Page 1

Unidad I El Entorno de la Prótesis Dental Introducción al estudio de la Prótesis Dental .................................................................................. 1 Los dientes y su función ................................................................................................................. 3 La edentación .................................................................................................................................. 7 Las causas de la edentación ............................................................................................................ 8 Consecuencias de la edentación .................................................................................................... 15 Objetivos del tratamiento protésico .............................................................................................. 22 Relaciones de la Prótesis Dental ................................................................................................... 22 Referencias Bibliográficas ............................................................................................................ 23

Introducción al estudio de la Prótesis Dental La introducción al estudio de la Prótesis Dental requiere considerarla como una de las ramas o disciplinas más importantes de la Odontología, así como de su entorno, para ello es necesario recordar; antes que nada; cual es el campo de acción de la Odontología; que también puede ser llamada Estomatología; (no se pondrá en discusión cual de los dos términos puede ser el más apropiado) y de qué manera se constituye por medio de sus diversas áreas1. La estomatología puede ser definida de diferentes formas, sin embargo puede resultar valido hacerlo de la siguiente manera: “Es la rama de las ciencias biomédicas encargada del estudio del sistema estomatognático, así como del diagnóstico, etiología y tratamiento de las entidades patológicas que pudieran llegar a afectar a cualquiera de los

componentes

de

dicho

sistema

así

como,

también,

a

los

anexos

cráneofaciocervicales”2. En lo que respecta a la Estomatología, el término deriva del griego estoma que en español significa boca o cavidad oral3 y logos que significa tratado; de manera simple puede referirse al “tratado de la boca o cavidad oral4. Así podemos definir al estomatólogo como “el profesional de la cavidad oral o aparato estomatognático”. No hay que olvidar que el aparato estomatognático lo

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 1


constituyen los labios, la lengua, los dientes, la encía, el paladar, la mucosa oral, el piso de la boca, las glándulas salivales, las amígdalas y la oro faringe5. Tradicionalmente la odontología tiende a considerar las enfermedades de la cavidad oral como alteraciones locales de origen exclusivamente externo, más no como una manifestación relacionada con desordenes sistémicos; sin embargo, puesto que la boca está situada entre el cuello, el esplecnocráneo y el cráneo y que se trata de un sistema que contribuye de manera trascendental para el funcionamiento del organismo, el dentista debe poseer conocimientos básicos sobre diferentes áreas y ciencias de la medicina y ciencias afines de tal modo que le sea posible identificar plenamente los problemas de su paciente y tener las herramientas tanto diagnósticas como terapéuticas requeridas para ello ya que una enfermedad bucal puede afectar también el cuello y la cara, e incluso el cráneo propiamente dicho6. La odontología tuvo su origen en el desarrollo de una técnica ejercida por “operarios” que no tenían interacción con el grupo médico, el que, a su vez, consideraba que la boca y sus alteraciones, cambios o enfermedades no tenían relación con el resto del organismo humano7. El reconocimiento de la odontología como profesión de nivel equivalente a la medicina es algo relativamente reciente en los países latinoamericanos, un fenómeno que, en la mayoría de ellos, no pasa de un siglo8. La Estomatología como ciencia de la salud es una actividad biopsicosocial, su articulación con la sociedad no es casual o accidental, en la medida en que su ejercicio produce la satisfacción de una carencia individual colectiva que históricamente ha sido introducida por la práctica. La profesión dedicada a la atención de la salud bucal a lo largo de su historia ha tenido diversas denominaciones, desde las más vulgares como quebrantahuesos y sacamuelas, hasta las conocidas actualmente en diferentes partes del mundo9. La Odontología, como ya se mencionó, está constituida por una serie de ramas o de disciplinas que se encargan del estudio, en particular, de áreas El Entorno de la Prótesis Dental

Página 2


específicas; entre estas tenemos10: Anatomía, Radiología, Endodoncia, Operatoria Dental, Histología, Odontopediatría, Fisiología, Cirugía, Periodoncia, Odontología Preventiva, Prótesis Dental, Materiales Dentales, Oclusión, Ortodoncia, Patología, Farmacología, Propedéutica, etc.; solo por mencionar algunas de ellas pues, realmente la Estomatología es una ciencia que reúne a toda disciplina necesaria para poder comprender así como prevenir y tratar todo daño o riesgo existente para ese sistema gnático ya mencionado anteriormente11. Dicho lo anterior, es necesario mencionar que el Cirujano Dentista es un profesional de las ciencias biomédicas que como cualquier otro especialista de estas ciencias tiene un área anatómica específica de ejercicio teniendo como objetivo principal contribuir en la prevención y daño orgánico de los individuos; daño que, en un momento determinado afectan la salud general de esos individuos. El campo de la odontología es muy amplio y la importancia de cada una de sus áreas disciplinares radica en la contribución de cada una de ellas en el mantenimiento de la salud de la cavidad bucal12.

Los dientes y su función El sistema estomatognático, es definido como el grupo de órganos que ayudan a la masticación, deglución, fonación; está integrado; como ya se ha mencionado; por músculos, lengua, órganos dentarios, huesos y articulaciones, además de mucosa y piel de cabeza y cuello13. El diente es considerado como la herramienta necesaria para que la cavidad bucal pueda cumplir cabalmente con las funciones que le han sido asignadas como es el caso, por ejemplo, de la masticación y deglución de los alimentos que siendo parte del proceso digestivo de los mismos se realiza en la cavidad bucal permitiendo que el alimento se transforme en bolo alimenticio, por efecto de la acción conjunta entre la trituración y la saliva14. La masticación es una acción mecánica en la que el alimento se reduce a fragmentos pequeños por acción de los dientes, la saliva secretada de las glándulas salivales contiene enzimas digestivas que actúan sobre los glúcidos; el El Entorno de la Prótesis Dental

Página 3


alimento es mezclado con la saliva mediante los movimientos de la lengua; por otra parte, la deglución consiste en llevar el bolo alimenticio hacia el esófago15. Los dientes son órganos, que si se les cuida, manteniendo una buena higiene y un buen control odontológico, pueden permanecer sanos y durar toda nuestra vida; de este modo, una persona que siempre se ha preocupado de tener buena higiene, controlarse periódicamente con su odontólogo y tratarse oportunamente los problemas y enfermedades de carácter odontológico, puede llegar a adulto mayor con sus piezas dentarias en boca en buen estado16. Como sabemos, los dientes están dispuestos en los maxilares superiores y en la mandíbula, constituyendo a cada una de las arcadas o arcos dentarios; la arcada superior es ligeramente mayor que la inferior, por lo tanto, normalmente los dientes superiores quedan algo por delante de los inferiores17. Los dientes tienen dos tipos de constitución18; la anatómica y la histológica; desde el punto de vista anatómico, el diente constituido por tres partes: •

Corona.- Considerada como la parte más activa del diente ya que al encontrarse en relación directa con el diente antagonista participa de manera preponderante en las acciones funcionales en las que participan los dientes.

Cuello.- Es la parte del diente que separa, anatómicamente, a la corona de la raíz.

Raíz.- Considerada como la parte de este órgano que se encarga de participar en el soporte del mismo dentro del seno óseo en el que se alojan los dientes.

Histológicamente hablando: la corona, como ya es sabido, también, que tiene una estructura que comprende: una capa muy dura de tejido calcificado llamado esmalte, mismo que cubre a otro tipo especial de tejido calcificado que es la dentina, por su parte, la raíz está cubierta de un tejido también calcificado denominado cemento recubriendo a la dentina, en lugar de esmalte19. Dentro de cada diente hay un espacio de forma parecida a la del diente, recibe el nombre de El Entorno de la Prótesis Dental

Página 4


cavidad pulpar y ahí se aloja la pulpa, la cual tiene nervios por eso es muy sensible y es rica en pequeños vasos sanguíneos; en el caso de la corona, se habla de pulpa cameral, mientras que en el de la raíz, es pulpa radicular20. (Figura 1).

Figura 1.- Imagen que muestra un molar inferior con todos sus elementos constitutivos, tanto los anatómicos como los histológicos

Durante la vida se desarrollan dos tipos separados de dientes o denticiones. La primera o primaria sirve durante la infancia, reciben el nombre de infantiles o de leche; hay 20 dientes en la primera dentición, 10 en el maxilar superior y 10 en el inferior21. La forma de todos los dientes no es igual, cada uno está modificado para diversas funciones relacionadas con la masticación22; si se toma una línea media en el frente de la boca los primeros dos dientes de cada lado en ambos maxilares reciben el nombre de incisivos el primero central y el que le sigue lateral, sirven para cortar porque tienen forma de cuchillo; el diente que viene después, dirigiéndose hacia atrás, recibe el nombre de canino, estos dientes sirven para desgarrar; vienen luego los molares: primero y segundo, cada molar está modificado para triturar el alimento, por lo tanto sus superficies masticatorias son más anchas y aplanadas, cada molar tiene más de una raíz; los inferiores dos y los superiores tres23. Esta dentición aparece a los 6 meses y el último sale más o menos a los 2 años, este conjunto de dientes le sirve al niño en promedio 4 años, después de los El Entorno de la Prótesis Dental

Página 5


cuales los dientes primarios empiezan a ser eliminados y sustituidos por los permanentes; este periodo de sustitución de los dientes primarios dura unos 6 años, desde e los 6 y hasta los 12 años; a esta etapa de la dentición suele llamársele como “dentición mixta” ya que está integrada por dientes de ambas denticiones24. La dentición permanente incluye 32 dientes, 16 en cada maxilar; su s forma es similar a la de los dientes es primarios pero su volumen es algo mayor; la disposición al frente es la misma, después de la línea media hay dos incisivos, un canino pero ahora el lugar de los molares primarios es ocupado por dos premolares y después vienen los tres molares que recibe reciben n el nombre de primero, segundo y tercero, no tienen predecesores sores en la dentición primaria25. El primer molar erupciona alrededor de los 6 años y se llama molar de los 6 años, el segundo molar sale a los 12 años y se den denomina omina molar de 12 años mientras que ell tercer molar o muela del juicio, hace erupción mucho más tarde y a veces no llega a hacerlo; este diente está sometido a muchas variaciones de volumen y dimensiones y con demasiada frecuencia queda incluido dentro del maxilar, ello puede causar trastorno trastornos y si es así suele e ser extraído quirúrgicamente26.

Figura 2.- Se muestran ambas denticiones; a la izquierda la dentición secundaria formada por 32 órganos, incluidos los terceros molares; a la derecha la dentición primaria en la que no existen premolares.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 6


Es posible, entonces concluir que un factor que diferencia a la dentición primaria de la secundaria es la existencia de los premolares en esta última27. (Figura 2)

El odontólogo, llamado también,

estomatólogo, está al cuidado y el

tratamiento de las diversas patologías que puedan sufrir los dientes, somos profesionales de un campo que de manera común se denomina Odontología, la cual es la rama de las ciencias biomédicas encargada del estudio del sistema estomatognático, así como del tratamiento de las entidades patológicas que pudieran llegar a afectar a cualquiera de los componentes de dicho sistema28. Actualmente el tema central de la Odontología, como el del resto de las ciencias biomédicas, se enfoca en la prevención, que en el caso de la Odontología, esta incluye la limpieza, el cuidado y la nutrición del diente, con esto se evita el tener que pasar por diferentes tratamientos dentales o finalmente la pérdida de los mismos29.

La edentación La pérdida o ausencia de los dientes es reconocida con el nombre de edentación o edentulismo; se trata de un estado patológico si consideramos a la enfermedad como la pérdida parcial o total de la función ante la ausencia de un órgano30 o bien, si reconocemos a la salud como el estado de equilibrio biopsicosocial del individuo31. La edentación

tiene diversas causas y diferente magnitud; bien puede

tratarse de la ausencia de una o varias piezas dentarias y, en ese caso, se tiene una edentación solamente parcial; en cambio, cuando se pierde la totalidad de los órganos dentarios el estado de ese individuo es de una edentación total, algo que de forma común es más reconocido como edentulismo32-33. Sin duda alguna que la edentación tiende a irse reduciendo día a día; el avance diario de la ciencia, el desarrollo de alta tecnología; la creación de materiales y técnicas novedosas así como la socialización de la información en pro El Entorno de la Prótesis Dental

Página 7


de la educación, la promoción y la prevención comienzan a rendir fruto; esta reducción es evidente y clara en las últimas décadas pero, en las sociedades de todo el mundo, caracterizadas por el envejecimiento de la población, persiste una proporción de individuos edéntulos34. Si bien la edentación no es una enfermedad que ponga en peligro la vida, tiene importantes repercusiones en términos de limitaciones funcionales y sociales individuales y de uso de recursos públicos por parte de la comunidad; se conoce perfectamente el impacto del edentulismo en la función oral cotidiana y en las interacciones sociales, sin embargo aun es insuficiente la evidencia que arroje luz plena y objetiva sobre la relación entre salud general y pérdida total de dientes35. Sin embargo, es claro que, además del impacto que tiene la pérdida de dientes en la calidad de vida de una persona, afectando aspectos tales como la apariencia, autoestima, interacciones sociales efectivas y el deleite que se deriva de la comida, también existe la preocupación real que la nutrición sana es afectada perjudicialmente por la falta de dientes particularmente en las personas de edad avanzada 36-37-38. La función de masticar depende del estado de la dentición y, ya que la pérdida de dientes disminuye la capacidad de masticar, pueden ocurrir cambios desfavorables en la elección de alimentos y en la ingesta de nutrientes39. Los pobres hábitos alimenticios resultantes han sido implicados como causantes de los problemas de salud sistémica; se han reportado numerosas asociaciones entre la dieta y la enfermedad; por ejemplo, se ha demostrado que una dieta alta en grasa y colesterol aumenta el riesgo de una enfermedad cardiovascular, mientras que las dietas bajas en fibra, frutas y vegetales pueden provocar un mayor riesgo de cáncer40-41.

Las causas de la edentación Existen múltiples causas y factores que pueden originar y/o producir la perdida de los dientes sin embargo, se considera que existen una serie de factores etiológicos que pueden ser considerados como los más comunes, no solo de la El Entorno de la Prótesis Dental

Página 8


pérdida dental, sino, también, de la falta de alguno de estos órganos, estas son: caries dental, enfermedad periodontal, las lesiones traumáticas, y existe un cuarto grupo de factores etiológicos que será denominado como “otras causas”42. Enseguida se define a cada uno de estos factores y se mencionan algunas situaciones relevantes de cada uno de ellos. La caries es una patología que puede ser considerada como una enfermedad infecciosa y microbiana, producida por bacterias,

de los tejidos

calcificados de los dientes, que se caracteriza por la desmineralización de la porción inorgánica y la destrucción de la sustancia orgánica de los dientes socavándola; por lo cual si no es tratada a tiempo llevara a una destrucción avanzada, afectando a la pulpa del diente, produciendo infecciones y otras consecuencias43,44. Suele iniciar con cambios de coloración de la superficie dental debidos a la aparición de manchas de color café oscuro, sobre todo en aquellas áreas en las que se encuentran depresiones anatómicas como es el caso de los surcos y fosetas de las superficies oclusales de los dientes posteriores así como en las concavidades palatinas de los dientes anteriores, sobre todo superiores45. (Error! Reference source not found.)

Figura 3.- Se aprecia un primer molar inferior izquierdo restaurado con amalgama de plata y caries recurrente en el mismo, así como parte de la superficie oclusal de un segundo premolar con caries en los surcos.

La alta de tratamiento oportuno de este padecimiento se traduce en el avance de la destrucción del tejido dentario lo que causará, sin duda, la presencia de cavidades en las zonas afectadas así como el reblandecimiento del tejido El Entorno de la Prótesis Dental

Página 9


remanente y una serie de síntomas que incluyen el dolor dental

bajo sus

diferentes modalidades; en etapas tardías de destrucción e infección muchas veces el diente ya no puede ser tratado y no tendremos más remedio que realizar la extracción del mismo46. Por otro lado, el término general de “Enfermedad Periodontal” se emplea para describir cualquier estado del periodonto, diferente de lo normal; al conjunto de las alteraciones en la fisiología de los tejidos que rodean y soportan los dientes se les denomina como periodontopatías47. Este es el nombre que reciben un conjunto de enfermedades infecciosas causadas por bacterias que afectan a las encías y a los tejidos y estructuras que rodean, protegen y sujetan al diente en la boca; ésta es una enfermedad progresiva que se inicia como una inflamación del borde de la encía que rodea al diente, la cual puede avanzar hasta llegar a producir la pérdida del ligamento y hueso que rodea al diente48. Éstas, se pueden categorizar como gingivitis, que es una inflamación de la encía, con un cambio de coloración a rojizo, de aspecto liso y brillante y consistencia blanda; y periodontitis, que es la inflamación gingival acompañada de pérdida de la inserción de tejido conectivo49. Sus signos y síntomas pueden variar dependiendo del tipo de alteración de la que se trate, estos pueden incluir: mal

aliento

constante, encías

enrojecidas,

inflamadas, muy

sensibles

y/o

sangrantes así como dolor al masticar, movilidad dental y dientes sensible y en casos extremos y avanzados, abscesos agudos y/o crónicos50. De esta forma, cuando no se da tratamiento oportuno y adecuado, el o los diente van, progresivamente, tornándose sumamente móviles, hasta perderse, aun cuando el diente se vea aparentemente sano y sin caries51.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 10


Figura 4.- Diferentes estadíos de la enfermedad periodontal, des desde de el momento en que hay salud hasta estados más avanzados.

En realidad, existen diversas alteraciones del mis mismo, mo, siendo el soporte del diente y estando constituido por tejidos tan diversos no es difícil entender que existan diversas formas de alteración de este elemento, se sabe que, entre las que encontramos: hiperplasia gingival, diferentes tipos de g gingivitis, itis, así como de periodontitis52. (Figura 4) Las causas de los traumatismos dentales son de naturaleza compleja y están influenciadas por diferentes factores, incluyendo a la biología humana, comportamiento y el medio ambiente53. En el caso de las lesiones traumáticas, estas las podríamos clasificar de acuerdo a la magnitud del agente causal en: micro traumáticas y macro traumáticas54. En el primer caso, se trata de lesiones en las cuales el factor etiológico actúa por periodos de tiempo muy prolongados, mientras que en segundo caso, este actúa de form forma a imprevista y con un período de acción de segundos o menos55. El micro trauma provoca el desgaste de los dientes y dicho desgaste suele ser producido por problemas de mal oclusión o bien, por parafunciones, como en el caso del bruxismo o el oclusionismo; en n cualquiera de los dos casos se trata de una actividad parafuncional que consiste en el apretamiento y/o rechinamiento dentario, es un problema de etiología multifactorial y está asociado principalmente a stress y a alteraciones ciones del sueño o parasomnias56.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 11


De acuerdo a las características clínicas particulares, se presentan diferentes tipos de bruxismo asociándose principalmente con adultos y aunque se presenta escasamente en niños, se debe diferenciar del desgaste fisiológico en dicha población57. Este tipo de factor etiológico va originando la pérdida de estructura dentaria en los bordes incisales de los dientes anteriores

(Figura 5),

o caras oclusales de los

posteriores o bien de las zonas cervicales del diente58. Estos desgastes progresan si su causa no es tratada, llegando afectar la pulpa dental y/o debilitando los dientes causando fracturas y favoreciendo la formación de caries59.

Figura 5: la imagen muestra los dientes de un paciente con Parafunción, es notable el desgaste dentario como resultado de la actividad mencionada.

Para las lesiones macro traumáticas existen diferentes circunstancias que pueden provocarlas; por lo general la pérdida de dientes por este tipo de lesión suele ocurrir debido a accidentes de tipo casero, profesional, deportivo, laboral o bien, en riñas60. Los datos acumulados por las estadísticas indican cifras preocupantes acerca de la incidencia y prevalencia de los traumatismos dentales61; las cifras recolectadas en diferentes países, no difieren significativamente en cuanto a la etiología de estos sucesos62. En un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de San Francisco en Brasil63, se tomó una muestra a 355 dientes permanentes (de pacientes sometidos a tratamiento en la Clínica de dicha Academia), donde El Entorno de la Prótesis Dental

Página 12


totalizaron 363 traumatismos dentales. Sus datos concordaron con los de Andreasen64, concluyendo que las causas más comunes de lesiones dentales fueron: caídas diversas, seguidas de golpes, accidentes automovilísticos y deportes de contacto; los individuos de sexo masculino sufren 2,4 veces más lesiones que el sexo femenino, y que las edades más afectadas oscilan entre los 11 y 15 años de edad. Las lesiones observadas afectaron más a la dentición temporal (78%) que a la dentición permanente (39.1%). Las causas de los accidentes difieren significativamente entre ambos grupos y con la edad. Una parte importante de estos accidentes en dentición permanente se relacionaron con caídas de bicicletas (12.7%). Los percances automovilísticos (4%) y deportes de grupos (19%) fueron el origen más representativo de los traumas en varones, mientras que los accidentes más frecuentes en las niñas se debían a deportes individuales (15%) e incidentes en el hogar. Igualmente se observó que los accidentes de tráfico, actos de violencia y daños por práctica de deportes; se incrementan con la edad. Los datos arrojaron las siguientes cifras: los incisivos superiores en ambas denticiones se encuentran afectados en mayor proporción. Este proceso de indagación científica explica que los traumas dentoalveolares son más frecuentes en varones (60%) que en las mujeres (39,4%). En cualquiera de los casos, las lesiones traumáticas sufridas, pueden afectar a los tejidos de soporte provocando la expulsión del diente

(Figura 6),

o bien, la

afección de dichos tejidos, al grado que resulte imposible el poder conservarlos en su alvéolo o bien, en otros casos, pueden llegar a provocar fracturas coronarias o radiculares de los dientes y, ante la imposibilidad de poder rehabilitarlos, los dientes tienen que extraerse65.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 13


Figura 6.- Traumatismo bucal que ha provocado lesiones en la mucosa labial y vestibular así como la avulsión del incisivo central superior izquierdo

Dentro del cuarto grupo de causas de la edentación, la que se refiere a “Otras”, se encuentran las iatrogénicas así como aquellos casos en los cuales por causas distintas a las de los tres primeros grupos, tal es el caso, por ejemplo, de la agenesia dental, neoplasias así como también cualquier otro tipo de patología de esta índole66. Podríamos, considerar, dentro de este grupo, también, aquellos dientes que están en tratamiento odontológico que no han sido finalizados, aun cuando no presenten molestias ni signos aparentes de problemas, pueden llegar a perderse, ya que se puede agravar el problema preexistente, se pueden originar nuevas caries o infecciones, o se pueden producir fracturas de los mismos, por estar debilitados67. Algunas situaciones son: dientes que solo se ha realizado la eliminación de caries sin restauración definitiva, dientes con tratamiento de endodoncia sin restauración

definitiva

adecuada,

dientes

con

coronas

o

restauraciones

provisionales68. Respecto de la iatrogenia o mala práctica, es conveniente señalar que el término “iatrogenia”69 deriva del griego: iatos: médico y genia: origen; según el diccionario de la Real Academia de la lengua española: “Dícese de toda alteración del estado del paciente producida por el médico"70. La iatrogenia como la mala práctica suele ser motivo de pérdida de los dientes y puede generarse a partir de un diagnóstico inapropiado o bien a causa del mal

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 14


manejo de técnicas o de materiales debido a desinformación e ignorancia al respecto o bien, a un ejercicio profesional deshonesto y falto de ética71. Con cierta frecuencia se diseñan planes de tratamiento inadecuado que “resuelven” los problemas orales del paciente de forma transitoria y que resultan, al cabo del tiempo, perjudiciales para él mismo con la consecuente pérdida dental72.

Consecuencias de la edentación La pérdida o ausencia de dientes acarrea una serie de trastornos que, desde luego incluyen alteraciones funcionales orgánicas a partir de que existen deficiencias fisiológicas en la cavidad bucal73. La

masticación eficiente es esencial para la supervivencia del género

humano, y los dientes un elemento decisivo en este proceso, pues preparan el bolo alimenticio, intervienen en la articulación de las palabras, y en la estética del rostro; la ausencia de una masticación eficaz puede repercutir en la salud del individuo, pues los estudios han demostrado cómo una vez corregida y regulada la función de masticar, el paciente ha recuperado la salud, y existen 3 razones para afirmar que la masticación deficiente puede entorpecer la digestión74: 1. Que en los grandes trozos de alimentos no ejercerán plenamente su

influencia y acción las enzimas del tubo digestivo. 2. Que la masticación incompleta disminuye el sabor de los alimentos, cuando

esta es un factor que aumenta el flujo de la saliva y por ende la formación de un bolo alimenticio que posee excelente calidad para ser digerido. 3. Las partículas grandes de alimentos se retienen por más tiempo en el

estómago,

produciéndose

fermentaciones

y

gases

(meteorismo

o

dispepsias fermentativas).75 En personas que han perdido sus dientes, ya sean anteriores o posteriores, se han

observado

trastornos

digestivos

con

diversa

sintomatología,

independientemente del estrés y la alimentación inadecuada.76 Por otra parte, la edentación, de por sí, significa un problema importante, pues la perdida de

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 15


órganos dentales conlleva al deterioro anatómico del sistema estomatognático y con ello a la pérdida parcial de la función77. Una vez que se pierde el diente, se va destruyendo lentamente la función armónica de los demás dientes presentes en los arcos dentarios; esta situación se ha comparado con lo que ocurre al quitar una piedra del arco de un puente, que ocasiona su deterioro lento, pero firme, hasta llegar al colapso final del mismo78. Las consecuencias de no darle tratamiento oportuno a la pérdida de uno o más dientes pueden ir desde el desplazamiento de los dientes vecinos, la sobre erupción de dientes antagonistas hasta los efectos generales79. El desplazamiento de los dientes vecinos en sentido proximal es causado, de inicio por el componente anterior de fuerzas, el cual es un vector de fuerza que se genera por el contacto interdental y genera una influencia en dirección anterior o mesial

(Figura 7),

por ello es que por lo general del desplazamiento de los dientes

hacia un espacio desdentado es mucho más frecuente en sentido mesial que en sentido distal aunque, también hay que reconocer que durante la masticación de los alimentos, la interposición del bolo alimenticio complica la dirección de las fuerzas sobre los dientes, y éstos se mueven en distintas direcciones, además del movimiento mesial que acabamos de describir80.

Figura 7.- Componente Anterior de Fuerzas, uno de los responsables del desplazamiento de los dientes en sentido mesial al actuar como un vector de fuerza al momento del contacto interdental.

Ahora bien, el desplazamiento ya señalado, conlleva a una serie de efectos que complican, aun más, la situación y hacen más grave el problema; estos efectos, por lo general surgen de manera subsecuente, de modo que, la primera El Entorno de la Prótesis Dental

Página 16


evidencia es la pérdida del p punto unto de contacto, que bien puede no perderse pero, si alterarse de forma drástica en cuanto a su ubicación lo que causa que se vea alterado el espacio interproximal el cual normalmente está ocupado con la papila interdentaria y que, normalmente requiere de dell uso del hilo dental para poder ser higienizado de manera correcta y eficiente; al modificarse el espacio interproximal se crean espacios en los que el empaquetamiento de los alimentos se ve favorecido, si a ello le aunamos la falta de interés de parte d del el paciente o bien, la falta de información y formación por cuanto a hábitos y técnicas de higiene es fácil comprender que dicha higiene será deficiente y que ello provocará, sin duda alguna, el desarrollo de caries ínter proximales así como también, alteraciones alter de tipo gingival y/o periodontal81. El movimiento o desplazamiento dental puede rompe con la posible armonía oclusal existente; ello es capaz de provocar el desajuste entre el contacto oclusal que traerá consigo nsigo el contacto interoclusal de los dient dientes es superiores respecto de los inferiores lo que puede traducirse en contactos prematuros o bien interferencias oclusales y con ello, trauma oclusal con sus respectivas consecuencias82. (Figura 8)

Figura 8:- Desplazamiento del primer molar inferior derecho hacia el espacio desdentado que en su momento ocupó el segundo premolar premolar.

Es importante señalar que el d desplazamiento esplazamiento de los dientes hacia los espacios desdentados no se da en la misma magnitud en todos los pacientes, este desplazamiento, así como la forma y magnitud en la que se dé, dependerá de

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 17


diversos factores entre los que se cuenta: la edad del paciente, el estado periodontal y la intercuspidación oclusal83. La edad del paciente es un factor que influye, en general, en prácticamente cualquier estado físico del mismo; en el caso de los dientes así como de su pérdida y la falta de tratamiento oportuno de ésta, la edad puede ser importante puede ser importante; si los dientes se pierden a edades tempranas, por ejemplo, el caso del primer molar, y no se toman medidas adecuadas, la erupción de los dientes vecinos al espacio creado por dicha pérdida, con toda seguridad se reducirá por una erupción poco apropiada de premolares o molares; por otro lado, si esta pérdida sucede en otras etapas de la vida del individuo, los sucesos consecuentes tendrán un efecto diferente en el adulto que aquellos que sucederán en un adulto mayor84-85. En el caso del segundo factor, es importante recordar que el periodonto, siendo la estructura de soporte de los dientes, influirá de forma determinante en su movimiento, una estructura fuerte ofrecerá mayor resistencia a dicho movimiento, por el contrario, una estructura débil o de alguna manera mermada, predispone a dicho movimiento86. Finalmente, la intercuspidación oclusal es un factor de mucha influencia, pues es precisamente, la fuerza resultante de ese contacto entre dientes antagonistas, la que provoca el movimiento de los dientes, de tal modo que si existe una relación interoclusal adecuada, cuyos contactos sean los apropiados para mantener fuerzas equilibradas, el resultado de éstas mantendrá con mayor facilidad a los dientes sin movimientos mayores a los normales87. La sobreerupción dental (Figura 9), es conocida también como supraerupción o extrusión de los dientes, se debe, básicamente al efecto de la pérdida del diente antagonista aunada a la propiedad eruptiva que los dientes mantienen de forma permanente88.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 18


Figura 9.- La figura muestra al primer molar superior derecho extruido hacia el espacio edéntulo dejado por los molares inferiores correspondientes

Esto provoca que sinérgicamente, cuando un diente es extraído y no sustituido de manera oportuna, al no existir el contacto oclusal entre el diente remanente y su antagonista, dicho remanente tienda a sobreerupcionar, obviamente, esta extrusión89 trae consigo una serie de efectos que de alguna manera son subsecuentes, entre ellos podemos mencionar los siguientes: 1. Pérdida del punto de contacto. 2. Empaquetamiento alimentario. 3. Caries Ínter proximales. 4. Alteraciones Periodontales. 5. Oclusión traumática. 6. Pérdida de soporte óseo. Será fácil comprender que ante la pérdida, o bien, alteración del punto de contacto, y en frecuentes ocasiones, con la ayuda de una higiene deficiente, el alimento se empaque en los espacios interproximales y ello provoque la posibilidad de caries y complicaciones de tipo periodontal90. Por otro lado, el desajuste oclusal genera contactos con desequilibrio en su generación de fuerzas, efectos de tipo traumático que afectarán al diente en sí, o bien a su estructura de soporte91. Cuando se habla de efectos generales, se refiere a los sucesos consecuencia del desplazamiento de dientes vecinos, de la supraerupción y todo lo que surge

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 19


del desequilibrio oclusal (Figura

10),

por ello se observa que entre estos efectos92,

tendremos: 1. Movimiento dentario generalizado. 2. Contactos interoclusales prematuros. 3. Movimientos mandibulares anormales. 4. Alteraciones en la articulación temporomandibular.

Figura 10.- En esta imagen es posible observar algunos de los movimientos dentarios posteriores a la pérdida de un molar inferior no tratada oportunamente

Por todo lo señalado se puede concluir que la falta de sustitución oportuna de un diente perdido se traduce en una serie de fenómenos que, a lo largo de los años, pueden conducir a la posible pérdida de los dientes restantes93. Una vez que se pierde el diente, se va destruyendo lentamente la función armónica de los demás dientes presentes en los arcos dentarios, esta situación se ha comparado con lo que ocurre al quitar una piedra del arco de un puente, que ocasiona su deterioro lento, pero firme hasta llegar gar al colapso final del mismo94. Se puede ilustrar fácilmente lo que sucede en la boca como consecuencia de la perdida ida de la extracción de un primer molar inferior, uno de los dientes que se pierden con mayor frecuencia; los os principales cambios que se presentan a intervalos variables de tiempo, después de la pérdida de dichos molares

(Figura 11),

si no se sustituye

adecuadamente, son los siguientes95: 1. El segundo molar inferior se inclina en sentido mesial.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 20


2. El molar superior antagonista sobreerupciona en sentido del espacio que ha dejado el primer molar extraído. 3. Los premolares inferiores pueden moverse distalmente, alterándose los contactos interproximales de esa hemiarcada. 4. El cambio de posición de los dientes altera su relación armónica con los otros dientes en los movimientos funcionales y, como compensación, el mecanismo neuromuscular adopta nuevos patrones de movimiento. 5. Los dientes restantes se desplazan para poderse adaptar a los nuevos patrones de movimiento, produciéndose nuevas alteraciones.

Figura 11.- Ante la pérdida o ausencia de un diente y la falta de tratamiento oportuno suele darse el movimiento dentario generalizado con repercusión en otras áreas del sistema gnático.

Los cambios compensatorios consecutivos, tanto en los patrones de movimiento como en las posiciones de los dientes, pueden continuar y agravarse, pudiéndose afectar a veces el mecanismo de la articulación temporomandibular, así como el de los músculos lo que puede ocasionar trastornos cráneo mandibulares, trauma de la oclusión con las consecuencias correspondientes; fenómenos como estos se producen, en mayor o menor grado, después de la pérdida de cualquier diente, por ello es importante tratar de conservar los dientes naturales recurriendo a las formas terapéuticas necesarias para ello; tanto la Endodoncia como la Periodoncia, así como también la Odontología Restauradora han tenido un avance importante en los últimos años lo que favorece la posibilidad de dientes que sufren de caries o de alguna otra forma de patología96.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 21


Ahora bien, cuando lo anterior no sea posible, entonces puede recurrirse a la extracción dental y a pronta y oportuna reconstrucción del espacio consecuente con la misma; es importante recalcar que los pacientes no necesariamente poseen una cultura de preservación dental y que es labor del odontólogo promover y fomentar entre sus pacientes este tipo de actitudes97.

Objetivos del tratamiento protésico Considerando las consecuencias de la edentación y la falta de atención a la misma se puede asegurar que la sustitución de un diente perdido antes de que se produzcan los cambios mencionados es, por consiguiente, una gran ayuda para el paciente, al cual se le ahorra un sinnúmero de problemas y de tratamientos en el futuro; esta forma terapéutica se basa en el diseño, construcción y colocación de aparatos dentales a los que comúnmente se les ha denominado como puentes98. Es importante señalar que aunque el tratamiento inmediato parezca a veces costoso para el paciente, en realidad es una buena inversión que rendirá magníficos dividendos al evitarse los tratamientos posteriores99. El tratamiento protésico, por medio de la reconstrucción dental tiene diferentes objetivos, entre estos, se pueden mencionar100: 1. Corrección de condiciones anormales. 2. Restauración de los órganos dentarios. 3. Mantenimiento de la salud. 4. Prevención de daños futuros.

Relaciones de la Prótesis Dental La Prótesis Dental, como la mayoría de las áreas disciplinares de la Odontología, es interdisciplinaria, es decir, tiene relación con otras áreas odontológicas, por la naturaleza del tipo de problemas que resuelve la Prótesis dental, así como por la manera como lo hace, se puede decir que, prácticamente, se relaciona con todas, sin embargo, de alguna manera por su relación más frecuente, podemos señalar que ésta se da, sobre todo con101: la ciencia de los materiales dentales, la anatomía dental, la

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 22


oclusión, la operatoria dental, la radiología, propedéutica, endodoncia, ortodoncia, periodoncia, así como con la Implantología y la cirugía bucodental y maxilofacial102-103

Referencias Bibliográficas 1

Payán J.C. La medicina Biológica; una medicina no comprometida. AMO. Ediciones. 1985. Bogotá-Colombia. P. 8083; 84-86; 113-120; 125.

2

Raab Heinz, Odontología Neurofocal. González del Cossío. México. 1992. p1-3

3

Zarb GA, Bolender CL, Hickey JC, Carlsson GE. Prostodoncia total de Boucher. México: Mc Graw-Hill; 1994.

4

Fernández E, Vidal C. La enseñanza integral de las Ciencias Morfológicas en la educación médica. Educ Med Salud 1977; 11:142.

5

Prosthodontics. 11th ed. St. Louis: Mosby; 2005.

6

Bertalanffi L. Von., Teoría general de los sistemas, México, Fondo de Cultura Económica, 1976

7

Ring M. E. Historia Ilustrada de la Odontología. Barcelona, Mosby / Doyma Libros, p. 39-42; 117-125.

8

Cardozo C., Rodríguez E., Lolas F., Quezada A. Ética y Odontología. Una introducción. Primera edición. Impreso en Chile. CIEB, Universidad de Chile. Noviembre del 2006

9

Componioni FA. Contribución a la historia de la Estomatología cubana. La Habana: ECIMED, 2000: 39-195.

10

Leonardo M, Leal J: Endodoncia – Tratamiento de los Conductos Radiculares. Editorial Médica Panamericana. Buenos Aires.1993. pp. 252-281.

11

Osorio Y, Fajardo F, Osorio J: Núcleos odontológicos en hueso. Una alternativa a la alteración eléctrica generada por la presencia de materiales metálicos en la cavidad oral. Oral Día (Bogotá, Colombia) Julio-Agosto 1994, 17: 1012 (11) Rost A. Focos dentales, bucales y maxilares. Medicina

12

Karlsson S, Nilner K, Dahl BL. A textbook of fixed prosthodontics: a Scandinavian approach. Stockholm: Gothia AB; 2000 13

Baum BJ. ed. Oral and dental problems in the elderly. Clin Geriatric Med 1992; 8:447- 699.

14

Misch C. Contemporary Implant Dentistry. 3rd ed. St Louis: Mosby Elsevier; 2008.

15

Misch C. Contemporary Implant Dentistry. 2nd ed. St Louis: Mosby Elsevier; 1999.

16

Bhaskar S.N (1986) “Histología y Embriología Bucal de Orban”. Buenos Aires, Ed. El Ateneo, 9ª ed .pp 49-115

17

Ainamo J (1969) Journal of Periodontal Research 4, 159

18

Alexander A G (1970) Journal of Periodontology 41, 438

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 23


19

Baarregaard A (1949) Oral Surgery Oral Medicine and Oral Pathology 2, 995

20

Newman H N (1974) British Dental Journal 136, 491

21

H N Newman. Age changes in teeth. J R Soc Med. 1992 December; 85(12): 774. PMCID: PMC1293785.

22

The function of the teeth H.C.P American Journal of Orthodontics and Oral Surgery December 1943 (Vol. 29, Issue 12, Pages 713-714)

23

D Whittaker. Quantitative studies on age changes in the teeth and surrounding structures in archaeological material: a review. J R Soc Med. 1992 February; 85(2): 97–101. 24 H N Newman. The relation between plaque and dental caries. J R Soc Med. 1986; 79(Suppl 14): 1–5. PMCID: PMC1290093 25

Bolt, J. 1977. Dissorophoid relationship and ontogeny, and the origin of the Lissamphibia. J. Paleont. 51: 235249. 26 Edmunda,. G. 1969. Dentition. In Biology of the reptilia. I. Morphology. Edited by C. Gans, A. d'A. Bellairs, and T. S. Parsons. Academic Press, New York and London. pp. 1 17-200. 27

Hotton N. 1955. A survey of adaptive relationships of dentition to diet in the North American Iguanidae. Am. Midl. Nat. 53: 88-1 14. 28 O.Brien M. Children.s dental health in the United Kingdom 1993. London:HMSO;1994. 29 30

Kidd AM J-B. Essentials of dental caries: the disease and its management. 3rd ed. Oxford:Oxford University Press;2005.

Bunge M. A. Epistemología. Curso de actualización. Barcelona: Ariel. 1985.

31

Peña A, P. O. El concepto general de enfermedad. Revisión, crítica y propuesta. Segunda parte: carencias y defectos en los intentos por lograr una definición general de enfermedad. Anales de la Facultad de Medicina 2002; 63: 313-21. 32

Polzer I., Schimmel M., Müller F., Biffar R., “Edentulism as part of the general health problems in elderly adults”. Int. Dent. J. 2009 33

Office for national statistics. Adult dental health survey: Oral health in the United Kingdom 1998. UK: Office for National Statistics; 1998. 34

Lowe C, Blinkhorn AS, Worthington HV, Craven R. Testing the effect of including oral health in general health checks for elderly patients in medical practice — A randomized controlled trial. Community Dent Oral Epidemiol 2007;35(1):12-17.

35

Stanford CM. Application of oral implants to the general dental practice. JADA 2005;136(8):1092-1100.

36

Krall E, Hayes C, Garcia R. How dentition status and masticatory function affect nutrient intake. JADA 1998;129(9):1261-1269. 37

Hung HC, Colditz G, Joshipura KJ. The association between tooth loss and the selfreported intake of selected CVD-related nutrients and foods among US women. Community Dent Oral Epidemiol 2005;33(3):167-173.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 24


38

Sheiham A, Steele JG, Marcenes W, Tsakos G, Finch S, Walls AW. Prevalence of impacts of dental and oral disorders and their effects on eating among older people; A national survey in Great Britain. Community Dent Oral Epidemiol 2001;29(3):195-203.

39

Joshipura KJ, Hu FB, Manson JE, Stampfer MJ, Rimm EB, Speizer FE, et al. The effect of fruit and vegetable intake on risk for coronary heart disease. Ann Intern Med 2001;134(12): 1106-1114. 40

Friedlander AH, Weinreb J, Friedlander I, Yagiela JA. Metabolic syndrome: Pathogenesis, medical care and dental implications. JADA

2007;138(2):179-187. 41

Merchant AT. Losing teeth leads to an unhealthy diet associated with cardiovascular disease risk. J Evid Based Dent Pract 2006;6(2): 187-188. 42

Shaw L. Prevention of dental caries in children. In: Royal College of Surgeons of England. Paediatric Dentistry UK: National Clinical Guidelines and Policy Documents 1999 - Part B.. London:The College;1999. 43 Menake, L. El huésped. En: Bases biológicas de la caries dental. Barcelona: Salvat Editores, S.A.1-220. 1986. 44

Seif, T. Saliva: su rol en salud y enfermedad. En: Cariología. Prevención, diagnóstico y tratamiento contemporáneo de la caries dental. Caracas: Actualidades Médico Odontológica Latinoamérica, C.A. 217-240. 1997. 45

Ismail AI, Sohn W. A systematic review of clinical diagnostic criteria of early childhood caries. J Public Health Dent. 1999;59(3):171-91. 46 Featherstone JD. The continuum of dental caries.evidence for a dynamic disease process. J Dental Res 2004;83(Spec No C):C39-42. 47

Rugg-Gunn AH. Nutrition and dental health. Oxford:Oxford University Press;1993.

48

Pojda J, Kelley L. Low birthweight : a report based on the International Low Birthweight Symposium and Workshop held on 14-17 June 1999 at the International Centre for Diarrhoeal Disease Research in Dhaka, Bangladesh. Geneva: ACC/SCN Secretariat;2000. 49 Guidelines for Periodontal Therapy. The American Academy of Periodontology. J Periodontol 1998; 69(3): 405408. 50

Scully C, Porter S: Oral mucosal disease: recurrent aphthous stomatitis. Br J Oral Maxillofac Surg 2008, 46:198206. 51

Grady D, Ernster VL, Stillman L, Greenspan J: Smokeless tobacco use prevents aphthous stomatitis. Oral Surg Oral Med Oral Pathol 1992, 74:463-465. 52

Ussher M, West R, Steptoe A, McEwen A: Increase in common cold symptoms and mouth ulcers following smoking cessation. Tob Control 2003, 12:86-88. 53 Glendor U,Koucheki B, Halling A. Risk evaluation and type of treatment of multiple dental trauma episodes to permanent teeth. Endodontics & Dental Traumatology 2000; 16:205-210. 54

Jarvinen S: Fractured and avulsed permanent incisors in Finnish children. A retrospective study. Acta Odontol Scand 1979, 37:47-50.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 25


55

Baghdady VS, Ghose LJ, Enke H: Traumatized anterior teeth in Iraqi and Sudanese children-A comparative study. J Dent Res 1981, 60:677-680. 56

Dao TTT, Lund JP, Lavigne GJ (1994). Comparison of pain and quality of life in bruxers and patients with myofascial pain of the masticatory muscles. I Orofac Pain 8:350-356.

57

Carlsson G., Magnusson T Bruxism and other oral parafunctions. En: Carlsson G., Magnusson T Management of Temporomandibular Disorders in the General Dental Practice. Cap. 5. Quintessence Publ. Co. Inc. 1999. Pags. 3342.

58

Okeson JP, Phillips BA, Berry DTR, Cook Y, Paesani D, Galante J (1990). Nocturnal bruxing events in healthy geriatric subjects. I Oral Rehabil 17:411-418.

59

Glaros AG (1981). Incidence of diurnal and nocturnal bruxism. J Prosthet Dent 45:545-549.

60

Clarkson BH, Longhurst P, Sheiham A: The prevalence of injured anterior teeth in English school children and adults. J Dent Child 1973, 4:21-24.

61

Akpata ES: Traumatised anterior teeth in Lagos school children. Nig Med J 1969, 6:40-45.

62

Andreasen JO, Andreasen FM: Textbook and Color Atlas of Traumatic Injuries to the teeth. 3rd edition. Copenhagen: Munksgaard; 1994. 63 Carrascoz A., Ferrari C., Ferreira de Medeiros J., Simi J. Epidemiología e etiología do traumatismo dental em dentes permanentes na regiao de Braganca Paulista. 2000. 64

Andreasen, J.O, F.M. Text book and color atlas of traumatic injuries of the teeth. 3rd ed.

Copenhagen: Munksgaard; 1994. 65

Castro JCM. Poi WR, Manfrin TM, Zina LG. Analysis of the crown fractures and crown- root fractures due to dental trauma assisted by the Integrated Clinic from 1992 to 2002. Dent Traumatol 2005;21:121–6 66

Mathews DP, Kokich VG. Managing treatment for the orthodontic patient with periodontal problems. Semin Orthod 1997;3(1):21-38. 67

Joshipura KJ, Kent RL, DePaola PF. Gingival recession: intra-oral distribution and associated factors. J Periodontol 1994;65(9):864- 71.

68

Marx RE. Pamidronate (Aredia) and Zoledronate (Zometa) induced avascular necrosis of the jaws: A growing epidemic. J Oral Maxilofac Surg 2003; 61: 1115-7. 69

García-Guerreo J. Etica del ejercicio professional. Iatrogenia. Universidad Autónoma de Nuevo León. Facultad de Medicina. 15 de noviembre del 2007 70

L. E. Jenson. Why Our Ethics Curricula Do Work J Dent Educ., February 1, 2005; 69(2): 225 - 228.

71

Berenson JR, Rosen LS, Howell A, Porter L, Coleman R, Morley W et al. Zoledronic acid reduces skeletal-related events in patients with osteolytic metastases. Cancer 2001; 91: 1191-200.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 26


72

S. F. T. de Freitas, D. F. Kovaleski, A. F. Boing, and W. F. de Oliveira Stages of moral development among brazilian dental students. J Dent Educ., March 1, 2006; 70(3): 296 - 306. 73

Spear, D. Mathews and V.G. Kokich, Interdisciplinary management of single-tooth implants, Semin Orthod 3 (1997), pp. 45–72

74

R.E. Lombardi, The principles of visual perception and their clinical application to denture esthetics, J Prosthet Dent 29 (1973), pp. 358–382. 75

Domborena E. Case study: A new face a men life. J Maxillofac Prosth Technol 2003:3-4.

76

Echeverría JJ, Cuencas E, Pumarola J. Manual de Odontología. Barcelona: Editorial Masson; 2000. pp. 641-51

77

J.E. Freeman et al., Frequency of Bolton tooth size discrepancies among orthodontic patients, Am J Orthod 110 (1996), pp. 24–27. 78

W.A. Bolton, Disharmony in tooth size and its relation to the analysis and treatment of malocclusion, Am J Orthod 28 (1958), pp. 113–130. 79

Rosenstiel SF, Land MF, Fujimoto J. Contemporary fixed prosthodontics. St. Louis: Mosby-Year Book; 1995:51.

80

Lorey R.E., Myers G.E. The retentive qualities of bridge retainers. J. Amer.Dent. Ass. 76:568, 1968.

81

R.W. McNeill and D.R. Joondeph, Congenitally absent maxillary lateral incisors: treatment planning considerations, Angle Orthod 43 (1973), pp. 24–29. 82

M.W. Donnelly and C.C. Swoope, Periosteal tension in the stimulation of bone growth in the mandible, University of Washington, Seattle, WA (1973) Master’s thesis. 83

Bjorn AL, Owall B. Partial edentulism and its prosthetic treatment within a Swedish population. Swed Dent J 1979;3:15-25. 84

Smith JM, Sheiham A. Dental treatment needs and demands of an elderly population in England. Community Dent Oral Epidemiol 1980;8:360-4. 85

Vigild M. Denture status and need for prosthodontic treatment among institutionalized elderly in Denmark. Community Dent Oral Epidemiol 1987;15:128-33. 86

Liedberg B, Norlen P, Owall B. Teeth, tooth spaces, and prosthetic appliances in elderly men in Malmo, Sweden. Community Dent Oral Epidemiol 1991;19:164-8.

87

Vigild M. Benefit related assessment of treatment need among institutionalized elderly people. Gerodontology 1993;10:10-5. 88

Elias AC, Sheiham A. The relationship between satisfaction with mouth and number and position of teeth. J Oral Rehabil 1998;25:649-61. 89

Shugars D.A., Bader J.D., Phillips S.W., White B.A., Brantely F. The consequences of not replacing a missing posterior tooth. Am Dent Assoc 2000;131;1317-1323

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 27


90

Rosenoer LM, Sheiham A. Dental impacts on daily life and satisfaction with teeth in relation to dental status in adults. J Oral Rehabil 1995;22: 469-80. 91

Kayser AF. Limited treatment goals—shortened dental arches. Periodontol 2000 1994;4:7-14.

92

Malone WFP, Koth DL. Tylman’s theory and practice of fixed prosthodontics. 8th ed. St. Louis: Ishiyaku EuroAmerica; 1989:1–24. 93

Kayser AF, Battisttuzi P, Snoek PA, Spanauf AJ. The implementation of a problem-oriented treatment plan. Aust Dent J 1988;33:18-22. 94

Meeuwissen JH, van Waas MA, Meeuwissen R, Kayser AF, van’T Hof MA, Kalk W. Satisfaction with reduced dentitions in elderly people. J Oral Rehabil 1995;22:397-401. 95

Agerberg C, Carlsson GE. Chewing ability in relation to dental and general health. Acta Odontol Scand 1981;39:147-53.

96

Sheiham A, Maizels JE, Cushing AM. The concept of need in dental care. Int Dent J 1982;32:265-70.

97

Rosenberg D, Kaplan S, Senie R, Badner V. Relationships among dental functional status, clinical dental measures, and generic health measures. J Dent Educ 1988;52:653-7.

98

Schuurs AH, Duivenvoorden HJ, Thoden van Velzen SK, Verhage F, Makkes PC. Value of the teeth. Community Dent Oral Epidemiol 1990; 18:22-6. 99

Shugars DA, Bader JD, White BA, Scurria MS, Hayden WJ, Garcia RI. Survival rates of teeth adjacent to treated and untreated posterior bounded edentulous spaces. JADA 1998;129:1089–95. 100

Osterberg T, Hedegard B, Sater G. Variation in dental health in 70-yearold men and women in Goteborg, Sweden, A cross-sectional epidemiological study including longitudinal and cohort effects. Swed Dent J 1984;8:2948. 101 Tervonen T. Condition of prosthetic constructions & subjective needs for replacing teeth in a Finnish adult population. J Oral Rehabil 1988;15:505-13. 102

Owall BE, Taylor RL. A survey of dentitions and removable partial dentures constructed for patients in North America. J Prosthet Dent 1989;61: 465-70.

103

Razak IA, Jaafar N, Jalalludin RL, Esa R. Patients’ preference for exodontia versus preservation in Malaysia. Community Dent Oral Epidemiol 1990; 18:131-2.

El Entorno de la Prótesis Dental

Página 28

Primera unidad; el entorno de la prótesis dental  

En este escrito encontrarás información destacable acerca del entorno que rodea a la prótesis dental. A través del análisi epidemiológico de...