Page 1

RENATO BERTOLI Italia Hemofilia A con inhibidores

hablemos de rehabilitaciรณn para personas con hemofilia


Rehabilitación a corto plazo después de una hemorragia articular leve a moderada Manejo del sangrado Después de cualquier sangrado, el tratamiento inmediato, en el plazo de 2 horas de ser posible, requiere la terapia de reemplazo con factor de coagulación.4 El factor de reemplazo debe ser 4 administrado lo antes posible, idealmente en casa. Si el médico tratante así lo determina y de acuerdo a las instrucciones del médico. Una combinación de protección, descanso, hielo, compresión y elevación de la articulación también puede ser útil (véase el 4 recuadro 1). Este método debe ser recordado y aplicado después de que ocurra un sangrado para ayudar a reducir la hinchazón y el malestar. Si el daño ha sido más severo, la protección de la articulación puede implicar el uso de ayudas de apoyo tales como muletas o un cabestrillo.4 En raros casos en que sea necesario eliminar rápidamente una gran cantidad de sangre de la articulación, el médico puede considerar retirar la sangre de la articulación con una jeringa (un procedimiento conocido como “artrocentesis”). Remover la sangre de la articulación alivia rápidamente el dolor y reduce los efectos perjudiciales de la sangre en la articulación. Sin embargo, este enfoque de manejo debe realizarse en un centro médico dentro de las 24 horas posteriores al episodio de sangrado y con niveles apropiados de factor de coagulación de reemplazo u otro agente hemostático.4 La articulación debe estar completamente inmovilizada con una compresión suave después de la aspiración.4

Recuadro 1: Nemotecnia para el tratamiento de la hematrosis: P.R.I.C.E en inglés (Protection, Rest, Ice, Compression and Elevation)

• PROTECCIÓN – proteja la articulación lesionada del estrés indebido, quizás usando un cabestrillo o muletas.4 • REPOSO – descanse la articulación 4 al menos por 24 horas o más siga el consejo de un profesional de la salud. • HIELO – la aplicación de hielo puede ayudar a aliviar el dolor.4,7 Envuelva el hielo triturado en una toalla húmeda y aplicar para rehabilitación 10-15 minutos. NUNCA aplique hielo directamente sobre la piel.15 • COMPRESIÓN – envuelva la articulación lesionada en una venda o compresión durante las primeras 24 horas. Compruebe cada 2 horas para asegurarse que la venda no está demasiado apretada. La compresión ayuda a controlar la cantidad de hinchazón y puede conducir a una recuperación más rápida.4, 7 • ELEVACIÓN – elevar el área lesionada para disminuir la presión en los vasos sanguíneos locales y ayudar a limitar el sangrado en el área. Elevar el área también ayudará a aumentar el drenaje de líquidos de la lesión, lo que limita la hinchazón.4, 7

Si la hemorragia persiste, se debe consultar a un profesional de la salud.4 7


8

. ÖMER GÜVERCI N Turquía Hemofilia B


Recuadro 2: Carácterísticas del dolor asociado a una hemorragia 8

• No reduce cuando la articulación descansa • Está acompañado por uno o más de: - Hinchazón palpable de la articulación - Calor de la piel sobre la articulación - Sensación de hormigueo (‘aura’) • Se reduce con el tratamiento adecuado del factor de coagulación.

9


Fisioterapia Conseguir movilidad nuevamente Cualquier episodio de sangrado debe seguir por un período de descanso adecuado antes de volver a la actividad física.4 Para los episodios de sangrado severo que requieren múltiples tratamientos con factor de coagulación o reposo en cama forzado, o que dejan las articulaciones sintiéndose rígidas, las personas deben consultar con su equipo de atención médica antes de reanudar el ejercicio.13 En tales casos, tan pronto como el dolor y la inflamación comienzan a disminuir, se debe tomar la acción para restaurar la función de la articulación.4 Es importante realizar una evaluación exhaustiva y establecer un plan de rehabilitación adecuado.5,13 El tratamiento del factor de coagulación puede ser necesario antes de intentar la movilización.14,19

En muchos casos, la evaluación después de una hemorragia será llevada a cabo por un fisioterapeuta especialmente entrenado, en consulta con el equipo más amplio de atención multidisciplinaria.5 El fisioterapeuta diseñará un programa de rehabilitación a medida, apropiado para el paciente y la articulación dañada que contemple la necesidad de prevenir sangrados adicionales.3 Los programas de rehabilitación pueden incluir estiramientos de baja intensidad, ejercicios de fortalecimiento a medida, hidroterapia y ejercicios para llevar a cabo en casa.5, 7 Estos programas también deben incluir un componente educativo, como: • Análisis de las tareas diarias / actividades físicas para identificar posibles causas de hemorragias y cómo se pueden evitar. 4, 5 • Asegurar que la persona con hemofilia sabe cómo controlar los primeros signos de re-sangrado, especialmente cuando regresan a la actividad física.20

Siempre consulte a su profesional de la salud antes de comenzar un programa de ejercicios, incluyendo las actividades descritas en este folleto.

10

Los objetivos iniciales del ejercicio después del sangrado deben ser evitar cualquier pérdida adicional de función y devolver la articulación a su estado habitual de movimiento tan pronto como sea posible después del sangrado.4, 5 La flexibilidad y los ejercicios de estiramiento deben realizarse en la articulación durante el proceso de recuperación, después de que la hemorragia se ha resuelto y es seguro hacerlo.4


Los ejercicios de estiramiento y flexibilidad proporcionan una serie de beneficios; disminuyen el dolor muscular, aumentan el movimiento de las articulaciones (rango de movimiento, ROM) y cuando se usan como un calentamiento previo a la actividad física - tienen el potencial de reducir o prevenir lesiones.5

fisioterapia o ejercicio, con la administración ideal antes de la actividad.7, 14 Esto es particularmente importante para las personas con inhibidores, que son más propensos a tener problemas musculoesqueléticos que las personas sin inhibidores.21

Una variedad de técnicas de estiramiento están disponibles.5

Como parte del proceso de recuperación, es importante monitorear la función articular. El objetivo de la rehabilitación es volver gradualmente al nivel de función que se tenía antes de la hemorragia articular - o incluso mejorarla.4 El proceso, por lo tanto, debe comenzar por establecer el nivel de actividad física antes del sangrado y a continuación, establecer una serie de objetivos funcionales que se pueden lograr de forma gradual para volver al nivel.22

• Estiramiento estático implica mantener un estiramiento de 15-30 segundos. Los mejores resultados se obtienen cuando se repite cada estiramiento 3-4 veces al menos 2-3 veces por semana. • Las técnicas de contracción y relajación por contrato son un ejemplo de estiramiento de PNF, donde los músculos se contraen suavemente durante 3-15 segundos y luego se relajan. Incluso una repetición puede ser suficiente para aumentar el movimiento de las articulaciones, pero para obtener los mejores resultados se recomiendan 1-2 sesiones por semana. El apéndice proporciona ejemplos de ejercicios de flexibilidad / estiramiento que pueden realizarse como parte del programa de rehabilitación, según lo recomendado por un grupo de fisioterapeutas y enfermeras especialistas en hemofilia. Es importante que se asesore con un profesional de la salud con experiencia antes de comenzar cualquier programa de ejercicios y que los ejercicios se ajusten a las circunstancias y necesidades del paciente individual.5

Evaluación de la recuperación funcional

El progreso puede ser medido de manera objetiva a través de herramientas de evaluación de desempeño o auto-reportadas, así como pruebas funcionales del estado de la articulación.4 Es importante que cualquier programa de ejercicios para una persona con hemofilia esté diseñado teniendo en cuenta sus metas funcionales. Los objetivos funcionales pueden incluir regresar al trabajo o a la escuela, participar plenamente en actividades sociales o emprender una nueva actividad deportiva. Se deben recomendar ejercicios específicos y actividades físicas para ayudar a las personas con hemofilia a alcanzar sus metas, con el progreso se evalua logro de estos objetivos.5

Se deben seguir las guías individuales de factores de reemplazo establecidas por el profesional al iniciar cualquier

11

5 pasos para la rehabilitación a corto plazo de la hemorragia articular leve a moderada  

Después de cualquier sangrado, el tratamiento inmediato, en el plazo de 2 horas de ser posible, requiere la terapia de reemplazo con factor...

5 pasos para la rehabilitación a corto plazo de la hemorragia articular leve a moderada  

Después de cualquier sangrado, el tratamiento inmediato, en el plazo de 2 horas de ser posible, requiere la terapia de reemplazo con factor...

Advertisement