiene una actividad principalmente orientada hacia los materiales. Y, por último, nuestro Instituto, que se creó a fines de 2006 a través de una asociación con la Universidad Nacional de San Martín. El instituto es nuevo, pero muchas de las actividades que realiza son de larga tradición en la CNEA. Lleva el nombre de Dan Beninson, una personalidad muy relevante en el área nuclear en la Argentina y en el mundo. Fue, entre muchas otras cosas, presidente de

la Autoridad Reguladora Nuclear (ARN), de la CNEA, de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP) y Secretario General del Comité Científico de la Comisión de Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas (UNSCEAR).

¿Qué distingue al IDB del resto de los institutos de la CNEA? En primer lugar, somos el instituto más joven, tenemos apenas 5 años y medio. Nuestra actividad es muy nuclear. Nacimos con dos carreras de posgrado: la especialización en radioquímica y aplicaciones nucleares y la especialización en reactores nucleares y su ciclo de combustible. También tenemos una tecnicatura en aplicaciones nucleares y en este año el

U238

39


Entrevista a Carla Notari Decana del Instituto Dan Beninson

Consejo Superior de la UNSAM aprobó el doctorado en ¿Y cómo es la relación con la industria? tecnología nuclear, que está en proceso de acreditación Nosotros tenemos una vinculación muy importante con y el cual aspiramos iniciar muy pronto. Además de estas la industria nuclear local. En particular con NA S.A., la carreras formales, tenemos muchos cursos vinculados empresa dueña y operadora de las centrales nucleares. con la actividad nuclear, como el curso de dosimetría Nosotros damos cursos intensivos para su personal en radioterapia o el curso de metodología y aplicación ingresante, que permiten no sólo la formación inicial de radionucleídos. En de sus profesionales general, estos cursos los Además de los reactores nucleares, y técnicos, sino toman profesionales que hay muchísimas aplicaciones de los la posibilidad de trabajan con radioisótopos los permisos y las radiaciones que obtener y radiaciones en diversas radioisótopos y licencias que la áreas de la salud y de la requieren especializaciones profesionales. ARN exige. También industria y que requieren hemos dictado cursos autorizaciones o licencias Pero también se requiere una formación intensivos en inglés que los habiliten para orientada a nuevos desarrollos para contingentes realizar esas tareas. La tecnológicos. Ahí apunta el doctorado. extranjeros. Ya lo ARN reconoce nuestros hemos hecho con cursos como capacitación contingentes de Egipto y de Libia, por solicitud de la para obtener esas licencias y autorizaciones. Por ello, tienen empresa INVAP. Esta es una actividad relevante para un impacto social importante. nosotros porque nos ha permitido posicionarnos a nivel Por otra parte, hoy en día nuestras actividades educativas están internacional como proveedores de capacitación y muy dispersas: se realizan en el Centro Atómico Ezeiza, en entrenamiento en idioma inglés. el Centro Atómico Constituyentes, en el Instituto Roffo, Hablando de extranjeros, ¿hay alumnos de en el Hospital de Clínicas… Actualmente, estamos otros países en el IDB? ¿Por qué cree que eligen terminando un edificio para el Instituto dentro del un instituto argentino para especializarse? Centro Atómico Ezeiza. Sí, principalmente de Latinoamérica. Recibimos ¿Esa dispersión es un obstáculo? alumnos de Perú, Chile, Colombia… Yo creo que Es una dificultad y, al mismo tiempo, una riqueza. Por nuestra institución y, particularmente, toda la historia un lado, nos requiere más insumos, más tiempo, más de desarrollo de la CNEA han hecho que nuestros cursos personal. Pero, a la vez, esa dispersión nos permite sean prestigiosos. Tenemos un personal docente activo participar y estar presente en ámbitos muy diversos. en sus campos de competencia. Además, en nuestros Llegamos a un público al que no podríamos llegar cursos los alumnos tienen acceso a instalaciones que si estuviéramos totalmente centralizados. Además, son únicas en la región. O sea, sus países de origen no nosotros hacemos mucha actividad de extensión a la tienen instalaciones, laboratorios, reactores del tipo que comunidad y actividades de capacitación interna dentro nosotros tenemos acá. Esto es un atractivo muy especial de la CNEA con las que llegamos a muchos ámbitos. para los estudiantes. De hecho, tenemos alumnos que son enviados por instituciones o empresas a través de Además de con la USAM, ¿tienen relación convenios o con becas del Organismo Internacional de con otras instituciones académicas del país y Energía Atómica, y también hemos tenido alumnos del exterior? particulares que se han pagado su propia capacitación. Sí, por empezar tenemos estrecha relación con el Hablemos un poco de la oferta académica, por resto de los institutos de la CNEA y, además, una ejemplo, sobre la tecnicatura universitaria en pertenencia importante en la UNSAM. A través de ella, aplicaciones nucleares. nos conectamos con otras universidades nacionales y extranjeras. Este vínculo es aún bastante incipiente, Esta es una carrera muy nueva. La primera camada justamente por el poco tiempo desde que se formalizó va a egresar recién a fines del año próximo. Es una la existencia del Instituto. Por ejemplo, tenemos carrera que surgió a partir de una experiencia previa convenio con la Universidad Politécnica de Madrid y que hicimos en la formación de personal que trabaja en también con algunas Universidades de Francia, aunque tareas técnicas de la CNEA. Debido a que la educación todavía estamos en fase de implementación de los técnica ha sido muy descuidada durante muchos convenios específicos que van a reglar el intercambio años, es muy común encontrar en las plantas y en los de estudiantes y profesores.

40

U238


Entrevista a Carla Notari Decana del Instituto Dan Beninson

laboratorios gente que tiene capacidades técnicas, pero que las ha adquirido en el trabajo y no con una formación académica formal previa. Durante varios años, por pedido de la CNEA y de empresas asociadas, hemos brindado cursos de capacitación a estos técnicos y hemos notado los grandes vacíos en la formación secundaria al no haber una educación técnica formal. Y esto fue lo que nos llevó a formular la carrera. El objetivo es formar técnicos con todo el bagaje teórico-práctico que requieren para desempeñarse con idoneidad en laboratorios y plantas en los cuales se utilizan radioisótopos o radiaciones. Además, nuestros técnicos van a salir con una formación que los va a habilitar a trabajar en tareas técnicas de la industria en general y luego podrán adquirir habilidades particulares en los puestos específicos, pero ya con una formación de base que hasta el momento era muy difícil de encontrar.

En marzo se aprobó la creación del doctorado en tecnología nuclear. Cuéntenos un poco sobre esta nueva iniciativa. Para formular esta carrera, nosotros hicimos un relevamiento de muchas áreas en el ámbito de la tecnología nuclear que no tienen una cobertura académica suficiente. Actualmente, los profesionales que realizan desarrollos tecnológicos en esas áreas no pueden alcanzar una máxima titulación académica porque no tienen el ámbito en el cual hacerlo. Ese fue el motivo principal que nos llevó a formular esta carrera. En ese sentido, cubrimos áreas que tienen que ver con reactores nucleares, radioquímica, radiofarmacia, medicina nuclear, radiobiología y con muchos otros temas que actualmente no tienen una cobertura suficiente en el ámbito universitario.

Usted también es directora de la especialización en reactores nucleares y su ciclo de combustible. ¿En qué consiste la especialización? Esta es una carrera de un año, orientada a profesionales que estén interesados en insertarse laboralmente en el ámbito nuclear. Es una actividad teórico-práctica en la cual se le da al profesional todas las herramientas básicas que tienen que ver con la formación en física nuclear, en física de reactores, termohidráulica, instrumentación, seguridad nuclear, y también se lo introduce en las aplicaciones prácticas. Se desarrollan prácticas en el reactor nuclear RA1 y se realiza una estadía en las centrales nucleares.

¿Cuáles son los próximos pasos en materia educativa?

ingeniería más general, que sea importante para el ámbito nuclear, pero también para el no nuclear. Este es un objetivo para el futuro inmediato. Archivo CNEA

El Instituto Dan Beninson fue creado en 2006 por un acuerdo entre CNEA y UNSAM.

Como conocedora del ámbito laboral nuclear del país, ¿en qué áreas existe déficit de profesionales? Prácticamente en todos los ámbitos del área tecnológica nuclear hay déficit de profesionales. Faltan profesionales con formaciones específicas, tanto para la actividad profesional como para la investigación y el desarrollo. Para lo primero, están nuestras carreras de especialización. Además de los reactores nucleares, hay muchísimas aplicaciones de los radioisótopos y de las radiaciones que requieren especializaciones profesionales: en la medicina nuclear, en el diagnóstico, en la radioterapia, en la industria, en la irradiación de alimentos… Pero también se requiere una formación más orientada a los nuevos desarrollos tecnológicos y ahí apunta el doctorado. Nuestro objetivo es formar personas lo suficientemente capacitadas como para realizar desarrollos tecnológicos importantes en estas áreas y que se transfieran a la industria. La tecnología es ese eslabón complejo que vincula la ciencia básica con la aplicación y la industria, y es siempre el eslabón más difícil de cubrir. Hay muchos países que tienen muy buena ciencia básica, pero no llegan a tener una industria porque les falta ese eslabón, que es crítico. Es crítico aún para la Argentina, que tiene tantos años de desarrollo en el área nuclear. En este sentido hay una gran debilidad del sistema de ciencia y técnica local que no estimula los desarrollos tecnológicos. Se vislumbran buenas intenciones. Veremos qué sucede en el futuro...

Queremos implementar una carrera de grado en alguna

U238

41


La energía nuclear argentina cumple 62 A partir de la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) el 31 de mayo de 1950, cada año se conmemora en el país el Día Nacional de la Energía Atómica. Por eso, para la CNEA el festejo es doble. Además de las actividades que se realizaron en la sede central del organismo, se llevaron a cabo actos en las regionales de todo el país y se entregaron medallas y diplomas a la trayectoria de trabajadores de la institución. Desde que Juan Domingo Perón la creó en 1950, cada

con la presencia de importantes personalidades

31 de mayo la CNEA celebra el Día Nacional de la

como Roberto Salvarezza (presidente del CONICET);

Energía Atómica y su cumpleaños. En esta oportunidad,

Guillermo Salvatierra (presidente del INTI) y Gustavo

la Institución sopló 62 velitas y, en medio de un clima

Ainchil (Director de Seguridad Internacional, Asuntos

de alegría y esperanza, se realizaron diversos actos.

Nucleares y Espaciales de la Cancillería) entre otros.

El evento principal, que se desarrolló en la sede central

Tras proyectar un video institucional en el que se

del organismo, estuvo encabezado por el secretario

reflejaron los principales logros de la CNEA durante

de Energía de la Nación Daniel Cameron, por Norma

el último año, la primera en tomar la palabra fue la

Boero, presidenta de la CNEA y por Mauricio Bisauta,

licenciada Boero. En su discurso, la Presidenta de la

vicepresidente de la institución. Además, contó

institución destacó: “esta nueva celebración transcurre Archivo CNEA

Raúl Chain recibe la medalla a su trayectoria en la CNEA, por parte de las autoridades del organismo y del Secretario de Energía de la Nación.

42

U238


La energía nuclear argentina cumple 62

en el marco de la sostenida reactivación de la actividad nuclear argentina, con fuerte respaldo del gobierno nacional” y agregó: “gracias a la gestión de Cristina Kirchner y el permanente apoyo del ingeniero Cameron y el arquitecto De Vido, el Plan Nuclear continúa avanzando satisfactoriamente, a pesar de la severa crisis económica mundial”.

Más festejos Si bien el acto principal por el 62° aniversario de la CNEA se realizó en su sede central, también hubo celebraciones en los distintos organismos ubicados en diferentes puntos del país. En el Centro Atómico

Luego de repasar los últimos avances en los proyectos

Constituyentes, el Día Nacional de la Energía

prioritarios de la Institución —como la terminación

Atómica se festejó el 1° de junio con una ceremonia

de Atucha II, la extensión de vida de Embalse, la

que coincidió con la inauguración del flamante

construcción del prototipo del reactor CAREM y el

edificio del servicio médico del CAC. En este sentido,

reinicio de las actividades de enriquecimiento de

Norma Boero afirmó en el discurso que dio: “en los

uranio—, Boero extendió un cálido agradecimiento a

últimos años adquirimos la sana costumbre inaugurar

las empresas del sector y a todo el personal de la CNEA.

edificios, y ello es el reflejo de la nueva CNEA que

“El recurso más valioso con el que cuenta la institución

estamos construyendo entre todos”.

es el humano –afirmó– su profesionalismo, dedicación y esfuerzo son los que han permitido consolidar la

El 6 de junio, los festejos llegaron al Centro Atómico

eficiencia y el prestigio”.

Ezeiza con un acto en el que estuvieron presentes

Por su parte, el secretario Daniel Cameron destacó: “el país puso énfasis en el esfuerzo mancomunado

Boero, Mauricio Bisauta y los trabajadores de la CNEA, ARN, Conuar y FAE.

del Estado, el gobierno y los trabajadores del sector

También se realizaron actos conmemorativos en la

nuclear salvaguardando el conocimiento y el desarrollo

Regional Patagonia, en la provincia de Chubut y en

nuclear para su población”.

la regional Córdoba. Allí, una delegación de la CNEA,

Y concluyó su discurso remarcando: “hoy, en su 62

encabezada por la presidenta del organismo, mantuvo

aniversario, la CNEA tiene para festejar que vuelve ser

una reunión con las autoridades de la Universidad

parte de la historia de la Argentina”.

Nacional de Córdoba, que recientemente cumplió 400

El vicepresidente de la institución, Mauricio Bisauta,

años.

también pronunció un alentador mensaje. “Para la CNEA, el relanzamiento del Plan Nuclear significó la recuperación de una gran empresa nacional”, aseguró. Por otra parte, agregó: “aunque en los 90 supimos resistir las privatizaciones, la etapa de la resistencia ya quedó atrás y ahora tenemos que afrontar nuevos desafíos. El gobierno nos ha dado las herramientas necesarias para pensar a la CNEA nuevamente como protagonista en la construcción del país. Y ahora somos nosotros quienes tenemos la oportunidad de hacer una CNEA que deje de ser un proyecto eterno y se construya una realidad que le devuelva a la sociedad todo lo que ella nos confía”. Luego de los discursos, llegó el momento más emotivo de la jornada: las autoridades de la CNEA entregaron medallas y plaquetas recordatorias al personal jubilado y a quienes cumplieron 30 y 45 años en el organismo.

Posteriormente, la gran familia nuclear se dirigió al Club Ciudad de Buenos Aires para seguir con los festejos de este nuevo aniversario. La alegría y la motivación se podían percibir a simple vista en la actitud su gente, como es el caso de Roberto Ornstein, quien con 84 años aún continúa en actividad en la CNEA. El histórico trabajador declaró a U-238 que ve al organismo “en pleno renacer desde todo punto de vista” y también: “recién ahora están dadas nuevamente todas las condiciones para volver a ser la CNEA que fue durante muchos años. El futuro que viene es prometedor. Hay que ser optimista. Creo que este gobierno realmente le ha dado a la tecnología nuclear un apoyo que hacía décadas que no tenía, y que sí había sido constante en los primeros 30 ó 40 años de la CNEA con cualquier tipo de gobierno”.

U238

43


Valentín Ugarte Gerente General de la Fundación Escuela de Medicina Nuclear “La investigación y el desarrollo en salud son vitales para la calidad de las prácticas médicas” gentileza FUESMEN

Con el objetivo de profundizar el desarrollo en el campo de la medicina nuclear, se creó en 1986 la FUESMEN, una institución que por sus características es única en el país y que, gracias al compromiso y la excelencia de los profesionales que allí se desarrollan, logra combinar, con éxito, gestión pública y privada con innovación científica y asistencia médica de excelencia para la población. ¿Cómo surge la iniciativa de crear FUESMEN? En 1986, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) resolvió crear una escuela de posgrado en Medicina Nuclear y Radiodiagnóstico con el fin de promover las aplicaciones en tecnología nuclear que contribuyeran al bienestar de la población argentina. Fue el Poder Ejecutivo de la Nación quien autorizó a la CNEA a destinar los fondos necesarios para el proyecto.

44

U238

Por su parte, el propósito de este organismo fue dotar a la Escuela de una infraestructura académica y técnica que asegurara la creación de un ámbito interdisciplinario de excelencia en el campo del diagnóstico por imágenes anatómicas y metabólicas, así como también en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de enfermedades oncológicas, cardiológicas y neurosiquiátricas. Esta iniciativa encontró gran adhesión en la Universidad Nacional de


Entrevista a Valentín Ugarte Gerente General de FUESMEN

tratamiento, rehabilitación y seguimiento. En la Cuyo, con la que existía una prolongada y fructífera Fundación se realizan actividades de pregrado y de relación desde la creación, en 1954, del entonces posgrado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Instituto de Física, actualmente Balseiro. Asimismo, el Universidad Nacional de Cuyo, así como también de gobierno de la provincia de Mendoza, a través de su área otras instituciones nacionales y privadas. A esto se suma de salud y, ante la realidad de un proyecto abandonado que un importante número de y concebido en la década busca ser referencia investigadores de la FUESMEN del 80, generó con mucho FUESMEN entusiasmo la reformulación en atención para diagnóstico y concretan su vocación docente teniendo a cargo diversas del proyecto original. Planteó y expuso su actualización a tratamiento en medicina nuclear, cátedras en universidades las exigencias de la medicina brindando servicios de mejor calidad de la región. En cuanto a sus objetivos, FUESMEN moderna y le dio un a toda la población. se propone desarrollar énfasis especial. actividades científicas, En la actualidad, FUESMEN es un centro de excelencia docentes y asistenciales en un marco de excelencia médica. En ella se realiza la tarea asistencial con el técnica y humana; llevar adelante desarrollos máximo nivel de responsabilidad y con el rigor científico innovadores en materia de medicina nuclear y que impone el mundo moderno. La investigación y radiodiagnóstico; transferir conocimientos a través la docencia tienen su garantía de calidad porque se de las actividades docentes de pregrado y postgrado; la ejerce en conjunto y complementa con la de los contribuir a mejorar la calidad de vida de la sociedad organismos internacionales como la Organización argentina y a preservar la salud de la población; Internacional de Energía Atómica OIEA). asesorar al Estado provincial y nacional en materia de ¿Cuales son la misión y los objetivos medicina nuclear y promover acciones conjuntas a nivel de FUESMEN? Internacional, con el OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica), y Nacional, con la Secretaría de La misión de FUESMEN es cuidar de la salud de las Ciencia, Técnica e Innovación Productiva de la Nación personas, a través de la prevención, diagnóstico, gentileza FUESMEN

U238

45


Entrevista a Valentín Ugarte Gerente General de FUESMEN

(SECyT), mediante la presentación de proyectos de desarrollo e investigación.

gentileza FUESMEN

¿Cuáles son las principales actividades que lleva adelante la Fundación? Desde la perspectiva asistencial, FUESMEN busca ser referencia en atención para diagnóstico y tratamiento en medicina nuclear, brindando servicios de mejor calidad a toda la población. También debe poner a disposición de la comunidad todo su potencial tecnológico y profesional. FUESMEN y sus delegaciones en Tunuyán, San Rafael y General Alvear, desarrollando sus funciones de manera armónica con el sector estatal y privado, benefician al paciente al configurar una verdadera red asistencial coordinada con instituciones tales como COIR y Centro de Diagnóstico Nuclear de Buenos Aires.

¿Cómo se articulan los conocimientos en formación e investigación con la atención a la comunidad? La actividad de investigación y de desarrollo en una organización del ámbito de la salud que brinda tarea asistencial a la comunidad en su conjunto, es vital para la calidad con que se dan las prácticas médicas; la investigación permite la presencia de nuevos conocimientos, que vitalizan los ya existentes, mejorando ostensiblemente la capacidad diagnóstica y terapéutica de los profesionales actuantes. Además, la innovación tecnológica requiere de un fluido constante de nuevos conocimientos que permiten utilizar al máximo su capacidad y hacerlo de tal forma que la relación costo beneficio sea cada vez más positiva. Estamos hablando de nuevos conocimientos y proyectos de desarrollo que, asociados a la práctica asistencial diaria, dan como resultado no sólo una mayor calidad, sino la existencia de la equidad, mejores diagnósticos y mejores tratamientos, que equivalen a mejores resultados. Si a ello le incorporamos actividad docente, lejos de guardar el conocimiento, se lo divulga a través de docencia de pre y postgrado. Compartir el conocimiento sin egoísmo hace que sus ventajas lleguen rápidamente a la población que los necesita, contribuyendo a una vida cada vez más saludable.

¿Cuál es el balance que, a nivel institucional, se realiza de FUESMEN, a 21 años de su creación? En primer lugar, queda demostrado que son factibles la convivencia y la participación activa de tres entes estatales en proyectos de salud, los cuales encontraron la armonía necesaria para crecer en forma constante, evitando que el destino de estas organizaciones se vea afectado por vaivenes políticos en el ámbito provincial

46

U238

o nacional o cambios de autoridades por la finalización de su ciclo. También, a traves de estos años, pudimos dar cuenta de que, desde la órbita estatal, es posible generar organizaciones capaces de contener el tercer nivel de complejidad médica, sin el complemento de un crédito presupuestario, encontrando el autofinanciamiento. Por otra parte, hemos demostrado que la calidad y la eficiencia se puede lograr si se cuenta con recursos humanos capacitados e identificados con su empresa, tecnología de punta y herramientas ágiles de gerenciamiento. En 21 años, es posible dar respuesta al sector público y a los distintos modelos de cobertura social existentes, con equidad y calidad, evitando distorsión en los precios y prácticas que rayan lo antiético, así como también evitar el hecho de dejar sin estudio o tratamiento a quien lo necesite, — independientemente de su capacidad de pago—, o al servicio del sector público que así también lo requiera, más allá de las dificultades que afronte para cancelar sus deudas, impidiendo de este modo discontinuar los servicios por falta de predictibilidad en los service o adquisición de insumos. Todo esto hace a la razón de ser de estas organizaciones que tienen como destino el bien común. Por último, el hecho de dar servicio a la población, permite que organizaciones como la nuestra logren financiamiento nacional e internacional para llevar adelante tareas de investigación y docencia, conformando, de este modo, un círculo virtuoso.


AGENDA Concurso IB50K Organizado por el Instituto Balseiro, el objetivo de este concurso es fomentar la creación y el

A G OSTO

desarrollo de empresas de innovación tecnológica, y promover la capacidad emprendedora de estudiantes y jóvenes profesionales. Cierre de la inscripción: 10 de agosto.

Seminario No Arancelado “Energías Marinas” Organizado por el Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable (IEDS) de la CNEA. Día: 30 de agosto, de 14:30 a 17:30. Lugar: Sede Central de la CNEA, Aula 125. Disertantes: Licenciado Javier Valladarese e Ingeniero Francisco Galia

Jornadas de Aseguramiento de Calidad para Mamografía Organiza el Instituto Dan Beninson, con el auspicio del Instituto Internacional de Física Teórica (ICTP), el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la Sociedad Argentina de Física Médica (SAFIN) y la Sociedad Argentina de Radiología (SAR). Día: 3 al 6 de septiembre, de 9.30 a 17.30 horas. Lugar: Sede Central de la CNEA. Aula a designar.

SE P T IE MB R E

Inscripción: Teléfono: 6779-8172 o Mail: ksoco@cae.cnea.gov.ar Importante: Vacantes limitadas. Se adjudicará inscripción por orden de llegada y por cumplimiento de requisitos. Tendrán prioridad los centros mamográficos.

Reunión Internacional de Expertos para la Protección contra Terremotos y Tsunamis tras el accidente de la Central Nuclear de Fukushima Daiichi Organizada por IAEA (International Atomic Energy Agencia), en el marco de la implementación del Plan de Acción sobre Seguridad Nuclear. Día: 4 al 7 de septiembre. Lugar: Viena, Austria.

9th International Conference on Facility Operations- Safeguards Interface Organizada por AMS (American Nuclear Society) y el INMM (Institute of Nuclear Material Management), destinada a todos aquellos profesionales interesados en tecnologías de salvaguardias y operaciones de las instalaciones nucleares. Día: 23 al 28 de septiembre.

NOVIEMBRE

Lugar: Savannah, Georgia, Estados Unidos.

XVIII Congreso de la Asociación Argentina de Biología y Medicina Nuclear Organiza la Asociación Argentina de Biología y Medicina Nuclear. Día: 8 al 10 de noviembre. Lugar: Salones Salguero Plaza —Jerónimo Salguero 2686— CABA. Valor de la Inscripción: $550 (socios, hasta el 31 de agosto). Presentación de Resúmenes: hasta el 31 de agosto.

U238

47


PARA LEER PLANTEAR UTOPÍAS. LA CONFORMACIÓN DEL CAMPO CIENTÍFICOTECNOLÓGICO NUCLEAR EN LA ARGENTINA (1950-1955) Autor: Zulema del Valle Marzorati Editorial: CICCUS Edición: 2012 Origen: Argentina Páginas: 272 Esta publicación indaga acerca de las condiciones históricas del surgimiento de la política nuclear en el país entre 1950 y 1955, durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón. En el prólogo, el investigador del CONICET Waldo Ansaldi da cuenta de la relevancia de este libro: “Era necesario escribirlo y ahora; al ser publicado, será de consulta necesaria para todos los que quieran saber más acerca de dos cuestiones bien trascendentes: la historia de la ciencia y la tecnología y el gobierno peronista”. Por su parte, Zulema Marzorati afirma que uno de los fines de su investigación es dar cuenta de las condiciones de surgimiento de este ámbito científico: “Esta obra intenta mostrar cómo el proyecto científico nuclear alcanzó un grado de consolidación adecuado y continuó produciendo resultados, a pesar de los cambios sociopolíticos coyunturales, posibilitando así la concreción de una actividad dinámica y de vanguardia en el ámbito local”.

MANUAL DE COMUNICACIÓN DE CRISIS PARA LAS ORGANIZACIONES NUCLEARES. ASPECTOS NACIONALES Autor: NEA (Agencia de la Energía Nuclear). Traducción y edición: Consejo de Seguridad Nuclear Edición: 2012 Origen: España Páginas: 70 El informe –realizado a pedido de la Agencia de la Energía Nuclear de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)– aborda los problemas comunicacionales que deben afrontar las organizaciones reguladoras nucleares en diversas situaciones críticas, que van desde anomalías a accidentes graves. Fue realizado a partir de una encuesta a nivel nacional a la que respondieron 17 países, apoyándose en sus propias experiencias comunicacionales durante situaciones extraordinarias. El propósito del documento es, entonces, informar sobre los principales hallazgos de la encuesta y proporcionar un manual de gestión lo suficientemente genérico como para poder ser aplicado en todas las ORN, ayudándolas a que amplíen el conocimiento de los requisitos y de las prácticas de comunicación, así como de las herramientas informativas a utilizar antes, durante y después de una crisis.

48

U238


PARA RECORDAR

AGOSTO 1 de agosto de 1955: Se inaugura en Bariloche el Instituto de Física, bajo la dirección del doctor José Antonio Balseiro, y comienza el dictado de la Carrera de Licenciatura en Física. En esa oportunidad, se incorporaron quince alumnos becados de una selección realizada entre 33 candidatos. En 1962, luego de la muerte de su primer director, fue rebautizado como Instituto Balseiro. 1 agosto de 2002: Comienza la producción regular del radioisótopo Molibdeno 99 por fisión utilizando blancos con Uranio de bajo enriquecimiento (020%). Con este desarrollo, la Argentina se convirtió en el primer país, entre los productores de Mo-99, en lograr resultados con esta técnica. 12 de agosto de 1982: Se inaugura el Circuito Experimental de Alta Presión (CEAP-LOOP) en el Centro Atómico Ezeiza. Esta instalación —que reproduce las condiciones de operación de un reactor de potencia, con la diferencia de que en él no hay fisión ni flujo de neutrones— permite ensayar y desarrollar elementos combustibles nucleares, componentes críticos de reactores y simular procesos termohidráulicos y mecánicos. También es útil para mejorar diseños, procesos de inspecciones y reparación de centrales y otras instalaciones nucleares.

SEPTIEMBRE 7 de septiembre de 1983: La firma CONUAR entrega los primeros elementos combustibles para la Central Nuclear Atucha l. El contrato celebrado entre la CNEA y la empresa establecía el suministro de 240 elementos combustibles, que fue completado en 1985. 15 de septiembre de 1983: Por primera vez desde su criticidad inicial en marzo de ese mismo año, la Central Nuclear Embalse alcanza el 100% de su potencia. Tan solo unos meses después, en enero de 1984, la instalación comienza a operar comercialmente. 20 de septiembre de 1979: Se inaugura el Complejo Minero Fabril San Rafael, ubicado en Mendoza. Esta planta cuenta con una capacidad nominal de producción de concentrado de uranio de 120 toneladas al año, lo que equivaldría -llevado a las centrales nucleares argentinas- a la electricidad que consume durante más de dos años una provincia como Mendoza. Por otra parte, en este complejo también se realiza el tratamiento de unas 150 mil a 200 mil toneladas anuales de dicho mineral.

U238

49


CURIOSIDADES PEQUEÑOS CIENTÍFICOS NUCLEARES DE LOS 50 En pleno auge de la energía nuclear, no es de extrañar que la “fiebre atómica” llegara hasta los más pequeños, quienes allá por 1951 podían jugar con un sofisticado laboratorio de energía atómica denominado Gilbert U-238. Este kit educativo era por demás completo: estaba compuesto por cuatro tipos de uranio, una fuente alfa, una fuente beta y otra gamma, un espintariscopio, una cámara de niebla, un electroscopio, un contador Geiger, un libro de historietas y un manual titulado La prospección de uranio. Al parecer, este juguete se comercializaba en Estados Unidos y sólo estuvo a la venta un año, debido a su alto precio.

MUCHO MÁS PODEROSO QUE MICKEY MOUSE Al saturado mercado de historietas de superhéroes, en 1953 se sumó el Ratón Atómico. El cómic cuenta la historia de un vulgar roedor que es capturado por un brujo malvado que le suministra píldoras de U-235. La exposición a este elemento radiactivo le da al pequeño animalito súper poderes, como la capacidad de volar y una fuerza extrema, los cuales utilizaba para luchar contra su archi-enemigo: “Count Gatto”. La historieta —publicada por Charlton Comics—fue publicada durante diez años y tuvo más de cincuenta ediciones. Años más tarde, en la década del 80, muchas de sus historias fueron reimpresas.

UN GRUPO MUY PRODUCTIVO También en el ámbito local se producen hechos curiosos. Como el caso del llamado “Grupo de Buenos Aires”, nombre con el que se conocía al primer grupo de radioquímicos argentinos. En 1955, a sólo cuatro años de haberse fundado su laboratorio, el grupo ya había descubierto una decena de nuevos radioisótopos. El hallazgo fue presentado en la Conferencia sobre Utilización de la Energía Atómica con Fines Pacíficos, celebrada en Ginebra ese mismo año. Sin embargo, la reacción del resto de los científicos presentes fue de desconfianza. Por suerte, la discusión de los trabajos durante la reunión permitió disipar las dudas y la existencia de los nuevos radioisótopos finalmente fue confirmada. Posteriormente, el Grupo continuó su búsqueda y, a principio de los años 60, ya eran veinte los nucleídos encontrados.

50

U238


Mamá corazón Un disco sin nombre en la tapa, con la foto de una vaca, con un tema que dura más de veinte minutos, sin letra, y en 1970. ¿Qué más haría falta para convertir a Atom Heart Mother, el quinto trabajo de Pink Floyd, en un verdadero ícono de la música contemporánea? De cómo se pensó, de cómo se hizo y de cómo llegó, inusualmente, a la Argentina, hablan las líneas que siguen. Por Sebastián Sciligano Fue el primer disco de la banda editado en Argentina, merced a la prédica de un conductor de radio que pasaba los largos veintipico de minutos que duraba el único tema del lado A, todos de corrido, por AM, a las 3 de la tarde. Eso sí, salió a la venta con un cartelito que advertía, literalmente, que escucharlo era peligroso. La tapa original no tenía ni el nombre del disco ni el de la banda; sólo la foto de una vaca. Y ese nombre, oculto, además, fue producto del azar, del capricho de un dedo puesto en un titular cualquiera de un diario cualquiera, como quien hace girar el globo terráqueo y lo para con el índice, sin más, para decidir —o fantesear— su próximo destino viajero. Todos condimentos, caseros y de los otros, que hacen de Atom Heart Mother, o Madre de corazón atómico, un disco memorable en la historia de una banda memorable: Pink Floyd.

pantalones largos”, señala el periodista, coleccionista e historiador del rock, Alfredo Rosso. “Grupos progresivos, o psicodélicos, como Traffic, Procol Harum o el propio Floyd de Barret, que toman la posta de la expansión de la música de rock, bajo la influencia que les habían dejado los Beatles con Sgt. Peppers, aumentan la apuesta: meten instrumentos nuevos, meten sintetizadores, meten melotrones, los teclados pasan a tener igual importancia que las guitarras, cosa que es muy importante. Y hay varias tendencias: la más sinfónica, que puede ser la de Emerson, Lake &Palmer, Yes, o el propio Genesis; está el hard rock progresivo, con Deep Purple y Black Sabath; por otro lado está el blues progresivo de Led Zeppelin. Todo eso está pasando al mismo tiempo”, se entusiasma Rosso.

La fuerza del nombre

AHM es el quinto disco de Floyd, el que reorientaría Sin dudas, el nombre del disco es una rareza. Aunque definitivamente la proa del grupo hacia el rock sinfónico, los otros títulos de los álbumes anteriores de la banda pero delicado, ya con el comando creativo indiscutible tampoco se caracterizaban por la simpleza, sí es cierto de Roger Waters y con el duelo hecho, por completo, que una madre con un corazón atómico, así, sin más, de la etapa psicodélica del grupo, bajo la estrella despierta la inquietud de cualquiera. Más, si ese del malogrado nombre había que Syd Barret. Es un buscarlo en el disco trabajo de rupturas Cuenta la leyenda que Nick Mason, propiamente dicho, e inauguraciones, baterista del grupo, puesto a la tarea de porque en la tapa, que abre una etapa nada. Cuenta la encontrarle título al nuevo trabajo, se experimental en la leyenda que Nick historia del rock, puso a buscar en el diario alguna noticia Mason, baterista del difícil de digerir por grupo, puesto a la que le llamara la atención; y recaló en las la industria y por tarea de encontrarle las convenciones desventuras de una mujer embarazada título al nuevo trabajo artísticas que, hasta a la que tuvieron que implantarle un del grupo, y por entonces, esperaban sugerencia de Ron marcapasos, atómico, en este caso. de los grupos de Geesin, orquestador rock canciones más original de ese o menos amables. trabajo, se puso a buscar en el diario alguna noticia O, al menos, esperaban eso hasta la salida de que le llamara la atención; y recaló en una que narraba Sgt. Pepper´s Lonley Hearts Club Band, de los Beatles. las desventuras de una mujer embarazada a la que “Es un momento interesante, porque es una época tuvieron que implantarle un marcapasos, atómico, en en la que el rock, al menos en Inglaterra, se pone los

U238

51


Mamá corazón

este caso. “Madre de corazón atómico”, se titulaba la nota, o “Atom Heart Mother”, en inglés. Y allí fueron. La elección del nombre, si bien azarosa, no fue casual. Roger Waters, ya al comando de la banda, luego del desplazamiento de Barret, quería que ese disco marcara un cambio radical en el camino de Floyd, tanto musical como conceptualmente. La apelación a una escena cotidiana, anodina, de página interior de un diario, para bautizar el disco, iba en sintonía con esa idea de bajar el aura pretensiosa con la que se identificaba, por entonces, al grupo. Aunque el resultado pueda haber sido exactamente el contrario. No es el único caso de un grupo de rock progresivo que “juega” con las noticias cotidianas, con eso extraordinario que puede haber, si se busca, en la vida de las personas de a pie. De hecho, el disco más famoso de Jethro Tull, Thick As A Brick, recrea la falsa historia de un niño de ocho años que escribe un largo poema, llamado como el disco, con el que gana un premio. La tapa del original imitaba a un periódico de pueblo en el que se daba esa noticia.

Tema: la vaca Otro de los ingredientes inusuales que vistieron a Atom Heart Mother de verdadera rareza para su época, fue la tapa. Una vaca, tranquila, pastando, en un campo cualquiera. Nada más. Ni el nombre del disco, ni el de la banda, ni mucho menos fotos de sus integrantes. Solo una simple vaca. Lulubelle III, que así se llamaba la modelo, fue un hallazgo del fotógrafo y artista plástico Storm Thorgerson, a quien Pink Floyd encargó el arte de tapa. La consigna fue clara, otra vez: despegar a la banda de cualquier reminiscencia cósmica o extrasensorial. Y allí fue Thorgerson, al campo, a buscar lo esencial, y encontró una vaca. Con todo, esa que algunos dicen fue la sesión fotográfica más barata de la historia del rock, se convirtió en un verdadero ícono de esa etapa de la música contemporánea. “Era una época en la que los grupos hacían esas cosas, como poner en la tapa una vaca y no poner, ni siquiera, el nombre del disco. Yes tenía al dibujante Roger Dean, por ejemplo, trabajando con sus

La tapa del quinto disco de Pink Floyd no hacía ninguna referencia a la banda ni a sus integrantes.

52

U238


Mamá corazón

discos. La parte visual pasó a ser una cosa importante para los grupos, casi tan importante como la música, porque esas tapas daban la idea de que adentro había algo interesante, despertaban curiosidad”, puntualiza Rosso. Ciertamente, las escenas planetarias lisérgicas de Dean en las tapas de Yes –a las que la película Avatar les debería haber pagado derechos de autor– o la tapa del juego de cricket con cabezas humanas de Nursery Cryme, el tercer disco de Genesis, estaban llamadas a captar la atención de un público que ya empezaba a identificar a las vanguardias del rock con las otras expresiones de avanzada en el resto de las artes.

Peligro, música “Me acuerdo perfectamente de la primera vez que escuché el disco”, rememora Rosso. “Tenía un grupo de amigos con los que escuchaba música. Alguien nos había traído Umaguma, el disco anterior de Floyd,

rarezas inaugurales del disco de Floyd es la inclusión de una suite instrumental, “Atom Heart Mother”, dividida en seis partes y que ocupa toda la cara A del LP original. La repercusión que la militancia del peruano tuvo entre su público hizo que el sello Odeon recogiera el guante y se decidiera a editar AHM en Argentina, el primer trabajo de Floyd aparecido en tierras pampas. Pero, con una salvedad: la tapa, que era la original, con la vaca y todo, tenía un cartel en su ángulo superior derecho que decía, literalmente, “Danger: disco anticomercial y no bailable”, para que a ningún desprevenido le quedaran dudas. “No era para menos: estaba bien editar un disco que se escuchaba en la radio, pero no dejaba de ser el trabajo de unos locos, a los que no conocía nadie, que ponían en la tapa a una vaca y que hacían canciones de más de veinte minutos”, justifica Rosso. “Todo el mundo recuerda la suite, pero del otro lado, el disco también tenía cosas muy interesantes: hay otra suite, en tres movimientos, “Alan’s Psychedelic Breakfast”,

Átomos industria argentina El célebre disco de Floyd tuvo, entre nosotros, una herencia, al menos por la influencia de su nombre: Madre atómica fue una banda de rock progresivo y jazz, algo errática, que atravesó las décadas del 70 y el 80, y que debe su nombre, claro, a la influencia de ese disco. A pesar de esa cierta inconstancia, Madre atómica fue un verdadero seleccionado de músicos brillantes de la escena rock local: sus fundadores fueron nada menos que Lito Epumer y “Mono” Fontana, y pasaron por sus filas, entre otros, “Pomo” Lorenzo –de huestes spinettianas, como los dos fundadores–, César Franov, el baterista, también de Spinetta,“Jota” Morelli y Guillermo Vadalá. La formación original, de trío, además de a Epumer y a Fontana, alistaba a un muchacho desgarbado, que tocaba la guitarra con su banda, en Liniers, y al que alguna vez esos dos ya consagrados le dijeron: “¿Te animás a tocar el bajo?” “Sí”, dijo el muchacho, y desde entonces, no paró. Era Pedro Aznar. Madre atómica editó un sólo disco, en 1986, de nombre idéntico al de la banda, con Mono Fontana en teclados, Jota Morelli en batería y Guillermo Vadalá en el bajo. Luego, se separó definitivamente.

a mediados de los setenta. Nos enteramos de que había salido Atom Heart Mother por la revista Melody Maker, que llegaba 90 días después a la Argentina, y que hablaba muy bien del disco. Y yo fui a Tubo Records, en la galería Alvear, que traía discos importados, y me lo compré. Y estaba abierto, así que cuando lo escuchamos había algunos ruidos. Me acuerdo de haber vuelto a cambiar el disco, en tren, ese mismo día. Y de escuchar el nuevo en un equipo Pioneer, que tenía yo. Y era una joya”. En Argentina, Atom Heart Mother tuvo un difusor entusiasta e inusual: el locutor peruano Hugo Guerrero Marthineitz, que en su programa de radio, El show del minuto, se dedicó a pasar, insistentemente, el tema que abría el disco. Duraba 23 minutos. En efecto, otra de las

muy buena, en la que se escuchan sonidos de la cocina de Mason; una canción instrospectiva de Waters, que se llama “If”, otra compuesta por Gilmour, “Fat old sun”, medio blusera, y una de Richard Wright, “Summer ‘68”, que lo revela como el gran compositor que fue, y no solo como el ladero de Waters”. Después de Atom Heart Mother, la carrera de Pink Floyd comenzaría su curva ascendente en el camino del sinfonismo sin estridencias, más conceptual que virtuoso, hasta el zenit de The Dark Side Of The Moon y de Wish You Were Here, que los consagraría como la verdadera leyenda que fueron, y que son, para la historia del rock. Y todo, a partir de la fuerza, tan inesperada como determinante, del corazón atómico de una madre.

U238

53


ENERGÍA ACÓMICA

Por Maléfico


27

Energía nuclear y desarrollo

Estrategias para un crecimiento sostenido

39

Formación académica

Entrevista a Carla Notari, decana del Instituto Dan Beninson

51

Cultura nuclear

El disco más atómico de Pink Floyd

Tecnología nuclear para el desarrollo AÑO 1 | NRO 1 | AGOSTO 2012 | $25 | BUENOS AIRES, ARGENTINA

RADIOISÓTOPOS La crisis global, una oportunidad

NORMA BOERO PRESIDENTA DE LA CNEA “En cuestiones nucleares, Argentina es líder de la región”

ENERGÍA NUCLEAR ARGENTINA Con la mirada puesta en el futuro

ISSN 2250-8937

9 772250 893008

SUSCRIPCIONES: http://U-238.com.ar



U-238 - Tecnología nuclear para el desarrollo